Español / EJEMPLOS DE TEXTOS ESCRITOS EN LOS SIGUIENTES SUBGÉNEROS: TRAGEDIA, COMEDIA, DRAMA.

EJEMPLOS DE TEXTOS ESCRITOS EN LOS SIGUIENTES SUBGÉNEROS: TRAGEDIA, COMEDIA, DRAMA.

Ensayos de Calidad: EJEMPLOS DE TEXTOS ESCRITOS EN LOS SIGUIENTES SUBGÉNEROS: TRAGEDIA, COMEDIA, DRAMA.
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 1.910.000+ documentos.

Enviado por:  Rebeca1  30 septiembre 2013
Tags: 
Palabras: 3632   |   Páginas: 15
Views: 506

TRAGEDIA:

Si Antonio y Elena hubiesen continuado juntos habrían resultado ser una hermosa pareja; mas no fue así. Ambos decidieron tomar caminos distintos.

Y es que Antonio nunca se atrevió a expresar claramente lo que sentía, ni a hablar de sí mismo a los demás; ni siquiera a aquella hermosa mujer de la que estaba enamorado. Hasta que llegó el día en que Elena se cansó de tanta soledad compartida, y decidió marcharse, dejando a aquel hombre, aun bastante desconocido, completamente sólo.

Antonio llevaba aquella característica consigo desde muy pequeño, pero a medida que fue creciendo, ésta se fue agudizando cada vez más. Ahora que ya era todo un hombre, la cosa era muy distinta, pues si antes al menos lograba decir algunas cosas, ahora ya no decía absolutamente nada, guardándose todo para sí. Jamás hablaba de cosas personales, y nunca comentaba lo que le sucedía o sentía. Él era un desconocido para todos aquellos que le conocían, incluso para Elena, quien cada vez que le reprochaba aquello, recibía como excusa que lo que Antonio en un principio pretendía decir no eran más que tonterías, o que tal vez más tarde lo diría. Dándole a su esposa una incertidumbre más, y quedándose él con el sentimiento o frase dentro.

Desde que Elena partió de su lado, todo empeoró. Antonio no pasaba una noche en que no pensara en cuánto la extrañaba, y en las miles de cosas que le hubiese gustado decirle, pero que por una razón inexplicable y superior a él, no podía sacar fuera. Pero él no solo se guardaba las palabras para Elena; también omitía su opinión en asuntos de trabajo, en consejos a sus amigos, y en todo aquello que tuviese que salir del corazón.

Y así, con aquella situación a cuestas, no alcanzó a pasar mucho tiempo, hasta que Antonio comenzó a engordar. Sí, Antonio comenzó a subir lentamente de peso, pues las palabras ya no le cabían en el corazón y poco a poco se le iban acomodando a través del cuerpo.

Cuando Antonio quería reclamar por algo y no lo hacía, engordaba un

par de gramos. Cuando no le daban ganas de visitar con tanta frecuencia a su madre y no quería decírselo, engordaba medio kilo. Cuando le daban ganas de llamar a Elena y pedirle que volviera, o decirle cuanto la amaba, pero dejaba aquello solo en las ganas, engordaba casi un kilo. Pero lo que más le aumentaba el peso eran, sin duda, las ganas de llorar acumuladas. Y así, kilo a kilo Antonio paso de ser un hombre delgado y ágil a uno cada vez más gordo y de movimientos más pesados y dificultosos, hasta llegar a padecer una severa obesidad; obesidad de secretos.

Cierto día por la noche, aburrido de estar sólo y guardado en su casa, Antonio decidió salir a algún lugar, para no toparse allí con el recuerdo de Elena, quien aquel viernes cumplía dos meses de ausencia. Aquella noche Antonio se fue caminando hasta su plaza preferida, para así, con la frescura de la noche intentar olvidar todo lo que le estaba sucediendo. Pero las cosas le resultaron muy mal.

Llegó muy complaciente a la, ent ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.910.000+ documentos


Ensayos relacionados