Leer Ensayo Completo Argumentos Mediante Ejemplos Y Por Analogia

Argumentos Mediante Ejemplos Y Por Analogia

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.190.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: tomas 23 junio 2011

Palabras: 1870 | Páginas: 8

...

ecundarios y a la universidad fue ganado sólo después de una lucha. El derecho de la mujer a la igualdad de oportunidades en el trabajo está siendo ganado sólo con la lucha. Por lo tanto, muchos de los derechos de las mujeres son ganados sólo después de luchar.

* En una generalización sobre un pequeño conjunto de casos, el mejor argumento examina todos, o casi todos, los ejemplos (por ejemplo una generalización sobre todos los presidentes norteamericanos a partir de la Segunda Guerra Mundial debe examinar a cada uno de ellos por separado).

* Ahora, la generalizaciones sobre grandes conjuntos de casos requieren la selección de una “muestra”. Desde luego no podemos enumerar a todas las mujeres que en épocas anteriores contraían matrimonio jóvenes; en su lugar, nuestro argumento debe ofrecer pocas mujeres como ejemplo de las demás.

* Entonces ¿Cuántos ejemplos son necesarios? Eso depende de su representatividad, y también depende parcialmente del tamaño del conjunto sobre el cual se hace la generalización. Usualmente los conjuntos grandes requieren más ejemplos.

La afirmación de que “su ciudad está llena de personas notables” requiere más pruebas que “sus amigos son personas notables

Representatividad de los ejemplos

* Un gran número de ejemplos puede desfigurar el conjunto acerca del cual se hace la generalización (un gran número de casos, exclusivamente de mujeres romanas puede decir muy poco acerca de las mujeres en general). El argumento también necesita las mujeres de otras partes del mundo.

“En mi barrio todos apoyan al candidato Johnson para la presidencia. Por lo tanto, es seguro que Johnson ganará y será Presidente.”

* Este argumento (que puede ser cierto) es débil, pues un barrio de forma aislada no representa el voto en conjunto de la población.

* Un buen argumento acerca de que “es seguro que Johnson ganará y será Presidente” requiere una muestra representativa del voto del conjunto de la población. No es fácil elaborar semejante muestra (episodio de 1936, revista “Literary Digest” y su encuesta para la Presidencia de EE.UU. entre Roosvelt y Landon).

La información de trasfondo

* A menudo se necesita una información de trasfondo para que podamos evaluar un conjunto de ejemplos. Veamos:

Usted debe usar los servicios “Paga ya”. Tenemos ya docenas de clientes absolutamente satisfechos en su área!

* Los servicios “Paga ya” pueden tener “docenas” de clientes “absolutamente satisfechos en su área”. Lo que hace que, en principio, el argumento se cierto.

* Pero usted necesita considerar cuantas personas “en su área” han tratado con Servicios “Paga ya”. Si millones de ellas han tenido trato, y solo docenas están satisfechas, entonces aunque sea verdad que “docenas” están satisfechas, dicha empresa solo satisface al 2.4% de sus clientes. Mejor vaya a otro sitio.

* Examinemos cuán a menudo, al comprar un automóvil o seleccionar una escuela, estamos influidos por informaciones de unos pocos amigos, o por una o dos experiencias personales.

* “Que nuestra cuñada haya tenido un problema con su “Volvo ®” es suficiente para que nos abstengamos de comprar un “Volvo ®” aún cuando el informe de los consumidores indica que el “Volvo ®” es el automóvil más confiable del mercado. En este caso damos más crédito a un ejemplo gráfico que a un cuidadoso sumario y a la comparación de miles de antecedentes.”

* Richard Nisbett y Lee Ross denominaron a esto el argumento de “La persona que”, como en los casos de “Conozco a una persona que fumaba tres paquetes de cigarrillos al día y vivió cien años”. Este tipo de argumentos casi siempre constituyen una falacia, pues un acontecimiento asilado no puede cambiar representativamente una proporción ya consolidada.

* Siguiendo con la información de trasfondo, ya vimos que para juzgar un grupo o conjunto de ejemplos tenemos que examinar las proporciones subyacentes.

* Al revés, cuando un argumento nos ofrece proporciones o porcentajes, la información de trasfondo relevante debe incluir normalmente el número de ejemplos. Observemos el siguiente ejemplo:

Los robos de automóviles en el campus universitario se aumentaron en un 100%, es decir se pasó de un carro robado, a dos.

* Es una cifra a primera vista persuasiva e impresionante, pero a la hora de hacer una comparación, vemos que no cumple esa función persuasiva.

Los contraejemplos

* La guerra del Peloponeso se causó por el deseo de Atenas de dominar Grecia.

* Las guerras napoleónicas fueron causadas por el deseo de Napoleón de dominar a Europa.

* Las dos Guerras Mundiales fueron causadas por el deseo de los fascistas de dominar a Europa.

* Entonces, las guerras son causadas por el deseo de dominación territorial.

Pero ¿Todas las guerras son causadas por el deseo de dominación territorial?

En efecto, hay contraejemplos, las revoluciones, por ejemplo, tienes fines totalmente diferentes, lo mismo vale para las guerras civiles.

* Los contraejemplos son ejemplos que se usan para desvirtuar o atacar los ejemplos de la otra parte.

* Pero también se puede cuestionar el supuesto contraejemplo (La 1ª guerra mundial, alguien puede objetar, no parece haber sido causada por el deseo de dominación territorial, sino por una red de pactos de defensa mutua y ora serie de intrigas políticas y económicas).

* Trate de pensar en contraejemplos cuando evalúe los argumentos de cualquier otra persona. Pregúntese si las conclusiones de esa persona tienen que ser revisadas y limitadas, o si tienen que ser retiradas por completo, o si el contraejemplo puede ser reinterpretado como un ejemplo más.

Argumentos por analogía

* Hay una excepción a la regla “usar más de un ejemplo”. Los argumentos por analogía, en vez de multiplicar los ejemplos para apoyar un generalización, discurren de un caso o ejemplo específico a otro ejemplo, argumentando que, debido a que los dos ejemplos son semejantes en muchos aspectos, son semejantes también en otro aspecto más específico. Veamos:

La gente lleva su coche a arreglar y a revisar cada pocos meses sin rechistar ¿Por qué no prodigan los mismos cuidados a su cuerpo?

* Este argumento sugiere que realizarse un chequeo médico de forma regular es como llevar el coche a una revisión mecánica. Los coches necesitan de un tipo de atenciones, de lo contrario se pueden presentar problemas. Los doctores afirman que nuestros cuerpos funcionan similar a los coches. Por lo tanto deberíamos acudir a un chequeo médico con más frecuencias para evitar problemas de mayor envergadura.

* Observemos que cuando usemos la palabra similar se acentúan las semejanzas entre dos ejemplos, y es muy probable que estemos frente a un argumento por analogía.

“Ayer, en Roma Adam Nordwell, un jefe indio de los Chippewa estadounidenses, ejecutó un acto notable al descender de su avión proveniente de California completamente vestido con los trajes insignias de la tribu; Nordwell anunció en el nombre del pueblo indígena estadounidense que estaba tomando posesión de Italia “en virtud del derecho de descubrimiento”, de la misma manera que lo hizo Cristóbal Colón en América en 1492. “Yo proclamo este día el día del descubrimiento de Italia”, dijo Nordwell. “¿Qué derecho tenía Colón a descubrir América cuando ya estaba siendo habitada desde hace miles de años? El mismo derecho que ahora tengo para llegar a Italia y proclamar el descubrimiento de este país.” 1

Nordwell está sugiriendo que su “descubrimiento” de Italia es similar al descubrimiento de América por parte de Colón, en al menos un aspecto importante: ambos, Nordwell y Colón, reclamaban un territorio que ya estaba siendo habitado por su propio pueblo desde hace siglos. Entonces, Nordwell insiste en que é tiene tanto “derecho” a reclamar Italia como lo tenía Colón para pretender América. Pero, por supuesto, Nordwell no tiene derecho a reclamar a Italia. Por lo tanto, Colón no tenía derecho a reclamar América.

1. Miami News, 23 de Septiembre de 1973.

* Surge entonces una pregunta: ¿Cómo evaluamos los argumentos por analogía?

* La primera premisa de un argumento por analogía formula una afirmación acerca del ejemplo usado como analogía. Es verdad que los coches necesitan arreglos y chequeos periódicos para evitar futuros problemas, por ejemplo, y es verdad que Adam Nordwell no tiene derecho a pretender Italia para los indígenas chippewa.

* La segunda premisa en los argumentos por analogía afirma que el ejemplo de la primera premisa es similar al ejemplo acerca del cual el argumento extrae una conclusión. Evaluar esta premisa es más difícil, y necesita una regla propia.

* Es importante saber lo siguiente: LA ANALOGÍA REQUIERE UN EJEMPLO SIMILAR DE UNA MANERA RELEVANTE.

* Es decir, las analogía no requieren que el ejemplo usado como analogía sea absolutamente igual al ejemplo de la conclusión. Al fin y al cabo nuestros cuerpos no son idénticos a los de los coches. Estamos hechos de carne y hueso y no de metal , duramos más, y cosas así.

* Las analogías sólo requieren similitudes RELEVANTES. Por ejemplo, El material del que están hechos lo coches, por ejemplo es irrelevante, pues su afirmación se refiere al mantenimiento de sistemas complejos.