Historia / Resumen Del Libro Papelucho Y Su Hermana Ji

Resumen Del Libro Papelucho Y Su Hermana Ji

Ensayos: Resumen Del Libro Papelucho Y Su Hermana Ji
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.242.000+ documentos.

Enviado por:  veronica02  24 agosto 2011
Tags: 
Palabras: 2113   |   Páginas: 9
Views: 1450

PAPELUCHO MI HERMANA JI

Marcela Paz

Antes, cuando era chico yo quería tener una hermana menor, para poder mandarla. Pero ahora que la tengo, me arrepiento.

Resulta que en vez de poderla mandar, tengo que llevarme todo el día haciéndola aparecer. Porque mi hermana ji es lo más desaparecida que hay, y también es creída. Y cuando no se cree la caperucita roja, se cree la bella durmiente y estrepitosamente se desaparece. Entonces a la mamá ni siquiera le importa que yo tal vez voy a hacer una tarea, sino que me implora que la busque.

Que la busque la Domi digo. Nunca la encuentra ... por favor papelucho, que voy a enloquecer. Es que iba a hacer las tareas.

Las haces después, mi lindo y asoma lagrimones. Papelucho déjate de sermones y busca a tu hermana. No puede estar muy lejos. Estaba aquí hace un momento.

Dónde podrá estar decía mi mamá. Tal vez en el balcón le dije.

Dime papelucho¿ por qué pensaste que la niña estaría n el balcón?. Porque antes yo había dicho “ tengo una idea”

¿Y eso que tiene que ver con el balcón?

Ella cree que las ideas andan por el aire, y seguramente le dieron ganas de tener también una.

Realmente tú eres para mí una gran ayuda con esta criatura dijo mamá.

Yo me sentí feliz de ver que uno puede ayudar a la madre de uno, pero a la ji le dio conmigo. Mientras comía los porotos me decía que yo era un ogro y que cada porto era un niñito y yo me los comía con camiseta y todo. Ella ni los probó, y entonces le trajeron un huevo a la copa.

Y eso es lo que la mamá no se da cuenta, que le da el gusto en todo. Así que yo le dije a la ji:

-Si los porotos son niñitos, tu huevo es una princesa rubia y tú eres la mala bruja que se la va a comer.

-Y para que veas que no soy una bruja, pongo a mi princesita en las flores y dicho y hecho, vació el huevo en el florero del comedor.

La mamá se enojó mucho y me reto. ¡Papelucho, ya dejaste a la niña sin comer!

-¿Yo la dejé sin comer?

-¿Y quién otro? Decirle que era una bruja si se comía el hu

evo...

-Mamá la estoy educando.

-Dejar a un niño sin comer es criminal.

-No he dicho eso. Dije que dejarla sin comer es criminal. Y tampoco eres tú el llamado a educarla. Eres solamente su guardián. Guardián. Antes me parecía como un honor, pero ahora la palabra me retumba en la cabeza. Por eso me fui a acostar.

Apenitas me había dormido, sentí la voz de la mamá.

-Papelucho, despierta, por favor.

-Hijito , siento mucho tener que despertarte... me remeció suavecito, pero no desperté. Llegó el papá, encendió la luz y me tiró las ropas para atrás.

Papelucho, ¡despierta! Ordenó. Y desperté.

-Tú hermana se ha perdido. La hemos buscado en todas partes y no creo que tú puedas seguir durmiendo si sabes que no se encuentra.

Me senté en la cama tratando de abrir los ojos a la luz.

Me levanté y salí a la calle y, ellos me seguían. Di vuelta a la manzana entera. Di otra vuelta y empezaba a dar otra más cuando el papá me pescó de la oreja.

¿Que pretendes con esta ridiculez?

Estoy pe ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.242.000+ documentos