Historia / Botana, Natalio. “El Orden Conservador: La Política Argentina Entre 1880 Y 1916”. Intro Y Cap I-Ii-Iii

Botana, Natalio. “El Orden Conservador: La Política Argentina Entre 1880 Y 1916”. Intro Y Cap I-Ii-Iii

Documentos de Investigación: Botana, Natalio. “El Orden Conservador: La Política Argentina Entre 1880 Y 1916”. Intro Y Cap I-Ii-Iii
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 1.865.000+ documentos.

Enviado por:  karlo  07 mayo 2011
Tags: 
Palabras: 7821   |   Páginas: 32
Views: 1399

...

ante la sociedad que se ponía en movimiento. “(…) Había que transformar el país pero desde arriba, sin tolerar que el alud inmigratorio arrancara de las manos patricias el poder (…). Su propósito fue (…) deslindar lo político de lo económico, acentuando en este último el espíritu renovador en tanto se contenía, en el primero, todo intento de evolución” (J. L. Romero. Las ideas políticas en Argentina).

La combinación de conservadorismo y liberalismo generó actitudes muchas veces contradictorias. La élite transformadora estaba convencida de la desigualdad que imperaba en la sociedad, pero le fue indiferente. Defendió con métodos criollos el control del poder político en manos de una clase social que se confundía con el patriciado y la aristocracia gobernante; creyó en la propiedad; jamás dudó del progreso; confió en la educación pública, común y gratuita. Sin embargo, la política se separó de más en más de la sociedad.

Se atravesaron momentos de sobresalto, violencia y negociación que no afectaron la perdurabilidad, durante tres décadas, de ciertos rasgos institucionales. Esta imagen del régimen político semeja un tipo ideal (Max Weber) capaz de imponer coherencia conceptual, generalizando, a un conjunto de acciones singulares. Se verá la importancia otorgada al control de la sucesión política que, en mayor o menor medida, impusieron los cargos ejecutivos más altos –presidentes, gobernadores y senadores- sobre el resto de la clase política que emprendía una actividad opositora. Este fenómeno de control se concentró sobre todo en la producción del sufragio mediante el fraude.

En el clima moral imperante se observaba una curiosa conjunción entre el optimismo que deparaba la confianza sin límites en el país, con la mala conciencia que nacía de compartir una tradición de falsedad política.

El desgaste del régimen obedeció a la acción de fuerzas sociales y movimientos ideológicos. La oposición intransigente, que no aceptó incorporarse al juego, constituía una ame

naza. Las facciones que actuaban dentro de las fronteras del régimen se redividieron y enfrentaron. Estos acunaron la oposición interior. El régimen fue, desde entonces, oligárquico.

Había pasado el momento alberdiano cristalizado en Julio A. Roca. Ahora ocupaban el primer plano los reformadores: Roque Sáenz Peña, Indalencio Gómez, Joaquín V. González y Pellegrini. Éstos reformadores condensaron sus expectativas de cambio en una decisión legislativa, en una ley electoral. En poco más de medio siglo, si se toman las presidencias fundadoras, la Argentina transitó aceleradamente sobre las fases de la ciudadanía civil, política y social (Los tres conceptos de ciudadanía expuestos por T. H. Marshall). La Ley Sáenz Peña fue la última respuesta a esa pasión tenaz por el progreso.

[pic]

Primera Parte: “La Fórmula Alberdiana”

Capítulo I: “Los orígenes del régimen del ochenta”

Siete décadas no habían bastado para constituir una unidad política, ni legitimar un centro de poder que hiciera ef ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.865.000+ documentos