Acontecimientos Sociales / LA PRUEBA TESTIMONIAL Y SUS LIMITACIONES EN EL PROCESO LABORAL

LA PRUEBA TESTIMONIAL Y SUS LIMITACIONES EN EL PROCESO LABORAL

Ensayos de Calidad: LA PRUEBA TESTIMONIAL Y SUS LIMITACIONES EN EL PROCESO LABORAL
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 1.610.000+ documentos.

Enviado por:  kmiloamaya89  15 noviembre 2012
Tags: 
Palabras: 462   |   Páginas: 2
Views: 791

LA PRUEBA TESTIMONIAL Y SUS LIMITACIONES EN EL PROCESO LABORAL

Con el propósito de evitar la dilación de los procesos laborales se autoriza al Juez

para rechazar la práctica de pruebas inconducentes o superfluas en relación con el

objeto del pleito (artículo 53 C.P.L.). Igualmente el Juez no admitirá más de cuatro

testigos para cada hecho.

En aquellos casos en que se discute exclusivamente un hecho puede resultar

complicado la limitación prescrita, pero como nuestros abogados son hábiles e

ingeniosos, fraccionarán el hecho en 4 partes si requieren citar a dieciséis testigos.

En el proceso laboral puede tacharse al testigo, pero debe hacerse antes de

rendirse la declaración y sobre este particular el Juez resolverá en la sentencia en

todos los casos (artículo 58 C.P.L.).

Una peculiaridad del proceso laboral es la excesiva prueba testimonial y la

dificultad de su recepción, pues en la mayoría de los casos los testigos de los hechos

objeto de controversia son trabajadores activos, que de comparecer a declarar pueden

dejar de serlo. También es común la declaración de Directivos o Jefes vinculados al

empleador que por ese sólo hecho ya resultan sospechosos. Finalmente encontramos

el testimonio de los Directivos sindicales, que siempre es más una declaración hecha

con el corazón que con la razón y por ello igualmente resultará sospechosa.

Encontramos así un proceso laboral inundado de testigos sospechosos o con tachas

sobre ellos debe navegar el Juez en búsqueda de la verdad que necesita para fallar

cada proceso.

Ilustraremos lo expuesto con un ejemplo:

Luego del cierre de una empresa previa autorización del Ministerio del Trabajo 200

despedidos consideraron que les debían pagar una indemnización por el perjuicio

moral ocasionado por la terminación de sus contratos de trabajo e iniciaron un proceso

en el que cada uno de ellos debía probar el daño moral para que se ordenara su pago.

Cada trabajador suministró el nombre de dos testigos, vecinos suy

os que declararían

sobre el perjuicio moral demandado. Así resultó al final una demanda con solicitud de

400 testimonios. Como el Juzgado fijaba fecha para audiencia cada cuatro meses, se

efectuó el siguiente cálculo: si se reciben dos testigos por audiencia y cada cuatro

meses hay una audiencia, deberían transcurrir 800 meses para que se practicara

únicamente la prueba testimonial referida al daño moral, es decir 66 años y 8 meses,

lo que claramente indica que el proceso terminará aproximadamente con la tercera

generación genealógica de las partes, si hay más pruebas por practicar y proliferan las

tachas de testigos para ser resueltas en la sentencia.

El caso planteado, real y de común ocurrencia en estos tiempos nos plantea un

asunto no fácil de resolver que hoy forma parte de las peculiaridades probatorias del

proceso laboral y es la abundancia de prueba testimonial de difícil recepción en unos

casos, de difícil valoración en otros y de imposible práctica en otros. Debe ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.610.000+ documentos