Informes De Libros / Resumen Del Libro El Sol Y Los Venados

Resumen Del Libro El Sol Y Los Venados

Trabajos: Resumen Del Libro El Sol Y Los Venados
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 1.933.000+ documentos.

Enviado por:  patriot12  08 febrero 2012
Tags: 
Palabras: 1170   |   Páginas: 5
Views: 2327

Resumen del libro El sol de los venados

10/01/2012

Centro Escolar Makaranko

Paulina Villar Garduño

Los días que más me gustan son los días de sol o aquellos en los que llueve,

Pero uno sabe, no se por qué, que no va a llover mucho porque el sol no se va, se queda ahí testarudo.

A tata le da igual que llueva o que haga sol una vez se fue en medio de un aguacero.

Un día llego la tía Alba y Lucia a visitarnos. Lucia muy orgullosa tenia una cadena de oro que su marido le había regalado era una cadena gruesota con una estrella de David, un señor que estaba en la Biblia.

Por la noche al acostarse se quitaba la cadena y la guardaba debajo de la almohada. Un día se levanto y se le olvido ponérsela. Por la tarde vino Guillermo el hijo de un amigo de papá, empezamos a jugar a las escondidas y tata fue a la recamara de la tía Albita y levanto la almohada agarrando la cadena.

Por la noche la tía fue a buscar su cadena y no la encontró. Se puso pálida y le grito a mamá. Mamá nos hizo buscar rincón por rincón en toda la casa y no la encontramos.

Cuando llegó papá nos interrogo. Tata le dijo que ella como Guillermo y como yo habíamos visto la cadena bajo la almohada. Papá nos castigo y nos mando sin comer a la cama. Nosotras sin preguntarnos porque nos castigaban lloramos hasta quedarnos dormidas.

Al día siguiente papá fue a visitar ha don tabaco sabiendo que Guillermo le había vendido la cadena por muy poco dinero se la compro. Cuando papá regreso miro a la tía Alba mirándola por una cara triste y le regreso su cadena diciendo –toma, descuida- y la tía se puso muy feliz.

Mientras papá y mamá reían tata y yo nos mirábamos en silencio preguntándonos porque papá nos había pegado y no nos pidió perdón y me di cuenta que siempre los niños deben de perdonar a los mayores y los adultos no deben de perdonar a los niños.

Ismael me dijo que las brujas existen el vio una en el patio de don Samuel cerca del palo de mangos. Casi todos los niños en nuestra calle s

e enteraron y querían ir. Ismael dijo que primero iría Tata, Carmensa, Rodrigo el y yo. Las clases se me hicieron larguísimas ya que la señorita Remedios me parecido más aburrida que de costumbre. Salimos corriendo al tocar la campana aunque de todas maneras teníamos que esperar hasta las 7 de la noche para ver a la bruja.

Cuando llegamos a casa, la abuela nos dio una taza de chocolate con un pedazo de torta. Nos pusimos luego hacer tarea tata y yo estábamos en el mismo curso ella es grande para su edad y yo chiquita para la mía y cuando la gente sabe que estábamos en la misma clase miraban a tata.

Todas las maestras querían mucho ha tata ya que era muy buena en todas las materias y además que culpa tenemos los demás de no ser tan buenos como tata hasta hay unos que no son buenos porque no comen bien ya que solo toman agua de panela por las mañanas y a veces cuando estábamos en la fila se desmayaban por eso en el recreo nos daban esa taza de leche que sabia horrible ya que todos la ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.933.000+ documentos