Informes De Libros / Ambar En Cuarto Y Sin Un Amigo

Ambar En Cuarto Y Sin Un Amigo

Ensayos Gratis: Ambar En Cuarto Y Sin Un Amigo
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 1.946.000+ documentos.

Enviado por:  fefuchi  08 mayo 2012
Tags: 
Palabras: 4684   |   Páginas: 19
Views: 871

Ambar en Cuarto y sin su amigo

(Paula Danziger)

Uno

Ambar había amanecido revisando el “Libro de Papá” este ere un libro que contenía fotografías de ella con él y algunas de su madre. Y también había fotografías de ellos dos solos antes que se separaran.

Su padre la había ido a ver a casa de tía Pam a Inglaterra ya que Ambar enfermó con varicela y no pudo viajar a Francia.

Ambar hablaba sola de estas cosas, recordando y pensando lo nerviosa que se encontraba porque estaba a punto de ingresar al colegio a cuarto grado y le habían comentado que cuarto grado era difícil y ya no estaría su profesor el Sr. Coten y no tendría un mejor amigo. Pues Justo se había cambiado con su familia a Alabama.

Le preocupaban muchas cosas, si el pupitre le tocaría cojo, si no podía conseguir un mejor amigo. Ambar seguía con sus dudas y por otra parte le hablaba a la fotografía de su padre como si pudiera escucharle. Le comentaba que su madre tenía un nuevo amigo llamado Max, había comenzado a salir con ella cuando Ambar estaba de vacaciones en Inglaterra. Al parecer a su madre le gustaba mucho.

Su madre había querido que se conocieran a lo que Ambar se había negado. No quería que su madre tuviera un amigo, esto la había hecho llorar muchísimo, con lágrimas de verdad como decía ella y no de mentira.

Le decía a la fotografía de su padre que si pensaba volver a vivir con ellas, lo hiciera pronto.

En ese momento apareció su madre a preguntarle cómo se veía, realmente se veía muy bien pero Ambar no quería decírselo. Olía muy bien, pero Ambar tampoco quería decírselo. Su madre saldría esa noche con su amigo Max. Le preguntaba a qué hora volvería y su madre le dijo que tarde pero, que no se preocupara porque Juana pasaría la noche en casa. Ambar insistió en que la esperaría despierta. En el intertanto de tanto nervio Ambar no dejaba de morderse el cabello a lo que su madre le recordó el gato de tía Pam que andaba escupiendo volas de pelo por la casa y que ella terminaría igual

Dos

Ambar no quería levantarse, para ella era muy difícil tener que oír a su madre comentar lo bien que lo había pasado con Max la noche anterior. A su mamá realmente le gustaba Max y le insistía, que a ella también le gustaría a lo que Ambar pensaba que no. Y también de lo que estaba segura era que no quería levantarse de la cama para ir al colegio.

Su despertador comenzaba a sonar, se lo había regalado su tía Pam. Este tenía forma de cerdo metido en un baño de espuma, cuando le metía una moneda se reía y le daba las gracias. Ambar lo apagaba para que no siguiera sonando pero luego venía el “Mamá Despertador” como llamaba ella a su mamá cuando venía despertarla. No había botón para apagar este despertador. Le hacía cosquillas y no había nada que le molestará más a Ambar que le hicieran cosquillas. Su madre le haría un desayuno muy alimenticio y luego la llevaría al colegio. Ambar le decía a su madre que ella podía ir sola. Era un tema que ya habían discutido, su madre la l ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.946.000+ documentos