Filosofía / Obras De Foucault 1

Obras De Foucault 1

Ensayos: Obras De Foucault 1
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.047.000+ documentos.

Enviado por:  alejandroculc  19 febrero 2012
Tags: 
Palabras: 1970   |   Páginas: 8
Views: 221

El concepto de «Crítica» hacia la repetición de la pregunta por el Ser en la

Ontología fundamental de Martin Heidegger.

Introducción.

El pensamiento de Heidegger no suele lucir con el signo de la “crítica”, o al menos no como nos ha sido legada la significación de ésta desde la filosofía moderna; hay un presupuesto —moderno— según el cual, la crítica siempre se dirige al presente en el sentido de liberarlo de atavismos, de un pasado erróneo que arruina al presente para su propia conformación: así resuena la voz de la Aufklärung. Se entiende, pues, que la crítica es forjadora de luz, de la claridad que el presente precisa para ser dueño de sí mismo. La obra de pensamiento de Heidegger se gesta en un movimiento que nos daría la imagen contraria a este tipo de crítica: la oscuridad del abismo, que suele lindar los bordes de la negatividad en la finitud del hombre, así como el determinante desplazamiento de memoria hacia un origen que no legitima al presente sino es porque previamente le indica su yerro y la penumbra que en realidad acosa su feliz luminosidad.

Pero es precisamente en el abismo y en la evocación de un origen olvidado, donde la filosofía es llamada a un ejercicio rememorante: repetir la pregunta por el ser. Ahora bien, ¿bajo qué prospectiva tiene “validez” esta repetición? A veces —la mayoría—, el repetir tiene el sello de lo errático, pues figura la insensatez de andar un camino que consabidamente ya se sabe fallido. En otro sentido, la repetición conlleva esa otra marca de lo errático, a saber, la de lo escolástico en una reiteración dogmática de una cuestión que hace tiempo fue clausurada por la potencia de la crítica de la modernidad, en el desplazamiento de lo abstracto supremo —el “ser”— al sujeto, donde acontece la determinación esencial que ha llevado al lógos occidental al Sistema del Espíritu, esa riqueza de la totalidad que ya es saber en la manera precisa en que el idealismo alemán lo expresa con la palabra Wissen(schaft). La crítica mod

erna se ha encardo de borrar todo mysterium del mundo.

El preguntar de Heidegger no se presenta ni tiene, por supuesto, carácter dogmático ni escolástico, y la “actualidad” y plena vigencia de la pregunta por el ser se enfrenta de manera crítica a ese pensamiento que, en efecto, ya ha agotado la cuestión del ser. Si la memoria nos lleva a la experiencia de la necesidad de repetir la pregunta por el ser, no lo hace en el camino de una repetición errática en el sedero cerrado de una tradición que ha concluido con el ser. Que haya una repetición en que la pregunta por el ser se muestre como una necesidad legítima para la filosofía, es porque acaso el camino de la ontología tradicional ha errado desde su principio, en la medida en que su clausura del “ser” en modo alguno haya acabado con lo cuestionante de dicha pregunta. Y así aparece el tópico heideggeriano que enlaza la repetición, no con una persistencia fallida en lo igual, sino con el olvido de aquello que ha quedado impensado y q ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.047.000+ documentos