Leer Ensayo Completo Auditoria Ingresos Y Gastos

Auditoria Ingresos Y Gastos

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.130.000+ documentos

Categoría: Negocios

Enviado por: monto2435 20 junio 2011

Palabras: 5627 | Páginas: 23

...

ingresos puede considerarse como una verificación más amplia de la cuenta de Utilidades Pendientes de Aplicación. El resultado final de cualquier transacción comercial termina en las cuentas de capital y las cuentas de gastos e ingresos son simplemente partidas temporales de capital.

A primera vista podrá parecer que las cuentas de utilidades pendientes de aplicación y consecuentemente las de gastos e ingresos se han verificado, siempre que todo el activo y, pasivo, todas las cuentas de capital social y de dividendos se hayan verificado de acuerdo con los procedimientos establecidos. Es posible, sin embargo, que todavía existan errores y que se hayan pasado por alto sobrestimaciones y subestimaciones tanto en los gastos como en los ingresos durante la verificación del activo y del pasivo. Por tanto, es necesario examinar los gastos y los ingresos con objeto de tener la seguridad de que el activo y el pasivo están expuestos correctamente. Además; podrán no haberse contabilizado todos los ingresos; podrá haber habido una omisión directa, o podrán haberse cometido errores.

La presentación de un estado correcto de ingresos es tan importante como la presentación de un balance general correcto; si un estado es inexacto, el otro es igualmente defectuoso. Si un balance general ha de ser justo, el estado de ingresos correspondiente debe estar libre de inexactitudes, y si este último estado ha de ser exacto, los ingresos y los gastos deben ser no solamente exactos en sus cifras, sino que debe haber una distribución apropiada de ingresos y gastos respecto a los períodos fiscales.

Brevemente, y sin invocar los argumentos pertinentes, en la realización de ingresos la transferencia del título de propiedad acompañada de una venta constituye una prueba razonable. Los fallos del Tribunal Fiscal de los Estados Unidos han prestado mucha importancia a la transferencia del título de propiedad como factor principal. Sin embargo, la transferencia del título de propiedad no constituye una buena medida de impacto sobre los ingresos en un negocio en marcha. La transferencia del título depende de factores como la posesión; la intención de las partes contratantes, incluyendo los pagos diferidos, los embarques a prueba, los contratos C.LF. (Costo, seguro y flete) y F.O.B. (libre a bordo), y las ventas por muestra; la Ley de Ventas Uniformes, y los pagos iniciales en las ventas a plazos. En caso de que se requiera aprobación, el vendedor conserva el título de propiedad hasta que recibe la aprobación del comprador. Si no desde el punto de vista legal en todos los casos, cuando menos desde un punto de vista contable, cualquier consideración recibida a cambio en una venta se considera como ingresos; no es necesario que se reciba dinero en efectivo.

Los gastos se consideran como reducciones de los ingresos, no cuando se hace el pago en efectivo, sino cuando se incurren los gastos.

Así, los ingresos y los gastos, para fines contables, deben identificarse con sucesos específicos. La recepción de una orden de venta es el primero en una cadena de sucesos que conducen a la contabilización de los ingresos; el recibo de la orden no es en sí mismo un suceso que produzca ingresos, puesto que a la orden debe seguirse la producción, entrega, transferencia del título de propiedad y finalmente la contabilización de los ingresos. Las partidas de activo recibidas en cambio, cuando no son dinero en efectivo -por ejemplo, cuentas por cobrar, documentos por cobrar, etc.- no pueden usarse inmediatamente en el proceso comercial, pero se convertirán normalmente en un medio útil; la adquisición de activo diferente al dinero en efectivo en cambio no impide que se contabilice el ingreso.

Programa de Auditoria de los Ingresos.

A continuación aparece un programa de auditoría para las ventas y otros ingresos:

1. Verifíquense los ingresos practicando una auditoría de los libros de primera entrada.

2. Investíguese el sistema de control interno.

3. Practíquese la auditoría por Inedia de cotejos.

4·. Cotéjense los precios en las facturas con las listas de precios.

5. Verifíquense las multiplicaciones, sumas y descuentos.

6. Investíguese las ventas en las facturas y en los libros de ventas.

7. Súmense los libros de ventas.

8. Investíguense los asientos en los libros de ventas, cotejándolos con las cuentas en el mayor general.

9. Verifíquense los asientos en las cuentas de los clientes.

10. Verifíquense los asientos en las cuentas de inventario.

9. Examínense y cotéjense los libros de ventas y de embarques, por un período de varios días antes y después del cierre del período.

10. Examínense los cargos de transportes pagados por anticipado y la forma de contabilizados.

13. Investíguense las ventas C.O.D. y los ingresos por este concepto.

14. Investíguese la forma de manejar las ventas en consignación.

15. Investíguese la exactitud con que se contabilizan las ventas· a plazos.

16. Obténganse ratificaciones de la clientela.

17. Determínese que las devoluciones de mercancías están acreditadas a la clientela.

18. Hágase una prueba de los cargos a inventario procedentes de la, devoluciones de ventas.

19. Verifíquense los intereses y dividendos devengados.

20. Analícense las ventas y compras de activo fijo, valores bursátiles de inversión y otras partidas no recurrentes que producen ingresos) con objeto de averiguar la exactitud de los ingresos netos contabilizados por estos conceptos.

21. Examínense cuentas seleccionadas de ingresos para probar la exactitud de las partidas correspondientes de activo.

22. -Examínense los libros para comprobar que todos los ingresos han sido contabilizados. [pic]

[pic]

Ventas: AL contado y a corto plazo.

El vocablo ventas se refiere a los ingresos por la prestación de servicios o entrega de artículos normalmente ofrecidos. Todas las ventas son al contado o a crédito. Sin tomar en consideración la posibilidad ele fraude, los errores en la contabilización de las ventas dan por resultado su sobrevaluación o subvaluación. Los errores que ocasionan una sobrevaluación de las ventas y que debe descubrir el auditor son:

1. Créditos correspondientes a otras cuentas, pasados equivocadamente a las cuentas de ventas

2. Créditos a la cuenta de Ventas por pedidos recibidos sin que se hayan embarcado las mercancías

3. Créditos a la cuenta de Ventas por mercancías enviadas en consignación

4. Mantener abiertos los libros de ventas después de la fecha de cierre de libros

5. Errores en los cálculos en las facturas.

6. Cerrar los libros de ventas prematuramente en el período anterior.

Los errores que causan la subvaluación de las ventas son:

1. Errores al calcular facturas

2. No contabilizar las utilidades sobre las ventas de mercancías en consignación realmente consumadas

3. No contabilizar la mercancía vendida embarcada.

4. Acreditar alguna otra cuenta diferente a la de Ventas cuando se hacen ventas.

5. No contabilizar las ventas

6. Conservar los libros de ventas abiertos después de terminar el período anterior, reduciendo de esta forma la cifra de ventas del período corriente.

7. Cierre prematuro de los libros de ventas del periodo corriente.

La justificación de los comprobantes originales de ventas al tiempo que se examinan las pruebas documentales y contables relacionadas con la revisión de los libros de primera entrada, normalmente es el primer paso en el programa de auditoría y se practica sobre una base de muestras en bloque o al azar. A continuación se presentará material adicional relacionado con la auditoría de las operaciones productoras de ingresos.

Cuando el control interno y el sistema de contabilidad son satisfactorios, los totales en el libro de ventas deberán probarse de uno a tres meses consecutivos, cotejándolos con los cargos en Cuentas por cobrar y Caja. Cuando el control interno y el sistema de contabilidad no son satisfactorios, deberán examinarse las operaciones de venta con mayor detalle, informando acerca de los defectos del sistema. En la auditoría de las ventas se persiguen tres objetivos: 1) determinar que únicamente las ventas del período que se revisa han sido incluidas, 2) cerciorarse de que todas las ventas del período han sido contabilizadas y 3) determinar que las ventas fueron contabilizadas en su cifra exacta. Si se han conservado abiertos los libros de ventas o se han cerrado prematuramente, el auditor deberá preparar asientos de ajuste para mostrar el estado apropiado de las operaciones. Las ventas ostensiblemente realizadas pero no entregadas no constituyen en realidad ventas, no deben anticiparse y, por tanto, deben excluirse de las ventas contabilizadas. Una venta esperada podrá ser cancelada en cualquier tiempo; y aun cuando un pedido podrá conducir al cobro de la ganancia sobre la cancelación, este hecho no justifica la contabilización anticipada de la operación. La única justificación para contabilizar utilidades sobre una operación no terminada se presenta en industrias en que los períodos de construcción se súper imponen al período contable. Casos de esta naturaleza se presentan casi exclusivamente en la industria de la construcción. En estas negociaciones debe tenerse cuidado de determinar la validez y exactitud en el grado de terminación de los contratos; de otra forma, se falsearán los ingresos brutos y netos entre los períodos contables.

Al comparar las ventas del año corriente con las del año o años anteriores, el auditor debe cerciorarse de que la cuenta de Ventas contiene únicamente los artículos que se ofrecen a la venta en la operación normal del negocio. Fluctuaciones pronunciadas en ventas deberán investigarse en cuanto a causa y efecto. Las causas comunes de aumento o disminución en las cifras de ventas comprenden las siguientes: condiciones generales comerciales; cambios en precios; cambios en estilo; cambios causados por el énfasis o la falta de énfasis que se dé a los productos; interrupciones en los negocios causadas por huelgas, incendios u otros sucesos; el uso de productos substitutos; cambios en la eficiencia en la dirección del negocio; y mala fe entre los empleados.

En una empresa industrial las ventas deberán clasificarse por productos; en una negociación comercial deberán clasificarse por departamentos y, en algunos casos, por productos dentro de los departamentos aunque son posibles otras numerosas clasificaciones, estas esenciales para el auditor con objeto de que pueda analizar adecuadamente el movimiento de un negocio y aconsejar a su cliente.

Ventas C.O.D Deberá investigarse la manera en que se manejan las ventas C.O.D., con el objeto principal de determinar que todos los rubros en efectivo se contabilicen debidamente y de comprobar que todos los ingresos que deben recibirse se han recibido. Deberá prepararse una lista de paquetes enviados C.O.D., juntamente con los cargos de que son responsables los porteadores. El recibo por el dinero de las ventas C.O.D. deberá hacerse a más tardar unos cuantos días después de la entrega.

Ventas a plazos. Un método de manejar las ventas a plazos es contabilizar como ganancia únicamente la proporción de utilidad bruta del total de los cobros efectuados, difiriendo de esta forma las ganancias brutas sobre cantidades no cobradas de las ventas del año en curso. Aun cuando el método de ventas a plazos es aceptable para fines fiscales, no constituye ordinariamente una base satisfactoria para contabilizar los ingresos, excepto en casos raros en que los riesgos, costos de cobranza y pérdidas en las recuperaciones por falta de pago son extremadamente altos y en gran parte difíciles de medir. El auditor deberá examinar los contratos de ventas a plazos, observando particularmente las condiciones de pago. Deberá luego hacer un examen adecuado para cerciorarse de que se cumplen las condiciones de pago, no solamente de acuerdo con el contrato sino también acatando las disposiciones que dicta la legislación federal en vigor.

Ventas de mercancías consignadas. Las utilidades sobre ventas de consignaciones no se obtienen antes de la fecha en que se vende la mercancía consignada, aun cuando hoy en día numerosas compañías contabilizan como ventas las consignaciones enviadas en la fecha de embarque. Podrá no presentarse una cuenta de venta hasta después que el consignatario la haya efectuado, pero se considera que se han obtenido las utilidades únicamente cuando el consignatario realiza la venta. El auditor deberá examinar los convenios y la correspondencia pertinente. Cuando la auditoria se practica para el consignatario, el auditor debe cerciorarse de que de las utilidades sobre las ventas de consignación se han deducido adecuadamente todos los gastos necesarios antes de hacer las remesas de fondos al remitente. En numerosos casos, los convenios no son nada claros respecto a las partidas deducibles, como pérdidas, flete, seguros, almacenaje, concesiones y comisiones; en estos casos, los gastos de naturaleza dudosa deberán incluirse en la cuenta de venta al remitente, quien aprobará o rechazará los cargos. Desde el punto de vista del remitente, la mercancía enviada en consignación debe incluirse en el propio inventario del remitente. Todos los gastos pagados por este último, como gastos de transporte para enviar la mercancía al consignatario, pueden agregarse al costo de inventario. El auditor debe verificar las cuentas de venta en cuanto a exactitud y a la propiedad de las partidas deducibles. La exactitud de las cuentas de venta en consignación y de su cobro se verificará luego de la misma manera que si se tratase de ventas al contado o a crédito.

Ventas de productos secundarios. En relación con las ventas de productos secundarios se siguen dos teorías de mérito casi igual. Una teoría trata las ventas de productos secundarios como una reducción del costo del producto principal, mientras que la otra mantiene que estas ventas constituyen y deberán tratarse corno una venta de otro producto por separado. En numerosas industrias, las ventas de productos secundarios representan una fuente importante de ingresos; en estos casos, el auditor debe tener cuidado de averiguar que las ventas de productos secundarios se traten acertadamente y con uniformidad. Los productos secundarios se venden frecuentemente con pérdida, sin saberlo el productor, cuando que un cambio en la fijación de precios y una distribución más estricta de los costos podría dar por resultado que se obtuviera una ganancia en estas ventas. La verificación de las ventas de productos secundarios sigue las mismas prácticas de auditoría que la verificación de cualquier venta. En algunos casos, los productos .secundarios se desechan totalmente, cuando que con un pequeño proceso podría lograrse que el producto aumentase las utilidades líquidas; en otros casos, se procesan y venden los productos secundarios y sin embargo se aumentarían las utilidades líquidas si el producto secundario se obsequiara gratuitamente sin incurrir en gastos de proceso.

Venta de material de desecho. Las mismas observaciones de carácter general se aplican a las ventas de material de desecho que a. las ventas de productos secundarios. Las ven las de material de desecho pueden tratarse como 1) ventas, 2) reducciones de costo, o 3) otros ingresos. El auditor debe investigar en qué forma se dispone del material de desecho y deberá verificar las ventas de este material usando los procedimientos normales. Deberá considerarse el costo de manejar el material de desecho comparándolo con los ingresos que pueden obtenerse, debiendo juzgarse la disposición apropiada considerando la posibilidad de obtener utilidades líquidas máximas. El auditor debe hacer un trabajo cuidadoso de revisión con objeto de descubrir casos de ventas no contabilizadas de desechos, lo cual significaría que se desvían los ingresos de los canales apropiados.

Ventas para entrega futura. Las cantidades recibidas por ventas hechas para entrega futura deberán tratarse como créditos diferidos a ingresos hasta el período en que tenga lugar la consumación real de la, venta, a menos que el título de propiedad sobre las mercancías haya pasado al comprador y el vendedor tenga simplemente en almacén las mercancías como depositario hasta que las necesite el comprador. El auditor debe analizar los libros de primera entrada con objeto de determinar la división apropiada entre los ingresos ganados y el importe del crédito diferido. En la prestación de un servicio, el descuento de papel comercial, el pago de subscripciones para entrega futura, o la venta de billetes o boletos para uso futuro, se presentará esta situación. Deberán hacerse cotejos del volumen de órdenes para entrega futura en cartera al final del año corriente y del año anterior. Si las fluctuaciones son pronunciadas, o si los contratos futuros representan ventas con una utilidad más baja a causa de los precios en alza, deberá llamarse la atención sobre esta situación.

Ingresos por subscripciones, cuotas, etc. Cuando se reciben ingresos por concepto de subscripciones, no hay siempre posibilidades de practicar una auditoría satisfactoria. Las subscripciones podrán obtenerse como resultado de la solicitación normal de agentes o empleados autorizados, en cuyo caso se contará con esqueletos o formas de subscripción por duplicados numerados consecutivamente. El duplicado que se conserva sirve al auditor como comprobante de la probabilidad de' que haya habido ingresos; pero es posible, naturalmente, preparar el duplicado con una cantidad diferente del original que se dejó al subscriptor. Si las subscripciones son para revistas, podrán usarse las listas de direcciones como base para determinar el importe de los ingresos que deberán recibirse o se han recibido. Todas las diferencias entre los datos de la lista de direcciones y otros datos disponibles y los informes contables que aparecen en los libros de primera entrada deben reconciliarse con objeto de cerciorarse de que todos los ingresos recibidos se han contabilizado.

La subscripción u otros datos sirven de base para computar el importe de los ingresos diferidos, así como también la cantidad ganada. Puesto que no existe uniformidad de método en el registro de subscripciones, no puede haber uniformidad en el método de practicar una auditoría sobre los ingresos de estas fuentes; el auditor debe usar sus propios recursos e iniciativa en cada caso y conducir su trabajo de forma que pueda obtener resultados exactos sobre las utilidades líquidas. Deberán implantase sistemas de control interno de manera que las personas que reciban dinero no tengan acceso a ningún otro libro de contabilidad y que las personas que llevan los libros de subscripciones nunca lleguen a estar en contacto con los ingresos en efectivo. Los ingresos según los computa un registro de subscripciones deben justificarse con los libros de contabilidad y con las cuentas corrientes en el banco.

Las cuotas pagadas a clubes, asociaciones y otras organizaciones similares se verifican examinando las listas de socios aprobadas por funcionarios responsables, y examinando los registros de admisión de nuevos socios y de dimisión o renuncia dentro del ejercicio social que lleva el secretario. Se determina el importe periódico de las cuotas para las diferentes clases de socios; y con los datos así obtenidos, se computan los ingresos totales. El auditor debe cotejar las cuotas recibidas-con los libros y registros y cerciorarse de que se han contabilizado todos los ingresos. Las cuotas antiguas pendientes deberán cancelarse en los libros. Una solicitud ocasional de ratificación de saldos pendientes a los socios puede descubrir una desviación de fondos y puede ser también una ayuda importante en las cobranzas.

Ingresos por alquileres. Los ingresos por conceptos de alquileres se verifican de acuerdo con las condiciones del contrato de arrendamiento, cuando existe éste. Si las rentas se pagan de acuerdo con un convenio verbal, deberá solicitarse que alguien con autoridad proporcione una relación de alquileres mostrando oficinas, apartamientos, edificios y otras fuentes de renta y sus importes correspondientes. Deberá solicitarse que alguna persona no responsable por las cobranzas o la contabilización de ingresos proporcione una relación de locales ocupados y vacantes. Con esta relación y la relación de rentas, el auditor deberá calcular el total de ingresos por concepto de rentas que deben recibirse y verificar los ingresos en efectivo y las cuentas de ingresos por rentas para determinar que se recibieron las cantidades debidas. La simple comparación o cotejo de la renta recibida con el informe oral de la persona que la recibe no es suficiente; el sistema de control interno deberá ser adecuado para proteger al propietario contra la posibilidad de que la renta se reciba y se pierda. Todos los cambios en los alquileres debe autorizarlos alguna persona no relacionada con la cobranza, cambiando consecuentemente las relaciones de rentas. Deberán estar debidamente autorizadas las vacantes o locales vacíos, que significan la suspensión de ingresos por renta. El auditor deberá indicar todos los alquileres atrasados e investigar las gestiones de cobro que se realizan. En el informe de auditoría deberán presentarse cifras de ocupación y desocupación de los locales, para su estudio.

El auditor debe examinar la forma en que se tratan las mejoras en las propiedades alquiladas que ha hecho el arrendatario en beneficio del arrendador. A menos de que se hayan hecho concesiones en el alquiler, las mejoras efectuadas por el arrendatario no constituyen ni gastos ni erogaciones capitalizables para el arrendador. Puesto que el arrendador no Ira hecho erogación alguna, estas partidas no deben contabilizarse en sus libros. Sucede frecuentemente que el arrendador exige al arrendatario un depósito en efectivo u otra garantía como protección contra falta de pago. En algunos casos, los depósitos en efectivo se aplican a los últimos períodos de renta; en otros, el arrendador paga al arrendatario interés sobre el depósito. En el contrato se indican los depósitos y el auditor debe verificar la existencia y tratamiento apropiado de estos depósitos.

Ingresos por regalías. En ciertos tipos de compañías fabricantes de maquinaria o propietarias de patentes de invención, las regalías constituyen una parte principal de sus ingresos. Él auditor deberá examinar los contratos de regalías, observando en particular los porcentajes y el método y fecha de liquidación. Los estados de cuenta recibidos de los concesionarios deberán examinarse, con objeto de determinar la exactitud de las cantidades remitidas. Luego se examinan las cuentas para averiguar si se han contabilizado bien las cantidades recibidas.

Descuentos de compra. Los descuentos de compra se verifican consultando las condiciones de pago concedidas por el acreedor. Deberán calcularse los descuentos máximos posibles totales, cotejándolos con las cantidades aprovechadas con objeto de determinar si se ha hecho uso de todas las posibilidades de ganancia. Deberán cotejarse los cheques pagados con los asientos de egresos con objeto de cerciorarse de que los pagos no están contabilizados en la cifra bruta cuando se pagó en realidad el importe neto solamente, abriendo el camino de esta forma para la perpetración de un fraude. Naturalmente, no deben incluirse entre los descuentos de compra partidas como rebajas, descuentos por cantidad, o descuentos comerciales; estas partidas deben deducirse del costo de la mercancía adquirida.

Utilidades en las transferencias interdepartamentales. Como quedó explicado en un capítulo anterior, no debe contabilizarse ninguna ganancia en relación con las operaciones de fabricación o con las transferencias de un departamento a otro o de una planta a otra pertenecientes a la misma compañía. Cuando se transfieren las existencias en inventario entre divisiones de la misma compañía y se carga una ganancia al hacer la transferencia, deben hacerse ajustes para reducir el inventario y las utilidades. En algunos casos, se cargan los inventarios a las sucursales a precios en exceso del costo para evitar que la sucursal obtenga informes respecto a las utilidades. En estos casos, deberá reducirse el inventario de manera que no aparezcan utilidades antes de ganarlas.

Utilidades sobre contratos incompletos de construcción. Como se explicó anteriormente, deberán excluirse de los libros de contabilidad las utilidades sobre trabajo incompleto en proceso en una empresa industrial. Está permitido, sin embargo, contabilizar las utilidades sobre contratos incompletos en obras de construcción en razón del largo periodo necesario para su terminación. El contrato podrá haberse celebrado sobre una base de costo más honorarios, o a un precio fijo. En el primer caso, pueden estimarse las utilidades con un grado mucho mayor de exactitud que en el último, puesto que la utilidad final es incierta hasta que se termina la obra. Frecuentemente es difícil hacer decisiones que, en el mejor de los casos, representan estimaciones. Las utilidades contabilizadas deberá verificarlas el auditor teniendo cuidado de estudiar los costos probables necesarios para terminar el contrato. Deben tomarse en consideración las provisiones contenidas en las leyes federales de tributación sobre la renta, de forma que a los ingresos del cliente no sea forzoso asignarles clasificaciones altas por esperar hasta que se termine una obra de construcción antes de manifestar los ingresos. Con objeto de aprovechar las tasas más bajas en las clasificaciones inferiores, las utilidades sobre trabajos de construcción en proceso en la mayoría de los casos deberán contabilizarse anualmente. Si las utilidades del constructor o compañía constructora siguen siendo las mismas de un año a otro, no se obtienen ninguna ventaja contabilizando las utilidades parciales, pero en realidad las utilidades rara vez son estables. El auditor deberá examinar todos los contratos de trabajos de construcción e investigar las razones que expliquen todos los saldos atrasados, con objeto de determinar la posibilidad de contingencias, debiendo determinar también si las cantidades retenidas concuerdan con las condiciones del contrato.

• Objetivos del examen de Ingresos, Costo y Gastos

Objetivos del examen de ingresos:

- Evaluar el sistema de control interno

- Determinar si los procedimientos para contabilizar los ingresos están operando efectivamente.

- Determinar si los ingresos corresponden al ejercicio en el cual se registraron.

- Comprobar si los descuentos están razonablemente presentados.

- Comprobar que los otros ingresos han sido segregados de los ingresos normales.

- Verificar la adecuada presentación de todos los ingresos en los estados financieros.

Objetivos del examen de costos:

- Evaluar el sistema de control interno.

- Comprobar el resultante de transacciones efectivamente realizadas.

- Determinar que todas las ventas del ejercicio y su costo estén registrados y que no se incluyen transacciones correspondientes a los periodos inmediatos anterior y posterior.

- Comprobar su adecuada presentación y revelación en los estados financieros.

- Comprobar que haya consistencia en los métodos utilizados para su registro.

Objetivos del examen de gastos:

- Evaluar el sistema de control interno.

- Asegurar que los resultados que aparecen en los estados financieros corresponden a transacciones efectivamente realizadas y no incluyen partidas futuras.

- Determinar la segregación de gastos provenientes de operaciones normales de la empresa con las operaciones extraordinarios, especiales y no recurrentes.

- Verificar la adecuada presentación de todos los gastos en los estados financieros.

• Controles Internos Aplicados

➢ Ingresos:

- Recepción del Dinero.

- La contabilización debe realizarse lo más rápido posible.

- Los Registros Contables deben estar orientados, lo más práctico posible, hacia los Ingresos de caja.

- Se deben instituir controles para asegurar que se cobren servicios.

- Los Ingresos de caja deben separase de los gastos.

- Los registros contables deben ser operados de manera Independiente.

• Irregularidades más comunes en las partidas de Ingresos, Costo y Gastos.

➢ Gastos:

- Sobrevaluación o subvaluación de un saldo en una cuenta de gastos.

- Sobrevaluación o subvaluación de una cuenta que también afectaría una cuenta del estado de resultado.

- Errores de gastos y cuentas relacionadas en el balance general.

- Error de gastos por concepto de seguros y seguros prepagados.

- Error de gastos por concepto de comisiones y comisiones acumuladas.

- Error de gastos individuales de fabricación y cuentas relacionadas del balance general.

➢ Costos:

- Sobrevaluación o subvaluación del inventario y costos de los productos vendidos.

- Inventario obsoleto, que afecta al inventario y costo de los productos vendidos.

- Sobrevaluación o subvaluación de costos unitarios que afectan al inventario y costo de los productos vendidos.

- Errores en la recopilación, costos unitarios, o extensiones que afectan el inventario y costos de productos vendidos

- Errores de costos unitarios, en especial mano de obra directa y costos indirectos de fabricación.

➢ Ingresos:

- Cobro de cuentas o documentos por cobrar castigados previamente.

- Castigo de cheques en circulación viejos o salarios no reclamados.

- Lo producido por ventas de materiales.

- Devoluciones o reembolsos de primas de seguros.

- Recaudos por ventas de activos de planta.

• Procedimientos de auditoría para Ingreso

- Verificar el control interno.

- Comparar los ingresos actuales con los de periodos anteriores y los presupuestos.

- Examinar el registro de las transacciones.

- Realizar una revisión analítica de las ventas.

• Procedimientos de auditoría para los costos.

- Comparación del porcentaje de margen bruto de años anteriores.

- Comparación de la rotación de inventario (costo de productos vendidos dividido entre el inventario promedio) con los años anteriores.

- Comparar los costos unitarios del inventario con los de años anteriores

- Comparar los costos de fabricación del año actual con los del año anterior.

• Procedimientos de auditoría para gastos

- Comparar los gastos individuales con los años anteriores.

- Comparar los saldos individuales de activos y pasivos con los años anteriores.

- Comparar los gastos individuales con los presupuestos.

- Comparar el porcentaje de margen bruto con el de años anteriores.

- Comparar la relación de rotación de inventarios con la de años anteriores.

- Comparar los gastos por concepto de seguros prepagados con los años anteriores.

- Comparar los gastos por conceptos de comisión divididos entre ventas con los de años anteriores

- Comparar los gastos individuales de fabricación divididos entre el total de gastos de fabricación de años de anteriores

- Desarrollar una proyección o estimación del saldo de la cuenta de gastos

- Determinar el monto de la diferencia con respecto a la proyección o estimación que puede ser aceptado sin investigación

- Comparar el saldo de la cuenta de la compañía con el saldo de la cuenta esperado

- Investigar desviaciones significativas con el saldo de la cuenta esperado.

• Presentación de los ingresos, costos y gastos en los estados financieros.

Los ingresos, costos y gastos se registran dentro del estado de resultado para obtener la utilidad o pérdida del ejercicio.

• Presentación de los Ingresos, Costos y Gastos en los estados financieros.

Los ingresos, costos y gastos se registran dentro del estado de resultado (Ganancias y Pérdidas) con la finalidad de obtener la utilidad o pérdida del ejercicio.