Leer Ensayo Completo Articulación Entre El Preescolar Y El Primer Grado De La Básica Primaria

Articulación Entre El Preescolar Y El Primer Grado De La Básica Primaria

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.000.000+ documentos

Categoría: Ciencia

Enviado por: Ninoka 23 junio 2011

Palabras: 6743 | Páginas: 27

...

ncia y solidaridad social. En Colombia se han realizado varios estudios sobre el proceso de articulación entre el preescolar y el primer grado, debido a que esta problemática se evidencia dentro de los procesos de formación de los niños/as en esta etapa, viéndose reflejado en el

proceso de enseñanza aprendizaje que estos desarrollan. Entre los trabajo realizado por profesionales de la Dirección de Calidad de la Educación Preescolar, Básica y Media del Ministerio de Educación Nacional en el año 2002, a quienes les preocupó los resultado de las estadísticas que señalaron que en el grado primero es donde se presenta mayor repitencia en Colombia y en general en América Latina, por la cual cabe hacerse las siguientes preguntas «¿Qué está pasando cuando ingresan los niños de preescolar a primero? ¿Cómo se están entregado los niños que van del preescolar al primer nivel de la educación básica? Además, se ha observado que los

1. Tutora de investigación. Docente, Universidad Tecnológica del Chocó, Quibdó, Colombia. e-mail: lucymary20@hotmail.com 2. Joven investigador, Grupo de Investigación Educación y Medios (GIEM), Universidad Tecnológica del Chocó, Quibdó, Colombia. e-mail: jhonpacu@hotmail.com Fecha de recibido: Julio 13, 2009 Fecha de aprobación: xx, xx, 2009 166

EDUCACIÓN

EDUCACIÓN: TÍTULO CORTO??. LM Rentería, JA Palacios, 2009; 28 (2): 166-77

maestros no se sienten muy a gusto cuando les corresponde el primer grado: se sienten presionados, sienten el curso como una imposición. Entonces, ¿cómo se están recibiendo los niños en primero? ¿Por qué la angustia del profesor de primer grado?» La investigación se apoya en planteamientos teóricos. Jean Piaget (1980), citado por Papalia et al. (2001) afirma «que los niños aprenden jugando y así adquieren los conocimientos, como lo ha planteado en el método constructivista (aprendan a aprender) lográndose así el auto-aprendizaje significativo (A-AS), que produce el enfoque cognitivista que se centra en el desarrollo de los procesos del pensamiento»; como estos pueden sentirse complacidos por sus logros que les permiten pasar de una etapa a la siguiente o pueden sentir ansiedad, angustia y preocupación por la nueva formación y competencias que deben adquirir, que son para ellos desconocida hasta el momento. Fue de vital importancia involucrar en la investigación a los docentes y directivos docentes de las instituciones que brindan la educación inicial (preescolar) y la educación básica primaria, para crear conciencia en ellos sobre la gran problemática educativa de la región chocoana, la cual se encuentra estadísticamente entre los departamentos con los más bajos niveles en educación, por lo cual urge la implementación de estrategias pedagógicas novedosas que contribuyan al mejoramiento de la educación de la región específicamente en la articulación entre la educación inicial (preescolar) y la básica primaria. La importancia de esta propuesta radica en que contribuye a determinar las dificultades y los factores que intervienen en la problemática existente en la transición de la educación preescolar al primer grado de la básica primaria en el municipio de Quibdó. Es una propuesta educativa amplia que permite conocer, fortalecer y dinamizar el proceso de enseñanza aprendizaje (PEA) para formar el

hombre para la vida, orientándolo hacia el mejoramiento de la articulación que debe existir entre la educación inicial y el grado primero específicamente en las instituciones seleccionadas como muestra en la investigación. Esta propuesta se puede aplicar a otras instituciones que posean problemas similares. Esta propuesta educativa es innovadora ya que trata de encontrar los factores por los cuales se presenta la desarticulación entre el preescolar y el primer nivel de la básica primaria y fomentar la adaptación de los niños y niñas al ámbito escolar. Propone además una guía de trabajo en equipo entre los docentes de los niveles en mención para crear de manera concertada estrategias metodológicas de enseñanza para que se logre el desarrollo de competencias en sus alumnos, teniendo como finalidad afianzar los procesos de transición de un nivel al otro.

ANTECEDENTES INVESTIGATIVOS

La comprensión de esta propuesta investigativa se focaliza también mediante el conocimiento de antecedentes relacionados con el proyecto a nivel internacional, nacional y regional. Desde el contexto internacional es de gran importancia resaltar trabajos como el de Chávez-Salas, (1998) «La educación preescolar en el contexto nacional» cuyo objetivo fue analizar el proceso que ha seguido la educación preescolar en ese país en relación con los modelos de desarrollo que se impulsaron a partir de la década de 1970. Él inicia con un análisis del contexto latinoamericano y concluye con los retos y desafíos de la educación preescolar para el nuevo milenio. Realza además la injerencia que tuvo la mujer en la parte educativa, porque a ella se le dio la tarea de educar a los niños en la primera infancia y en las etapas de desarrollo, por su labor de madre, plantea el autor. Se facilitaría un buen proceso de enseñanza aprendizaje en esta etapa y a los caballeros se les dificultaba la enseñanza en estos niveles debido a su estricto carácter y disciplina.

167

Investigación, Biodiversidad y Desarrollo

Muy importante resultó la revisión del trabajo realizado por la Secretaria de Educación Venezolana sobre la educación inicial en ese país donde se llegó a la conclusión de oficializar el preescolar como primer nivel del sistema educativo nacional a través de la Ley Orgánica de Educación (1980), pero esta ley se pone en práctica en el año 1986, a través de un currículo implementado y fundamentado en innovaciones filosóficas, psicológicas y pedagógicas con un enfoque de desarrollo integral, lo que reflejó nuevas orientaciones en la búsqueda de mayor calidad educativa para los niños y niñas más pequeños(as). El currículo en Venezuela de educación preescolar de 1986 plantea que el niño y la niña son el centro y autores de su propio aprendizaje, con atención a las peculiaridades individuales y el respeto como seres únicos dentro de un contexto familiar y comunitario. Además, el currículo es conceptualizado como sistema humano integral, activo, abierto en el cual todos sus elementos interactúan. En tal sentido, se consideran como elementos fundamentales del proceso educativo a los niños y niñas, los(as) docentes, el ambiente de aprendizaje, la familia y la comunidad. En líneas generales, el currículo de educación preescolar en Venezuela se fundamentó en orientaciones pedagógicas que lo caracterizan como sistémico e interactivo, basado en el desarrollo integral de la población infantil, centrado en las características, necesidades e intereses del niño y la niña, que adopta un criterio amplio con elementos provenientes de diferentes modelos teóricos acerca del desarrollo humano. Por otra parte, el sistema educativo venezolano, en el nivel preescolar se constituyó como subsistema, el cual se ofreció a través de dos tipos de atención: el formal, en instituciones educativas y el no formal, en cual se facilitan los procesos educativos a través de otros actores del sistema social: la familia y grupos comunitarios. En Colombia cantidad de investigaciones confirma

168

cada vez más, lo que los padres ya saben: que los niños que van a centros preescolares de calidad desarrollan mejores habilidades emocionales, intelectuales y sociales que los beneficiaran durante sus años escolares y a través de su vida. Trabajos como el de Abello-Llanos (2000) en su libro «Infancia y conocimiento social» donde se visualiza el papel importante que juegan factores como la cultura en el desarrollo de la vida y la mente humana. Es dentro de este ambiente donde el niño optimiza la forma de asumir su vida y como soluciona problemas, aquí es donde entra la compresión del conocimiento social del niño y las perspectivas cognitivas y comunicativas para observar y analizar los diferentes contextos socioculturales. Desde el Ministerio de Educación Nacional (MEN, 2002), se publicó un artículo titulado «La articulación del preescolar a la primaria, juego y alegría en primer grado» donde se plantea brevemente algunos factores asociados con la calidad de la educación, con el fin de posicionar una reflexión alrededor de estos temas. Estos factores son aquellas variables de tipo educativo y estructural que inciden y tienen relación con el aprendizaje y el rendimiento escolar. El trabajo de indagación diagnóstica al problema se planteó en varias etapas para la recolección de datos; hubo una etapa previa, en la que se convidaron a 600 docentes de preescolar y de primero y a varias normales de 14 departamentos, a quienes se les practicó una encuesta que indagaba saberes, haceres, prácticas y concepciones teóricas. Toda esta información, al ser decantada, permitió observar que el preescolar trabaja fundamentalmente con el ámbito motriz, con la parte manual, mientras que la parte cognitiva no se lograba captar muy fácilmente. Lo que se hizo fue mirar en las prácticas cotidianas, cuáles eran los elementos más reiterativos y se observó que lo principal era lo motriz. «Plantean además que tienen la impresión de que en preescolar para nada se tocan las otras áreas, es in-

quietante en la medida que sin perder la visión de globalidad del niño, de alguna manera deben asumirse las áreas en la perspectiva de la construcción del conocimiento», señaló Mabel Betancur, una de las profesionales del MEN que adelanta la propuesta. De otro lado, Durán (2005) en su trabajo «La articulación del preescolar con el primer grado» reflexiona sobre el paso que se da del preescolar al primer grado, sin olvidar que el estudiante sigue siendo un niño en la articulación y se debe seguir con el desarrollo de experiencias que le permita jugar, pintar, cantar, dándole la oportunidad de expresar, explorar, descubrir, experimentar, manipular, exteriorizar estas prácticas. Además, el autor planteó tomar en cuenta el perfil del docente de la primera etapa, con manejo y aplicación de las teorías de construcción mental, construcción de la lengua escrita, el ambiente de aprendizaje, la mediación que se le pueda dar al niño o niña, las competencias que se deben jalonar, porque de ello dependerá que se obstaculice o se avance en el momento de facilitar el desarrollo integral del niño. Por último, recalca que es muy importante la ambientación del aula donde ésta debe estar acorde con las características del desarrollo infantil, por tanto corresponde ofrecer un ambiente de aprendizaje que le permita al niño o niña manipular materiales con que él trabaja para una mayor dinamismo de la clase y comprensión y apropiación del conocimiento. La investigación realizada por Castañeda (2005) y su equipo pedagógico en un trabajo sobre articulación entre preescolar y primaria en la localidad de Engativá, realizó una reflexión sobre el quehacer docente y la utilización de estrategias pedagógicas se fortaleciera una actitud positiva en los educadores para realizar una buena articulación del preescolar con la primaria, y así, garantizar la permanencia de los niños en el sistema educativo. Este trabajo de reflexión y de toma de decisiones es una contribución directa al proceso de revisión de los PEI (proyecto educativo institucional) partiendo desde

lo cotidiano del aula, de la revisión del plan del maestro, de sus concepciones que enmarcan su didáctica. También implica el planteamiento de alternativas para la orientación que debe tener la formación de los maestros, la reorientación de planes de estudio y del currículo en general, la generación de condiciones institucionales y locales que ayuden a la transformación de las prácticas pedagógicas en una forma efectiva. Estos hechos son los que han demostrado principalmente en la presencia de maestros innovadores que se enfrentan a sus propias resistencias producto de una formación que no responde a las necesidades actuales del aprendizaje y del conocimiento, a la resistencia de los preescolares, escuela y colegios unas veces centradas en los directivos y otras, la mayor parte, en sus propios compañeros y en la incomprensión y exigencias de algunos padres de familia que se resisten al cambio. El Ministerio de Educación Nacional (2006) en su artículo sobre «La articulación del preescolar con la primaria», habla sobre los lineamientos de educación para la primera infancia que dio inicio a la formulación de estándares de competencias en preescolar para mejorar las condiciones de ingreso de los niños a la educación básica primaria. Este trabajo se elaboró en conjunto con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), y busca fortalecer el nivel de educación inicial y preescolar a través de una política educativa para la primera infancia que apoye la estructura institucional, revalorice la función social del preescolar, reconozca a la familia como el primer espacio de socialización y desarrollo del niño, potencie el papel del educador, replantee concepciones de enseñanza-aprendizaje y facilite la continuidad armónica del niño en la educación inicial en el preescolar y continué en la básica. En las últimas estadísticas del MEN (2002), mostraron que en el país había casi dos millones de niños entre cinco y seis años de edad, que la cobertura del grado cero era de 35%, con 668.512 matriculados y que había 401.202 niños cursando jardín

169

Investigación, Biodiversidad y Desarrollo

y pre-jardín. Estadísticas de la Secretaría de Educación del Distrito (SED) de Bogotá en 2004 indicaron que 54% de la educación de grado cero para niños entre cinco y seis años era impartida por instituciones privadas, con 67.479 matriculados ante 51.243 de instituciones oficiales y que la población de esa edad ascendía a 278.249 niños, con lo cual la cobertura sería de 45,2%. Por su parte, UNICEF dice que la educación preescolar es casi total en las familias con ingresos más altos (30% de las familias del país), de menos de 25% en las familias más pobres (otro 30%) y que casi toda la oferta de cupos se presenta en el sector urbano. Independientemente de qué tipo de institución educativa impartió el preescolar, hay problemas en todo el país con la articulación, comprobados en las cifras de deserción en los primeros años de primaria y de repitencia del grado primero. Las instituciones educativas y las autoridades están de acuerdo en que una adecuada calidad y articulación disminuirán las tasas de fracaso escolar y preservarán el deseo de estudiar en los niños. No en vano seguiría vigente la cifra que en la década pasada dio el Fondo de Defensa de los Niños de América: por cada dólar invertido en educación preescolar de calidad, los gobiernos se evitan 475 dólares en costos de educación especial, delincuencia y otros. Vergara (2006) Director Ejecutivo de la Asociación Nacional de Preescolar y Educación (ANDEP), dice «el niño está sujeto al azar de encontrar un ambiente acogedor que le permita en primer grado la transición de preescolar a primaria, eso desubica al niño y genera un frustración de deserción así como rechazo a la vida escolar; es un año brusco, amargo e inconsecuente con lo que ha vivido». Los jardines infantiles entonces recurren a realizar convenios con colegios, pero estos no alcanzan a cubrir un proyecto educativo institucional (PEI) conjunto, sino que hacen referencias a algunos principios básicos como filosofía de la educación y ciertas competencias que los colegios piden a los niños al ingresar a primaria.

170

De ahí que los verdaderos afortunados son aquellos niños que hacen su preescolar en un colegio que tiene primaria y bachillerato, porque comienzan su educación con un PEI que se mantiene. Sin embargo, las organizaciones que agremian a las instituciones de educación para la primera infancia trabajan intensamente en que el ingreso de los niños a primaria sea lo menos traumático para tratar por una mejor educación pre-escolarizada «mediante la formación de un profesional o educador infantil para que transmita a sus alumnos un ideario renovado; esto parte de darle el posicionamiento social que su labor requiere en la realidad, porque no es un cuidador de niños ni desempeña una labor asistencial sino educativa», como sostiene Vergara. La articulación para Vergara, requiere de tres elementos: «acompañamiento del docente en los tres primeros años, que serían dos de preescolar y primero de primaria, ambiente lúdico en el primer grado y que el niño no se encuentre de repente con un estricto ambiente académico. Para ello sería necesario una adecuada capacitación del educador infantil, que sea pedagógica, sensible y humana, coherencia y consistencia en las políticas de infancia de las autoridades y que éstas se ejecuten de una manera fluida para que el educador pueda interpretar y transmitir». Los agentes de la educación preescolar privada, por iniciativa propia, han tratado de regular la actividad con la información fragmentada que se tiene. Por ejemplo, ANDEP imparte talleres para docentes en los que se hace hincapié en el desarrollo de trece lineamientos para preescolar, como currículo con competencias básicas, indicadores de logros, etc., debidamente articulados. De igual manera, se realizan seminarios sobre articulación y otro tipo de actividades de formación profesional. Las reflexiones de educadores privados y especialistas explican por qué en el «Panel de políticas educativas para preescolar, se presentaron dos propuestas para la articulación: la primera es hacer de primero de primaria un año avanzado del preescolar en su didáctica, para

que los niños disfruten y jueguen. La segunda se relaciona con las prácticas preescolares, las cuales, no sólo deberían estar ancladas en el fortalecimiento de las competencias motrices, sino también, en las competencias cognitiva y socio-afectiva, entre otras; además, no existirían planas, dictados, tanto en primaria como en preescolar; los temas o proyectos partirían del contexto real de los niños, diciendo que la lectura, la escritura no serían el fin único del preescolar. Por su parte, algunos pedagogos consideran que para lograr una articulación adecuada hay que reflexionar en torno a diversos factores. Por ejemplo, Duarte (2006), especialista en gerencia de proyectos educativos, manifestó durante el Congreso Nacional de Educación de Primera Infancia realizado por la Confederación Nacional Católica de Educación (CONACED) y ANDEP, que se deberían considerar «primordialmente las concepciones de niñez, educación y escuela que permean el sistema escolar, la marginación de las familias en los procesos educativos propios de la escolaridad, desconociendo su papel en la formación integral de los pequeños; la formación y prácticas pedagógicas de los maestros y maestras; la educación centrada en contenidos curriculares, en donde se hace énfasis en lo memorístico y la organización misma del sistema escolar». Duarte llamó la atención del público con su análisis de los docentes de preescolar y primaria, al afirmar que «la formación del licenciado en educación preescolar está más orientada a una perspectiva global del desarrollo integral infantil, mientras que la formación del docente de básica se centra más en la enseñanza del conocimiento disciplinar. Por fortuna las universidades están replanteando sus programas con el propósito de formar ‘educadores infantiles’ con capacidad de ejercer su profesión con niños y niñas desde el nacimiento hasta los ocho años… Sin embargo, se hace necesario ser muy precisos en la definición de los perfiles para este tipo de licenciado».

La pedagoga Duarte recomienda algunas acciones que favorecerían la articulación: . Institucionalizar los espacios de encuentro de reflexión pedagógica entre todos los docentes de preescolar junto con los de los primeros grados. . Precisar qué se espera lograr con los niños y las niñas de preescolar y de los primeros grados para que la continuidad sea posible. . Establecer en conjunto los hilos conductores que posibilitarán la articulación. . Promover los proyectos lúdicos pedagógicos que se realizan en el preescolar, haciéndolos extensivos a los primeros grados. . Crear espacios de encuentro entre los niños de ambos niveles (conversatorios, socialización de los proyectos, visitas a las aulas, actividades lúdicas compartidas). . No hacer cierre de fin de año en los niveles de preescolar (graduación) porque esto invita a pensar que se termina un proceso que hasta ahora se está iniciando. . No escolarizar el preescolar ni infantilizar la primaria. Sin embargo, el sistema educativo colombiano en los últimos años, no ha podido responder en forma eficiente a la formación de profesional idóneo en el campo de la educación preescolar; sumado a esto algunos de los maestros que prestan el servicio en los centros escolares de preescolar y primaria son profesionales de otras áreas (licenciados en sociales, idiomas, psicopedagogos, matemáticas etc.) los cuales suplen la necesidad del servicio causando algunos inconvenientes y vacíos en este nivel. En este sentido, el Artículo 67 de la Constitución Nacional del 1991 estableció que la educación sería obligatoria entre los cinco y los quince años de edad y comprendería como mínimo un año de preescolar. Después, en 1994, la Ley 115 amplió la educación preescolar a tres años, generalizó este tiempo en instituciones educativas del Estado o en las que establezcan programas para la prestación

171

Investigación, Biodiversidad y Desarrollo

de este servicio y puntualizó que es formal en el grado cero. La Ley 115 de 1994, reitera la educación preescolar como el primer nivel de educación formal, con el propósito de corregir algunas deficiencias presentadas en normas anteriores (Ley 27 de 1974), la cual incorporaba únicamente lo relacionado con la salud y la educación, pero sin incluirla en la educación formal. En 1984 a través del Decreto 1002 se incluye la educación preescolar y pero no se ordenó como obligatorio. Esa obligatoriedad fue establecida por la Constitución Política de 1991. En el país existen miles de jardines infantiles, una legislación sobre sus programas y sistemas administrativos, normas que rigen su funcionamiento, currículos vigentes, universidades y centros académicos que forman profesionales en esta área. Pese a todo lo anterior hay duras críticas sobre el abordaje de la educación preescolar tanto en su parte logística como administrativa, como en lo relacionado con las practicas pedagógicas que desarrollan los maestros, lo que hace que las instituciones formadoras de estos profesionales reflexionen sobre la manera cómo están preparando a sus egresados. En el Artículo 109 de la Ley General de Educación que habla de las finalidades de la formación de educadores dice «La formación de educadores tendrá como fines generales: · Formar un educador de la más alta calidad científica y ética. · Desarrollar la teoría y la práctica pedagógica como parte fundamental del saber del educador. · Fortalecer la investigación en el campo pedagógico y el saber específico. Después, en 1997 el Decreto 2247, dictó normas sobre la prestación del servicio educativo del nivel preescolar y profundizó en el concepto de articulación al establecer que «para garantizar el tránsito y

172

continuidad de los educandos del nivel preescolar, los establecimientos que ofrezcan únicamente este nivel promoverán con otras instituciones educativas el acceso de sus alumnos a la educación básica» y que las instituciones de primaria «deberán facilitar condiciones administrativas y pedagógicas para garantizar esta continuidad y la articulación entre estos dos niveles educativos». Sobre la articulación en colegios que tuviesen preescolar y primaria, determinó que «deberán hacerlo conforme a su proyecto educativo institucional, considerando los requerimientos de salud, nutrición y protección de los niños, de tal manera que se les garantice las mejores condiciones para su desarrollo integral». Cuando en 2002 el MEN expidió los lineamientos curriculares de preescolar, dijo que reflexionar en torno a los principios del desarrollo humano y del sentido pedagógico era pertinente y hacía posible entender porqué «la educación preescolar tiene una función especial que la hace importante por sí misma y no como preparación para la educación primaria», lo cual destacó como un gran avance por cuanto «educar a los niños y a las niñas para la vida, para formar ciudadanos libres, democráticos y especialmente para ser niños es la idea central que da sentido a la educación preescolar». En los lineamientos curriculares del preescolar también se indicó que «la educación preescolar deberá realizar un proceso de integración, selección y filtro de lo más valioso y significativo de ella para el proceso educativo» y sobre la integralidad del mismo se argumentó que «la educación preescolar, además de continuar y reafirmar los procesos de socialización y desarrollo que los niños y las niñas traen de su casa, los introduce al mundo escolar y les crea las condiciones para continuar en él, potenciando sus capacidades que les faciliten el aprendizaje escolar y el desarrollo de todas sus dimensiones como seres humanos». En conclusión, los lineamientos curriculares para preescolar marcaron el primer paso en articulación por cuanto establecieron que era una etapa independiente de la primaria, pero que

debía preparar a los educandos para etapas posteriores. La educación en el departamento del Chocó, desde el punto de vista legal, nace con el Decreto 1576 de 1971 que crea el Jardín Nacional en el municipio de Quibdó. En 1960 existió en el municipio de Quibdó un preescolar en el Colegio Claretiano pero por iniciativa del sector privado, su objetivo central era adiestrar los niños en la lectura y escritura para que llegaran adelantados a la escuela primaria; aunque el departamento del Chocó posee un alto índice de marginalidad, de desnutrición, de bajos ingresos económicos, falta de vías y medios de comunicación que repercute hondamente en la atención a la niñez, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) creado por el Decreto 75 de 1968, inicio sus actividades en el departamento del Chocó sólo en 1974 tomado como base para la creación de los primeros CAIP (Centro de Atención Integral al Preescolar) y el gobierno departamental, el primero ofreciendo suplemento alimenticio y el segundo facilitando docentes. Las investigaciones realizadas sobre el preescolar y la primaria, a nivel regional son pocas por lo cual los antecedentes sobre la educación inicial y la articulación con la básica primaria son mínimas; sin embargo, se tiene como referente la investigación realizada por Rentería (1992), donde diagnostica la calidad de educación en preescolar mediante un estudio de aspectos cualitativo y cuantitativo precisando su incidencia en los procesos, utilizando un enfoque emperico analítico, para conocer cuáles eran los problemas y causas que se estaban presentado en el proceso educativo en las diferentes instituciones educativas a nivel preescolar del municipio que estarían generando una baja calidad educativa. Para el análisis de esto tomó aspectos como instalaciones locativas, áreas recreacionales, mobiliario, dotación de material didáctico, preparación, capacitación y actualización del personal docente y administrativo, que específicamente generaba preocupación para en la comunidad. Después de realizar un tra-

bajo exhaustivo y detallado de las condiciones reales sobre la problemática, la investigadora concluyó que gran parte de los centros preescolares de Quibdó carecen de infraestructura sanitarias adecuada, espacio físico adecuado, recurso financieros insuficientes, personal docente no capacitado y la falta de implementos didácticos, siendo difícil brindar a los niños una educación integral y de calidad en el nivel preescolar. Rentería (2005) en su tesis de doctoral, presentó el trabajo titulado «Un modelo didáctico de diseño curricular en y para la diversidad de la carrera Licenciatura en Educación Preescolar en la Universidad Tecnológica del Chocó, Colombia». Esta tesis doctoral se apoya en el enfoque histórico cultural de Vigotsky, donde se tuvo en cuenta algunos aportes significativos como la teoría de la actividad de Leontiev y de investigadores que han trabajado la temática sobre la formación de profesores en preescolar. La autora focaliza en esta investigación el proceso formativo de los licenciados de educación preescolar en/y para la diversidad, los cuales a través de una serie de estrategias y herramientas pedagógicas direccionarían los procesos formativos de sus educandos en este nivel. Según la autora esto ayudará a los docentes a pensar y actuar de acuerdo con las necesidades y exigencias de la escuela y el contexto donde estas se encuentran, lo que contribuye a organizar todas las disciplinas y estructuras de los campos de formación en núcleos y sub-núcleos. Finalmente, el estudio demostró que para poder determinar el modelo del profesional que necesita la región se debe adoptar nuevos modelos de formación que permitan que el docente desarrolle un pensamiento crítico, reflexivo a través de los métodos de la investigación educativa en la solución de los problemas, posibilita una participación activa y transformadora del futuro docente en la diversidad del contexto preescolar y por ello la necesidad del

173

Investigación, Biodiversidad y Desarrollo

diseño curricular para la formación el maestro en educación preescolar.

METODOLOGÍA

Área de estudio. La investigación se realizó en la zona occidental pacífica de Colombia, departamento del Chocó específicamente en el municipio de Quibdó, donde se tomó como población las instituciones educativas del municipio y de allí se sacó una muestra al azar para la obtención de la información que ayude a dar cuenta de los factores o dificultades que están influyendo notoriamente en la articulación de los niveles en mención. La población fueron las 31 instituciones de educación básica primaria de las cuales se seleccionaron al azar 7 de ellas que equivalen a 22% de la población total y de las 17 instituciones de preescolar se tomó al azar la muestra de 5 instituciones que es el 29% de esta población. Método. El trabajo se desarrolló bajo la propuesta investigación-acción-reflexión, la cual se fundamenta en el paradigma crítico-reflexivo, interpretando la realidad académica que se vive en la articulación de los dos niveles. Esta tiene como finalidad promover la participación activa de los miembros de una comunidad educativa en la comprensión de sus problemas y en la planeación de propuestas de acción, su ejecución, la evaluación de resultados, la reflexión y la sistematización del proceso seguido, la cual le permite tanto al investigador como a la comunidad, hacer un análisis reflexivo de la realidad, producir cambios o afianzamientos en la estructura cognoscitiva y producir nuevos conocimientos y nuevas prácticas sociales y culturales. Para la recolección de información en esta investigación se utilizó como instrumentos la encuesta, los cuadernos evaluativos, entrevistas informales, la observación, la revisión bibliográfica, etc. Durante el desarrollo de este proceso investigativo se realizaron actividades como las revisiones bibliográficas para la organización de la parte teórica de

174

la investigación, la socialización del proyecto en las instituciones preescolares y de básica primaria escogidas al azar del municipio de Quibdó, para darlo a conocer (título, planteamiento del problema, objetivos, justificación, los marcos, estrategias metodológica e impacto esperado). En reuniones del grupo de investigación se realizó la construcción y elaboración del instrumento (encuestas) para recolectar la información acerca del diagnóstico sobre la articulación del preescolar y el primer grado de la básica primaria, se realizó la prueba piloto del instrumento y la aplicación de la encuesta, jornadas pedagógicas a los docentes donde se realizaron entrevista informales para tener más información y corroborar los datos de la encuesta; en éstas se utilizaron materiales como el videobeen, computadora, papelógrafos, cámaras fotográficas y de video entre otras.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Resultados y análisis de los datos «encuesta» preescolar. Con el análisis de la información obtenida en la Gráfica 1 se conocieron algunos factores que influyen de manera negativa en la labor del docente de estos niveles como la falta de materiales didácticos, falta de compromiso y desinterés de los padres con el proceso de enseñanza-aprendizaje de sus hijos, la intolerancia y agresividad de algunos estudiantes, perjudicando la realización de un buen proceso de articulación entre el preescolar y el primer grado. Se denota una parte positiva en las actividades lúdicas, con respecto a lo establecido en los lineamientos curriculares (1998) de estos niveles «en los cuales se expone que en las primeras etapas del proceso de enseñanza y aprendizaje debe desarrollarse a través de actividades como el juego, las rondas y los procesos de socialización». Esto concuerda con las declaraciones de Durán (2005) la cual afirma «que el paso que seda del nivel preescolar al primer grado, las personas no se pueden olvidar que el estudiante sigue siendo un niño en la articulación

10% 35% 10%

A

Intolerancia y agresividad de algunos estudiantes Desinterés de algunos alumnos por aprender Falta de compromiso y desinterés de los padres en elproceso EA de sus hijos Falta de materiales didácticos en las instituciones para el 45% buen desarrolo de los procesos EA

20%

13%

B

9%

1No manejan el cuaderno, lápiz y renglón 2Desacuerdo del padre con la labor del docente 3El trabajo con niños agresivos, tristes o falto de autoestima 4Dificultad para nivelar a todos los alumnos 5Falta de material didáctico

7%

51%

Gráfica 1. A. Respuestas negativas de los docentes del nivel preescolar sobre las experiencias en el desempeño de su labor pedagógica. B. Repuestas negativas de los docentes de primero sobre las experiencias en el desempeño de su labor pedagógica.

de su proceso de formación el cual debe seguir con el desarrollo de sus experiencias que le permitan a éste jugar, pintar, cantar dándole la oportunidad de expresar, explorar, descubrir, experimentar, manipular, exteriorizar estas prácticas». Los datos de las gráficas 2 y 3 podrían estar en el texto se eliminan y se deja sólo gráfica 2. En su respuesta positiva deja duda de la concepción de modelos pedagógicos, como también el modelo que están aplicando, porque en los talleres realizados los docentes no tenían claridad sobre ellos. Las diferentes respuestas apuntan a un proceso de

interpretación, construcción y expresión de acuerdo con los lineamientos curriculares del nivel preescolar establecidos por el Ministerio de Educación Nacional en 1998 y Durán (2005); también se pueden mirar cómo una pedagogía constructivista con un enfoque activo en la medida que se trabaja con la lectura de imágenes, expresión artística, creación de cuentos y observación del entorno, queda confuso como los docentes sistematizan el proceso (Gráfica 2). No hay proceso que busque dar información a los docentes sobre los logros obtenidos por los niños en el preescolar y primero, hecho que no permite

175

Investigación, Biodiversidad y Desarrollo

1Lectura de imágenes 2Transversalización de los contenidos 3Dibujos breves 4Creación de cuentos 5Salidas de campo

Gráfica 2. Estrategias metodológicas utilizadas por el docente para el tratamiento de los contenidos y desarrollo de las dimensiones.

conocer fortalezas y debilidades de los educandos para mejorar el proceso de enseñanza a aprendizaje en estos niveles y la articulación de los mismos, porque en las entrevistas informales realizadas a los docentes se pudo contactar este resultado. Gráfica 5 Eliminar y anotar los resultados en el texto. Hay que decir que las respuestas de la Gráfica 1 coincide con las afirmaciones realizadas por Rentería (1992) la cual expone «que los problemas o causas que se presentaron en el proceso educativo en las diferentes instituciones educativas a nivel preescolar del municipio generaron una baja calidad educativa en estos establecimientos y está relacionados con las instalaciones locativas, áreas recreacionales, mobiliario, dotación de material didáctico, preparación, capacitación y actualización del personal docente y administrativo, lo que lleva a concluir que los aspectos en mención conforman dificultad para brindarle a los niños una educación integral y de calidad en el nivel preescolar». Este hecho debe seguir preocupando, porque han pasado 16 años y hasta la fecha se nota que estos problemas siguen perjudicando y desarticulando la educación en las primeras etapas y desmejorando los procesos de formación integral de los niños de la sociedad chocoana.

176

En este sentido hay que decir que el nuevo trabajo está dejando ver una realidad que se viene presentando desde hace muchos tiempo atrás y que cada día más se va agudizando con nuevos aspectos y elementos que aparecen, los cuales se suman a los ya encontrado por Rentería en 1992 para seguir empeorando la situación de la educación inicial en el departamento y municipios, como el desinterés de los padres de familias en el proceso de formación de sus hijos, la degradación de la buena convivencia y relación entre los docentes, la agresividad e intolerancia de algunos alumnos hacia sus docentes y compañeros, la falta de comunicación entre los docentes de los diferentes niveles y por último la despreocupación de una sociedad que no ha podido visionar y darse cuenta del monstruo que viene carcomiendo poco a poco la buena educación que se desarrollaba en la región.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Como resultados de los procedimientos utilizados en la investigación se pudo concluir que existe confusión entre los profesores sobre los contenidos temáticos que se deben trabajar con los alumnos en la etapa preescolar y básica, generando esto que no haya continuidad por parte de ellos en el proceso de enseñanza-aprendizaje causando rupturas en la

transición de un nivel a otro y en el proceso de formación de los educandos. También existe dificultad en la entrega de informes claros por parte de los docentes con respecto a los logros obtenidos y falencias presentadas por los alumnos del preescolar unido a todo esto, la falta de materiales didácticos que es otro elemento relevante que perjudica el proceso de enseñanza aprendizaje en estas etapas y por ende incide en el proceso de transición entre los niveles en mención. · Es necesario unificar criterios de trabajo entre los docentes para dar continuidad a lo enseñado. · Se debe mejorar también la relación entre los maestros de estos dos niveles a través de conferencias, charlas afectivas y actividades lúdicas para fortalecer los procesos de enseñanza y aprendizaje y la articulación en los grados en mención. · Todas las instituciones que ofrecen educación en estos niveles manejen el mismo lenguaje, para lo cual se sugiere construir una guía orientadora donde se consignen los contenidos temáticos para desarrollar las competencias necesarias de estos niveles y que los estudiante sean promovidos de una etapa a otra, logrando fortalecerse el proceso de articulación entre las instituciones de preescolar y la básica primaria del municipio de Quibdó.

LITERATURA CITADA Ministerio de Educación Nacional. Artículo 109 de la Ley General de Educación Colombiana de febrero 8 de 1994. Congreso de Colombia. Ley 75 de 1968 (diciembre 30) «Por la cual se dictan normas sobre filiación y se crea el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar». Castañeda, L. A. 2005. Articulación entre preescolar y primaria en la localidad de Engativa, Bogotá, Colombia. Documento para la construcción de un modelo de articulación. Engativá: Secretaría de Educación. Disponible en http://www.seduca.gov.co

Constitución Nacional Venezolana. Reglamento general de educación de 1986. Resolución 475. El plan de Estudio para la educación inicial. Chávez-Salas, A. L 1998. Educación preescolar en el contexto nacional. San José: Universidad de Costa Rica. Durán, N. 2005. Articulación del preescolar y el primer grado. revista al tablero. Disponible en: http:// edulara.bloqspot.com Duarte, L. 2006. Congreso Nacional de Educación de Primera Infancia. Noviembre 27. Montevideo: Ministerio de Educación y Cultura, Dirección de Educación. Ministerio de Educación Nacional. 2002. Dirección de calidad de la educación preescolar, básica y media del 2002. La articulación del preescolar a la primaria. Juego y alegría en primer grado. Bogotá, DC: Ministerio de Educación Nacional. Ministerio de Educación Nacional. 1998. Lineamientos curriculares del nivel preescolar. Bogotá DC: Ministerio de Educación Nacional. Ministerio de Educación Nacional. Decreto 1576 de 1971 agosto 17. «Para la ampliación del servicio de educación preescolar en el país». Bogotá, DC: Ministerio de Educación Nacional. Papalia, D., S. Wenolkos, R. Duskin. 2001. Psicología del desarrollo. 8ª ed. Bogotá, DC: Mc Graw Hill. p. 1637. Presidencia de la República de Colombia. Constitución Nacional Política de Colombia, 1991. Artículo 67. Bogotá, DC: Presidencia de la República de Colombia. Presidencia de la República de Colombia. Decreto 2247 de septiembre 11 de 1997 «Por el cual se establecen normas relativas a la prestación del servicio educativo del nivel preescolar y se dictan otras disposiciones». Bogotá, DC: Presidencia de la República de Colombia. Rentería-Mosquera, L. M. 1993. Calidad de educación en educación preescolar en el municipio de Quibdó. Área urbana. Tesis de maestría. Medellín completar. Cómo la encuentra el elector??? Rentería-Mosquera, L. M. 2005. Un modelo didáctico de diseño curricular en y para la diversidad de la carrera licenciatura en educación preescolar en la Universidad Tecnológica del Chocó, Colombia. Tesis para optar el título de Doctor en Ciencias Pedagógicas. Universidad Politécnica de Valencia. Vergara, V. 2006. Articulación preescolar-primaria. El reto de la educación para la primera infancia. Bogotá DC: Grupo Editorial Norma.

177