Español / Generos Literarios

Generos Literarios

Trabajos Documentales: Generos Literarios
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 1.620.000+ documentos.

Enviado por:  OswaldoWolf09  20 agosto 2012
Tags: 
Palabras: 1843   |   Páginas: 8
Views: 140

Novela

EL CASAMIENTO ENGAÑO Y EL COLOQUIO DE LOS PERROS.

Resumen: La novela comienza con la salida de un soldado del Hospital de la Resurrección, en Valladolid. El soldado llevaba un aspecto degradante cuando se encontró con un amigo, el cual le preguntó lo que le había sucedido. Ambos, Alférez Campuzano (soldado que salió del Hospital) y licenciado Peralta (amigo del soldado) se fueron a casa de este último para hablar de lo que le había pasado, aunque antes de esto fueron a escuchar misa.

Cuando llegaron a casa, Campuzano empezó a contarle que había conocido a una mujer con la que poco más tarde se casó, después de que ella, doña Estefanía le pidió que fuera su marido, y para convencerle para que se casase con ella le estuvo diciendo todo lo que ella tenía y lo que estaría dispuesta a hacer. Campuzano mudó todas sus cosas a casa de doña Estefanía en la cual vivía como un marqués. Una mañana, mientras Campuzano y doña Estefanía estaban aún en la cama, tocaron fuertemente a la puerta; eran doña Clementa, el seños don Lope Meléndez de Almendárez y Hortigosa, que era una mujer viuda que dirigía el servicio en las casas principales. Doña Estefanía explicó a Campuzano que doña Clementa era una amiga suya a la que iba a ayudar para convencer al señor Lope de que toda la casa era propiedad de doña Clementa y así el señor se casaría con ella; para ello, doña Estefanía y Campuzano tuvieron que mudarse a casa de otra amiga de la señora en donde pasarían unos nueve días, y durante estos días, la señora Clementa y el señor don Lope vivirían en su casa.

Cuento

DEL OTRO LADO

“Tomó sus cosas y miró el reloj, se dirigió al lugar donde se sentía seguro, probablemente porque siempre había estado ahí para él: su cuarto.

Se despidió de sus paredes que tantos recuerdos habían guardado: sus sueños, sus ideas, sus sentimientos y ahora sus nostalgias, éstas estaban plasmadas con grafitis multicolores, con figuras y formas que solo él podí

a ver, que solo él podía leer, que solo él podría comprender.

También se despidió de las ventanas, que por las soleadas tardes tapizaban su solitario rostro con las más variadas armonías y que por las mañanas le anunciaban la hora de levantarse; de su cama y de su almohada, amigas íntimas, quienes conocían sus secretos y fantasías de amores encontrados y olvidados en la memoria.

Y antes de marcharse, le dirigió una oración al crucifijo, luego lo besó, recordó que él era quien lo había acompañado toda su vida y que la soledad era necesaria algunas veces (no siempre) para encontrarse con su propio corazón, lo volvió a mirar y entonces lo tomó y lo echó en su bolsa.

Salió, cerró la puerta y tiró el fósforo. No miró hacia atrás, siguió caminando mientras sentía arder su espalda… brotaron algunas lágrimas que fueron arrancadas por el viento que soplaba como todos los diciembres.

La plateada luna iba alumbrando las callejuelas llenas de sombras que cobraban vida y hacían revivir las aven ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.620.000+ documentos