Informes De Libros / El Secreto Es Cocinar Con Mucho Amor

El Secreto Es Cocinar Con Mucho Amor

Ensayos para estudiantes: El Secreto Es Cocinar Con Mucho Amor
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.104.000+ documentos.

Enviado por:  Cheffon2  21 agosto 2011
Tags: 
Palabras: 1357   |   Páginas: 6
Views: 235

"La cebolla debe estar finamente picada..."... es esta la frase que nos introduce a la lectura, una frase contundente que encierra el sentir general de la historia, es decir, un sentimiento de necesidad u obligación de adoptar una tradición culinaria, de seguir las reglas (o recetas) al pie de la letra. "Les sugiero ponerse un pequeño trozo de cebolla en la mollera con el fin de evitar el molesto lagrimeo”, continua.

Las actividades dentro de la cocina son tradiciones que se pasan de generación en generación, pero existen además una serie de comportamientos que por obligación las mujeres de la época debían acatar, tradiciones que generalmente se adoptaban aunque eso implicara el sacrificio personal pues, es en este mismo párrafo donde nos señala que lo malo de llorar no es precisamente el hecho de llorar si no que uno se "pica" y ya no puede parar. Las tradiciones culinarias y culturales están pues a la orden del día.

Una de las tradiciones principales que se describen en la novela es que Tita, el personaje nodular, por ser la hija menor estaba destinada a cuidar a su madre hasta que esta muriera, por lo tanto se le es prohibido contraer nupcias. Es esta limitante en la vida de Tita la que nos guía a través de toda la novela y la que condiciona el comportamiento de la mayoría de los personajes. Tita tiene un futuro predestinado a la soledad, un futuro que quizás ella conocía en el vientre materno: antes de nacer sobre la mesa de la cocina ella ya derramaba las lágrimas que derramaría durante un largo periodo de su vida, lágrimas que se fusionaban entre recetas, aromas y sabores. La cocina se vuelve pues, la mejor medicina para los malestares del alma.

Me encanto la cualidad con la que la autora escribió el libro aplicando un gran conocimiento sobre la manera de hablar de las personas según el pueblo, la zona y la época en la que los personajes se desarrollan, el mejor ejemplo de ello es Chencha, la sirvienta originaria de un peque

ño pueblo que ayuda en la cocina a Tita. Durante la historia te puedes dar cuenta de cómo Laura Esquivel logra capturar la manera corrida y llena de barbarismos del habla de Chencha dando al lector la posibilidad de adentrarse un poco más en la trama de la historia. Esto se puede apreciar en la siguiente conversación de Mama Elena con Chencha :

Mama Elena -¡No llores niña! Me choca verte llorar. ¿Qué es lo que te pasa?

Chencha -Es q'el Felipe yástá aquí y dice ¡que si petatió!

Mama Elena -¿Qué dices? ¿Quién se murió?

Chencha -¡Pos el niño!

Mama Elena -¿Cuál niño?

Chencha -¡Pos cuál iba’ser! Pos su nieto, todo lo que comía le caía mal ¡y pos si petatió!

En lo personal el personaje de Mama Elena me gusto, contrariamente a la opinión que seguramente darán muchas personas, su personalidad es la expresión viviente de los valores dominantes y el orden que rige la sociedad, pero más que nada en la familia, personalidad que es alimentados por un sentimiento reprimido de amor para c ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.104.000+ documentos