Filosofía / La Teoria De Los Sentimientos Morales

La Teoria De Los Sentimientos Morales

Trabajos Documentales: La Teoria De Los Sentimientos Morales
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 1.867.000+ documentos.

Enviado por:  car2207los  11 mayo 2013
Tags: 
Palabras: 5393   |   Páginas: 22
Views: 120

La teoría de los sentimientos morales (TSM) (Smith 1997) ha quedado como a la sombra de su hermana más joven, la Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones (RN) (Smith 1994). Destino injusto, pues el primer libro de Adam Smith atesora riquezas y sutilezas que sería ocioso buscar en su tratado de economía política y no es exagerado decir que le proporciona sus claves teóricas fundamentales. No son con todo esas relaciones las que van a centrar mi atención. TSM interesa en sí y por sí, más allá de que su autor diera en escribir otros libros. Y ese interés radica en que esa obra Smith construye una compleja filosofía moral que fija e intenta resolver el núcleo aporético del sujeto liberal: la relación entre lo uno y lo múltiple.

La propuesta que acabo de hacer resulta de la conjunción de tres hipótesis de lectura. La primera adelanta sensatamente que el centro de interés de Smith no es el homo œconomicus, tal como ha ido concibiéndolo la tradición, sino el sujeto liberal (Dupuy 1992) y su mundo. La segunda especifica que si nos adentramos en las señas de identidad de ese sujeto hallamos que se autodefine fundamentalmente como sujeto moral y cifra en su moralidad lo distintivo de su ser (Ewald 1986 y 1996) a pesar de que no pueda reconducirlo todo a ese cálido hogar. La tercera barrunta que ese sujeto liberal que se autodefine y constituye en términos morales es un sujeto aporético. Las dificultades que arrastra consigo son múltiples y para cumplir su sueño de moralidad ha de rodearse de fantasmas que lo preserven de un mundo que lo amenaza con la atonía moral y el accidente, y que podría precipitarse en la tragedia.

Todo esto son anuncios de argumentos que están todavía por venir, pero ya fijan el principio selectivo que guía mi lectura de TSM. Es evidente que en Smith podemos encontrar uno de los primeros avatares de ese proteico y ya longevo espécimen antropológico que es el sujeto liberal. En ese avatar es teorizado. Teorizar no e

s aquí tanto contemplar como performar. Sustancialmente consiste en un mirar -que se atiene a lo que se da a los ojos y se pone a entenderlo- de la mano de un conformar el sentido de algo que inquieta, incomoda o esperanza por su novedad. El sujeto liberal es algo que adviene (algo a medio camino entre lo ya hecho y lo todavía por hacer) y la teoría se convierte así en un duermevela en el que se juntan vigilia y sueño. La vigilia atiende y entiende; el sueño imagina y desea un mundo de sentido. De ahí que el realismo programático y efectivo de Adam Smith vaya de la mano de una ensoñación que puebla el mundo de fantasmas. ¿Defecto primerizo del sujeto liberal que posteriormente será superado? No lo creo: en uno de sus últimos avatares, la teorización del sujeto liberal sigue mostrándose como un duermevela que llena de sueños la realidad que se afana en desvelar. ¿Defecto entonces congénito? Tampoco lo creo: como se podrá comprobar, Berlin (1998) muestra que el sujeto liberal puede mirar ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.867.000+ documentos