Leer Ensayo Completo Análisis El Burlador De Sevilla.

Análisis El Burlador De Sevilla.

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.870.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Sara 02 junio 2011

Palabras: 3638 | Páginas: 15

...

cial del módulo nuestro facilitador Dr. Héctor Brioso Santos, orientó las cuestiones por analizar en la obra teatral, de forma que el presente estudio consta de:

 Introducción.

 Desarrollo.(Datos históricos; Argumento: Intriga, enredo; Tiempo y Lugar; Acción, número de acciones, escenas, versos por escena, elementos trágicos, ritmo, disfraz, réplicas; Representación: actuación, gestos, baile, música; Diálogo; Estilo; Humor; Sistema de Valores, y Verosimilitud.

 Conclusiones.

 Bibliografía.

Para este análisis se utilizó la obra titulada: EL BURLADOR DE SEVILLA Y CONVIDADO DE PIEDRA. Editorial KAPELUSZ, S.A. Buenos Aires, Argentina. 1972. Primera edición.

I. DESARROLLO.

 DATOS HISTÓRICOS.

El burlador de Sevilla y convidado de piedra es una obra de teatro que por primera vez recoge el mito de Don Juan Tenorio, sin duda, el personaje más universal del teatro español..

Se publicó en 1630 en Doze comedias de Lope de Vega Carpio y otros autores, segunda parte, con el título de El burlador de Sevilla y convidado de piedra, comedia famosa del Maestro Tirso de Molina.

Tirso de Molina es conocido sobre todo por dos obras verdaderamente magistrales, El Burlador de Sevilla y El condenado por desconfiado, aunque parte de la crítica ha negado que ambas fueran suyas.

En efecto, con la figura de don Juan creó Tirso en El Burlador de Sevilla el carácter literario que ha tenido mayor resonancia en la literatura universal, pues desde entonces no ha habido pueblo ni época en la que no se tratara de darle una nueva forma y expresión a este carácter.

La influencia del tema y del carácter de Don Juan fue extraordinaria en el siglo XIX con el modernismo y el postmodernismo, en el que fue tratado por los principales escritores (Unamuno, Maeztu, Jacinto Grau, Azorín, etc.) en la novela, el ensayo y el teatro.

 ARGUMENTO.

Es el conjunto ordenado y lineal de los acontecimientos que se narran en una obra literaria teatral, cinematográfica, etc. Estos acontecimientos van apareciendo en forma de intriga, que es la acción que se ejecuta cautelosamente y con astucia para conseguir un fin. Todo un encadenamiento de hechos y acciones que forman la trama de una obra teatral; y en forma de enredo, que es todo asunto complicado o confuso y a veces hasta peligroso e ilícito. Puede aparecer como un amancebamiento, o relación pasajera entre los personajes de la obra. Es el Nudo o conjunto de sucesos que preceden al desenlace en una obra cinematográfica, dramática o narrativa.

En la obra teatral “El burlador de Sevilla y el convidado de piedra”, escrito por Tirso de Molina, el argumento es el siguiente:

ARGUMENTO.

EJEMPLOS DE INTRIGA Y ENREDO:

NÚMERO 1: JORNADA II.

D. Juan (…)

Por que veas que te estimo, vv 250

ven esta noche a la puerta,

que estará a las once abierta

donde tu esperanza, primo

goces, y el fin de tu amor.

(…)

D. Juan (…) Dícete al fin que a las doce vv 345

vayas secreto a la puerta

(que estará a las once abierta),

donde tu esperanza goce

la posesión de tu amor:

y que llevases por señas

de Leonorilla y las dueñas

una capa de color.

Nótese el cambio de hora de encuentro. En esta ocasión don Juan, da una información errónea al marqués de la Mota, para que éste llegue tarde al encuentro y así, él adelantarse y hacerse pasar por el marqués y así gozar a doña Ana de Ulloa.

NÚMERO 2: JORNADA III.

D. Juan: Que a muchos días Batricio vv. 60

que a Aminta el alma le dí

y he gozado (…)

Batricio: ¿Su honor?

D. Juan: Sí. (…)

Don Juan: (…)

Pero antes de hacer el daño

le pretendo reparar: vv. 110

a su padre voy a hablar

para autorizar mi engaño (…)

Don Juan: (…)

Corriendo el camino acaso,

Llegué a verte, que amor guía

Tal vez las cosas de suerte, vv. 245

Que el mismo della se olvida

Vite, adoréte, abraséme

Tanto, que su amor me anima

A que contigo me case; (…)

Tu esposo tengo que ser,

¿Qué dices?

Aminta: Jura a Dios que te maldiga vv.275

Si no le cumples.

(…)

A tu voluntad, esposo,

la mía desde hoy se inclina:

tuya soy.

Como se observa en los diálogos anteriores, don Juan engaña a Batricio, Aminta y al padre de ésta.

 TIEMPO - LUGAR

Frente a las rígidas normas clásicas que imponía el tiempo y el espacio como parte integrante de la unidad dramática, los dramaturgos españoles del siglo de Oro, adoptan una postura de libertad creadora, supeditando siempre el tiempo y el espacio a la acción.

La sencillez del tiempo barroco con respecto a los decorados exige que éstos se suplan a través de palabras de los personajes, esto es el decorado verbal, que debía ser interpretado para la puesta en escena por el autor de la compañía.

Históricamente, los escritores en relación a los espacios dramáticos prefieren la coherencia de una historia real. En el caso que nos ocupa podemos observar que ni siquiera el rey de España y el de Italia son contemporáneos. Los personajes pertenecen a una época pasada, pero los valores que en el drama se expresan son los del Siglo XVII.

 ACCIÓN, NÚMERO DE ACCIONES, ESCENAS, VERSOS POR ESCENA, RÉPLICAS.

ACCIÓN. Actividad, movimiento y dinamismo que se da durante la trama de cualquier tipo de representación.

J

O

R

N

A

D

A

I ACCION No. 1

DON JUAN TENORIO SE BURLA DE CUATRO MUJERES, DESHONRÁNDOLAS.

No. acciones Escena Versos por escena

Don Juan burla a Isabela.

NÁPOLES 1

2

3 1-120

121-190

191-374

Don Juan burla a Tisbea.

PUEB LO DE TARRAGONA. 4

5

6

7 375-696

697-875

876-960

961-1044

J

O

R

N

A

D

A

II Conocimiento de la burla de Nápoles.

SEVILLA 1

2 1-80

81-154

Burla de doña Ana de Ulloa y muerte de Don Gonzalo de Ulloa.

SEVILLA 3

4

5 155-377

378-516

517-632

Bodas de Batricio y Aminta.

PUEBLO DOS HERMANAS. 6 633-750.

J

O

R

N

A

D

A

III Boda de Aminta.

PUEBLO DOS HERMANAS 1

2

3 1-120

121-201

202-300

Querellas contra don Juan. Su última burla: la ofensa a un muerto.

SEVILLA. 4

5

6

7

8 301-342

343-407

408-687

688-787

788-836

ACCIÓN No. 2

DESCENLACE.MUERTE DE DON JUAN Y BODA DE LOS DEMÁS.

Muerte de don Juan Tenorio. Y bodas de los demás.

SEVILLA. 9

10

11 837-883

884-982

983-1068

 RÉPLICAS. El estribillo mencionado, que forma parte de varios refranes, es que a lo largo de la obra repite don Juan, significando que si los castigos que prometen y le auguran son para la otra vida, le queda tiempo de sobra para padecerlos y no los tiene en cuenta. No lo inducen a refrenar su acciones y cree que puede postergar indefinidamente su arrepentimiento.

ESTRIBILLOS PÁGINAS VERSOS

¡Que largo me lo fiáis! 77

78

79

132

132

145 904

944

960

585

601

940

¡Tan largo me lo fiáis! 97

116

127 405

182

473

Tan largo me lo guardáis. 114 120

 VERSIFICACION.

La versificación se adapta a la trayectoria del drama: hay gran variedad de metros aunque predominan las redondillas y el romance.

La redondilla resulta más graciosa que el romance, que por su rima asonante, es, tal vez, más conversacional. Apela también a las décimas y a las quintillas.

Utiliza también los endecasílabos sueltos, a veces pareados, que, como las octavas reales, están a cargo de personas de la realeza, como si este verso y la estrofa de amplio ritmo conviniesen mejor a los personajes en ciertas escenas en que aparece el rey, aunque éste se exprese también en otros metros cuando la acción parece requerirlo.

Los pareados octosílabos cancioneriles y alguna canción, introducen un ritmo de levedad y alegría. A pesar de los descuidos que aparecen a medida que se desarrolla la obra, en rimas, en omisiones, en que a veces sobran versos, lo que se justifica en el apresuramiento con que en el siglo de oro se escribía, ello no impide que lo que queda tenga una alta espontaneidad de versificación y en algunos pasajes riqueza de rima.

ESQUEMA MÉTRICO.

JORNADA PRIMERA.

Verso inicial Verso final Tipo de versificación.

1 120 Redondilla

121 190 Romance

191 278 Redondilla

279 314 Romance

315 374 Décimas

375 516 Romancillo

517 696 Redondillas

697 721 Sueltos endecasílabos

722 876 Romance

877 980 Redondillas

981 984 Cancioncilla (8 y 5 sílabas)

985 1044 Romance. El estribillo es de romance endecasílabo.

997-998;1011-1012;1029-1030;1043-1044.

JORNADA SEGUNDA.

Verso inicial Verso final Tipo de versificación.

1 48 Sueltos endecasílabos a veces pareados

49 80 Octavas reales

81 120 Redondillas

121 125 Quintilla

126 568 Redondillas. Incluidos versos de canción octosílaba con estribillo cancioneril: 446-447; 456-457; 511-512.

569 632 Romance

664 713 Décima (714 y 715 sobran)

716 735 Décima

736 740 Quintilla

741 750 Décimas

JORNADA TERCERA.

Verso inicial Verso final Tipo de versificación.

1 120 Redondilla.

121 300 Romance.

301 408 Canción en endecasílabos y heptasílabos(aBaBcC)

409 473 Quintillas.

474 601 Redondillas

602 687 Romance.

688 735 Octavas reales (ABABABCC) de variada rima.

736 787 Romance.

788 836 Quintillas. (ababa, aabba) Falta verso 806 ( 825 no rima).

837 1068 Romance.

 ELEMENTOS TRÁGICOS.

Acorde a los sucesos señalados en el argumento de este estudio, el protagonista, don Juan Tenorio, desde el inicio hasta el final de la obra marca su fin: LA MUERTE. El mismo protagonista lo declara en su estribillo: “Tan largo me lo fiáis”. Y los personajes le hacen alusión a este elemento trágico.

Páginas Aparece el elemento. Versos

47 Don Pedro: castíguete el cielo, amén. 84

63 Catalinón: donde la muerte se fragua 522

78 Tisbea: Advierte

mi bien, que hay Dios y que hay muerte. 443

95 Don Diego: (…) y que castigo a de haber

para los que profanáis

su nombre, que es juez fuerte

Dios en la muerte. 404

Páginas Aparece el elemento. Versos

96 Don Diego: traidor, Dios te de el castigo

Que pide delito igual. 396

102 Don Gonzalo: Muerto soy, no hay quien aguarde, 542

seguirate mi furor. 543

116 Catalinón: (…) es corta la mayor vida,

Y que hay tras la muerte infierno. 180

120 Aminta: Jura a Dios que te maldiga 275

Si no la cumples.

145 Don Gonzalo: este es poco 950

para el fuego que buscastes. 951

esta es justicia de dios 957

“Quien tal hace que tal pague”. 958

 DISFRAZ.

Recurso teatral de larga data. El empleo de disfraces provoca la complicación del argumento generando situaciones de gran fuerza dramática; crea expectativas la que llega al punto culminante cuando el único que sabe es el personaje que se ha disfrazado. Son una serie de trajes y adornos.

En este aspecto, don Juan Tenorio, se disfraza para tomar la identidad de otros personajes; por ejemplo, en el engaño a Isabela, se hace pasar por el Duque Octavio.

Don Juan: Fingí ser el duque Octavio. Vv. 71.

En el caso de doña Ana de Ulloa, sí se disfraza y con la misma capa del marqués de la Mota, pues este se la entrega. Veamos:

Don Juan(lee carta): (…) Traerás, mi gloria, por señas

de Leonorilla y las dueñas,

una capa de color.

Mota: Vamos, y poneos mi capa, vv. 487

para que mejor lo deis.

Catalinón: Echaste la capa al toro. Vv 505

Don Juan: No, el toro me echó la capa. Vv 506

Ana: ¡Falso!, no eres el marqués,

que me has engañado. Vv. 513

(…)

Don Juan: Yo soy; tomad vuestra capa. Vv 548

Como se observa en el diálogo, don Juan conociendo la orientación que dio en su carta doña Ana, para el marqués de la Mota, pues don Juan se vale del bien que le hace el marqués al sugerirle, a Juan, usar su propia capa.

 DIÁLOGO.

Es rápido, nervioso, incisivo, dinamizado por una gran maestría en el ejercicio de los recursos expresivos. Conocedor profundo de las pasiones de los hombres, prodiga sus admirables figuras. Los diálogos van exteriorizando el mundo en que los seres humanos se expresan en acciones y omisiones, y el más difícil de penetrar, el ámbito íntimo, en que las pasiones nacen y se enfrentan con el yo de quien las padece.

Es vivaz y lleno de recursos y el lenguaje llano. Pocas veces introduce el gracioso chiste subido de tono; sus comentarios son siempre oportunos y llenos de intención, abundando en juegos de palabras.

También es ágil y lleno de picardía, el diálogo entre don Juan y el marqués de la Mota, así como el de Catalinón y Tisbea.

Los diálogos poéticos entre don Juan y Tisbea están marcados de Culteranismo.

Ejemplo: Jornada I.

Tisbea: En pequeñuelo esquife vv. 407

y en compañía de otras,

talvez al mar le peino

la cabeza espumosa.

En algunos diálogos también se observan muestras de Conceptismo, en cuando al lenguaje directo.

Don Juan: Yo engañé y gocé a Isabela vv.7 y 8

la duquesa

y entre éste y Aminta, movidos y llenos de gracia; don Juan usa todos los recursos propios de los hombres de su linaje para convencer con ellos a Aminta. Solo por excepción hay parlamentos relativamente largos como el de Tisbea e Isabela. Pero como la versificación es muy grata y además de variada, rebosante de imágenes, alusiones y alegorías poéticas los diálogos no decaen y mantienen vivo y sin desfallecimientos el interés del lector

 LENGUAJE, ESTILO Y RITMO.

El lenguaje y el estilo poético de El burlador sirve perfectamente a la construcción dramática. La variedad de temas y el dinamismo de la obra exigen un contraste de ritmos que va de la rapidez en los diálogos a la lentitud de los monólogos. La velocidad aumenta con el desarrollo de la obra.

El estilo de Tirso es a veces afectado de culteranismo, tiene un estilo natural y selecto que evita giros e ingeniosidades cultas que el vulgo nunca entendería. No obstante su frescura no cae en lo excesivo coloquial, así elude los refranes y frases hechas, salvo cuando se trata de persuadir o disuadir.

La elección de la polimetría obedece a una rigurosa taxonomía de formas adecuadas a determinados contenidos, así reserva:

Las décimas--------------------------------------- quejas.

Los sonetos---------------------------------------- en boca de quienes esperan, conjeturan y reflexionan.

Los romances y las octavas------------------ en los diálogos

Los tercetos-------------------------------------- en intervenciones graves.

Las redondillas--------------------------------- en las relaciones amorosas.

Nótese por tanto, que el autor hace uso de todo el arte menor y se asocia a la lírica popularizante que hacía del teatro una auténtica fiesta.

El ritmo presente se distingue por la rapidez de los movimientos, por la delicadeza y el excelente sentido de la realidad teatral.

 HUMOR.

a) Chiste escatológico, que provoca en el público una gran carcajada. Se encuentra en el verso 559-562 de la primera jornada. Página 64.

Tisbea: No, que aún respira.

Catalinón: ¿Por dónde? ¿Por aquí?

Tisbea : Sí; pues, ¿por dónde?

Catalinón: Bien podía respirar por otra parte.

b) Recurso de los cuernos, en donde por novio engañado se le nombra como cornudo. Esto aparece en los versos 106-109 de la Jornada II. Página 86.

Catalinón: Señor, detente;

que aquí está el duque, inocente

Sagitario de Isabela,

aunque mejor le diré

Capricornio.

Tirso asocia “sagitario” con Capricornio, lo que le permitía un chiste grueso, ya que los cuernos que lleva este signo, de acuerdo con la creencia popular, son muestra de infidelidad conyugal. El chiste es entre dos signos zodiacales.

c) Elemento religioso. Octavio y Ripio dialogan con don Juan y Catalinón. El elemento religioso se aplica al mundo del alcohol y el vino. Aparece en los versos 148-154 de la Jornada II. Página 87.

Catalinón: Si fuere de algún provecho

señores, Catalinón

Vuarcedes continuamente

Me hallarán para servillos.

Ripio: ¿Y dónde?

Catalinón: En los Pajarillos,

tabernáculo excelente.

d) Juego de palabras empleada por Catalinón, seguramente por que el primero sería el nombre o el alias del lacayo. Para la época era habitual hacer chistes con los nombres graciosos. Aparece en los versos 247-249 de la Jornada II. Página 91.

Catalinón: Señor cuadrado

O señor redondo, adiós.

Criado: Adiós.

e) Chiste escatológico entre el diálogo de don Juan y el marqués de la Mota en torno a la calle sevillana de las Sierpes. Catalinón utiliza términos polisémicos: miel, cera y Portugal. La miel y la cera se asocian en el plano real por ser producto de las abejas. Y en el plano metafórico “miel” alude a las dulzuras del amor y la “cera” significa excremento; y en cuanto a Portugal viene derivada del ambiente erótico del lugar. Aparece en los versos 474-481 de la Jornada II. Página 99.

Catalinón: Ir de noche no quisiera

por esa calle cruel,

pues lo que de día es miel

entonces lo dan en cera.

Una noche, por mi mal,

la vi sobre mí vertida,

y hallé que era corrompida

la cera de Portugal.

f) Chiste misoginio, pues se percibe del odio hacia la mujer, mediante el calificativo de rosada y fría con el que el marqués de la Mota califica a Beatriz, es completado por Catalinón con la frase “será mujer cantimplora”: la mujer es del color barro rosado o rojo de las cantimploras y fría como el agua y la propia cantimplora que la guarda. Aparece en los versos 494-498 de la Jornada II. Página 100. Mota: Pues llegad

Y decid:”Beatriz”, y entrad.

D.Juan: ¿Qué mujer?

Mota: Rosada y fría.

Catalinón: Será mujer cantimplora.

g) Recurso de los cuernos. Burla sufrida por Batricio y jugando con el “cornado”, una antigua moneda de muy bajo valor. Aparece en los versos 721-729 de la Jornada II. Página 109-

Catalinón: (Ap.) ¡Desventurado marido!

D. Juan: (Ap. a Catalinón) Corrido está.

Catalinón: (Ap.) No lo ignoro;

mas si tiene de ser toro,

¿qué mucho que esté corrido?

No daré por su mujer

Ni por su honor un cornado.

¡Desdichado tú, que has dado

en manos de Lucifer!

 REPRESENTACIÓN: ACTUACIÓN, GESTOS, MÚSICA.

El teatro fue el género literario más innovador y de mayor éxito en el siglo XVII. Se formaron compañías teatrales y, en algunas ciudades, se abrieron locales dedicados a las representaciones: los corrales. A estos corrales, acudía numeroso público, casi diariamente.

Las obras duraban dos o tres horas, y se representaban por la tarde para aprovechar la luz del día. El escenario nunca quedaba vacío, ya que entre los actos se representaban todo tipo de actuaciones.

Los decorados y el vestuario eran pobres.

La renovación del teatro en el nuevo arte se caracteriza por los siguientes puntos:

 Mezcla de lo trágico y lo cómico en una misma obra. Esto iba en contra de las normas clásicas. Esta mezcla proporcionaba a la obra mayor variedad y animación.

 Ruptura de la regla de las tres unidades: Los humanistas del Renacimiento habían establecido que la obra teatral debía limitarse a una única acción (unidad de acción) y ésta debía desarrollarse en el tiempo máximo de un día (unidad de tiempo) y en un solo espacio o lugar (unidad de lugar).

 Amplió el tiempo de la obra para poder presentar todos los sucesos posibles y situó la acción en múltiples escenarios para poder dar mayor variedad al espectáculo.

 Variedad métrica. Las obras se escriben siempre en verso, pero se utilizan distintos tipos de metros y estrofas según el desarrollo de la acción. El verso predominante es el octosílabo.

 Adecuación del lenguaje Carácter, edad o condición social del personaje que habla.

 Introducción del personaje del gracioso- Normalmente era un criado del galán protagonista, encargado de ofrecer la réplica cómica a las palabras, ideas o sentimientos de su amo.

 Los temas más importantes son: El honor o la honra: Es decir, el buen nombre personal o familiar. Si se pierde, es no sólo un deber sino un acto de justicia el recobrarlo, recurriendo si es necesario a la venganza.

 GESTOS

Página Verso No.

51 Isabela: Gran señor, volvedme el rostro 183

51 Rey: Ofenda a mi espalda hecha 184

86 Don Juan: Disimula 86

104 Mota: ¿Prenderme a mí? (Mete mano a la espalda) 588

109 Gaseno: Ea, vamos a almorzar, 735

109-110 (Tómale Don Juan la mano a la novia)

¿Por qué la escondéis? 738

 MUSICA.

El propósito de la música y las canciones dentro del teatro, crean un ambiente festivo del espectáculo.

A continuación algunas de las canciones. (Ver cuadro de esquema métrico).

Verso 981 Verso 446

 SISTEMA DE VALORES.

o Pone en evidencia la doble moral de la época.

o Garantía de impunidad de la que disfruta por ser hijo de un “privado del rey”. De aquí la rebeldía, jactancia y menosprecio que lo caracteriza.

o Sentido de su vida en la burla, sentimientos de honor y deshonor.

o Libre albedrío de don Juan, enfocado en su mundo libertino.

 VEROSIMILITUD.

La primera parte sigue las tres unidades de Aristóteles, casi perfectamente. En una sola noche pasa toda la acción de la primera parte: la unidad de tiempo. Toda la acción pasa en un solo lugar, Sevilla (en sitios distintos, pero en Sevilla): la unidad de lugar. Lo que pasa es muy interesante, hay un argumento, un protagonista y antagonista, y hay acción. No solamente la acción, sino la acción verosímil. El realismo es lo que lo hace auténtico.

Sin embargo, es imposible que en las acciones, tiempo y lugares encontrados en nuestro estudio, los personajes se hayan movilizado de la forma dinámica en que la presenta su autor. Es una obra totalmente dinámica y revolucionaria.

III.CONCLUSIONES.

El burlador de Sevilla presenta rasgos típicos del teatro de su tiempo como la división externa de tres jornadas, con un total de 24 escenas; la mezcla de lo trágico y lo cómico, la ruptura de la regla de las tres unidades o la variedad métrica.

Con respecto a la estructura interna corresponden dos grandes motivos: las aventuras del burlador Don Juan y las escenas de ultratumba.

El diálogo está conformado por: Redondillas, romances, décimas, romancillos, sueltos endecasílabos, cancioncillas, octavas reales, y quintillas.

El espacio de la obra es muy variado y subraya el ritmo vital acelerado de su protagonista, ávido de aventuras y nuevas experiencias.

La extensión temporal de la obra colabora a mostrar las oportunidades malgastadas del protagonista para corregir su conducta.

El dinamismo y la movilidad de la obra además de estar acordes con la estética barroca, colabora a presentar al personaje en su camino hacia la condena.

Don Juan no teme a la justicia porque se aprovecha a sus contactos políticos y de su situación social para evitar pagar sus delitos. Algunos personajes les recuerdas que no podrán eludir la justicia de Dios al final de sus días.

.

IV.BIBLIOGRAFÍA

MOLINA, TIRSO. EL BURLADOR DE SEVILLA Y CONVIDADO DE PIEDRA. Editorial KAPELUSZ, S.A. Buenos Aires, Argentina. 1972. Primera edición.