Jurisprudencia Vinculante Ensayos gratis y Trabajos

Jurisprudencia Vinculante Sobre Dolo Eventual

Jurisprudencia vinculante: Dolo Eventual SALA CONSTITUCIONAL Magistrado Ponente: FRANCISCO ANTONIO CARRASQUERO LÓPEZ Consta en autos que, el 22 de junio de 2010, los abogados MARÍA CRISTINA VISPO y TUTANKAMEN HERNÁNDEZ, actuando con el ca ...

Palabras: 33291Páginas: 134Leer Ensayo

FUERZA VINCULANTE DE LA JURISPRUDENCIA

LA FUERZA VINCULANTE DE LA JURISPRUDENCIA “Una decisión judicial que desconozca caprichosamente la jurisprudencia y trate de manera distinta casos previamente analizados por la jurisprudencia, so pretexto de la autonomía judicial, en realidad está desconociéndolos y omitiendo el cumplimiento de un deber constitucional.” C 836/01 Artículo 4. La Constitución es norma de normas. En todo caso de incompatibilidad entre la Constitución y la ley u otra norma jurídica, se aplicarán las disposiciones constitucionales. Articulo 230. Los jueces, en sus providencias, sólo están sometidos al imperio de la ley. La equidad, la jurisprudencia, los principios generales del derecho y la doctrina son criterios auxiliares de la actividad judicial. El sistema de fuentes del derecho colombiano ha generado polémica por no establecer una jerarquía de fuentes, ni definir cuáles son las obligatorias y auxiliares del sistema jurídico. Para resolver el problema se ponderan los principios constitucionales que chocan entre sí: por un lado igualdad y seguridad jurídica, y por el otro la autonomía judicial. Teniendo en cuenta el origen y la tradición jurídica del país, se plantea una tesis en donde la jurisprudencia juega un papel esencial, pero no obligatorio para las decisiones de los jueces. El sistema jurídico colombiano, es de origen romano, se basa en el derecho que actualmente se denomina ‘continental europeo’. En este sentido se entiende que la fuente primordial del derecho es la Ley, que proviene del legislador. La jurisprudencia se limita al ámbito de interpretación de la normativa vigente. Las sentencias sólo obligan a los tribunales inferiores a aplicar la norma según esa interpretación. De todos modos, el precedente jurisprudencial ha ido adquiriendo especial importancia en el derecho continental, en especial ante la necesidad de otorgar predictibilidad a los procesos judiciales. De hecho, en ciertos ámbitos, como los procesos constitucionales o contenciosos-administrativos, el precedente puede resultar obligatorio. En contraposición está el sistema anglo-sajón, basado en la jurisprudencia, es decir, en las decisiones de los jueces, quienes Crean derecho y donde si se crea una fuerza vinculante. El contexto jurídico-político que se vive en Colombia, evidencia un país cargado de conflictos por distintas posiciones políticas, es necesario entonces tener pautas generales para todos los magistrados, sin importar su tendencia política, e inclusive buscando alejarlos de tener una. Por ejemplo, si en una doctrina probable se evidencia un predominio político en las decisiones, el juez, con su capacidad de autonomía e independencia, puede argumentar y justificar su alejamiento de la doctrina por dicha causa. Esto previene que los jueces queden atados a fallos anteriores que -aunque coincidan entre sí- pueden inclinarse hacia una decisión política y no jurídica, La jurisprudencia no existe formalmente como fuente obligatoria para la actividad judicial en el derecho colombiano, sin embargo los jueces deben respetar los principios constitucionales de seguridad jurídica e igualdad. Es aquí donde la jurisprudencia debe entenderse con claridad, porque respetar estos principios no implica tener como obligación pero sí como consideración. Con esto se quiere decir que los jueces, aunque tengan autonomía e independencia, no pueden fallar de manera injusta, dándole tratos distintos a casos similares y violando los límites que establece el sistema jurídico. Por esta razón la jurisprudencia se debe tener presente y en caso de tener fundamentos para apartarse de las decisiones anteriores, éstos deben ser expuestos, argumentados y justificados para motivar el fallo. Todo esto con el propósito de mantener la seguridad jurídica, la coherencia y la unidad en el ordenamiento. En otras palabras, de esto se infiere que la autonomía judicial y la igualdad deben estar ligadas y ser respetadas entre sí, pues aparte de que ambos principios están plasmados en la Carta Constitucional, el adecuado manejo de los dos es el camino para la verdadera administración de justicia: la razón de ser de los jueces. El precedente se caracteriza porque la argumentación es extensa de ahí la Diferencia con la norma legal que se comprime a una economía lingüística. Para hallar el precedente necesariamente debemos acudir a la estructura de las sentencias, tanto la ley como la doctrina vienen aceptando que esta se integra en tres partes: la motiva, los considerandos y la resolutiva. Es bueno recordar que precedente es “una decisión judicial que contiene en si un principio”. El principio subyacente que forma así su elemento obligatorio es frecuentemente denominado ratio decidendi (resolución concreta del caso, la determinación si la norma debe salir o no del ordenamiento jurídico en materia constitucional. Ésta parte de la sentencia de constitucionalidad tiene alcance general.). La decisión concreta es obligatoria entre las partes, pero únicamente la ratio decidendi abstracta tiene fuerza como derecho obligatorio para todo el mundo en general. Ahora en contraposición y atendiendo los artículos 4 y 230 de la constitución política hay tres puntos elementales. -nuestro país debería adoptar una interpretación formalista o tradicional en razón a la fuerza vinculante de la jurisprudencia. -la única fuente formal que vincula a los jueces es la ley. - jurisprudencia como carácter auxiliar para la actividad judicial. Las sentencias judiciales no tienen fuerza obligatoria sino respecto de las causas en que actualmente se pronuncien. El derecho codificado generó el legalismo y el sometimiento de los jueces al imperio de la ley, la prioridad que éste derecho tenía ubicó a la jurisprudencia en un segundo plano. la jurisprudencia puede tener un carácter iluminador, auxiliar, consejero, en general conveniente, pero no puede ser independiente de la ley. Como se dijo, la ley en sentido amplio es la única fuente obligante, lo que indica que la jurisprudencia ha nacido y está fundada en la ley. Como pronunció la Corte Constitucional, la única interpretación que entra dentro del ‘imperio de la ley’, es la que hace esa Corporación, pues “entre la Constitución y la Corte Constitucional, cuando esta interpreta aquélla, no puede interponerse ni una hoja de papel”. Como se ha dicho supra, toda esta autonomía e independencia que está legitimada no puede excluir, ni apartarse del principio a la igualdad y a la seguridad jurídica. “La Constitución reconoce a los jueces un margen apreciable de autonomía funcional, siempre que se sujeten al imperio de la ley. De otra parte, la jurisprudencia tiene sólo el carácter de criterio auxiliar” (Sentencia T-123/95). Sentencia C- 836 /01 “Esta función creadora del juez en su jurisprudencia se realiza mediante la construcción y ponderación de principios de derecho, que dan sentido a las instituciones jurídicas a partir de su labor de interpretación e integración del ordenamiento positivo. Ello supone un grado de abstracción o de concreción respecto de normas particulares, para darle integridad al conjunto del ordenamiento jurídico y atribuirle al texto de la ley un significado concreto, coherente y útil, permitiendo encausar este ordenamiento hacia la realización de los fines constitucionales. Por tal motivo, la labor del juez no pueda reducirse a una simple atribución mecánica de los postulados generales, impersonales y abstractos consagrados en la ley a casos concretos, pues se estarían desconociendo la complejidad y la singularidad de la realidad social, la cual no puede ser abarcada por completo dentro del ordenamiento positivo. De ahí se derivan la importancia del papel del juez como un agente racionalizador e integrador del derecho dentro de un Estado y el sentido de la expresión “probable” que la norma acuña a la doctrina jurisprudencial a partir de la expedición de la Ley 169 de 1896. La palabra probable, que hace alusión a un determinado nivel de certeza empírica respecto de la doctrina, no implica una anulación del sentido normativo de la jurisprudencia de la Corte Suprema.” Aunque los jueces tienen que dar una respuesta en todo proceso y aunque en muchos casos la jurisprudencia sea sustancial para construir un fallo justo, que respete los principios constitucionales y que guíe el sentido de la justicia y el derecho, la autonomía del juez en su providencia parece ser suficiente para apartarse, así logre un resultado nefasto. Esto quiere decir que hay muchas razones para saber que debe ser fundamental no perder de vista y a agudizar los sentidos frente a la jurisprudencia, pero que a fin de cuentas, el fallo depende más de la aplicación de la ley por parte de un juez para un preciso caso, que del historial que pueda existir de fallos de otros jueces. Respetando el derecho y la Carta que nos rige, la jurisprudencia no es una fuente obligatoria de derecho. La aplicación de la ley en el marco de la autonomía judicial y siempre respetuosa del sistema jurídico, es la base estructural para la administración de justicia. BIBLIOFRAFIA -Revista mayéutica -sentencia C 836/01 -sentencia T 123/95 ...

Palabras: 1401Páginas: 6Leer Ensayo

Es Factible Apartarse De Un Precedente Vinculante Y De La Jurisprudencia Constitucional Por El Propio Tribunal Constitucional, El Poder Judicial Y órganos Administrativos

6. ¿Es factible apartarse de un precedente vinculante y de la jurisprudencia constitucional por el propio Tribunal Constitucional, el Poder Judicial y órganos administrativos? La norma que se tiene que fijar es el Art. VII del Título Preliminar del ...

Palabras: 876Páginas: 4Leer Ensayo