Leer Ensayo Completo “Estrategias Para Favorecer La Psicomotricdad Fina Y Gruesa, De Un Grupo De Tercer Grado De Educación Preescolar”

“Estrategias Para Favorecer La Psicomotricdad Fina Y Gruesa, De Un Grupo De Tercer Grado De Educación Preescolar”

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.113.000+ documentos

Categoría: Psicología

Enviado por: Ninoka 05 junio 2011

Palabras: 16974 | Páginas: 68

...

idad de dar solución a la problemática de psicomotricidad, los cuales algunos fueron encontrar la razón del por qué el grupo presentaba dificultades de psicomotricidad fina y gruesa, lograr que los niños adquieran habilidades, capacidades, destrezas y conocimientos relevantes y significativos que favorezcan su crecimiento pleno; proporcionar a la niña y niño experiencias que faciliten su autonomía y contribuyan a satisfacer sus necesidades e intereses logrando un progresivo avance de su psicomotridad, estos fueron algunos de los propósitos que me planteé, los cuales se lograron de manera excelente.

En el desarrollo abordo temas importante que ayudaron a dar solución al problema de la psicomotricidad, así como la definición de ésta, los tipos y cómo aplicarlas para obtener resultados favorables, además estrategias para lograr aprendizajes significativos en los pequeños, así como experiencias favorables y desfavorables que obtuve al desarrollar este documento.

Por lo tanto, para llevar a cabo un buen trabajo fue necesario buscar información en diferentes fuentes como libros, también comentar a la asesora y tutora sobre la importancia de la psicomotricidad.

El desarrollo del presente documento, sirvió para saber cómo favorecer la psicomotricidad de los niños, por medio de dinámicas, juegos y ejercicios motrices, que se llevaron a la práctica obteniendo resultados favorables, como por ejemplo “las ardillitas”, “mar y tierra”, “canasta revuelta”, entre otras, favoreciendo la psicomotricidad gruesa. En cambio para favorecer la psicomotricidad fina los ejercicios que se llevaron a cabo fueron: recortar, unir líneas punteadas, onduladas, en zig-zag, etcétera, dando como resultados movimientos finos de la mano.

Durante mi estancia en el jardín de niños me enfrenté a diversas dificultades ya que faltaba motivación para que los niños se interesaran en las actividades, así elaborar y recolectar variedad de materiales llamativos para despertar el interés y curiosidad de los niños e inducirlos a utilizar otros materiales de los espacio educativos, ya que en ocasiones los pequeños se inclinaban por utilizar solo crayolas.

Por otra parte, para llevar a cabo la participación de los padres de familia en el jardín, se realizaron actividades como matrogimnasia, para que las madres se interesaran en participar en eventos junto con sus hijos, otra de las actividades fue una mañana de trabajo con sus hijos ya que en este día los niños trabajarían junto con sus mamás apoyándose mutuamente. Desafortunadamente no logré en su totalidad este tipo de actividades debido a que eran pocas las madres que asistían a participar.

Mientras tanto durante la práctica para llevar un buen desarrollo del tema busqué estrategias acorde al grado de madurez de los niños para lograr el desarrollo de la psicomotricidad.

El presente trabajo servirá para mi formación profesional, en la aplicación de los conocimientos obtenidos, así como saber la relación que se debe dar entre educadora-niño. Por lo tanto, obteniendo resultados y aprendizajes significativos en los infantes, ya que el desarrollo físico y el desenvolvimiento perceptivo motor tiene una gran importancia para el niño, puesto que el cuerpo constituye la base orgánica en la que se va a asentar la personalidad infantil y formar niños críticos, analíticos y reflexivos.

La conclusión abarca el resultado de las actividades que realicé, así como dificultades que se me presentaron.

La bibliografía que presento me permitió adquirir conocimientos para poder dar solución y seguimiento a mi problemática.

Los diferentes anexos que presento forman parte de este documento para demostrar que se llevaron a cabo diferentes juegos y actividades con los niños, logrando los propósitos planteados con los infantes.

Este documento lo dejo en manos del lector como fuente de información en el que se encuentran diferentes estrategias que se pueden implementar para mejorar la calidad de educación.

ESTRATEGIAS PARA FAVORECER LA PSICOMOTRICIDAD FINA Y GRUESA, DE UN GRUPO DE TERCER GRADO DE EDUCACIÓN PREESCOLAR

Al iniciar mis estudios en la Escuela Normal “Vicente Guerrero” en la ciudad de Teloloapan, Gro., cursando la Licenciatura en Educación Preescolar con el nuevo plan de estudio 1999, para ampliar mis conocimientos y adquirir aprendizajes significativos que me ayudaron en el trabajo docente en grupos de niños de edad preescolar. Las prácticas y observaciones realizadas en el lapso de mis estudios las llevé a cabo en diferentes jardines de niños de municipios, comunidades y colonias cercanas a Teloloapan por ejemplo: Ixcateopan de Cuauhtemoc, Sauces Gro., San Martín Pachivia, Arcelia Gro., y en la colonia Mexicapan, con estas experiencias me pude dar cuenta de la forma de trabajo que emplean en cada institución, así como la organización de las aulas. Observé la diversidad de necesidades que presentaba cada niño, la influencia de su contexto para desarrollar su personalidad, al hablar, al jugar o realizar otro tipo de actividades, como actúan y como reflejan lo que sienten.

Mi servicio social fue realizado en el jardín de niños “La Sembradora”, de la colonia el sabino, situado en Teloloapan, Gro., con el grupo de 3° año “A”, conformando por 15 alumnos, 7 niñas y 8 niños; durante mis observaciones pude darme cuenta que los niños mostraban problemas de psicomotricidad, al realizar actividades de educación física y ejercicios motrices finos, no respetaban turnos a la hora de hablar, otros se mostrabas pasivos y poco sociables.

Al inicio de mi trabajo docente frente al grupo se me dificultó un poco en lo referente a las actividades ya que los niños estaban muy acostumbrados a trabajar con plantillas. Primeramente traté de conocer sus necesidades, gustos y preferencias para detectar sus dificultades.

Durante la realización de las diferentes actividades dentro y fuera del salón fui dándome cuenta de sus desenvolvimientos, capacidades y habilidades, así como los problemas que existían en el grupo, por ejemplo: de socialización, nociones matemáticas, lingüísticas y principalmente lo que más me llamó la atención fue el problema de psicomotricidad fina y gruesa, ya que en su mayoría los niños presentaban esta dificultad al momento de recortar, dibujar, escribir su nombre, trazar líneas, en su equilibrio al realizar ejercicios corporales no lo hacían al 100%, es por esto que me interesé a conocer más de los niños y ver el motivo por el cuál se les dificultaban estas actividades, por esta razón me incliné por el tema: ESTRATEGIAS PARA FAVORECER LA PSICOMOTRICIDAD FINA Y GRUESA, DE UN GRUPO DE TERCER GRADO DE EDUCACIÓN PREESCOLAR. Ubicado en la línea temática 1 “Experiencias de trabajo”.

La edad preescolar es donde el niño empieza a desarrollar habilidades y destrezas, ya que es un investigador por naturaleza, adquiere experiencias relacionándose con el medio que lo rodea ampliando su horizonte personal y cultural.

Todos los niños crecen en una variedad de contextos con diferente religión, costumbres, valores, tradiciones, gustos y preferencias, por lo cual adoptan conductas de su entorno algunos son sociables, juguetones y berrinchudos, es por esto que a continuación describiré el grupo 3° “A” el cual lo conforman:

Ma. del Rosario Arrieta Brito: peso: 18 Kg. Talla: 115 cm.

Se muestra seria y tímida, durante las actividades trabaja bien, aunque un poco lenta, el material que más le gusta utilizar es la pintura, combina colores al realizar sus trabajos, durante el diálogos se le dificulta expresarse, cuando algo le sucedía o algún niño la molestaba se dirigía a la educadora, con sus compañeros interactúa solamente cuando algún juego se le hace interesante.

Luis Gustavo Benítez Brito: peso: 23 Kg. Talla: 115 cm.

Es sociable, juguetón y de carácter fuerte. En la rutina se comporta muy inquieto molesta a sus compañeros y se distrae muy fácilmente, cuando se le llama la atención, hace berrinches, para llevar a cabo las actividades dentro del salón trabaja muy lento, se inclina por los materiales como crayolas y colores para terminar rápido, no le gusta participar durante el diálogo, se dirige a la educadora solamente cuando le sucede algo, con su compañeros es muy sociable, pero hay momentos que los molesta y esto causa conflictos.

Wendy Yatziry Blas Lagunas: peso: 31 Kg. Talla: 118 cm.

Se integra a todas las actividades como: rutina, educación física, etcétera, dentro del salón elabora sus trabajos un poco lenta, pero muy dedicada utilizando diferentes materiales de los espacios educativos, con la educadora se muestra muy platicota y cariñosa se acerca a dar quejas cuando algún compañero la molesta, casi no interactúa con sus compañeros, solamente en ocasiones cuando ella cree necesario.

Francisco Brito Román: Peso 18 Kg. Talla: 113 cm.

Es muy inquieto, no le gusta respetar reglas siempre quiere hacer lo que él dice, en la realización de las actividades dentro del salón trabaja con lentitud y a cada momento molesta a otros niños, el material que más utiliza es la pintura, no le gusta participar en el diálogo, a la educadora solamente se dirige cuado quiere algo, con sus compañeros es muy sociable, pero a veces se muestra grosero y esto causaba discusiones.

Jenrri Barrios Moreno: peso. 20 Kg. Talla: 115 cm.

Sociable, participativo, en ocasiones juguetón, interactúa fácilmente con sus compañeros, se le facilita expresarse oralmente, al realizar las actividades dentro del salón, se muestra activo y dedicado utilizando diferentes materiales de los espacio educativos, es respetuoso con la educadora, y se acerca a ella cuando algún niño lo molesta.

María Damián Hernández: peso 16 Kg. Talla: 100 cm.

Por lo que se notaba en su aspecto es una niña de bajos recursos económicos, se muestra tímida y en ocasiones juguetona, no tiene mucha relación con sus compañeros, la mayoría de las veces le gusta jugar sola, cuando no le parece algo se molesta con facilidad, en cuanto a las actividades dentro del aula las realiza con lentitud inclinándose por los materiales de naturaleza, se le dificulta entablar conversaciones, solo acude a la educadora cuando algún compañero la molesta.

José de Jesús Domitilo: peso 18 Kg. Talla: 109 cm.

Casi no interactúa en las actividades de rutina, ya que es muy tímido se le dificulta expresarse, en la realización de los trabajos dentro del salón muestra lentitud, y el material que prefiere es la pintura, le gusta combinar colores, con la educadora casi no entabla conversación por timidez, con sus compañeros no tiene relación ya que es poco sociable.

Lorenzo Estrada Velásquez: peso: 18 Kg. Talla: 110 cm.

Es un niño de bajos recursos, se comporta con seriedad, no le gusta participar en la rutina, en ocasiones hace berrinches para no realizar las actividades, con sus compañeros no tiene buena relación ya que se comporta grosero, los trabajos que elabora dentro del salón los realiza con lentitud inclinándose por el material del espacio educativo gráfico plástico como papel picado o crayolas, cuando la educadora le llama la atención se muestra agresivo.

Esmeralda Hernández Aviles: peso. 23 Kg. Talla: 115 cm.

Es poco sociable, durante la rutina se integra con facilidad, dentro del salón las actividades las realiza con lentitud inclinándose por los materiales como pintura o foamy, cuando no le parece algo se encapricha y no quiere trabajar, es muy difícil hacerla participar en el diálogo ya que se muestra tímida y no responde, cuando quiere saber algo acude a la educadora, con sus compañeros tiene buena relación.

Luz María Luciano Benítez: peso: 23 Kg. Talla: 115 cm.

Se integra a todas las actividades que se realizan en el jardín, durante el diálogo le gusta participar, no respeta turno siempre quiere estar participando, los trabajos dentro del salón los realiza bien, con rapidez utilizando diferentes materiales de los espacios educativos, en ocasiones se muestra inquieta y molesta a algunos de sus compañeros, cuando se le llama la atención hace berrinches, con sus compañeros y educadora se muestra sociable pregunta cuando quiere saber algo que le llamara la atención.

Diego Armando Manuel García: peso: 17 Kg. Talla: 110 cm.

Es serio y pasivo al realizar las diferentes actividades, como de rutina, educación física, etcétera, dentro del salón elabora sus trabajo con lentitud se inclinaba por utilizar crayolas, durante el diálogo es muy difícil hacerlo participar, ya que se le dificulta expresarse, interactúa muy poco con sus compañeros, acude a la educadora cuando se le dificulta algo, o algún compañero lo molesta.

Yasmín Mora Salgado: peso: 14 Kg. Talla: 113 cm.

Sociable y activa, le gusta participar, ya que tiene la facilidad de expresarse, se esmera para realizar las actividades dentro del salón, utilizando diferentes materiales de los espacios educativos, cuando algún niño la molesta llora y le da la queja a la educadora, con sus compañeros interactúa fácilmente, es muy sensible. Durante la clase de educación física algunas veces se cae con facilidad, le fallan sus reflejos coordinativos.

Lenin Jared Salgado Flores: peso: 17 Kg. Talla: 100 cm.

Juguetón y poco sociable, las actividades las realiza con lentitud, se le dificulta elaborar trabajos como armar, se inclina por el material como pintura y papel picado porque este se le facilita, durante diálogo no le gusta participar ya que se muestra muy tímido. Con sus compañeros casi no interactúa, a la educadora solo se dirige cuando quiere algo.

Erik Trujillo Benítez: peso: 20 Kg. Talla: 113 cm.

Muy inteligente y sociable interactúa fácilmente con sus compañeros y la educadora. Se muestra respetuoso y dedicado al realizar las diferentes actividades dentro y fuera del salón, utiliza variedad de materiales de los espacios educativos, se le facilita entablar conversaciones.

Zayuri Rabadán Barrera: peso. 15 Kg. Talla: 99 cm.

Es poco sociable, en ocasiones juguetona, pero si se integra a las actividades dentro y fuera del salón de clases, aunque con un poco de lentitud. Los materiales que más le llaman la atención son los del espacio educativo de naturaleza, se le dificulta entablar conversaciones con la educadora, solamente juega con algunos niños, porque se le hace muy difícil interactuar.

Después de haber detectado las distintas conductas, para llevar a cabo un buen desarrollo de su desenvolvimiento, capacidades, habilidades y destrezas una de las estrategias que implementé fue el juego, a través de él los niños empiezan a experimentar e imitar diferentes movimiento que les ayuda a desarrollar diferentes habilidades como gatear, caminar, correr, brincar, entre otros y así favorecer su campo físico y psicomotor.

El juego en el nivel preescolar no es solamente un entretenimiento, como la mayoría de los adultos piensan, si no una forma de aprendizaje que le sirve al niño para desarrollar diferentes campos formativos como: el lingüístico, cognitivo, socio afectivo y psicomotor.

Por medio del juego el infante aprende reglas, normas, tomar acuerdos con sus iguales, compartir sentimientos e ideas. En el momento que inicia la educación preescolar se enfrenta con una problemática cada día diferente, por lo cual las situaciones y experiencias que vive lo van acercando a la realidad que lo rodea. Cada juego que realiza es una actividad esencial para su desarrollo, además a través de este plasma su estado de ánimo, diferentes actitudes, siempre y cuando sea interesante para él. Por tal motivo se puede decir que el juego debe formar parte de todas las actividades que se realizan, en el momento de propiciarlo, el niño interactúa, se socializa y sobre todo aprende.

Así formulé los siguientes propósitos que pretendía lograr con este tema: que los niños adquieran habilidades, conocimientos, destrezas relevantes y significativas que favorezcan su crecimiento pleno. Encontrar la razón del por qué el grupo presentaba dificultades de psicomotricidad fina y gruesa. Proporcionar a la niña y niño, experiencias que faciliten su autonomía y contribuyan a satisfacer sus necesidades e interés, logrando un progresivo avance de su psicomotricidad. Así buscar e implementar estrategias para favorecer este tipo de actividades y disminuir el problema proporcionando aprendizajes significativos.

El jardín de niños considera la necesidad y el derecho que tienen los infantes a jugar, así como prepararse para su educación futura, el niño crece a través de experiencias vitales que le dejan recuerdos y conocimientos de mucho significado para él, por tanto la finalidad de la educación preescolar es contribuir al desarrollo físico, intelectual, afectivo y moral de los infantes.

La psicomotricidad forma parte de la educación física que tiende a influir en el acto intencional o significativo, para estimularlo o modificarlo utilizando como mediadores la actividad corporal, el objetivo de la psicomotricidad es aumentar la capacidad de interacción de los niños con el entorno.

La educación psicomotriz le permiten al niño conocer su cuerpo, ejercitarlo en diversas configuraciones espaciales y temporales, la variedad de ejercicios corporales parte de la exploración del propio cuerpo y del espacio que lo rodea, adquiriendo paralelamente la percepción. Dentro de esto los recursos de todo maestro deben de ser múltiples, tanto la motivación y la estimulación como los objetos de la realidad o de la imaginación. La música es uno de los recursos más completos que influye en el movimiento, en la percepción auditiva, la memoria, por lo tanto el desarrollo depende de la maduración y del tono, de factores que se manifiestan por ejemplo: el control postural, así mismo el juego armonioso entre la coordinación y la disoacion, nos indica la edad motriz del niño y nos informa sobre su maduración, estado de ánimo y comportamiento.

La motricidad fina consiste en la posibilidad de manipular los objetos, ya se con toda la mano o con movimientos más diferenciados, utilizando cierto dedos, así como los aprendizajes de escritura, lectura y matemáticas.

El movimiento es un proceso secuencial, por consiguiente es necesario emplearlo en el trabajo preescolar, está centrado desde el punto de vista motriz en cada una de las actividades en donde los niños desarrollen su psicomotricidad fina y gruesa.

Por consiguiente, para darle seguimiento a la elaboración de mi documento recepcional y sobre todo al problema de psicomotricidad fina y gruesa, que se presenta en el grupo y buscar soluciones a este problemática, me formulé las siguientes preguntas ¿Qué es psicomotricidad?, ¿Qué tipos de psicomotricidad existen y cómo aplicarlas?, ¿Qué estrategias se pueden implementar para desarrollar la psicomotricidad? ¿Qué es el juego?, ¿Cómo se relaciona el juego con la psicomotricidad para un mejor aprendizaje?, ¿Qué hice para favorecer la psicomotricidad?, ¿Qué reacciones manifestaron durante las actividades que propuse para favorecer su psicomotricidad?, ¿De qué manera atendí los imprevistos?, ¿Cómo influyó mi desempeño como educadora en el grupo?, ¿De qué manera involucre a los padres de familia, para que se integraran a dichas actividades realizadas?.

Ahora describiré el Jardín de Niños “La Sembradora” con clave 12DJN0844A perteneciente a la zona 113, en el cual realicé mi trabajo docente ubicado en la colonia el sabino S/N, está integrado por una educadora encargada sin grupo y dos educadoras. La educadora Mayra Calderón Uriostegui, quién esta a cargo exclusivamente de la dirección, la educadora Salustia Román Ortega que atiende a los grupos de primero y segundo año con un total de 22 niños; la educadora Ma. Azucena Campos Bentacourt, encargada del tercer año grupo “A”, con un total de 15 niños.

La institución educativa cuenta con dos aulas designadas al trabajo docente, una dirección y una aula designada a la supervisión, dos baños, una cancha de básquetbol, una cisterna, juegos recreativos como: sube y baja, columpios, pasamanos, resbaladillas, llantas pintadas, áreas verdes, patio donde los niños pueden jugar.

Su estructura es de concreto con techo de lámina, está cercado con malla ciclónica, las condiciones en las que se encuentra el jardín son buenas, cuenta con luz, agua potable, el único problema es que no cuenta con drenaje, con personal encargado de limpieza ni de música por lo que las educadoras se organizan para estas actividades.

En el tercer año grupo “A”, realicé mi trabajo docente, la educadora Ma. Azucena Campos Betancourt está al frente del grupo. Durante las primeras semanas de observación me percaté de las condiciones del aula y su organización. El salón de clases del tercer grado es pequeño, cuenta con ventanas grandes, mobiliario como mesas, sillas, que están en buenas condiciones, ambiente alfabetizador como vocales, abecedario, derecho de los niños, valores, figuras geométricas, gráfica de asistencia, sus respectivos espacios educativos como son:

Biblioteca: está formada con libros, cuentos, revistas, periódico, adivinanzas, juegos educativos, como memoramas, rompecabezas estando al alcance de los niños, para que se interesen por lectura.

Grafico–plástico: cuenta con pintura vinci, crayolas, acuarelas, gises de colores, plastilina, tijeras, foamy, papel america, papel metálico, cartulina, papel crepé picado, hojas blancas, pinceles, plumas de colores, pompones, manteles, resistol, todo este material permite al niño desarrollar su creatividad con libertad.

Naturaleza: encontramos fríjol negro, colorin, semillas de melón, naranja, tamarindo, guayaba, papaya, hojas secas, cascarón pintado, jacarandas, vainas secas, ya que este espacio le sirve al niño para que se familiarice con la naturaleza.

Educación física: está compuesta con bloques de unicel, pelotas. Cuerdas, cilindros alcohonados, tunel, balones de básquetbol y fútbol, costales, aros, tubos mágicos y bastones de colores, tapetes, botellas, con estos materiales los pequeños desarrollan su psicomotricidad fina y gruesa.

Construcción: Cuenta con tubos de papel, cajas forradas, botellas vacías diferentes tamaños, tapas de garrafón, palillos, abatelenguas, en este espacio los niños imaginan, crean y transforman el material en diferentes objetos, como juguetes, etcétera.

El nombre de la colonia el Sabino, fue designado por los primeros pobladores, en ese entonces era el único árbol de Sabino que se encontraba ahí, es una colonia de Teloloapan que tiene 10 años que se encuentra registrada. Cuenta con 250 habitantes la mayor parte son agricultores y ganaderos, las casas en su mayoría son de teja y concreto, la colonia cuenta con servicio de transporte, luz, agua potable, teléfono y drenaje, solamente algunas calles están pavimentadas. Respecto a la educación solo cuenta con una escuela primaria y un jardín de niños.

Teloloapan se ubica al norte del Estado de Guerrero, está asentada sobre una cresta rocosa de espinazo de la sierra madre del sur y todos los pueblos que lo rodean están situados en cálidos valles.

El nombre de Teloloapan significa en voz náhuatl agua bajo las piedras, o río bajo las piedras, fue fundada en el siglo XVI, en lo que era un asentamiento mexica, en los alrededores se cultiva fríjol, aguacate, plátano, caña de azúcar, mango, es un destacado centro ganadero, minero y comercial, así también artesanías como la talla de figuras de madera de Techonquelite.

Hablar de Teloloapan es referirnos a un hermoso lugar, hospitalario con sus costumbres y tradiciones, la ciudad cuenta con una biblioteca municipal, un museo regional, una casa de la cultura, un centro educativo (DIF) con el programa de educación especial. En el aspecto educativo la cabecera municipal, está logrado de manera satisfactoria por ello cuenta con 10 supervisiones de preescolar (5 Estatales y 5 Federales), 12 supervisiones de nivel primaria (4 estatales y 8 federales), 2 supervisores de secundaria. (1 Técnica y 1 General) 1 jefatura de sector en nivel primaria, 1 jefatura de sector en el nivel preescolar, 2 supervisores de Tele secundaria, 2 escuelas de nivel superior, 2 de nivel medio superior, 3 secundarias, 17 primarias, 15 jardines de niños, entre los cuales se encuentra el Jardín de Niños “La Sembradora”, con clave 12DJN0844A, de la zona 113.

PSICOMOTRICIDAD

En la primera infancia, el niño conoce el mundo a través de su cuerpo, el movimiento es su principal medio de comunicación con el exterior, así la educación psicomotriz como parte básica de la educación preescolar, propone una multitud de situaciones a partir de los movimientos sencillos, hasta los más complejos, de acuerdo con el desarrollo psicológico y motor del pequeño por lo tanto es necesario considerar su edad, necesidades e inquietudes para definir los objetivos de la educación, que persiguen el desarrollo de todos los aspectos de su personalidad y que tienen como finalidad, dar los medios adecuados para que se integre al mundo, despertando sus intereses y enseñándoles a evolucionar autónomamente. Esto se dió cuando estuvimos viendo el proyecto “Descubrimiento de América”, en el cual para iniciar la clase, les llevé como estimulo, barquitos hechos de papel, con el propósito de que los niños conocieran todo lo referente al descubrimiento de América y las tres carabelas de Cristóbal Colón, así pues los coloqué en una cubeta con agua, para que los niños observaran como se desplazaban con un solo soplido y al mismo tiempo otros se hundían y se desbarataban, todos estaban muy entusiasmados, en este momento me tomé la libertad de cuestionarlos sobre lo referente al tema, inicié preguntándoles, cual era el nombre de las tres carabelas de Cristóbal Colón, entonces respondió Wendy –yo se, una se llama la niña, otra la pinta, se quedó callada no se acordaba de la otra, entonces contestó Luis Gustavo –la otra se llama Santa María, les respondí –muy bien niños, en este momento se empezaron a inquietar y exclamó Erik –maestra hay que jugar a que nos ahogábamos–, respondió Yasmín –y cómo nos vamos a ahogar si no hay mucha agua–, dijo Francisco –¡ah! y que íbamos en barquitos y que nos hundíamos, entonces se les preguntó –¿Quieren jugar?, todos respondieron que si, en este momento les propuse que realizáramos el juego de la inundación contestó José y cómo se juega, les respondí, voy a dar las indicaciones, y consistió en colocar bloques de unicel y ulas en el piso, formando una hilera, pisando en el centro de los materiales cargando en la cabeza un libro, así simulando pasar un río, los que lograran pasar, sin caerse de los materiales serían los ganadores, ya colocados los materiales dijo Erik –yo primero, iniciando el juego, le siguió Jenrri, Esmeralda, Luz María, quienes lograron pasar sin ninguna dificultad, enseguida dijo Francisco –ahora me toca a mi, saltó los bloques, pero al momento de saltar el último, pisó mal y se le cayó el libro, entonces dijo Gustavo –ya se ahogó, Francisco –no es cierto y continuó saltando los aros, así fueron pasando José, Lorenzo, María, siguiéndole Wendy, a quien le daba trabajo saltar, porque estaba gordita y con facilidad se agitaba al momento de llegar a la meta quiso saltar pero se cayó, no dijo nada, tampoco lloró, le dió pena, la ayudé a levantarse, entonces era el turno de Ma. del Rosario y dijo –no quiero pasar, me da miedo, me puedo caer, pasa con cuidado, inténtalo y por fin se animó aunque con un poco de inseguridad, así continuó Sayuri, Diego, Lenin, Luis Gustavo, solo faltaba Yasmín, quien al intentar pasar, se le caía el libro y decía –¡no puedo!, la tomé de la mano para que lograra pasar los obstáculos aunque mostraba inseguridad; los niños se empezaron a inquietar, y con la participación de Yasmín culminó el juego porque se llegó la hora del recreo. Con esta dinámica se logró el dominio del equilibrio en los niños (Ver anexo 1).

Considero que es importante trabajar en grupo para que se vea el avance de los niños a través de las actividades que surgen durante la evolución psicomotriz que se manifiesta a través de movimientos torpes, falta de equilibrio, atención y concentración, sobre todo la falta de seguridad le impide al niño tener las experiencias motoras, necesarias para el aprendizaje en general. Por ejemplo: durante la clase de educación física pude observar que Erik, Francisco, Jenrri, Luis Gustavo, José, Wendy, Luz María, tenían la facilidad de correr, brincar, saltar con un pie y rodar, pero no todos tenían estas habilidades como Yasmín, Esmeralda, Ma. del Rosario, Sayuri, Diego, María, Lorenzo, Lenin, por lo tanto no los obligaba a realizarlas, debido a esto busqué dinámicas como por ejemplo: “el malabarista” que consistía en imitar diferentes acciones como correr, saltar en un pie, rodar, etcétera, otra fue “Simón dice”, que es la realización de diferentes acciones donde los niños se expresaron corporalmente, esta dinámica la llevamos a cabo durante una jornada de trabajo después de la rutina, ya estando en el salón de clases, cuando por la inquietud de Rosario y Yasmín, quienes dijeron maestra queremos jugar a “Simón dice”, al escuchar esta opinión los demás niños se empezaron a descontrolar y decían –si maestra hay que jugar, está bien pero todos participaran, gritaron ¡si!, ¡si!, recordaremos las indicaciones las cuales consistían en caminar por todo el espacio del salón, y al momento de decir la frase “Simón dice”, algún niño participaría diciendo una acción, empezamos el juego y el primero fue José quien exclamó “Simón dice que saltemos” todos empezaron a saltar desplazándose por el salón, Yasmín, que corramos, todos corrían dentro del salón chocando unos con otros, contestó Gustavo –ahora me toca a mi –Simón dice que toquemos a un compañero, todos realizaran la acción, pero Francisco se mostró grosero con Esmeralda, la empujó y se cayó, Esmeralda empezó a llorar y Francisco se reía, dijo Rosario –así no hay que jugar eh Francisco?, eres muy grosero y a la vez consolaba a Esmeralda, entonces respondió José –que ya no juegue, Francisco ya no respondió, solo agachó la mirada, en este momento intervine y les expliqué que Francisco no la empujó a propósito que había sido un accidente, por lo tanto durante esta pequeña explicación Erik y Lorenzo se empezaron a inquietar y decían ya no hay que jugar, al ver este tipo de actitud, les pregunté qué si seguíamos jugando, todos contestaron –ya no, y así culminamos la dinámica, con el propósito de lograr que el grupo se integrara, tomando en cuenta las habilidades motrices de cada uno de ellos y así poder obtener resultados favorables.

La lateralización es el resultado de una predominancia motriz del cerebro, se presenta sobre los segmentos corporales derecho e izquierdo, tanto al nivel de los ojos como de las manos y los pies y es de suma importancia el espacio y tiempo, esto lo pude notar al momento de realizar la dinámica “canasta revuelta”, que se desarrolló después de la rutina, dentro del salón de clases, y surgió por la iniciativa de Francisco y Luis Gustavo, quienes dijeron, queremos jugar maestra, a la canasta, entonces dijo Yasmín –¡si!, ¡si!, así contestó la mayoría del grupo, esta dinámica consistió en colocar las sillas en círculo, en el centro pasaría un niño y diría el nombre de alguna fruta a la mano derecha o a la izquierda, y todos cambiarían al siguiente asiento cuando se dijera canasta revuelta todos cambiarían de asiento, no quedarse en el mismo porque perderían, y se vuelven a iniciar el juego. Después de dar las indicaciones, inició Yasmín diciendo pera y todos cambiaron de asiento, entonces Luis Gustavo perdió y continuamos el juego, canasta revuelta, todos cambiaron de lugar excepto Francisco, la mayoría lo notaron, Erik dijo –Francisco no se cambió de lugar, Gustavo expresó –ya perdió, que ya no juegue, entonces les dije que Francisco continuaría el juego, pero él contestó que ya no jugaba pero le insistí y siguió el juego, entonces dijo Jenrri –yo sigo “canasta revuelta” y al momento del cambio de lugar, la silla se recorrió,, y se cayó Yasmín, empezó a llorar y ya no quisieron jugar, así culminó el juego (Ver anexo 2).

El propósito fue que los niños se desplazaran realizando movimientos de espacio y tiempo, pude observar que ellos se motivaban con este tipo de juegos, esto me impulsó para buscar nuevas formas de realizar dinámicas y buscar materiales motivantes que me ayudaran para desarrollar la psicomotricidad en los niños del grupo de tercero “A”. Para lograrlo debía saber que tipos de psicomotricidad existen y como aplicar diferentes actividades para que se diera un mejor avance.

Tipos de psicomotricidad y como aplicarla

La educación psicomotriz favorece la preparación preescolar, creando situaciones que los niños tiene que enfrentar, presentando juegos, que le permitan conocer su cuerpo, ejercitarlo en diversas configuraciones, espaciales y temporales, por lo tanto, la psicomotricidad juega un papel muy importante, no solamente en la preparación del aprendizaje escolar, sino también en la reeducación.

A continuación me permitiré describir los tipos de psicomotricidad que son dos, psicomotricidad fina y gruesa, las cuales se les dificultaba cuando realizaban diferentes actividades motrices como correr, saltar, rodar, dibujar, escribir, etcétera. Por consiguiente, la psicomotricidad fina, se encarga de que los niños realicen movimiento del cuerpo que requieren precisión como movimiento de la mano. El problema lo detecté, al momento de realizar actividades de graficación donde los niños recortaban libros, revistas, láminas, etcétera, cuando realizaban ejercicios de unir líneas punteadas, onduladas, rectas, en zig-zag, a María, Lenin, Diego, Luis Gustavo, se les dificultaba un poco porque todavía no tenían esa capacidad, pero esto fue ayudando a que hicieran movimientos con la mano, este tipo de ejercicios los llevaron a cabo recortando, guiándose por las líneas punteadas aquí pude observar que a Lenin, Esmeralda, Luis Gustavo, Diego Armando, María, se pasaban de la línea, al momento de recortar, mientras, que Yasmín, Erik, Jenrri, Wendy, Ma. del Rosario, Luz María lo hacían con facilidad, Sayuri, José, Lorenzo aunque un poco lentos, pero realizaban bien los ejercicios, en este tipo de actividad pude ver el avance de su psicomotricidad fina.

La psicomotricidad ha de poseer una clara finalidad, poner la motricidad al servicio de la expresión y la comunicación.

Así pues “La psicomotricidad es una técnica que tiende a favorecer, por el dominio corporal, la relación y la comunicación que el niño va a establecer con el mundo que lo rodea” (F. Ramos, 1979:56).

Muchas veces los adultos no valoramos los dibujos que realizan los niños, aunque a través de ellos expresan lo que sienten, no importando lo que elaboren de acuerdo a su imaginación, para ellos tienen un gran significado, por lo tanto el dibujo lo va acercando a la actividad gráfica, esto lo pude comprobar al implementar la modalidad de rincón que responde a la exigencia de integrar las actividades de aprendizaje, a las necesidades básicas del niño, así con el intento de mejorar las condiciones que hacen posible la participación activa del niño en la construcción de sus conocimientos. En esta modalidad se permite que los niños escojan las actividades que quieren realizar, para esto es importante que la educadora tenga previsto los materiales que quiere ofrecer para promover la curiosidad del niño así en el momento de realizar un rincón de dibujo, estábamos viendo el tema de la “alimentación”durante esta actividad los niños, tendrían que dibujar los alimentos que más les gustaban, todos tomaron una hoja de papel, colores, crayolas e iniciaron la actividad, el primero que terminó fue Erik, que dibujó unas manzanas, las coloreó sin salirse del contorno, enseguida Luz María quien dibujó unas frutas y verduras, así también Yasmín, José, Wendy, quienes dibujaron y decoraron con facilidad, a quienes se les dificultó un poco fue a María, Diego, Lenin, Luis Gustavo, mientras que Sayuri, Jenrri y Ma. del Rosario realizaron su trabajo con esmero, solamente Francisco, faltó terminar la actividad, porque se le dificultaba dibujar y decía, ya no hago nada, yo le estuve apoyando y por fin terminó, por último pasaron de uno por uno al frente a explicar sus dibujos y el por qué, así finalizó la actividad. Me pude dar cuenta que se favoreció la psicomotricidad fina porque los niños ya tienen más control de los movimientos finos de la mano. (Ver anexo 3)

Psicomotricidad gruesa, es aquella que se realiza con los movimientos del cuerpo en general y todo lo necesario para desplazamientos. El aprendizaje escolar es solamente una parte de la educación en general y puede iniciarse a condición de que el niño alcance cierta madurez, esto lo pude notar al momento de salir a educación física y realizar las actividades de saltar obstáculos, corriendo rápido. Con la ayuda de los niños colocamos los cilindros en el piso, encima lo bastones ordenados en fila, ya estando listo todo el material les pedí que se formaran en dos filas porque los ejercicios se harían por parejas, sería una competencia, todos dijeron que si apoyando a sus filas. Iniciaron Francisco y Yasmín a la señal del silbato, logrando llegar primero Francisco quien le dijo a su compañera –te gané, los de ese equipo se alegraron y gritaban, ¡Francisco!, ¡Francisco!…, enseguida pasó Luz María con Erik, siguiéndole Ma. del Rosario y Luis Gustavo, así fueron pasando Wendy y Jenrri, Esmeralda, Lorenzo, y a quienes se les dificultó un poco fue a María, Diego, Lenin, José, Sayuri, quienes son los más pequeños y poco sociables, así si logran participar pero con un poco de timidez. Estuve animándolos en todo momento. Con esta actividad se logró que los niños desarrollaran la habilidad motriz de saltar, ya que tiene múltiples variantes, lo que produce la motricidad humana una riqueza grande de movimientos. Para que el salto se realice con facilidad hace falta que el niño tenga coordinados sus movimientos en una buen equilibración por lo tanto la variedad de de ejercicios parte de la exploración del propio cuerpo y del espacio, que lo rodea, uno de los recursos de todo maestro deben de ser la motivación y la estimulación, con objetos de la realidad o de la imaginación, al mismo tiempo brindar un ambiente agradable y dinámico para que el niño se sienta seguro.

ESTRATEGIAS PARA FAVORECER LA PSICOMOTRICIDAD EN LOS NIÑOS PEQUEÑOS

Cuando nos planteamos educar al niño desde la perspectiva de su psicomotricidad se abre ante nosotros un amplio campo de acción que va desde el conocimiento y conciencia que debe adquirir el niño de su propio cuerpo hasta la posibilidad que tiene de moverse eficazmente y expresarse con él, siempre y cuando no se deba desapercibir diferentes estrategias como el juego, educación física, música, rutina colectiva, las cuales desarrollé con el grupo. Donde los niños a través de la expresión corporal desarrollaran su campo físico y psicomotor con el objetivo de facilitar al infante el proceso creativo libre expresión y comunicación a partir de los conocimientos de su autocofianza, relación con la educadora y de trabajo con sus compañeros, ya sea de forma individual, en parejas, equipos o en grupo.

El juego

En nuestra vida cotidiana es concebido como el que prepara al pequeño para los roles sociales o para comprender y asimilar el mundo de las personas y objetos. A través del juego el niño conquista esa autonomía y personalidad, así también los juegos educativos conforman las actividades mediante las cuales pueden lograrse los objetivos relacionados con el movimiento.

El juego, es el eje principal donde el niño aprenderá divirtiéndose, introduciéndose de tal manera en él, y no se da cuenta de lo que esta pasando alrededor, el pequeño parece olvidar lo real y se convierte en el personaje que representa en el juego, el infante se niega a ver lo que realmente ve; ejemplo: el palo no es un palo, es una espada, el trazo que ha hecho en el suelo, es un muro intraspasable, el niño llega a sentir miedo, ante el compañero que es un lobo, por lo tanto en el juego el niño no ve el mundo real, sino que se inclina más por lo imaginario, y lo pude comprobar, cuando estuvimos viendo el tema “juguemos al médico”, en el que el propósito fue que los niños conocieran los diferentes objetos que utiliza el médico y la labor que desempeña, para esto en el transcurso de la semana, los niños elaboraron diferentes objetos de enfermería como (jeringas, estetoscopio, botiquín, cofia). Los cuales los dejaban en el salón, porque decían que querían jugar al médico, así que el último día para cerrar el proyecto, por elección de los niños jugamos a un consultorio médico, un día antes de realizar la actividad, los niños estuvieron muy emocionados, entonces les sugerí que todos se vistieran de blanco para el siguiente día, y realizar el juego, dijeron que si.

Así se llegó el día de realizar la actividad, iniciamos entre todos eligiendo los personajes, dijo Erik –como vengo de blanco, yo soy el doctor, exclamó Jenrri –yo también quiero se un doctor, contestó Esmeralda –yo también, les comenté que en un consultorio médico también trabajaban enfermeras, Wendy le dijo a Esmeralda –mejor que éramos enfermeras, les dije muy bien, ahora quienes son los pacientes, dijo Erik –que sean lo que no vinieron de blando, contestó Francisco –si, nosotros somos los pacientes, ¡ah! y que nos inyectaban, exclamó Ma. del Rosario –pero de a mentiritas, entonces al escuchar esto Sayuri, empezó a llorar y decía –yo no quiero que me inyecten, todos se empezaron a reír, entonces le dijo Esmeralda a Sayuri –la jeringa no es de de verdad, en este momento tuve que explicar que era un juego, y no utilizarían objetos de verdad, así se mostró más tranquila, continuamos eligiendo los personajes, otros pacientes fueron José y Diego Armando. Para realizar la actividad, con la ayuda de los niños, buscamos los espacios adecuados, colocamos las mesas donde estaría Erik y Jenrri, quienes fueron los médicos, también instalamos un lugar donde sería la farmacia, ahí estuvo Wendy, otros espacio fue la sala de espera, aquí estuvo recibiendo los pacientes Esmeralda. Por consiguiente iniciamos el juego primero fue Francisco quien acudió al consultorio, decía –hay, me duele la cabeza, que me va a dar doctora, contestó Esmeralda –suba a la báscula, primero lo voy a pesar, muy bien ahora abra su boca y le puso un abatelengua, ahora pase con el médico, se dirigió donde estaba Erik y Jenrri, lo revisaron con el estetoscopio Erik –muy bien, simuló escribir una receta en una hoja de papel y se la dió a Francisco diciendo –tenga su receta y pase con la enfermera Wendy a la farmacia para que le de esta medicina, así fueron pasando a consulta José, Ma. del Rosario, Diego Armando, a quienes en el momento de pasar les causaba risa, era el turno de Sayuri y le decía a Esmeralda –pasa Sayuri, con un poco de pena pasó donde estaba Esmeralda y le dijo que pasara con los médicos, quienes enseguida, le dieron su receta y le dijeron que pasara a la farmacia, la atendió Wendy, ella tomó muy real su personaje de enfermera, y le decía a ver niña dame tu receta, te tomas esta medicina y le dió una caja de medicina vacía, nuevamente le dijo ahora extiende la mano te pondré una vacuna, contestó Sayuri –pero de a mentirita, exclamó Wendy –si y luego le dijo muy bien niña, ya es todo, ahora toma una paleta, porque te portaste muy bien, todos se empezaron a reír, entonces se llegó la hora del recreo y así culminamos el juego, durante esta actividad pude comprobar que el niño aprende a través del juego por lo tanto la enseñanza y juego se convierten, así en un proceso integrado que le sirve al niño en su autonomía favoreciendo también el cuidado de la salud (Ver anexo 4). Según J. HUIZINGA (1972:112). “El niño y el animal juegan porque encuentran gusto por ello. Y en ello consiste precisamente la libertad”.

El juego es espontáneo, libremente elegido, nunca obligatorio, a veces algunos niños no quieren participar en el juego, pero fácilmente, terminan por ser atrapados por la fascinación que la actividad promueve, ya que por medio del juego, el infante forma su propio mundo imaginario, lo cual favorece el desarrollo de su personalidad. Esto lo pude comprobar, en una mañana de trabajo después de la rutina, ya estando en el salón de clases, cuando dijo Luis Gustavo –hay que jugar maestra, al decir esto, los demás niños se inquietaron, y decían si hay que jugar, les pregunté a qué querían jugar, entonces dijo José –al lobo, respondieron varios niños no, al lobo no, entonces respondió Erik y dijo –a otra cosa, no se ponían de acuerdo, en este momento intervine para sugerirles que jugáramos al gran espejo, exclamó Luz María –y cómo es ese juego maestra, yo le respondí, daré las indicaciones para que iniciemos a jugar, las cuales consistieron en formar parejas, donde un niño sería el espejo y otro se miraría en él y realizaría los movimientos y gestos, y el que tenía que hacer el papel del espejo los imitaría. Así iniciamos el juego, distribuyéndonos por parejas en todo el salón, Luz María con Yasmín, Eric con Gustavo, así sucesivamente Francisco y Lorenzo, Esmeralda, Ma. del Rosario, Wendy, María, Jenrri, José, Lenin, Diego, a todos les causaba mucha risa realizar los gestos y movimientos, sobre todo al ver a sus demás compañeros como a Luz María y a Yasmín, quien en este juego Yasmín fue el espejo y Luz María realizaba diferentes gestos faciales, movía las manos e incluso hizo movimiento como un chango, entonces dijo Yasmín no Luz así yo no juego y todo se empezaron a reír, solamente a Lenin Jared se le dificultó un poco realizar este tipo de actividades como se mostraba tímido, pero le causaba mucha gracia las participaciones de sus compañeros, todos estuvieron sonriendo y gritando al ver los movimientos y gestos que realizaban cada uno. Poco a poco se perdió el interés de la dinámica algunos se distraían y ya no realizaban los gestos y movimientos y así culminamos el juego, lográndose que los niños convivieran y expresaran con su cuerpo lo que ellos quisieran.

Expresarse corporalmente, es una manifestación natural en los niños, desarrollada a través de la imitación y la observación, recíproca de los niños, favoreciendo el enriquecimiento de los vínculos grupales, así valorizar aspectos de la conducta, con el objetivo de reconocer, aceptar y descubrir el cuerpo como posibilidad de placer y juego.

La educación física: es la parte de la educación general que utiliza como medio de acción el ejercicio físico, destinada a desarrollar, mejorar o mantener las cualidades físicas, intelectuales y morales que permitirán una mejor adaptación del individuo a su medio natural, social y a la consolidación de su salud.

La educación física infantil debe tomar en cuenta todos los factores de la personalidad del infante, en cada etapa evolutiva el niño está atravesando por diferentes momentos de su desarrollo físico, cognitivo y social por lo que cada etapa los objetivos y las actividades deben estar adecuados a sus intereses y necesidades del pequeño.

Gracias a esta el niño desarrolla particularmente sus cualidades motrices y corporales, como dominio de sí mismo, firmeza en las actividades colectivas y principalmente deportivas con el objetivo del conocimiento vivencial del cuerpo, adquisición de patrones básicos de movimientos, de coordinación motriz, adaptación al medio físico, al espacio, a la capacitación para que el infante aprenda y desarrolle nuevas tareas como recibir, lanzar, rodar, manipular objetos o materiales adecuados al desarrollo de la psicotricidad.

Los juegos son las actividades propias de la educación física infantil en todo nivel preescolar. Así la educación física tiene verdadera razón de ser si se utiliza el movimiento como medio para lograr que el niño desarrolle su campo físico y psicomotor.

En su momento el deporte permitirá completar el proceso de socialización infantil esto se dió en una miniolimpiada que se realizó en la comunidad del Pochote donde llevamos a los niños a participar en competencias de diferentes deportes como carreras de obstáculos, costales, relevos y básquetbol.

Para poder trasladarnos a la comunidad nos organizamos con las madres de familia para ver la manera de conseguir el transporte y llegar al lugar, en esta misma mañana la mamá de Erik se ofreció a llevarnos (maestras, madres de familia y alumnos) en su camioneta, las únicas madres de familia que asistieron fueron la de Francisco, Erik, Diego y Yasmín, acompañando a sus hijos, llegamos al jardín del Pochote donde la directora dió indicaciones a los niños que entrarían formados al jardín, para llevar a cabo este evento, asistieron diferentes jardines de la colonia Rubén Figueroa, R. Leyva Mancilla de la colonia mexicapan y otros que son pertenecientes a la misma zona 113. Para iniciar el evento se realizó un desfile con motivo de inauguración de la miniolimpiada, nos formamos, marchamos y entramos para concentrarnos en la cancha e iniciar el evento, un niño del jardín del Pochote corrió alrededor de la cancha llevando la antorcha olimpica, fue entonces cuando dijo la supervisora que se daba por inaugurado el evento. Se inició con las carreras de relevos donde participó Erik, Jenrri y Francisco, esta competencia consistió en correr y llevar en la mano un estafeta para pasársela a su compañero y llegar a la meta, no obtuvieron ningún lugar y las niñas no participaron, después tocó el turno a Luz María, Wendy, Ma. del Rosario y Yazmín en la carrera de costales en donde cada niña se metió en un costal para dirigirse a la meta saltando, Luz María obtuvo el tercer lugar demostró su alegría y emoción por su triunfo, en el caso de los hombres participó Erik, Luis Gustavo, Francisco y Jenrri así también se inició la carrera de costales obteniendo Erik el cuarto lugar. Otra competencia en la que participó Jenrri fue carrera libre donde ganó el primer lugar, todos estaban muy emocionados y gritaban ¡Jenrri!, ¡Jenrri!, le aplaudían y felicitaban por su triunfo, él se sentía muy contento y lo demostraba sonriendo, era el turno de participar en carrera de obstáculos donde participó nuevamente Erik y Jenrri quienes eran los más veloces, esta competencia consistió en saltar los obstáculos (un bastón sobre botes) ya estando los participantes listos, al escuchar el silbatazo, Erik llegó a la meta en tercer lugar, por consiguiente solo faltaba competir en el deporte de básquetbol donde participaron Jenrri, Erik, Francisco, José y Mario, el juego consistió en tratar de encestar la pelota en el tablero contrario siguiendo las reglas (botar el balón, dar pase al compañero, no empujarse, etcétera) este partido estuvo muy emocionante ya que jugaron contra los niños del jardín R. Leyva Mancilla, durante el juego estuvieron apoyándose y dándose pase, Jenrri era el que más corría dando pase a Francisco, José y a Erik, y así lograron obtener el primer lugar, demostrando su alegría a través de risas y gritos, de esta manera culminaron las competencias repartiendo los reconocimientos, la supervisora Isabel López Delgado otorgó pelotas a todos por su participación y así terminó la miniolimpiada, los niños estaban muy contentos con sus premios y pasamos a retirarnos nuevamente en la camioneta de la mamá de Erik, ya que la señora se mostró muy amable apoyándonos en este evento.

Este tipo de actividades fueron favorables para desarrollar su psicomotricidad y tener la oportunidad de convivir con otras personas como adultos y niños (Ver anexo 5).

Educación psicomotriz no es un nuevo método de educación física, sino que es la base de toda educación física porque ambas se sirven del movimiento humano.

VAYER (1985:14) “La educación psicomotriz no apunta a la adquisición de gestos automáticos, de estilos, de técnicas deportivas, etcétera, en ella el movimiento no es más que un soporte que permite al niño adquirir unos conceptos y unas posibilidades tanto físicas y adquirir unas percepciones y unas sensaciones que brinden el conocimiento de este complejo instrumento que es su cuerpo y a través de él, el conocimiento del mundo que le rodea”.

Por lo tanto para llevar a cabo diferentes actividades psicomotrices como educación física que realizaba dos veces por semana basándome en la planeación de educación física que elaboraba con la dosificación mensual. Durante esta sesión junto con los niños iniciábamos primeramente con el calentamiento con diferentes coros de expresión corporal como por ejemplo “manteca de iguana”, donde los pequeños realizaban movimientos con diferentes partes del cuerpo, otro que resultó favorable “el malabarista” en donde los niños imitaban y realizaban diferentes acciones como por ejemplo correr, saltar, rodar, trotar, etcétera, tomando en cuenta el plan de educación física realizábamos actividades de ejercicios corporales donde los niños practicaban la fuerza, el equilibrio, resistencia y velocidad, etcétera, así pues este tipo de actividades fueron favorables para seguir remarcando los aspectos principales para el desarrollo de la psicomotricidad. “El cuerpo forma parte de la mayoría de los aprendizajes, no solo como el elemento que muestra, lo aprendido o el modo de cómo hacer para resolver situaciones problemáticas sino como instrumento de apropiación del conocimiento” (Fernández A. 1987:86).

Una de las planeaciones que llevé a cabo obteniendo resultados favorables fue la de la fecha 17 al 30 de enero en la cual salimos a la cancha con ayuda de los pequeños llevando los materiales que utilizaríamos en la clase, como: bastones, balón de básquetbol y tapetes, con el propósito de que los niños desarrollaran capacidades físicas. Primeramente iniciamos el calentamiento con el coro “Manteca de iguana” formando una rueda donde se realizaban movimientos con diferentes partes del cuerpo como la cabeza, hombros, pies, cintura, etcétera. Todos hacían los ejercicios menos Francisco que no quería participar, sin embargo por fin se integró, para el descanso cortaron una flor imaginaria, la olieron y dijeron que aroma tenía, Yasmin dijo –la mía huele a fresa exclamó Erik –la mía a limón, contestó Gustavo –y la mía a perfume, entonces dijo Esmeralda –la mía huele a manzana, con esto culminamos el calentamiento y les pedí que se formaran por parejas para darle las indicaciones de los ejercicios que haríamos por parejas, flexionaremos espalda con espalda uno con otro favoreciendo la flexibilidad, así también hacer otro tipo de ejercicio jalarse uno a otro de frente tomados de las manos probando la fuerza donde Francisco jaló muy fuerte a Luis Gustavo y se cayó pero el no dijo nada, otro ejercicio que realizamos fue jalar el bastón por parejas, con el propósito de medir la fuerza, todos los hicieron muy bien participando con entusiasmo, por lo tanto para seguir probando la fuerza realizamos el juego de “las cebollitas” la cual consistió en formar una fila y que los niños se tomaran de la cintura y un niño simularía ir a comparar cebollitas, jalando a uno de sus compañeros para tratar de separarlos de la fila, se inició el juego con Luis Gustavo que despegó de la fila a Sayuri, así fueron despegando las cebollitas, esta actividad fue con el objetivo de medir la fuerza y favorecer el apoyo mutuo. Como ya eran varios ejercicios que habíamos realizado les dije que prendieran un cerillo imaginario y lo apagara, todos lo hicieron nuevamente enciendan otro cerillo y apáguenlo con esto favorecimos la respiración. Ya que está constituida por la toma de conciencia del acto respiratorio y sus fases. “La respiración esta sometida a influencia conciente e inconsciente por lo que el educador puede influir al proceso respiratorio de los niños, realizando un control sobre el citado proceso, tratando de mejorar el sistema de automaticismo respiratorio” (Shinca 1980:47),

Para finalizar la clase hablamos sobre el ejercicio físico que realizamos con el cuerpo, Jazmín –¿es bueno hacer ejercicio, verdad maestra?, les contesté si, porque así estamos sanos y fuertes, y además deben comer frutas y verduras para tener muchas energías y poder realizar todo tipo ejercicios, así culminamos el diálogo, todos se acostaron sobre los tapetes se les cantó el corito del “animalito” que consistía en adivinar que animalito se estaba imitando así se llegó la hora del recreo, se levantaron de los tapetes, el material y lo colocaron en el espacio de educación física, con estas actividades los niños desarrollan habilidades psicomotrices corporales.

Otra de las estrategias que implementé fue la música, el objetivo no es enseñar a los niños a ejecutarla, sino a que la disfruten y manifiesten a través de ella distintos estado de ánimo, es decir, utilizarla como fuente para conseguir una mejor comunicación con el grupo. Esto se verificó en una mañana de trabajo al llevar una grabadora y música infantil para hacer la dinámica del “trompo bailarín” la cual realizamos después del recreo, que surgió por la iniciativa de Luz María que dijo –maestra hay que bailar, prenda su grabadora, en este momento les sugerí que les parece si jugamos al trompo bailarín, al decir trompo todos dijeron ¡si!, ¡si!, al trompo, preguntó Erik –¿cómo se juega?, voy a dar las indicaciones, cuando suene la música bailaran libremente por todo el salón, a una orden girarían su propio eje corporal, sin desplazar los pies, solo levantándolos ligeramente del suelo, y al cambio de música darían vueltas en otro sentido de rotación si había sido de la izquierda ahora sería a la derecha y con los brazos en el aire por lo tanto iniciamos la dinámica todos giraron y bailaron al mismo tiempo por todo el salón alegres y sonriendo, José hacía movimiento muy chistosos bailando por todo el salón, en este momento dí la orden de girar a la izquierda pero solo Erik, Luz María, Yasmín y Wendy lo hicieron correctamente se equivocó Francisco, Ma. del Rosario, Luis Gustavo, entonces dijo Erik ese lado no es la izquierda al escuchar esto Esmeralda observó a Erik como giraba y lo hacía igual que él en este momento yo intervine y les expliqué que se guiaran por su mano derecha y su mano izquierda, así seguimos jugando al trompo bailarín, pero los niños se empezaron a inquietar y ya no participaban en la dinámica, no respetaban las reglas, se llegó la hora de salida y así culminó la dinámica Luz María decía que quería seguir jugando pero le dije que jugaríamos otro día todos se formaron y cantamos un corito de despedida, y culminamos la mañana de trabajo. El objetivo de esta dinámica fue que los niños se desplazaran sobre su propio eje realizando diferentes movimientos conociendo la lateralización izquierda derecha y por lo tanto favoreciendo la interacción grupal.

Otra dinámica de las cuales pude notar un buen resultado con la música fue “el juego de las sillas” que realizamos después del recreo ya estando en el salón, la cual surgió por el interés de los niños que decían maestra ponga música, contestó José –si para que juguemos, ¿a qué quieren jugar? Respondió Luz María –como la otra vez hay que bailar, que les parece si realizamos el juego de las sillas, dijo Francisco –¡ha!, ¡ya se! es el juego en el que damos vueltas y ganas todas las sillas, –no Francisco, no todas las sillas, mejor les voy a decir: colocaremos las sillas en hilera en sentidos opuestos, según el número de participantes y posteriormente caminar alrededor al ritmo de la música y cuando se termine todos tratarían de ganar un asiento, y el que vaya quedando sin silla se irá saliendo del juego por lo tanto iremos quitando una silla y el que quede al final ese será el ganador, así iniciamos el juego ya colocadas las sillas todos caminaron alrededor bailando se movían bailaban y reían y por fin se terminó la música todos trataron de ganar un asiento, Wendy se quedó sin silla todos se reían, dijo Francisco –he, perdió Wendy, y nuevamente terminamos el juego al ritmo de la música cuando otra vez se terminó todos se sentaron excepto Diego, y así sucesivamente fueron perdiendo María, José, Jenrri, Gustavo y Yasmín, solo quedaban Luz María, Francisco y Erik quienes nuevamente siguieron bailando alrededor de las sillas, ya estando un poco inquietos Francisco tomaba la silla para no perder, entonces dijo Luz María –no, maestra Francisco agarra la silla y así no se vale, intervine para sugerir que respetaran las reglas del juego porque si no perdían, por lo tanto siguieron girando, se terminó la música y como solo quedaban dos sillas y tres niños, solo ganó silla Francisco y Erik y Luz María perdió, se continuo con el juego con los dos participantes que quedaban y al terminar la música Erik jalo la silla y se sentó provocando que el otro se cayera, Francisco dijo –Erik hizo trampa, contestó Erik –yo gane, en esto respondió Yasmín –gano Erik, entonces les dije que los dos eran los ganadores porque se habían quedado al final del juego Francisco se alegro y dijo –¡si!, ¡si!, también gané, así culminamos la dinámica porque ya era hora de realizar la actividad. El objetivo de esta dinámica fue que los niños desarrollaran su percepción auditiva y a la vez favorecer el espacio y tiempo. (Ver anexo 6)

En este día realizamos el árbol de los derechos de los niños, el cual se hizo utilizando material como papel bond y pintura vincí, posteriormente unimos el papel para dibujar un árbol grande, coloqué pinturas de diferentes colores en platos de unicel para que los niños metieran sus dos manos y posteriormente plasmarlas en el árbol, todos colaboraron en la realización de la actividad, pasando uno por uno, ya que habían terminado les dije ahora cada uno va a escribir en las manos que dibujaron en el árbol un derecho de ustedes, así que tuve que darles unos papelitos en cuales les escribí algunos derechos de los niños y se los dí a cada uno, todos empezaron a escribir diferentes derecho como: recibir amor, cariño, educación, etcétera. A quienes se les facilitó escribir fue a Erik, Yasmín, Sayuri, Wendy y Luz María, basándose del p