Leer Ensayo Completo Capitulo Iii Y Iv Introduccion Al Derecho Eduardo Garcia Maynez

Capitulo Iii Y Iv Introduccion Al Derecho Eduardo Garcia Maynez

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.187.000+ documentos

Categoría: Informes De Libros

Enviado por: poland6525 11 mayo 2011

Palabras: 908 | Páginas: 4

...

deben ser distinguidos; las primeras pretenden valer de manera incondicional y absoluta, independientemente de la voluntad de los particulares; los segundos son invitaciones que la colectividad dirige al individuo, incitándolo a que se comporte en determinada forma.

Tesis de Rodolfo jhering

Si en otra época, antes de que profundizara mis estudios sobre las reglas convencionales, me hubiera preguntado en donde radica la diferencia entre aquellas y el derecho, habría respondido únicamente en la diversidad de su fuerza obligatoria. El derecho apoya la suya en el poder coactivo puramente mecánico, del estado; los usos en la coacción psicológica de la sociedad.

Doctrina de Félix somlo

Los preceptos jurídicos y los convencionalismos sociales deben ser distinguidos,

El derecho consuetudinario nace de ciertas costumbres colectivas, reconocidas por quienes las practican como fuente de facultades y deberes

Tesis de Luis Recasens siches

Los usos sociales y los preceptos éticos tienen los siguientes puntos de contacto:

1. Carecen de organizaciones coactivas destinadas a vencer la resistencia de los sujetos insumisos.

2. Sus sanciones no tienden al cumplimiento ejecutivo de la norma infringida.

Moral y sus usos difieren:

1. En que ella considera al obligado en su individualidad, y estos refiéranse a el como “sujeto-funcionario” o miembro “ intercambiable de un grupo”

2. La moral que exige una conducta esencialmente interna, y los usos un comportamiento fundamentalmente externo.

3. La primera posee validez ideal; los segundos tienen vigencia social.

4. La moral es autónoma; los convencionalismos son heterónomos

Los usos parcense al derecho:

• En su carácter social

• En su exterioridad

• En su heteronomía

Capitulo IV

Principales aceptaciones de la palabra derecho

Derecho objetivo y derecho subjetivo

El derecho en su sentido objetivo, es un conjunto de normas. Tratase de preceptos imperactivo-atributivos, es decir que, de las reglas que además de imponer deberes, conceden facultades.

El derecho subjetivo es una función del objetivo. Este es la norma que permite o prohíbe; aquel, permiso derivado de la norma. El derecho subjetivo no se concibe fuera del objetivo, pues siendo la posibilidad de hacer (o de omitir) lícitamente algo supone lógicamente la existencia de la norma que imprime a la conducta facultada el sello positivo de la licitud.

Se ha discutido largamente si el derecho objetivo procede al subjetivo o viceversa, dejándose llevar por consideraciones de orden psicológico, algunos autores declaran que el subjetivo es lógicamente anterior, ya que el hombre adquiere, en primer término , la noción del derecho como facultad y solo posterior mente, con la ayuda de la reflexión, se eleva ala del derecho como norma. Otros sostienen que el subjetivo es una creación del objetivo y que consecuentemente, la prioridad corresponde a este.

Derecho vigente y derecho positivo

Llamamos al orden jurídico vigente al conjunto de normas imperativo-atributivas que en una cierta época y un país determinado la autoridad política declara obligatorias.

Las locuciones derecho vigente y derecho positivo suelen ser empleadas como sinónimos

Derecho positivo y derecho natural

Suele darse esta denominación a un orden intrínsecamente justo que existe al lado o por encima del positivo.

El natural vale por si mismo, en cuanto intrínsecamente justo, el positivo es caracterizado atendiendo a su valor formal, sin tomar en consideración la justicia o injusticia de su contenido

Es el derecho natural un código de preceptos abstractos?

Un derecho natural codificado dejaría de ser absolutamente justo, ya que se compondría exclusivamente de preceptos generales, no siempre enteramente adecuados a las exigencias de cada situación singular. El orden de que hablamos no puede ser una totalidad cerrada de normas capaces de servir por sí mismas, sin ulterior, especificación, para resolver cualquier controversia;

Aristóteles ha explicado esto con mayor claridad que cualquier jurista ‘’ lo equitativo y lo justo” la única diferencia que hay entre ellos es que lo equitativo es mejor aún, la dificultad está en que lo equitativo, siendo justo, no es lo justo legal, sino una dichosa rectificación de la justicia rigurosamente legal.

Bibliografia : Introduccion al Derecho, Eduardo Garcia maynez