Leer Ensayo Completo Aspectos Coercitivos De La Norma Juridica Y Sancion Social. Fundamentos Socio-Antropologicos Del Derecho Penal.

Aspectos Coercitivos De La Norma Juridica Y Sancion Social. Fundamentos Socio-Antropologicos Del Derecho Penal.

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.104.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Kate 05 junio 2011

Palabras: 5164 | Páginas: 21

...

uo reviste una particular relevancia social o gravedad, la sociedad se ve obligada a recurrir al mecanismo del sistema penal a fin de controlar lo que los medios naturales no pueden.

El sistema penal: El sistema penal es el control social punitivo institucionalizado. Este sistema emerge como medio de socialización sustitutivo sólo cuando los mecanismos primarios del control social informal fracasan. Siendo el conjunto de relaciones y procesos derivados del ejercicio de la facultad punitiva del Estado nos permite evidenciar la relevancia política de la relación de regulación del Derecho (Iimitador y delimitador) sobre el poder punitivo, contextualizando en el escenario social la intervención punitiva. Desde otra perspectiva, la de la persona y su libertad, en tanto al control social formalizado, cabe considerar el sistema penal como un sistema garantista. Un sistema penal como sistema de garantías es consecuencia de las políticas de un Estado social y democrático de derecho. En tal sentido, presenta ventajas que no tienen los controles informales. Desde luego, la reacción penal garantiza que otro tipo de reacciones sociales informales, espontáneas, incontroladas de otras fuerzas sociales quede neutralizada, impidiendo la venganza.

Las relaciones sociales y los fenómenos que se generan en nuestro país, cada día son más complejos, muchos de estos fenómenos provocan daño social, o crean intereses o demandas que necesitan de una protección eficaz y oportuna, transformándose en bienes jurídicos que necesitan ser protegidos o tutelados a través de la punibilidad, lo cual nos conduce a la configuración de figuras delictivas creadas por la Ley penal, cuyas consecuencias alcanzan a aquellas personas que causan daño social mediante la aplicación de sanciones penales. El sistema penal de las sociedades modernas está previsto como conjunto de medios o instrumentos para llevar a cabo un efectivo control social formalizado de la criminalidad que se manifiesta en esas sociedades.

Ahora bien en cuanto a la función represiva del sistema penal, la gravedad de la pena debe estar determinada por la trascendencia social de los hechos que la originan. Al igual que se debe tener en cuenta que su misión preventiva, protectora y resocializadora, que nos da como finalidad de la pena, la reinserción social del acusado, que es en definitiva lo que se pretende en concordancia con lo dispuesto en el artículo 272 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

2.- Formas del Derecho Penal a través de la historia.

Periodo primitivo.

Las primeras manifestaciones en cuanto a penas y consecuencias fueron:

El Tabu y la Venganza privada

El Tabu: los primitivos crean una serie de prohibiciones basado en creencias religiosas y mágicas. El castigo para quién violase el tabú tenía carácter colectivo: recaía sobre él y sobre los demás integrantes de su tribu.-

La Venganza: cuando se hacía victima de un delito o acto criminal a un individuo de otro grupo, la víctima y sus parientes castigaban por mano propia al autor y a su grupo familiar, causando un mal mayor que el recibido.

No había proporción entre la ofensa y el castigo, la magnitud era ilimitada. Este periodo se caracteriza porque la acción penalizadora no se ejerce como función política del Estado, sino que el ofensor es victima de una reacción desorbitada y sin medida, sin que la sociedad como organización política intervenga para nada

Primeras limitaciones a la venganza.

La Ley De Talión: De esta Ley se desconoce el lugar y tiempo exacto de su nacimiento, pero los antecedentes de aplicación se dieron en el Código de Hamurabi, en las XII Tablas y en la Ley Mosaica. La ley establece la proporción entre el daño sufrido y la pena a aplicar. La pena debe ser igual al daño sufrido por la victima, "Ojo Por Ojo, Diente Por Diente" si los delitos no producían daño físico Ej. un robo, la pena consistía en que se le cortara la mano.

La Composición: Nace con el fin de evitar inconvenientes surgidos por la aplicación del Talión, calificada como el primer progreso en el área punitiva, consiste en reemplazar la pena por el pago de una cantidad de dinero. En principio fue voluntaria y luego pasó a ser legal, es decir obligatoria, no pudiendo la víctima recurrir a la venganza.

Es el antecedente de la actual indemnización civil por los daños materiales o morales causados por el delito.

Instauración de la justicia política.

En el Derecho Penal Romano, en los primeros tiempos se aplicaron la venganza, la ley de Talión, la composición.

En la Monarquía se hace la distinción entre delitos públicos CRIMINA PUBLICA: son los que vulneraban el orden público y delitos privados: estos eran castigados por el páter familiao DELICTA PRIVATA. En las penas públicas se aplicaba EL SUPLICIUM: ejecución de culpables y la pena DAMNUM : paga de dinero.

En la República por el incremento de delitos públicos aparece la PROVOCATIO AD POPULUM era un recurso procesal por el cual el condenado a muerte podría lograr que la sentencia del magistrado fuese sometida a juicio del pueblo, es decir hay más garantías para el procesado; se pasa de un sistema de la "cognitio" (acusación y sentencia a cargo del Estado) al sistema de la "acusatio" (acusación popular y sentencia a cargo del Estado).

Durante el Imperio se aumentan las facultades estatales y el magistrado toma a su cargo los pasos del proceso penal: acusación, aporte de pruebas y sentencia "COGNITIA EXTRAORDINARIA"

También en este derecho subjetivo, se distinguió entre delito doloso y culposo; se desarrollaron doctrinas de imputabilidad y culpabilidad y se admitió la analogía

Derecho canónico:(Periodo feudal)

Durante la edad media desaparece el Imperio romano, y con él la unidad jurídica de Europa. Las invasiones de los bárbaros trajeron costumbres jurídico-penales diferentes, contrapuestas muchas de ellas a los principios del derecho del Imperio romano.

A medida que el señor feudal fortalece su poder, se va haciendo más uniforme el derecho, como fruto de la unión del antiguo derecho romano y de las costumbres bárbaras. Así cobra fuerza el derecho canónico, proveniente de la religión católica que se imponía en Europa por ser la religión que se había extendido junto con el Imperio romano.

El derecho canónico que comenzó siendo un simple ordenamiento disciplinario crece y su jurisdicción se extiende por razón de las personas y por razón de la materia llegando a ser un completo y complejo sistema de derecho positivo.

El delito y el pecado (se homologaban) representaban la esclavitud y la pena la liberación; es fruto de esa concepción el criterio tutelar de este derecho que va a desembocar en el procedimiento inquisitorial.

Se puede destacar que el derecho canónico institucionalizó el derecho de asilo, se opuso a las ordalías y afirmó el elemento subjetivo del delito.

Es muy debatido si se distinguía el delito del pecado, pero la mayoría de los autores coinciden en que aunque haya existido una distinción teórica, en la práctica la misma se desvanecía. Basta con mencionar algunos de los actos que se consideraban delitos: la blasfemia, la hechicería, el comer carne en cuaresma, el suministro, tenencia y lectura de libros prohibidos, la inobservancia del feriado religioso, entre otros.

Derecho penal germánico:

Existió la venganza "blutacho" o venganza de la sangre; tenía carácter colectivo, existía la pérdida de la paz, posteriormente surge la composición

Es un derecho objetivo, con respecto al proceso penal se destacaron dos medios de prueba: el juramento y el juicio de Dios con el combate judicial y la prueba de fuego, en éste se sometía al acusado a una prueba y si salía triunfante era porque Dios lo había ayudado.-

Derecho penal europeo hasta mediados del siglo XVIII:

Con la caída del Imperio Romano de Occidente (Edad media) se produce la fusión del Derecho Romano con el Germánico y el Canónico y comienza una evolución que desemboca en la Recepción Del Derecho Romano en donde se vuelven a estudiar el derecho Romano y se incorporan (recepcionan) las instituciones del mismo a las legislaciones de los pueblos europeos.

La ilustración y su influencia sobre la evolución de las ideas penales.

Durante el Siglo XVII reinaba el absolutismo monárquico: despotismo y arbitrariedad, caracterizado por las penas de: torturas, mutilaciones y pena de muerte agravada por crueles suplicios. Las pruebas más utilizadas era la confesión mediante la tortura. Existía desproporción entre el delito y la pena, se permitía la aplicación analógica de la ley penal, el procesado carecía de defensa en juicio y las cárceles carecían de higiene.

En el siglo XVIII, esta arbitrariedad desencadenó la reacción y surgieron nuevas ideas basadas en el derecho natural y la razón, esto se concretó en el Movimiento Filosófico de la "ILUSTRACION" donde sobresalieron Montesquiu, Rousseau y otros; estas obras influyeron directamente sobre Becaria quien en su libro De Los Delitos y Las Penas propugnaría un profundo cambio, basándose en la racionalidad, legalidad de las leyes, publicidad: que solo deben ser creadas y aplicadas por el Estado, igualdad y proporcionalidad de las penas y critica la pena de muerte.

BOWARD en su obra El Estado De Las Prisiones propugna una reforma del sistema penitenciario: cárceles higiénicas, separar a los condenados, incentivar el trabajo.-

La codificación penal.

En FRANCIA en la Revolución Francesa se dictan dos códigos: uno en 1791 y el otro 1795 y en 1810 se sanciona el Código Napoleónico, este mantiene su vigencia.-

En ALEMANIA a través del Código de BAVIERA se siente la influencia del Napoleónico.-

En ITALIA Código de SARDO 1859.

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y Derecho Penal:

La Constitución de 1999, reconoce y garantiza, acorde con los estándares universales, los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas que se encuentran en el territorio venezolano. Igualmente, es necesario recordar que en virtud de lo consagrado en el artículo 23 de la Carta Magna, se le otorga jerarquía constitucional a los tratados sobre derechos humanos suscritos y ratificados por Venezuela, y se le concede prevalencia en el orden interno “en la medida en que contengan normas sobre su goce y ejercicio más favorable a las establecidas en esta Constitución”.

En lo que a la justicia penal se refiere, la Constitución viene a ratificar e incluso ampliar lo que ya se había consagrado en el COPP en lo que a principios y garantías procesales se refiere en materia penal, esta consagra una serie de principios generales relativos a los Derechos Humanos que constituyen un marco sumamente amplio para desarrollar una Teoría del Delito Garantista que asegure el máximo respeto a la persona humana y su dignidad.

Criticas a la Definición del Derecho Penal Venezolano vigente y la actividad sancionadora de la administración:

En 1998, la justicia penal en Venezuela experimentó un importante cambio tras la promulgación del Código Procesal Penal (COPP), instrumento procedimental que consagra el modelo acusatorio sustentado en el garantismo y el respeto a los derechos humanos. Con su promulgación, Venezuela se colocaba a la par de las mas modernas legislaciones en la materia, al igual que como sus sucesivas reformas parciales. Sin embargo, dicha reforma procedimental debió estar precedida de una sustantiva dado que ambos aspectos del derecho deben trabajarse armoniosamente.

Posteriormente, en 1999 y tras un proceso constituyente, se promulga una nueva Constitución determinada por la preeminencia en el respeto a los derechos humanos y en donde se consagran una serie de normas referidas a lo que debe ser la justicia penal en Venezuela.

No obstante, el Código Penal Venezolano, data de principios del siglo pasado y a pesar de que el mismo ha sufrido varias modificaciones, siendo la más reciente en el año 2005, es evidente, que los esfuerzos que durante estos años realizaron diversos sectores del acontecer nacional, han sido en vano, ya que, no es sino, hasta tiempos recientes cuando pareciera avizorarse en la plataforma jurídica venezolana la posibilidad de contar con un nuevo instrumento legal penal sustantivo, que responda a las nuevas tendencias e ideologías de la Venezuela actual. Aunado a lo anterior, el establecimiento real y progresivo de un Estado Social de Derecho y de Justicia conlleva a que el Código Penal consagre dentro de su articulado tanto las garantías penales, como los diversos mecanismos consagrados por la Constitución Nacional de 1999 para la protección de los derechos fundamentales del ciudadano.

De igual forma en cuanto a la actividad sancionadora de la administración, con las diferentes reformas hechas al COOP donde se realizaron una serie de consultas, donde han participado los órganos del Estado y donde se ubicaron las principales causas de retardo procesal, entre ellas se diagnosticó la obligatoria presencia de las víctimas en las audiencias, la dificultad para el traslado de los imputados y acusados al tribunal, también la ausencia injustificada de defensores, la convocatoria de los escabinos para la constitución del tribunal mixto, entre otras. Sin embargo seguimos encontrando problemas de retardo dentro de la aplicación de la justicia, ya que si se parte del supuesto de que las normas que conforman el derecho penal no solo son de inmediato y obligatorio cumplimiento para los ciudadanos a quienes van dirigidas sino que también deben ser de obligatoria e inmediata aplicación por parte de los órganos encargados de su aplicación y ejecución.

El Derecho Penal en el Estado Democrático y social de Derecho y de Justicia.

El Artículo 2 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, constituye al País como un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, lo que viene a garantizar que el estado Venezolano diferencie al derecho de la justicia y por lo tanto, la finalidad del estado no será únicamente la realización del derecho positivo, entendido este como la legalidad, sino que el Estado en su misión, también cuenta con una instancia axiológica representada en el alcance de la justicia que servirá, tal y como lo expresa Rossel, para enjuiciar el contenido de la norma y ajustarlo a los requerimientos de justicia que se demanda en un determinado caso. Ya no es sólo examinar lo formal (si la norma es valida o no), sino ir a su contenido para precisar si su aplicación es cónsona con el sentimiento de justicia (si la norma es valiosa socialmente o no).

Por lo tanto, el reconocimiento de valores superiores y el señalamiento de fines en la Constitución de 1999, significa un cambio radical de paradigma jurídico-político: la legitimación del Estado no puede verse ya bajo el prisma de lo puramente formal, sino que además, se requiere de una valoración material. Por ello, toda creación jurídica debe estar sustentada en los valores superiores concretos que señala la Carta Magna y en la concepción socialista del Estado proclamada en el mismo texto fundamental.

Este modelo constitucional de Estado, es de gran significación teórico-práctica y de incidencia en todo el ordenamiento jurídico interno, pero especialmente en el que respecta al ámbito penal debido a que esta disposición constitucional constituye un verdadero “bloque de Constitucionalidad” que sustenta una serie de garantías para todos los ciudadanos y que deben ser respetadas por el Estado.

La Norma Jurídica

Las normas jurídicas son la que rigen la conducta humana en la vida social con miras al bien común, siendo exigidas exteriormente por medio de una coacción organizada por el estado, y cuyo incumplimiento trae aparejado una sanción, impone deberes y confiere derechos.

Titular de este orden jurídico es el estado, titular del orden social es la sociedad.

Tanto el orden social como el jurídico se presentan con un medio de represión del individuo, y, a obtener comportamientos determinados.

La norma jurídica ósea, el derecho es tan antiguo como la historia, coexistiendo con otras normas diferentes, limitan y ordenan el comportamiento del hombre en la sociedad.

Una misma conducta humana pede ser imperada por varias normas de distintos órdenes, que en algunos casos se superponen y refuerzan mutuamente, vgr. El precepto de “no matar” es una moral, religiosa y también jurídica.

La ley es un tipo de norma jurídica, pero no todas las normas son leyes pues son normas jurídicas también los reglamentos.

En sentido general es lo que debemos hacer. Lo que se encuentra en el marco legal.

La norma jurídica es ínter subjetiva, bilateral o vinculatoria porque regula la conducta de una persona, en relación o en interferencia con la conducta de otro u otros sujetos: alude a dos personas como mínimo, y regula sus conductas en reciproca interferencia.

Norma Jurídica Penal. Aplicación

La norma jurídica penal constituye también un sistema de expectativas; se espera que no se realice la conducta en ella prohibida y se espera también que, si se realiza, se reaccione con la pena en ella prevista.

La realización de una conducta prohibida supone la frustración de una expectativa y la consiguiente aplicación de una pena, la reacción frente a esa frustración de la expectativa debe ser en la norma penal un delito y la reacción frente a ella una pena y en determinados casos, lo que se llama una medida de seguridad que se aplica alternativa o juntamente con la pena.

El delito no es más que la expresión simbólica de una falta de fidelidad al sistema social.

El derecho penal, es el conjunto del sistema global de control social en el que se integra.

Norma Jurídica Penal. Interpretación

Se refiere el derecho penal como el conjunto de normas que estructura el sistema penal y que al mismo tiempo es el medio para lograr sus objetivos incidiendo en la realidad social de diversas formas, ya sea regulando conductas o privando de determinados derechos.

Norma Jurídica penal. Estructura

La norma en sentido general es toda aquella regulación de conductas desordenadas y es a la vez aquella que desobedece el precepto penal que el legislador advierte en la ley penal con la imposición de una pena, surgiendo así la norma jurídica penal.

El derecho penal adjetivo se encuentra contenido en los códigos penales y leyes especiales.

Denominado entre otras formas como derecho sancionador, derecho represivo o derecho de penas, hasta en el siglo XVIII toma el nombre de derecho penal.

La norma jurídica penal es: general porque va dirigida a la colectividad en su conjunto y su ordenamiento penal solo tenga como función sancionar, siendo imperativa ya que constituye un mandato que emana del legislador para ser cumplido obligatoriamente.

Es autónoma, independientemente de cualquier otra ley, sin dejar de estar subordinada al texto constitucional.

La norma penal sustantiva completa se compone de dos elementos:

El precepto y la sanción.

El precepto se denomina tipo.

La sanción se le da el nombre de PUNIBILIDAD.

TIPO: Hace referencia al precepto, es decir “el modelo de comportamiento humano que el legislador ha recogido de la realidad social y que rechaza como indebido”, calificándola como delictiva en la ley.

Tipo significa modelo legal, etimológicamente.

PUNIBILIDAD: Este es también llamada sanción y señala la naturaleza, (cantidad y calidad) de castigo que ha de imponerse al responsable de haber realizado la conducta punible para cada tipo penal.

Como característica establece deberes y obligaciones.

Norma Social o Convencionalismos Sociales:

Son las costumbres, la norma consuetudinaria propiamente dicha. Actuar de acuerdo a los parámetros de nuestros antepasados para diferenciar lo que esta bien de lo que esta mal.

La norma social o convencionalismos sociales, llamados también normas de etiqueta o de trato social, vrg.

Las que se refieren al modo de vestir, de saludar, de presentarse dignamente en los actos de un modo apropiado, ya sea en un lugar especial como cotidiano, las reglas del buen trato, el buen comportamiento es esperado y exigido.

Son reglas basadas en la costumbre. Es fácil comprender que si no se observan las normas de conducta visuales en el grupo social, se es aislado por la misma sociedad que la aplica desde afuera y su cumplimiento se impone, justamente, con la amenaza del repudio con el convive, en caso de no dar cumplimiento a una determinada conducta de acuerdo a los convencionalismos sociales. No tiene obligatoriedad.

Norma Moral.

Son las que rigen las acciones humanas con miras al bien individual de cada persona y que se cumplen espontáneamente, sin presión exterior, vgr. Hacer el bien a los demás, leer algunos libros de formación personal, etc. Siendo las normas morales calificadas como autónomas en el sentido que solo obligan cuando el sujeto las reconoce como validas, de manera voluntaria, si no se cumple no hay sanción, quizá solo exclusión por parte de la sociedad.

Las normas morales son de orden individual, constituyen deberes impuestos por los sentimientos de moralidad del grupo social para su propio bienestar, se dirigen a la conciencia del individuo, ya que el obligado es el juez de su propia conducta y no hay ninguna persona autorizada para exigir su cumplimiento, por lo que el propio individuo se dicta la norma que ha de observar.

Es subjetiva o unilateral, no porqué enfoque la conducta aislada del hombre; sino porque la regula; no con relación a la de otra persona u otras; sino con relación al propio sujeto que la realiza, respeto de otras conductas posibles del mismo sujeto.

Norma Religiosa.

Son las que rigen las acciones humanas con miras al bien sobrenatural, según la conciencia personal de cada uno.

Las normas religiosas tienen características parecidas a las morales, por ellas se distinguen las normas jurídicas.

La religión regula la conducta humana bajo el punto de vista del bien sobrenatural, promoviendo el perfeccionamiento de la persona; es decir, su santidad, teniendo un objeto formal distinto del derecho.

Análisis.

La norma jurídica como introducción a los ordenes normativos de la conducta humana, donde toda actividad jurídica esta íntimamente relacionada con la noción del orden: la legislativa, ya que el fin de toda ley es implantar un orden en las relaciones entre los hombres determinando sus deberes y derechos recíprocos; la judicial, porque las sentencias de los tribunales unas veces declaran cual es el orden correcto de una situación controvertida, y otras reparan las infracciones cometidas contra el orden y lo protegen contra nuevas infracciones.

Siendo un conjunto de relaciones que deben mantener los hombres con arreglo a los supremos principios de verdad, justicia, amor y libertad.

Tanto las normas morales y la norma jurídica regulan la conducta del hombre, la moral prohíbe los delitos y el derecho los sanciona.

La norma jurídica rige y procede de un orden jurídico exterior a nosotros, sin atender a los motivos, y por lo tanto es heterónoma.

La norma moral proviene de la conciencia de cada cual, o sea, de un mandato interior, por lo tanto es autónoma.

Los actos humanos, ya se refieran a las relaciones del hombre con el ser supremo (religión), consigo mismo (moralidad en sentido extracto) o con los demás hombres para el bien común, que es donde entra la norma jurídica, regulando los actos humanos, independientemente de su captación racional.

Una conducta prohibida supone la frustración de una expectativa dando por consecuencia la aplicación de una pena, donde refiere el derecho penal como el conjunto de normas que estructura del sistema penal.

Toda norma jurídica contiene una serie de elementos:

• Supuesto de hecho: actividad humana que da origen a que la norma se cumpla.

• Contenido: mandato o prohibición en que la norma consiste.

• Sanción o efectos de la norma: toda medida desfavorable para la persona a la que se aplique.

o Ordinarias: cumplimiento de la norma.

o Extraordinarias: no se cumple la norma, por lo que existirá una sanción desfavorable para la persona a la que se aplica.

La pena es un tipo de sanción establecida por el poder positivo del estado.

BIBLIOGRAFIA

Introducción al Derecho. Tomo I

Universidad Católica Andrés Bello –1998-2004

Lis Maria Olazo, S.J.Editorial Texto

Caracas Venezuela