Leer Ensayo Completo Antibioticos En Odontologia

Antibioticos En Odontologia

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.129.000+ documentos

Categoría: Ciencia

Enviado por: Jerry 23 marzo 2011

Palabras: 13797 | Páginas: 56

...

bióticos en las infecciones

odontogénicas

2.1 Indicaciones

2.2 Parámetros para la selección de un antibiótico

2.3 Factores que alteran el tratamiento

2.3.1 Factores del huésped

2.4 Antibióticos en odontología

2.5 Cuadro de antibióticos

Planteamiento del problema

Pregunta de investigación

Hipótesis

Justificación

Objetivos

Criterios de inclusión, exclusión y eliminación

Universo de trabajo, muestra, diseño del estudio

Metodología

Anexos

Aspectos Éticos y Análisis Estadísticos

Capitulo 3. Trabajo de Campo

Resultados

Discusión

Conclusiones

Referencia bibliográfica

1

2

5

5

8

9

13

15

15

16

23

24

26

43

45

46

47

48

49

50

51

52

53

55

56

58

68

72

75

LISTA DE TABLAS

Pág.

1. Universidad de procedencia de los Cirujanos Dentistas Titulados

59

2. Universidad de procedencia de los estudiantes.

59

3. Sitio donde laboran los encuestados

60

4. Porcentaje de Cirujanos Dentistas y Estudiantes encuestados que contestaron correctamente el nombre genérico del antibiótico que prescriben como primera elección.

61

5. Porcentaje de los antibióticos que prescriben los Cirujanos Dentistas y Estudiantes encuestados que conocen el nombre genérico del medicamento como primera elección.

61

6. Porcentaje de Cirujanos Dentistas y Estudiantes encuestados que contestaron correctamente el grupo al que pertenece el antimicrobiano como primera elección.

62

7. Grupo al que pertenecen los antimicrobianos que prescriben los Cirujanos Dentistas y Estudiantes encuestados que contestaron correctamente el nombre genérico del medicamento de primera elección.

63

8. Cirujanos Dentistas y Estudiantes encuestados que contestaron correctamente la farmacocinética, farmacodinamia y dosis del antimicrobiano que prescriben de primera elección

64

9. Porcentaje de Cirujanos Dentistas y Estudiantes encuestados que contestaron correctamente el nombre comercial del antibiótico de primera elección

64

10. Porcentaje de Cirujanos Dentistas y Estudiantes encuestados que manejan antimicrobiano de segunda elección.

65

11. Porcentaje de Cirujanos Dentistas y Estudiantes encuestados que contestaron correctamente la dosis del antibiótico de segunda elección.

65

12. Porcentaje de los antibióticos de segunda elección que prescriben los Cirujanos Dentistas y Estudiantes encuestados.

65

13. Porcentaje de Cirujanos Dentistas y Estudiantes encuestados que tienen conocimiento sobre antibióticos.

14. Frecuencia de Cirujanos Dentistas y Estudiantes que tienen conocimiento sobre antibióticos.

67

67

LISTA DE FIGURAS

Pág.

1. Penicillum notatum

5

2. Conjugación Bacteriana

11

3. Anillo β-lactámico

12

4. Método de Kirby-Bauer

14

5. Penicilina Cristalina

29

6. Penicilina G Procainica

30

7. Amoxicilina

31

8. Amoxicilina/Ácido Clavulánico

32

9. Eritromicina

36

10. Azitromicina

38

11. Clindamicina

40

LISTA DE GRAFICAS

1. Distribución de los encuestados por sexo.

58

2. Universidad de procedencia de los Cirujanos Dentistas

59

3. Universidad de procedencia de los Estudiantes

59

4. Sitio dónde laboran los encuestados

60

5. Antibióticos que prescriben los Cirujanos Dentistas

y Estudiantes encuestados que contestaron

correctamente el nombre genérico del medicamento

de primera elección.

62

6. Grupo al que pertenecen los antibióticos que

prescriben los Cirujanos Dentistas y Estudiantes

encuestados de primera elección.

63

7. Antibióticos que prescriben los Cirujanos Dentistas

y Estudiantes encuestados que contestaron

correctamente de 2da. Elección.

66

8. Cirujanos Dentistas y Estudiantes que tienen

conocimiento sobre el antibiótico.

67

RESUMEN

Introducción. El conocimiento de la Microbiología de las Infecciones Odontogénicas es de suma importancia, ya que a menudo es necesario instaurar un tratamiento empírico; la mayor parte de las Infecciones Odontogénicas son de gravedad leve a moderada y pueden tratarse por el Odontólogo de forma ambulatoria. Es imprescindible que los conocimientos del Profesional con respecto al tratamiento farmacológico sean completos, para brindar salud y bienestar al paciente. Objetivo. Determinar los conocimientos que poseen los Cirujanos Dentistas y Estudiantes de Odontología sobre el uso de antimicrobianos. Metodología. La información se recogió mediante un cuestionario auto administrado que contenía 15 preguntas acerca de qué antimicrobiano prescriben con más frecuencia, cuál es su dosis, nombre genérico, grupo farmacológico, efectos adversos, vía de excreción, espectro, entre otras características; se aplicaron un total de 200 cuestionarios, 100 a Cirujanos Dentistas y 100 a Estudiantes en la Ciudad de México. Resultados. Los resultados mostraron que el 41 % de todos los encuestados (cirujanos dentistas titulados y estudiantes) prescriben Amoxicilina, seguido de un 16 % que prescriben Clindamicina; 85 % de los Cirujanos Dentistas si tienen conocimientos del antimicrobiano que prescriben comparado en el 81 % del grupo de los estudiantes. Conclusiones. A pesar de que más de la mitad de los encuestados poseen conocimientos sobre el antimicrobiano que prescriben y éste es el indicado para los microorganismos presentes en las infecciones odontogénicas, es necesario que sea mayor la proporción de los cirujanos dentistas titulados y estudiantes que posean conocimientos sobre la terapia con antimicrobianos en odontología, con el fin de evitar complicaciones debidas al mal uso de los antimicrobianos.

INTRODUCCIÓN

Las enfermedades infecciosas son de los padecimientos más comunes que afectan al género humano, y pueden ser tan graves, que en ocasiones quien las padece tiene un desenlace mortal.

El ser humano es portador permanente de millones de microorganismos; la mayor parte de las bacterias que porta no causan enfermedad, sino que logran un equilibrio con el huésped que asegura la supervivencia, crecimiento y propagación de ambos. En ocasiones están presentes bacterias que son claramente patógenas, pero la infección permanece latente o subclínica y el huésped es “portador” de las mismas.1 El organismo ha desarrollado mecanismos de defensa ante dichas agresiones, sin embargo a pesar de ellas es susceptible de padecerlas.

Evidentemente el hombre en su lucha constante por prolongar la vida, ha desarrollado sustancias que le ayuden a combatir las enfermedades infecciosas. El tratamiento médico de dichas enfermedades se fundamenta en la terapéutica y en la cirugía. Ancestralmente la herbolaria se encontraba muy desarrollada, y en la actualidad a muchas plantas utilizadas se les ha encontrado un valor terapéutico indudable.2

Los conocimientos sobre la herbolaria han conducido a la elaboración de métodos basados en la ciencia para la prevención y tratamiento de las enfermedades infecciosas. Tan pronto como un germen es identificado, se investigan sus condiciones de vida, cómo es su desarrollo, cómo penetra en el organismo y cómo puede ser destruido.2

Paul Erlich, físico y químico alemán, enseñó en los primeros años del S. XX la síntesis de unos compuestos capaces de atacar de manera selectiva a los microorganismos infecciosos sin lesionar a los tejidos del huésped; sus experiencias permitieron la creación del sulbactam en 1909, que era el único tratamiento contra la sífilis. En 1928 Alexander Fleming, científico británico, durante sus investigaciones sobre la gripe, notó que un hongo que contaminaba una de sus placas de cultivo había destruido la bacteria cultivada en ella, descubriendo así la penicilina; ésta se popularizaría años más tarde. En 1944, Selman Waksman, biólogo norteamericano, descubrió junto con sus colaboradores la Eritromicina. En 1957 se introduce la kanamicina, dando comienzo al tratamiento eficaz de las infecciones por Gram-Negativos. A finales dicho decenio se sintetizaron en los laboratorios de investigación Rhone-Poulenc de Francia los compuestos Nitromidazólicos, entre los que destacó el Metronidazol.3

Así pues, se reconoce que el hombre ha evolucionado a paso firme en su lucha contra las Infecciones Sistémicas así como Odontogénicas, ya que éstas y sus complicaciones constituyen una patología muy frecuente. Estos procesos engloban un amplio espectro de enfermedades, desde infecciones localizadas en un diente, hasta infecciones graves diseminadas por los espacios profundos de la cabeza y cuello que ponen en peligro la vida del paciente. La evidencia de infecciones odontogénicas graves ha disminuido debido a la mejoría en la salud dental y a una mayor y mejor utilización de los antibióticos.4

Es importante el conocimiento de la Microbiología de estas infecciones, ya que a menudo es necesario instaurar en ellas un tratamiento antimicrobiano empírico debido a que el aislamiento de los gérmenes en el cultivo puede mostrarse entre 5 y 10 días. La mayor parte de las Infecciones Odontogénicas tienen una gravedad de leve a moderada, y pueden tratarse por el Odontólogo de forma ambulatoria.4

Por lo tanto es imprescindible que los conocimientos del Profesional con respecto al tratamiento farmacológico sean completos, para poder así brindar salud y bienestar al paciente.

CAPÍTULO 1

ANTIBIÓTICOS

1. GENERALIDADES

Los antibióticos son sustancias de origen natural, sintético o semisintético que actúan inhibiendo los microorganismos a una dilución elevada y ejercen su acción a nivel molecular en un proceso metabólico o en una estructura concreta de un microorganismo. 5 El término antibiótico fue introducido por Waksman en 1942, aunque la penicilina, aislada del hongo Penicillum Notatum (Figura 1), fue el primero y todavía es el ejemplo más conocido. 6

Figura 1. Penicillum Notatum

Los antibióticos son sustancias químicas producidas por diferentes especies de microorganismos (bacterias, hongos, actinomicetos) que suprimen el crecimiento de otros microorganismos y pueden eventualmente destruirlos.7 Es importante comentar que son producidas por microorganismos, pero antagónicas de otros, eliminándolos o impidiendo su proliferación; y son altamente específicos en su acción sobre actividades metabólicas particulares o estructuras de ciertas bacterias y no hacia las células del huésped. 7,8

Para que actúen es necesario que se fijen a una estructura específica del microorganismo que se denomina “Órgano Diana”. Pueden tener un efecto bactericida, o simplemente inhibir la multiplicación del microorganismo (efecto bacteriostático). Estos efectos dependen del tipo de antibiótico, y de otros factores como la concentración del mismo, la especie bacteriana, la afinidad o el inóculo bacteriano.5

El éxito del antibiótico depende de que se logre un nivel de actividad antibacteriana en el sitio de la infección que sea suficiente para inhibir las bacterias. Si las defensas del huésped poseen efectividad máxima, la alteración bacteriana requerida es mínima, mientras que cuando éstas están deterioradas se necesita la muerte o la lisis de las bacterias para lograr un buen resultado.7 La dosis utilizada debe ser suficiente para producir el efecto necesario sobre los microorganismos, pero su concentración en plasma y en los tejidos debe ser inferior a los valores tóxicos para las células humanas.7

Los factores que determinan la actividad de un antibiótico contra un microorganismo específico son múltiples, y para que un antibiótico sea efectivo debe tener acceso a los sitios efectores sobre o dentro de la célula bacteriana.

Los microorganismos pueden resistir estos mecanismos por varias vías: algunos producen enzimas en la superficie o en el interior de la célula que inactivan el medicamento. Los antibióticos hidrófilos atraviesan la membrana externa de las células microbianas por los canales acuosos (poros) compuestos por proteínas específicas (porinas). Las bacterias con deficiencia de estos canales pueden desarrollar resistencia a estos medicamentos. Otros carecen de los sistemas de transporte necesarios para la entrada del medicamento a la célula bacteriana. Muchos antibióticos son ácidos orgánicos, su penetración puede depender del pH, además su permeabilidad puede estar alterada por la osmolaridad o por diversos cationes del medio externo. Los mecanismos de transporte para ciertos medicamentos dependen de la energía y no operan en un medio anaerobio.7

1.2 CLASIFICACIÓN

Los agentes antibacterianos se pueden dividir en dos grupos, de acuerdo a su acción:

Bactericidas cuando logran la eliminación de todos los microorganismos sensibles.

Bacteriostáticos cuando previenen el crecimiento o proliferación de los microorganismos sensibles.

La acción de los agentes bacteriostáticos depende de las defensas humorales y celulares para superar la infección. 6

Desde el punto de vista químico, se clasifican en grandes familias: antibióticos que contienen carbohidratos; lactonas macrocíclicas; quinonas y compuestos relacionados; antibióticos peptídico y con aminoácidos; heterociclos del N; heterociclos del O; aromáticos; alifáticos en otros.

Sin embargo, para estudiar los antibióticos es más útil agruparlos en función de su mecanismo de acción; antibióticos que:

Interfieren con la biosíntesis de la pared celular,

Actúan sobre la membrana celular,

Inhiben la síntesis de proteínas,

Actúan sobre la síntesis de ácidos nucleicos.

1.3 RESISTENCIA A LOS ANTIBIÓTICOS

El fenómeno de resistencia a los antibióticos varía de un microorganismo a otro y de un medicamento a otro. El desarrollo de esta resistencia implica un cambio genético estable, hereditario de generación en generación. Puede operar cualquier mecanismo que altere la composición genética bacteriana. La resistencia a los agentes antimicrobianos puede adquirirse por mutaciones, por modificaciones enzimáticas5 o por transferencia de material genético de una bacteria a otra por traducción, trasformación, o conjugación.7

a) Mutaciones

Cualquier población numerosa de bacterias susceptibles a los antibióticos contiene algunos mutantes relativamente resistentes al medicamento. Estos cobran importancia clínica, particularmente cuando el uso del medicamento es amplio y generalizado. En este caso ocurre un proceso de selección en donde las cepas sensibles se suprimen y las resistentes se multiplican predominando con el tiempo éstas; los cambios por mutación pueden de manera simultánea alterar los factores de virulencia y la patogenicidad del microorganismo. 6,7

b) Transducción

En este proceso interviene un bacteriófago (un virus que infecta las bacterias) capaz de trasportar DNA bacteriano incorporado a su cubierta proteica. Si este material genético incluye un gen para resistencia, la célula bacteriana puede hacerse resistente y capaz de trasmitir esta información a su progenie.7

c) Transformación

Corresponde a la incorporación de las bacterias de DNA; denominado DNA transformador, dándole la capacidad de ser resistente a ciertos agentes terapéuticos.7

d) Conjugación

Consiste en el paso de genes resistentes de célula a célula por contacto directo mediante un puente sexual (Figura 2). Este es un método muy importante de difusión de la resistencia. La trasferencia de información por conjugación se produce principalmente en bacilos Gram Negativos. 6,7

Figura 2. Conjugación Bacteriana

e) Modificaciones enzimáticas

Las bacterias desarrollan tolerancia a los antibióticos por disminuir la permeabilidad para el fármaco, por cambiar los lugares de acción (sustancias diana) dentro de la bacteria o por cambio en las vías metabólicas. Hay casos en que algunas bacterias generan inducción enzimática para destruir un antibiótico por ejemplo las penicilinasas (β-lactamasas).7 El mecanismo más importante de resistencia descrito en más de 25 especies bacterianas es la producción de estas enzimas, que atacan a los antibióticos de tipo Penicilinas y Cefalosporinas. Las β-lactamasas son enzimas bacterianas que actúan hidrolizando el enlace amida del anillo β-lactámico, con lo que el antibiótico pierde totalmente su actividad.

Figura 3. Anillo β-lactámico

1.4 PRUEBAS DE SENSIBILIDAD MICROBIANA

La prueba de uso más común de sensibilidad es la técnica de Kirby-Bauer (Figura 4) o de difusión por discos. La prueba se realiza aplicando discos de papel de filtro, impregnados de cantidades específicas del medicamento, a la superficie de placas de agar sobre las cuales se han hecho franjas de un cultivo del microorganismo. Después de 18 horas de incubación se determina el tamaño de una zona clara de inhibición alrededor del disco, y se correlaciona con la actividad del medicamento contra la cepa probada.5

Las pruebas de mayor seguridad cuantitativa se hacen con diluciones seriadas de antibióticos en medios de agar sólido o caldo, que contienen un cultivo del microorganismo. La menor concentración del agente capaz de prevenir el crecimiento visible después de las 18 a 24 horas de incubación es la concentración inhibitoria mínima (CIM o MIC), ésta se puede evaluar en concentraciones del 50 o del 90%. Lo ideal es valorar la del 50%, el 90% se refiere a la concentración necesaria para inhibir las últimas cepas, y esto puede eliminar antibióticos de buen resultado clínico, además hay muy pocas cepas que requieren más del 90% de concentración.5,7

Figura 4. Método de Kirby-Bauer

La menor concentración que esteriliza el medio o da un descenso del 99.9% del número de bacterias es la concentración bactericida mínima (CBM o MBC).5,7 Esta última prueba se usa únicamente en casos especiales que requieran un conocimiento muy preciso. La CMP se refiere a la concentración máxima en plasma o a la mayor cantidad del medicamento que puede llegar a estar disponible en plasma y la PR o potencia relativa del antibiótico, es un índice que se obtiene del resultado del cociente entre la CMP y la CMI y es el indicador de la efectividad del medicamento contra un microorganismo específico. PR= CMP/ CMI.8 . La vida media (VM) se refiere al tiempo que tarda en disminuir al 50% la concentración plasmática. El tiempo máximo (Tmax) es el tiempo que tarda el medicamento en llegar a su máxima concentración en plasma. El tiempo de latencia (TL): es el tiempo que transcurre entre la administración del medicamento y la aparición del efecto terapéutico.9,10

CAPÍTULO 2

USO DE ANTIBIÓTICOS EN INFECCIONES ODONTOGÉNICAS

2.1 INDICACIONES

Los antibióticos solo deben administrarse cuando haya certeza de una infección11, y que sea probable que ésta responda al antibiótico, es decir, que no sea de origen viral, que sea lo suficientemente grave para justificar el tratamiento, y que con su uso podamos prevenir una infección grave (por ejemplo la Endocarditis Infecciosa). 6

Los antibióticos se deben administrar para tratar infecciones con efectos sistémicos11 y sin signos de una posible resolución espontánea. Los signos y síntomas que sugieren el compromiso sistémico o su progresión son la fiebre, el edema, el trismos, la inflamación que se extiende a los espacios aponeuróticos. La terapia antibiótica no sustituye el tratamiento para remediar la causa: endodoncia12, drenaje de los tejidos blandos11,13, terapia Periodontal mecánica, extracción de piezas dentarias.

La indicación con fines profilácticos es eficaz, pero sólo estará justificada cuando los pacientes estén expuestos a riesgos inmediatos de infecciones graves determinadas como por ejemplo, para prevenir la endocarditis infecciosa12,13 en pacientes con antecedentes de fiebre reumática, enfermedades cardiacas congénitas, soplos cardiacos, shunts arteriovenosos, prolapso de la válvula mitral, diabetes no controlada, pacientes inmunosuprimidos, pacientes con prótesis u otro tipo de implantes, (válvulas cardíacas protésicas, incluyendo biológicas, homoinjerto) luego de ser sometidos a procedimientos dentales invasivos o en caso de prevención de infecciones después de la realización de procedimientos quirúrgicos a campo abierto en donde haya un alto riesgo de contaminación externa.6,13-14

2.2 PARÁMETROS PARA LA SELECCIÓN DE UN ANTIBIÓTICO

Para seleccionar el antibiótico adecuado es necesario conocer información relacionada con la flora asociada al tipo de infección que se va a tratar, y cómo se comporta esta flora durante la evolución de la infección.15

a) Flora Bacteriana

Los microorganismos responsables de una infección orofacial, pueden tener dos orígenes: intraorales o extraorales. Las que se originan por contaminación de microorganismos extraorales, generalmente son causadas por heridas penetrantes que comprometen piel, por lo que es común la presencia del Estafilococos Epidermidis, flora normal de la piel. 16-18

Las infecciones de origen dental poseen un comportamiento mucho más complejo en su microbiología, tienden a ser producidas por una compleja asociación de microorganismos, en la que pueden llegar a predominar los anaerobios19, y que se va modificando en la medida que las condiciones del sitio de la infección van evolucionando. Por ello no es posible establecer una composición microbiológica definitiva para las infecciones de Origen Odontogénico, sin embargo se pueden realizar aproximaciones, que permiten realizar una terapia antibiótica adecuada.

Se han identificado más de 264 grupos o especies de bacterias en la cavidad bucal, y cada una es un patógeno potencial dependiendo de las condiciones que se den en un momento dado. 20

La composición bacteriológica de una Lesión Odontogénica se modifica con el tiempo, ya que mayor tiempo de evolución el número de bacterias anaerobias será mayor debido a la disminución de los aportes de oxígeno.21

Cuando se habla de infecciones mixtas, se debe tener presente que cada bacteria desempeña un papel diferente dentro de la infección, algunas producen metabolitos indispensables para otras, mientras otras modifican el pH el medio, y una tercera consume O2; por lo que resulta difícil asignar un papel protagónico a un tipo o especie bacteriana; sin embargo se dispone de información que describe a la Prevotella Melaninogénica20 (antes Bacteroides Melaninogenicus21), como base para la patogenicidad en la flora bacteriana de las infecciones mixtas.

b) Fisiopatología de las Infecciones Odontogénicas

Las bacteria aerobias son las que primero tienen acceso a los tejidos subyacentes al diente, y según Peterson21: "En este momento de la infección se establece y se desarrolla la celulitis. Este proceso sin recibir tratamiento produce un estado hipóxico-acidófilo en los tejidos que permiten la proliferación de las bacterias anaerobias. Éstas elaboran una serie de enzimas proteolíticas, endotoxinas, y exotoxinas, que producen una considerable destrucción de tejido, que con el ingreso de grandes cantidades de leucocitos, forman cavidades y pus.”

Se puede concluir que las fases iniciales son producidas por Streptococos, posteriormente se encontrará una combinación de aerobios y anaerobios, y en los casos de abscesos crónicos predominarán las bacterias anaerobias.

c) Evaluación del Paciente

En pacientes con una probable Infección Odontogénica se deben tener en cuenta todos los factores presentados con anterioridad, y dado que este proceso puede llegar a ser complejo por la multitud de factores presentes en un paciente específico, es recomendable seguir un orden predeterminado que evite pasar por alto cualquier circunstancia. La siguiente guía22 puede ser de utilidad:

Determinar la presencia de un proceso infeccioso: existen muchas entidades que pueden dar sintomatologías confusas.

Identificar la causa del proceso infeccioso

Determinar la posible flora asociada a la causa identificada

Tomar muestras para cultivo

Iniciar la terapia antibacteriana empírica si es necesario

Eliminar la causa

En caso de fracasos en el control de la infección se revaloran los puntos anteriores.

Antes de prescribir un antibiótico, hay que conocer la edad, los hábitos, el estado de las funciones vitales, la presencia de enfermedades (procesos metabólicos que alteren la excreción, estados de hipersensibilidad o alergia); la localización del cuadro infeccioso y la gravedad del mismo.18

Los signos y síntomas varían de acuerdo a la severidad de la infección y al sitio involucrado. Los abscesos bien localizados presentan una zona eritematosa, fluctuante y dolorosa a la palpación.23

Una característica que puede indicar mayor severidad de la infección es la presencia de trismos, que indicaría compromiso de los músculos de la masticación.21,18,24

El estado general, muchas veces se encuentra comprometido y se presenta hipertermia, malestar general, anorexia, adinamia, diaforesis, somnolencia, palidez de tegumentos y desequilibrio hidroelectrolítico, pudiendo presentar obstrucción parcial de vías aéreas. Además, en pacientes con enfermedades sistémicas se presenta descompensación metabólica y es necesario hospitalizarlos.25

d) Selección del antibiótico

Las fases iniciales de celulitis, exigen de un antibiótico capaz de controlar el Streptococo, así como la eliminación adecuada de la causa responsable del ingreso de la bacteria. Si el proceso lleva un tiempo suficiente de evolución se debe centrar la atención en los microorganismos anaerobios21, y buscar un adecuado drenaje de la secreción formada.

Los antibióticos se emplean con fines terapéuticos o con carácter preventivo o profiláctico.7 El uso terapéutico vendrá determinado por la clínica o los síntomas del paciente. La fiebre suele ser indicativa de un proceso infeccioso, pero puede estar producida por una infección viral (donde estos agentes no son sensibles a los antibióticos); o no ser de origen microbiano (por ejemplo procesos neoplásicos).5 Además hay enfermedades bacterianas que no requieren tratamiento antibiótico, o éste es cuestionado.7, 26

El empleo indiscriminado, con finalidad profiláctica, puede colaborar en la aparición de cepas multirresistentes, sin contar con los posibles efectos secundarios de muchos de ellos. Su uso preventivo debe restringirse a los casos de un alto riesgo infeccioso, eligiendo los de espectro reducido, que indican pocas resistencias, sean poco tóxicos y que la experiencia previa haya demostrado su utilidad en el cuadro concreto que se desea prevenir.7, 26

Por ejemplo en endodoncia el uso de antibióticos no corresponde a una terapéutica definitiva. Es necesario la realización del tratamiento Endodóntico que provea un selle adecuado, para prevenir la colonización y la difusión de las bacterias y sus productos, desde el conducto a los tejidos periapicales. El propósito principal de la administración de un antibiótico en estos casos es: limitar la difusión de la infección, tratar la infección sistémica y ayudar a la resolución de los síntomas.26 Por lo que se debe tener en cuenta que el objetivo principal del tratamiento de las Infecciones Odontogénicas es la remoción de la causa por medio del drenaje, ya sea intra o extrabucal; la administración de antibióticos juega un papel importante para evitar la diseminación local o por vía sanguínea de la infección.24

Además el tipo de antibiótico que se debe usar depende del microorganismo, y del huésped. Existen procesos infecciosos producidos siempre por el mismo agente; la experiencia y el sentido común permiten elegir el antibiótico idóneo, sin necesidad de consultar al laboratorio .Otras veces es imposible conocer el agente causante, por lo cual se debe esperar en estos casos los resultados proporcionados por el laboratorio; sin embargo, en ciertas ocasiones, no se puede dejar al paciente sin una cobertura antibiótica, por lo que se debe emplear un tratamiento empírico inicial donde la experiencia previa es básica para su elección.5,26

Una vez seleccionado el antibiótico se decide la vía de administración, la dosis y los intervalos entre las mismas.7 Para ello se evalúa la accesibilidad del fármaco al foco infeccioso, así como sus propiedades farmacológicas (vida media, unión a proteínas plasmáticas, liposolubilidad y excreción).21,19

2.3 FACTORES QUE ALTERAN EL TRATAMIENTO

Para obtener éxito en el tratamiento con antibióticos se debe lograr actividad inhibidora o bactericida en el sitio de la infección sin toxicidad significativa para el huésped. Para cumplir este objetivo es importante evaluar diferentes factores farmacocinéticos y del huésped.20

La ubicación de la infección puede decidir en gran parte la elección del medicamento y la vía de administración. La concentración mínima de droga lograda en el lugar infectado debe ser por lo menos igual a la CIM para el organismo infeccioso, aunque casi siempre es aconsejable obtener múltiplos de esa concentración (cuatro a ocho veces). Sin embargo algunas pruebas sugieren que hasta concentraciones infrainhibidoras de antibióticos pueden aumentar la fagocitosis e inclinar el balance a favor del huésped.9

La penetración del medicamento en los lugares infectados depende casi siempre de la difusión pasiva. El índice de penetración es proporcional a la concentración de la droga libre en plasma o en líquido extracelular.20

2.3.1 FACTORES DEL HUÉSPED

Los factores del huésped son los principales determinantes, no solo del tipo de medicamento seleccionado sino también de sus dosis, vía de administración, riesgos y naturaleza de los efectos indeseables y efectividad terapéutica.9

a) Mecanismos de defensa del huésped

Intervienen elementos de la inmunidad humoral y celular: 1) defectos o insuficiencias de tipo, concentración y calidad de las inmunoglobulinas, 2) alteraciones del sistema de inmunidad celular, defectos cualitativos o cuantitativos de células fagocíticas las cuales pueden llevar al fracaso el medicamento a pesar de ser éste apropiado y eficaz.27

b) Factores locales

Algunos factores locales como la secreción purulenta, que está formada por fagocitos, desechos celulares, fibrina y proteínas, se une a algunos antibióticos, con la consiguiente reducción de su actividad antimicrobiana. El pH local generalmente ácido produce una marcada pérdida de la actividad antimicrobiana de algunos antibióticos mientras que potencializa la acción de otros. Las condiciones anaerobias de los abscesos pueden también deteriorar la actividad de algunos de éstos. Además la penetración de los agentes antimicrobianos en áreas infectadas se ve dificultada por que hay menor irrigación vascular.27

2.4 ANTIBIÓTICOS EN ODONTOLOGÍA

Pacientes de cualquier edad, sin preferencia de sexo pueden ser susceptibles a las Infecciones Odontogénicas. Los pacientes más frecuentemente afectados son los que tienen una condición sistémica comprometida.24Antes de elegir el antibiótico, debe considerarse la gravedad de la infección, las defensas del huésped y la necesidad del tratamiento quirúrgico.28 Para planificar la terapéutica antibiótica se deben conocer el mayor y el más común número de patógenos implicados, así como su susceptibilidad in vitro.29,30

De acuerdo a los microorganismos presentes en las Infecciones Odontogénicas, los antibióticos de elección son:

a) Antibióticos β-lactámico

Penicilinas

La penicilina consiste en un anillo de tiazolidina, unido a un anillo β-lactámico, al que está unido una cadena lateral (Figura 3). Su núcleo es el requerimiento principal estructural para su actividad biológica.7

Son antimicrobianos generalmente bactericidas que interfieren en la síntesis de la pared celular, debido a que se unen a receptores enzimáticos situados en la cara externa de la membrana bacteriana que llevan a cabo la transpeptidación de los polímeros de mureína. El resultado bactericida se debe a la inactivación de un inhibidor de enzimas autolíticas de la pared bacteriana (autolisinas) que lleva a la lisis celular. Las autolisinas son enzimas finamente reguladas que en condiciones normales de crecimiento participan en la renovación de la pared celular.6

Los receptores enzimáticos reciben el nombre Proteínas Fijadoras de Penicilinas (PBP-Penicillin Bonding Proteins) y son carboxipeptidasas, transpetidasas y endopeptidasas, implicadas en la fase final de la formación de la pared celular: la transpeptidación entre las cadenas de glucopéptidos produce la formación de puentes peptídicos entre cadenas de mureína adyacentes.7

Las penicilinas actúan contra microorganismos aerobios gram positivos (no productores de β-lactamasa), anaerobios gram positivos y algunos gram negativos. Se dividen en naturales y semisintéticas, que a su vez se dividen en: penicilinas de amplio espectro y penicilinas resistentes a la penicilinasa.24

Dado que la mayoría de estas drogas son destruidas por el ácido gástrico, la absorción por vía oral no es buena y por ello deben ser administradas parenteralmente.

Entre las Penicilinas naturales está la Penicilina G (Bencil Penicilina). Ésta fue el primer antibiótico utilizado para uso general. Prácticamente se destruye en su totalidad por las secreciones gástricas, por lo que debe administrase por vía parenteral. Es destruida fácilmente por las penicilinasas bacterianas. Después de su administración intramuscular, se absorbe en pocos minutos, alcanzando un nivel máximo en sangre al cabo de media a una hora y luego se excreta rápidamente. La mayor parte se excreta por vía renal. Su vida media es de 30 minutos aproximadamente. Se han estudiado diversos medios para prolongar la vida media del antibiótico en el organismo utilizando preparados de acción prolongada como son la Penicilina G Procaínica, la Penicilina G Benzatínica, la Cristalina y el Clemizol. Estos agentes liberan la Penicilina G lentamente del área inyectada y producen concentraciones relativamente bajas, pero persistentes, del antibiótico en sangre.13

Las reacciones de hipersensibilidad son el efecto adverso más común. Dentro de las manifestaciones de alergia se encuentran el rash maculopapular, urticaria, fiebre, broncoespasmo, dermatitis exfoliativa, anafilaxia. La frecuencia total de estas reacciones varía del 0.7 al 10%.Las penicilinas tienen una toxicidad directa mínima para el hombre, sin embargo se pueden presentar depresión de la médula ósea, granulocitopenia y hepatitis.7

La Penicilina Cristalina (Figura 5) es el antibiótico de elección para el tratamiento de los abscesos orofaciales con compromiso de espacios aponeuróticos, pues alcanza una concentración plasmática ideal para inhibir los microorganismos causantes de estas infecciones, su uso es intrahospitalario debido a que se debe aplicar cada 4 horas por vía intravenosa en caso de abscesos que comprometan los espacios aponeuróticos.11

Figura 5. Penicilina G Cristalina

La Penicilina G Procaínica (Figura 6) o G Clemisol es ideal en el manejo de los abscesos orofaciales. Su potencia relativa en relación con los microorganismos más frecuentes, está por encima de la concentración inhibitoria mínima. Sin embargo estos medicamentos son muy irritantes y su vía de administración intramuscular es muy dolorosa para continuarla por más de dos días, por lo que se recomienda su uso por dos días y la continuación con otra Penicilina que alcance concentraciones similares por vía oral.7

Figura 6. Penicilina G Procaínica

Amoxicilina

Pertenece a la familia de las Aminopenicilinas. Es una Penicilina semisintética susceptible a la penicilinasa, es análoga química y farmacológica de la Ampicilina. Es muy estable en medio ácido por lo que se puede utilizar fácilmente por vía oral. Es absorbida rápidamente por el tracto gastrointestinal. Los alimentos no intervienen con su absorción. Aproximadamente el 20% de éste se liga a las proteínas plasmáticas. El 50% se excreta en forma activa por la orina. Entre sus efectos adversos importantes están las reacciones alérgicas igual que las otras Penicilinas, pero producen con mayor frecuencia reacciones cutáneas.6,7

La Amoxicilina (Figura 7) al igual que la Ampicilina poseen el mismo espectro de las Penicilinas naturales y también actúan contra microorganismos gram negativos (Hemophilus influenzae, Escherichis coli y Proteus mirabilis); aún así, no son más efectivas que la penicilinas naturales contra cocos gram positivos.31La Amoxicilina se ve afectada por microorganismos que desarrollan resistencia principalmente la prevotella intermedia por la producción de β-lactamasa.

Figura 7. Amoxicilina

Farmacocinética de la combinación Amoxicilina/Ácido Clavulánico

La Amoxicilina es absorbida adecuadamente en el tracto gastrointestinal y presenta el nivel máximo en suero entre los 60 a 90 min. Aproximadamente el 90% de la dosis oral administrada se absorbe determinando un nivel pico en suero, el cual es directamente proporcional a la dosis administrada.7 El Ácido Clavulánico también es absorbido adecuadamente en el tracto gastrointestinal y presenta los niveles máximos en suero entre los 40 a 120 minutos.

Cuando ambas drogas son administradas juntas presentan concentraciones séricas eficaces y tienen una vida media dentro del mismo rango reportado cuando cada una es administrada separadamente.6,7

En cuanto al metabolismo y excreción, la Amoxicilina es excretada a través de la orina, después de una dosis oral, el porcentaje de excreción renal a las 6 horas es de 50-85% y para el Ácido Clavulánico es de 20-60%. Luego de la administración de Amoxicilina/Ácido Clavulánico (Figura 8), las concentraciones urinarias de Amoxicilina pueden ser 10 veces superiores a las obtenidas, al suministrar Amoxicilina sola, debido al efecto protector del Ácido Clavulánico contra la acción destructora de las β-lactamasas.

Figura 8. Amoxicilina/Ácido Clavulánico

El ácido clavulánico tiene poca actividad antibacteriana, pero inhibe a la mayoría de las β-lactamasas que degradan muchas penicilinas. El ácido clavulánico asociado con la amoxicilina (p. ej. Augmentine®) es útil para el tratamiento de infecciones producidas por estafilococos resistentes a la penicilina, gonococos y muchas cepas de E coli.

Cefalosporina

Las Cefalosporinas se clasifican por generaciones de acuerdo a su acción antimicrobiana.32 Las que pertenecen a la primera generación tienen actividad contra los cocos gram positivos, Escherichia coli, Klebsiella, Proteus mirabilis; y estas Cefalosporinas son el medicamento de elección para el tratamiento de Infecciones Odontogénicas, cuando la Penicilina y la Eritromicina están contraindicadas, o cuando el microorganismo causante es sensible.28,31

Las Cefalosporinas de la segunda generación tienen una acción un poco mayor contra anaerobios. Las de tercera generación son menos activas contra cocos gram positivos que las de primera generación; sin embargo son más efectivas contra enterobacterias que incluyan cepas productoras de β-lactamasas; la Ceftazidima y Cefoperazona son activas contra Pseudomona aeruginosa, que eventualmente puede presentarse en la osteomielitis.32,33

Las Cefalosporinas de cuarta generación como Cefepima son útiles en infecciones por bacilos gram negativos, aerobios resistentes a Cefalosporinas de tercera generación. Sin embargo, las Cefalosporinas de tercera y cuarta generación no están indicadas en el tratamiento de infecciones ocasionadas por cocos gram positivos como los presentes en Infecciones Odontogénicas.28,31

b) Macrólidos

Son fármacos bacteriostáticos y su mecanismo de acción consiste en el bloqueo a nivel de la síntesis proteica uniéndose al ribosoma a nivel de la subunidad 50 S. La resistencia de los microorganismos frente a los Macrólidos puede desarrollarse de tres formas:

Por disminución de la penetración del Macrólido alterando la permeabilidad de la membrana,

Por alteración de la subunidad 50 S por mutación cromosómica.

Por metilación de la fracción 23 S, mecanismo heredable mediante plasmido.

Son fácilmente absorbidos por vía oral, respecto a su distribución se concentran en forma importante en la bilis, en el líquido ascítico, en el oído, amígdala y próstata, no se concentra en la orina ni en el LCR. Se concentra en macrófagos y en PMNs permitiendo su acción en los microorganismos intracelulares. Atraviesan la placenta y se pueden detectar en la leche materna.

Poseen metabolización hepática y sólo eliminación biliar (no renal), Inhiben el metabolismo del citocromo P450 interfiriendo con el metabolismo de otros fármacos. Entre sus efectos adversos se encuentran: molestias digestivas en especial para Eritromicina (nauseas , vómitos, epigastralgia), flevitis, alergia, rash, hepatotoxicidad (por estolato de eritromicina), ototoxocidad (pérdida transitoria por uso de eritromicina en dosis altas), sobreinfección por cándida o bacilos gram negativos.7

Puede aumentar los niveles plasmáticos de: teofilina, carbamazepina, digoxina, ergotamina por inhibición de citocromo P450.6

Eritromicina

La Eritromicina (Figura 9) es un antibiótico de eficacia oral, descubierto en 1952 por McGuire en los productos metabólicos de una cepa de Streptomyces erythreus obtenida originalmente de una muestra de suelo recogida en el archipiélago filipino. La Eritromicina es un antibiótico Macrólido, de color blanco, soluble en agua. Puede ser bacteriostática o bactericida según el microorganismo y su concentración plasmática.6,7

Figura 9. Eritromicina

La Eritromicina inhibe la síntesis de proteínas uniéndose a subunidades ribosomales 50’s de microorganismos sensibles en fase de crecimiento.33 Se absorbe adecuadamente en la parte superior del intestino delgado, es inactivada por el jugo gástrico por eso se administra en tabletas con cubierta entérica que se disuelven en el duodeno. El 2 al 5% de la Eritromicina administrada por vía oral se excreta en forma activa por la orina. El antibiótico se concentra en el hígado y se excreta en forma activa por la bilis. Su vida media es de 1.6 horas aproximadamente. Se difunde fácilmente por los líquidos intracelulares y su actividad antibacteriana puede lograse prácticamente en todas partes excepto en el cerebro y en el líquido cefalorraquídeo. Se une a las proteínas plasmáticas en un 70%.La dosis oral habitual para adultos es de 1 a 2 gramos por día en tomas iguales a intervalos iguales, cada 6 horas. En niños es de 30 a 50 mg/kg por día dividida en cuatro porciones.

Entre sus efectos indeseables se encuentran las reacciones alérgicas, hepatitis colestática que se puede presentar después de 10 a 20 días de tratamiento y se caracteriza inicialmente por náuseas, vómito y dolores abdominales.34 La Eritromicina puede potenciar los efectos de la Carbamazepina, y de los Corticoesteroides, probablemente al interferir con el metabolismo de éstos compuestos. Su uso prolongado puede inducir fácilmente a la aparición de cepas resistentes de Estreptococos y Estafilococos.

En Odontología la Eritromicina es recomendada como alternativa a la penicilina en los pacientes alérgicos.6, 34 Se ha propuesto su uso como alternativa de la Amoxicilina en pacientes alérgicos7, pero comparándola con la Clindamicina es muy inferior a esta para este tipo de infecciones.

Azitromicina

Es más estable que Eritromicina en el medio ácido gástrico. Cuando se administra con alimentos disminuye su biodisponibilidad. Por eso se aconseja tomarla 1 hora antes o 2 horas después de los alimentos.

Es lipofílica y tiene excelente distribución. La Azitromicina (Figura 10) tiene una penetración tisular lenta, con una vida media larga (más de 60 horas). Alcanza concentraciones tisulares altas y eficaces incluso cuando el nivel sérico es menor a la CIM de microorganismos susceptibles. También se concentra en macrófagos y PMNs.; sin embargo, como su actividad persiste puede administrarse en ciclos terapéuticos breves de 3 a 5 días.21

Figura 10. Azitromicina

La dosis recomendada es de 500 mg el primer día seguido de 250 mg por 4 días más. También pueden administrarse 500 mg/d por 3 días. La Azitromicina puede causar intolerancia gastrointestinal. Ocasionalmente produce cefalea y mareos. También se han observado erupciones, ictericia colestática y anomalías en las pruebas de función hepática. 6,7

Su concentración plasmática y su potencia relativa en comparación con la Eritromicina son mejores; sin embargo son bajos y no ideales para el manejo de Infecciones Odontogénicas. Comparándola con la Clindamicina, es muy inferior a ésta.

c) Lincosamidas

Clindamicina

La Clindamicina (Figura 11), es un derivado de un aminoácido, que se une exclusivamente a las subunidad 50s de los ribosomas bacterianos y suprime la síntesis de proteínas. Se absorbe casi por completo después de su administración oral, su absorción no se ve afectada por la presencia de alimentos. Su vida media es de dos horas y media y puede esperarse una acumulación moderada si se administra a intervalos de seis horas. Tiene una amplia distribución en muchos líquidos y tejidos, incluso en el tejido óseo. Atraviesa fácilmente la barrera placentaria. El 90% se liga con proteínas plasmáticas.

Figura 11. Clindamicina

El efecto adverso más importante de este antibiótico, es el riesgo de colitis pseudomembranosa, considerablemente mucho más alta que con otros antibióticos. La causa de la colitis inducida por la Clindamicina es la proliferación de clostridios toxígenos relativamente resistentes en particular el C. difficile. Si se desarrolla la colitis pseudomembranosa, ésta responde fácilmente al tratamiento con Vancomicina o Metronidazol por vía oral. La colitis es autolimitante si se interrumpe el tratamiento cuando aparece el primer signo (dolor abdominal y diarrea mucopurulenta). 35

Algunas ventajas de la Clindamicina son: buena absorción por vía oral y capacidad para penetrar en los huesos y en los tejidos fibrosos. Además, no se han observado alergias cruzadas o resistencias con las penicilinas.5,11

La Clindamicina es el antibiótico de elección para el manejo de los abscesos dentoalveolares. Su concentración plasmática y su potencia relativa para los microorganismos más comunes de las Infecciones Odontogénicas es alta, sin embargo es mas baja comparada con las Penicilina G y la Amoxicilina. No se ve afectado por los productores de β-lactamasa, por lo que es una buena alternativa en el manejo de estas infecciones, si embargo presenta más riegos que otros cuando se usa por tiempo prolongado.7

d) Nitroimidazoles o Imidazoles

El más utilizado de los Nitroimidazoles es el Metronidazol, un bactericida que interrumpe la producción de ADN bacteriano. Tiene gran actividad contra bacilos gram negativos anaerobios y espiroquetas; no tiene efecto contra microorganismos aerobios gram positivos.24

Es útil en Infecciones Odontogénicas causadas por bacteroides, pero debido a la flora mixta que se presenta en estas infecciones se debe utilizar en combinación con antibióticos β-lactámicos que controlen las bacterias aerobias y facultativas.28,31

e) Quinololas

Levofloxacina

La Levofloxacina es un antibiótico bactericida de amplio espectro, su mecanismo de acción involucra la unión de esta droga con la girasa del ácido desoxirribonucleico (DNA), enzima responsable de la replicación, transcripción, reparación y recombinación del DNA. El resultado final de esta interacción es la inhibición rápida y específica de la síntesis del DNA bacteriano. La Levofloxacina se absorbe por vía gastrointestinal en forma rápida y casi completa, la ingesta de alimentos no interfiere en su absorción. Se une a proteínas plasmáticas, principalmente a albúmina, es excretada como droga sin cambios en la orina. El espectro antibacteriano incluye cepas productoras de β-lactamasa.7

Entre las reacciones adversas se puede presentar: diarrea, náuseas, vaginitis, flatulencia, dolor abdominal, prurito, rash, dispepsia, insomnio, visión borrosa, insuficiencia renal aguda, artritis, confusión, convulsiones, depresión, granulocitopenia, alucinaciones, hipoglucemia, reacción maniaca, pancreatitis, paranoia, fotosensibilidad, colitis seudomembranosa, trastornos del sueño, tendinitis, trombocitopenia, shock anafiláctico, eritema multiforme e insuficiencia orgánica en varios sistemas.6

2.5 CUADRO DE ANTIBIÓTICOS

Nota: los antibióticos que más anotaron los Cirujanos Dentistas y Estudiantes en el cuestionario que se les aplico para la realización de esta tesis.

Grupo del Antimicrobiano

Nombre Genérico

Nombre Comercial

Dosis

Espectro

Efectos Secundarios

Vía de Eliminación

Penicilina Natural

Penicilina G Procaínica

Hidrocilina 400 y 800 es la combinación de las P.G. Procaínica y P.G. sódica cristalina.

IM-de 400,000U

.800,000U.

12 a 24 hrs. x 10 días

Cocos gram+, Cocos anaerobios gram+, Bacilos gram+, Bacilos anaerobios gram+, Bacilos gram-, Bacilos anaerobios gram–, Treponema pallidum, Leptospira, Act. Israelí.

Alergia, náusea, vómito, diarrea, erupción cutánea, bronco espasmo, edema laríngeo, enfermedad del suero, etc.

65 a 70% por riñón (predominante por secreción tubular) y 3 a 5% por bilis.

Penicilina Natural

Penicilina G Procaínica

Penprocilina 400 000 U y 800 000 U es la combinación de P.G. Procaínica y Sódica cristalina.

IM-de 400,000U 800,000U

12 a 24 hrs, x 7 a 10 días

Cocos gram+, Cocos anaerobios gram+, Bacilos gram+, Bacilos anaerobios gram+, Bacilos gram-, Bacilos anaerobios gram-, Borrelia, hermsii.

Alergias, náusea, vómito, diarrea, erupción cutánea, bronco espasmo, edema laríngeo, enfermedad del suero, etc.

65 a 70% por riñón (predominante por secreción tubular) y 3 a 5% por bilis.

Penicilina Natural

Penicilina G Benzatínica

Benzetacil

IM-sola inyección

1,200,000U.

Cocos gram+, Cocos anaerobios gram+, Bacilos gram+, Bacilos anaerobios gram+, Bacilos gram-, Bacilos anaerobios gram-, Borrelia burdorferi.

Alergias, náusea, vómito, diarrea, erupción cutánea, bronco espasmo, edema laríngeo, enfermedad del suero, etc.

65 a 70% por riñón (predominante por secreción tubular) y 3 a 5% por bilis.

Penicilina Natural

Penicilina V Potásica

Pen Vi-K

VO-Susp. 125-250mg de 200,000U.

400,000U

6 a 8 hrs. x 10 días.

500mg de 800,000U.

12 hrs. x 10 días.

Cocos gram+, Cocos anaerobios gram+, Bacilos gram+, bacilos anaerobios gram+, Bacilos gram-, Bacilos anaerobios gram- etc.

Anafilaxia fatal náusea, vómito, diarrea, erupción cutánea, lengua negra vellosa, eosinofilia, leucopenia, trombocitopenia, etc.

65 a 70% por riñón (predominante por secreción tubular) y 3 a 5% por bilis.

Aminopenicilinas

Amoxicilina

Amoxil 12 h

VO-Tabs.200-400-875mg cada 12 hrs.

Cocos gram+, Bacilos gram+, Bacilos gram-, y otras bacterias como Neisseria Gonorrhoeae.

Alergia, náusea, vómito, diarrea, erupción cutánea, eosinofilia, fiebre.

Renal.

Grupo del Antimicrobiano

Nombre Genérico

Nombre Comercial

Dosis

Espectro

Efectos Secundarios

Vía de Eliminación

Aminopenicilinas

Amoxicinila

Penamox

VO-Tabs.1g, Caps. 500mg

IM-250-500mg

Cada 8 hrs.

Cocos gram+, Bacilos gram+, Bacilos gram- y otras bacterias aerobias como Neisseria meningitidis.

Alergia, náusea, vómito, diarrea, erupción cutánea, eosinofilia, fiebre.

Renal.

Aminopenicilinas

Ampicilina

Binotal

VO Caps.250-500mg

Comprimido

1g

Susp.

4.5g

IM-500-1g

Cocos gram+, Bacilos gram+, Bacilos gram-, y otras bacterias como Leptospira.

Alergia, náusea, vómito, diarrea, erupción cutánea, eosinofilia, fiebre.

Renal.

Aminopenicilina

Ampicilina

Penbritin

VO-Caps. 250-500mg Tabs. 1g

Susp. de 250mg

Cocos gram+, Bacilos gram+, bacilos gram-, y otras bacterias como especies de Brucella.

Alergia, náusea, vómito, diarrea, erupción cutánea, eosinofilia, fiebre.

Renal.

Penicilina Resistente a la Penicilinasa

Dicloxacilina

Brispen

VO-Caps. 250-500mg

Susp.125-500mg

IM- 250-500mg cada 12 hrs.

Bacterias gram+ en particular Estafilococo Aureus.

Hipersensibilidad, náusea, diarrea, flatulencia, prurito, hepatotoxicidad.

Renal 90%, excreción tubular 10% y por bilis.

Penicilina Resistente a la Penicilinasa

Dicloxacilina

Posipen

VO-Caps. 250-500mg

Susp. 125-250mg

IM-500mg

Bacterias gram+, en particular Estafilococo Aureus.

Hipersensibilidad, náusea, diarrea, flatulencia, prurito, hepatotoxicidad.

Renal 90%, excreción tubular 10% y por bilis.

Cefalosporina Primera Generación

Cefalexina Semisintetica

Ceporex

(Bactericida)

VO- Caps. Y Tabs.250-500mg

Susp. de 2.5-5g

Estafilococos no productores de beta-lactamasa y Estreptococos beta-hemolíticos de los grupos A y B y Alfa-hemolíticos, etc.

Alergia, náusea, vómito, diarrea, erupción cutánea, trastornos renales y hemáticos.

Renal y una pequeña porción por bilis.

Cefalosporina Primera Generación

Cefalexina

Keflex (Bactericida)

VO-Caps.

250mg

Tabs.500mg-1g

Susp.125-250mg

Estafilococos no productores de beta-lactamasa y Estreptococos beta-hemolíticos de los grupos A y B y Alfa-hemolíticos, etc.

Alergia, náusea, vómito, diarrea, erupción cutánea, trastornos renales y hemáticos

Renal y una pequeña porción por bilis.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Los antibióticos son de los fármacos más usados en la actualidad. Su uso adecuado siempre produce beneficios, pero su mal empleo puede ser perjudicial. Se ha concluido que en la actualidad existe mal empleo de los antimicrobianos y esto puede ser ocasionado por múltiples factores.

Dentro de los programas académicos de la Licenciatura en Odontología, el tiempo destinado para la impartición de las materias básicas, tales como Farmacología, Fisiología, Microbiología y Patología, cada vez es menor y por lo tanto insuficiente, lo que da como resultado profesionistas con escasos conocimientos en terapéutica de las enfermedades microbianas. Además, el Cirujano Dentista durante su desarrollo profesional, hace poco uso de los antimicrobianos hecho que limita el manejo adecuado de los mismos. Los errores más comunes en el uso de antibióticos son: 1) elección ineficaz, 2) dosis excesivas o insuficientes, 3) vía de administración incorrecta, 4) continuación de su uso tras el desarrollo de resistencia bacteriana, 5) continuación de su empleo en presencia de un efecto secundario grave o alergia, 6) interrupción prematura del tratamiento, 7) seguir con el mismo cuadro de antimicrobianos sin respuesta clínica favorable, y 8) uso inapropiado de combinaciones con otros medicamentos.

Hasta el momento no se ha establecido qué conocimientos tienen los Cirujanos Dentistas y Estudiantes de Odontología del Distrito Federal y Área Metropolitana sobre el uso de los antimicrobianos.

PREGUNTA DE INVESTIGACIÓN

¿Los Cirujanos Dentistas y Estudiantes de Odontología del Distrito Federal y Área Metropolitana poseen los conocimientos necesarios sobre el uso de los antimicrobianos?

HIPÓTESIS

Hipótesis de Trabajo:

Cincuenta por ciento de los Estudiantes de Odontología y Cirujanos Dentistas poseen conocimientos necesarios sobre el uso de los antimicrobianos.

Hipótesis Nula:

Del cincuenta al ochenta por ciento de los Estudiantes de Odontología y Cirujanos Dentistas poseen conocimientos necesarios sobre el uso de los antimicrobianos.

Hipótesis alterna:

El grupo de cirujanos dentistas posee más conocimientos sobre el uso de los antibióticos que el grupo de estudiantes de odontología.

JUSTIFICACIÓN

Un conocimiento formal y completo acerca de la antibióticoterapia, espectro, vías de administración, vías de eliminación así como efectos adversos dará al Cirujano Dentista y al Estudiante de Odontología las herramientas necesarias para proporcionar un manejo farmacológico adecuado a los pacientes que padezcan una infección de origen dentario.

En la actualidad, las enfermedades infecciosas en general, muestran una tendencia emergente, por lo que el conocimiento de los antibióticos resulta de suma importancia para los profesionales de las ciencias de la salud.

La resistencia de los gérmenes a los antibióticos, hoy por hoy es uno de los grandes desafíos para las autoridades sanitarias, y ésta es un hecho frecuente que en la mayoría de las ocasiones es causado por una mala decisión por parte del profesionista médico a la hora de seleccionar y administrar el antibiótico adecuado. Por lo tanto explorar los conocimientos de los Cirujanos Dentistas y los Estudiantes de Odontología sobre los antimicrobianos permitirá el desarrollo de propuestas encaminadas a prevenir el mal uso de los éstos.

OBJETIVOS

Objetivo General:

Determinar los conocimientos que poseen los Cirujanos Dentistas y Estudiantes de Odontología sobre el uso de los antimicrobianos en Infecciones Odontogénicas.

Objetivos Específicos:

a)Describir el manejo farmacológico de pacientes que padecen una Infección Odontogénica para promover una medicación adecuada.

b)Establecer si existen diferencias en cuanto a conocimientos acerca del manejo farmacológico entre Cirujanos Dentistas y Estudiantes de Odontología.

CRITERIOS DE INCLUSIÓN

Estudiantes de Odontología de la Universidad Tecnológica de México (UNITEC), Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Cirujanos Dentistas Generales y Especialistas que realicen Práctica Privada o en el Sector Público.

CRITERIOS DE EXCLUSIÓN

Cirujanos Dentistas que no laboren el Distrito Federal y Área Metropolitana.

.

CRITERIOS DE ELIMINACIÓN

Cirujanos Dentistas y Estudiantes de Odontología que contesten el cuestionario de manera incompleta.

UNIVERSO DE TRABAJO

Se constituyó por Estudiantes de Odontología de UNITEC, UNAM e IPN, y por Cirujanos Dentistas Generales y Especialistas de Práctica Privada y/o Sector Público que laboran en el Distrito Federal y Área Metropolitana.

MUESTRA

Se trabajó con una muestra no probabilística de sujetos tipo, constituida por 200 participantes divididos en dos grupos 100 Estudiantes de Odontología y 100 Cirujanos Dentistas Generales y Especialistas de Práctica Privada y/o del Sector Público.

DISEÑO DEL ESTUDIO

Estudio transversal, descriptivo, observacional y prospectivo.

METODOLOGÍA

Se llevó a cabo una encuesta diseñada específicamente para este estudio (Anexo I). Dicha encuesta engloba variables sociodemográficas tales como sexo, edad, situación actual (Estudiante, Titulado, Especialista), Universidad de egreso o estudio.

Además se cuestionó acerca de su práctica profesional a través de variables como sitio actual de trabajo (consultorio privado, consultorio institucional, docencia), horas a la semana dedicadas a su práctica profesional, promedio de pacientes que atiende diariamente, promedio de pacientes a quienes prescribe un antibiótico.

Finalmente se preguntó acerca de sus conocimientos sobre el uso de los antibióticos por medio de variables como nombre genérico del antibiótico que prescribe con mayor frecuencia y tiempo (en años) que lleva utilizándolo, grupo farmacológico al que pertenece el medicamento que más prescribe, efectos adversos, dosis, espectro, vía de eliminación y dos nombres comerciales del antibiótico que más prescribe, así como qué antibiótico prescribe como segunda elección y su dosis.

Las encuestas fueron aplicadas por los autores de la tesis en un período de seis meses. Las respuestas obtenidas se capturaron en una base de datos para su presentación y análisis.

ANEXO I

Cuestionario.

Su participación en esta encuesta es para efectuar la tesis llamada “Conocimientos del Cirujano Dentista del Distrito Federal y área metropolitana sobre la prescripción de antimicrobianos”, en la cual pretendemos establecer el nivel de conocimiento que tiene el cirujano dentista sobre los antimicrobianos. Le suplicamos que su respuesta sea apegada a la realidad y no dejar pregunta sin respuesta. Los datos obtenidos serán confidenciales. Favor de leer cuidadosamente la pregunta y responder una sola opción.

1. Sexo masculino_______ femenino________

Edad __________ años

Estudiante ____________ Titulado_________ Especialidad_______

Universidad de egreso___________Año de egreso___________

2. ¿Cuál es el sitio donde trabaja?

Consultorio privado_______________ Consultorio institucional_____________

Docencia______________________

3. ¿Cuántas horas a la semana dedica a su práctica institucional?

____________________ horas a la semana

4. ¿Cuántas horas a la semana dedica a su práctica privada?

____________________ horas a la semana

5. En promedio, ¿cuántos pacientes atiende diariamente?

_______________

6. En promedio, ¿a cuántos de ellos les prescribe un antibiótico?

________________

7. ¿Cuál es el nombre genérico del antibiótico que prescribe con mayor frecuencia?

_________________________________

8. Anote el nombre del grupo farmacológico al que pertenece el antimicrobiano que

prescribe:

___________________________________

9. Mencione cuál o cuáles son los efectos adversos del antimicrobiano que prescribe

_______________________________________

________________________________________

________________________________________

10. Del antibiótico que usualmente prescribe, mencione la dosis:

____________________________________________________

11. Anote dos microorganismos sobre los que actúa el antimicrobiano que prescribe:

___________________________________________________

____________________________________________________

12. Anote a través de qué vía se elimina el antimicrobiano prescrito:

____________________________________________________

13. Anote dos nombres comerciales del antimicrobiano que prescribe:

____________________________________________________

_____________________________________________________

14. ¿Cuánto tiempo hace que prescribe este antibiótico?

______________________________________________________

15. ¿Cuál es el antibiótico que prescribe como segunda elección y mencione la dosis:

___________________________________________________

Para proceder al análisis de la información, el cuestionario antes descrito se calificó de la siguiente manera: para las variables sexo, estudiante o t