Leer Ensayo Completo Analisis De La Obra Etica Para Amador

Analisis De La Obra Etica Para Amador

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.243.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Sandra75 05 junio 2011

Palabras: 2121 | Páginas: 9

...

aún su forma de explicitar y centrar su obra en torno a su hijo, un joven que se familiariza con la ética, gracias a su padre y su gran obra maestra.

Los Autores

“ETICA PARA AMADOR”

Biografía:

Fernando Savater es ensayista, periodista, novelista y dramaturgo, pero sobre todo: filósofo y escritor. Nació en San Sebastián en 1947. Estudió Filosofía y Letras en Madrid, ciudad donde empezó su carrera como profesor ayudante en la Universidad Autónoma, pero, tras un breve paso por las cárceles franquistas, en 1971 fue apartado de la docencia por razones políticas. En 1975 se doctoró con una tesis sobre Nietzsche y poco después se reincorporó a la enseñanza en la cátedra de Ética de la Universidad del País Vasco. Desde 1995 enseña Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid. Además de impartir sus clases, Savater, continúa ejerciendo su actividad literaria y también lleva a cabo una labor periodística como articulista en “El País” y como director de la revista Claves.

Obras:

En 1973 apareció Apología del sofista, título al que siguieron Apóstatas razonables (1976), Conocer Nietzsche y su obra (1977), Panfleto contra el Todo (1978), Humanismo penitente (1980) y la obra con la que conseguiría el Premio Nacional de Literatura de 1981, La tarea del héroe. En aquellos años publicó novelas como Caronte aguarda (1981), Diario de Job (1983) y en homenaje a Robert Louis Stevenson, El dialecto de la vida (1985); estrenó textos dramáticos como Último desembarco (1987), Catón. Un republicano contra César (1989), así como ensayos donde manifiesta intención divulgadora: Invitación a la ética (1982), El contenido de la felicidad (1986), Ética para Amador (1991) y Política para Amador (1992).

“ETICA PARA AMADOR”

Ética para Amador es un ensayo en el que el propio autor es el que le habla a su hijo fundamentalmente del tema de la ética, de cómo se puede llevar una vida más o menos aconsejable, de saber cómo responder ante los diversos obstáculos o problemas que se presentan en las vidas de los seres humanos.

En un principio comienza hablado de que la ética es el saber mas necesario del hombre y muestra las dificultad que plantea. Hace referencia sobre los bueno y lo malo que tiene relación con la ética y con el vivir bien. También se nos plantea la diferencia entre el hombre y el resto de seres vivos. La principal diferencia, a parte de que los hombres podemos razonar y el resto no, es que el hombre posee libertad, tiene capacidad para elegir qué hacer, qué comer, con quién estar, cómo comportarse, etc. Mientras que los animales no tienen elección, pues sus actos están dictados por la Naturaleza, es decir, los animales actúan haciendo caso y siguiendo a sus instintos.

Por ello, ya que el hombre tiene el privilegio de poder elegir qué hacer en su vida, es recomendable que desde pequeño, sepa ciertos conocimientos que le serán imprescindibles para llevar una “buena vida”. Debe saber que hay cosas que le convienen y otras que no, De todo esto se le debe hablar y se le debe enseñar para que aprenda a diferenciarlo.

Pero claro, a medida que el hombre va creciendo y desarrollándose habrá ocasiones en las que aún sabiendo que algo no le conviene, lo hace. Es decir, comete errores conscientemente.

Un ejemplo en nuestra sociedad actual es el tema de las drogas. Aunque desde el principio cuando una persona consume drogas sabe que no son convenientes, que en realidad les perjudica en su salud, en su comportamiento etc. y acaba consumiéndolas, es porque le ha vencido otro pensamiento, el de que son convenientes porque dan satisfacciones, hacen pasar buenos ratos, hacen que se olviden los problemas, etc.

En estas situaciones es cuando al hombre se le plantea el “problema” de la libertad, de elegir entre tomar o no tomar drogas sabiendo que son perjudiciales o tomarlas o no tomarlas por el simple hecho de tener un momento de “felicidad”.

En nuestra vida cotidiana, habitualmente tenemos que elegir, porque continuamente estamos moviéndonos, hablando, haciendo, es decir, nos vemos obligados a tomar decisiones. Cada uno de nuestros actos los hacemos por diferentes motivos. A diario, normalmente hacemos casi las mismas cosas, se dice que las hacemos por rutina o costumbre. También hacemos cosas porque nos las mandan, por obligación, bien nuestros padres, profesores, superiores, etc. O bien hacemos cosas porque nos apetece, por capricho.

Hay veces en que nos volvemos demasiado egoístas y no vemos más allá de nuestras narices. Nos encabezamos o encaprichamos en conseguir nuestro propio beneficio y la mayor satisfacción personal para nosotros, sin pararnos a pensar en las demás personas. Sin plantearnos si los métodos que he utilizado para beneficiarme a mí, han podido perjudicar a las demás personas de mí alrededor. Por eso debemos ser conscientes de que nuestras acciones también pueden repercutir a las personas que nos rodean y que queriendo o sin querer les pueden afectar positiva o negativamente. pero como no siempre resulta fácil saber si se ha obrado bien o mal, una forma de saberlo, es haciendo caso ha nuestra conciencia, esto funcionará si la persona es buena y está acostumbrado a actuar de buena fe a lo con contrario de la persona que suele ser mala que es muy difícil que su conciencia le diga algo.

Estos remordimientos aparecen porque tenemos libertad. Si no pudiéramos decidir entre unas cosas u otras, y sólo pudiéramos elegir entre una cosa, no nos podríamos sentir culpables, pues no teníamos o contábamos con otra opción para actuar de otra forma.

Otra forma de llevar una buena vida es estar rodeado de otras personas como nosotros, relacionarnos con ellas, y así llevar una buena vida. Para ser medianamente felices, aunque a veces no lo creamos, es necesario relacionarse con otras personas semejantes a nosotros. Cuando nos rodeamos de otras personas estamos intercambiando cariño, afecto, ternura, comunicación, respeto, etc. Y como a nosotros nos gusta recibir todo eso, nosotros también debemos dárselo a los demás, debe ser una acción recíproca. Así, tanto ellos como nosotros nos sentiremos felices y podremos decir que tenemos una buena vida.

Por último se nos aclara todo sobre la ética nos dice que sirve para intentar mejorarse a uno mismo y nos dice que es el arte de elegir lo que más nos conviene y vivir lo mejor posible aquí se relaciona la ética con la política.

Sobre la política nos dice que es el arte de organizar lo mejor posible la convivencia social.

También se diferencia entre la política y la ética; la ética se ocupa de lo que uno mismo hace con su libertad y para la política lo que cuentan son los resultados de las acciones.

Un detalle que no se puede pasar por alto es que la ética no puede esperar a la política porque nadie puede llevar una vida buena en una situación política injusta por ejemplo nadie puede ser feliz si en su situación hay racismo, nacionalismo; es decir ideales que discriminan al hombre, ideologías fanáticas.

Idea Principal:

Se puede resumir en que los seres humanos queremos darnos «la buena vida». Esta aspiración es posible y para conseguirla debemos ineludiblemente hacer uso de nuestra libertad. Sin embargo, la clave está en cómo usar ese libre albedrío, ya que al tener que tomar decisiones podemos equivocarnos. Ahí es donde radica el aprendizaje de la ética. La buena vida no puede ser otra cosa que buena vida humana. Por lo tanto, todos nuestros pasos deberían ir encaminados a ser felices, sin perjudicar a los demás. Lo que Savater plantea es la necesidad de dar un trato humano a los otros (y recibirlo de ellos).

Tema:

“Que hacer con nuestra libertad de una forma ética”.

Considerando el título del libro ("Ética para Amador") resulta obvio que a lo largo de toda la obra ése sea uno de los temas principales: La ética como medio para conseguir una buena vida. Y la libertad, alrededor de la cual giran parte de los temas secundarios. Por que nos dice que somos libres de elegir, pero sin afectar a nadie de nuestro alrededor.

Mensaje:

Es aconsejar desde el punto de vista ético a los jóvenes a darse la buena vida sabiendo siempre elegir con libertad sus decisiones.

APRECIACION CRÍTICA:

• Este libro me ha gustado mucho, al principio, cuando me lo compré, pensé que no me iba a gustar, mire la tapa y pensé, esto debe aburrido, pero a medida que iba pasando las páginas me fui enganchando al libro. Por las tardes me sentaba a leerme un capítulo, y no podía evitar leerme alguna más. Creo que lo que me hizo engancharme al libro fue el hecho de que va dirigido al hijo del auto, un joven más o menos de mi edad.

• Considero el libro “Ética para Amador” una maravillosa reflexión que nos guía hacia el mundo de la moral y la vida en general de un modo adecuado a nuestra edad, sin recaer en la seriedad o monotonía que generalmente acompaña a este tipo de explicaciones. Su autor, Fernando Savater, consigue hacernos divagar sobre temas que generalmente no nos detenemos a analizar sin perder por ello el sentido del humor y la alegría que, según comenta en el texto, debe caracterizar a la ética. Nos aclara cuestiones que varias veces nos llevan a una mala comprensión de la vida, a la vez entreteniéndonos e intrigándonos.

ANALISIS LEXICOLOGICO:

• Beneméritas: digno de galardón, merecedor de premio.

• Imperturbable: que no se altera ni cambia, da igual lo que pase.

• Flete: carga de un buque.

• Zozobra: oposición de los vientos que ponen a un barco en riesgo de naufragar.

• Temerarios: que dice, hace o piensa sin fundamentos, razón o motivo. Se dice de las acciones de quien obra de este modo.

• Hidráulica: que se mueve por medio del agua o de otro fluido.

• Terminología: conjunto de términos o vocales propios de determinada profesión, ciencia o materia.

• Cizañera: que tiene el hábito de cizañar.

• Ambigüedad: calidad de ambigua.

• Carambola: chiripa. Casualidad favorable.

• Abadía: dignidad de abad o de abadesa.

• Sublevado: alzarse en sedición o motín.

• Jerarquía: orden o grados entre las diversas cosas de espíritos enfáticas.

• Suntuoso: magnífico, grande y costoso

• Servilismo: ciega y baja adhesión a la autoridad de alguien.

• Servidumbre: trabajo o ejercicio propio del siervo.

• Timorata: tímido, indeciso, encogido. Dicho de una persona que se escandaliza con exageración de cosas que no le parecen conformes a la moral convencional.

• Cojitranco: cojo travieso que anda inquieto de una parte a otra.

• Servilismo: ciega y baja adhesión a los poderosos.

• Pernicioso: gravemente dañoso y perjudicial

• Confinado: que sufre la pena de confinamiento.

• Infamia: descrédito, deshonra.

• Jaez: adorno de caballerías, calidad o carácter de personas.

• Inclemencia: falta de demencias.

• Rudo: tosco, sin pulimento, naturalmente basto.

• Descocada: que muestra demasiada libertad.

• Convicción: idea religiosa, ética o política a la que se esté fuertemente adherido.

• Trivialidad: calidad de trivial. Cosa salida de todas. Cosa que carece de importancia. Dicho o especie trivial.

• Gremio: cooperación formada por maestros, oficiales y aprendices de una misma profesión u oficio, regida por ordenanzas o estatutos especiales.

• Relativizar: introducir en la consideración de un asunto aspectos que atenúan su importancia.