Ciencia / FASES DE LA EVOLUCIÓN DE LA CRIMINOLOGÍA Y SU RELACIÓN CON OTRAS CIENCIAS

FASES DE LA EVOLUCIÓN DE LA CRIMINOLOGÍA Y SU RELACIÓN CON OTRAS CIENCIAS

Ensayos y Trabajos: FASES DE LA EVOLUCIÓN DE LA CRIMINOLOGÍA Y SU RELACIÓN CON OTRAS CIENCIAS
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 1.874.000+ documentos.

Enviado por:  Kachano  18 junio 2012
Tags: 
Palabras: 5852   |   Páginas: 24
Views: 1091

FASES DE LA EVOLUCIÓN DE LA CRIMINOLOGÍA Y SU RELACIÓN CON OTRAS CIENCIAS

1. FASE EMPÍRICA DE LA CRIMINOLOGÍA.

El crimen es tan antiguo como la misma humanidad. Caín mato a Abel, según una de las más remotas narraciones. Tan antigua como la culpa es el castigo.

Para PLATÓN el crimen es un producto del medio ambiente. La pobreza y la miseria son factores criminógenos y acuña una frase de indudable valor, “No castigamos porque alguien haya delinquido, sino para que los demás no delincan”, principio fundamental de la penología, o sea, la prevención por medio del castigo.

ARISTÓTELES conviene con Platón en estimar que la pobreza inclina al delito, pero agrega que los crímenes más graves no se comenten para adquirir lo necesario, sino lo superfluo. Agrega que las pasiones pueden llevar al hombre virtuoso a cometer delitos.

En la Edad Media aparecen los juramentos, duelos y juicios, métodos para indagar la verdad, introducidos por el Derecho Germánico.

Sin embargo, en la Alta Edad Media, se abre paso como indiscutido método de investigación el sistema más cruel y terrible, que por desgracia hasta la fecha pervive; la tortura. Se pensó en esta época del Medievo que no era posible condenar, sin contar con la confesión del culpable y para ello fue factor decisivo la tortura.

A pesar de que predominó en este largo periodo de la historia la idea de que Dios protege al inocente y el malvado obra impulsado por el demonio, hubo pensadores como SANTO TOMÁS DE AQUINO que exponía en su famosa obra “Suma Teológica” que la miseria engendra rebelión y delito; que la pobreza es un factor criminógeno, siguiendo las huellas de Aristóteles cuyos trabajos fueron de su pleno dominio.

El renacimiento es la manifestación más acusada de este nuevo estado de cosas, sin embargo, en el terreno criminológico, ni teórica, ni prácticamente, las cosas variaron, ya que siguió imperando el espíritu medieval: la tortura, las penas infamantes, la arbitrariedad, etc. No faltaron vo

ces en este periodo, como antaño, que señalaban que condiciones socio-económicas son el factor determinante de la delincuencia: TOMAS MORO en su obra “Utopía”, afirma que la guerra, la ociosidad, los errores de la educación, etcétera, influyen en el incremento de los delitos y que el Estado debe encaminar sus esfuerzos en combatir esas causas, pues el delito sólo es su manifestación.

Las penas deben ser indeterminadas, afirma Moro, suficientes hasta que el delincuente se haya corregido. Admite las condiciones infrahumanas que privaban en las cárceles de su tiempo, y pugnó por su superación.

MONTESQUIEU, hombre de leyes por excelencia, afirma que el buen legislador, debe preocuparse más por prevenir el delito que por castigarlo y que el espíritu de la ley debe ser el de evitar el delito.

ROUSSEAU, por su parte considera que en un Estado bien organizado existen pocos delincuentes y que su incremento es una prueba de la desorganización social.

VOLTAIRE opina que los delitos ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.874.000+ documentos