Informes De Libros / Resumen De Historia De Ninguno

Resumen De Historia De Ninguno

Ensayos de Calidad: Resumen De Historia De Ninguno
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 1.871.000+ documentos.

Enviado por:  Fannydiazvalen  24 julio 2013
Tags: 
Palabras: 346   |   Páginas: 2
Views: 1082

Historia de Ninguno . Resumen .

Yo soy Ninguno SI ahora coges el diccionario y buscas la palabra NINGUNO en las páginas de la N, leerás que ninguno significa nulo, ni uno solo, nadie; sin embargo, por esta vez, le vamos a llevar la contraria al diccionario. Ninguno existe, existe de verdad, yo lo he visto, no estoy hablando en broma. Ninguno es un niño pelirrojo que tiene cara de sueño, pero la cara nada más; por dentro está muy despierto. Si lo conocieras, te harías amigo suyo enseguida. Y no es difícil que te lo encuentres cualquier día por la calle, porque va a un colegio que está cerca del tuyo. Ninguno, al principio, cuando estaba todavía en primero de básica, no se llamaba así. Ese nombre se lo pusieron después; pero nadie se acuerda ya de cuál era el suyo verdadero. Tampoco tiene importancia. A lo mejor se llamaba como tú, o como cualquiera de tus amigos. El caso es que, mientras sus compañeros y sus hermanos iban creciendo de día en día, y había que sacarles a todo correr el dobladillo de los pantalones, Ninguno se lo tomaba con mucha calma: parecía que no tenía prisa en crecer, y se quedaba tan pequeño que tenía que empinarse para alcanzarse las orejas. Su madre decía: -¡Ay, Dios mío! ¿Qué le daré yo a este niño, que abulta menos que una canica? Y le daba espinacas y queso, porque ya sabéis que las madres lo quieren arreglar todo con la comida. Y el niño cogió rabia a las espinacas y al queso. Pesaba tan poco que tenía que meterse piedras en los bolsillos para que no se lo llevara el viento. Y nadie le hacía caso. Si la tía Petra repartía caramelos, siempre se olvidaba de él. -Éste para ti, y éste para ti, Y éste para ti -decía-. ¡Hala!, ya estáis todos. ¿Falta alguno? Y todos contestaban: -Ninguno. El niño decía, muy bajito: -Falto yo. Si hacía una carrera con sus amigos, él siempre llegaba el último. Moncho preguntaba: -¿Quién ha llegado el último? -Yo

...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.871.000+ documentos