Leer Ensayo Completo Charlas De 5 Minutos

Charlas De 5 Minutos

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.042.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Ledesma 21 junio 2011

Palabras: 35002 | Páginas: 141

...

OBJETOS REDONDOS TRABAJAR EN EQUIPO EVITA ACCIDENTES

Ing. Luis Chunga Sánchez

2

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

54. 55. 56. 57. 58. 59. 60. 61. 62. 63. 64. 65. 66. 67. 68. 69. 70. 71. 72. 73. 74. 75. 76. 77. 78. 79. 80. 81.

EL FRUTO DE LA EDUCACION EN SEGURIDAD EL PELIGRO DE LA RUTINA NO SEA EL ESLABÓN ROTO MAS PRECAUCION SI EL PELIGRO ES DESCONOCIDO ¿SON IMPORTANTES LOS AVISOS? INSTINTO DE PROTECCION ACCIDENTES SIN LESIONES EXCESO DE CONFIANZA ACTUACION RAPIDA Y ACERTADA SE DEBEN INFORMAR TODOS LOS PELIGROS LAS ALHAJAS ESTAN DE MAS EN EL TRABAJO EL CUIDADO DE LOS PIES ¿SABE DONDE ESTAN? UNA RAZON SOLIDA EQUIPOS INDUSTRIALES COMO PREVENIR LA CONGELACION DE LOS TEJIDOS LA INVESTIGACION ADECUADA GARANTIZA EL ÉXITO LAS MANOS FUERA DEL PELIGRO IMPROVISACIONES MOVIMIENTOS INCORRECTOS SALTOS EL SOBREVIVIR COMO PEATON CARGAS ALTAS ............CARGAS CIEGAS HAY UNA FORMA MÁS SEGURA SEIS PASOS PARA LEVANTAR CON SEGURIDAD CRITICAS CONSTRUCTIVAS SI EL AGARRE ES MALO ...... PARA PROTECCION – USAR EL CEREBRO

Ing. Luis Chunga Sánchez

3

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

82. 83. 84. 85. 86. 87. 88. 89. 90. 91. 92. 93. 94. 95. 96. 97. 99. 100. 101. 102. 103.

VISIBILIDAD, LA CLAVE PARA MANEJAR CON SEGURIDAD VENENOS EN EL HOGAR SEÑALES DE VIDA LOS TRABAJADORES QUE PIENSAN EVITAN ACCIDENTES LA PREVENCIÒN DE ACCIDENTES ES RESPONSABILIDAD DE TODOS USTED ES UN BUEN CONDUCTOR DE LA ELECTRICIDAD UNA FORMULA SEGURA SENTIDO COMÙN LOS ACCIDENTES COMO RESULTADO DEL COMPORTAMIENTO INADECUADO EL PELIGRO DE LAS CAIDAS ORGULLO EN EL TRABAJO LA SEGURIDAD EMPIEZA POR TI MISMO LA HIDRATACION Y LA ALTURA EL FRIO Y LA ALTURA LAS MANOS ASCENSO POR ESCALERAS FIJAS LA UNION HACE LA FUERZA OBJETOS QUE CAEN AY!!!!!!! AMBULANCIA O VALLA? ENTRENAMIENTO DEL TRABAJADOR NUEVO

Ing. Luis Chunga Sánchez

4

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

LAS INSPECCION DE EQUIPOS ELÉCTRICOS

La desgracia eléctrica es uno de los peligros más graves que se derivan del uso de equipos eléctricos en mal estado de conservación. Las lesiones que ese peligro causan son bien conocidas por todos, entre las que destacan: quemaduras eléctricas, caídas de altura debidos a la conmoción recibida e incluso la muerte repentina. Estos accidentes podrían evitarse manteniendo un programa de inspecciones regular y metódico. Es responsabilidad del supervisor inculcar en los trabajadores el hábito de inspeccionar el estado de la herramienta y cable cada vez que la vayan a usar, para descubrirles cualquier defecto. A pesar de que se cumpla con el programa, el supervisor deberá inspeccionar personalmente y a menudo estos equipos. Un cortocircuito en el mecanismo interior de una herramienta que careciera de buena puesta a tierra, podría ser de con consecuencias graves. Así mismo, las grietas o conexiones malas en los cables, que dejan al descubierto hilos eléctricos, pueden significar la sentencia de muerte de algún trabajador. El supervisor debe ser consciente de que su negligencia al inspeccionar estos equipos podría acarrear un sinnúmero de lesiones.

Ing. Luis Chunga Sánchez

5

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

PASILLOS Y CORREDORES

A no ser por las estadísticas, dudo que ustedes me creyeran que en los pasillos y corredores son sitios donde suceden accidentes graves. Hablemos, pues, de lo que se ha aprendido de los accidentes en estos lugares. El mayor número es de caídas. Los pisos resbalosos llevan a mucha gente al suelo, lo mismo las cosas las cuales se tropiezan o que se deslizan o ruedan bajo los pies. Los tacos altos hacen caer a mucha gente mujeres. Se han lesionado fuertemente una rodilla o se han torcido un tobillo y, aún, se han quebrado un hueso. Correr por los pasillos o corredores es buscar un accidente. Las escaleras contribuyen, a las caídas. Muchas de las caídas en escaleras se deben a malos hábitos, subir de a dos escalones, bajar corriendo, no usar la baranda, no pisar bi9en los escalones, zapatos de tacón alto etc. No lo olviden una caída en una escalera puede matarlo a una persona o niños. Hay otra clase de accidente en el pasillo. Uno que sucede de vez en cuando es el de irse encima de algo. Parece tonto, pero así es. Es muy fácil distraer nuestra atención cuando vamos caminado. Se mira atrás y luego se tropieza con cualquier cosa.

Ing. Luis Chunga Sánchez

6

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

LA ROPA SUELTA

“Tener un tornillo suelto” quiere decir no andar muy bien de la cabeza. Usar ropa suelta en el trabajo quiere decir que algún tornillo de la cabeza anda suelto por ahí, porque se nos ha olvidado que las máquinas son voraces –en eso se parecen a los animales de presa y si algo flota cerca de ellas, pues dan un mordisco a costillas del incauto que les puso la atención Los griegos y los romanos usaban túnicas de amplios pliegues, pero no sabían ni lo que era maquinaria eléctrica ni. Lo más seguro es que Moctezuma jamás se hubiera subido a un montacargas de horquilla luciendo su más adornado plumajes. ¿Y qué decir de la moda de la barba y las patillas?. A muchos les queda bien, les da apariencia de profeta, o de caballero andante pero... sigamos haciendo un poco más de historia. En la antigüedad –por allá en la época medieval la peor ofensa que un caballero podía hacer a otro era jalarle la barba. Era cuestión de honor. Sería muy triste que, en los tiempos modernos, fuera una máquina la que nos jalara la barba, pero sí haciéndonos una fea cicatriz por el resto de nuestros días. En aquel entonces, el caballero de la barba larga podía emprenderla a espadazos con el agresor. Pero hoy día no podemos darnos las de luchadores con una máquina, porque lo más probable será que o acabemos en el manicomio, o convertidos en papilla, porque nadie –nadie que tenga dos dedos de frentequerrá retar a duelo a una máquina. La ropa de trabajo tiene que ser cómoda pero segura. Y la ropa suelta no es segura. Muy triste sería que, por andar de camisa suelta, se nos dañara la soltura para caminar, todo porque una trituradora nos atrapó desprevenidos y nos dio un abrazo con el cual no contábamos. Señores... para cada ocasión existe la ropa adecuada, y el trabajo no es ocasión par la ropa suelta.

Ing. Luis Chunga Sánchez

7

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

UN ACCIDENTE QUE PUDO EVITARSE

Hace ya dos horas que aguardo, en la sala de espera del hospital, el parte del médico que me informará sobre el estado de Julio, uno de mis más antiguos compañeros de trabajo, quien en esta mañana sufrió un accidente casi increíble: Se había sentado encima de la correa transportadora mientras arreglaba una pieza atascada en la maquinaria a su cargo. Había dejado el interruptor de corriente encima de la correa, de manera que pudiera levantarse, caminar unos pasos, mover el botón y poner a funcionar la correa hacia delante a fin de continuar la operación. Un compañero que pasó por ahí, sin querer, empujó con el pie la cuerda de la electricidad haciendo caer el interruptor de cara contra el piso. El golpe hizo funcionar el mecanismo y, por consiguiente; la correa. El pobre Julio quedó aprisionado entre una de las piezas superiores de la máquina y la correa transportadora en movimiento. Ha llegado el parte del médico y dice así: “Dislocación de la cadera derecha, fractura sencilla de la pierna izquierda”. Julio pasará varios días en el hospital y es casi seguro que su periodo de incapacidad sea bastante largo y... doloroso. Lo primero que haré, mañana por la mañana al llegar a la planta, será recomendar que todos los equipos eléctricos sean firmemente asegurados para evitar que se caigan accidentalmente y que se ponga un aviso que indique claramente cuando haya alguien reparando una maquinaria o equipo.

Ing. Luis Chunga Sánchez

8

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

PARA SUBIR CON SEGURIDAD

Hay una vieja canción, que dice: “Para subir al cielo se necesita de una escalera grande y otra chiquita”. La escalera es quizás uno de los instrumentos más antiguos y más usados por el hombre dentro y fuera del trabajo. ¿Nos hemos detenido a pensar en la cantidad de riesgos que corremos cada vez que ejecutamos la simple y rutinaria tarea de subir y bajar por una escalera?. Acordémonos de usar como se debe a la “chiquita” o sea la del trabajo diario, la cual – en verdad- no puede ser ni demasiado chiquita, ni demasiado grande, sino del tamaño adecuado para la tarea que estemos desempeñando, si es que no queremos acabar prematuramente en el cielo, en el hospital, o ser víctimas de una molesta magulladura o, por lo menos, de un susto. Subiremos fácilmente por la escalera grande la vida si nos acordamos de tres simples reglas cuando subamos o bajemos por la de trabajo: Dar él frente a la escalera; Cualquiera otra posición queda reservada para los acróbatas y payasos de los circos. Tener las manos libres para agarrarse a los escalones, regla observada hasta por los acróbatas más audaces. Usar una bolsa para las herramientas, lo cual nos dará mayor libertad de movimiento, nos ahorrará subidas y bajas inútiles y evitará que se nos caigan los útiles de trabajo.

Ing. Luis Chunga Sánchez

9

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

UNA PROTECCION A MEDIAS, ES LO MISMO QUE NADA

Muchos trabajadores no se dan cuenta que los equipos de protección de nada sirven si no se usan correctamente. Los cinturones de seguridad tienen que ajustarse debidamente; los anteojos sujetarse de manera que no se corran y los respiradores quedar apretados contra la cara para que el usuario no pueda respirar los gases tóxicos. los cascos para evitar los objetos que caen. Insiste en que por mucho que se hable sobre ello, siempre hay alguien que se descuide, sin darse cuenta de las consecuencias que pudiera traerle. Y como prueba de ello, les cuento un caso verdadero: “El trabajo de Daniel Duarte, consistía en sacar ciertas piezas de un rodillo en movimiento. Él había sacado cuatro tubos y se disponía a arrancar de nuevo la máquina. Teniendo en una mano la herramienta que usaba para guiar el material, extendió el cuerpo para alcanzar el mecanismo de arranque. Según arrancaba la máquina se le cayó la herramienta sobre el rodillo en movimiento. La fuerza giratoria del rodillo hizo que saltara golpeándole la frente a Daniel, además de quebrarle los lentes con la punta. Cuando regresó de la enfermería y contento por no haber sufrido lesiones en los ojos, examinó los anteojos que le habían salvado la vista. Entonces pensó en lo que hubiera sucedido si encima el material. él hubiera dejado que se le corrieran los Pero, añade anteojos hasta la punta de la nariz como hacía muchas veces, para ver por Casi se enferma de pensarlo solamente. Gustavito; da gusto verlo ahora en su máquina, con los anteojos bien puestos y muy atento a su trabajo para lograr un buen rendimiento y sin arriesgarse por falta de cuidado en un momento de atolondramiento.*

Ing. Luis Chunga Sánchez

10

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

LA PRUEBA CONVINCENTE

Hoy voy a referirme a la prueba que me convenció definitivamente a que el hecho de que hayamos terminado un trabajo no siempre quiere decir que el peligro ha desaparecido. Así nos tocó aprenderlo a dos compañeros, a mí y a una persona que nada tenía que ver con la tarea que acabábamos de desempeñar. ¡Y qué susto nos llevamos los cuatro!. Eso si que fue aquello que algunos llaman “escaparse por un pelo”; pero nos sirvió de lección, como quien dice, de “prueba convincente”. Dos compañeros y yo acabábamos de terminar un trabajo en el techo de un edificio y estábamos entregados a la tarea de limpieza. Dos de nosotros utilizábamos un sistema de cuerda y balde para bajar las herramientas y el equipo pequeño. El otro levantó dos pedazos de cadena y, sin siquiera dar una ojeada hacia abajo, los arrojó desde el techo. Ninguno se había fijado en que había una puerta justamente debajo de donde habíamos estado trabajando. En el preciso momento en que mi compañero soltó las cadenas, se abrió la puerta y apareció un hombre. marco de la puerta. Las cadenas cayeron al suelo, en el mismo frente de la puerta, ni siquiera a un metro de distancia de donde estaba parado el hombre. Si éste llega a dar un paso o dos, le caen encima las cadenas y, con seguridad, el golpe le hubiera ocasionado graves lesiones. Este incidente nos sirvió de prueba convincente. Jamás uno de nosotros tres arrojará nada al descuido desde un techo, o desde cualquier altura donde nos encontremos trabajando. Algo debe de haberlo distraído porque es el caso que dudó por un instante y, en vez de salir, se quedó parado debajo del

Ing. Luis Chunga Sánchez

11

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

NO USE LOS TACHOS COMO CENICERO

Todo el mundo lo hace, pero eso no lo justifica. En la industria o en la casa, hay ceniceros para ese fin. ¿Cuántos incendios han ocurrido porque alguien echó una colilla en el tacho, sin cerciorarse primero de que estaba apagada? Esto me recuerda, dice Manuel, lo que le sucedió a mi Jefe Ramón García, en una planta del sur donde yo trabajaba. Al llegar al trabajo esa mañana, él colgó su chaqueta en la percha como tenía por costumbre. En ese momento vino a verlo un colega quien casualmente, mientras hablaba, apagó el cigarrillo en la suela del zapato y lo arrojó al cesto de papeles colocado junto a la percha. Cuando ya estaba a punto de irse, alguien llamó a García que lo necesitaban en una de las máquinas saliendo ambos al mismo tiempo. Al poco rato, García regresó a su oficina encontrándola llena de humo. Al parecer la colilla no estaba completamente apagada y había prendido los papeles propagándose las llamas a la chaqueta, más arriba. García echó mano inmediatamente a un extintor apagando las llamas a tiempo de evitar peores consecuencias. La lección le costó la chaqueta, pero él se considera dichoso que no se quedara sin trabajo. Desde entonces, no deja que nadie eche las colillas en el cesto de papeles e insiste en que usen los ceniceros y recipientes que se proveen para ello.

Ing. Luis Chunga Sánchez

12

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

SUGERENCIAS PARA AFICIONADOS

El cordón eléctrico no se zafará del enchufe, ni se pelará y probablemente tampoco creará un cortocircuito, si se sella con caucho plástico después que se hayan apretado los tornillos de los bornes. En tales lugares como un taller donde un fósforo o cigarrillo encendido pudieran ser la causa de incendio, puede hacerse un cenicero extinguidor de llamas invirtiendo una maceta sobre un platillo. Cuando se echa por el agujero del fondo el fósforo encendido, la llama se apaga inmediatamente. Para tener a la mano las navajitas de afeitar de un solo filo y sin peligro de que resulten en cortaduras, pueden conservarse empotrándolas en un bloque de caucho esponjoso. Las cañerías calientes en tales lugares como el sótano de la casa, pueden ser la causa de quemaduras si alguien las toca inadvertidamente. Esto puede evitarse recubriéndolas con aluminio o una pintura roja resistente al calor.

Ing. Luis Chunga Sánchez

13

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

SEGURIDAD EN LA OFICINA

Los accidentes que suceden en la oficina, no son tan graves como los que pueden ocurrir en la planta, aún cuando a veces sus consecuencias se dejan sentir durante mucho tiempo. Las secretarias y empleados de oficina pueden ayudar a eliminar los riesgos de las oficinas. El desorden y falta de limpieza son la causa principal de accidentes en las oficinas. Correr en vez de caminar puede ser la causa de resbalones y caídas. Mire alrededor de la oficina y estudiando la lista que sigue, trate de eliminar el mayor número posible de riesgos: Usar ceniceros de seguridad para las cenizas y cabos de cigarros. La mala costumbre de echarlos en el cesto de papeles ha resultado en muchos incendios. Evitar pellizcos en los dedos cerrando los cajones de los escritorios y archivos. No dejar por el piso cordones de teléfonos o de extensión ya que constituyen un riesgo de traspiés. Si la máquina produce chispas o tiene corriente, debe desconectarse llamándose a alguien que sepa cómo repararla. El carro de la máquina de escribir que sobresalga por un pasillo puede lesionar a cualquiera. Las sillas no son vehículos de transporte para llevar objetos de un lugar a otro. Si alguien sufre lesiones, por leves que parezcan, debe dirigirse a la sección de primeros auxilios a la brevedad posible. Tener cuidado con la presilladora para no presillarse un dedo. Las hojas de afeitar, cuchillas y tijeras, pueden causar cortaduras profundas. Tener cuidado con los bordes afilados de las hojas de papel. Limpiar enseguida todos los derrames para evitar que alguien pueda caerse. Eliminar todos los bordes puntiagudos en los muebles. Tener cuidado con las presillas que pudieran saltar. Abrir los cajones de los archivos uno a uno, para evitar que se caigan. Cerrar los cajones una vez que se haya sacado lo que se necesita. Los tacones de estiletes no son para la oficina. Además, arruinan el piso por resistente que sea.*

Ing. Luis Chunga Sánchez

14

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

SI QUIERES ANDAR CON BUEN PIE, USA ZAPATOS REFORZADOS

El uso de ropa adecuada para el trabajo se ha generalizado bastante. El casco amarillo es simbólico en la industria de construcción, lo mismo que los yelmos entre los soldadores. Pero, hay otros equipos cuyo uso se descuida frecuentemente. hace recordar un caso que Rodrigo nos contó hace unos días: Un amigo suyo, Pedro Echevarría; fue colocado para trabajar principalmente en la oficina. Algunas veces tenía que ir a los talleres, pero él no se preocupaba por usar ropa de protección. cualquier lesión o caída. Por fin se compró los zapatos y al día siguiente, tuvo la oportunidad de comprobar que había hecho la mejor compra de su vida. Alguien lo llamó por teléfono pidiéndole los números de serie de ciertas piezas que se guardaban en el almacén. Cuando llegó al almacén, se encontró con que las piezas que buscaba estaban dentro de unas cajas enormes, apiladas unas sobre otras. Con la ayuda de un gato hidráulico, empezó a mover las cajas, cuando se corrió una de ellas que pesaba unos 450 Kg., cayéndole sobre un pie. El golpe le peló el zapato, pero como tenía la puntera reforzada, no le lesionó el pie. ¡Se sintió tan dichoso de pensar que apenas hacía un día que llevaba los zapatos reforzados y ya le había salvado los pies!. Desde entonces, no se cansa de pregonar las ventajas de protegerse, recomendándole a todos sus compañeros de trabajo que de ser necesario, usen siempre zapatos reforzados en el trabajo.* Un día, su jefe le llamó la atención que debía usar zapatos reforzados, lo mismo que los demás trabajadores, para evitar Y, esto nos

Ing. Luis Chunga Sánchez

15

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

¿QUÉ HACER SI HUELE A GAS...?

El peligro principal no es la asfixia, sino la posibilidad de una explosión.

La

acumulación de gases de escape de aparatos domésticos tales como refrigeradores, puede constituir un peligro grave en espacios encerrados. Una llama, la electricidad estática o hasta encender o apagar un conmutador eléctrico, pueden provocar la explosión. Por eso, si hay olor a gas; la primera medida de prevención es no encender fósforos ni la luz. Enseguida, debe cerrarse la llave principal del gas que está cerca del medidor. La llave maestra, colocada a la entrada de la casa, en el sótano, o en el garaje; debe estar claramente marcada e identificada. Después, deben abrirse las puertas y ventanas para que pueda salir el gas. Y, por último; debe llamarse a la compañía del gas para que haga una inspección.

Ing. Luis Chunga Sánchez

16

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

SI ALGUIEN PIERDE EL CONOCIMIENTO A CAUSA DEL GAS...

Lo más probable es que el gas sea monóxido de carbono, un producto derivado de la combustión de cualquier material –carbón, madera, gas, papel. Es un gas inodoro e incoloro y por eso, la persona generalmente no llega a percibirse de su presencia. En la casa se produce cuando un aparato alimentado a gas funciona deficientemente. Son también asfixiantes los humos de sustancias químicas tales como el tetracloruro de carbono, empleado frecuentemente en la limpieza en seco, y los gases que resultan de los fuegos. Para auxiliar a la víctima, lo que hay que hacer es sacarla del lugar contaminado y llevarla al aire fresco. Si no es posible hacerlo, deben abrirse las puertas y ventanas para que entre aire y cerrase el suministro del gas contaminante. Inmediatamente después, se procederá a administrar respiración artificial a la víctima y se llamará al médico para que la asista.*

Ing. Luis Chunga Sánchez

17

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

SEGURIDAD CONTRA INCENDIOS EN LA COCINA

El jefe de familia debe hacer una inspección regular de prevención de incendios con la ayuda de todos los que vivan en la casa, siguiendo una lista como la siguiente: ¿Se prohíbe estrictamente fumar estando acostado?. ¿Alguien verifica o vacía todos los ceniceros antes de acostarse todas las noches?. ¿Todos los aparatos eléctricos que se usan en la casa llevan el sello de aprobación de los laboratorios de prueba correspondiente?. ¿Se usan en la casa fusibles del tamaño apropiado (15 amperios para alumbrado) en cada circuito de la caja de fusibles?. ¿Están expuestos todos los cordones eléctricos de extensión y no por debajo de alfombras y muebles?. ¿Se toman medidas para que regularmente un experto inspeccione los calentadores de agua?. ¿Se dejan acumular basuras en el sótano, desván, patio o garaje?. ¿Se conserva la pintura en recipientes de metal bien tapados?. ¿Se guarda la gasolina y otros líquidos inflamables en latas de seguridad y fuera del alcance de los niños?. ¿Tiene prohibido el empleo de gasolina, kerosene u otros materiales similares para fines de limpieza?. ¿Saben todos los miembros de la familia cómo dar la señal de alarma en caso de fuego?. ¿Ha planeado el jefe de familia un plan de escape de las distintas partes de su casa en caso de que se produzca un incendio?.

Ing. Luis Chunga Sánchez

18

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

HERMANOS EN LA SEGURIDAD

La proximidad de las tradicionales fiestas de fin de año, es motivo para que en algún momento detengamos la marcha apresurada del diario vivir y recapacitemos sobre lo logrado en el año que está próximo a terminar y lo que nos proponemos realizar en el que pronto se iniciará. Es indudable que muchas son las cosas que nos han quedado por hacer, pero... ¡cuántas son las que hemos hecho que nos han brindado satisfacciones, que han ayudado a los que nos rodean y también a quienes ni siquiera suponemos que pudimos haberles hecho algún bien!. Para los que estamos hermanados en la seguridad, la lucha no es fácil, pero las satisfacciones son grandes. Qué mejor presente podremos encontrar en nuestro árbol de Navidad que el hecho de saber que en el año próximo a terminar, hemos hecho algo por nuestros semejantes, hemos ahorrado sufrimientos a familiar enteras al evitar que el padre se viera envuelto en un accidente. Hemos ganado el reconocimiento de algún compañero de trabajo porque supimos darle un consejo oportuno el cual le evitó una lesión, hemos logrado también beneficios para nuestra compañía al evitar accidentes, lo cual debe llenarlos de orgullo, y la lista de los “logros” podría continuar indefinidamente. Nosotros, desde el Consejo Interamericano de Seguridad, prometemos seguir uniendo nuestros esfuerzos a los de todos los hermanos en la seguridad de Latinoamérica y España para que tanto esta Navidad, como las muchas por venir; sean de Paz y Seguridad.*

Ing. Luis Chunga Sánchez

19

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

LO QUE CONVIENE SABER ACERCA DE LA DERMATITIS

Dermatitis, es el nombre genérico para las inflamaciones de la piel que resultan de una amplia variedad de causas, incluyendo: bacterias, hongos, plantas venenosas, nerviosismo y el contacto con sustancias químicas. En la industria, la que más nos importa es la que proviene del contacto con sustancias químicas. A continuación indicamos algunas reglas para evitar la dermatitis: Evitar que la piel se ponga en contacto con sustancias químicas, especialmente con las que sean nuevas cuyas propiedades no hayan sido bien estudiadas todavía. Aseo personal estricto, significa sobre todo; lavarse bien antes de tocar cualquier alimento y al final del día de trabajo. Si se trabaja con sustancias irritantes conocidas, lavarse bien las partes expuestas (manos, brazos, cara) por lo menos cuatro veces en cada turno de ocho horas. Si accidentalmente le cayera en la piel alguna sustancia Nunca usar química, eliminarla inmediatamente lavándose con agua y jabón. disolventes orgánicos para limpiar la piel. Usar guantes impermeables (de caucho, Neopreno, caucho butílico, etc.); y otras prendas de protección para evitar el contacto de la piel con las sustancias químicas. Pero, hay que cerciorarse de que no se usa ropa de protección contaminada con la misma sustancia de la cual se quiere proteger. periódicamente inflándolos para ver si tienen Los guantes deben examinarse perforaciones. Los guantes

contaminados deben lavarse con agua y jabón antes de volver a usarse para evitar que la sustancia contaminante en los mismos va a tocar la piel. Evitar los derrames de sustancias químicas en el lugar de trabajo, y cuando ocurran, limpiarlos pronta y cuidadosamente. Un buen orden y limpieza es un antídoto contra la dermatitis. Consultar al personal facultativo prontamente si se siente picazón después de haber tenido contacto con sustancias químicas.*

Ing. Luis Chunga Sánchez

20

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

ANECDOTAS... MANUEL NOS NARRA: INSPECCIONAR EL EQUIPO ANTES DE USARLO

Manuel está de vacaciones otra vez y ha aprovechado la oportunidad para visitar a sus antiguos amigos colombianos que ahora viven en la ciudad de Tampa en la Florida. Y de allá nos envía otra de sus experiencias relacionadas con la seguridad. Su amigo Juan Cardona quería poner una antena de televisión en el tejado de su casa. Se acordó que en el garaje había una escalera larga que había dejado el dueño anterior. La escalera tenía varios parches con cinta de empalmes de electricidad, pero Juan no les prestó la menor atención porque estaba ansioso de colocar la antena para ver mejor el juego de fútbol que estaba anunciado para ese día. Colocó la escalera contra la pared y con las herramientas que iba a necesitar para la instalación, se subió al tejado. Allí las dejó para bajar y recoger la antena. Puso un pie en la escalera y con eso se desplomó la escalera. Por suerte, él cayó de pie y lo que más sufrió fue su orgullo por haberse dado cuenta demasiado tarde del error que había cometido. Mohino y todavía nervioso por la experiencia, tuvo que irse a casa de un vecino para pedirle que le prestara una escalera segura y terminar la instalación. Ahora, él es el primero en recomendar que antes de usar cualquier equipo, la persona debe examinarlo bien para cerciorarse de que está en buenas condiciones y no constituye un peligro.*

Ing. Luis Chunga Sánchez

21

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

LA LLUVIA PUEDE SER TRAICIONERA

No poca ha sido nuestra sorpresa, cuando al abrir la carta de Oscar nos encontramos con que el relato que nos enviaba tenía por protagonista al propio Oscar. Así nos dice su carta: “La otra noche no podía dormir y me puse a recordar el pasado, incidentes que me ocurrieron en mi juventud volvían a mi memoria y de pronto recordé algo que me sucedió hace 30 años. volvía a recordarlo claramente”. “Era un día de invierno y estaba lloviendo muy fuertemente. Yo iba Lo había olvidado completamente y ahora

conduciendo mi viejo automóvil por un camino rural y era tan intensa la lluvia que caía que me era imposible ver la carretera a través del parabrisas. Para poderme orientar miraba por la ventanilla, aunque lo único que lograba era ver para el costado, pero nada hacia el frente”. “Como sabía que me estaba acercando al cruce con una carretera principal, decidí detener el vehículo al borde del camino para poder limpiar los cristales”. “Me detuve y salí del automóvil. Mi desorientación era total, ¿Dónde estaba?, no veía la carretera que debería estar a sólo unos pies de distancia. ¡Cuál no sería mi sorpresa cuando me di cuenta que estaba 30 m. detrás de mí!. Había pasado la luz y cruzado la carretera sin darme cuenta; la temperatura estaba muy baja pero yo empecé a sudar de solo pensar que el tráfico de doble vía de esa carretera no se detiene en la intersección y que yo acababa de cruzarla sin siquiera saberlo. “Como la suerte no se puede estirar, a partir de ese momento me hice el propósito de nunca más conducir cuando la visibilidad no es buena. impuse esta regla: Si no puedo ver, no puedo mover el automóvil”. * Y me

Ing. Luis Chunga Sánchez

22

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

ANECDOTAS... PERCY NOS CUENTA: LA IMPACIENCIA, PUEDE OCASIONAR DIFICULTADES

La impaciencia, dice Percy; puede tener malas consecuencias. A veces uno se impacienta porque se le hace tarde y para compensar por la demora, se arriesga olvidándose de tomar las precauciones debidas. Percy nos cuenta lo que le pasó a un conocido suyo. Este ingeniero se había quedado en su oficina unos minutos más que de costumbre cuando de súbito se recordó que le había prometido a su esposa llegar temprano porque ella esperaba invitados. Salió precipitadamente conduciendo su automóvil a la mayor velocidad que le permitieran los reglamentos de tránsito. No tuvo dificultades hasta que encontró una luz roja en un cruce de ferrocarril sin tranqueras. Había un automóvil parado y él se colocó detrás. A una distancia de unos 45 m se veía un tren parado. Pasaron 10 minutos sin que cambiara la situación, impacientando más al ingeniero. Sin pensarlo más, decidió pasar al automóvil que tenía delante y cruzar la vía. En el momento que empezaba a cruzar la vía se horrorizó al ver que otro tren se aproximaba rápidamente por la vía en dirección contraria. Aceleró lo más que pudo y el hecho de que saliera con vida no bastó para calmarlo hasta mucho después de haber llegado a la casa. El ingeniero aprendió la lección y ahora es el primero en recomendarle a los demás que mientras más impaciente esté uno, debe seguir más atentamente las reglas de precaución aplicables al caso. *

Ing. Luis Chunga Sánchez

23

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

CURSO TALLER CONCENTRADOR ¿QUÉ ESPERA USTED DE LA VIDA?

Si le preguntara a cada uno de ustedes, “¿Qué esperan de la vida?; recibiría tantas contestaciones diferentes como a personas se les preguntara. Algunos pedirían un auto nuevo; a algún otro le gustaría encontrar otra novia; uno desearía que se le pasara el dolor de muelas; y a un cuarto tener suficiente dinero para comprar ropa nueva. Sucede lo mismo con las cosas que no desearíamos nos pasaran. quisiéramos que nos mataran y no quisiéramos perder nuestros amigos. qué decir, cómo nos pondríamos si perdiéramos una suma grande dinero. La lista de lo que deseamos y no queremos, puede ser interminable. Pero si clasificamos los “quiero” y “no quiero” de esa lista, podríamos ordenarlos en clases o grupos. El siguiente ejemplo ilustrará lo que acabamos de decir: el encargado del transporte de materiales en un ferrocarril tiene varios vagones de diferentes clases. El cargamento de cada vagón es diferente. El los agrupa en su mente. Hay varios vagones frigoríficos. Algunos están cargados con carnes, otros, con vegetales, y así sucesivamente. Pero lo importante es que el encargado sabe que toda esa carga tiene algo en común -son alimentos que se pueden echar a perder-. Así es que él planea para que salgan pronto. También hay muchos vagones cerrados. Algunos están llenos con cristalería y televisores. Todos estos son objetos que se rompen con facilidad, y los Debemos empleados tienen que tener un enorme cuidado al moverlos. Lo mismo sucede con las cosas que queremos y no queremos. considerarlas en clases o grupos. No El

solo pensar que nuestros hijos pudieran pasar hambre nos preocuparía y ni

Ing. Luis Chunga Sánchez

24

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

Lo que queremos hacer en estas charlas es hablar sobre lo que deseamos y no deseamos. Y trataremos de analizar cómo la seguridad aumenta nuestras de conseguir lo que queremos mientras los accidentes probabilidades

aumentan los de conseguir lo que no queremos. Si en el departamento de la planta en la cual trabaja, no ocurre un accidente durante estas charlas, creemos que tendrá una buena oportunidad de tener lo que espera de la vida. esperaban. Resumiendo, sabemos que si actuamos bien, ganamos. lo que deseamos. Si actuamos incorrectamente, y alguien se lesiona, lo sentiríamos como un golpe. En parte, es una cuestión de vida y salud, pero significa mucho más. La seguridad representa más dinero y satisfacciones, mientras los accidentes representan pesares y dolores. La seguridad puede significar felicidad; accidentes, miedo. Y así sucesivamente. Los accidentes pueden destruir unas vacaciones o un romance. La seguridad puede darle a un individuo confianza en sí mismo y tranquilidad. Parece que esta charla está encaminada a vender algo, ¿verdad?. Es cierto, es una charla para vender algo. Y es un producto que nos gusta vender, SEGURIDAD. Este es un producto que no le costará un centavo y es el mejor producto que se puede comprar en el trabajo. Dé un paso adelante y déjeme venderle algo que lo ayude a mantenerse sano, feliz, próspero, popular, seguro de usted mismo y lo haga sentirse bien. Y si no es suficiente, recuerde que la seguridad es un producto que también lo mantendrá vivo, mientras que los accidentes lo pueden matar. Y recuerde, que la vida que salva puede ser la suya. * El actuar con seguridad significa actuar bien, en consecuencia ganaremos y tendremos todo Si hay un accidente, muchos van a tener lo que no

Ing. Luis Chunga Sánchez

25

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

EL ARTE DE SABER APILAR

¿Ha pensado usted alguna vez en el tiempo que dedicamos a apilar cosas y materiales para irlos sacando después según los necesitemos?. Y, cuando no los apilamos bien, se riega todo por el suelo creándonos muchos problemas y no hablemos de las lesiones o daños que puede ocasionarnos. Supongamos que colocamos los materiales sin orden ni concierto. Ponemos las cosas grandes arriba y las piezas pequeñas debajo o sobresaliendo. Muy bien, quizás se sostenga la carga y no suceda nada. Es muy fácil hacerlo así, sin ton ni son. Por supuesto, mientras apilamos de esta manera a veces se caen algunas piezas y tenemos que recogerlas dos y tres veces, pero si nos preocupa eso, lo haremos así aunque la pila luzca bastante desorganizada después que hayamos colocado todos los materiales. Pero, ¿qué sucede entonces?, cuando menos lo esperamos y quizás estando a sólo dos pasos de la misma, se rueda la pila y todos los materiales se riegan por el suelo y pobre de nosotros si no escabullimos el cuerpo a tiempo. ¡Y no digamos nada del incauto que por casualidad pasara por ahí en ese momento!. Pensemos en algo más, ¿qué sucedería si alguien quisiera algo en particular entre los materiales que forman la pila?. Empieza a halar por aquí y a levantar por allá y zas, la pila se viene abajo... sobre él. Y no es para reírse, tengo la seguridad que no le parecería así, si usted fuera la víctima. Existe otra manera equivocada de apilar materiales –dejando que algunos sobresalgan en el pasillo para que alguien tropiece y se caiga o tumbe la pila. Por supuesto, no existe una regla exacta para apilar correctamente. La pila es diferente según los materiales que se apilen. Las cajas de cartón y los barriles se apilan en forma distinta. Por eso, todos debemos aprender cuál es la forma correcta de apilarlo y hacerlo así todas las veces.

Ing. Luis Chunga Sánchez

26

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

No obstante, podemos darles algunos consejos que se aplican a todas las pilas: Primero.- Atravesar las camadas de materiales siempre que se pueda. Esta forma de apilar se aplica a cajas de cartón, barriles, pipotes y otros muchos recipientes de forma regular. Segundo.- Cerciorarse de que la pila descansa sobre una base firme. Tercero.- Colocar abajo los objetos más pesados. Los objetos más pesados nunca deben colocarse sobre los más livianos. Si se tropieza con dificultades –si la pila empieza tambalearse, o se inclina demasiado, o las piezas están tan enmarañadas que resultaría difícil sacarlas después sin tumbar la pila, tómese el tiempo para rehacer la pila, ordenando mejor los materiales. No lo posponga. No abandone la pila, ni siquiera por un momento. Ajústela en ese mismo momento. Si los materiales están mal apilados es un peligro y hay que ponerle remedio enseguida, antes de que se caiga y lesione o mate a alguien. Lo que me interesa fundamentalmente es la prevención de accidentes y por eso insisto en una buena práctica para apilar materiales. Pero, una buena pila contribuye a la eficiencia de la planta. empujar o levantar. Por lo tanto, para facilitar el trabajo, deben seguirse las reglas siguientes: Apilar las cosas en el lugar que corresponde y no dejar que sobresalgan por los pasillos o lugares de trabajo. Seguir las reglas de amontonamiento ordenado de acuerdo con los materiales que se apilan. Nunca dejar una pila que tenga inclinación o se tambalee. Eliminar sin demora esta posibilidad de accidentes. Hacer pilas nítidas para que las piezas que estén más altas puedan quitarse fácilmente sin tener que halar las que estén debajo. * Facilita la obtención de lo que se necesita en el momento que se quiere y con el mínimo de esfuerzo en halar,

Ing. Luis Chunga Sánchez

27

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

LA MEJOR SEGURIDAD

Cuando se decidió en EE.UU. implantar un programa de ayuda a las personas que pasan de 65 años de edad, se le dio el nombre “Seguro Social”. La seguridad está en proveer cierta cantidad de dinero o renta a las personas que llegan a cierta edad como un medio de combatir la pobreza en que pudiera encontrarse una persona al hacérsele más difícil trabajar. Para obtener los fondos necesarios, todos los meses se le descuenta a trabajadores lo mismo que a Jefes, cierta parte del salario o jornal. Nosotros pagamos por esta seguridad cuyos beneficios devengaremos al cabo de tantos años. Es un sacrificio -todos podríamos usar este dinero para muchas cosas que necesitamos, pero vale la pena por la garantía que representa recibir una entrada cuando nos resulte más difícil trabajar y ganarnos el sustento. seguridad para el futuro. Ahora quiero hablar de otra seguridad más inmediata. La seguridad contra una muerte inesperada, contra el dolor y contra las lesiones incapacitantes. Usted puede disfrutar de esta seguridad sin tener que pagar nada. Su inversión en esta seguridad se limita a aprender correctamente todas las veces. Por supuesto, hay quienes no creen en esta seguridad. Para estas personas no vale la pena asegurarse. Apostarían hasta la camisa que llevan con el Algunos incentivo de ganar más e igualmente arriesgan su vida por ahorrarse unos minutos de tiempo cruzando la calle en momentos de peligro. invierten su dinero en negocios que tienen muy pocas posibilidades de éxito solamente porque un hombre con mucha labia y pocos escrúpulos les pintó un cuadro maravilloso. está funcionando. Otros se creen muy listos y aceitan la máquina cuando el trabajo y a hacerlo Es

Ing. Luis Chunga Sánchez

28

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

Mi opinión es que el hombre que arriesga su dinero haciendo apuestas descabelladas en las carreras de caballos o trata de ganarle a los charlatanes con la misma jugada es realmente un mal jugador. Pero, el que arriesga su vida o un brazo para ahorrarse unos segundos de tiempo es un jugador tan desaforado que a su lado los que apuestan y piden dinero son tan juiciosos como los administradores de bancos. Si quiero apostar a los caballos, lo más que puedo perder es el salario de una semana, que es todo el dinero que podría tener en el bolsillo. Pero, cuando arriesgo mi vida, estoy usando el salario de todas las semanas que me pagaría la empresa hasta retirarme. Y, bien pensado, hasta en las inversiones más descabelladas existe una posibilidad aunque sea mínima y remota de ganar y recuperar lo invertido con interés. Pero, cuando se arriesga la vida, puede perderse todo en una jugada. ahorrarse un poquito de trabajo. Estos juegos en el trabajo son desastrosos, pero fuera de la planta es una invitación al suicidio. Siquiera en el taller hay algunos dispositivos de seguridad, pero en la calle, no hay resguardos que protejan si el jugador empedernido tiene que ganarle a un camión, o no huye a tiempo del vehículo que se le viene encima. Si para usted el peligro es un incentivo y quiere seguir arriesgándose, no lo haga con su vida, use el dinero. Apueste a que ganará su equipo favorito en los juegos de balompié o en la pelota. Apueste 20 a 1 o hasta 100 a 1, si es que quiere arriesgarse más. Y si pierde, ¿qué?, es sólo dinero. uso de sus facultades y miembros. Quizá después le haga falta, pero podrá Usted está vivo y en pleno Esa es su seguridad... con ella está en buscar otras formas de compensar esa pérdida. En esta apuesta, el jugador arriesga todo lo que tiene con la esperanza de ganar apenas tres minutos o

condiciones de obtener todo lo que desea para usted mismo o su familia. *

Ing. Luis Chunga Sánchez

29

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

¡SALUD Y SOLES!

La salud es quizás el don más preciado para cualquiera porque sin ella no podemos disfrutar de nada. El hombre más rico del mundo con un contingente de personas a su alrededor dispuestas a satisfacer su menor capricho, se sentirá desdichado si no tiene buena salud. Y pensar que muchos de nosotros no nos damos cuenta del valor de lo que tenemos. Nunca hemos tenido una enfermedad grave en la vida. Jamás tenemos que ir al médico por un trastorno grave. importancia, es algo a que estamos acostumbrados. Quizás sería conveniente que de cuando en cuando fuéramos a un hospital y viéramos lo mucho que sufren otras personas por no disfrutar de buena salud, los postrados en cama, los que se mueven lentamente con la ayuda de muletas o en un sillón de ruedas. Una visita al hospital no nos producirá alegría, pero serviría para que apreciáramos en todo su valor las consecuencias que resultan de tener un cuerpo que no funciona bien o está incapacitado a causa de enfermedades o lesiones. Una buena salud es el resultado de muchas cosas: suficiente descanso, comidas nutritivas, moderación en las cantidades que se ingieren, ejercicios y protección contra las enfermedades que padecen otros. Cuando se presenta atención a estos factores, se disfruta de buena salud. Pero de qué vale mantener una buena salud si nos exponemos a un accidente que en unos segundos puede destruir este esfuerzo de muchos años sin que podamos remediar el mal que súbitamente cambia el curso de nuestras vidas. Y, no importa que usted haya tomado regularmente año tras año tales y cuales vitaminas si al aceitar la máquina estando en movimiento pierde varios dedos o la mano. De nada le servirá una buena musculatura si se para delante de un camión que avanza a gran velocidad. Hasta los campeones de boxeo saben Por eso, no le damos

Ing. Luis Chunga Sánchez

30

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

que si tratan de levantar pesos con la espalda en vez de con los músculos de las piernas, dejarían de ser boxeadores para unirse a la legión de los tullidos. Aunque se tenga buena salud, no es garantía de que la persona no se vaya a enfermar a causa de una infección si cuando sufre una cortadura “insignificante” no va a la enfermería para que se la curen. Si usted quiere mantener su buena salud, no basta con tomar vitaminas, dormir bastante, comer alimentos nutritivos y con moderación. disfrutar de todas las cosas buenas que ofrece la vida. Por eso, cuando en el trabajo el supervisor le diga que debe ponerse ciertos equipos de protección, piense que lo hace por su propio bien. El supervisor le está protegiendo su salud, su mayor tesoro, contra complicaciones que quizás lo incapaciten para siempre. Disfrute de buena salud, cuídese, protéjase contra accidentes que acabarían con su salud más rápidamente que cualquier enfermedad. * Necesita precaverse contra todo lo que pudiera alterar ese estado ideal que le permite

Ing. Luis Chunga Sánchez

31

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

SU ACTITUD ES SU PROTECCIÓN

En cualquier cosa que se haga se necesita una buena actitud para que salga bien. Esto se aplica al trabajo, a la casa o a las relaciones sociales. La actitud que uno tome determina su curso de acción. Las actitudes pueden positivas y ser malas, decididas, indiferentes, seguras o inseguras. Hay tantas actitudes como temperamentos, pero pueden resumirse en dos grupos: negativas. Quien tiene una actitud positiva, trata de aprender cuando le

enseñan, sigue las instrucciones porque se da cuenta que es para su propio bien y no duda que si le llaman la atención es para ayudarlo a perfeccionarse. Una persona de actitud negativa cree que nada vale la pena, si lo corrigen en algo, estima que es animosidad contra él. En seguridad, hay que tener una actitud positiva. Hay que estar convencido de que las medidas de prevención de accidentes son necesarias y de eficacia comprobada. que parezcan. Los de actitud negativa se encogen de hombros y dicen: “es cuestión de suerte y cuando a uno le llega el turno no hay quien lo salve”. Por eso se despreocupan y si el supervisor no está por los alrededores dejan de protegerse. Por supuesto, si sufren un accidente, dicen “ese era mi destino”. Otros se jactan de que tal cosa no puede sucederles a ellos. O creen que el exceso de precaución es para los timoratos, no para los “hombres” y que las reglas de protección sirven solamente para justificar el trabajo de algunas personas. De todos modos, la actitud de estas personas es peligrosa porque no sólo ponen en peligro su propia vida sino la de otros. Quizás estas personas no Esa actitud positiva nos lleva a usar equipos o ropa de protección personal cada vez que hacemos ciertos trabajos por insignificantes sigue las instrucciones si lo obligan, pero siempre poniendo el menor empeño posible y

Ing. Luis Chunga Sánchez

32

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

sepan que las reglas se han creado precisamente porque ha habido accidente y se requiere evitar una repetición. ¿Es que corriendo el riesgo, quien pasa por alto las leyes de seguridad demuestra ser más listo, más dichoso o más hombre?. No. La vida no es un juego de azar o una ruleta rusa. ¿Qué se gana con la temeridad si tal acto puede resultar en sufrimientos y hasta en incapacidad para toda la vida?. ¿Y, qué me dice de los que se quedan atrás, las esposas, madres, hijos?. La persona que tiene una buena actitud de seguridad considera siempre a los demás. Antes de arrancar una máquina, se cerciora que nadie trabaja en ella. No deja materiales por dondequiera. El descuidado deja las cosas donde le da la gana, sin importarle en lo más mínimo si crea un riesgo para él u otra persona. La mejor manera de fomentar una actitud de seguridad en el trabajo es tratar de conocer todos los detalles de las operaciones. Instintivamente, la persona se dará cuenta de cuáles son los puntos de peligro y los corregirá. pueden cambiarse porque realmente no hay quien quiera accidentes. El trabajador que tenga problemas en el trabajo, debe discutirlos con su supervisor. Él lo ayudará a comprenderlos mejor; le explicará el por qué y el cómo de su trabajo para que lo entienda mejor y tenga la actitud de seguridad que necesita para estar bien protegido. Una buena actitud es imitada. Dar el ejemplo para que otros lo imiten. Y en cuanto a los recalcitrantes, no hay que descorazonarse, las actitudes pueden cambiar y con el tiempo ya se verá si el esfuerzo ha sido en vano. * Las actitudes no se heredan, se van formando por el ambiente y por ese motivo

Ing. Luis Chunga Sánchez

33

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

ATENCION A LAS ADVERTENCIAS

Si miramos a nuestro alrededor, en la calle, el trabajo, o en cualquier lugar donde se reúna un conglomerado humano, notaremos que estamos rodeados de advertencias –por lo general bajo la forma de carteles de diferentes tamaños, tipos, estilos y colores- puestas ante nuestros ojos, no para mortificarnos o atiborrados con órdenes caprichosas, sino para beneficio de nuestra propia protección y/o la de otros. Un cartel que diga LOS RESGUARDOS EN SU LUGAR, es una advertencia constante, cuya única intención es recordarnos la serie de desgracias que ocurrirían si olvidáramos que los resguardos son instrumentos inventados especialmente para evitar que perdamos un dedo, una mano, o la vida, mientras operamos la maquinaria a nuestro cargo. En cuanto al cartel, NO ALIMENTE A LOS ANIMALES, que seguramente encontraremos junto a la jaula del oso en el zoológico... En ese caso, tenemos que pensar en la mano o dedo que puede almorzársenos la fiera junto con la golosina que le ofrecemos, así como también en el bienestar del oso que está detrás de los barrotes, el cual puede enfermar o morir por exceso de alimentación o por culpa de un bocado inadecuado. No debemos pasar por alto las advertencias que nos rodean sino, por el contrario, tenerlas muy en cuenta, sobre todo dentro de la planta, donde a cada paso un cartel nos está diciendo –de distintas maneras- que tengamos CUIDADO para que todos gocemos de SEGURIDAD en el trabajo.*

Ing. Luis Chunga Sánchez

34

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

ANECDOTAS... LUIS NOS DICE: ¡Y... YO FUI EL AGUAFIESTAS!

Quiero pasar estas Navidades en forma muy distinta a la del año pasado. Otro riesgo como el que corrí y otro susto como el que le di a mi familia; no volveré a vivir en toda mi vida, ya que ahora he experimentado, en carne propia, las consecuencias de no prestar atención a los accidentes menores. Mi esposa –que es un verdadero genio del arte culinario- estaba atareadísima, preparando una de sus maravillas gastronómicas para la cena de Nochebuena. Y yo –que soy de lo más comedido, aparte de que me encanta probar y aprobar lo que mi mujer cocina, especialmente si se trata del relleno de pavome ofrecí como voluntario para abrir una lata de condimentos. ¡Qué marido más considerado!, ¿Verdad?. Embriagado por el olorcillo que salía del horno, donde se asaba la torta más exquisita del mundo, no puse mucho cuidado a lo que estaba haciendo. Al abrir la lata me hice una cortadura insignificante que, si bien sangró un poco, no me causó dolor alguno. Talvéz por eso la eché al olvido. El 24 de Diciembre amanecí con escalofríos y algo de fiebre. ¡Vaya mala suerte! –me dije- ¡pescar un catarro, justamente en Navidad!. No me acordé de la cortadura hasta la noche, cuando noté que tenía el brazo hinchado y cruzado de una especie de venitas rojas. El doctor de la sala de emergencias que me examinó –no pude localizar a nuestro médico de familia, quien estaba de vacaciones- me dijo algo que me dejó aterrado: “...si hubiera esperado un poco más para recibir tratamiento médico, habría podido perder el brazo y posiblemente la vida...”. ¡no arruinen el trabajo con un descuido como el que acabo de relatarles!.*

Ing. Luis Chunga Sánchez

35

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

ANECDOTAS... JOSE NOS CUENTA: MALES BUSCADOS

Cada vez me convenzo más del mal que nos hacemos al correr riesgos inútiles, o porque creemos que podemos evadir el peligro mientras desempeñamos un trabajo, o porque nos confiamos a la buena suerte, o por pereza, o por simple descuido. Hoy quiero relatarles lo que me pasó el día en que fui víctima de uno de esos “males buscados”, por haber sido más confiado de lo prudente mientras realizaba una labor casera. Había decidido pintar mi casa de arriba abajo. una escalera de cuatro metros de altura. El trabajo marchaba divinamente. Ya iba por el alero del techo, para lo cual me estaba sirviendo de Para alcanzar hasta donde quería pintar, tenía que mantener la escalera bien pegada a la pared, casi en posición vertical. Cuando llegué al último escalón sentí que la escalera se me iba para atrás, pero volví a ponerla en su lugar empujándola con el cuerpo. Repetí la operación varias veces hasta que en una de esas perdí el balance, me resbalé y me vine abajo. ¿Resultado?, me lastimé la espalda, lo cual me tuvo dolorido por varias semanas. Así fue como me tocó aprender que la distancia entre la base de la escalera y la pared debe ser de un cuarto de la distancia entre ésta y la parte superior. Y si aún así no podemos alcanzar hasta donde queremos, en vez de estirarnos, más vale que nos busquemos una escalera más larga.*

Ing. Luis Chunga Sánchez

36

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

HUYALE A LA ROPA SUELTA

En algunos países hispano, “tener un tornillo suelto” quiere decir no andar muy bien de la cabeza. Usar ropa suelta en el trabajo quiere decir que algún tornillo de la cabeza anda suelto por ahí, porque se nos ha olvidado que las máquinas son voraces –en eso se parecen a los animales de presa y si algo flota cerca de ellas, pues dan un zarpazo o mordisco a costillas del incauto que les puso la tentaciónLos griegos y los romanos usaban túnicas de amplios pliegues, pero no sabían ni lo que era maquinaria eléctrica ni “punto de pellizco”. Lo más seguro es que Moctezuma jamás se hubiera subido a un montacargas de horquilla luciendo su más adornado plumajes. ¿Y qué decir de la moda de la barba y las patillas?. A muchos les queda bien, les da apariencia de profeta, o de caballero andante pero... sigamos haciendo un poco más de historia: En la antigüedad –por allá en el medioevo- la peor ofensa que un caballero podía hacer a otro era mesarle la barba. Era cuestión de honor. Sería muy triste que, en los tiempos modernos, fuera una máquina la que nos mesara la barba, no por cuestión de honor, pero sí haciéndonos una fea cicatriz por el resto de nuestros días. En aquel entonces, el caballero de la barba mesada podía emprenderla a espadazos con el agresor. Pero hoy día no podemos dárnoslas de espadachines con una máquina, porque lo más probable será que o acabemos en el manicomio, o convertidos en papilla, porque nadie –nadie que tenga dos dedos de frente- querrá retar a duelo a una máquina. La ropa de trabajo tiene que ser cómoda pero segura. Y la ropa suelta no es segura. Muy triste sería que, por andar de camisa suelta, se nos dañara la soltura para caminar, todo porque una trituradora nos atrapó desprevenidos y nos dio un abrazo con el cual no contábamos. Señores... para cada ocasión existe la ropa adecuada, y el trabajo no es ocasión par la ropa suelta.*

Ing. Luis Chunga Sánchez

37

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

MEDIDAS PREVENTIVAS EN TRABAJO DE COMPUTADOR

Cuando digite mantenga una posición frente a la pantalla, teclado y documento, usando en lo posible ropa holgada y zapatos con taco bajo. Utilice una silla que cuente con un sistema regulador de respaldo y altura. Debe ser giratoria, con ruedas y cinco patas. Regule la silla, mesa y pantalla de acuerdo con sus medidas, de manera que adopte una postura recta de la columna y las piernas a 45 grados. Utilice un reposapiés para evitar la hinchazón de las piernas. Cuando digite no incline la cabeza hacia delante, así evitara el dolor de cuello. Al digitar mantener los brazos en forma vertical y los antebrazos ligeramente inclinados hacia abajo para favorecer la circulación sanguínea. Utilice apoya-manos para reducir la fatiga muscular. Si la mesa no cuenta con este elemento, improvise alguno (almohadillas). Para evitar la fatiga ocular se recomienda ubicar el documento a un costado y a la misma distancia entre ojo y la pantalla. Un atril facilitaría este objetivo. El borde superior de la pantalla y atril debe quedar a la altura de la nariz, de modo que el ángulo de inclinación de la mirada sea entre 5 y10 grados hacia abajo. Elimine reflejos de la luz en la pantalla ubicándose en forma paralela respecto a la ventana y la iluminación artificial. Efectúe pausas durante su jornada de trabajo a fin de prevenir fatiga precoz de los músculos ; durante ellas, camine y realice ejercicios, Mantenga la pantalla limpia y regule los caracteres de en la pantalla. Realice control visual una vez al año.

Ing. Luis Chunga Sánchez

38

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

EL VIAJE A LA ALTURA

En la altura, el porcentaje de oxigeno en la atmósfera no se modifica, se mantiene como a nivel del mar, pero al disminuir la presión barométrica, también disminuye la presión de oxigeno ambiental (hipoxia).Este fenómeno físico trae como consecuencia que la cantidad de moléculas de oxigeno por cada volumen de aire inspirado sea menor en la altura que a nivel del mar. Ante esta situación, el organismo desarrolla mecanismos de aclimatación que pone en juego a la mayoría de sus sistemas: respiratorio, circulatorio, sanguíneo, renal, y nervioso. Los mecanismos fisiológicos desarrollados tienden a normalizar la cantidad de oxigeno en los tejidos. Para asegura una actividad normal, hace falta ante todo asegura un aporte adecuado de oxigeno. Los sensores de la cantidad de oxigeno que entre a la sangre son los quimeorreceptores periféricos, que reaccionan rápidamente ante los cambios de presión de oxigeno en la sangre arterial e informan a los centros nerviosos que controlan la respiración y el ritmo cardiaco. Como resultado de esta información se observa un aumento progresivo de la ventilación en le curso de los primeros días en la altura ( 3 a 5 días) ; se trata de la aclimatación ventilatoria. Las concentraciones en la sangre de noradrenalina y de adrenalina aumentan. Esto tras como consecuencia un aumento de la frecuencia cardiaca, tanto en reposo como en ejercicio. Si la exposición a la altura es lo suficientemente prolongada, las primeras estrategias adaptativas, dadas por ajustes respiratorios y cardiovasculares, van dando lugar a mecanismos menos costosos, se trata esencialmente de una producción aumentada de glóbulos rojos que mejora la capacidad de transporte de oxigeno del ambiente hacia los tejidos.

Ing. Luis Chunga Sánchez

39

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

Las reacciones adaptativas a la altura pueden provocar algunos trastornos, ya sea por exceso o por defecto de funcionamiento de los mecanismos implicados en la aclimatación a la altura. Estos trastornos pueden y deben evitarse cumpliendo con las recomendaciones que se indica él medico. El tiempo y la calidad de la aclimatación varia según cada individuo; no depende de entrenamiento previo , ni del numero de veces que se permaneció en el pasado en la altura. Si se debe viajar a altura mayores de 3,500 mts. Y permanecer en ellas, sé absolutamente necesario evitar la aparición de 2 patología excepcional, pero muy grave que pueden ser producidas por la altura, el edema pulmonar y el edema cerebral, estas dos condiciones son susceptibles de desarrollar en personas intolerantes a la altura, primordialmente durante la primera semana, pero pueden ser evitadas conociendo sus sintamos iniciales y previniendo su desarrollo máximo.

UNIVERSIDAD CAYETANO HEREDIA

Ing. Luis Chunga Sánchez

40

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

ROPAS PROTECTORAS

Hoy quiero hablar sobre la ropa protectora y los equipos que se diseñan para nuestro uso personal. Empezaré por decirles que el no usarlos, o el abusar de ellos, es una de las razones por las que los trabajadores siguen sufriendo toda clase de lesiones que podrían evitarse sencillamente siguiendo unas reglas básicas. Aunque no podemos decir que estos accidentes son totalmente debido al descuido, esta afirmación no está muy lejos de la verdad. En la obra diariamente nos enfrentamos a muchos peligros y sin embargo no usamos la ropa adecuada para protegernos. Todos ustedes conocen su trabajo y lo que necesitan para protegerse en el desempeño del mismo. Todos saben que trabajar donde hay partículas voladoras es necesario protegerse con anteojos protectores. Donde se maneja objetos pesados es necesario llevar zapatos con punteras de acero. Un soldador eléctrico tiene que llevar un casco equipado con vidrio oscuro para proteger sus ojos de las chispas. Supongamos que hiciéramos un inventario de todas las protecciones que habitualmente llevan los trabajadores que realmente la necesitan. ¿Cuántos de ustedes pensarían que esa ropa protectora es peligrosa?. Seguramente ninguno, y en cambio muchos de ustedes actúan como si así lo fuera, y trabajan sin valerse de la protección que ofrecen. Los anteojos son una parte muy importante. El hecho de que no les insista continuamente en que los usen no significa que los olviden. Simplemente lo hago porque no quiero estar encima de ustedes continuamente y quiero dejarles su propia iniciativa. Quiero pedirles que cada uno de ustedes piense detenidamente sobre los riesgos a los que se exponen diariamente.

Ing. Luis Chunga Sánchez

41

CHARLAS DIARIAS DE 5 MINUTOS Departamento de Seguridad y Medio Ambiente

PROTECCION PERSONAL 1

Siempre se ha dicho que el ser humano aprende “a golpes”. Los niños aprenden a caminar cayéndose y golpeá