Historia / Formacion De Las Aldeas En Gran Cocle

Formacion De Las Aldeas En Gran Cocle

Trabajos: Formacion De Las Aldeas En Gran Cocle
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 1.864.000+ documentos.

Enviado por:  donaldo24  21 septiembre 2011
Tags: 
Palabras: 541   |   Páginas: 3
Views: 1210

Las Sociedades Prehispánicas

Las Sociedades Agrícolas de Gran Chiriquí

Aunque estos datos afirman la gran antigüedad de la agricultura en el istmo, las variedades de las plantas que se habrían cultivado en claros abiertos en las estribaciones cercanas a las 'casitas de piedra' entre el 6000 y 1000 a.C. no eran tan productivas, ni tan adaptables, como las que los españoles conocieron cuando llegaron a América. El maíz tenía para estas fechas granos más menudos arreglados en pocas hileras (Figura 5). Se supone, dadas las dificultades para despejar el bosque sin contar aun con hachas pulidas, que era menos trabajo tumbar y quemar la vegetación en los cerros y en las estribaciones de aquellas zonas del istmo que tienen veranos prolongados, que bregar con los densos bosques situados a lo largo de los cursos bajos de los ríos donde posteriormente se establecerían las aldeas más grandes. Recorridos realizados a lo largo del río Santa María y en la vertiente del Caribe en la cuenca del río Coclé del Norte por John Griggs, Luís Alberto Sánchez y Diana Carvajalhan verificado los datos paleoecológicos obtenidos en La Yeguada y en el curso bajo del río Chagres (Lago Gatún) al señalar que gentes que usaban cerámica del estilo llamado 'Monagrillo' – la más antigua del istmo – ya se habían esparcido por el Caribe central unos 2000 años a.C. (Bartlett y Barghoorn, 1973; Piperno, 1985; Cooke y Ranere, 1984, 1992b,c; Griggs, 1998; Griggs et al., 2002). Esta dispersión tan antigua de los agricultores alfareros hacia bosques muy húmedos y tierras accidentadas se explica por el hecho de que la agricultura de roza requiere que las parcelas sean cambiadas constantemente para que los suelos se regeneren. A medida que crece la población humana aumentan tanto las presiones sobre las tierras disponibles para los siembros, que las tierras no se dejan descansar por suficiente tiempo y las parcelas son invadidas por gramíneas, maleza y arbustos lo cual impulsa a los agricultores a ir más le

jos en busca de tierras fértiles (Hansell y Ranere, 1997).

Otra investigación paleo ecológica esta vez realizada cerca de la antigua mina de Cana en el Darién oriental demostró que, para el 2000 a.C., esta apartada zona también estuvo habitada por agricultores que conocían el maíz (Bush y Colinvaux, 1994; Piperno, 1994) - un dato que reviste gran interés debido a que el único trabajo de campo arqueológico realizado en la cuenca alta del río Tuyra se remonta al siglo XIX (Catat, 1889). A partir de esta fecha, las actividades agrícolas perturbaron regularmente la vegetación hasta que, al igual que en la cordillera Veragüense, el repliegue de los agricultores indígenas permitiese el regreso definitivo del bosque (Cooke et al., 1996). En lo que respecta al occidente del país, la inmigración hacia la alta y fresca cordillera de Tala manca demoró un poco más, probablemente porque el maíz y otros cultígenos tardaron en adaptarse a este régimen climático. Datos arqueológicos y paleo ecológico ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.864.000+ documentos