GOBIERNO DE CARLOS ANDRES PEREZ Ensayos gratis y Trabajos

2do Gobierno De Carlos Andres Perez

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACION SUPERIOR UNIVERSITARIA FUNDACION MISION SUCRE ALDEA UNIVERSITARIA “J.M.SISO MARTINEZ” CENTRO DE ATENCIÓN PIAR. ESTADO BOLIVAR...OR: ...

Palabras: 5521Páginas: 23Leer Ensayo

Gobierno De Caldera Y Primer Gobierno De Carlos Andres Perez

GOBIERNO DE RAFAEL CALDERA Y PRIMER GOBIERNO DE CARLOS ANDRES PEREZ ...za, Diciembre 2010 INTRODUCCION A pesar de los cambios ocurridos en los go ...

Palabras: 5974Páginas: 24Leer Ensayo

Segundo Gobierno De Carlos Andrés Pérez:

Segundo Gobierno de Carlos Andrés Pérez: Ganó en las elecciones nacionales del 4 de diciembre de 1988, Esta segunda gestión de Carlos Andrés Pérez estuvo marcada por el intento de salir de la profunda crisis económica y fiscal que venía desarroll ...

Palabras: 1543Páginas: 7Leer Ensayo

Cuadro Comparativo Del Gobierno De Carlos Andres Perez Y Hugo Chavez Frias

Gobierno de Chávez: Siendo comandante, Chávez dirigió, junto con Francisco Arias Cárdenas y otros militares, el intento de golpe contra el gobierno del presidente Carlos Andrés Pérez, el 4 de febrero de 1992. Si este intento fracasó, en cambio t ...

Palabras: 1415Páginas: 6Leer Ensayo

Primer Gobierno De Carlos Andres Perez

PRIMER GOBIERNO DE CARLOS ANDRES PEREZ El primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, 1974-1979: En diciembre de 1973 se celebró la elección del nuevo Presidente de la República y de los integrantes de los cuerpos deliberantes. A tal efecto, result ...

Palabras: 1228Páginas: 5Leer Ensayo

Segundo Gobierno De Carlos Andres Perez

Como compensación para la población más afectada por estas medidas, además del aumento de los sueldos de la administración pública y el incremento del salario mínimo ya mencionado, se anunciaron políticas de subsidios directos a los componentes de ...

Palabras: 350Páginas: 2Leer Ensayo

GOBIERNO DE CARLOS ANDRES PEREZ

PRESIDENCIA DE CARLOS ANDRÉS PÉREZ (1989-1993) 2do periodo A pesar de haber sido acusado de corrupción en su primer gobierno, lo cual se tradujo en el sonado caso del "Sierra Nevada", un buque frigorífico comprado durante su gobierno, el ex-pr ...

Palabras: 2202Páginas: 9Leer Ensayo

SEGUNDO GOBIERNO DE CARLOS ANDRES PEREZ

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA EXPERIMENTAL LIBERTADOR INSTITUTO DE MEJORAMIENTO PROFESIONAL DEL MAGISTERIO NÚCLEO ACADÉMICO – YARACUY Integrantes: Pérez Carmen C.I. 11.651.925 Pérez Ana C.I. 12.079.694 López Charlis C.I 13.179.051 Campos Yulimar C.I 18.345.541 Galicia Nersi C.I 18.759.140 Tutor: Prof. Adela Arenas Educación Preescolar Independencia, Agosto de 2012 ÍNDICE GENERAL pp. INTRODUCCIÓN 3 EL SEGUNDO GOBIERNO DE CARLOS ANDRÉS PÉREZ (1989-1993) 4 ASPECTOS POLÍTICO 5 El proceso de descentralización del Estado 6 Primeras Elecciones Regionales (Gobernadores y Alcaldes) 7 ASPECTO ECONÓMICO 8 Caracazo 9 ASPECTO SOCIAL 11 Intentos de golpe de estado 13 En el terreno diplomático 17 EN LO LEGAL 18 Destitución por parte de la Corte Suprema 18 La Salida De Pérez 19 El Gobierno Provisional De Ramón J. Velásquez (1993- 1994) 19 Legado 20 Muerte 21 CONCLUSION 23 BIBLIOGRAFIA 24 ANEXO 24   INTRODUCCIÓN El segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez nos da una clara visión de cómo influyo el FMI (Fondo Monetario internacional) en la aplicación de medidas económicas sin tomar en cuenta la realidad económica del país y su forma capitalista de prestar dinero a los países para que esto estabilicen su economía y sus deudas. Del paquete económico lanzado por ese entonces surge el caracazo El 27 de febrero, coincidiendo con la entrada en vigor de los nuevos precios y tarifas, lo que proboco que el pueblo se resistiera a los cambio creando violentísimos disturbios en barrios populares del metropolitano de Caracas, con saqueos de comercios, que rápidamente se extendieron al núcleo urbano de la urbe, así como a Valencia, La Guaira, Mérida, Ciudad Guayana y otras poblaciones importantes del país. Las fuerzas policiales quedaron desbordadas y el presidente hubo de recurrir al Ejército, al tiempo que decretaba el estado de emergencia y el toque de queda. Al cabo de tres días, el tristemente célebre Caracazo, o Sacudón, dejó un balance incierto pero estremecedor de muertos, en su mayoría víctimas de los disparos efectuados por soldados y policías, así como incontables pérdidas materiales. De allí las intentonas golpista del 4 de febrero y 27 de noviembre de 1992.Y después el fiscal general de la República, Ramón Escobar Salom, elevó ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) una solicitud de antejuicio de mérito contra Pérez con imputación de delito de corrupción sobre la base de una denuncia interpuesta por el partido Causa Radical se le acusaba de malversación y peculado, o apropiación indebida, de 250 millones de bolívares (unos 17 millones de dólares, al cambio de entonces) otorgándole casa por cárcel para ese entonces. EL SEGUNDO GOBIERNO DE CARLOS ANDRÉS PÉREZ (1989-1993) La segunda presidencia de Carlos Andrés Pérez corresponde al período de 1989-1994, este fue el séptimo gobierno del período democrático que comenzó en el año 1958. sirviéndose de una intensa campaña política y con el eslogan de "el gocho pa'l 88" resulta electo en los comicios del 4 de diciembre de 1988 con 3.879.024 votos (52, 91% de los sufragantes), un 40% del candidato Eduardo Fernández de COPEI. hasta esa fecha, mayor número de votos absolutos. El 2 de febrero de 1989, a sus 66 años, CAP tomó posesión de la suprema magistratura entre dispendiosos fastos y arropado por una veintena de jefes de Estado y de Gobierno del subcontinente, incluido Fidel Castro (en el primer viaje del dictador cubano a Venezuela en los últimos 30 años), más el presidente portugués, Mario Soares, y el presidente del Gobierno español, Felipe González, ambos colegas en la Internacional Socialista y amigos personales del líder socialdemócrata. Pocos mandatarios de la región podían exhibir una cartera de simpatías y contactos internacionales tan abultada. Este segundo Gobierno de Carlos Andrés Pérez estuvo caracterizado por el intento de salir de la profunda crisis económica y fiscal que venía desarrollándose desde hacía varios años, a través de un conjunto de políticas de liberación de la economía que se denominaron como “El paquete”; para esto hizo un convenio con el Fondo Monetario Internacional. Algunas de las medidas anunciadas fueron: • Eliminación del régimen de cambios diferenciales. • Eliminación de subsidios y controles de precios. • Aumento en los precios de la gasolina. • Liberación de las tasas de interés cambiario. Estas medidas, en vez de ayudar a superar la crisis que enfrentaba el país, contrariamente lograron que el nivel de vida del venezolano bajara rápidamente de calidad, como consecuencia, la clase media bajo de nivel y los pobres se fueron haciendo cada día más pobres. En 1990, la inmensa mayoría de los venezolanos vivían ya en condiciones de pobreza extrema. Como compensación para la población más afectada por estas medidas, además del aumento de los sueldos de la administración pública y el incremento del salario mínimo ASPECTOS POLÍTICO Pérez se erigió en el hombre-providencia, en el estadista con buenas credenciales que ofrecía una última oportunidad para confiar en un modelo de partidos y en una forma de hacer política que después de tres décadas, a raíz del famoso Pacto de Punto Fijo del 31 de octubre de 1958 (firmado por AD, el COPEI y la URD) y su posterior evolución a un mero pacto institucional, ya mostraba claros signos de agotamiento, no obstante haber sido él una pieza fundamental del sistema. Los infortunios económicos del presente tenían su origen en la dependencia masiva del petróleo, cuyos precios eran de nuevo reducidos; con los ingresos muy mermados, el Estado no podía hacer frente a los pagos de la deuda externa, crecida a los 34.000 millones de dólares, y las mismas importaciones de alimentos estaban en crisis. Además, la fuerte devaluación del bolívar en 1986 había desencadenado una ola inflacionista sin precedentes. En 1988 el índice de precios creció un 35%. La imagen de Pérez como el presidente del milagro económico que se había creado entre los votantes contribuyó a darle de nuevo la presidencia. Sin embargo, la situación económica había ido empeorando paulatinamente al ir bajando los precios del petróleo. La moneda se había devaluado fuertemente, la inflación era muy alta y la deuda externa era una pesada carga para la república. En el plano exterior en su segunda estadía en el poder Pérez mantuvo una intensa relación con otros jefes de gobierno socialdemócratas, como el español Felipe González. Al igual que los jefes de gobierno de la ideología demócrata cristiana, como el alemán Helmut Kohl. El proceso de descentralización del Estado En los últimos meses del gobierno de Jaime Lusinchi y los primeros de la segunda presidencia de Carlos Andrés Pérez fue aprobado un conjunto de reformas políticas que iniciaron el proceso de descentralización político-administrativa del país. En diciembre de 1989 y en diciembre de 1992 tuvieron lugar los 2 primeros procesos electorales para la escogencia de Gobernadores de Estado y Alcaldes. La difícil situación social y política de estos años afectó los resultados de ambos comicios, sobre todo a nivel regional, constituyéndose dichas elecciones en instrumentos para expresar el repudio al gobierno del Presidente Pérez. En 1989 el partido de gobierno, Acción Democrática, perdió 9 de las 20 gobernaciones que controlaba; en 1992 perdió 14 de las 22 en disputa. También las primeras elecciones de Gobernadores y Alcaldes comenzaron a expresar los nuevos desarrollos políticos regionales y locales: la emergencia de un nuevo tipo de liderazgo de arraigo regional o local, el surgimiento de organizaciones políticas alternativas a las tradicionales de AD y COPEI, y el ejercicio del poder en manos distintas a las que venían gobernando el país desde 1958. Primeras Elecciones Regionales (Gobernadores y Alcaldes) La elección de las autoridades regionales ya estaba contemplada en la Constitución de 1961, sin embargo, no se habían realizado más que elecciones para los Concejos Municipales en 1979 y 1984; los gobernadores y alcaldes eran designados directamente por el Ejecutivo Nacional. En 1984 el gobierno del entonces presidente Jaime Lusinchi decreta la creación de la Comisión Presidencial para la Reforma del Estado (COPRE) que estudiaría hacer efectivo el ordenamiento jurídico de aquella constitución. La COPRE dictamina que se debe dar impulso a una política para la descentralización, pero el gobierno de Lusinchi, junto a los líderes de su partido Acción Democrática (AD), rechazan el documento, retardando en el Congreso los mecanismos de elección para los Estados y Municipios. En 1989, Pérez asume la presidencia, y se opone también, en un principio, a la elección de esas autoridades. Pero, tras las presiones y conflictos sociales como el Caracazo termino aceptando y se aprobaron las respectivas leyes en el Congreso. En diciembre de 1989 se realizan por primera vez en Venezuela elecciones para elegir a los gobernadores y alcaldes de las regiones para el período 1990-1993, éstos cumplirían sus funciones por período de tres años con posibilidad de reelección inmediata una sola vez. Los cambios sociales ocurridos luego del Caracazo el 27 de febrero de ese año dejaron también significativos cambios políticos en diciembre, porque pese a que se mantenía el bipartidismo encabezado por AD y Copei se lograron triunfos sorpresivos en los Estados Aragua y Bolívar al resultar electos Carlos Tablante (MAS) y Andrés Velásquez (Causa R). La abstención (que venía en crecimiento en los recientes procesos electorales), llegó al 54,9%. ASPECTO ECONÓMICO Esta situación no proporcionó a Pérez mucho margen de maniobra. Anunció un plan de austeridad consistente en la liberación de las importaciones, eliminación de los controles de precios, privatización de las empresas no estratégicas en manos del estado [cuyo logro principal fue la venta de la "Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (CANTV)"], aumento del precio de la gasolina, congelación de salarios, reducción del tamaño del Estado así como del gasto público. Los puntos más destacados del programa pueden resumirse así: • Pedir financiamiento al Fondo Monetario Internacional (FMI) acogiéndose a un programa de ajustes. • Liberar las tasas de interés activas y pasivas. • Unificar la tasa cambiaria, eliminando la tasa preferencial y por tanto la criticada Oficina de Régimen de Cambios Diferenciales (RECADI). • Liberar los precios de todos los productos excepto los de la "cesta básica". • Incrementar tarifas de servicios públicos. • Aumentar el precio de la gasolina y otros derivados del petróleo en el mercado nacional, durante 3 años, con un primer aumento de 100% en el precio de la gasolina y un 30% en el del transporte. • Aumentar los sueldos de la administración pública entre el 5 y el 30%, el salario mínimo a Bs. 4.000 en la ciudad y Bs. 2.500 en el campo. • Congelar los cargos de la administración pública. • Racionalizar y eliminar los aranceles de importación. • Reducir el déficit fiscal a menos del 4% Al analizar el desarrollo de la economía entre 1989 y 1992 se puede afirmar, que las radicales medidas que el gobierno del Presidente Pérez aplicó a los males económicos de la sociedad venezolana, producirían a lo largo de los 3 primeros años de la gestión resultados macroeconómicos satisfactorios, pero a un costo social y político exorbitante; además, en materia política el gobierno de Pérez debió enfrentar dos golpes de Estado, el más sonado ocurrido el 4 de febrero 1992, y llegó a su fin el mandato de Pérez antes de lo previsto, al tener que responder a un juicio por corrupción. Caracazo Las medidas económicas adoptadas por Pérez en su segundo gobierno, ocasionaron los sucesos terribles del 27 de Febrero, mejor conocido como “Caracazo”. El 24 de febrero el Banco Central empezó a desprenderse de sus reservas de oro para venderlas en el mercado de Londres (un primer envío de ocho toneladas en lingotes partió a la capital británica en la bodega de un aerocarguero). El 25 de febrero el Gobierno anunció la ampliación de la suspensión de pagos a la deuda externa del sector privado. Y el 26 de febrero el Ejecutivo precisó el aspecto más draconiano de su plan de ajuste: el encarecimiento de la gasolina un 100% y del transporte urbano un 30%, con carácter inmediato y por un período de tres meses, transcurrido el cual el Gobierno se reservaría aplicar alzas aún mayores. Ahora bien, la inflación, que en 1991 había descendido al 21%, remontó al 32% en 1992. El encarecimiento del coste de la vida excitó el malestar social latente desde los sucesos de febrero de 1989. Pérez no parecía apercibirse de la altísima desaprobación que concitaba su gobierno, por el abandono de los programas asistenciales y los subsidios indiscriminados (lo que le aisló definitivamente de las bases populares), la degradación de los servicios públicos, los despidos en el sector estatal y, desde una perspectiva general, el crecimiento imparable de la pobreza y los desequilibrios en el reparto social de la menguada riqueza nacional. En añadidura, el Ejecutivo proyectó una imagen de identificación con la corrupción y la impunidad de los delitos económicos, que campaban por sus respetos. En este ambiente enrarecido se produjo, en la noche del 3 al 4 de febrero de 1992, el intento de golpe de Estado de unos oficiales autodenominados "bolivarianos", quienes, comandados por el teniente coronel de paracaidistas Hugo Rafael Chávez Frías, tomaron la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda, popularmente llamada La Carlota, apostaron posiciones alrededor de la residencia presidencial de La Casona y capturaron otros centros neurálgicos en Maracaibo, Maracay y Valencia. Transcurridas unas horas de confusión y entablados los primeros tiroteos entre soldados rebeldes y leales, Pérez, recién bajado del avión que le había traído de una conferencia del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, y por cuya vida se temió en un principio, ya que en el trayecto desde el aeropuerto pudo haber sido interceptado por los facciosos, recondujo enérgicamente la situación desde la sede presidencial de Miraflores, no lejos de La Casona. En la madrugada del martes 4 el mandatario apareció en la televisión para anunciar el fracaso del levantamiento y la lealtad a la orden constitucional expresada por el Alto Mando de la Fuerza Armada. El balance de la intentona, sin precedentes en 34 años de historia democrática de Venezuela, se estableció en 19 fallecidos y un millar de detenidos. ASPECTO SOCIAL: El presidente comunicó una serie de medidas compensatorias sociales: el incremento del salario básico en 4.000 bolívares para los trabajadores de la ciudad y en 1.500 bolívares para los del campo; una subida del 30% en los sueldos de los funcionarios; un programa de becas alimenticias para los escolares de familias con ingresos bajos; el establecimiento de 42.000 hogares de cuidado diario para la infancia; el refuerzo de los programas de asistencia a los niños lactantes y preescolares; y la creación de una comisión presidencial para la lucha contra la pobreza. Surgieron una serie de protestas, realizadas por quienes viviendo en las ciudades-dormitorios de Caracas debían trasladarse a diario a trabajar en esta capital, por al aumento en el precio de los pasajes del transporte público. En poco tiempo, el movimiento que comenzó en Guarenas (población localizada a unos 40 km. al este de la capital) se extendió rápidamente a la propia Caracas y otras ciudades La Guaira, Valencia, Barquisimeto, Mérida, Guayana y los Valles del Tuy, convirtiéndose en pobladas que saquearon supermercados, centros comerciales y establecimientos de todo tipo. Ante esta situación, y la incapacidad de la policía local para controlar los saqueos, el gobierno de Pérez empleó al Ejército como medio de contención de los hechos violentos ocurridos en toda la ciudad (se activó una estrategia de control de disturbios conocida como "Plan Ávila"). Esta medida tuvo un alto costo, ya que las Fuerzas Armadas incurrieron en una represión excesiva que dejó según cifras oficiales 276 muertos y numerosos heridos.) Según la O.N.G. de Derechos Humanos Cofavic el número oficial de víctimas no se corresponde con la realidad, y cita la aparición de fosas comunes como La Peste, donde según esta O.N.G. aparecieron 68 cuerpos sin identificar, "fuera de la lista oficial".4 Organismos no pertenecientes a las FF.AA. como la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), la policía Metropolitana y la policía Judicial PTJ, cometieron muchos abusos y asesinatos. Hubo un aproximado de 2.000 personas desaparecidas durante el 27 y 28 de febrero de 1989. Por tal motivo, en los días y meses posteriores al Caracazo se produjeron gran número manifestaciones en su contra, las que conjuntamente con las críticas políticas formuladas por varios partidos y sectores, a él y a su programa, debilitaron el piso político en el que se sustentaba. Durante la crisis producida por la primera guerra del Golfo, Venezuela aumentó su producción de crudo lo que supuso un alivio momentáneo a la situación económica aunque no disminuyó la conflictividad social. Intentos de golpe de estado • Golpe de Estado de febrero de 1992. • Golpe de estado de noviembre de 1992. La madrugada del 4 de febrero de 1992 hubo un intento de golpe de Estado comandado por varios oficiales medios de las Fuerzas Armadas, dentro de los cuales se encontraba el Teniente Coronel Hugo Chávez. Todo esto por el deterioro de la situación social y el aumento de la corrupción administrativa. Tras unas horas de incertidumbre, Pérez logró escapar en el maletero del vehículo de un jardinero del palacio presidencial, yendo a una planta televisa Venevisión, donde recuperó el control. Derrotada la sublevación por las fuerzas del presidente y recluidos sus cabecillas en prisión, Carlos Andrés Pérez se comprometió ante la opinión pública a corregir algunos aspectos de sus medidas; pero el proceso de deterioro no se detendría. Un segundo y mucho más grave sobresalto, quizá menos peligroso para la integridad física de Pérez pero desde luego sí para su Gobierno, estaba a la vuelta de la esquina. El 27 de noviembre, con mayor determinación que en febrero, un nutrido grupo de militares, ahora liderados por el general del Aire Efraín Francisco Visconti Osorio y por los contraalmirantes Hernán Grüber Odremán y Luis Enrique Cabrera Aguirre, bombardeó los edificios de las principales instituciones del poder político y durante unas horas mantuvo el control de acuartelamientos clave y de la casa de la televisión. Desde allí, los alzados retransmitieron un mensaje sedicioso de Chávez, al que de hecho intentaron liberar. Este nuevo intento de golpe involucró a las tres fuerzas armadas y a la Guardia Nacional. Además, en el mismo estuvieron implicados elementos civiles de los partidos políticos de izquierda Bandera Roja y Tercer Camino. Unos y otros actuaron coordinados bajo el marchamo de Movimiento Cívico Militar 5 de Julio, con el contralmirante Grüber como responsable en jefe. El sector constitucionalista del Ejército entró en acción de inmediato y la posesión de puntos estratégicos se dirimió con violentos combates. El día 28, ante lo evidente del fracaso de sus propósitos, un centenar de militares rebeldes, con el general Visconti a la cabeza, escapó a Perú buscando la protección del Gobierno de Alberto Fujimori, mientras que otros muchos fueron desarmados y detenidos por fuerzas leales al orden establecido. El Gobierno reconoció 171 muertos en los combates (aunque balances extraoficiales elevaron la cifra a los tres centenares), mientras que la Organización de Estados Americanos (OEA) y la comunidad internacional expresaron su rotunda condena a la nueva irrupción castrense. El segundo alzamiento militar de 1992 fracasó en su propósito de mudar violentamente la titularidad del poder, pero tuvo muy serias consecuencias políticas: la popularidad del teniente coronel de paracaidistas, que como estaba encarcelado no podía ser acusado otra vez de rebelión, se disparó, llegando a convertirse el reo en un serio quebradero de cabeza para Pérez. Aunque a corto plazo iba a acusar un golpe que le debilitó en grado sumo, Pérez, de nuevo, se mantuvo templado en los momentos críticos y capeó el peligro, al tiempo que expresaba su absoluta intransigencia en la defensa del sistema democrático. Pero a la ciudadanía no le impresionó el posicionamiento legalista de Pérez, al que no le reconocían ya legitimidad para argumentar con tono moral. Así que en las elecciones a gobernadores y alcaldes del 6 de diciembre AD sufrió un duro varapalo a manos del COPEI, el MAS y la Causa Radical. El 5 de marzo de 1993, en un intento de recuperar la iniciativa política, Pérez propuso la reforma de la Carta Magna y la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, pero no encontró ningún eco. Días después, el 11 de marzo, el fiscal general de la República, Ramón Escobar Salom, elevó ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) una solicitud de antejuicio de mérito contra Pérez con imputación de delito de corrupción sobre la base de una denuncia interpuesta por el partido Causa Radical y que a su vez se sostenía en lo investigado y divulgado por José Vicente Rangel y su colega de profesión periodística Andrés Galdo. A Pérez se le acusaba de malversación y peculado, o apropiación indebida, de 250 millones de bolívares (unos 17 millones de dólares, al cambio de entonces) de una partida secreta correspondiente a los fondos reservados por ley para gastos del Ministerio de Relaciones Interiores. Según la Fiscalía, la desviación había sido cometida el 22 de febrero de 1989 tras el ardid de una rectificación presupuestaria y con el objeto de financiar el servicio de escoltas de la política nicaragüense Violeta Barrios de Chamorro, quien un año más tarde había de convertirse en presidenta de su país. Estos fondos habrían servido supuestamente para financiar las campañas electorales de políticos extranjeros afines a Pérez como la propia Chamorro, el haitiano Aristide y el boliviano Jaime Paz Zamora. Todas estas actuaciones, proseguía el sumario de la acusación, habrían formado parte de un plan de Pérez para convertirse en una especie de paladín de la democracia en el continente americano. El 20 de mayo de 1993 la CSJ dictaminó que existían razones suficientes en el antejuicio de mérito como para procesar a Pérez, el cual insistió en todo momento en su inocencia y en la tesis de un complot puramente político, urdido por sus enemigos domésticos. Al día siguiente, el Senado, considerando que se daban las contingencias contempladas por la Constitución, aprobó suspender en la Presidencia a Pérez mientras durase el proceso judicial. La Cámara alta resolvió levantar la inmunidad también a los otros dos imputados aforados, Alejandro Izaguirre Angeli, senador y ministro de Relaciones Interiores en el momento de cometerse los presuntos delitos, y el diputado Reinaldo Figueredo Planchart, ex ministro de la Presidencia y después canciller hasta 1992. Octavio Lepage, presidente adeco del Congreso, se posesionó de la jefatura del Estado en funciones. La decisión del Legislativo no tenía precedentes en la historia de Venezuela, y sólo uno en la de Sudamérica: el desafuero y apartamiento del poder el año anterior del brasileño Fernando Collor de Mello, protagonista de un escándalo similar. El 27 de mayo la CSJ incoó el proceso contra Pérez y el 31 de agosto el Congreso de la República le destituyó definitivamente "en resguardo de la convivencia pacífica de los ciudadanos y para garantizar la vigencia del orden democrático". Desde ese momento, el senador adeco Ramón José Velásquez Mújica, juramentado como presidente en funciones el 5 de junio, se convirtió en presidente titular con carácter interino, hasta la terminación del mandato electoral el 2 de febrero de 1994. Pérez tuvo que enfrentar a una segunda intentona de golpe el 27 de noviembre del mismo año; durante el cual los golpistas llegaron a bombardear algunos edificios públicos, tales como el Palacio de Miraflores, El Ministerio de Relaciones Exteriores, y el Aeropuerto La Carlota. La intentona fue de nuevo fallida pero una vez más no contribuyó a mejorar la ya desacreditada imagen del Presidente. En las elecciones municipales y regionales del 6 de diciembre de ese año su partido AD sufrió un duro revés a manos de los partidos políticos COPEI, el Movimiento al Socialismo (MAS) y la Causa Radical. En el terreno diplomático Pérez retomó el activismo de su primer mandato, si bien ahora el margen de desenvolvimiento era menor debido al ajuste económico. El venezolano fue uno de los presidentes amigos del secretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar, en su mediación en el proceso de paz de El Salvador (1989-1992) y participó en los proyectos de integración regional, como el del Grupo Andino, que el 17 y el 18 de mayo de 1991 celebró en Caracas la V Reunión de su Consejo Presidencial, cita en la que se decidió iniciar un área de libre comercio regional a partir del 1 de enero de 1992. La capital venezolana congregó también una cumbre especial del G-3 (Venezuela, Colombia y México) y los cinco presidentes centroamericanos el 12 y el 13 de febrero de 1993 dedicada a estudiar la implementación de otra área libre de aranceles en torno a 2003, así como la IV Reunión ordinaria de presidentes del Grupo de Río, el 11 y el 12 de octubre de 1990, que fue cuando este organismo, surgido en diciembre de 1986 como el Mecanismo Permanente de Consulta y Concertación Política o Grupo de los Ocho (a su vez, nacido de la fusión del Grupo de Contadora para los conflictos de Centroamérica, del que Venezuela era integrante, y de su Grupo de Apoyo), adquirió su actual nombre y otorgó la membrecía a Ecuador, Bolivia, Chile y Paraguay. El 23 de octubre de 1991, Pérez, el colombiano César Gaviria y el mexicano Carlos Salinas de Gortari se entrevistaron con Fidel Castro en la isla mexicana de Cozumel para intentar convencerle de que introdujera reformas políticas en su régimen. Prueba de la calidad alcanzada por el diálogo entre los dos países, Pérez realizó hasta siete viajes a Estados Unidos para encontrarse con el presidente George Bush. Más aún, el 7 y 8 de diciembre de 1990, en plena crisis del Golfo por la ocupación iraquí de Kuwait, el estadounidense se desplazó a Caracas, en el primer viaje de este nivel desde el realizado por Carter en 1978, precisamente cuando la primera administración del dirigente adeco, para cerciorarse de que Venezuela seguía siendo un aliado diplomático y un fiel proveedor de petróleo. Ciertamente, el país caribeño se avino a aumentar la producción para paliar la desaparición del petróleo kuwaití e iraquí en los mercados. Por otro lado, Pérez acogió con los brazos abiertos al presidente izquierdista haitiano, Jean-Bertrand Aristide, derrocado por los militares en septiembre de 1991. Finalmente, en noviembre de 1991 Caracas puso el escenario a la II Cumbre del Grupo de los Quince (G-15). EN LO LEGAL Destitución por parte de la Corte Suprema En marzo de 1993 el Fiscal General de la República, Ramón Escobar Salom, introdujo una solicitud de antejuicio de mérito en su contra por el delito de "peculado doloso" y "malversación" de 250 millones de Bolívares (17 millones de dólares en esa época) de la partida secreta por cuyo manejo era responsable. Durante el proceso se reveló que dicho dinero había sido utilizado para ayuda internacional a la Presidente Violeta Chamorro en Nicaragua y la vicepresidente Yesseany Medina Parra Para mitigar el efecto social de las medidas, el gobierno otorgo subsidios a la población de menos recursos a través de programas como la beca alimentaria, el vaso de leche, útiles y uniformes escolares; programas de salud, como ambulatorios; apoyo a las microempresas, creación de hogares de cuidado diario. Además, se decretó el aumento del salario mínimo y de los bonos de transporte y alimentación. Otros rasgos destacados de este periodo fueron la agudización de la crisis social cuya manifestación más dramática fue el denominado “Caracazo” en febrero de 1989 y el desarrollo de una crisis política que produjo, en 1993, la suspensión en el ejercicio de su cargo del Presidente de la República y su sustitución por uno nombrado por el Congreso Nacional para culminar el período. Fue también durante esta segunda presidencia que comenzó el proceso de descentralización político-administrativa del país, gracias a la aprobación, en los últimos meses del gobierno del Presidente Lusinchi, de las primeras reformas del Estado por parte del Congreso Nacional. LA SALIDA DE PÉREZ Pérez se convirtió en el primer presidente reelecto y en el primero en ser suspendido de sus funciones por vía legal. El 20 de mayo de 1993 la Corte Suprema de Justicia decidió que había suficientes motivos para enjuiciarlo junto a los ex ministros Alejandro Izaguirre y Reinaldo Figueredo, por el uso indebido de 250 millones de bolívares que habían sido asignados para gastos de seguridad y defensa del Estado. EL GOBIERNO PROVISIONAL DE RAMÓN J. VELÁSQUEZ (1993- 1994) Este Gobierno fue formado con el propósito de completar el período constitucional 1989-1994, luego que el 20 de mayo de 1993 el Congreso de la República, a solicitud de la Corte Suprema de Justicia, suspendiera a Carlos Andrés Pérez de su cargo de Presidente de la República. Por haber transcurrido para aquella fecha más de la mitad del período de ejercicio de Pérez, la designación de Ramón J. Velásquez como Presidente de la República fue hecha también por el Poder Legislativo Nacional, en sesión conjunta de sus cámaras del 4 de junio de 1993. La juramentación del nuevo Presidente tuvo lugar el 5 de junio y con ese acto se completó un proceso absolutamente desconocido en la historia republicana de Venezuela: el de la interrupción del mandato de un gobernante electo por votación universal, directa y secreta para ser sometido a un proceso judicial y su sustitución por un nuevo Jefe de Estado resultante de una elección parlamentaria. El gobierno de Ramón J. Velásquez se desenvolvió en circunstancias de grave crisis general del país, cubriendo los 8 meses finales de un quinquenio en cuyo curso se produjo un acentuado deterioro de la economía nacional y de las condiciones de vida de los ciudadanos, un incremento notable de la inseguridad personal por el auge de la delincuencia, un aumento igualmente notable de la corrupción. LEGADO La imagen que tiene la opinión pública parece ser bastante contradictoria: es considerado uno de los líderes políticos más representativos de finales del siglo XX, y por otro es visto por algunos sectores como uno de los personajes públicos más corruptos de Venezuela. Para muchos la popularidad de Pérez durante su primer mandato se debió en parte a la bonanza económica derivada de los altos precios del petróleo. Su segundo período de gobierno fue más complicado y menos popular, porque la situación económica del país era completamente diferente (bajos precios del petróleo y una grave crisis económica en el país, provocada en parte por medidas de corte neoliberal impuestas por el Fondo Monetario Internacional luego de que Pérez acudiera a él pidiendo ayuda financiera ). En opinión de sus detractores, Pérez tomó medidas impopulares de una forma demasiado apresurada, sin planificar adecuadamente otras medidas de carácter social que contrarrestaran aquellas. Como muchos políticos latinoamericanos, Carlos Andrés Pérez huyó del país. Su defensa fue asistida por el abogado y académico Alberto Arteaga Sánchez, cumpliendo con la pena que le impuso el máximo Tribunal del país. Aún hoy en día, el día de su muerte, se encontraba solicitado por casos de corrupción y permanecía con residencia en Miami, Florida, Estados Unidos. Sin embargo, las opiniones difieren. El diario argentino Clarín publicó en 1999 una nota de análisis donde se dice que la victoria del líder de AD contra los rebeldes "no sirvió para afianzar el sistema sino, por el contrario, para profundizar los cuestionamientos", y concluye que "la combinación de corrupción y ajustes económicos era más de lo que los venezolanos podían tolerar." En cuanto a su segundo período de gobierno, hoy se le reconoce haber colocado en puestos claves de gobierno a calificados técnicos y especialistas en el área económica (entre sus principales figuras estuvieron los Economistas Moisés Naím, Gerver Torres, Miguel Rodríguez Fandeo y Ricardo Haussmann, que a pesar de sus medidas o como consecuencia de las mismas se llegó a una inflación anual de hasta 81% la quiebra de empresas como Viasa. El diario argentino Clarín describió las medidas económicas como "medidas de ajuste dictadas por el Fondo Monetario Internacional. MUERTE Carlos Andrés Pérez falleció a causa de un infarto, el 25 de diciembre de 2010, a la edad de 88 años, en el Mercy Hospital de la ciudad de Miami, en donde permanecía en calidad de exiliado desde el año 2000. La familia del ex mandatario (Pérez Matos), anunció que las honras fúnebres, se llevaran a cabo el 29 de diciembre en el cementerio Our Lady of Mercy, al sur de la ciudad de Miami, y que hasta que no haya un cambio político en su país no descansará en Venezuela, lo cual fue desmentido posteriormente por una de las hijas del ex mandatario. Debido a una demanda judicial, introducida por la familia Pérez Rodríguez (Blanca Rodríguez e hijas), se suspendió la inhumación del ex mandatario, por orden del Juez de Miami-Dade, Gerald Hubbart. Luego se dio a conocer, que sería repatriado a Venezuela, para ser sepultado en su tierra natal, en Rubio, Estado Táchira, y no en la ciudad de Miami, como originalmente se tenía pensado.   CONCLUSION La historia de Venezuela en el último cuarto del siglo XX tiene un referente ineludible en Carlos Andrés Pérez (1922-2010), ejerció el cargo de Presidente de la República en dos periodos (1974-1979 y 1989-1993). Un ser político precoz y carismático, resistente contra la dictadura perezjimenista, colaborador de Rómulo Betancourt y miembro original del partido socialdemócrata Acción Democrática (AD). En 1989 CAP regresó al poder pero para su segundo mandato, a diferencia del anterior, estuvo marcado por escándalos de corrupción que culminarían con su separación del cargo, ante la declaración de procedencia de antejuicio de méritos por parte de la Corte Suprema de Justicia acusado malversación de fondos públicos y fraude a la nación, provocado por su inmediato plan de ajuste para estabilizar una economía mal parada por la inflación y la deuda provocó el violentísimo Caracazo Tanto los escándalos de corrupción como el Caracazo fueron utilizados como argumento por Hugo Chávez y Hernán Grüber Odremán para dos intentos de golpe de Estado el 4 de febrero y el 27 de noviembre de 1992, respectivamente. El primero encabezado por el hoy presidente Hugo Chávez. Como colofón, en 1993 fue procesado por la Corte Suprema bajo la acusación de corrupción y, cinco meses antes de expirar su mandato electoral, destituido por el Congreso. Condenado por la justicia, recuperó su libertad en 1999, resultando electo como congresista en el Congreso bicameral, disuelto por la Asamblea Nacional Constituyente que redactó la Constitución venezolana de 1999. Autoexiliado en República Dominicana y en los Estados Unidos, fue acusado de diversos delitos económicos. Escapándose al exterior Una década después muere en Miami, Estados Unidos, un 25 de diciembre de 2010). BIBLIOGRAFIA El Mundo. «El ex presidente venezolano Carlos Andrés Pérez, hospitalizado por un accidente cardiovascular». Consultado el 12-8-2012 Hernández, Ramón y Roberto Giusti. Memorias proscritas. Caracas: Editorial El Nacional, 2006 Juan Carlos Zapata (1993). «Venenos del Poder» (en español) págs. 71-72. Alfadil Ediciones. Consultado el 26 de mayo de 2009. Tarver, H. Micheal. The Rise and Fall of Venezuelan President Carlos Andrés Pérez: An Historical Examination, Volume 1: The Early Years 1936-1973. Lewiston, NY: Edwin Mellen Press, 2001. Tarver, H. Micheal. The Rise and Fall of Venezuelan President Carlos Andrés Pérez: An Historical Examination, Volume 2: The Later Years 1973–2004. Lewiston, NY: Edwin Mellen Press, 2005.   REFERENCIAS ELECTRÓNICAS El Universal: Carlos Andrés Pérez [Documento online] Disponible: http://www.eluniversal.com/2006/11/02/elecc_esp_02A799597.shtml El Universal: Ramón J. Velásquez] con a b www.cofavic.org.ve (2007). «Comite de Familiares y Víctimas de de los Sucesos de Febrero y Marzo de 1989». Consultado el 26 de mayo de 2009. Gastón Parra Luzardo. «La euforia neoliberal en Venezuela, 1989-1993». CEELA. Consultado el 26 de mayo de 2009. http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/186755/muere-en-miami-el-ex-presidente-carlos-andres-perez/ http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=723025 http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=724139 http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=723860   ANEXO   CAMPAÑA POLITICA EL GOCHO PAL 88 ...

Palabras: 5825Páginas: 24Leer Ensayo

El Primer Gobierno De Carlos Andres Perez

El primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, 1974-1979: En 1973, y bajo el lema democracia con energía triunfó la candidatura de Carlos Andrés Pérez (AD) quien gobernó para el período 1974-1979. Fue una época conocida como la Venezuela Saudi ...

Palabras: 634Páginas: 3Leer Ensayo

Primer Gobierno De Carlos Andres Perez

Industrializacion en el primer gobierno El crecimiento explosivo de los ingresos gubernamentales, debido a la crisis petrolera a partir de 1973, tuvo sus efectos en las industrias manufactureras, en las industrias básicas estatales y en la industria p ...

Palabras: 666Páginas: 3Leer Ensayo

SEGUNDO GOBIERNO DE CARLOS ANDRÉS PÉREZ

SEGUNDO GOBIERNO DE CARLOS ANDRÉS PÉREZ: Biografía: Nació en Vega de la Pipa, jurisdicción de Rubio, Estado Táchira, el 27 de octubre de 1922, en el seno de una familia dedicada al cultivo y comercio de café. Estudió educación primaria en Rubi ...

Palabras: 585Páginas: 3Leer Ensayo

Segundo Gobierno De Carlos Andres Perez

BIOGRAFIA. Nació en Vega de la Pipa, jurisdicción de Rubio, Estado Táchira, el 27 de octubre de 1922, en el seno de una familia dedicada al cultivo y comercio de café. Su padre, Antonio Pérez Lemus, fue un hacendado y comerciante de ascendenci ...

Palabras: 2326Páginas: 10Leer Ensayo

Gobierno De Carlos Andres Perez

Carlos Andrés Pérez Período Presidencial: 1974-1979 Tipo de Gobierno: Democrático Apoyo Político Acción Democrática. Aspectos principales de su Gobierno: Su lema fue "democracia con energía". En su primer año de gobierno d ...

Palabras: 393Páginas: 2Leer Ensayo

Segundo Gobierno De Carlos Andres Perez

SEGUNDO GOBIERNO DE CARLOS ANDRÉS PÉREZ: Biografía: Nació en Vega de la Pipa, jurisdicción de Rubio, Estado Táchira, el 27 de octubre de 1922, en el seno de una familia dedicada al cultivo y comercio de café. Estudió educación primaria en ...

Palabras: 445Páginas: 2Leer Ensayo

Gobierno De Carlos Andres Perez Y Rafael Caldera

Republica Bolivariana De Venezuela Ministerio del poder popular para la Educación U.E.N ''José María Domínguez Escovar'' Barquisimeto, Estado Lara ...ndo Gobierno de Carlos Andrés Pérez y de Rafael Caldera (1989 – 199 ...

Palabras: 1666Páginas: 7Leer Ensayo