Leer Ensayo Completo Como Construir Un Mariposario

Como Construir Un Mariposario

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.207.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Jillian 15 junio 2011

Palabras: 1954 | Páginas: 8

...

y la ganadería, provocan un retroceso en el número de plantas florales y también en las posibilidades de reproducción y alimentación de las mariposas.

Ellas son indicadoras del estado del ambiente y cumplen un importante rol ecológico como polinizadoras, ya que en este campo son protagonistas fundamentales en el proceso de multiplicación de las plantas y desde el jardín suburbano se puede favorecer la supervivencia de las especies regionales.

Las mariposas pertenecen al Orden de los LEPIDOPTEROS, las cuales sorprenden, traen alegría y asombro con sus bellos colores. Quienes frecuentan un mariposario se deleitarán siguiendo su vuelo u observándolas cuando se posan.

Como polinizadoras son protagonistas fundamentales en el proceso de multiplicación de las plantas y desde el jardín suburbano se puede favorecer la supervivencia de las especies regionales.

Tiene una metamorfosis de HUEVO, LARVA, PUPA o CRISALIDA y ADULTO. Cada especie de mariposa tiene una o varias plantas hospederas diferente, que es en la cual va a depositar sus huevitos en la parte inferior (envés) de las hojas.

En su hábitat, estos huevitos se convertirán en larvas, las cuales se alimentaran de estas plantas durante esta etapa, para luego convertirse en PUPA y luego en adulto. En el mariposario no podemos permitir esto.

Debemos recoger los huevos diariamente y colocarlos en recipientes que serán etiquetados con los datos de la recolección (especie y fecha).

Estos frascos deben ser preferiblemente de vidrio, ya que así estaremos observando cuando las larvas van naciendo. Estos recipientes pueden ser vasos de vidrio de GERBER ( colados para bebe), a los cuales preferiblemente se pueden tener con tapa sin huecos o hacer estos muy diminutos, para evitar la entrada de hormigas, las cuales se alimentan con ellos.

Cuando empiezan a nacer las larvas, se les hace huecos diminutos para que les entre aire a las futuras larvas. Otro envase puede ser cajas plásticas de helados, queso crema, mantequilla, mermelada, etc

Pero qué pasa cuando estos huevos se convierten en larvas? Debemos de alimentarlas con su planta hospedera. NO SE LES OLVIDE que las plantas dentro del mariposario son únicamente para que las mariposas adultas depositen sus huevos.

Entonces debemos de tener sembradíos de estas plantas en los alrededores de nuestro mariposario; conforme van naciendo, se deben ir trasladando estas larvas a recipientes grandes o cajones de madera forrado con sarán, en donde serán alimentadas con material fresco.

Cuando las larvas se hayan comido todo, se debe colocar en otro envase o cajón con más hojas frescas y ubicarlo junto al vacio, y ellas solas se pasan.

CONSTRUCCIONES REQUERIDAS:

Invernadero:

El tamaño del mariposario dependerá del espacio disponible y de la cantidad de mariposas que queramos tener en cautiverio; entre más largo es mejor, ya que las mariposas son un espectáculo cuando se trasladan de un extremo al otro, principalmente las MORPHOS, para lo cual, se colocan plantas hospederas en cada uno de ellos.

Debe ubicarse en posición de Este-Oeste, preferiblemente en zonas con al menos de seis horas de luz de sol diarias, protegido del viento, incluso con arbustos de porte bajo y medio. Los lepidópteros requieren del calor proporcionado por la acción del sol, lo cual pone en actividad a las mariposas calentando la hemolinfa (liquido análogo a la sangre de los vertebrados que tienen los artrópodos) que circula en su cuerpo.

Se requiere construir un invernadero, preferiblemente en tubo redondo de hierro galvanizado, con una altura mínima de tres metros; el largo y el ancho es decisión del propietario, pero una medida recomendada es 10 m x 25 m para disponer varias plantas para cada especie.

Esta estructura debe ser forrada con un sarán, tanto el techo como las paredes, de modo que no se permita la salida de ellas, y a la vez, la entrada de enemigos naturales. Se debe ubicar una doble puerta para evitar la salida de las mariposas, la cual debe forrarse también con sarán.

Es recomendable colocar un sistema de riego con micro-aspersores desde el techo, para que en verano o en cualquier momento se puedan regar las plantas.

Laboratorio:

Al lado del mariposario, pero con una puerta que comunique al mismo, debe construirse una pequeña habitación que funja de laboratorio, donde se le dé seguimiento a los huevos recolectados, así como larvas y pupas que se generen de estos huevos.

Aquí es donde se rotulan, se clasifican y se almacenan los frascos con los huevos, así como también, donde se alimentan larvas, se llevan controles de nacimiento de larvas, controles de pupas y de nacimientos de mariposas.

Fuente de agua potable:

Dado que a las mariposas les gusta congregarse sobre la superficie de rocas, así como también tienen sus requerimientos de agua, se recomienda construir una fuente con una bomba sumergible pequeñita. Esta fuente cumple tres funciones principales:

1. Agua. Las mariposas requieren presencia de agua para sus necesidades, pero debe de existir movimiento de la misma ( una caída ) para ser atraídas.

2. Cosmetología. Dentro del mariposario será una de las atracciones también para los visitantes.

3. Soleado. Puede ubicarse una fuente que tenga en la parte superior un sitio donde las mariposas se paren a recibir sol, en donde no les caiga agua de la misma.

La fuente se puede ubicar donde al propietario mejor le convenga, pero hay que tratar de ubicarlas al otro extremo de la entrada. Puede sembrársele al lado o por detrás, algunas plantas de porte bajo que le den buen aspecto.

Recuérdese que las plantas no deben ser grandes o altas, ya que se nos hará muy difícil la recolección de los huevos.

Comederos:

Adicionalmente a las flores existentes, debemos colocar en el mariposario algunos comederos, los cuales se colocan en diferentes lugares pero por donde vuelan generalmente las mariposas.

Estos se pueden hacer en madera en forma de triangulo, sin pared al fondo, para que las mariposas entren por donde quieran. Aquí se les puede colocar frutas como bananos, a los cuales se pueden rociar con una solución de agua y azúcar.

También se puede hacer un fermento a base de banano maduro con media botella de cerveza ( pueden ser sobrantes ), mezcla que se deja tapada para el otro día. Posteriormente, se coloca en los comederos. Hay que estar revolcando periódicamente la fruta para que suelte néctar.

DISEÑO:

Es importante ubicar las plantas en áreas especìficas para cada especie, para poder apreciar las mariposas por sectores. Se deben hacer senderos para que la gente camine ordenadamente, incluso, colocarles una o dos líneas de alambres galvanizados como protección a las plantas. Es importante rotular en madera los nombres vulgar y científico de cada planta y anotar la mariposa beneficiada.

Tratar de NO colocar piedras dentro del mariposario para adornar los senderos u otras áreas, ya que en los espacios entre una y otra, generalmente encontramos arañas, y estas son enemigas naturales de las mariposas.

Recuerden que las mariposas también son insectos, lo que nos obliga a no utilizar insecticida alguno. En el caso de encontrarnos con hormigas, arañas y cualquier otro insecto, hay que eliminarlo manualmente.

PLANTAS A UTILIZAR

El factor más importante para lograr que las mariposas se queden en el mariposario, es brindarles tanto sus plantas hospederas, como plantas productoras de néctar.

Flores:

Debe plantarse plantas con flores que suministren suficiente néctar necesario para la alimentación de las mariposas. Al igual que los colibríes, las mariposas son atraídas por los colores de las flores y también por su fragancia.

Algunos ejemplos son: caléndulas (Calendula officinalis) , verbenas (Verbena repens), lavandas (Lavandula vera) , margaritas, geranio o gitanilla (Pelargonium sp), claveles, clavelina (Dianthus barbatus ), cinco negritos (Lantana camara), tréboles (Trifolium spp), pasionaria (Passiflora sp) y salvia (Salvia officinalis).

Plantas hospederas:

Para mantener mariposas dentro del mariposario, habrá que proporcionarles todo lo necesario para lograr las condiciones más apropiadas para llevar a cabo la subsistencia y, por consiguiente, la reproducción de las mismas. Por esto, las condiciones ambientales del recinto se ajustarán a los requerimientos y necesidades de las mariposas.

Como primera medida, se deberá observar las especies que vuelan en la localidad donde se llevará a cabo la instalación del jardín de mariposas o el mariposario; esas especies son las que habitarán nuestro jardín ya que son las mariposas mejor adaptadas al clima natural de la localidad.

Además de flores y plantas hospederas, pueden colocarse aquellas que por su belleza, sea importante tener dentro del mismo. Deben colocarse plantas de hojas grandes, tales como Heliconias, banano u otras, para que las mariposas se protejan del agua de lluvia.

Manejo del mariposario:

1. Recoger huevos diariamente, depositarlos en un frasco y etiquetar con el nombre de la especie y la fecha de recolección.

2. Llevar registro de recolección de huevos.

3. Estar atento el día que las larvas empiezan a nacer. Llevar registro.

4. Colocar frasco con hojas de plantas hospederas para que la larva conforme va naciendo que se vaya pasando al otro frasco. Ponerlos boca con boca.

5. En el caso de que haya algunos huevos sin nacer y hay excremento de las larvas, pasar los huevos a otro frasco. Colocarlo en la misma posición con el que tiene hojas.

6. Cuando todas las larvas estén en el frasco con hojas, trasladar este a lugar fresco para estar alimentando cada vez que sea requerido.

7. En el caso de larvas muy grandes y devoradoras como la Càligo, se pueden colocar estas en alguna planta externa al mariposario, pero cubriéndola con material fino como el que se usa para hacer toldos para proteger a bebes de zancudos.

8. Cuando las larvas están listas para convertirse en pupas, las podemos dejar en el frasco y que ahí realicen el proceso, o las pasamos a cajones especiales de madera forrados con saran, para que sea más fácil de cuidar.

9. Una vez que se hayan convertido en crisálida o pupa, las podemos colocar como en “botiquines” pero con la puerta del frente de vidrio, para que la gente las observe.

Eduardo Chinchilla

E-mail: ejchinchilla@yahoo.es

San Jose, Costa Rica