Leer Ensayo Completo Análisis Sobre El Plan De Desarrollo Económico Y Social Desde El Modelo Socialista Venezolano

Análisis Sobre El Plan De Desarrollo Económico Y Social Desde El Modelo Socialista Venezolano

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.198.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Antonio 16 mayo 2011

Palabras: 5221 | Páginas: 21

...

de desarrollo tomados y ejecutados por el gobierno Nacional tienen sus trascendencias históricas, las han vivido muchos paises y han dejado sus referencias para mantenerlos y mejorarlos en beneficio de la sociedad, llevándonos así a la plena realización del Socialismo del Siglo XXI que estamos viviendo en el país y que sólo será posible en el mediano tiempo histórico, pasa necesariamente por la refundación ética y moral de la Nación venezolana que supone un proyecto ético y moral que tiene la base en la fusión de los valores y principios de las corrientes humanistas del Socialismo y de la herencia histórica del pensamiento del Libertador Simón Bolívar.

ANÁLISIS SOBRE EL PLAN DE DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL DESDE EL MODELO SOCIALISTA VENEZOLANO

Los antecedentes que enmarcan nuestra historia muestran que las causas de las situaciones de apremio económico y de violación de la soberanía, han venido siendo causadas por el infame manejo de los recursos económicos que ingresaban al país, durante los mandatos entre las décadas del 30 al 90. Así, podemos ver como los intereses particulares de turno se repartían a conveniencia los recursos que percibía el estado por concepto de las ventas petroleras, incrementando una deuda pública que seguía siendo utilizada en cualquier actividad menos en lo que debía serlo, pues se suponía que dichos recursos, entregados engañosamente por capitales extranjeros, serian destinados al fortalecimiento de los planes productivos y sector social del país. Al punto de que Venezuela fue objeto de un bloqueo marítimo desde 1902 a 1903 durante el gobierno de Cipriano Castro, como medida de represión por el incumplimiento de los pagos de la deuda, además por supuesto de representar una manifestación más de la intervención extranjera y una agresión a la soberanía.

Aun cuando quedó claro que las condiciones que provocaron esta penosa situación eran abusivas en contra del país, no por ello se detuvieron las acciones destructivas contra la economía nacional. Al contrario, al tener en los gobernantes y altos funcionarios del Estado fuertes aliados, las grandes potencias mundiales siguieron en su afán por apoderarse de los recursos que con todo y los problemas que afrontaba el país se seguían generando. Empresas extranjeras fueron altamente beneficiadas para el saqueo de nuestros recursos, ante la convenientemente indiferente vista de los representantes del poder nacional. Esto generaba la engañosa visión de que Venezuela no necesitaba de solicitudes de recursos al exterior, porque su economía se encontraba estabilizada y en franco crecimiento, cuando la realidad era que se desatendía por completo el compromiso con la sociedad y se extraían del país todos sus recursos por apenas insignificantes regalías. Al punto de que después de la década de los 30 comenzó nuevamente a endeudarse al país para poder al menos cubrir las según hasta entonces obligaciones que los gobiernos predecesores negaban su existencia.

Los intereses extranjeros tenían preferencia sobre la inversión social o en cualquier campo nacional. Se trataba de complacer los gustos de quienes aparecían como los únicos auxilios posibles para un aparato productivo poco rentable y generador de pérdidas. El resultado fue para el año de 1973, de una deuda externa que alcanzaba la cantidad de 3.613 millones de bolívares en 1973 y aumentó a más de 100.000 millones de bolívares a finales de 1979. Todo esto habiendo vivido Venezuela uno de sus mejores periodos de bonanza, pues los precios de su principal producto como es el petróleo, superaba los 14 dólares americanos. Es decir, que mientras más ingresos obtenía el estado por la alta productividad del mercado venezolano, menos se beneficiaba el habitante denominado “común”, quien era el que debía sobrevivir a situaciones de precario trato como ciudadano y además, como todavía puede verse en países como Grecia y España, es ese habitante el que debía responder por los malos usos que se le den las finanzas públicas. En efecto, era condición casi única de los organismos como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, que para poder entregar recursos ya de por si fraudulentos a una administración nacional que no los necesitaba, debían implementarse medidas en el sector económico productivo del país que afectaban de forma grotesca a las clases sociales más bajas, ante la mirada indiferente de gobernantes propios y organismos internacionales.

A finales de 1979 se observa el recrudecimiento de las acciones capitalistas en contra de los países que contrajeron deudas y que continuaban haciéndolo sin evaluar las consecuencias a futuro de esto. Asesorado por los mismos prestatarios, el gobierno venezolano y su administración acordaban aportes a bajos intereses que luego se multiplicaban, lo que hacía necesario un nuevo endeudamiento que a su vez volvía a ser engañoso, y de esta manera seguía la espiral viciosa que desató los sucesos de las décadas 80 y 90, cuando comienzan a verse en el país los destructivos efectos en la sociedad de estas erradas y deshonestas políticas de compensación de la deuda externa.

Los motivos para un endeudamiento pueden justificar su implementación, por supuesto como en el ámbito personal lo que se persigue es poder mantener los recursos propios y contar con los extras para promover un bien mayor, que permita el crecimiento y fortalecimiento de los sectores más débiles y se preserve la condición de que se adquiere una deuda siempre y cuando las condiciones se establezcan claramente antes de su adquisición, se observe con conocimiento de causa las posibilidades de pagarla al igual que sus consecuencias a futuro. Si la administración de un país antepone el endeudamiento y por ende el cumplimiento de sus términos a la inversión interna en el ámbito social y económico, es inevitable que a futuro se tenga un país empobrecido.

El enfrentar esos intereses, es decir desacatar las fraudulentas recomendaciones de los organismos internacionales y países interesados en tener pretextos que justifiquen su injerencia en los asuntos internos, representa por ende un detonante a su vez para que por medio de presiones mercantiles internacionales dichos entes procuren que se acepten como ciertas y necesarias sus políticas.

Es por ello que organismos internos como el Banco Central representan eslabones de vital importancia en el fortalecimiento integral del país, ya que como ente responsable de mantener una política monetaria y cambiaria sana, es reflejo de la confianza o desconfianza del entorno nacional. La estabilidad monetaria y financiera del país, además de ser de carácter público para bien y control de la sociedad interna, sirve como arma a las intentos de desestabilización de países que no comparten los mismos intereses que el gobierno nacional. Es por ello que el control monetario y cambiario debe compatibilizar los objetivos reales del Estado y permitir el crecimiento y funcionamiento de una economía sana, sin permitir que se la inflación alcance niveles que afecten los intereses de la sociedad.

Un nivel óptimo de las reservas internacionales del país debe permitir ante los proveedores de bienes y servicios extranjeros, garantizar nuestras importaciones, lo cual asegura un estado de satisfacción de la demanda. Debe de garantizarse que las importaciones puedan ir sustituyéndose de manera que se eviten las mismas a niveles altos que hagan dependiente al país, pues conocemos ya la condición geoestratégica de las importaciones en el desarrollo de un país. Es vital por supuesto mantener un control que permita obtener dichos bienes y servicios a un costo acorde, lo cual debería lograrse supervisando el costo de las divisas, pues es conocido el impacto inflacionario que tiene en la economía el descontrol de dicho cambio, porque representa una fuga de recursos que ocasiona desventajas en el aparato productivo y afecta directamente los precios de alimentos y demás rubros de vital importancia para la sociedad.

Nuestra condición económica actual, favorecida delante de muchas economías a pesar de la actual crisis mundial de los países capitalistas, es reflejo de las políticas exteriores que se han concentrado en lograr una independencia a nivel político, tratando de cumplir siempre con el compromiso social de llevar a la población ante todo, el máximo de beneficio posible. La política exterior actual del país trata de involucrar al sector productor privado, a fin de garantizar la participación de tan importante sector en el cumplimiento del compromiso social, pues son las empresas públicas y privadas las que deben suministrar a la población un trato justo y un nivel económico que le permita al ciudadano alcanzar satisfacer sus necesidades.

Por ser Venezuela el principal productor de petróleo de América Latina y una de las más grandes reservas a nivel mundial de hidrocarburos, reviste gran importancia para los países que son grandes consumidores como los Estados Unidos de Norteamérica, con quienes nuestras relaciones han estado en la palestra pública internacional, ya que representan un punto neurálgico para muchos sectores económicos del mundo. Dicho país representa el principal socio y la principal fuente de ingresos por concepto de la venta de petróleo lo que siempre ha hecho sentir a nuestra economía cualquier repercusión en materia política que tengan las relaciones diplomáticas. Se ha visto que el interés del gobierno nacional no es el de cerrarse a las oportunidades de inversión y de participación extranjera en el desarrollo económico, siempre y cuando se respeten las condiciones de soberanía y de justa distribución de los beneficios que involucra la explotación de los recursos no renovables, además de que se garantice la inversión social y el justo trato a la mano de obra nacional. Así mismo, resalta el hecho de que actualmente Venezuela promueve por medio de su política exterior la integración de países vecinos, con miras a lograr un mecanismo que permita tener igualdad en los asuntos internacionales ante los poderosos organismos que representan los intereses de grandes potencias con quienes antes nos veíamos en desventaja.

Las constantes alocuciones del gobierno venezolano por una mayor y mejor integración regional han dado como resultado la creación de organismos regionales como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), lo que ha permitido a la región enfrentar de cerca y con mayores condiciones de igualdad problemas de sus países y crear una estrecha relación política, comercial y social que permita a nuestros países salir de los problemas heredados por la mala injerencia de las grandes potencias mundiales. Otro ejemplo es la creación de la Unión de Naciones Suramericanas, que persigue el desarrollo integral en lo político, social, económico, cultural, financiero, ambiental y de infraestructura. Es decir, las políticas exteriores de nuestro gobierno, se encaminan hacia la producción de un estado sólido que permita a las personas contar con los medios para su desarrollo integral, dando valor al carácter humano. La creación de estos organismos regionales va garantizar también que en materia fronteriza los asuntos puedan ser discutidos con igualdad de condiciones, evitando posibles agresiones para buscar un equilibrio como estados soberanos e independientes, siendo cada país capaz de exponer con libertad sus asuntos en esta materia.

Es por ello, que le creación de organismos regionales de este tipo contribuye también al fortalecimiento de los derechos de soberanía de cada estado, ya que en materia de seguridad y defensa se persiguen acuerdos de cooperación entre los miembros, ya sea en caso de vigilancia como en el caso de agresiones. Se busca alcanzar un nivel de confianza mutua que permita a las fuerzas armadas de los integrantes tener y manejar conceptos comunes para la defensa de la región que permitan tener una seguridad integral, es decir alcanzar objetivos que favorezcan a todos como por ejemplo evitar conflictos, atacar al narcotráfico y colaboración para controlar el gasto en adquisición de material bélico. Todo esto permite a los estados aumentar sus capacidades multilaterales para la solución de situaciones y el establecimiento de un estado de seguridad garantizado. Por supuesto, todos los estados miembros no tienen los mismos problemas, pero se comprometen a colaborar sin afectar su soberanía en la resolución de esto, con el fin de solidificar, por encima de los obstáculos puestos por intereses adversos, las relaciones y el desarrollo socio productivo de la región, factor este que permite afrontar crisis que puedan amenazar con afectar al país. Debemos pensar en afianzar estas políticas de cooperación con el fin de obtener nuestro propio modelo de defensa y desechar así los patrones o agendas impuestas o asumidas erróneamente de países que disfrazan sus intereses coloniales con intensiones de supuesta cooperación, tal y como ocurría en el pasado.

Como parte de los acuerdos después de la segunda Guerra Mundial, en 1947, los países americanos firmaron el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), instrumento jurídico que pretendía crear un mecanismo multilateral de defensa contra agresiones que provinieran tanto desde el mismo continente como las provocadas dentro de 300 millas a partir de la costa. Esto siempre y cuando no se vea afectada nuestra soberanía o puesto dicho tratado al servicio exclusivo de intereses injustos, pues a pesar de haber sido invocado muchas veces, particularmente durante el bloque a la República de Cuba en 1962, la guerra de las Malvinas en 1982, no fue practicado y aún continua como herramienta poderosa para defensa de intereses estratégicos. De nuestro gobierno han surgido propuestas de un debate al plantear el problema de la defensa colectiva de los Estados en procesos de afirmación de sus soberanías, rescate de su plena independencia y de profundos cambios de sus economías y sistemas políticos, en momento en los cuales ya no existe la paridad estratégica entre los Estados Unidos y la desaparecido Unión Soviética como instrumento de equilibrio en los conflictos internacionales y, organismos como la Organización de las Naciones Unidas y menos aún, la Organización de Estados Americanos, se han demostrado incapaces de hacer cumplir a los Estados Unidos y las otras potencias imperialistas, los principios de Igualdad Jurídica de los Estados, Autodeterminación de los Pueblos, No injerencia en los Asuntos Internos, Renuncia a la Guerra y Solución Pacífica de los Conflictos Internacionales, que constituyen la base moderna de las relaciones internacionales; lo cual se demuestra claramente en los recientes casos de Palestina, Afganistán e Irak.

Venezuela a pesar de su oposición tajante al ALCA, sí está presente en las mesas de negociación, muestra de ello es su presencia en la Reunión de Ministros en Miami donde el ministro de Producción y Comercio venezolano, Wilmar Soteldo estuvo presente y logró que los ministros introdujeran un párrafo en la declaración final, el cual establece que cualquier compromiso dentro del acuerdo debe respetar la soberanía de los Estados y sus textos constitucionales.

Además de ese párrafo de la declaración, Venezuela logró que los ministros aceptaran analizar un documento crítico del ALCA, en el que pide modificar la visión "unilateral" de que el comercio es la única forma de lograr beneficios para las naciones.

La Comunidad Andina está formada por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, tiene su origen en el Tratado de Cartagena de Indias de 1969, que fue firmado también por Chile que se retiró en 1976 y al que se incorporó Venezuela en 1973, retirándose en el 2006. El 20 de Marzo del 2006 el presidente de La República Bolivariana de Venezuela, Comandante Hugo Chávez, anunció que a raíz de los Tratados de Libre Comercio firmados por Colombia y Perú con los Estados Unidos, Venezuela se retiraba de la Comunidad Andina de Naciones, por considerar que dicho organismo perdió sentido al demostrar que sirve a las élites transnacionales del comercio y no a la sociedad, al pueblo, además de afectarlo negativamente. Sin embargo se debe aclarar que esto no implica alejamiento de las relaciones con los países hermanos de Ecuador, Perú, Bolivia y Colombia. Esta ruptura se debió a que era inminente el uso de este organismo por potentes conglomerados industriales para su enriquecimiento, por encima del interés social que reclamaba nuestro gobierno se mantuviese.

Venezuela pertenece en calidad de estado asociado al Mercado Común del Sur (MERCOSUR), el cual es una unión aduanera integrada por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, siendo además países asociados Chile, Colombia, Ecuador y Perú. Por su parte Bolivia también se encuentra en proceso de incorporación.

Venezuela como país en desarrollo ha experimentado profundos cambios dentro de su contexto socio político y económico que han conllevado a describir y explicar eventos en el transcurso del tiempo y enfrentándose cada día a una dinámica y globalizado mundo capitalista.

En la actualidad, el Ministerio de Relaciones Exteriores se ha propuesto redimensionar las políticas externas en concordancia con los cambios notables y revolucionarios que encaminan el socialismo. Esta nueva estrategia posee cuatro áreas básicas con puntos neurálgicos específicos en Guayana, Brasil, Colombia y el Caribe por su profundidad y compartimiento de espacios naturales.

Las bases legales que sustentan los principios establecidos y descritos anteriormente, se fundamentan en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV 1999) la cual reza en el Capitulo I inherente va las relaciones internacionales específicamente en el articulo 153: “ La República promoverá y favorecerá la integración Latinoamericana y Caribeña en aras de avanzar hacia la creación de una comunidad de naciones, defendiendo los intereses económicos, sociales, culturales, políticos y ambientales de la región”.

Cabe resaltar, que para el logro del anterior decreto institucional se hace necesario que se agilicen los procesos de integración Latinoamericana y el Caribe con miras a la construcción de un solo bloque regional, lo cual ha sido solicitado en varias oportunidades por el ciudadano presidente de la República Comandante en Jefe Hugo Chávez Frías en diferentes reuniones de grupo con la misma ideología.

Dentro de este contexto, es evidente las prioridades del Estado Venezolano la unidad con el MERCOSUR y se han manifestado en reiteradas oportunidades la intención de integrarse al MERCOSUR con la Comunidad Andina de Naciones.. (CAN).

Aun cuando son evidentes los cambios sobre la concepción de la seguridad en America Latina, persisten para su consolidación de una seguridad común entre los países, entre los que se pueden destacar: las redefinición de la relación cívico-militar y el nuevo rol de las Fuerzas Armadas. En tal sentido, se amerita de combinar estrategias conjuntas hemisféricas resguardando los espacios de maniobras que permitan la formulación de objetivos acordes a los desafíos y sus prioridades.

Para la correcta interpretación de convenios establecidos en la integración regional es importante desglosar y definir algunos conceptos básicos:

1.- TIAR: Se refiere al Tratado Interamericano de Asistencia Reciproca, también llamado Tratado de Río o pacto de defensa mutuo, firmado el 2 de septiembre de 1947. El área geográfica comprende a las Américas y 300 millas a partir de la costa. Constituye el primer tratado de su especie después de la Segunda Guerra mundial..

2.- OEA: Organización de Estados Americanos. Conjunto de países del hemisferio occidental que favorecen la cooperación mutua y valores de la democracia.

3.- ALCA: Área Libre de Comercio de las Américas. Siglas designadas a la expansión a todos los países de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe.

4.-CAN: Comunidad Andina de Naciones Organización con personalidad jurídica internacional constituida por los países de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela ubicados en América del Sur que agrupan a 120 millones de habitantes.

5.-MERCOSUR: Mercado Común del Sur. Organización compuesta por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile y Bolivia. Se refiere a una zona de libre comercio para el bloque de países que ha conllevado a grandes reformas en su economía.

6.-TLAN: Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Es un acuerdo regional o zona de libre comercio entre los gobiernos de Canadá, México y Estados Unidos. Su objetivo es la eliminación de las tasas arancelarias de estos países.

7.-ALBA: Alternativa Bolivariana para América Latina. El ALBA es el espacio de encuentro de los pueblos y gobiernos que entienden que la América Latina Caribeña conforma una Gran Nación, que nuestros países deben unirse para enfrentar conjuntamente los desafíos del presente y del futuro. La propuesta del ALBA la formuló por primera vez el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, en el marco de la III Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe, celebrada en la isla de Margarita, el 11 y 12 diciembre de 2001 y esta Hace énfasis en la lucha contra la pobreza y exclusión social y por lo tanto expresa los intereses de los pueblos latinoamericanos. Sus mecanismos se fundamentan en la creación de fondos compensatorios para corregir las desventajas de los países débiles frente a las grandes potencias y se suma al despertar de un nuevo liderazgo político, económico social y militar en América Latina y el Caribe.

MODELOS DE DESARROLLO APLICADOS EN VENEZUELA

Actualmente se ejecuta un modelo de desarrollo que trata en lo máximo de ser equitativo e integral respetando la Justicia Social, pero en todo cambio hay resistencia y obstáculos derivados de la persistencia del modelo de desarrollo consumista y capitalista que generan grandes contradicciones en la actual etapa de cambio social y dichas limitaciones vienen de los modelos seguidos por años en el país entre los cuales están el desarrollista y el neoliberal.

El desarrollismo (también conocido como estructuralismo) que es una teoría económica de origen latinoamericano referida al desarrollo, y que sostiene que el deterioro de los términos de intercambio en el comercio internacional, con un esquema centro industrial-periferia agrícola, reproduce el subdesarrollo y amplía la brecha entre países desarrollados y países subdesarrollados. El desarrollismo se relaciona estrechamente con la Teoría de la Dependencia. En la década de los años 1960 algunos desarrollistas comenzaron a percibir las limitaciones de la teoría en su formulación original, como modelo de sustitución de importaciones, fundamentalmente debido a la necesidad de financiar importaciones industriales utilizando divisas de exportaciones primarias, inversiones de capital extranjero, radicaciones de empresas multinacionales, y endeudamiento externo. Estos desarrollos llevaron a algunos economistas desarrollistas a complementar sus desarrollos teóricos con los trabajos sociológicos sobre la dependencia que veían desarrollándose desde los años 1930, en gran medida iniciados por Sergio Bagú. Se conformó así la llamada Teoría de la Dependencia.

El desarrollismo fue inicialmente elaborado por los economistas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) 1951, quien es el organismo dependiente de la Organización de las Naciones Unidas responsable de promover el desarrollo económico y social de la región. Sus labores se concentran en el campo de la investigación económica.

En cuanto al Neoliberalismo, su termino proviene de la abreviación de neoclassical liberalism (liberalismo neoclásico), es un neologismo que hace referencia a una política económica con énfasis tecnocrático y macroeconómico que considera contraproducente el excesivo intervencionismo estatal en materia social o en la economía y defiende el libre mercado capitalista como mejor garante del equilibrio institucional y el crecimiento económico de un país, salvo ante la presencia de los denominados fallos del mercado. Se usa con el fin de agrupar un conjunto de ideologías y teorías económicas que promueven el fortalecimiento de la economía nacional (macroeconomía) y su entrada en el proceso globalizador a través de incentivos empresariales que, según sus críticos, es susceptible de conducirse en beneficio de intereses políticos más que a la economía de mercado propiamente dicha. El término nació de la necesidad de diferenciar el liberalismo económico previo a la Primera Guerra Mundial, de los modelos económicos de la democracia liberal surgidos durante la Guerra Fría, siendo el neoliberalismo en todos los casos, un conjunto de ideas bastante alejadas de la ortodoxia liberal del siglo XIX. El llamado neoliberalismo en cierta medida consiste en la aplicación de los postulados de la escuela neoclásica en política económica. No define una teoría económica concreta, y se usa más para referirse a la institucionalización de un sistema en el comercio mundial. Tampoco el neoliberalismo es una filosofía política unificada debido a la diversidad de escuelas y movimientos que se le suelen relacionar.

Las características principales son: Políticas monetarias y fiscales restrictivas, Liberalización: Tanto la liberalización para el comercio como para las inversiones se supone que incentivan tanto el crecimiento como la distribución de la riqueza, al permitir; Privatización: Se considera que los agentes privados tienden a ser más productivos y eficientes que los públicos y que el Estado debe adelgazarse para ser más eficiente y permitir que el sector privado sea el encargado de la generación de riqueza; Desregulación: Se considera que demasiadas reglas y leyes inhiben la actividad económica y que su reducción a un mínimo necesario propician un mayor dinamismo de los agentes económicos.

MODELO LATINOAMERICANO

El Estructuralismo comenzó a desarrollarse en Latinoamérica en los años 30 y 40 como una alternativa para el modelo de desarrollo latinoamericano e influyó hasta los años 70 y 80 en la política económica de los demás países del subcontinente. Esta política fue sustituida a través de la política liberal monetarista. Este principio monetarista liberal llevado a cabo en la década de los 80 no ha tenido el éxito esperado, contribuyendo a un estancamiento económico en esa década. En vista de ésta situación se originaron nuevas discusiones con el fin de buscar nuevas alternativas y estrategias más moderadas para lograr un genuino desarrollo en Latinoamérica. El concepto de Transformación Productiva con Equidad de 1990 nació después de una revisión hecha por CEPAL al viejo Modelo del Estructuralismo; y es visto como la base fundamental del Neoestructuralismo.

EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI.

El socialismo del siglo XXI es un concepto que aparece en la escena mundial en 1996, a través de Heinz Dieterich Steffan . El término adquirió difusión mundial desde que fue mencionado en un discurso por el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, el 30 de enero de 2005, desde el V Foro Social Mundial.El modelo de Estado socialista del socialismo del siglo XXI es un socialismo revolucionario que viene directamente de la filosofía y la economía marxista, y que se sustenta en cuatro ejes: el desarrollismo democrático regional, la economía de equivalencias, la democracia participativa y las organizaciones de base. Dieterich, en su obra Socialismo del Siglo XXI se funda en la visión de Karl Marx sobre la dinámica social y la lucha de clases. Dieterich profundiza la teoría marxista y la actualiza en el mundo de hoy, incorporando los avances del conocimiento, las experiencias de los intentos socialistas, develando sus limitaciones, entregando propuestas concretas tanto en la economía política como en la participación democrática de la ciudadanía para construir una sociedad libre de explotación. Se puede decir que el socialismo del siglo XXI supone que es necesario un reforzamiento radical del poder estatal democráticamente controlado por la sociedad para avanzar el desarrollo.

PLAN DE DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL

A partir del 2 de febrero de 1999 se inició un proceso de cambios en Venezuela, con el fin de la construcción del Proyecto Nacional Simón Bolívar, el cual continúa en esta nueva fase de gobierno para profundizar los logros alcanzados por las Líneas Generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001 – 2007. En el actual periodo constitucional 2007 – 2013, se orienta Venezuela hacia la construcción del Socialismo del Siglo XXI. Según la Ley orgánica de Planificación este plan define los objetivos, políticas, medidas, metas y proyectos que orientan la acción de gobierno en el período constitucional y debe ajustarse a la visión general desarrollo del país. El imperativo de la justicia social exigirá que la diversificación de la producción este acompañada de un conjunto de medidas que permitan el desarrollo de una poderosa economía social.

CONCLUSIONES

La historia económica y social de Venezuela determina para estos días que el cambio para el mejoramiento e igualdad social es un proceso elemental que va desde el pensamiento individual hasta la incorporación de todos los paises vecinos y simpatizantes del nuevo modelo de desarrollo socio económico. Que es imperativa de la justicia social que cada vez exige que la diversificación de la producción este acompañada de un conjunto de medidas que permitan el desarrollo de una poderosa economía social, la expansión de los sectores productivos y de servicios estará relacionados con el marco general de una gestión pública dirigida a crear condiciones macroeconómicas propicias, para fortalecer las fuentes de ahorro y promover la inversión pública y privada en los sectores considerados estratégicos.

Entonces podemos decir que nuestro Socialismo del Siglo XXI, es un modelo de Desarrollo Extraordinario concebido para superar la pobreza, la exclusión y las desigualdades sociales, es la esperanza de nuestro pueblo y mas allá, de los pueblos de la Patria Grande. Este proyecto maravilloso nace como consecuencia y contrapropuesta al Capitalismo que ya agoto su esquema de “desarrollo” al no poder garantizar la prosperidad e igualdad para todos y que de seguir ese ritmo de explotación de los recursos, sin duda, estaría en peligro la propia supervivencia de la especie humana.

El pueblo venezolano transita con un Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación que le permite, a través de la participación libre, protagónica, responsable y organizada en los asuntos públicos, continuar sus luchas por la ampliación y extensión de los derechos humanos y por el ejercicio integral de los mismos, avanzando a paso firme en el proceso de democratización, inclusión económica, política y social, reconocimiento y restitución progresiva de sus derechos, a los fines de lograr el sueño de Su Excelencia el Libertador Simón Bolívar: “El sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política” .

BIBLIOGRAFÍA

El ALBA .Por Portal ALBA www.alianzabolivariana.org

Líneas generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2ØØ7-2Ø13.http://www.orestesenlared.com.ve/

Líneas Generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2007-2013 .http://portaleducativo.edu.ve.

Modelo Productivo Socialista NIEVES TAMARONI, Marea Socialista, , 11 de Marzo de 2ØØ8, http://mareasocialista.com/nacional-8Ø.html.

Nuevo Estado Venezolano, Nuevo Estado Venezolano Unidad III y IV Septiembre 2009.

NUEVO ESTADO VENEZOLANO http://www.orestesenlared.com.ve Líneas

Socialismo del siglo XXI, http://es.wikipedia.org/wiki/Socialismo_del_siglo_XXI

Teoría de la Dependencia. http://es.wikipedia.org/wiki/Desarrollismo