Civil 5 Ensayos gratis y Trabajos

Documentos 271 - 300 de 1000

Páginas:      10 Anteriores567891011121314Próximos 10

Codigo Civil

La problemática ambiental entrelaza dos conceptos básicos: ambiente y desarrollo sustentable. Su abordaje jurídico constituye uno de los mayores desafíos que ha afrontado el derecho, ya que requiere la comprensión del ambiente como un todo, cuyos elementos interactúan entre sí con un grado de interdependencia tal que, no reconociendo fronteras políticas, alcanzan una dimensión más amplia proyectándose a niveles regionales y globales. Esa comprensión sólo puede alcanzarse incorporando al sistema de derecho, como bien supremo de tutela, la calidad de vida del ser humano.1 El derecho ha sido conceptualizado, por una tesis tradicional, como el ordenamiento social justo: el conjunto de normas ajustadas a la naturaleza humana que posibilita el mejor desarrollo integral del ser humano, la consecución de fines intermedios o naturales en la interrelación propia de la vida en sociedad. No por clásico el concepto reseñado ha perdido vigencia ni actualidad, ya que su valor fundamental finca en destacar como pauta rectora que el ser humano debe ser captado por el derecho en toda su dimensión y que ese sujeto está inserto y se desarrolla en un medio que lo condiciona, a la vez que es condicionado y modificado por su acción. Esta es su realidad, formada por lo natural y lo socio cultural en mutua interrelación, constituyendo una ecuación ambientedesarrollo íntima e inseparable, que el derecho debe necesariamente regular para lograr su fin último. Esto es así y lo fue desde el comienzo de los tiempos, pero no la captación de la problemática ambiental, cuyo tratamiento no puede ser ajeno al derecho. La actualidad nos enfrenta con un mundo cuya estructura social y política se hace más compleja día a día, cuyos fenómenos productivos y comerciales cambian continuamente en cuanto a sus protagonistas y relación de fuerzas, que ve desaparecer las fronteras tradicionales por los avances en materia de comunicación y observa azorado los avances científicotecnológicos con el consiguiente impacto sobre el ambiente. El derecho debe elaborar una respuesta para no caer en la petición de principios de permitir que el sujeto de su tutela, el ser humano, vea vulnerados sus derechos primordiales. En la búsqueda de esa respuesta a la visualización y reconocimiento de los grandes problemas ambientales - constantemente evidenciados por la realidad cotidiana de la humanidad - la ciencia jurídica ha reconocido al ambiente como categoría jurídica. Su conceptualización ha presentado dificultades epistemológicas, encubriendo bajo la apariencia de problemas semánticos otros conceptuales e incluso filosóficos al momento de su definición. Coincidimos en considerar al ambiente como la sistematización de fenómenos, procesos y valores, naturales, sociales y culturales que condicionan en un tiempo y espacio determinado la vida del hombre en sociedad y el desarrollo del resto de los organismos vivos y el estado de los elementos inertes, en una síntesis integradora y dialéctica de relaciones de intercambio del hombre con los diversos recursos naturales, agotables y no agotables en términos económicos.2 .3 El ambiente, así entendido, se encuentra indisolublemente relacionado con el concepto de desarrollo sustentable y el de calidad de vida. El desarrollo sustentable apunta a que la calidad de vida se alcance sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. Ambos conceptos se imbrincan en torno al protagonista central, destinatario y responsable individual y socialmente de su destino y del futuro del planeta: el ser humano. Desde esta aproximación surge claramente la necesidad de una visión sistémica y globalizadora de la realidad, que permita la comprensión del todo y la valorización de la parte como portadora de aptitud para la generación y determinación de cambios.Ello implica necesariamente el reconocimiento de nuevos paradigmas. En este sentido, el derecho, como ciencia social, otorga al individuo su rol de transformador de la sociedad, lo que lleva a la jerarquización del ser humano, sujeto y destinatario primero y último de todo sistema jurídico, al mismo tiempo que incrementa sus responsabilidades. En su faz institucional, se produce una revalorización de los gobiernos locales, basándose en el principio de inmediatez que otorga mayor eficacia en la detección y acción ante los problemas concretos.4 La respuesta jurídica a la cuestión ambiental se ve substancialmente determinada por las conclusiones emanadas de otros ámbitos científicos, dada la naturaleza interdisciplinaria y globalizadora de la temática, pero no puede percibirse como secundaria, por cuanto aborda cuestiones primordiales sobre la orientación de una política conectada con las ideas básicas de justicia y equidad. La cuestión ambiental atraviesa todas las disciplinas y categorías jurídicas y requiere un esfuerzo de síntesis y unidad, que más allá de las especializaciones, impregne todo el espectro del derecho. La protección de estas categorías y bienes jurídicos requiere el establecimiento de un nuevo sistema de valores y el cambio de pautas socioculturales que subyacen en todo el sistema, para lo cual el derecho debe contribuir, mediante su función ejemplificadora y formadora de conductas, conduciendo al fortalecimiento un perfil de desarrollo sustentable y solidario que propugne la utilización racional de los recursos naturales para la satisfacción de las necesidades actuales del hombre y al mismo tiempo asegurar el mejoramiento de la calidad de vida de la presente generación y la de las futuras.5 De lo expuesto surge, pues, que el nuevo bien jurídico supremo - la calidad de vida - requiere equidad y solidaridad en esta generación y entre ella y las venideras. Es por ello que entendemos necesaria la incorporación de la perspectiva de género en la gestión del desarrollo sustentable, puesto que la calidad de vida, tal como ha sido entendida, sólo puede alcanzarse si el concepto de equidad que presupone incluye la equidad de género. Como ha quedado expresado, el ambiente no reconoce, como sistema de interrelaciones, los límites determinados por los sistemas sociales que dan lugar a las organizaciones jurídico-político-administrativas. Tanto los sistemas y subsistemas naturales, como los fenómenos y procesos que en ellos se producen, no se solapan estrictamente con los sistemas sociales6. El ambiente no reconoce fronteras políticas y consecuentemente, a los fines de la adecuada protección ambiental, las organizaciones nacionales y subnacionales de los que surgen los ordenamientos jurídicos particulares entran en conflicto con la finalidad última de la tutela ambiental y del bien jurídico calidad de vida, tornando necesaria la cooperación internacional. Como quedó expresado, todas las ramas del derecho deben aportar a la consecución de esos fines, por tanto la cuestión intercepta con el Derecho Internacional y a esa rama jurídica compete, también, efectuar su aporte. En la actualidad, existe un cuerpo específico de normas internacionales para la protección del ambiente, cuyo elemento consolidado es el reconocimiento, como bien jurídico tutelado - desde una perspectiva substantiva o material - del medio vital humano, considerado en una dimensión planetaria y universal. En la práctica, se aparta de los planteamientos totalizantes inabarcables, para regular aspectos más específicos de la problemática ambiental. Por ello, si bien la preocupación es holística, la acción es sectorial. Progresivamente, la evolución de sus reglas va alcanzando todos los sectores y se aproxima a alcanzar un nuevo objetivo totalizante: el desarrollo sustentable y la calidad de vida del ser humano a escala mundial. Por tanto, nos proponemos analizar los principales instrumentos jurídicos de protección ambiental de alcance internacional, tanto los de carácter fundamental como aquellos de regulación sectorial de bienes ambientales, a efectos de analizar la incorporación de la perspectiva de género en esta materia y concluir respecto del abordaje, tratamiento y estado de la cuestión. ...

Palabras: 1199Páginas: 5Leer Ensayo

Codigo Civil

La problemática ambiental entrelaza dos conceptos básicos: ambiente y desarrollo sustentable. Su abordaje jurídico constituye uno de los mayores desafíos que ha afrontado el derecho, ya que requiere la comprensión del ambiente como un todo, cuyos elementos interactúan entre sí con un grado de interdependencia tal que, no reconociendo fronteras políticas, alcanzan una dimensión más amplia proyectándose a niveles regionales y globales. Esa comprensión sólo puede alcanzarse incorporando al sistema de derecho, como bien supremo de tutela, la calidad de vida del ser humano.1 El derecho ha sido conceptualizado, por una tesis tradicional, como el ordenamiento social justo: el conjunto de normas ajustadas a la naturaleza humana que posibilita el mejor desarrollo integral del ser humano, la consecución de fines intermedios o naturales en la interrelación propia de la vida en sociedad. No por clásico el concepto reseñado ha perdido vigencia ni actualidad, ya que su valor fundamental finca en destacar como pauta rectora que el ser humano debe ser captado por el derecho en toda su dimensión y que ese sujeto está inserto y se desarrolla en un medio que lo condiciona, a la vez que es condicionado y modificado por su acción. Esta es su realidad, formada por lo natural y lo socio cultural en mutua interrelación, constituyendo una ecuación ambientedesarrollo íntima e inseparable, que el derecho debe necesariamente regular para lograr su fin último. Esto es así y lo fue desde el comienzo de los tiempos, pero no la captación de la problemática ambiental, cuyo tratamiento no puede ser ajeno al derecho. La actualidad nos enfrenta con un mundo cuya estructura social y política se hace más compleja día a día, cuyos fenómenos productivos y comerciales cambian continuamente en cuanto a sus protagonistas y relación de fuerzas, que ve desaparecer las fronteras tradicionales por los avances en materia de comunicación y observa azorado los avances científicotecnológicos con el consiguiente impacto sobre el ambiente. El derecho debe elaborar una respuesta para no caer en la petición de principios de permitir que el sujeto de su tutela, el ser humano, vea vulnerados sus derechos primordiales. En la búsqueda de esa respuesta a la visualización y reconocimiento de los grandes problemas ambientales - constantemente evidenciados por la realidad cotidiana de la humanidad - la ciencia jurídica ha reconocido al ambiente como categoría jurídica. Su conceptualización ha presentado dificultades epistemológicas, encubriendo bajo la apariencia de problemas semánticos otros conceptuales e incluso filosóficos al momento de su definición. Coincidimos en considerar al ambiente como la sistematización de fenómenos, procesos y valores, naturales, sociales y culturales que condicionan en un tiempo y espacio determinado la vida del hombre en sociedad y el desarrollo del resto de los organismos vivos y el estado de los elementos inertes, en una síntesis integradora y dialéctica de relaciones de intercambio del hombre con los diversos recursos naturales, agotables y no agotables en términos económicos.2 .3 El ambiente, así entendido, se encuentra indisolublemente relacionado con el concepto de desarrollo sustentable y el de calidad de vida. El desarrollo sustentable apunta a que la calidad de vida se alcance sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. Ambos conceptos se imbrincan en torno al protagonista central, destinatario y responsable individual y socialmente de su destino y del futuro del planeta: el ser humano. Desde esta aproximación surge claramente la necesidad de una visión sistémica y globalizadora de la realidad, que permita la comprensión del todo y la valorización de la parte como portadora de aptitud para la generación y determinación de cambios.Ello implica necesariamente el reconocimiento de nuevos paradigmas. En este sentido, el derecho, como ciencia social, otorga al individuo su rol de transformador de la sociedad, lo que lleva a la jerarquización del ser humano, sujeto y destinatario primero y último de todo sistema jurídico, al mismo tiempo que incrementa sus responsabilidades. En su faz institucional, se produce una revalorización de los gobiernos locales, basándose en el principio de inmediatez que otorga mayor eficacia en la detección y acción ante los problemas concretos.4 La respuesta jurídica a la cuestión ambiental se ve substancialmente determinada por las conclusiones emanadas de otros ámbitos científicos, dada la naturaleza interdisciplinaria y globalizadora de la temática, pero no puede percibirse como secundaria, por cuanto aborda cuestiones primordiales sobre la orientación de una política conectada con las ideas básicas de justicia y equidad. La cuestión ambiental atraviesa todas las disciplinas y categorías jurídicas y requiere un esfuerzo de síntesis y unidad, que más allá de las especializaciones, impregne todo el espectro del derecho. La protección de estas categorías y bienes jurídicos requiere el establecimiento de un nuevo sistema de valores y el cambio de pautas socioculturales que subyacen en todo el sistema, para lo cual el derecho debe contribuir, mediante su función ejemplificadora y formadora de conductas, conduciendo al fortalecimiento un perfil de desarrollo sustentable y solidario que propugne la utilización racional de los recursos naturales para la satisfacción de las necesidades actuales del hombre y al mismo tiempo asegurar el mejoramiento de la calidad de vida de la presente generación y la de las futuras.5 De lo expuesto surge, pues, que el nuevo bien jurídico supremo - la calidad de vida - requiere equidad y solidaridad en esta generación y entre ella y las venideras. Es por ello que entendemos necesaria la incorporación de la perspectiva de género en la gestión del desarrollo sustentable, puesto que la calidad de vida, tal como ha sido entendida, sólo puede alcanzarse si el concepto de equidad que presupone incluye la equidad de género. Como ha quedado expresado, el ambiente no reconoce, como sistema de interrelaciones, los límites determinados por los sistemas sociales que dan lugar a las organizaciones jurídico-político-administrativas. Tanto los sistemas y subsistemas naturales, como los fenómenos y procesos que en ellos se producen, no se solapan estrictamente con los sistemas sociales6. El ambiente no reconoce fronteras políticas y consecuentemente, a los fines de la adecuada protección ambiental, las organizaciones nacionales y subnacionales de los que surgen los ordenamientos jurídicos particulares entran en conflicto con la finalidad última de la tutela ambiental y del bien jurídico calidad de vida, tornando necesaria la cooperación internacional. Como quedó expresado, todas las ramas del derecho deben aportar a la consecución de esos fines, por tanto la cuestión intercepta con el Derecho Internacional y a esa rama jurídica compete, también, efectuar su aporte. En la actualidad, existe un cuerpo específico de normas internacionales para la protección del ambiente, cuyo elemento consolidado es el reconocimiento, como bien jurídico tutelado - desde una perspectiva substantiva o material - del medio vital humano, considerado en una dimensión planetaria y universal. En la práctica, se aparta de los planteamientos totalizantes inabarcables, para regular aspectos más específicos de la problemática ambiental. Por ello, si bien la preocupación es holística, la acción es sectorial. Progresivamente, la evolución de sus reglas va alcanzando todos los sectores y se aproxima a alcanzar un nuevo objetivo totalizante: el desarrollo sustentable y la calidad de vida del ser humano a escala mundial. Por tanto, nos proponemos analizar los principales instrumentos jurídicos de protección ambiental de alcance internacional, tanto los de carácter fundamental como aquellos de regulación sectorial de bienes ambientales, a efectos de analizar la incorporación de la perspectiva de género en esta materia y concluir respecto del abordaje, tratamiento y estado de la cuestión. ...

Palabras: 1199Páginas: 5Leer Ensayo

Codigo Civil

La problemática ambiental entrelaza dos conceptos básicos: ambiente y desarrollo sustentable. Su abordaje jurídico constituye uno de los mayores desafíos que ha afrontado el derecho, ya que requiere la comprensión del ambiente como un todo, cuyos elementos interactúan entre sí con un grado de interdependencia tal que, no reconociendo fronteras políticas, alcanzan una dimensión más amplia proyectándose a niveles regionales y globales. Esa comprensión sólo puede alcanzarse incorporando al sistema de derecho, como bien supremo de tutela, la calidad de vida del ser humano.1 El derecho ha sido conceptualizado, por una tesis tradicional, como el ordenamiento social justo: el conjunto de normas ajustadas a la naturaleza humana que posibilita el mejor desarrollo integral del ser humano, la consecución de fines intermedios o naturales en la interrelación propia de la vida en sociedad. No por clásico el concepto reseñado ha perdido vigencia ni actualidad, ya que su valor fundamental finca en destacar como pauta rectora que el ser humano debe ser captado por el derecho en toda su dimensión y que ese sujeto está inserto y se desarrolla en un medio que lo condiciona, a la vez que es condicionado y modificado por su acción. Esta es su realidad, formada por lo natural y lo socio cultural en mutua interrelación, constituyendo una ecuación ambientedesarrollo íntima e inseparable, que el derecho debe necesariamente regular para lograr su fin último. Esto es así y lo fue desde el comienzo de los tiempos, pero no la captación de la problemática ambiental, cuyo tratamiento no puede ser ajeno al derecho. La actualidad nos enfrenta con un mundo cuya estructura social y política se hace más compleja día a día, cuyos fenómenos productivos y comerciales cambian continuamente en cuanto a sus protagonistas y relación de fuerzas, que ve desaparecer las fronteras tradicionales por los avances en materia de comunicación y observa azorado los avances científicotecnológicos con el consiguiente impacto sobre el ambiente. El derecho debe elaborar una respuesta para no caer en la petición de principios de permitir que el sujeto de su tutela, el ser humano, vea vulnerados sus derechos primordiales. En la búsqueda de esa respuesta a la visualización y reconocimiento de los grandes problemas ambientales - constantemente evidenciados por la realidad cotidiana de la humanidad - la ciencia jurídica ha reconocido al ambiente como categoría jurídica. Su conceptualización ha presentado dificultades epistemológicas, encubriendo bajo la apariencia de problemas semánticos otros conceptuales e incluso filosóficos al momento de su definición. Coincidimos en considerar al ambiente como la sistematización de fenómenos, procesos y valores, naturales, sociales y culturales que condicionan en un tiempo y espacio determinado la vida del hombre en sociedad y el desarrollo del resto de los organismos vivos y el estado de los elementos inertes, en una síntesis integradora y dialéctica de relaciones de intercambio del hombre con los diversos recursos naturales, agotables y no agotables en términos económicos.2 .3 El ambiente, así entendido, se encuentra indisolublemente relacionado con el concepto de desarrollo sustentable y el de calidad de vida. El desarrollo sustentable apunta a que la calidad de vida se alcance sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. Ambos conceptos se imbrincan en torno al protagonista central, destinatario y responsable individual y socialmente de su destino y del futuro del planeta: el ser humano. Desde esta aproximación surge claramente la necesidad de una visión sistémica y globalizadora de la realidad, que permita la comprensión del todo y la valorización de la parte como portadora de aptitud para la generación y determinación de cambios.Ello implica necesariamente el reconocimiento de nuevos paradigmas. En este sentido, el derecho, como ciencia social, otorga al individuo su rol de transformador de la sociedad, lo que lleva a la jerarquización del ser humano, sujeto y destinatario primero y último de todo sistema jurídico, al mismo tiempo que incrementa sus responsabilidades. En su faz institucional, se produce una revalorización de los gobiernos locales, basándose en el principio de inmediatez que otorga mayor eficacia en la detección y acción ante los problemas concretos.4 La respuesta jurídica a la cuestión ambiental se ve substancialmente determinada por las conclusiones emanadas de otros ámbitos científicos, dada la naturaleza interdisciplinaria y globalizadora de la temática, pero no puede percibirse como secundaria, por cuanto aborda cuestiones primordiales sobre la orientación de una política conectada con las ideas básicas de justicia y equidad. La cuestión ambiental atraviesa todas las disciplinas y categorías jurídicas y requiere un esfuerzo de síntesis y unidad, que más allá de las especializaciones, impregne todo el espectro del derecho. La protección de estas categorías y bienes jurídicos requiere el establecimiento de un nuevo sistema de valores y el cambio de pautas socioculturales que subyacen en todo el sistema, para lo cual el derecho debe contribuir, mediante su función ejemplificadora y formadora de conductas, conduciendo al fortalecimiento un perfil de desarrollo sustentable y solidario que propugne la utilización racional de los recursos naturales para la satisfacción de las necesidades actuales del hombre y al mismo tiempo asegurar el mejoramiento de la calidad de vida de la presente generación y la de las futuras.5 De lo expuesto surge, pues, que el nuevo bien jurídico supremo - la calidad de vida - requiere equidad y solidaridad en esta generación y entre ella y las venideras. Es por ello que entendemos necesaria la incorporación de la perspectiva de género en la gestión del desarrollo sustentable, puesto que la calidad de vida, tal como ha sido entendida, sólo puede alcanzarse si el concepto de equidad que presupone incluye la equidad de género. Como ha quedado expresado, el ambiente no reconoce, como sistema de interrelaciones, los límites determinados por los sistemas sociales que dan lugar a las organizaciones jurídico-político-administrativas. Tanto los sistemas y subsistemas naturales, como los fenómenos y procesos que en ellos se producen, no se solapan estrictamente con los sistemas sociales6. El ambiente no reconoce fronteras políticas y consecuentemente, a los fines de la adecuada protección ambiental, las organizaciones nacionales y subnacionales de los que surgen los ordenamientos jurídicos particulares entran en conflicto con la finalidad última de la tutela ambiental y del bien jurídico calidad de vida, tornando necesaria la cooperación internacional. Como quedó expresado, todas las ramas del derecho deben aportar a la consecución de esos fines, por tanto la cuestión intercepta con el Derecho Internacional y a esa rama jurídica compete, también, efectuar su aporte. En la actualidad, existe un cuerpo específico de normas internacionales para la protección del ambiente, cuyo elemento consolidado es el reconocimiento, como bien jurídico tutelado - desde una perspectiva substantiva o material - del medio vital humano, considerado en una dimensión planetaria y universal. En la práctica, se aparta de los planteamientos totalizantes inabarcables, para regular aspectos más específicos de la problemática ambiental. Por ello, si bien la preocupación es holística, la acción es sectorial. Progresivamente, la evolución de sus reglas va alcanzando todos los sectores y se aproxima a alcanzar un nuevo objetivo totalizante: el desarrollo sustentable y la calidad de vida del ser humano a escala mundial. Por tanto, nos proponemos analizar los principales instrumentos jurídicos de protección ambiental de alcance internacional, tanto los de carácter fundamental como aquellos de regulación sectorial de bienes ambientales, a efectos de analizar la incorporación de la perspectiva de género en esta materia y concluir respecto del abordaje, tratamiento y estado de la cuestión. ...

Palabras: 1199Páginas: 5Leer Ensayo

Derecho Civil

Evolución histórica del derecho civil La naturaleza de las normas siempre ha estado condicionada por las circunstancias del devenir histórico, ya que a través de los siglos han sido influidos por la posición que los hombres ocupan en cada soci ...

Palabras: 320Páginas: 2Leer Ensayo

Codigo Civil Frances

Codigo Civil Frances (Codificación Napoleonica) Antes de la Revolución Francesa, durante el Antiguo Régimen y su legislación real, existió siempre en Francia el problema de ciertas contradicciones entre las leyes regionales. Básicamente, existía ...

Palabras: 1144Páginas: 5Leer Ensayo

Ingenieria Civil

OBJETIVO EL OBJETIVO DE ESTA ENTREVISTA ES CON LA FINALIDAD DE CONOCER LA RESPONSABILIDADES DE UN INGENIERO CIVIL Y EL AMBITO EN EL QUE SE DESARROLLA. NOMBRE: ING. GUSTAVO CALDERON ALVAREZ EDAD: 56 AÑOS 1.- ¿QUÉ TIEMPO LLEVA EJERCIENDO SU C ...

Palabras: 291Páginas: 2Leer Ensayo

Asunto Civil Manual

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DE LA DEFENSA EJERCITO COMANDO DE LAS RESERVA...r REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERJO DE LA DEFENSA...ION DE VIGENCI...nSe declara en vigencia la publicación denominada Manual ...

Palabras: 12543Páginas: 51Leer Ensayo

Derecho Civil

DERECHO CIVIL II “OBLIGACIONES” UNIDAD I “TEORIA DE LAS OBLIGACIONES” 1.1 Concepto de Obligación. 1.2 Definición Jurídica. 1.3 Fuentes de las Obligaciones. 1.4 Fuentes del Derecho Moderno. 1.5 Declaración unil ...

Palabras: 274Páginas: 2Leer Ensayo

Limites De La Autoridad Civil

COMPARACIÓN DE LA FIGURA DE LA PRIMERA AUTIORIDAD CIVIL CON RESPECTO A LA CONSTITUCIÓN DE 1961 Y LA CONSTITUCIÓN DE 1999 La persona sobre quien recae la figura de la Primera Autoridad Civil, es alguien imprescindible dentro del propio Registro Civil ...

Palabras: 310Páginas: 2Leer Ensayo

Proteccion Civil Y Desatres

1.- Vulnerabilidad: es la cualidad de vulnerable (que es susceptible de ser lastimado o herido ya sea física o moralmente). El concepto puede aplicarse a una persona o a un grupo social según su capacidad para prevenir, resistir y sobreponerse de un imp ...

Palabras: 6960Páginas: 28Leer Ensayo

Analisis De Derecho Civil

Análisis Social Del Derecho Civil Tiene la relevancia de lo ético y la razón de ser del hombre en el entorno social, va mucho más allá de su responsabilidad de ser y de asumirse como tal. El derecho como ciencia humana demuestra la importancia ...

Palabras: 1022Páginas: 5Leer Ensayo

Derecho Civil LOPNNA

LOPNA El 1 de abril de 2000 entro en vigencia una nueva ley denominada Ley Orgánica para la Protección del Niño y del Adolescente (LOPNA). Esta nace por la necesidad de garantizar y brindar al niño y adolescente la respectiva protección integr ...

Palabras: 1209Páginas: 5Leer Ensayo

DERECHO DEL PROCESO CIVIL

DERECHO PROCESAL CIVIL ...CHO PROCESAL CIVIL) Es la Rama del Derecho Público interno que define y delimita la función jurisdiccional, estableciendo las formas adecuadas para su ejercicio. Señala además la manera como se desarrollan y desenvuelven ...

Palabras: 26247Páginas: 105Leer Ensayo

Proteccion Civil

1. Importancia de la defensa civil en Venezuela. Dada la necesidad de atender las diferentes necesidades de desastre, en Venezuela, desde hace muchos años ha existido la inquietud de crear grupos de salvamento y rescate, de hecho, en épocas de nu ...

Palabras: 457Páginas: 2Leer Ensayo

Propaganda Politica En La Guerra Civil Española

“NO HARÁS NADA DE LO QUE EL PARTIDO NO QUIERE QUE HAGAS” Como cualquier otro conflicto bélico, el Levantamiento Civil en España trajo sangre, desesperación y grandes tristezas entre la comunidad. Concluida la disputa, los vencedores se mofan en ...

Palabras: 1160Páginas: 5Leer Ensayo

Ensayo Sobre La Guerra Civil Salvadoreña

IMPACTO DE LA GUERRA EN LA ECONOMIA DE EL SALVADOR En El Salvador ha habido varias etapas en lo que a economia se refiere, despues de la según da guerra mundial el pais tuvo un significativo incremento en la economia el cual se reafirmo en los añ ...

Palabras: 1117Páginas: 5Leer Ensayo

Desobediencia Civil Y Barranquilla

Durante el siglo XVIII el hombre se ve sometido a una serie de situaciones que le permiten despertar su conciencia frente a los fenómenos sociales, políticos, religiosos, económicos y culturales en los que se veía envuelto. Es importante resaltar el c ...

Palabras: 812Páginas: 4Leer Ensayo

Etica Civil Colombiana

La ética es una rama de la filosofía que se ocupa del estudio racional de la moral, la virtud, el deber, la felicidad y el buen vivir.1 La palabra ética proviene del latín ethĭcus, y este del griego antiguo ἠθικός, o transcrito a nuestro al ...

Palabras: 1699Páginas: 7Leer Ensayo

Codigo Civil De Oaxaca

AUDITOR SUPERIOR DEL ESTADO DE OAXACA... El que suscribe C. _______...__, estableciendo como domicilio para recibir todo tipo de acuerdo y notificaciones el ubicado en la Calle de ____________________ dos en el centro de esta ciudad y autorizando para e ...

Palabras: 1208Páginas: 5Leer Ensayo

Derecho Civil

DERECHO: conjunto de normas jurídicas y principios e instituciones que regulan una conducta externa del hombre en sociedad PRINCIPIOS: verdades jurídicas notoriamente inevitables a los q se pueden acudir en caso de omisión o deficiencia de norma IN ...

Palabras: 547Páginas: 3Leer Ensayo

Civil

1. La incapacitación: concepto. La incapacitación es un estado civil de la persona física. No es otra cosa que una declaración judicial, resultado de un proceso o procedimiento seguido para alcanzarla. El art 199 del CC afirma que < Palabras: 1239Páginas: 5Leer Ensayo

Derecho Civil

MAYA-QUINCHÉ De los más extensos e importantes, además con logros grandísimos de la civilización prehispánica, ubicados en Centroamérica. Cada ciudad que pertenecía a esta cultura era autónoma y predominaba sobre un grupo de aldeas vecinas ...

Palabras: 299Páginas: 2Leer Ensayo

Coraje Civil

Coraje Civil: cuestión de necesidad La indignación se presenta cuando hay ética, ya que la ética estudia la moral, el buen vivir, la virtud, deber y felicidad. Todos estos valores morales están relacionados, a la falta de uno llega la utopía ...

Palabras: 800Páginas: 4Leer Ensayo

RESPONSABILIDAD CIVIL DE LOS JUECES 2012

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD CATÓLICA ANDRÉS BELLO FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y SOCIALES ESPECIALIDAD EN DERECHO PROCESA...nLA RESPONSABILIDAD CIVIL DE LOS JUECES Y DEL ESTADO EN VENEZUE...UJO YANET BERMÚDEZ ROA, HEL ...

Palabras: 6748Páginas: 27Leer Ensayo

RESPONSABILIDAD CIVIL

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD CATÓLICA ANDRÉS BELLO FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y SOCIALES ESPECIALIDAD EN DERECHO PROCESA...nLA RESPONSABILIDAD CIVIL DE LOS JUECES Y DEL ESTADO EN VENEZUE...UJO YANET BERMÚDEZ ROA, HEL ...

Palabras: 6748Páginas: 27Leer Ensayo

Reglamento Del Registro Civil Del Estado De Mexico

REGLAMENTO DEL REGISTRO CIVIL DEL ESTADO DE MEXICO TEXTO ORIGINAL. Reglamento publicado en la Sección Tercera de la Gaceta del Gobierno del Estado de México, el jueves 28 de septiembre de 2006. LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO, GOBERN ...

Palabras: 3019Páginas: 13Leer Ensayo

Cebolla En La Mitosis

TEMA DE LA PRÁCTI...cer las fases de la mitosis EQUIPOS Y MATERIA... ...

Palabras: 1001Páginas: 5Leer Ensayo

Modelo De Contrato De Construcción Civil

CONTRATO PARA OBRA DETERMI...ste por el presente documento el contrato de trabajo para obra determinada que celebran, de una parte ........ con RUC ...... , domiciliado en...... , debidamente representada por su Gerente General S/.... , identificado con D ...

Palabras: 1150Páginas: 5Leer Ensayo

La Sociedad Civil

de la Sociedad Civil Convenio celebrado entre dos o más socios, mediante el cual aportan recursos, esfuerzos, conocimientos o trabajo, para realizar un fin lícito de carácter preponderantemente económico, sin constituir una especulación mercantil, ...

Palabras: 241Páginas: 1Leer Ensayo

Caballo De Troya

El caballo de Troya Resulta paradójico que el caballo mas famoso de la historia no tuviera crines de cerdas ondulantes, ni relinchara, ni diera coces, sino que fuera un artefacto de madera en cuyo vientre se gesto la destrucción de Troya. Cu ...

Palabras: 1078Páginas: 5Leer Ensayo
Páginas:      10 Anteriores567891011121314Próximos 10