Leer Ensayo Completo “Sugerencias Didácticas Para Fomentar La Lectura En Quinto Grado De Primaria”

“Sugerencias Didácticas Para Fomentar La Lectura En Quinto Grado De Primaria”

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.620.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Ninoka 29 marzo 2011

Palabras: 9791 | Páginas: 40

...

ó investigar lo anterior, porque se considera importante y necesario buscar técnicas para ayudar a los educandos a mejorar su manera de leer, logrando avances más sustanciales en el proceso enseñanza aprendizaje.

De igual manera, es indispensable que los educandos manejen debidamente la lectura para que comprendan con mayor facilidad lo que leen y así, avanzar positivamente en su desenvolvimiento dentro del campo académico durante el tiempo que dure su preparación profesional; lo que conlleve posteriormente a alcanzar las metas trazadas por cada uno de ellos dentro del espacio de desarrollo que elijan, y poder así, ocupar un lugar digno en la sociedad en que habiten.

Además, una persona que le guste y comprenda lo leído tiene facilidad de palabra, tiene más posibilidades de superación llegando a ocupar los mejores puestos; asimismo podrá desenvolverse satisfactoriamente y entablar conversaciones con personas de distintos niveles de preparación sin ninguna dificultad.

3. METODOLOGIA

La metodología que se utilizará con los alumnos en la enseñanza de la lectura y escritura, ha sido a través del razonamiento inductivo - deductivo, en donde se avanza con el conocimiento de las palabras hasta llegar a formar todas las estructuras gramaticales que proporcionan el contenido de los textos (de lo particular a lo general).

Para lograr lo anterior, lo que más se requiere en el grupo donde existe el problema, es la práctica constante de los niños en la lectura para salvar con ello las deficiencias que tienen.

También considero necesario investigar y poner en práctica algunas técnicas y estrategias diferentes, esperando obtener los fines deseados y que los alumnos mejoren su lectura.

Se pretende llevar a cabo esta labor de manera organizada, dialogando con los educandos y padres de familia; realizando encuestas y entrevistas; también se considera de gran utilidad el conversar sobre el tema con los compañeros maestros del centro de trabajo.

De igual manera, se realizarán consultas en diferentes fuentes bibliográficas, buscando información teórica de algunos autores expertos en la materia, así como aplicar técnicas que permitirán con su debida aplicación sacar adelante a los alumnos. Y con ello, lograr lo que se menciona en el libro para el maestro donado por la Secretaría de Educación Pública y que a la letra señala:

“Es de suma importancia que los alumnos dominen la técnica de la lectura desde los primeros años de su educación primaria, porque de ello depende en gran parte el avance y el buen desarrollo del proceso enseñanza-aprendizaje, no nada más en la escuela primaria, sino en todos los demás niveles de preparación profesional y por qué no decirlo en todo el desarrollo de la personalidad del individuo y su vida dentro de la sociedad en que se desenvuelva.”[1]

Para la realización del presente trabajo, también se utilizaran las herramientas metodológicas como son: la observación directa, entrevistas, encuestas, diario del profesor, etc. Porque con la utilización de las mismas, se podrá detectar con claridad las deficiencias existentes en los alumnos, así como los factores que las propiciaron y con ello poder buscar las posibles formas de solución.

“ El propósito central de los programas de español en la educación primaria es proporcionar el desarrollo de las capacidades de comunicación de los niños en los distintos usos de la lengua hablada y escrita”[2]

Desde el punto de vista personal, se considera que los propósitos que manejan los planes y programas para la educación básica, en el rubro de la materia de español, son adecuados porque efectivamente se hace necesario que los alumnos, durante esta etapa se apropien de los conocimientos, aprendan a leer y a comunicarse de manera ordenada y lógica con los demás.

Anteriormente se dedicaba menos tiempo a la práctica de la lectura con los niños en la escuela primaria, lo que obviamente traía como consecuencia una deficiencia en ese aspecto; pero a partir de los nuevos planes y programas de 1993 en adelante, se nos indica que el tiempo destinado para el área de español sea mayor; lo que ha resultado muy benéfico, porque así los niños practican más la lectura, la escritura y la comunicación oral.

Goodman, señala que “la lectura es un proceso que no se reduce a conocer símbolos, palabras, oraciones y partes abstractas del lenguaje que son objeto de estudio de los lingüistas. Leer como escuchar consiste en procesar el lenguaje y construir significados.”[3]

Es importante que el profesor propicie los elementos necesarios para que en el aula impere un clima adecuado en donde el niño se sienta en confianza de poder participar aportando toda clase de comentarios sobre los temas que se traten, y que además se sientan con la capacidad de elegir las actividades que les permitan practicar la lectura y la expresión oral.

“Los profesores en el salón de clases deben considerar una gama diferente de estructuras de participación para el aprendizaje para que las actividades de lectura entre las interacciones del aula como alternativas sociales, colaborativas y naturales a las actividades del habla y no como eventos solitarios orientados por el profesor.”[4]

Aprender a leer supone para el alumno un gran esfuerzo, ya que es un proceso difícil, puesto que requiere de una gran maduración psicomotriz, que va adquiriendo durante los primeros años de su vida lo que le será de gran utilidad para cuando ingrese por primera vez a la escuela donde desarrollará potencialmente sus conocimientos previos.

También el comprender lo leído es algo que para el niño es un tanto difícil, por lo que también se requiere de un alto grado de madurez y estabilidad emocional para lograrlo.

“Es del conocimiento de todos los maestros lo difícil que resulta enseñar a leer y escribir a los niños. Una gran parte de esa dificultad tiene que ver con las condiciones de vida de los niños: en sus hogares hay poco o nada para leer; problemas familiares, económicos, etc. , aprender a leer implica muchos aprendizajes complejos.”[5]

Ciertamente que las condiciones familiares, económicas y sociales en que viven algunos niños repercuten en su aprendizaje. No es posible que un niño con problemas de este tipo que asiste a la escuela, en muchas ocasiones sin probar alimento, mal vestido, desnutrido y hasta enfermo pueda aprender lo mismo que otros que sí tienen posibilidades económicas y culturales para resolver sus necesidades de salud y alimento.

Se debe fomentar en los alumnos el uso de los libros de texto pero con temas que sean de su interés para que practiquen la lectura con gusto y que poco a poco vayan adquiriendo el hábito de leer y con ello, logren vencer las deficiencias que puedan tener.

También es importante crear y dar confianza a los niños para que puedan expresarse libremente aumentando así la capacidad de expresión oral.

Los niños aprenden mejor cuando los contenidos son de interés para ellos y cuando el profesor los mantiene motivados durante el desarrollo de la clase; por ello se debe tener cuidado de proporcionar a los alumnos textos que les aporten conocimientos que signifiquen algo nuevo para ellos, o que se relacionen con su entorno.

Otro punto importante para que los niños mejoren su lectura es la formación y funcionamiento de las bibliotecas de aula o bibliotecas escolares, puesto que son un recurso didáctico muy útil y valioso porque en ellas los educandos tienen a su alcance textos de varios tipos en donde seguramente encontrarán los de su agrado, siendo además una forma de acercarlos a los conocimientos sin forzarlos en lo absoluto, sino que ellos solitos al consultar, hojear e investigar en los libros irán adquiriendo el gusto por leer y hacerlo cada vez mejor. Estas metas y otras más, han sido puntos de arranque para que los autores citados y otros, dediquen su vida a indicar el camino, desde su perspectiva, para que tanto educador como educando logran una educación de calidad. Por ejemplo: Los estudios realizados por Piaget son realmente muy valiosos y, si son bien aplicados en el campo de la docencia facilitan y fortalecen en gran medida el trabajo de los profesores y el aprovechamiento educativo en los alumnos.

Dichos estudios van encaminados a romper con las formas tradicionales de enseñanza en donde el maestro era el único que participaba recitando los conocimientos a los niños y éstos eran simples receptores que nada más escuchaban sin intervenir en la clase.

Ahora, con la incorporación de estas investigaciones se pretende dejar en mayor libertad al alumno, a que sea más participativo, a que sea él quien descubra por sí solo los conocimientos con la orientación debida del profesor y así, aprendan a interactuar con los demás, desarrollando con ello el sentido de cooperación que les será de gran utilidad en la formación de su personalidad.

4. EL CONTEXTO

4.1 La comunidad:

“Sahuayo, Michoacán. Está a 215 kilómetros de la ciudad de Morelia capital del estado por la carretera federal No 15, Morelia – Zamora – Jiquilpan – Sahuayo.

Este municipio se localiza al Noroeste del Estado, limita al Norte con Venustiano Carranza; al Este, con Villamar, al Sur con Jiquilpan y al Noroeste con el municipio de Régules ( Cojumatlán )”[6].

La localidad de Sahuayo, es cruzada por una carretera que comunica con los estados de Jalisco y Colima, por lo que es favorecida en gran medida en el aspecto comercial y económico.

Según la monografía del doctor don Antonio Peñafiel, la palabra Sahuayo es de origen náhuatl y se compone de dos elementos : Tzacua -Ayotl, donde Tzacuatl es una vasija formada por la mitad de un coco; y Ayotl que quiere decir tortuga, significando en este caso “ Vasija que tiene el aspecto de una tortuga.”

La escuela en la que llevé a cabo el trabajo, se localiza en una colonia céntrica de la ciudad por lo que cuenta con todos los servicios.

De las familias que tienen a sus hijos en éste centro educativo un 90% no acostumbra leer periódicos, libros o revistas; ya sea por falta de costumbre, Por no saber leer, o porque sus ocupaciones no se los permite.

El otro 10% Si lee regularmente esos medios de comunicación, según los resultados de las Encuestas realizadas.

Las ocupaciones de las familias de esa parte de la ciudad principalmente son el comercio, obreros, albañiles, empleadas domésticas, etc. el nivel de escolaridad existente es de un 87% de personas que apenas terminaron sus estudios de primaria, 10% saben leer muy poco y el 3% restante tienen alguna profesión. La mayoría de las familias habitan en casas que rentan, dichas casas en su mayoría están construidas con materiales sólidos; y cuentan además con todos los servicios.

En términos generales, las condiciones socioculturales y económicas de los niños y sus familias que acuden a esta escuela son bajas; lo que ocasiona que en su mayoría no se interesen demasiado por la educación y superación de sus hijos.

En lo referente a servicios de salud, se cuenta con un gran número de instituciones a las que pueden acudir dichas familias.

Entre las festividades y eventos populares y religiosos de más importancia que de una forma u otra interfieren en el aspecto educativo, se encuentra la del 25 de julio, las fiestas en honor a la virgen de Guadalupe, además la feria comercial y artesanal celebrada del 12 al 21 de diciembre; siendo esta conmemoración la que de manara directa afecta en las actividades educativas, debido a que los niños faltan a clases con frecuencia porque asisten y participan en esos eventos.

4.2 La escuela

El centro educativo en que laboro es la Esc. Prim. Urb. Fed. Francisco I. Madero Turno Vespertino, clave 16DPR2990L, perteneciente a la zona escolar 067, del sector 09. Ubicada en calle Pedro Moreno No. 425, en la colonia Cristo Rey en la ciudad de Sahuayo Michoacán.

De acuerdo a la información obtenida, este edificio escolar se construyó por necesidad. Desde un principio se destinó para uso educativo, fue construido en forma tripartita ( gobierno federal, estatal y municipal ).

“Fue inaugurado el 8 de diciembre de 1967 por el entonces gobernador del Estado el licenciado Agustín Arriaga Rivera”[7].

El turno vespertino, empezó a funcionar en el año 1973 debido a que por la mañana no se cubrían las necesidades escolares de la población de esa zona que creció rápidamente.

Las relaciones entre la escuela y la comunidad escolar no son muy cordiales, debido a que existe poco interés en la mayoría de los padres de familia por la educación de sus hijos, no acuden al llamado de los maestros para tratar los diferentes problemas que se presentan, en fin, se muestran un tanto indiferentes a participar en lo relacionado con la institución.

El edificio cuenta en lo general con todos los servicios públicos, laboramos en él un total de 18 maestros frente a grupo, un director técnico, un maestro de educación física, dos auxiliares de intendencia y una persona encargada de la cooperativa escolar.

Se atiende a:

- 3 grupos de primero.

- 3 grupos de segundo.

- 3 grupos de tercero.

- 4 grupos de cuarto.

- 3 grupos de quinto.

- 2 grupos de sexto.

Haciendo un total de 565 alumnos.

La plantilla de profesores que laboramos en esa institución, cuentan con una buena preparación académica y experiencia suficiente para desempeñar la práctica docente, lo anterior se comenta porque la mayoría cursó o cursa alguna licenciatura después de la Normal Básica.

En lo referente a las relaciones que existen entre maestros y alumnos puedo decir que son agradables y de respeto mutuo con la mayoría de los alumnos.

Las normas que imperan en la institución son establecidas por todos los profesores y el director en reuniones de Concejo Técnico, dichas normas se implantan en virtud de las necesidades que se presentan, con la finalidad de mejorar las condiciones académicas y disciplinarias del centro educativo.

4.3 El grupo

El grupo que se atiende actualmente es el 5º “B”, cuenta con 14 hombres y 13 mujeres, haciendo un total de 27 alumnos.

Debido a las malas condiciones socioeconómicas y culturales en que viven la mayoría de las familias de los educandos, existen muchas carencias; entre ellas las alimenticias que inciden de manera directa en el aprendizaje. Además la mayoría de ellos trabajan en las distintas actividades lo que en ocasiones no les permite asistir con regularidad a sus clases o llegan a ellas agotados, lo que también interfiere en la adquisición de los conocimientos.

En lo referente al comportamiento del grupo, puedo mencionar que en un principio eran muy inquietos e indisciplinados, no participaban en clase y no cumplían completamente con las tareas que se les encargaban para su casa.

Otro detalle que se considera importante vienen siendo las relaciones entre maestro y alumnos, las cuales, son agradables, debido a que existe un clima de confianza y armonía, donde ellos se expresan libremente, haciendo comentarios de los temas tratados y anécdotas personales, las cuales son de gran importancia para que desarrollen la comunicación oral con los demás.

5. REFERENTES TEÓRICOS

5.1 Un bosquejos del desarrollo del niño.

Edad del niño.

En lo general, se puede argumentar que el proceso enseñanza-aprendizaje se ha realizado tomando en cuenta la edad cronológica y mental de los niños, sin forzarlos en la aprehensión de los conocimientos fuera de sus limitaciones.

Desde el punto de vista de la teoría psicogenética de Jean Piaget, el niño tiene diferentes etapas de desarrollo y construcción del conocimiento; mismas que a continuación se mencionan.

En el desarrollo de las estructuras cognitivas de la afectividad y socialización del niño, Piaget distingue cuatro grandes etapas o periodos:

5.1.1-Período sensorio motriz.

“Que abarca desde el nacimiento hasta los 24 meses de edad.

En este período el infante llega a ser capaz de discriminar entre un pezón que produce leche y otros objetos que se lleva a la boca.

Durante esta etapa, los actos se tornan intencionales, los esquemas de la primera etapa se amalgaman y el niño busca los objetos que han sido eliminados súbitamente, aparece la auténtica imitación”[8].

5.1.2 Período preoperatorio.

“Que comprende desde los 2 años hasta los 6. Se caracteriza por: aparición de acciones internalizadas que son reversibles en el sentido de que el niño puede pensar en una acción o verla, y a continuación en lo que ocurriría si esa acción fuese anulada”[9].

Él niño ya no está limitado a un tipo de aprendizaje por ensayo y error, sino que empieza a demostrar un aprendizaje cognitivo cada vez mayor.

Durante este periodo, el niño ejecuta experimentos mentales en los cuales recorre los símbolos de hechos como si él participara realmente en éstos, asimismo empiezan a presentar habilidades de clasificación.

5.1.3 Periodo de las operaciones concretas.

Que es precisamente donde se ubican los alumnos que se atienden, “comprende entre los 7 y 12 años de edad. Este periodo se caracteriza porque ellos adquieren un gran avance en la socialización con los demás y en la evolución del sentido de la cooperación.

Durante este periodo el pensamiento del niño se descentra y se vuelve totalmente reversible. Esta capacidad esta sujeta a una limitación importante: el niño necesita presenciar o ejecutar la operación en orden para invertirla mentalmente”[10].

En el curso de este periodo, se desarrolla la base lógica de la matemática bajo forma de una serie de esquemas lógicos discretos.

Otro cambio cualitativo que se produce en las aptitudes lógicas del niño consiste en la comprensión de que modificar la apariencia de algo no modifica sus restantes propiedades (Conservación).

En este periodo, el niño comienza a dar signos de saber que aquellas operaciones

que, según él ve, modifican el aspecto de alguna sustancia u objeto, pueden ser revertidas.

Se considera que este tipo de comprensión es cualitativamente distinto de la memorización de información y que tiene su mejor exponente en los experimentos sobre conservación.

Durante esta etapa, es necesaria la experimentación sensorial directa para resolver los muchos tipos de problemas de conservación.

La conservación depende de la maduración.

Este periodo señala un gran avance en cuanto a socialización objetivación del pensamiento.

El niño ya sabe descentrar lo que tienen sus efectos tanto en el plano cognitivo como en el afectivo o moral.

Es capaz de coordinar los diversos puntos de vista y de sacar las consecuencias. Pero las operaciones del pensamiento son concretas en el sentido de que solo alcanzan a la realidad susceptible de ser manipulada, o cuando existe la posibilidad de recurrir a una representación suficientemente viva.

Todavía no puede razonar fundándose exclusivamente en enunciados puramente verbales, y mucho menos sobre hipótesis, capacidad que adquirirá en el estadio inmediato o estadio del pensamiento formal, durante la adolescencia.

Llega a relacionar la duración y el espacio recorridos y comprende de este modo a idea de velocidad. Las explicaciones de fenómenos físicos se hacen más objetivas.

Ya no se refiere exclusivamente a su propia acción, sino que comienza a tomar en consideración los diferentes factores que entran en juego y su relación. Es el inicio de una causalidad objetivada y especializada a un tiempo.

El niño no es capaz de distinguir aun de forma satisfactoria lo probable de lo necesario. Razona únicamente sobre lo realmente dado, no sobre lo virtual. El niño no se limita a acumular informaciones, sino que las relaciona entre si, y mediante la confrontación de los enunciados verbales de las diferentes personas, adquiere conciencia de su propio pensamiento con respecto al de los otros.

En esta edad el niño no solo es objeto receptivo de la transmisión de la información lingüístico – cultural en sentido único sino que surgen nuevas relaciones entre niños y adultos, y especialmente entre los mismos niños.

Piaget habla de una evolución de la conducta en el sentido de la cooperación. Los niños son capaces de una autentica colaboración en grupo, pasando la actividad aislada a ser una conducta de cooperación.

5.1.4 Período de las operaciones formales.

“El niño desde su nacimiento, empieza a socializarse con los de su entorno, lo hace primeramente con su mamá que es con la que tiene el primer contacto, y

conforme va creciendo lo hace con todos los demás miembros de la familia y las personas con que convive más. Posteriormente entra en contacto con lo que es en sí el universo de la escolaridad en donde se amplía más el sentido de la afectividad y socialización; pero es en el periodo de las operaciones concretas en donde él adquiere el mayor avance de socialización y cooperación con sus compañeros.”[11]

Piaget distingue también dos aspectos en el desarrollo intelectual del niño.

Por una parte, lo que se puede llamar el aspecto psicosocial, es decir, todo lo que el niño recibe desde afuera, aprende por transmisión familiar, escolar o educativa en general.

Aspecto espontáneo o psicológico que es el desarrollo de la inteligencia propiamente dicha: lo que el niño aprende o piensa, aquello que no se le ha enseñado pero que debe descubrir por sí solo.

Piaget enuncia acertadamente los dos periodos en el desarrollo intelectual del infante, porque es cierto que las influencias e ideas previas de los conocimientos que el niño adquiere en el hogar y en su entorno en que se desenvuelva, influyen en gran medida en su desarrollo intelectual para que con ello logre apropiarse en su tiempo y en su edad de los aprendizajes significativos para él.

Existen factores que influyen en el aprendizaje y rendimiento escolar, unos de orden externos como las condiciones de vivienda, salud, educación, trabajo, antecedentes familiares, alimentación del niño, etc. Influye también desde el ambiente físico de la escuela hasta el material didáctico, los métodos educativos y la actitud de los maestros entre otros.

Ciertamente que las técnicas o formas usadas por el maestro para conducir a los alumnos en la adquisición de conocimientos son de suma importancia; la forma en que los motive, los materiales que use y el ambiente creado por él en el aula, son determinantes para lograr un mejor aprendizaje en sus educandos.

“Los niños aprenden a leer cuando tienen un verdadero interés en lo que están haciendo, cuando se enfrentan a tareas que tienen alguna utilidad práctica y cuando lo que aprenden puede relacionarse con lo que conocen o con lo que desean saber.”[12]

Los trabajos de Piaget, se orientaron hacia la formación de los conocimientos en el niño. Su idea central es que el desarrollo intelectual constituye un proceso adaptativo que continúa la acomodación biológica y que presenta dos aspectos: Asimilación y acomodación. En el intercambio con el medio, el sujeto va construyendo no sólo sus conocimientos sino también sus estructuras intelectuales.

Estas no son producto ni de factores internos exclusivamente ni de las influencias ambientales; sino de la propia actividad del sujeto. El sujeto, según su capacidad intelectual logra una adaptación acorde a sus necesidades en el medio ambiente en que viva.

A medida que el individuo va logrando acomodarse a su medio, también de alguna forma va estructurando su pensamiento; el aprendizaje alcanzado se debe, efectivamente a una combinación de su capacidad, de la influencia del medio ambiente y de las actividades que él mismo lleve a cabo.

En los principios pedagógicos de Piaget, éste opina que el aprendizaje debe ser un proceso activo, porque el conocimiento se construye desde adentro.

En lo que concierne a la educación el principal logro de esta teoría, es un ruego para que se permita a los niños efectuar su propio aprendizaje… No se puede desarrollar la comprensión en un niño simplemente hablando con él. La buena pedagogía debe abarcar situaciones que presentadas al niño le den la oportunidad de que él mismo experimente probando cosas para ver qué pasa, manipulando símbolos, haciendo preguntas y buscando sus propias respuestas.

Un segundo principio sugiere la importancia de las interacciones sociales entre escolares. Piaget estaba convencido de que la cooperación entre los niños es tan importante para el desarrollo intelectual como la cooperación del niño con el adulto. Un tercer principio apunta a la prioridad de la actividad intelectual basada más sobre experiencias directas que sobre lenguaje.

Sobre los principios anteriores y el objetivo de la educación Furth opina lo siguiente:

“Furth, adoptó una posición valiente y correcta al afirmar que el primer objetivo de la educación es enseñar a pensar. Reconoció que la lectura es una herramienta importante para el aprendizaje, pero que lamentablemente se ha convertido en la preocupación de los educadores hasta el punto de excluir el pensamiento altamente operativo.”[13].

La pregunta inicial no es sólo retórica. Comúnmente se define a la Comprensión Lectora como “Forma en que el sujeto se relaciona con la lengua escrita. Implica que el sujeto esté familiarizado con los grafonemas, los signos de puntuación y otros signos auxiliares como los asteriscos, los guiones o los paréntesis y su aporte a la claridad de la información. Es también, la apropiación de los significados de un texto mediante el uso del contexto, la predicción, la recapitulación y la jerarquización de la información”[14]

O bien, como dice Mabel Condemarín, “como la capacidad para extraer sentido de un texto escrito.”[15] Agrega, además, esta autora que dicha capacidad no depende sólo del lector, sino que también del texto, en la medida en que es demasiado abstracto, excesivamente largo, abundante en palabras desconocidas o con estructuras gramaticales demasiado complejas. Este hecho no es menor mirado desde el punto de vista de la Educación porque son los docentes los que, en la mayoría de los casos, eligen los textos que leen los estudiantes.

Tradicionalmente se ha concebido a la lectura como un acto mecánico de decodificación de unidades graficas en unidades sonoras, y a su aprendizaje como el desarrollo de habilidades perceptivo – motrices que consisten en el reconocimiento de las grafías que componen una palabra, oración o párrafo.

La escuela pone énfasis en el conocimiento técnico o la mecánica de la lectura, olvidando que esta implica una comunicación entre el lector y el autor por medio del texto, y hace caso omiso de los intereses del niño, al predeterminar los contenidos, los ejercicios y las secuencias.

Así establece un punto de partida para todos, y delimita el mismo tiempo para todos.

La mayor consecuencia de esta situación es que para el niño la lectura se asocia con el hastío y el aburrimiento, por una parte, debido a la falta de variedad de textos, y por otra, porque tiene que aprenderlos de memoria, aun cuando en muchos casos estén fuera de sus posibilidades cognoscitivas.

Se concibe a la lectura como la relación que se establece entre el lector y el texto, una relación de significado, y a la comprensión lectora como la construcción del significado particular que realiza el lector, y que de este modo constituye una nueva adquisición cognoscitiva.

Mientras tanto:

Wittrock señala que “la comprensión es la generación de un significado para el lenguaje escrito, estableciendo relaciones con los conocimientos previos y los recuerdos de experiencias”[16].

Mientras tanto para Rodríguez, el concepto de comprensión lectora, que esencialmente consiste en “la atribución o construcción de significado a través de lo escrito”[17]

Sea cual sea el modelo propuesto de comprensión lectora, los siguientes

componentes aparecen en todos ellos:

• “Identificación de letras.

• Relación de letras con sonidos.

• Identificación de palabras.

• Identificación de oraciones.

• Identificación de estructura gramatical.

• Asignación de significado a palabras y oraciones.

• Establecimiento de relaciones entre las oraciones del texto.

• Utilización del conocimiento previo para predecir información y

adivinar el significado de palabras desconocidas.

• Realización de inferencias basadas en el contexto de lo leído y en los

esquemas cognitivos del lector.”[18]

Desde el marco de la epistemología genética de Jean Piaget, se da importancia al papel activo del sujeto cognoscente en todo acto de conocimiento. Sabemos que el conocimiento se desarrolla y adquiere por aproximaciones sucesivas, en función no solo de las características particulares del sujeto, sino también de las del objeto.

La comprensión lectora depende de la complejidad y la extensión de la estructura intelectual de que dispone el sujeto para obtener un conocimiento cada vez mas objetivo. Así la comprensión lectora no es sino un caso particular de la comprensión del mundo en general.

Por otra parte, el ambiente social, lingüístico y cultural en el que se desenvuelven los lectores influye en la construcción de las estructuras intelectuales.

De acuerdo con Vidal la evaluación es una: “Actividad sistemática y continua, integrada dentro del proceso educativo, que tiene por objeto proporcionar la máxima información para mejorar este proceso, reajustando sus objetivos, revisando críticamente planes y programas, métodos y recursos, y facilitando la máxima ayuda y orientación a los alumnos”[19].

6. METODOLOGÍA PARA LA EVALUACIÓN LECTORA

La evaluación educativa se concibe de acuerdo con Díaz Barriga como “la explicación y comprensión de una situación educativa, mediante la indagación y el análisis que se realizan sobre algún objeto de evaluación”[20] (Díaz Barriga, 1982), en este caso el aprendizaje de la lectura y la comprensión lectora.

En la evaluación de la comprensión lectora, el maestro realizará el análisis y la explicación del desempeño de cada alumno frente al o los textos seleccionados para tal fin.

La evaluación tiene como propósito aportar elementos que sirvan para tomar las decisiones más acertadas sobre el sujeto o el objeto que se actúa.

Una situación de evaluación que se diseño con el propósito de conocer el estado inicial de conocimientos en el que se encuentra un alumno o un grupo, EVALUCION DIAGNOSTICA O INICIAL, permite conocer, con respecto al desarrollo lector, cuales son las características de la lectura que realizan en determinados textos, y cuales son las dificultades a las que se enfrentan para construir sus significados.

La evaluación de la comprensión lectora debe caracterizarse por ser una tarea estimulante para los niños. Se ha comprobado que si los niños conocen la tarea por realizar en una situación de evaluación su comprensión mejora, ya que son capaces de orientar su actividad con base en tales objetivos.

Los niños pueden comprobar su propia comprensión y avanzar por si mismos en su desarrollo lector.

6.1. Situación de la evaluación

En el diseño de las situaciones de evaluación, el maestro considerará: las características de los alumnos, de los textos, de las preguntas, así como el tiempo la periodicidad con los que se realizara la evaluación.

Una situación de evaluación consta de cuatro momentos:

1 – Indagación del conocimiento previo de los alumnos.

2 – Lectura de los textos realizada por los alumnos.

3 – Respuestas a las preguntas.

4 – Análisis e interpretación de las respuestas.

6.2. Desarrollo de Situaciones de Evaluación

Para desarrollar una situación de evaluación de la comprensión lectora es necesario que con anterioridad el maestro lea detenidamente cada uno de los materiales que habrá de utilizar con los alumnos. Esta lectura le permitirá reconocer las características de los textos y de las preguntas, o elaborarlas, en caso de que las ya formuladas no satisfagan las expectativas que tiene.

Con este reconocimiento, el maestro además podrá seleccionar, como otra opción, los textos más adecuados para los alumnos de su grupo, estableciendo así una secuencia diferente para cada uno de ellos.

Es recomendable que el maestro lleve un registro de la secuencia que está asignando, de acuerdo con las consideraciones que haga respecto de las necesidades y posibilidades cognoscitivas de los alumnos, las características textuales y las implicaciones que las preguntas contienen.

Ejemplo de análisis de respuestas individuales de un alumno de 5º grado para evaluar la lectura de comprensión. (Manuel Salvador).

6.2.1 El violín -

“En una de las principales calles de la ciudad de México, se encontraba una lujosa tienda de antigüedades.

El dueño era el señor Michel Taunus, un rico comerciante considerado muy listo en los negocios.

Un día entró a su tienda un joven alto y delgado, que parecía ser músico, pues traía entre sus manos un estuche que contenía un violín. El joven buscaba, por encargo de su tío, unos adornos que donaría a una iglesia. El seños Taunus le mostró lo mejor que había en la tienda y el joven anoto los precios de algunos artículos.

Antes de salir, le pidió al dueño que le guardara su violín, ya que aún tenia que cumplir otros encargos y no quería que se maltratara, por ser un recuerdo de su padre. Don Michel tomo la caja con el violín y la coloco dentro de una de las vitrinas para que nadie la tocara.

A la mañana siguiente, un señor vestido elegantemente entró a la tienda, se detuvo frente a la vitrina donde se encontraba el violín y pidió que se lo mostraran. Después de revisarlo minuciosamente expresó:

¡Este violín es único! Véndamelo.

El distinguido señor le insistió a don Michel para que se lo consiguiera al precio que fuera, prometiéndole volver al día siguiente y darle una buena gratificación si lo conseguía.

Esa misma tarde llegó el joven; don Michel le entregó la caja y al mismo tiempo le

propuso comprarle su violín. El joven le contestó que no le interesaba venderlo. Don Michel, tratando de convencerlo le ofreció seiscientos pesos.

- No, señor – contestó el joven – ni por el doble lo he querido vender.

Es el único recuerdo que tengo de mi padre y aunque soy muy pobre, no quiero desprenderme de mi violín.

Don Michel hizo el último intento; saco mil pesos y le dijo:

Este es mi último ofrecimiento.

El joven tomó el dinero, aparentemente conmovido, y salió apresuradamente. Transcurrieron 8 días sin que el elegante señor interesado en comprar el violín se presentara a cumplir su promesa. Ese día entro a la tienda un famoso violinista extranjero que había llegado a México. Don Michel aprovecho la oportunidad para preguntarle si efectivamente el violín era tan fino y costoso como le habían dicho. El violinista lo sacó del estuche, lo reviso y le dijo:

- Esto es una basura; con quinientos pesos estaría bien pagado.

Cuando se quedo solo el avaro comerciante, miro el violín diciendo:

- ¡Que tonto he sido, mas de mil pesos he pagado por esta lección de violín!

Este texto implica las siguientes inferencias: Causa física, motivacional y evaluativa.

Manuel Salvador 5º B 11 años.

1. ¿Quién era el señor Taunus?

Un vendedor

2. ¿En qué lugar se encontraba la tienda de antigüedades?

En un pueblo.

3. ¿Cómo te imaginas que era el joven que entró a la tienda con su violín?

Con apariencia de pobre.

4. ¿Por qué el joven le pidió al señor Taunus que le guardara el violín?

Porque no quería que se maltratara.

5. El señor elegante que entro después a la tienda y quería el violín, era:

Rico.

6. ¿Por qué compró don Michel el violín?

Porque quería el violín.

7. ¿Por qué crees que el joven salió de prisa de la tienda después de que don Michel le pago por el violín?

Porque tenía el dinero.

8. El señor interesado en comprar el violín no regresó a la tienda. ¿Por qué crees que no regresó?

Porque ya no quería el violín.

9. ¿Qué pensó el señor Taunus cuando supo que el violín no era tan fino y costoso?

Que se lo compraba en un millón.

10. ¿Cuál crees que haya sido la intención del joven cuando entro a la tienda?

Buena.

11. ¿Qué otro titulo le pondrías a lo que leíste?

El violín del joven pobre”[21].

“Leer es adentrarse en otro mundos posibles. Es indagar en la realidad para comprenderla mejor, es distanciarse del texto y asumir una postura critica frente a lo que se dice y lo que se quiere decir, es sacar carta de ciudadanía en el mundo de la cultura”[22]

6.3 Tipos de Lectura

Cuando nos proponemos leer un texto, los elementos textuales (del texto) y los contextuales (del lector) activan nuestros esquemas de conocimiento y sin proponérnoslo anticipamos aspectos de su contenido. Formulamos hipótesis y hacemos predicciones sobre el texto (¿Cómo será?; ¿Cómo continuará?; ¿Cuál será el final?) Las respuestas a estas preguntas las encontramos a medida que vamos leyendo.

“Existen variados tipos de lectura como son:

• Lectura en voz alta Lectura comentada

• Lectura en silencio Lectura individual

• Lectura en coro Lectura en grupo voz alta

• Lectura de comprensión

• Lectura de rapidez”[23].

6.4 Evaluar la Lectura

La evaluación es una necesidad legitima de la institución escolar, es el instrumento que permite determinar en que medida la enseñanza ha logrado su objetivo, en que medida fue posible hacer llegar a los alumnos el mensaje que el docente se propuso comunicarles.

La evaluación del aprendizaje es imprescindible porque provee información sobre el funcionamiento de las situaciones didácticas y permite entonces reorientar la enseñanza, hacer los ajustes necesarios para avanzar hacia el cumplimiento de los propósitos plantea.

6.5 La planeación

“Es hacer un proyecto ordenado de las actividades que se pretenden realizar en el Aula”[24].

Planeación de los propósitos que se pretenden alcanzar en el 5º grado sobre la lectura:

Propósito

Que el alumno:

• Lea y recree cuentos y fábulas.

Contenido

Lectura de cuentos y fábulas.

Actividades

• Leer cuentos y fábulas de la biblioteca del aula.

• Que el maestro se las lea.

• Preguntar a los alumnos sobre los personajes de los cuentos y fábulas.

• Explicar lo que es la moraleja en las fábulas.

Recursos Didácticos

• Libros de la biblioteca del aula.

• Libros de texto de los niños.

Evaluación

La evaluación se dio en base a las respuestas que dieron los niños sobre los cuentos y fábulas.

Tiempo

2. sesiones de la semana.

Propósito

Que el alumno:

• Lea y recree poemas.

Contenido

Lectura de poemas

Actividades

• Leer poemas de los libros de la biblioteca.

• Leer algunos poemas de su libro de texto.

• Leer todos juntos un poema que elijan.

• Observar el lenguaje utilizado en los poemas.

Recursos Didácticos

• Libros de poemas de la biblioteca del aula.

• Libros de textos de los alumnos.

• Algunos libros que el maestro lleve a la escuela.

Evaluación

Se evaluó a los alumnos según su participación y el menor numero de fallas al momento de leer.

Tiempo

2. sesiones de la semana

Propósito

Que el alumno:

• Lea diferentes tipos de textos.

Contenido

Lectura de textos de diversos tipos.

Actividades

• Dar un tiempo de media hora o más para que los niños manipulen, lean u hojeen los materiales existentes en la biblioteca del aula.

• Intercambian los textos entre ellos.

• Preguntar sobre el contenido de los textos leídos.

Recursos Didácticas

• Materiales de la biblioteca del aula.

• Libros de los alumnos.

Evaluación

De acuerdo con la participación de los alumnos y sobre todo por las respuestas que dieron sobre las preguntas que el maestro les planteó.

Tiempo

Dos ocasiones en cada semana durante todo el ciclo escolar.

Propósito

Que el alumno:

• Lea cuentos cortos.

Contenido

Lectura de cuentos cortos elegidos por los alumnos.

Actividades

• Elegir algunos cuentos de interés para los alumnos.

• Leerlos por equipos.

• Hacer preguntas sobre lo ocurrido en dichos cuentos.

• Lectura de un cuento por parte del maestro en voz alta para que ellos lo escuchen.

• Preguntar que opinan sobre los acontecimientos del mismo.

Recursos Didácticos

• Los libros de la biblioteca del aula.

• Los libros de texto de los alumnos.

Evaluación

En base a los aciertos en las preguntas y su participación durante las actividades.

Tiempo

Dos veces por mes durante todo el ciclo escolar.

Propósito

Que el alumno:

• Lea y elabore historietas.

Contenido

Lectura y elaboración de historietas.

Actividades

• Observar la estructura y características de las historietas.

• Leer historietas que los niños lleven al salón.

• Elaborar una historieta a partir de un cuento en forma individual o por equipos.

Recursos Didácticos

• Historietas que los niños llevaron al salón.

• Algunas que encontraron en la biblioteca del aula.

• El libro de actividades de los alumnos.

Evaluación

De acuerdo a la participación da cada uno de los alumnos en la lectura y la elaboración de las historietas.

Tiempo

Dos sesiones de la semana.

Propósito

Que el alumno:

• Lea y recree adivinanzas y poemas.

Contenido

Lectura de adivinanzas y poemas.

Actividades

• Pedir a los alumnos que escriban cada quien una adivinanza que sepan.

• Que pase cada uno al frente a preguntar a los demás si saben la adivinanza de cada uno.

• Escribirlas todas en su cuaderno.

• Leer en voz baja un poema elegido entre todos.

• Leerlo en forma grupal.

• Leerlo en forma individual por estrofas.

Recursos Didácticos

• Libros de adivinanzas.

• Cuaderno.

• Lápiz o lapicera.

• Libros de poemas.

Evaluación

Se evaluó en base a la participación activa de cada uno de los alumnos.

Tiempo

Tres sesiones.

Propósito

Que el alumno:

• Lea y elabore una crónica familiar.

Contenido

Lectura y elaboración de crónicas familiares.

Actividades

• Redactar cada quien una crónica de su familia sobre algún acontecimiento en especial.

• La lean ante el grupo.

Recursos Didácticos

• Cuaderno.

• Lapicera.

• Entrevista a los familiares.

Evaluación

Se realizo según el cumplimiento de los alumnos así como su participación en la medida de las posibilidades de cada uno

Tiempo

Dos sesiones.

Propósito

Que el alumno:

• Lea cartas.

Contenido

Lectura oral de cartas.

Actividades

• Leer las cartas que están en el libro de actividades en silencio.

• Analizar las partes de las cartas.

• Lectura de las cartas en voz alta.

• Preguntar sobre el contenido de éstas.

• Leer algunas otras cartas del material de la biblioteca.

Recursos Didácticos

• Libro de actividades de los alumnos.

• Libros de la biblioteca del aula.

• Algunas cartas de familiares de los alumnos.

Evaluación

Se realizó en base a la buena disposición de los alumnos para llevar a cabo la actividad.

Tiempo

Dos sesiones de la semana.

Técnica: En general, técnica es habilidad para transformar la realidad siguiendo una serie de reglas.

Deficiencias: En general, carencias o falta de algo; insuficiencia en el funcionamiento.

Desde el punto de vista pedagógico, cada uno de estos tipos de deficiencia, exige un conocimiento adecuado por parte del profesor y un tratamiento especifico, ya sea dentro de los centro normales de educación o, cuando sea necesario, en el marco de la educación especial.

Lectura: La lectura ha sido definida de varios modos. En todos los casos, las definiciones pueden situarse entre las dos siguientes:

1) La lectura como correspondencia sonora del signo escrito, o desciframiento

sonoro del signo escrito.

2) La lectura como captación del mensaje del autor y su valoración critica.

Evidentemente, el sentido asignado a la lectura en ambas definiciones no tiene por qué ser incompatible, sino más bien complementario; así, en la primera fase de los métodos sintéticos, la primera de las definiciones es imprescindible en tanto que la segunda coincide con su punto de llegada. Los métodos analíticos dan preferencia a la segunda definición; pero la primera acaba estando también presente en la última fase de estos métodos.

Comprensión: Implica que el mensaje propuesto sea asimilable por el lector y le permita integrar lo nuevo en lo conocido.

6.6 Métodos de lectura: Fundamentalmente son dos los métodos empleados para la enseñanza de la lectura.

a) Los que parten de los elementos que componen las palabras (letras, silabas, sonidos) y tiene como punto de llegada la comprensión de unidades de lenguaje mayores (palabra, frase, texto). Son los llamados métodos sintéticos o de marcha sintética.

b) Los que parten de la palabra, la frase o el texto para llegar a los elementos más simples del lenguaje (sílabas, letras). Son los métodos analíticos o de marcha analítica.

De estos métodos se ha dicho que son más interesantes para los alumnos, que están de acuerdo con su modo global de percepción, que cultivan el significado desde sus comienzos también que producen dislexia.

Los métodos sintéticos han sido duramente criticados desde posiciones psicológicas muy discutibles; así, se ha dicho que van contra la manera más natural de la percepción del niño, que disminuyen su interés, que son métodos lógicos y no psicológicos.

Lo cierto es que la investigación realizad para comparar ambas clases de métodos no es concluyente. Y ello, porque los diseños utilizados dejan mucho que desear, tanto por lo que se refiere a las variables estudiadas como a los subsiguientes niveles de análisis.

Falta investigación sobre cuál de los dos métodos sea más importante por su influjo sobre las variables específicamente lingüísticas que va a tener que aprender el alumno en los cursos posteriores.

6.7 Técnicas de lectura

Las técnicas para la lectura, son actividades con características de juegos que despiertan el interés de los alumnos y a la vez fomentan habilidades de reflexión, análisis y de crítica.

Enseguida anoto algunas acordes a los alumnos de 5º grado:

Maestro narrando

Material

- Libro de cuentos

- Papel y lápiz.

Desarrollo

- Se les pide a los niños propongan qué cuento quieren escuchar.

- La mayoría se deciden por ejemplo por “La fosforerita”.

- El maestro lee con anticipación el cuento para saber de qué trata.

- El maestro empieza a narrar el cuento haciendo énfasis en los distintos momentos del mismo, manteniendo la motivación total de los alumnos.

- Después se les pregunta su opinión sobre los personajes.

- Enseguida se les pide que escriban con sus palabras lo que cada uno entendió.

- Se les invita a que lean en forma individual otros cuentos de la biblioteca del aula.

Evaluación

La imaginación, la comprensión de cada uno al momento de escribir lo que entendieron, su escritura, signos de puntuación, características de los personajes, etc.

“¿QUIEN LEE MAS RAPIDO?”

Material

- Libro de lecturas

- Papel y lápiz.

Desarrollo

- Se les pregunta a los niños si saben quién es el más rápido para leer en el aula.

- Se les comenta que para averiguarlo van a leer el mismo texto y contar las palabras que cada uno lea en un minuto.

- Se inicia la lectura de acuerdo al orden de la lista.

- Todos los alumnos mantienen su atención para ver hasta donde lee cada uno de sus compañeros.

- Al final se les dice el número de palabras leídas por cada uno.

- Se les pide que anoten las palabras leídas por cada uno de ellos ya que al siguiente mes se repetirá la actividad para que comparen su avance.

Evaluación

Su atención durante la actividad, el comportamiento durante la misma y la recreación literaria.

“SOPA DE LETRAS”

Materiales

- Libro de español actividades

- Lápiz y papel.

Desarrollo

- Se les pide a los niños que lean juntos con el maestro la información sobre los verbos conjugados en tiempo pospretérito.

- Enseguida se les indica que encierren los verbos en pospretérito que se encuentran en la sopa de letras de su libro.

- A continuación observamos todos juntos la terminación de los verbos en tiempo pospretérito.

- Cuando hubieron encontrado los 10 verbos conjugados, se les pidió que escribieran oraciones utilizando cada uno de ellos.

- Por último y, como tarea de reforzamiento se les encargó conjugaran tres verbos en tiempo pospretérito.

Evaluación

La buena disposición para encontrar los verbos.

El trabajo en conjunto.

La lectura de los verbos.

La lectura y estructura correcta de las oraciones formadas.

La concordancia en la conjugación de los verbos.

“SE ME LENGUA LA TRABA”

Material

- Libros de español, lecturas y actividades.

- Otros libros.

- Papel y lápiz.

- Pizarrón y gis.

Desarrollo

- Se les pregunta a los niños. ¿Quién se sabe un trabalenguas?

- Varios contestan que si saben algunos.

- Pasan al frente a decirlos.

- Enseguida el que lo dice también lo escribe en el pizarrón.

- Los niños empiezan a decirlos y como se equivocan mucho, todos se ríen de todos.

- Después se les pide que lean lo más rápido que puedan los trabalenguas de sus libros.

- Después de mucho practicarlos, pasa cada uno a decirlo de memoria al frente.

- Para que todos tengas los trabalenguas y puedan practicarlos en casa, los escriben en su cuaderno.

Evaluación.

La disposición al trabajo.

La habilidad para leer los trabalenguas.

La escritura correcta de los mismos.

La manera en que se desenvuelven al decirlos.

El presente no es un trabajo terminado, es un avance en un tema que se presenta cada año en las aulas de las escuelas donde acuden los niños de México y de Michoacán. Se aceptan propuestas, orientaciones y modificaciones posibles a la investigación. Ojala que sirva de algo a todos aquellos que compañeros de profesión que en algún momento lo lean. Gracias!!!

CONCLUSIONES

• Las técnicas para la enseñanza de la lectura son de gran importancia, porque gracias a ellas los alumnos adquieren destrezas y mejoran su manera de leer.

• Este tipo de trabajos sirve para conocer a los alumnos y al medio ambiente que los rodea, lo que permite atacar con bases sólidos los obstáculos a que diariamente nos enfrentamos los profesores en el aula.

• Es necesario y urgente el que los maestros adopten nuevas formas de enseñanza que vayan acorde a los tiempos, en donde los alumnos participen más en la aprehensión de los conocimientos.

• Las técnicas o formas de enseñanza son como el camino a seguir del profesor para lograr los fines propuestos en cualquier actividad educativa.

• La labor del profesor llevada con honradez y responsabilidad es de gran importancia para el futuro académico de los educandos.

• El apoyo de los padres de familia y el factor económico son determinantes para superar el rezago educativo en la población.

• Es indispensable que los alumnos sepan leer y comprender, para avanzar en su desenvolviendo dentro del campo académico.

BIBLIOGRAFIA

➢ ANTONINI, M. y PINO, J. Modelos del proceso de lectura: descripción, evaluación e implicaciones pedagógicas. En PUENTE, A. (ed.), Comprensión de la lectura y acción docente. Madrid: Pirámide; Salamanca: Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 1991.

➢ CARRIEDO, N. Enseñar a comprender: diseño y valoración de un programa de instrucción dirigido a profesores para enseñar la comprensión de las ideas principales en el aula. (Tesis doctoral). Madrid: Universidad Autónoma. 1992.

➢ Colección: enciclopedia de los municipios de México. Los Municipios de Michoacán. México, D.F. Mayo de 1988.

➢ CONDEMARÍN, Mabel y ALLIENDE, Felipe: De la asignatura del Castellano al Área del lenguaje, Ediciones Dolmen, Santiago de Chile, 1997.

➢ CUERVO C. Alberto, et – al, SEP Antología UPN Teoría del Aprendizaje 1ª. Edición México, D.F. 1986.

➢ DIAZ-BARRIGA, F. Formación docente y educación basada en competencias. En: Formación en competencias y certificación profesional. Pensamiento universitario. No. 91. CESU-UNAM. 2000.

➢ GALLEGO, J. Las estrategias cognitivas en el aula. Escuela Española. Madrid 1997.

➢ GARCÍA MADRUGA, J.A. y MARTIN, J. Aprendizaje, comprensión y retención de textos. U.N.E.D. Madrid. 1987.

➢ GÓMEZ Palacio, Margarita. et – al, La lectura en la escuela. 1ª. Edición, 1995, México, D.F. SEP Biblioteca para la actualización del maestro.

➢ HERNÁNDEZ A., Elizabeth, et – al Antología básica UPN El aprendizaje de la lengua en la escuela. 1ª. Edición, México 1995.

➢ LERNER, Delia. Leer y escribir en la escuela. Biblioteca para la actualización del maestro. Fondo de cultura económica. México. 2001.

➢ PIAGET, J. La formación del símbolo en el niño. Morata. Madrid. 1981.

➢ RODRÍGUEZ DIÉGUEZ, J.L. Evaluación de la comprensión de la lectura. En PUENTE, A. (ed.), Comprensión de la lectura y acción docente. Madrid: Pirámide; Salamanca: Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 1991.

➢ SEE Guanajuato. Problemas de comprensión lectora. SEE Enero 2006.

➢ SEP Plan y programas de estudio de educación básica primaria 1993 México D.F.

➢ SEP. Guía para el maestro 4º grado. SEP. 1ª edición. México. 1992.

➢ SEP. Libro para el maestro. primer grado SEP. 6ª edición. México 1985.

➢ VIDAL-ABARCA, E. Un programa para la enseñanza de la comprensión de ideas principales de textos expositivos. Infancia y Aprendizaje, 1990, vol. 49.

➢ WITTROCK, M. Handbook of research on teaching (3rd. ed.). MacMillan Publishing Co. Londres. 1986.

-----------------------

[1] SEP. Libro para el maestro. primer grado SEP. 6ª edición. México 1985. p.17.

[2] SEP. Plan y programas de estudio de educación básica primaria, SEP. México. 1993. PP. 14 – 15.

[3] HERNÁNDEZ Alvídrez, Elizabeth. et. al. Conocimiento de los procesos psicolingüísticos por medio del análisis de la lectura en voz alta. En Antología básica El aprendizaje de la lengua en la escuela. Editorial UPN. SEP. México. 1994. pp. 179 – 193

[4] Ibidem. p. 146.

[5] GÓMEZ Palacio, Margarita. et – al. La lectura en la escuela. SEP. Biblioteca para la actualización del maestro. 1ª edición. México. 1995. p. 16.

[6] Colección: enciclopedia de los municipios de México. Los Municipios de Michoacán. México, D.F. Mayo de 1988. p.p 356 – 360.

[7] Ibidem. p. 114.

[8] PIAGET, J. La formación del símbolo en el niño. Morata. Madrid. 1981. p. 27.

[9] Ibidem. p. 28.

[10] Ibidem. p. 29.

[11] Ibidem. p. 30.

[12] SEP. Guía para el maestro 4º grado. SEP. 1ª edición. México. 1992. p. 14.

[13] CUERVO Cuervo, Alberto, et – al. Principios pedagógicos derivados de la teoría de Piaget: Su trascendencia para la práctica educativa. UPN. SEP. México. p. 361.

[14]SEE Guanajuato. Problemas de comprensión lectora. SEE Enero 2006. p. 8

[15] CONDEMARÍN, Mabel y ALLIENDE, Felipe: De la asignatura del Castellano al Área del lenguaje, Ediciones Dolmen, Santiago de Chile, 1997, p. 99.

[16] WITTROCK, M. Handbook of research on teaching (3rd. ed.). MacMillan Publishing Co. Londres. 1986. p. 21

[17] RODRÍGUEZ DIÉGUEZ, J.L. Evaluación de la comprensión de la lectura. En PUENTE, A. (ed.), Comprensión de la lectura y acción docente. Madrid: Pirámide; Salamanca: Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 1991. p. 301-345.

[18] ANTONINI, M. y PINO, J. Modelos del proceso de lectura: descripción, evaluación e implicaciones pedagógicas. En PUENTE, A. (ed. ), Comprensión de la lectura y acción docente. Madrid: Pirámide; Salamanca: Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 1991. p. 137- 162.

[19] VIDAL-ABARCA, E. Un programa para la enseñanza de la comprensión de ideas

principales de textos expositivos. Infancia y Aprendizaje, 1990, vol. 49, p. 53-71.

[20] DIAZ-BARRIGA, F. Formación docente y educación basada en competencias. En: Formación en competencias y certificación profesional. Pensamiento universitario. No. 91. CESU-UNAM. 2000. p. 55.

[21] CARRIEDO, N. Enseñar a comprender: diseño y valoración de un programa de instrucción dirigido a profesores para enseñar la comprensión de las ideas principales en el aula. (Tesis doctoral). Madrid: Universidad Autónoma. 1992. p. 89.

[22] LERNER, Delia. Leer y escribir en la escuela. Biblioteca para la actualización del maestro. Fondo de cultura económica. México. 2001. p. 115

[23] GARCÍA MADRUGA, J.A. y MARTIN, J. Aprendizaje, comprensión y retención de textos. U.N.E.D. Madrid. 1987. p. 81.

[24] GALLEGO, J. Las estrategias cognitivas en el aula. Escuela Española. Madrid 1997. p. 39.