Arguedas El Encuentro De Dos Mundos Ensayos gratis y Trabajos

Documentos 31 - 60 de 93

Páginas:      10 Anteriores1234Próximos 10

Arguedas El Encuentro De Dos Mundos

un ensayo sobre arguedas :el encuentro de dos mundos El encuentro entre dos mundos es como se ha llamado durante muchos años al proceso de interacción que se dio y se daría entre los expedicionarios castellanos y los nativos del continente a ...

Palabras: 283Páginas: 2Leer Ensayo

Jose Maria Arguedas El Encuentro De Dos Mundos

ndahuaylas, 1911 - Lima, 1969) Escritor y etnólogo peruano, renovador de la literatura de inspiración indigenista y uno de los más destacados narradores peruanos del siglo XX. Sus padres fueron el abogado cuzqueño Víctor Manuel Arguedas Arella ...

Palabras: 325Páginas: 2Leer Ensayo

Arguedas El Encuentro De Dos Mundos

Andahuaylas, 1911 - Lima, 1969) Escritor y etnólogo peruano, renovador de la literatura de inspiración indigenista y uno de los más destacados narradores peruanos del siglo XX. Sus padres fueron el abogado cuzqueño Víctor Manuel Argued ...

Palabras: 480Páginas: 2Leer Ensayo

Jose Maria Arguedas El Encuentro De Dos Mundos

El escritor y antropólogo peruano José María Arguedas, intenta de alguna forma reflejar el pueblo quechua y mestizo en lengua castellana. Bien sabemos que éste gran literato es bilingüe ya que en todo momento tuvo conciencia de ambas lenguas que mane ...

Palabras: 323Páginas: 2Leer Ensayo

Jose Maria Arguedas El Encuentro De Dos Mundos

El escritor y antropólogo peruano José María Arguedas, intenta de alguna forma reflejar el pueblo quechua y mestizo en lengua castellana. Bien sabemos que éste gran literato es bilingüe ya que en todo momento tuvo conciencia de ambas lenguas que mane ...

Palabras: 272Páginas: 2Leer Ensayo

Arguedas: El Encuentro De Dos Mundos

El escritor y antropólogo peruano José María Arguedas, intenta de alguna forma reflejar el pueblo quechua y mestizo en lengua castellana. Bien sabemos que éste gran literato es bilingüe ya que en todo momento tuvo conciencia de ambas lenguas que mane ...

Palabras: 323Páginas: 2Leer Ensayo

Jose Maria Arguedas El Encuentro De Dos Mundos

El escritor y antropólogo peruano José María Arguedas, intenta de alguna forma reflejar el pueblo quechua y mestizo en lengua castellana. Bien sabemos que éste gran literato es bilingüe ya que en todo momento tuvo conciencia de ambas lenguas que mane ...

Palabras: 327Páginas: 2Leer Ensayo

ARGUEDAS EL ENCUENTRO DE DOS MUNDOS

El hombre es un ser que necesita conocer el mundo que le rodea y para ello se vale de sus sentidos, que son la manera como puede percibir su propia realidad que es lo que vive en el momento y es a lo que se enfrenta mediante el conocimiento y la acción. Una vez que entra en contacto con las cosas que conoce, las analiza, las estudia para conocer cuál es su funcionamiento, posteriormente les asignar un valor propio y las convierte en medios que van a ser herramientas útiles que luego se transforman en posibilidades de vida. Tal vez es esta una de las condiciones que le diferencian del resto de animales, ya que su mundo no es limitado a satisfacer las necesidades básicas sino también a transformar lo que le rodea. Una vez que el individuo va descubriendo esas posibilidades de vida, se muestra como un gran creador y facilitador de las condiciones para aquellas generaciones que vendrán después, así pues, el pasado humano hizo posible lo que es el presente y este presenta hará posible lo que vendrá mañana. Ahora con esta serie de posibilidades adquiridas es como el hombre empieza a construir su vida individual y colectiva. Para vivir necesita ir más allá, es decir, empezar a cuestionarse sobre lo que quiere hacer y de qué manera lo va a e a hacer. A partir de este instante, inicia un momento en el cual el sujeto adquiere la responsabilidad de asumir la incansable tarea de hacerse cargo de sí mismo. De esta autonomía es que el hombre empieza a razonar y a evaluar cada una de sus actuaciones y podrá encontrar como las buenas le pueden ayudar a crecer y las malas por el contrario estancarán de algún modo su proyecto de vida. Ahora que cada sujeto inicia este camino, debe tener en cuenta varias cosas, que le permitirán actuar con sabiduría de acuerdo a cada circunstancia que se presente en esta recorrido, como primer paso tendrá que saber ubicarse en la “realidad” sin dejarse llevar por el instinto, el cual le convertirá en un ser que sólo actúa movido por esa constante fuerza interior que no le permite razonar; de otra parte, no puede limitarse sólo a mantener la convicción de un mundo ideal que se puede confundir con sus sueños; lo realmente conveniente es vivir en la realidad, actuar con plena conciencia de lo que vive manteniendo el equilibrio entre la razón y la emoción, facilitando las posibilidades de vida tanto individual como colectiva. Cada individuo que emprende su propio viaje, debe tener en cuenta que en este no estará sólo. Allí podrá encontrar a otros que al igual que él también están en búsqueda de esa realización persona y así es como nos encontramos en este mundo, cada uno con sus propias manifestaciones y una forma particular de comunicarse, de relacionarse y de expresarse, esta manifestación que hace a un grupo distinto de los otros es a o que llamamos “cultura”. Cada cultura tiene su propia forma de organizarse y es así como podemos encontrar tres niveles de dicha organización: En primer lugar podemos encontrar las Industrias, que son la manifestación propia de la creatividad del hombre, quien a partir de las cosas naturales construye casas, herramientas, objetos que le permiten optimizar cada una de las actividades que desempeña a diario. En un segundo lugar podemos encontrar las instituciones, son la forma en que los individuos se organizan para vivir con dignidad y libertad, no son de carácter físico, ni tampoco son las personas que las representan, son la esencia de la forma en que nos agrupamos los seres humanos. En tercer lugar, encontramos “los valores que determinadas maneras concretas de apreciar ciertos aspectos importantes en la vida humana por parte de los individuos que pertenecen a un determinado grupo cultural”. Los valores nos permiten apreciar ciertas cosas importantes en nuestra vida, como la vida, el amor, la familia, el trabajo, entre otros y los podemos manifestar por medio de las prácticas que son lo que hace el hombre en su vida diaria, las tradiciones que son costumbres que han pasado de una generación a otra y los símbolos que son las expresiones de la vida profunda de un pueblo, es decir su alma o su esencia. El hombre dentro de este reconocimiento propio y del conocimiento de su mundo, asigna a las cosas unos criterios de valoración entre los cuales podemos encontrar: el de creación que le permite crear e innovar con su capacidad creativa, el de liberación por cuanto las cosas que son positivas para su vida le hacen libre y las que obstruyen su realización no y el de interculturalidad que le permite expresarse y afirmarse ante otros o en su contra. Ahora bien, es importante conocer la valoración que el individuo hace de las cosas pero aún más de la que tiene de sí mismo, porque es ésta la que la permitirá entrar en contacto con los demás. El hombre es persona que es la realidad fundamental de cada ser, y tiene varias dimensiones sin reducirse a alguna en particular: Se encuentra la dimensión de la corporeidad que es donde reconoce su existencia dentro de un cuerpo que hace parte de un mundo físico, de comunicación porque ésta hace parte fundamental de su vida en sociedad y de la construcción de las relaciones con otros; la conversión íntima que implica una profunda inmersión dentro del propio ser que permite ser conscientes de sí mismo; por su parte la dimensión de afrontación le hace posible hacer frente a su realidad y a las situaciones que vive a diario, en la libertad condicionada que posee sabe que puede actuar de manera libre sin que sus actos afecten a otros de manera negativa, la dimensión de trascendencia puede conocer los maravillosos horizontes se su propia realización y en la del compromiso se concreta su perfeccionamiento como agente creador y transformador del mundo. Dentro del conocimiento de las dimensiones de cada individuo y su importancia, encontramos algo bastante importante que es el reconocimiento de su dignidad en la medida en que cada individuo es fin y no sólo medio, no se reduce a ser un simple instrumento; es un ser que tiene derecho a ser respetado porque es más de lo que hace y sabe distinguir entre lo bueno y lo malo. La dignidad de cada uno hace parte de los cimientos sobre los cuales se sustentan las relaciones humanas en lo que llamamos “convivencia social”. La Convivencia Social no muestra al sujeto de manera aislada, por el contrario le integra como miembro activo dentro de una sociedad, en la cual debe saber convivir y mostrar actitudes acordes con los valores. Para vivir de acuerdo con los valores la persona debe actuar manteniendo la moral cívica, que le permite cuestionarse en aquellos instantes en que sus actos puedan afectar el equilibrio de sus relaciones sociales, basado en la razón que reconoce los principios de autonomía, libertad, fraternidad diálogo y tolerancia. En toda sociedad, cada individuo posee una autonomía que le permite expresar su dignidad y manifestar su independencia y originalidad para su desarrollo personal, es así como por medio de esta capacidad de tener su propio criterio es dueño de sí mismo y puede hacer lo que se debe hacer no lo que siempre se quiera. Dentro del proceso de construcción de su propia autonomía el individuo debe pasar por varios niveles dentro de los cuales va a ir construyendo su propia independencia: al principio hay unas consecuencias físicas que condicionan el comportamiento por medio de premios, si el actuar es bueno, o castigos, si el actuar es malo; posteriormente llega a un nivel de aceptación de las normas y estar conforme a ellas; ya en el tercer nivel se superan los dos anteriores y hay una obediencia voluntaria a las normas y a la autoridad. Dentro de la construcción de relaciones sociales, existe un valor de gran importancia, y al cual muy pocos dan prelación “la justicia”; ésta establece un estado de equilibrio en las relaciones sociales e igualdad de oportunidades para todas las personas sin ningún tipo de distinción o privilegio para alguno en particular. El concepto de justicia tiene sus raíces históricas y sus concepciones particulares desde el concepto de algunos importantes filósofos como Aristóteles quien la define como “el equilibrio en las relaciones entre los individuos dentro de una sociedad”. La justicia como valor primordial está estrechamente ligada al Derecho, ya que a través de ella se da reconocimiento a los derechos civiles o políticos tales como la vida, la integridad física; también a los derechos económicos, sociales y culturales, entre los que podemos destacar, la libertad de expresión y a los derechos ambientales y ecológicos que rescatan la garantía de vivir en un medio ambiente sano. Las relaciones que construimos día a día con nuestros semejantes exige una práctica constante de la justicia sin embargo, ésta no puede funcionar por sí sola tiene como complemento a la solidaridad, que constituye actitudes y comportamientos que buscan el bienestar de los demás. La solidaridad implica unirse a una causa que traerá beneficios a todos los miembros de un grupo, sin egoísmos, ni condiciones, sino simplemente con la plena convicción de aportar un granito de arena a una causa o bien común. Dentro de este contexto encontramos como el individualismo se opone a la solidaridad y quienes prefieren vivir su “individualismo”, simplemente intentan sacar excusas, diciendo que no vale la pena hacerlo ya que la gente es desagradecida o que igual prefiere vivir su autonomía defendiéndose en las circunstancias difíciles y que los demás lo hagan como puedan. Ahora, si existe una sociedad donde prima el bien común al particular y en donde somos un “todo”, también debemos a prender a convivir dentro del grupo, en donde no todo siempre es “color de rosa”, también existirán momentos en los cuales, surgirán diferencias y encuentros entre puntos de vista totalmente diferentes es allí donde el diálogo entra a jugar un papel fundamental, ya que es éste el que hace posible que quienes se encuentren involucrados en dicho conflicto puedan comunicarse reconociendo sus diferencias dentro de un plano de igualdad, y donde ambas partes sean total mente conscientes de sus respectivos derechos. En medio de éste, siempre debe existir una persona dialogante que esté dispuesta a ponerse en el lugar del otro, sepa escuchar, sea recta en sus apreciaciones y tenga buenos argumentos que sustenten su punto de vista y sobre todo esté dispuesta a aceptar la decisión que se tome luego de una discusión respetuosa y tranquila. En el diario convivir y en los diversos instantes a que se ve enfrentado el hombre, como parte de un grupo, se añade una virtud imprescindible a nivel social “la tolerancia”; en ella se pone en juego el respeto que el sujeto puede sentir hacia otros y que tanto se puede adaptar a que otros no compartan algunas de sus apreciaciones o prácticas. Contraria a esta virtud encontramos la intolerancia que es un fenómeno que se sigue presentando en la actualidad, y que a responde como una actitud espontánea al instinto de supervivencia que posee todo animal, cuando ve amenazada su integridad; ésta surge como parte del miedo y la inseguridad, es una forma de protegerse ante una aparente amenaza que representa el otro, y tiene como base el prejuicio, que es un juicio que se emite sin antes conocer o saber algo al respecto de otras personas. La intolerancia se manifiesta con mayor frecuencia, en el ámbito ideológico que es cuando los demás no piensan o no sienten de la misma manera; es así como surge manifestaciones como el nacionalismo, que pretende reivindicar los propios intereses propios de un grupo cerrado, perteneciente a la nación aún por encima de los demás, el integrismo y el fundamentalismo que se dan a nivel religioso cuando determinado grupo cree que es el único poseedor de la verdad, excluye a quienes no hacen parte de él y procuran alejarse de quienes no compartan su igualdad; por ultimo encontramos el racismo, que considera que personas diferentes a las raza pura son inferiores y no pueden compartir las mismas oportunidades de quienes gozan de dicha “superioridad”. Si bien, es cierto que debemos aprender a convivir con los demás, pero también debemos recordar que cada uno debe ejercer un papel activo dentro de la sociedad reconociendo que se es “ciudadano” y que este derecho adquirido nos otorga oportunidades y también obligaciones como participar en los diferentes espacios que se brindan para ejercer nuestro papel en la construcción de una sociedad más amable que tenga gran sentido de pertenencia por su país. Este concepto de ser ciudadano, involucra varias dimensiones que se articulan entre sí para la construcción de un modelo social verdadero. El ciudadano como parte activa en la sociedad, tiene la posibilidad de intervenir en las decisiones pero , para que ello se pueda dar existe un sistema de participación que le permite elegir y ser elegido para tales fines esto es a lo que llamamos Democracia, que significa gobierno del pueblo y para el pueblo. La Democracia va más allá que depositar un voto en las urnas en una determinada fecha y dejar simplemente las decisiones en manos de otros que no sabemos si lo van a sumir de la manera más transparente; se trata de ejercer un papel activo y vigilante ante todos los aspectos que nos involucren de manera directa o indirecta. Para ejercer este papel existen mecanismos participativos que nos permiten tener voz y voto como son el plebiscito y el referendo en los cuales el pueblo puede tomar decisiones de algún asunto de incidencia general para una nación. Dentro de una democracia se dan algunas formas de gobierno que de acuerdo a su clase hacen visible o no la importancia de la actuación del ciudadano. Algunas son la monarquía, la aristocracia, la democracia, la tiranía, la oligarquía y la demagogia. Sin embargo entre ellas la más viable es la democracia que permite la intervención del pueblo. Dentro de una democracia tenemos derecho a opinar, a exigir nuestros derechos y a recibir ese lugar que tenemos en calidad de ciudadanos que pertenecen a una nación. Como ciudadanos tenemos derecho a ser reconocidos y escuchados, pero también tenemos derecho a vivir en unas condiciones dignas y en un medio ambiente sano. De aquí surge esa constante necesidad que es de vida o muerte y que no afecta a pocos, afecta a toda la humanidad existente en el planeta Tierra; la necesidad de preocuparnos por nuestra ecología que por su gran urgencia se ha convertido en uno de los valores de mayor carácter universal. El hombre ha explotado y obtenido usufructo de los recursos naturales, sin embargo lo ha hecho de una manera desmedida e irresponsable, ahora que empiezan a verse las primeras consecuencias de esta explotación, es cuando todos empiezan a tomar conciencia del riesgo que trae este problema; todo empieza a acabarse y no tenemos la posibilidad de volverlo a tener. Tenemos varias situaciones que nos ponen en alerta y nos hacen saber la gravedad de la situación; se explotan los recursos sin límite alguno, se talan árboles y se destruyen los ecosistemas; se contaminan los ríos y mares, se acumulan cantidades exorbitantes de basura y a parte de ello se suman las catástrofes naturales que se presentan por causa de estos factores, Inicialmente al hombre se le ubica como criatura dominante y dueña de toda la riqueza que nos brinda el planeta tierra, en esa condición empieza adueñarse de los recursos, a hacer ya deshacer a su antojo; sin tener en cuenta que la vida es la que debe primar ante todo. Sólo tendremos calidad de vida y desarrollo sostenible cuando todos tomemos una conciencia ecológica y se empiecen a plantear alternativas que por lo menos contribuyan a conservar lo que aún nos queda, las empresas podrían promover acciones que incentiven el buen uso de los ecosistemas, la moderación en la utilización de productos nocivos para la ecología. El abuso contra la ecología implica una forma de violencia que afecta a toda la humanidad; si no se respeta a la naturaleza, cuanto menos se espera el respeto hacia nosotros mismos que hacemos parte de ella y lo vemos reflejado en nuestra sociedad que no ha podido vivir en verdadera paz. La paz es un ideal de todo ser humano, no solo implica vivir tranquilamente sino también experimentar un estado de sociego donde se siente calma interior y hay un ambiente exterior que hace posible la convivencia y la realización de las persona en libertad. Lo contrario de la paz es la violencia cuya máxima expresión se da en la guerra que se presenta entre los miembros de una sociedad civil, ésta se presenta en todos los espacios desde la familia, la sociedad y la política que nos han envuelto en un constante conflicto. La aparición de la guerra se remonta a épocas anteriores, en que la forma más factible de enriquecimiento de los países estaba en la lucha armada, la guerra se ha convertido en un negocio alimentado por la sed de poder y la constante necesidad que surge en los países para prevenir el abuso de otros que los quieran someter. La guerra presenta varias formas de expresión a nivel social, en Colombia y en muchos países se ha transformado en una cruenta realidad alimentada por el uso de la violencia que se presenta de varias formas: la delincuencia común, la tortura y la desaparición forzada, la violación sexual, el terrorismo y el secuestro entre otros. Para que se pueda dar la paz debemos conocer sus causas, y la más relevante son las condiciones de carácter personal en las cuales el ser humano que es violento manifiesta agresividad cuando ha tenido que crecer en un ambiente donde carece de afecto, es maltratado y además está sometido a unas condiciones económicas difíciles, por tanto esta violencia sufrida genera como reacción más violencia. Se requiere un rompimiento definitivo de esta reacción en cadena y para ello debe generarse una educación que potencie los valores y una política para la paz que vaya encaminada a posibilitar una vida más justa y que brinde las mismas condiciones a todos los ciudadanos. La paz no se podrá dar por medios mágicos la paz es una tarea de construcción que se deba dar a diario, parte de la voluntad propia de cada persona. ...

Palabras: 3031Páginas: 13Leer Ensayo

JOSE MARIA ARGUEDAS EL ENCUENTRO DE DOS MUNDOS

ARGUEDAS EL ENCUENTRO DE DOS MUNDOS El hombre es un ser que necesita conocer el mundo que le rodea y para ello se vale de sus sentidos, que son la manera como puede percibir su propia realidad que es lo que vive en el momento y es a lo que se enfrenta mediante el conocimiento y la acción. Una vez que entra en contacto con las cosas que conoce, las analiza, las estudia para conocer cuál es su funcionamiento, posteriormente les asignar un valor propio y las convierte en medios que van a ser herramientas útiles que luego se transforman en posibilidades de vida. Tal vez es esta una de las condiciones que le diferencian del resto de animales, ya que su mundo no es limitado a satisfacer las necesidades básicas sino también a transformar lo que le rodea. Una vez que el individuo va descubriendo esas posibilidades de vida, se muestra como un gran creador y facilitador de las condiciones para aquellas generaciones que vendrán después, así pues, el pasado humano hizo posible lo que es el presente y este presenta hará posible lo que vendrá mañana. Ahora con esta serie de posibilidades adquiridas es como el hombre empieza a construir su vida individual y colectiva. Para vivir necesita ir más allá, es decir, empezar a cuestionarse sobre lo que quiere hacer y de qué manera lo va a e a hacer. A partir de este instante, inicia un momento en el cual el sujeto adquiere la responsabilidad de asumir la incansable tarea de hacerse cargo de sí mismo. De esta autonomía es que el hombre empieza a razonar y a evaluar cada una de sus actuaciones y podrá encontrar como las buenas le pueden ayudar a crecer y las malas por el contrario estancarán de algún modo su proyecto de vida. Ahora que cada sujeto inicia este camino, debe tener en cuenta varias cosas, que le permitirán actuar con sabiduría de acuerdo a cada circunstancia que se presente en esta recorrido, como primer paso tendrá que saber ubicarse en la “realidad” sin dejarse llevar por el instinto, el cual le convertirá en un ser que sólo actúa movido por esa constante fuerza interior que no le permite razonar; de otra parte, no puede limitarse sólo a mantener la convicción de un mundo ideal que se puede confundir con sus sueños; lo realmente conveniente es vivir en la realidad, actuar con plena conciencia de lo que vive manteniendo el equilibrio entre la razón y la emoción, facilitando las posibilidades de vida tanto individual como colectiva. Cada individuo que emprende su propio viaje, debe tener en cuenta que en este no estará sólo. Allí podrá encontrar a otros que al igual que él también están en búsqueda de esa realización persona y así es como nos encontramos en este mundo, cada uno con sus propias manifestaciones y una forma particular de comunicarse, de relacionarse y de expresarse, esta manifestación que hace a un grupo distinto de los otros es a o que llamamos “cultura”. Cada cultura tiene su propia forma de organizarse y es así como podemos encontrar tres niveles de dicha organización: En primer lugar podemos encontrar las Industrias, que son la manifestación propia de la creatividad del hombre, quien a partir de las cosas naturales construye casas, herramientas, objetos que le permiten optimizar cada una de las actividades que desempeña a diario. En un segundo lugar podemos encontrar las instituciones, son la forma en que los individuos se organizan para vivir con dignidad y libertad, no son de carácter físico, ni tampoco son las personas que las representan, son la esencia de la forma en que nos agrupamos los seres humanos. En tercer lugar, encontramos “los valores que determinadas maneras concretas de apreciar ciertos aspectos importantes en la vida humana por parte de los individuos que pertenecen a un determinado grupo cultural”. Los valores nos permiten apreciar ciertas cosas importantes en nuestra vida, como la vida, el amor, la familia, el trabajo, entre otros y los podemos manifestar por medio de las prácticas que son lo que hace el hombre en su vida diaria, las tradiciones que son costumbres que han pasado de una generación a otra y los símbolos que son las expresiones de la vida profunda de un pueblo, es decir su alma o su esencia. El hombre dentro de este reconocimiento propio y del conocimiento de su mundo, asigna a las cosas unos criterios de valoración entre los cuales podemos encontrar: el de creación que le permite crear e innovar con su capacidad creativa, el de liberación por cuanto las cosas que son positivas para su vida le hacen libre y las que obstruyen su realización no y el de interculturalidad que le permite expresarse y afirmarse ante otros o en su contra. Ahora bien, es importante conocer la valoración que el individuo hace de las cosas pero aún más de la que tiene de sí mismo, porque es ésta la que la permitirá entrar en contacto con los demás. El hombre es persona que es la realidad fundamental de cada ser, y tiene varias dimensiones sin reducirse a alguna en particular: Se encuentra la dimensión de la corporeidad que es donde reconoce su existencia dentro de un cuerpo que hace parte de un mundo físico, de comunicación porque ésta hace parte fundamental de su vida en sociedad y de la construcción de las relaciones con otros; la conversión íntima que implica una profunda inmersión dentro del propio ser que permite ser conscientes de sí mismo; por su parte la dimensión de afrontación le hace posible hacer frente a su realidad y a las situaciones que vive a diario, en la libertad condicionada que posee sabe que puede actuar de manera libre sin que sus actos afecten a otros de manera negativa, la dimensión de trascendencia puede conocer los maravillosos horizontes se su propia realización y en la del compromiso se concreta su perfeccionamiento como agente creador y transformador del mundo. Dentro del conocimiento de las dimensiones de cada individuo y su importancia, encontramos algo bastante importante que es el reconocimiento de su dignidad en la medida en que cada individuo es fin y no sólo medio, no se reduce a ser un simple instrumento; es un ser que tiene derecho a ser respetado porque es más de lo que hace y sabe distinguir entre lo bueno y lo malo. La dignidad de cada uno hace parte de los cimientos sobre los cuales se sustentan las relaciones humanas en lo que llamamos “convivencia social”. La Convivencia Social no muestra al sujeto de manera aislada, por el contrario le integra como miembro activo dentro de una sociedad, en la cual debe saber convivir y mostrar actitudes acordes con los valores. Para vivir de acuerdo con los valores la persona debe actuar manteniendo la moral cívica, que le permite cuestionarse en aquellos instantes en que sus actos puedan afectar el equilibrio de sus relaciones sociales, basado en la razón que reconoce los principios de autonomía, libertad, fraternidad diálogo y tolerancia. En toda sociedad, cada individuo posee una autonomía que le permite expresar su dignidad y manifestar su independencia y originalidad para su desarrollo personal, es así como por medio de esta capacidad de tener su propio criterio es dueño de sí mismo y puede hacer lo que se debe hacer no lo que siempre se quiera. Dentro del proceso de construcción de su propia autonomía el individuo debe pasar por varios niveles dentro de los cuales va a ir construyendo su propia independencia: al principio hay unas consecuencias físicas que condicionan el comportamiento por medio de premios, si el actuar es bueno, o castigos, si el actuar es malo; posteriormente llega a un nivel de aceptación de las normas y estar conforme a ellas; ya en el tercer nivel se superan los dos anteriores y hay una obediencia voluntaria a las normas y a la autoridad. Dentro de la construcción de relaciones sociales, existe un valor de gran importancia, y al cual muy pocos dan prelación “la justicia”; ésta establece un estado de equilibrio en las relaciones sociales e igualdad de oportunidades para todas las personas sin ningún tipo de distinción o privilegio para alguno en particular. El concepto de justicia tiene sus raíces históricas y sus concepciones particulares desde el concepto de algunos importantes filósofos como Aristóteles quien la define como “el equilibrio en las relaciones entre los individuos dentro de una sociedad”. La justicia como valor primordial está estrechamente ligada al Derecho, ya que a través de ella se da reconocimiento a los derechos civiles o políticos tales como la vida, la integridad física; también a los derechos económicos, sociales y culturales, entre los que podemos destacar, la libertad de expresión y a los derechos ambientales y ecológicos que rescatan la garantía de vivir en un medio ambiente sano. Las relaciones que construimos día a día con nuestros semejantes exige una práctica constante de la justicia sin embargo, ésta no puede funcionar por sí sola tiene como complemento a la solidaridad, que constituye actitudes y comportamientos que buscan el bienestar de los demás. La solidaridad implica unirse a una causa que traerá beneficios a todos los miembros de un grupo, sin egoísmos, ni condiciones, sino simplemente con la plena convicción de aportar un granito de arena a una causa o bien común. Dentro de este contexto encontramos como el individualismo se opone a la solidaridad y quienes prefieren vivir su “individualismo”, simplemente intentan sacar excusas, diciendo que no vale la pena hacerlo ya que la gente es desagradecida o que igual prefiere vivir su autonomía defendiéndose en las circunstancias difíciles y que los demás lo hagan como puedan. Ahora, si existe una sociedad donde prima el bien común al particular y en donde somos un “todo”, también debemos a prender a convivir dentro del grupo, en donde no todo siempre es “color de rosa”, también existirán momentos en los cuales, surgirán diferencias y encuentros entre puntos de vista totalmente diferentes es allí donde el diálogo entra a jugar un papel fundamental, ya que es éste el que hace posible que quienes se encuentren involucrados en dicho conflicto puedan comunicarse reconociendo sus diferencias dentro de un plano de igualdad, y donde ambas partes sean total mente conscientes de sus respectivos derechos. En medio de éste, siempre debe existir una persona dialogante que esté dispuesta a ponerse en el lugar del otro, sepa escuchar, sea recta en sus apreciaciones y tenga buenos argumentos que sustenten su punto de vista y sobre todo esté dispuesta a aceptar la decisión que se tome luego de una discusión respetuosa y tranquila. En el diario convivir y en los diversos instantes a que se ve enfrentado el hombre, como parte de un grupo, se añade una virtud imprescindible a nivel social “la tolerancia”; en ella se pone en juego el respeto que el sujeto puede sentir hacia otros y que tanto se puede adaptar a que otros no compartan algunas de sus apreciaciones o prácticas. Contraria a esta virtud encontramos la intolerancia que es un fenómeno que se sigue presentando en la actualidad, y que a responde como una actitud espontánea al instinto de supervivencia que posee todo animal, cuando ve amenazada su integridad; ésta surge como parte del miedo y la inseguridad, es una forma de protegerse ante una aparente amenaza que representa el otro, y tiene como base el prejuicio, que es un juicio que se emite sin antes conocer o saber algo al respecto de otras personas. La intolerancia se manifiesta con mayor frecuencia, en el ámbito ideológico que es cuando los demás no piensan o no sienten de la misma manera; es así como surge manifestaciones como el nacionalismo, que pretende reivindicar los propios intereses propios de un grupo cerrado, perteneciente a la nación aún por encima de los demás, el integrismo y el fundamentalismo que se dan a nivel religioso cuando determinado grupo cree que es el único poseedor de la verdad, excluye a quienes no hacen parte de él y procuran alejarse de quienes no compartan su igualdad; por ultimo encontramos el racismo, que considera que personas diferentes a las raza pura son inferiores y no pueden compartir las mismas oportunidades de quienes gozan de dicha “superioridad”. Si bien, es cierto que debemos aprender a convivir con los demás, pero también debemos recordar que cada uno debe ejercer un papel activo dentro de la sociedad reconociendo que se es “ciudadano” y que este derecho adquirido nos otorga oportunidades y también obligaciones como participar en los diferentes espacios que se brindan para ejercer nuestro papel en la construcción de una sociedad más amable que tenga gran sentido de pertenencia por su país. Este concepto de ser ciudadano, involucra varias dimensiones que se articulan entre sí para la construcción de un modelo social verdadero. El ciudadano como parte activa en la sociedad, tiene la posibilidad de intervenir en las decisiones pero , para que ello se pueda dar existe un sistema de participación que le permite elegir y ser elegido para tales fines esto es a lo que llamamos Democracia, que significa gobierno del pueblo y para el pueblo. La Democracia va más allá que depositar un voto en las urnas en una determinada fecha y dejar simplemente las decisiones en manos de otros que no sabemos si lo van a sumir de la manera más transparente; se trata de ejercer un papel activo y vigilante ante todos los aspectos que nos involucren de manera directa o indirecta. Para ejercer este papel existen mecanismos participativos que nos permiten tener voz y voto como son el plebiscito y el referendo en los cuales el pueblo puede tomar decisiones de algún asunto de incidencia general para una nación. Dentro de una democracia se dan algunas formas de gobierno que de acuerdo a su clase hacen visible o no la importancia de la actuación del ciudadano. Algunas son la monarquía, la aristocracia, la democracia, la tiranía, la oligarquía y la demagogia. Sin embargo entre ellas la más viable es la democracia que permite la intervención del pueblo. Dentro de una democracia tenemos derecho a opinar, a exigir nuestros derechos y a recibir ese lugar que tenemos en calidad de ciudadanos que pertenecen a una nación. Como ciudadanos tenemos derecho a ser reconocidos y escuchados, pero también tenemos derecho a vivir en unas condiciones dignas y en un medio ambiente sano. De aquí surge esa constante necesidad que es de vida o muerte y que no afecta a pocos, afecta a toda la humanidad existente en el planeta Tierra; la necesidad de preocuparnos por nuestra ecología que por su gran urgencia se ha convertido en uno de los valores de mayor carácter universal. El hombre ha explotado y obtenido usufructo de los recursos naturales, sin embargo lo ha hecho de una manera desmedida e irresponsable, ahora que empiezan a verse las primeras consecuencias de esta explotación, es cuando todos empiezan a tomar conciencia del riesgo que trae este problema; todo empieza a acabarse y no tenemos la posibilidad de volverlo a tener. Tenemos varias situaciones que nos ponen en alerta y nos hacen saber la gravedad de la situación; se explotan los recursos sin límite alguno, se talan árboles y se destruyen los ecosistemas; se contaminan los ríos y mares, se acumulan cantidades exorbitantes de basura y a parte de ello se suman las catástrofes naturales que se presentan por causa de estos factores, Inicialmente al hombre se le ubica como criatura dominante y dueña de toda la riqueza que nos brinda el planeta tierra, en esa condición empieza adueñarse de los recursos, a hacer ya deshacer a su antojo; sin tener en cuenta que la vida es la que debe primar ante todo. Sólo tendremos calidad de vida y desarrollo sostenible cuando todos tomemos una conciencia ecológica y se empiecen a plantear alternativas que por lo menos contribuyan a conservar lo que aún nos queda, las empresas podrían promover acciones que incentiven el buen uso de los ecosistemas, la moderación en la utilización de productos nocivos para la ecología. El abuso contra la ecología implica una forma de violencia que afecta a toda la humanidad; si no se respeta a la naturaleza, cuanto menos se espera el respeto hacia nosotros mismos que hacemos parte de ella y lo vemos reflejado en nuestra sociedad que no ha podido vivir en verdadera paz. La paz es un ideal de todo ser humano, no solo implica vivir tranquilamente sino también experimentar un estado de sociego donde se siente calma interior y hay un ambiente exterior que hace posible la convivencia y la realización de las persona en libertad. Lo contrario de la paz es la violencia cuya máxima expresión se da en la guerra que se presenta entre los miembros de una sociedad civil, ésta se presenta en todos los espacios desde la familia, la sociedad y la política que nos han envuelto en un constante conflicto. La aparición de la guerra se remonta a épocas anteriores, en que la forma más factible de enriquecimiento de los países estaba en la lucha armada, la guerra se ha convertido en un negocio alimentado por la sed de poder y la constante necesidad que surge en los países para prevenir el abuso de otros que los quieran someter. La guerra presenta varias formas de expresión a nivel social, en Colombia y en muchos países se ha transformado en una cruenta realidad alimentada por el uso de la violencia que se presenta de varias formas: la delincuencia común, la tortura y la desaparición forzada, la violación sexual, el terrorismo y el secuestro entre otros. Para que se pueda dar la paz debemos conocer sus causas, y la más relevante son las condiciones de carácter personal en las cuales el ser humano que es violento manifiesta agresividad cuando ha tenido que crecer en un ambiente donde carece de afecto, es maltratado y además está sometido a unas condiciones económicas difíciles, por tanto esta violencia sufrida genera como reacción más violencia. Se requiere un rompimiento definitivo de esta reacción en cadena y para ello debe generarse una educación que potencie los valores y una política para la paz que vaya encaminada a posibilitar una vida más justa y que brinde las mismas condiciones a todos los ciudadanos. La paz no se podrá dar por medios mágicos la paz es una tarea de construcción que se deba dar a diario, parte de la voluntad propia de cada persona. “El encuentro de dos mundos: El encuentro entre dos mundos es como se ha llamado durante muchos años al proceso de interacción que se dio y se daría entre los expedicionarios castellanos y los nativos del continente americano inicialmente en la isla llamada Guanahani, en lo que hoy conocemos como el actual San Salvador, el 12 de octubre de 1942. A lo largo de la historia académica se han presentado diversas teorías y discusiones sobre la autenticidad del descubrimiento de América por parte de los españoles dando a entender que este acontecimiento no fue un acto de intervención divina o del azar, sino que el conocimiento que se tenía de la ecúmene en ese periodo era más avanzado de lo que se daba a conocer al “público en general” de esa época. También han surgido debates sobre el por qué y cuáles fueron los factores que influyeron en el fuerte y rápido establecimiento de los españoles en la primero conquista y posterior dominación de las diversas civilizaciones que se encontraban a lo largo de este territorio. Es precisamente en esta segunda discusión donde centrare mi atención e intentare ampliar la visión que tenemos sobre esta discusión partiendo desde la pregunta ¿Qué factores determinantes intervinieron en el rápido avance de los españoles en tierra americana? A lo largo de este ensayo pretendo dar a conocer algunos de los mecanismos, métodos o coincidencias “que favorecieron a los exploradores y conquistadores españoles en esta empresa; mostrando como modificaron en un gran o menor grados los proceso de conocimiento, interacción, conquista y dominación por parte de una civilización sobre otra, esto claro está, sin llegar a victimizar, juzgar o criminalizar a ninguna de las dos. ¿Encuentro de Dos Mundos? Afortunadamente, esta interrogante comienza a ocupar las mentes de muchas personas en América Latina; y es que, hasta hace muy poco, a los latinoamericanos se nos venía inculcando, desde los inicios de nuestra escolarización hasta bien entrados los estudios universitario INTRODUCCION. Bueno en el siguiente ensayo comentare sobre el encuentro de dos mundo también conocido como el encuentro de dos culturas o choque cultural, el cual se llevo a cabo en el momento de que Cristóbal colon creyó que había descubierto una nueva ruta comercial hacia la india. Llegando a América y así iniciando la expansión de la corona española. Y con eso iniciando una nueva etapa de la historia en el continente recién descubierto. El encuentro de dos mundos también conocido como “El encuentro de 2 culturas” no es más que la llegada de Cristóbal Colon a América en representación de los reyes católicos. Partiendo desde el Puerto de Palos de la Frontera apoyado particularmente por la Reyna Isabel, El 13 de abril de 1492, Cristóbal Colón firma con los reyes las llamadas Capitulaciones de Santa Fe, documentos por los cuales se autoriza y financia la expedición de Cristóbal Colón a las Indias por el mar hacia occidente. Además se le conceden a Colón una serie de prebendas y títulos, entre ellos: Almirante, Gobernante, Virrey y 10% de las riquezas. También se firman varias provisiones y cédulas para que ayuden a Colón en aquellas villas y puertos de mar a las que se dirija Colón. Dichas provisiones incluían tres carabelas las cuales son : Pinta, Niña y la Santa María la tripulación estaba conformada por 90 hombres, La expedición se dirigió hacia las Canarias, donde Colón visitó a Beatriz de Bobadilla y Ossorio, gobernadora de La Gomera, y además en Gran Canaria se hicieron reparaciones en la Pinta en el timón y en las velas. Finalizadas las reparaciones, desde la isla de Gomera continuaron su travesía por el Atlántico el 6 de septiembre. Cristóbal Colón, en representación de los Reyes Católicos de Aragón y Castilla, realizó cuatro famosos viajes desde Europa a América en 1492, 1493, 1498 y 1502. En el primero de ellos llegó a América el 12 de octubre de 1492, a una isla de las Bahamas llamada Guanahani, cuya exacta localización aún se discute. En el tercer viaje llegó a territorio continental en la actual Venezuela. A partir del tercer viaje de Colón, descubrimientos y conquista progresaron conjuntamente. Durante los veinte años que separan 1499 de 1519, cuando empieza la empresa magallánica, tuvieron lugar los llamados «viajes menores o andaluces», capitulados por la corona con otros nautas quebrando el discutido monopolio colombino. En el primero de estos participó Américo Vespucio a quien se ha atribuido ser el primer europeo en proponer que las tierras a las que Colón había llegado no eran en realidad parte de Asia, sino de un continente desconocido para los europeos. En el primer viaje. El viaje no resultó fácil para nadie de hecho hubo conatos de amotinamiento, pero gracias a la presencia y las dotes de mando de Martín Alonso Pinzón se consiguieron resolver estas situaciones. Cuando ya se habían agotado todos los cálculos y previsiones realizadas por Colón, se oyó desde la Pinta el famoso grito de Rodrigo de Triana “¡Tierra a la vista!”, dos horas después de la medianoche del 12 de octubre. En 1492, Cristóbal Colón arribó en la isla llamada Guanahani pensando que era la india, pero era un nuevo territorio, uno desconocido por Europa y que sería fuente de muchas riquezas y cuna de abominables crímenes. El 12 de octubre de ese año, fue el comienzo de nuestro sometimiento, el comienzo de mucho sufrimiento bajo un yugo bestial, el comienzo de un saqueo sin precedentes y el comienzo de un proceso de transculturización que dio nacimiento a lo que hoy llamamos Latinoamérica, una mezcla rica en razas, culturas, costumbres e idiomas. Segundo viaje. La segunda expedición salió de Cádiz el24 de septiembre de 1493. Este viaje tenía como finalidad asentar la presencia española en los territorios descubiertos y encontrar el camino hacia India y Catay. La primera isla a que arribó fue La Deseada (3 de noviembre); después descubrió Puerto Rico y llegó a La Española, donde encontró destruido el Fuerte de La Navidad por una ofensiva de Caonabo. En la misma isla fundó la ciudad de la Isabela (6 de enero de 1494). Continuó su viaje de exploración y recorrido las costas de Juana (Cuba) y Santiago (Jamaica). A fines de 1494 o principios de 1495 se dirigió hacia el sur. Tras este viaje se dedicó a consolidar el dominio sobre La Española. En 1496 regresó a España, llegando a Cádiz el 11 de junio. Tercer viaje. Comenzó el 30 de mayo de1498. Colón partió de Sanlúcar de Barrameda y llegó a la isla de Trinidad a finales del mes de julio. Del 4 al 12 de agosto visitó el golfo de Paria, en la desembocadura del río Orinoco. Posteriormente recorre y explora las tres islas del actual estado de Nueva Esparta, la isla principal la llamó Asunción, las otras son las actuales Cubagua y Coche. Posteriormente Cristóbal de la Guerra, le cambió el nombre a la Asunción por el de Margarita por la gran cantidad de perlas que había. Finalmente arribó a La Española. En esta isla los españoles se habían sublevado por la falta de riquezas que supuestamente encontrarían. En una de las negociaciones, Colón propuso a un grupo de españoles el regreso a Cubagua para el tráfico de perlas. Se fundó un asentamiento perlífero y más tarde, en 1528, de este asentamiento nació la primera ciudad fundada por españoles en continente americano, Nueva Cádiz, A la llegada del administrador real, Francisco de Bobadilla, Colón fue arrestado. Al llegar a España, en 25 de noviembre de 1500, fue puesto en libertad, pero perdió su prestigio y sus poderes. Cuarto viaje. Pese a los problemas por la pérdida de sus poderes, inició el viaje, aunque con una serie de prohibiciones, como la de tocar tierra en La Española. El objetivo de este viaje fue encontrar un estrecho (el Estrecho de Malaca) que le permitiera llegar a las Indias, al oeste de las Antillas, ya que se veía que éstas no lo eran aunque no podían quedar muy lejos de las tierras por él descubiertas. Salió del puerto de Cádiz con dos carabelas y dos navíos (La Capitana, La Gallega, La Vizcaína y el Santiago de Palos) el día 11 de Mayo. Pasando por Canarias, llegó a las Indias en 30 días. Siguiendo al oeste, descubriendo la isla de Guanaja, en la costa de Honduras, encontró una embarcación con mercaderes mayas que le ofrecieron cacao. En la Punta Cajina (hoy Punta Trujillo) los tripulantes bajaron a tierra para asistir a la primera misa católica celebrada en la tierra firme de América; siguiendo al este los sorprendió un huracán, durante varias semanas las 4 naves fueron sacudidas por la tormenta y el12 de septiembre doblaron un cabo. Allí se calmó la tormenta y Colón lo bautizó como Cabo Gracias a Dios (en la costa de Nicaragua) por decir "Gracias a Dios que al fin salimos de esas honduras" y de allí navegó hacia el sur. Después de esas cuatro escalas que colon realizo se produjeron varios viajes a los cuales se les conoció como Viajes Menores, los cuales permitieron reconocer la existencia del continente Americano y explorar toda la costa de Venezuela. ...

Palabras: 4534Páginas: 19Leer Ensayo

Arguedas El Encuentro De Dos Mundos

¿QUÉ ES UNA ENZIMA? Las enzimas son proteínas que ayudan a que las reacciones químicas ocurran con mayor rapidez. Sin enzimas nuestros cuerpos se detendrían en seco. En este experimento, las enzimas que estamos utilizando provienen del ...

Palabras: 630Páginas: 3Leer Ensayo

Arguedas El Encuentro De Dos Mundos

ARGUEDAS: EL ENCUENTRO DE DOS MUNDOS Un 18 de enero de 1911, nació uno de los más grandes estudiosos del Perú profundo, uno de los hombres de mayor ejemplo, la médula indígena del Perú, me refiero al único e inolvidable José María Arg ...

Palabras: 785Páginas: 4Leer Ensayo

Arguedas El Encuentro De Dos Mundos

Encuentro Entre Dos MundosEste aniversario de Lima coincide con el centenario del nacimiento de José María Arguedas, escritor nacional cuya obra introdujo el tema de la dualidad cultural, antropológica y social del Perú, con un enfoque crudamente real ...

Palabras: 246Páginas: 1Leer Ensayo

Arguedas El Encuentro De Dos Mundos

un ensayo sobre arguedas :el encuentro de dos mundos El encuentro entre dos mundos es como se ha llamado durante muchos años al proceso de interacción que se dio y se daría entre los expedicionarios castellanos y los nativos del continen ...

Palabras: 283Páginas: 2Leer Ensayo

Jose Maria Arguedas El Encuentro De Dos Mundos

El escritor y antropólogo peruano José María Arguedas, intenta de alguna forma reflejar el pueblo quechua y mestizo en lengua castellana. Bien sabemos que éste gran literato es bilingüe ya que en todo momento tuvo conciencia de ambas lenguas que mane ...

Palabras: 327Páginas: 2Leer Ensayo

Arguedas El Encuentro De Dos Mundos

El sexto El Sexto de José María Arguedas es un recuento de la injusticia y la opresión en la que se ve sumergido el Perú. Él nos cuenta esta historia porque él estuvo preso en esa cárcel. En esta novela se relata la historia de Gabriel Osborne, ...

Palabras: 430Páginas: 2Leer Ensayo

Arguedas :el Encuentro De Dos Mundos

El encuentro entre dos mundos es como se ha llamado durante muchos años al proceso de interacción que se dio y se daría entre los expedicionarios castellanos y los nativos del continente americano inicialmente en la isla llamada Guanahani, en lo que ho ...

Palabras: 275Páginas: 2Leer Ensayo

Jose Maria Arguedas El Encuentro De Dos Mundos

Argumento: Dante inicia su viaje al infierno a la mitad del camino de su vida. El infierno que nos describe esta divido en 9 círculos, los primeros 5 forman el alto infierno y los cuatro últimos forman el infierno inferior, los cuales se van haciendo ...

Palabras: 1165Páginas: 5Leer Ensayo

Arguedas El Encuentro De Dos Mundos

DATOS GENERALES: • Nombre : Ruperta Quispe • Edad : 40 • Sexo grado de instrucción : tercero de primaria • Ocupación : comer ...

Palabras: 6129Páginas: 25Leer Ensayo

Jose Maria Arguedas - El Encuentro De Dos Mundos

El escritor y antropólogo peruano José María Arguedas, intenta de alguna forma reflejar el pueblo quechua y mestizo en lengua castellana. Bien sabemos que éste gran literato es bilingüe ya que en todo momento tuvo conciencia de ambas lenguas que mane ...

Palabras: 488Páginas: 2Leer Ensayo

Jose Maria Arguedas: El Encuentro De Dos Mundos

Nuestro país es multicultural y plurilingüista pero a pesar de ello la gente es muy prejuiciosa y no aprecia verdaderamente lo nuestro por el contrario se avergüenzan de su patria. Se debería cambiar esa discriminación por apoyo para que nuestras ...

Palabras: 320Páginas: 2Leer Ensayo

Jose Maria Arguedas - El Encuentro De Dos Mundos

José María Arguedas nació en Andahuaylas el 18 de Enero de 1911. Fue escritor, etnólogo y uno de los más destacados de la literatura del siglo XX. También quiero que sepa que José María Arguedas vivió entre dos mundos diferentes pues a él se le ...

Palabras: 253Páginas: 2Leer Ensayo

Jose Maria Arguedas El Encuentro De Dos Mundos

La tensión entre armonía y conflicto en las novelas de José María Arguedas es una cuestión literaria, pero enraizada en la situación existencial del autor. Los intentos de explicar sus textos desde su sicología (o patología) carecen de va ...

Palabras: 397Páginas: 2Leer Ensayo

Jose Maria Arguedas El Encuentro De Dos Mundos

José María Arguedas nació en Andahuaylas el 18 de Enero de 1911. Fue escritor, etnólogo y uno de los más destacados de la literatura del siglo XX. También quiero que sepa que José María Arguedas vivió entre dos mundos diferentes pues a él se le ...

Palabras: 371Páginas: 2Leer Ensayo

Arguedas El Encuentro De Dos Mundos

Andahuaylas – Apurímac 18 de Enero de 1911 Segundo hijo del Abogado Cusqueño Dn. Víctor Manuel Arguedas y Dña. Victoria Altamirano, su padre gozaba del respeto y aprecio de los comuneros, su familia era de clase media. Dña. Victoria muere e ...

Palabras: 345Páginas: 2Leer Ensayo

Jose Maria Arguedas:el Encuentro De Dos Mundos

EL ENSAYO TEMA: EL ENCUENTRO DE DOS MUNDOS Escritor y antropólogo peruano José María Arguedas, intenta de alguna forma reflejar el pueblo quechua y mestizo en lengua castellana. Bien sabemos que éste gran literato es bilingüe ya que en todo mom ...

Palabras: 328Páginas: 2Leer Ensayo

José María Arguedas: El Encuentro De Dos Mundos

José María Arguedas nació en Andahuaylas el 18 de Enero de 1911. Fue escritor, etnólogo y uno de los más destacados de la literatura del siglo XX. También quiero que sepa que José María Arguedas vivió entre dos mundos diferentes pues a él se le ...

Palabras: 419Páginas: 2Leer Ensayo

JOSE MARIA ARGUEDAS: EL ENCUENTRO DE DOS MUNDOS.

José María Arguedas nació en Andahuaylas el 18 de Enero de 1911. Fue escritor, etnólogo y uno de los más destacados de la literatura del siglo XX. También quiero que sepa que José María Arguedas vivió entre dos mundos diferentes pues a él se le ...

Palabras: 477Páginas: 2Leer Ensayo

ARGUEDAS, EL ENCUENTRO DE DOS MUNDOS

ntro De Dos Mundos - Arguedas Ensayos gratis...yos gratis y Trabajos: El Encuentro De Dos Mundos - Arguedas. ... aniversario de Lima coincide con el centenario del nacimiento de José María Arguedas, ... Ensayo De Dos Mundos De Jose Maria Arguedas Gr ...

Palabras: 396Páginas: 2Leer Ensayo

Jose Maria Arguedas: El Encuentro De Dos Mundos

José María Arguedas nació en Andahuaylas el 18 de Enero de 1911. Fue escritor, etnólogo y uno de los más destacados de la literatura del siglo XX. También quiero que sepa que José María Arguedas vivió entre dos mundos diferentes pues a él se le ...

Palabras: 477Páginas: 2Leer Ensayo

‘’Arguedas, El Encuentro De Dos Mundos’’

Narra la entrada de Ernesto y su padre, un abogado de provincias al Cuzco. Allí Ernesto pasa por una experiencia de descubrimiento y toma una posición de defensa de la cultura del mundo indio. En el segundo capitulo se narran los viajes continuos ...

Palabras: 252Páginas: 2Leer Ensayo
Páginas:      10 Anteriores1234Próximos 10