Español / Características De Los Poemas

Características De Los Poemas

Ensayos y Trabajos: Características De Los Poemas
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 1.990.000+ documentos.

Enviado por:  marycela  22 agosto 2011
Tags: 
Palabras: 711   |   Páginas: 3
Views: 711

6º GRADO-BLOQUE V (español pág. 166)

CARACTERISTICAS DE LOS POEMAS

NOMBRE DEL POEMA RIMA PROSA METRICA LIBRE FORMA DE EMITIR SENTIMIENTOS

TEXTO 1- AMANDA Y LA DUQUESA

Resumen. Desde la muerte de Leocadia, el Príncipe, que estaba enamorado de ella, no tiene consuelo. La Duquesa, que es la tía del Príncipe, se ha encontrado en una tienda llamada Réséda Soeurs, con una joven empleada,Amanda, que se parece increíblemente a Leocadia. La Duquesa quiere que Amanda la ayude a liberar al Príncipe de los recuerdos que le mantienen hechizado.

Un cruce de caminos en los jardines del castillo, un banco circular alrededor de un pequeño obelisco... cae la tarde.

AMANDA

Todavía no lo entiendo. ¿Qué puedo yo hacer por él, señora? No puedo creer que haya pensado que yo... y ¿por qué yo? No soy especialmente bella. E incluso si alguien lo fuera, ¿quién podría interponerse de pronto entre él y sus recuerdos?

LA DUQUESA

Nadie excepto tú.

AMANDA,sinceramente sorprendida

¿Yo?

LA DUQUESA El mundo está tan loco hija mía. Sólo ve desfiles, gestos, insignias oficiales… debe ser por lo que nunca te lo habían dicho. Pero mi corazón no me engaña, casi lloro en Réséda Soeurs la primera vez que te vi. Para cualquiera que conociera a Leocadia más allá de su imagen pública, tú eres su vivo retrato.

Un silencio. Los cantos de los pájaros nocturnos han tomado ya el relevo de los de la tarde. Los patios se han llenado de sombras y gorjeos.

AMANDA, muy amablemente Aún así, realmente creo que no puedo, señora. No tengo nada, no soy nadie, aunque esos enamorados... era mi sueño, ¿verdad?

Se levanta. Como si se fuese, ha cogido una pequeña maleta.

LA DUQUESA, también amablemente y muy cansada

Claro, querida. Discúlpame.

Ella también se levanta con dificultad, como una anciana. Se oye el timbre de una bicicleta en el aire de la noche; se sobresalta.

¡Escucha…es él! Simplemente deja que te vea, apoyada en este pequeño obelisco en el que la

conoció por primera vez. Deja que te vea, aunque sólo sea una vez, déjale que te hable, que se interese de repente por tu parecido, en esta estratagema que le confesaré mañana y por la que me odiará; cualquier cosa antes que esta mujer muerta que me lo arrebatará uno de estos días, estoy segura... (la coge por el brazo). Lo harás, ¿verdad? Te lo suplico humildemente, señorita. (La mira implorándole y añade enseguida:) Y además, así podrás verle tú también. Y… siento cómo me ruborizo de nuevo al decirte esto. ¡La vida es tan loca! Ésta sería la tercera vez en sesenta años y la segunda en diez minutos que me he ruborizado -le verás y si el pudiera –¿por qué no él, si es guapo, encantador y no sería el primero?-, si pudiera tener la fortuna, que sería la mía también, de ser tu sueño, sólo por un momento... El timbre suena otra vez en las sombras, pero muy cerca esta vez.

AMANDA, en un susurro ¿Qué debo decirle?

LA DUQUESA, agarrándola con fuerza del brazo

Di simplemente: “Perd ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.990.000+ documentos