Informes De Libros / Si Me Tocaras El Corazón

Si Me Tocaras El Corazón

Ensayos Gratis: Si Me Tocaras El Corazón
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 1.606.000+ documentos.

Enviado por:  andrelissette  07 junio 2013
Tags: 
Palabras: 359   |   Páginas: 2
Views: 85

Hortensia era una criatura de otro mundo posada en el cuerpo de un ser humano, es decir, que ella vivía ensimismada, de espíritu simple, sencilla en su esencia, creyendo en un amor absurdo que acabó por carcomerle la mayor parte de su vida, solo necesitaba agua y comida ni siquiera vestido; sin embargo a pesar de su infortunio, fue una mujer imaginativa que visitaba otros universos gracias a la presencia de espíritus que la llevaban de la mano a explorar lo que ni en la realidad percibía. Su mente pueril se quedó en algún momento de la infancia y la soledad terminó por perturbarla del todo. Su salterio le sirvió de conexión con el mundo real, era lo único que entendía de este, pues con el pasar del tiempo Amadeo la olvidó, dejándola a cargo de una empleada. Así Hortensia guardaba en su interior la sola imagen de verse joven y bella, no sintió el pasar del tiempo ni los estragos que causó en su cuerpo, como el pelo enmarañado y largo, una joroba como espalda, piernas chuecas, uñas como pezuñas de bestia, dientes gastados y maltratados, su léxico de ínfima calidad; solo sus manos se conservaron con la ayuda del incondicional salterio. Su mirada se posó en una tierra de oscuridad, sus ojos acostumbrados a las tinieblas temblaron de ansias malas al ser rescatados. Hortensia al salir de su encierro se acostumbró a la luz, así como tratar con personas como cualquier ser humano normal, lo que no olvidó fue a Amadeo, a quien asistió como un guardián celestial pues lo acompañó de lejos hasta en su celda carcelaria.

El sótano fue la celda oscura que marcó la esclavitud voluntaria de Hortensia. Fue el lugar que marcó el letargo de una vida sin vida. Siendo parte de una fábrica de azúcar abandonada, sirvió de posada para la enamorada mujer, donde a manera de frasco sellado se guardó una mezcla inconsistente de deseo y lujuria que Amadeo y Hortensia extasiados mutuamente desbordaron por un mínimo tiempo. Era una cueva inhabitable para alguien en sus cabales, pero para la mente

y entendimiento de Hortensia, era el destino impuesto por su corazón. ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.606.000+ documentos