Psicología / La Capacidad Del Ser Humano

La Capacidad Del Ser Humano

Ensayos: La Capacidad Del Ser Humano
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.243.000+ documentos.

Enviado por:  ELIANAZAPATAC  17 abril 2013
Tags: 
Palabras: 470   |   Páginas: 2
Views: 152

La plena capacidad del ser humano.

Con nuestro trabajo intentamos que se haga una realidad el desarrollo total de cada ser humano, deseamos ayudarlo a realizar su más alta y plena capacidad propia. No pretendemos desarrollar alguna capacidad ficticia que los educadores tengamos en nuestra mente como un concepto o un ideal, sino actualizar esa capacidad que realmente se encuentra latente en la persona.

Cualquier espíritu de comparación impide el florecimiento pleno del ser humano, da lo mismo que se trate de un científico o de un jardinero. Cuando no hay comparación, la más plena capacidad de un jardinero es igual a la más plena capacidad de un científico, pero cuando la comparación interviene, surgen el menosprecio, la envidia y toda suerte de relaciones conflictivas entre las personas. Igual que sucede con el dolor, el amor no es comparativo; no puede ser comparado con lo más grande o lo más pequeño. El dolor es dolor, como el amor es amor, tanto da que exista en el rico o en el pobre.

El más pleno desarrollo de todos los seres humanos crea una sociedad de iguales. La lucha que existe hoy en día para producir igualdad en el nivel social, económico o en algún nivel espiritual, no tiene en realidad ningún sentido. Las reformas sociales que se realizan para establecer la igualdad crean otras formas de actividad antisocial; pero con la educación correcta no es necesario buscar la igualdad mediante reformas sociales o de otra especie, porque la envidia -con su comparación de capacidades-termina.

Debemos diferenciar entre función y nivel social. El nivel social, con todo su prestigio emocional y jerárquico, surge sólo mediante la comparación de funciones, al con­siderarlas como función superior e inferior. Cuando cada ser humano está floreciendo a su más plena capacidad, no hay comparación de funciones; sólo existe la expresión de la capacidad como maestro, primer ministro o jardinero, y entonces ya no existe ese falso valor que la ignorancia otorga al nivel

social, ya no tiene lugar la envidia.

Actualmente, la capacidad funcional o técnica se reconoce cuando poseemos un título a continuación de nuestro nombre; pero si estamos verdaderamente interesados en el desarrollo total del ser humano, nuestra forma de ver las cosas es por completo diferente. Un ser humano que posee la capacidad necesaria para realizar una tarea determinada puede graduarse académicamente y agregar letras a su nombre, o puede no hacerlo, como le plazca. Pero debe conocer por sí mismo sus propias aptitudes profundas, que no serán formuladas por un título y cuya expresión no habrá de producir esa confianza egocéntrica que habitualmente engendra la capacidad técnica. Una confianza semejante es comparativa y, por lo tanto, antisocial.

La comparación puede existir para propósitos utilitarios, es evidente, pero no es la tarea del educador comparar las capacidades de sus estudiantes y producir evaluaciones más altas o más bajas. ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.243.000+ documentos