Español / Ensayo Comparativo Entre La Olla Y El Avaro

Ensayo Comparativo Entre La Olla Y El Avaro

Documentos de Investigación: Ensayo Comparativo Entre La Olla Y El Avaro
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.112.000+ documentos.

Enviado por:  olakasefeli  09 abril 2013
Tags: 
Palabras: 674   |   Páginas: 3
Views: 574

En este ensayo vamos a analizar las consecuencias de la avaricia en la familia comprando las obras que leímos durante este parcial “La Olla” de Plauto y “El Avaro” de Moliere.

Las consecuencias de la avaricia dentro de la misma familia se pueden observar tanto en la obra de Plauto “La Olla” como en la de Moliere “El Avaro”, mediante los comportamientos que tenían tanto Euclión como Harpagón, ambos avaros y egoístas que terminan por dejarlos sin nada.

Lo primero que pudimos observar en las actitudes de Euclión y de Harpagón, es cómo las personas avaras no son felices porque siempre quieren más y más, y nunca se quedan satisfechos con lo que tienen.

La segunda cosa es cuando observamos el trato que los personajes principales, es decir los padres de familia, tenían con sus hijos. Cuando las cosas materiales son lo más importante en la vida de una persona, puede incluso, dejar en segundo plano a sus propios familiares.

Por ultimo vimos, cuando nos pusimos a analizar los comportamientos de Euclión y e Harpagón, cómo la avaricia genera una gran desconfianza en las personas.

La avaricia nunca alcanza lo suficiente como para saciarse, por el mismo motivo, los avaros nunca van a estar contentos con lo que tienen, como nos dice Stróbilo en La Olla: “No hay riquezas bastantes para ellos, ni las de Midas o de Creso. Ni todo el tesoro de los persas es suficiente a colmar el abismo tartáreo de su codicia.” (Plauto, 29) o como dice Harpagón en El Avaro: “Yo no voy a firmar un recibo por algo que no he percibido, tienen que aportarme algo.” (Moliere, 66) Podemos ver cómo los avaros sólo están interesados en las cosas que les puedan aportar algo material.

Las personas que rodean a los avaros son infelices, sobre todo si de sus familiares y sus hijos hablamos, específicamente, como le dice Cleanto a su padre en El Avaro: “¿No te sonroja deshonrar tu apellido con este tipo de asuntos, sacrificar tu buen nombre y tu reputación al deseo insaciable de amontonar escudo sob

re escudo?” (Moliere, 74). En el momento en que las cosas materiales toman el primer lugar en la jerarquía de valores personales, incluso los seres más cercanos a nosotros pueden pasar a ser parte de un segundo plano cómo lo vimos en La Olla: “¿Qué no podía el viejo este comprar viandas de lo suyo en las nupcias de su hija?” (Plauto, pág. 37)

Casi siempre la avaricia se convierte en desconfianza hacia las personas, llega un momento dado en que ya no pueden fiarse en nadie y desconfían de todos, tanto de los conocidos como de los que nunca conocieron. En el cuento de la Olla podemos poner un énfasis en como Euclión desconfía de las buenas intenciones de Megadoro: “Cuando un rico se dirige afablemente a un pobre, no es sin fundamento. Este hombre sabe ya que yo tengo oro; por eso me saluda con deferencia.” (Plauto, 43) O incuso como Harpagón desconfía de sus propios sirvientes: “Estos calzones tan anchos están hechos para esconder objetos robados. ¡Cuánto me gustaría que hubieran ahor ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.112.000+ documentos


Ensayos relacionados