Temas Variados / Resumen De Mensaje A Garcia

Resumen De Mensaje A Garcia

Trabajos: Resumen De Mensaje A Garcia
Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 1.944.000+ documentos.

Enviado por:  Kate  27 marzo 2011
Tags: 
Palabras: 1267   |   Páginas: 6
Views: 1229

...

ne Magazine”. Desde entonces, el artículo ha sido traducido a casi todas las lenguas del mundo. Hasta hoy se han impreso más de cuarenta millones de ejemplares del “Mensaje para García”.

Pero dejemos la palabra del autor del artículo del “Philistine Magazine”:

En todo este asunto cubano hay un hombre que se alza en el horizonte de mi memoria como Marte en el perihelio.

En verdad, la figura de ese hombre debería esculpirse en piedra, fundirse en bronce y levantarse como un monumento en cada Universidad, en cada centro educativo del país. Nuestros jóvenes no necesitan sabiduría de libros, ni enseñanza de todas las asignaturas académicas posibles.

Lo que necesitan es acero en la espina dorsal, médula en los huesos, esa fuerza de carácter que les permita ser fieles a su deber, que les capacite para concentrar sus fuerzas, para actuar, para abordar un asunto…para llevar “¡Un mensaje a García!”. ¡Y si el General García está muerto, todavía sigue habiendo Garcias a quien entregar una carta!

Quien se esfuerce hoy por llevar a cabo una empresa cualquiera, y quien necesite para ello muchas manos, el trabajo de las manos de otros, se horrorizará una y otra vez ante la inercia de las personas, ante la incapacidad o negativa para concentrarse en algo y llevarlo a cabo.

Lo corriente es ver la indiferencia culpable, la negligencia, el descuido y el trabajo a medio hacer. Y la empresa está condenada a la quiebra si el patrón no consigue, mediante astucia y autoridad, con amenazas y sobornos, que sus empleados rindan en algo; a no ser que los dioses hubiesen realizado amablemente un milagro y le enviaran un ángel para ayudarle.

¿Quieres aventurarte a hacerte una prueba?

Supón que estás sentado delante de tu escritorio, con seis ayudantes a tu servicio. Haces venir al que se encuentre más cerca, y le dices: “Por favor, consulte la enciclopedia y hágame un resumen sobre la vida de Correggio”.

¿Dirá tu hombre tranquilamente: “Sí señor”, y empezará a trabajar en e

llo? ¡Nunca! Con ojos saltones te mirará espantado, e ineludiblemente, te hará una o varias de las siguientes preguntas: “Qué enciclopedia?”, “Es que me ha empleado para eso?”, “No estará pensando usted en Bismarck?”, “¿Por qué no le puede hacer Paco?” , “¿ No prefiere que le traiga la enciclopedia para que lo consulte usted mismo?”, “¿Para qué lo necesita?”.

Y aunque tú le contestes con paciencia todas las preguntas y expliques con exactitud cómo puede encontrar mejor la información y para que la necesitas, te apuesto uno contra diez a que irá directamente al primer compañero que encuentre, para que le ayude a buscar a Correggio. Y al final, volverá y te comunicará… ¡que ese hombre no existe!

¿He perdido mi apuesta?

Y si eres inteligente, no te molestará en hacer comprender a tu “ayudante” que Correggio figura en la enciclopedia con “C” y no con “K”. Por el contrario, sonreirás ligeramente y le dirás: “Bueno, está bien”. Y después irás y lo buscarás tu mismo.

Esta incapacidad ...



Suscríbase a ClubEnsayos

Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.944.000+ documentos