Leer Ensayo Completo Conflictos Del Mundo Actual

Conflictos Del Mundo Actual

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.206.000+ documentos

Categoría: Acontecimientos Sociales

Enviado por: John0099 17 marzo 2011

Palabras: 4930 | Páginas: 20

...

os últimos lugares de la :clasificación según el Índice de Desarrollo Humano. El África al sur del Sahara y Asia Meridional son las áreas donde la pobreza humana está más generalizada. Níger, Sierra Leona y Burkina Faso son los países del mundo que presentan los valores más altos, con más del 55% de la población en condiciones de pobreza.

A los fines de establecer una comparación internacional, se ha definido el umbral de pobreza como la línea fijada en un dólar diario por persona, suma considerada suficiente para adquirir los productos necesarios para sobrevivir.

En la actualidad, en el mundo en desarrollo 1.300 millones de personas viven con menos de un dólar diario y cerca de 3.000 millones, casi la mitad de la población mundial, con menos de dos dólares.

Cabria destacar que el hecho de que los países industrializados alcancen los porcentajes más bajos de pobres, no significa que en esos países no los tengan, pues el problema de la pobreza es mundial. Lo que sucede es que en esos países, la mayoría de sus habitantes no son pobres y gran parte tiene acceso a condiciones dignas de vida. En cambio, en los países en desarrollo, existe un predominio de pobres y una minoría de ricos, en otras palabras una marcada polaridad social.

En el mundo, la mayoría de los pobres todavía se localiza en las zonas rurales, pero esta situación está cambiando y probablemente en el siglo XXI la mayor parte viva en ciudades. Este proceso será resultado de la migración a las zonas urbanas, del menor acceso a recursos productivos, del desarrollo insuficiente de la vivienda urbana y la infraestructura física, etcétera.

EN BÚSQUEDA DE SOLUCIONES...

Para los Estados reducir la pobreza mediante estrategias y políticas concretas constituye un objetivo común. Es importante para la consecución de este objetivo la interrelación de tres elementos que deben ser tenidos en cuenta en forma conjunta. Es decir, ninguno por sí sólo, basta para combatir la pobreza:

• Los propios pobres, que deben trabajar unidos para encontrar soluciones.

Asi, el mercado puede cumplir una función benefactora con los pobres. Si las corrientes financieras y comerciales funcionan bien, las economías prosperarán y la riqueza llegará a los pobres. Pero, actualmente, la globalización económica, los embates especulativos y la fragilidad de los mercados ponen en evidencia la debilidad de esta teoría.

La crisis financiera sufrida en el Sudeste Asiático es un ejemplo de esto. En Indonesia ha provocado grandes estragos, graves tensiones sociales y actos de violencia, luego de 30 años de crecimiento económico y de reducción de la miseria. El impacto fue mayor porque no estaba previsto un sistema de protección social capaz de ayudar a los pobres en caso de recesión. Sólo se han aplicado intervenciones a corto plazo para limitar los perjuicios.

Estas consideraciones nos llevan a concebir nuevas estrategias de desarrollo sostenible que deben atender dos graves problemas del siglo XXI: la desocupación masiva y la acentuación de las desigualdades dentro de las naciones o entre ellas.

Por su lado, el Estado también puede contribuir eficazmente a la lucha contra la pobreza y para ello deberla:

• fomentar las expresiones pacíficas de las demandas de la gente y la participación política;

• garantizar el espacio democrático;

• estimular las asociaciones entre el sector público y el sector privado;

• luchar para una distribución más equitativa;

• velar por la responsabilidad y la transparencia;

• brindar educación y salud básicas para todos.

Incluso, le corresponde al Estado un papel activo y firme para implementar estrategias de erradicación de la pobreza pero, asimismo, debe saber cuándo intervenir y cuándo mantenerse al margen.

Los propios pobres también son importantes para superar la pobreza mediante sus aptitudes y sus valores culturales. Los proyectos para luchar contra la pobreza deben comprender y respetar la cultura local. No obstante, muchas propuestas han fracasado porque se han querido imponer programas realizados en otros lugares a realidades locales que difieren enormemente.

La solución deviene de la organización para la acción colectiva de las comunidades basadas en sus propios sistemas de valores culturales. La movilización popular hacia la erradicación de la pobreza puede asumir muchas formas. Entre ellas se pueden mencionar:

• asociaciones corporativas;

• sindicatos, que han desempeñado un papel fundamental en la promoción de mejores condiciones de vida y de trabajo;

• movimientos populares: es importante que surjan espontáneamente a partir de iniciativas de la propia población afectada y que no sean controlados o manipulados desde el poder;

• organizaciones no gubernamentales (ONU): desempeñan un papel fundamental en el impulso de estrategias de desarrollo humano. Las ONU pueden servir para reforzar y complementar las actividades gubernamentales por ser más flexibles y más aptas para llegar a algunas comunidades de manera efectiva.

Sudáfrica se destaca como ejemplo de país donde se ha producido la interacción entre el pueblo, el mercado y el Estado para erradicar la pobreza. El ímpetu político de la lucha contra el apartheid impulsa ahora la lucha contra la pobreza humana. Este proceso cuenta con el compromiso político desarrollo impulsado por el pueblo

Pérdida de valores

Qué pena. México, que ha sido líder en la defensa de los derechos humanos y ha acogido a perseguidos políticos de todas las latitudes, acaba de celebrar un convenio con el oprobioso régimen castrista, por el cual se compromete a repatriar a los cubanos que huyan de la Isla en busca de libertad y humanas condiciones de vida.

Vale recordar solamente el destacado papel que cumplió México a la caída de la república española. Recibió con los brazos abiertos a miles de perseguidos por la dictadura de Franco, al punto de que se organizó un Gobierno en el exilio que reconoció por largo tiempo. México solamente restableció relaciones con Madrid con el advenimiento de los gobiernos constitucionales. La inmigración española contribuyó positivamente al desarrollo económico del país anfitrión.

Mutatis mutandi, lo que acaba de hacer el gobierno de Calderón con la eterna dictadura castrista equivaldría a que, en su momento, se hubiera convenido con Franco a repatriar a los españoles que arribaron a México, a sabiendas de que serían objeto de persecución y castigo. Y, aún peor, porque en el sistema cubano el Gobierno es el único empleador y proveedor exclusivo de bienes y servicios. De manera que la primera sanción consiste en perder el empleo y la cartilla de acceso a los alimentos y bienes básicos. En el último año, México ha sido la vía más utilizada por los cubanos para huir de su país e ingresar a los EEUU, donde tienen tratamiento migratorio preferencial. Es difícil aceptar que Calderón hubiere cedido a presiones de Washington, conociendo la larga tradición mexicana sobre la autonomía de su política internacional.

El acuerdo suscrito el 20 de octubre entre la secretaria de Relaciones Exteriores de México, Patricia Espinoza, y su par cubano, Felipe Pérez Roque, por el cual serán devueltos a La Habana quienes hayan ingresado ilegalmente a territorio mexicano, dificulta una puerta de escape y somete a estas personas a drásticas sanciones y represalias. El tráfico ilegal de cubanos que huyen en lanchas rápidas hacia las costas de México y los Estados Unidos ha dado lugar a un infame negocio para las mafias que lo manejan. Cobran altas cifras que se comparten a través de coimas pagadas a autoridades de Cuba y México, sin cuya complicidad no podría llevarse a cabo el negocio. Pero, según los enterados, el convenio solamente encarecerá la tarifa. Latinoamérica no puede continuar dando las espaldas a las violaciones a los derechos humanos por parte de la dictadura de medio siglo. Es hora de exigir elecciones libres y el respeto a la dignidad de los ciudadanos. No se trata de ahogar al régimen del menor de los Castro. El bloqueo norteamericano, por ejemplo, ha sido un error de bulto de los EEUU, pues no ha afectado al régimen cubano, sino a su pueblo. Y más bien ha servido de justificación para las dolorosas condiciones económicas en las que vive la Isla.

Diversidad de sectas llamadas religiòn

Clarificación de conceptos

Desde hace algún tiempo, en los medios de comunicación social se habla de "sectas intra-eclesiales" o de "sectas intra-católicas". Se quiere así criticar una serie de movimientos y comunidades que han surgido en los últimos decenios. Antes, a muchos de estos nuevos grupos se les solía tachar de "conservadores" o "fundamentalistas"; ahora se los trata de aislar como "sectas intra-eclesiales" . Nos quieren alertar contra ellos como contra las sectas clásicas o las así llamadas "religiones de los jóvenes", que constituyen un peligro para la salud psíquica de las personas y las tratan de modo inhumano. Muchos fieles saben que siempre ha habido, y hay también hoy, sectas que se separan del cristianismo. Pero a muchos cristianos les resulta sorprendente que existan sectas también dentro de la Iglesia, aunque esos grupos hayan obtenido el reconocimiento y la aprobación de la Iglesia.

El concepto de secta

El concepto de secta surge en el ámbito religioso-eclesial, pero recientemente se ha ampliado también a una dimensión político-social. Por eso, está perdiendo su precisión científica y su carácter inequívoco. En el lenguaje común se usa cada vez más como un eslogan para señalar a ciertos grupos que se considera peligrosos, porque transgreden valores fundamentales de la sociedad democrática liberal. Por lo general hoy se suelen considerar como signos distintivos de una secta: la formación de grupos selectos que se apartan del ambiente social y con frecuencia se oponen a él; y la creación de formas alternativas de vida que a menudo llevan a extremos lejanos a la realidad y a exageraciones malsanas. Como características internas de una secta, además del intento de conservar una meta o un ídolo espiritual opuesto a lo convencional, se suelen citar: el rechazo de valores fundamentales hoy, como la libertad personal y la tolerancia, así como una búsqueda, a veces militante, de las actitudes opuestas, un estilo de vida totalitario; la supresión de la conciencia de los miembros; la exclusión de los que están fuera del grupo; y cierta tendencia a controlar la sociedad o algunos de sus sectores. A un grupo, en el que se manifiestan algunas de estas características, se le suele llamar secta.

En el lenguaje religioso, que es el más adecuado (y, por ello, el más preciso) para tratar el problema, una secta es un grupo que se ha separado de las grandes Iglesias, de las Iglesias populares. A menudo las sectas conservan algunos valores, ideas religiosas o formas de vida de las comunidades eclesiales fundamentales, pero los absolutizan, aíslan y realizan en una vida comunitaria rígidamente separada de la unidad originaria y orientada a la conservación y la protección de sí misma. He aquí algunos signos distintivos, vinculados con estos datos fundamentales: ideas religiosas desequilibradas (por ejemplo, la inminencia del fin del mundo); el rechazo de toda comunicación espiritual con personas que piensen de otra manera; un entusiasmo exagerado al presentar y realizar la propia visión; un fuerte proselitismo y un convencimiento exagerado de su misión con respecto a un mundo al que se desprecia; un absolutismo de la salvación que limita la posibilidad de alcanzarla a un número determinado de personas que pertenecen a dicho grupo.

En la teología católica una secta se caracteriza sobre todo por el abandono de la verdad bíblico-apostólica común y de los contenidos centrales de la fe. Por eso, a juicio de la Iglesia, la secta siempre está vinculada con la herejía y el cisma.

No se necesita haber estudiado teología para reconocer la contradicción fundamental que implica el eslogan: "sectas intra-eclesiales". La presunta existencia de sectas dentro de la Iglesia conlleva indirectamente también un reproche al Papa y a los obispos, que tiene la responsabilidad de examinar las asociaciones eclesiales para ver si su doctrina y sus actividades van de acuerdo con la fe de la Iglesia. Por eso, el hecho de que la autoridad de la Iglesia no reconozca a una asociación forma parte esencial de la determinación teológico-eclesial de la misma como secta. Las sectas se encuentran fuera de la Iglesia (y también fuera de los compromisos ecuménicos). Las sectas se hallan aisladas y, por su auto-comprensión, no quieren verse sometidas a examen por parte de la autoridad eclesiástica. Por el contrario, las comunidades eclesiales reconocidas se mantienen en contacto continuo con los responsables en la Iglesia. Sus estatutos y su estilo de vida son examinados. Por ello, no es justo que ciertas instituciones, personas o medios de comunicación tachen de sectas a comunidades reconocidas por la Iglesia, o incluso que llamen "prácticas sectarias" al estilo de vida que sigue los tres consejos evangélicos.

Según la legislación de la Iglesia, los fieles tienen derecho a fundar asociaciones. Corresponde a los obispos y a la Santa Sede el deber de examinar las nuevas comunidades y los nuevos movimientos -con lenguaje paulino, se habla también de nuevos carismas- y, si es el caso, reconocer su autenticidad. La autoridad eclesiástica debe promover y sostener lo que el Espíritu suscita en la Iglesia. También debe intervenir y corregir, si se producen errores o desviaciones en la doctrina o en la praxis. Aquí radica la gran diferencia con una secta, la cual no tiene y no reconoce una autoridad exterior, mientras que los grupos eclesiales se someten consciente y libremente a la autoridad de la Iglesia, siempre dispuestos a aceptar las correcciones que pueda hacerles. Y esta verdad se puede confirmar con numerosos ejemplos concretos.

Libero Gerosa resume los criterios esenciales de los carismas auténticos de la siguiente manera: "Los carismas son gracias especiales que el Espíritu distribuye libremente entre los fieles de todo tipo y con los que los capacita y dispone para asumir varias obras y funciones, útiles para la renovación de la Iglesia y para el desarrollo de su construcción. Algunos de estos carismas son extraordinarios, otros, por el contrario, sencillos y mucho más difundidos, pero el juicio sobre su autenticidad corresponde, sin ninguna excepción, a los que presiden en la Iglesia, a los que compete no extinguir los carismas auténticos" . En todo caso, nadie debería dejarse turbar por el hecho de que los medios de comunicación presenten como "sectas intraeclesiales" a algunas comunidades aprobadas por la Iglesia. Si hubiera dudas o preguntas, siempre existe la posibilidad de informarse con mayor detalle en los organismos competentes de la Iglesia.

Bajo nivel de educacion y cultura

Hasta hace muy poco tiempo, las discusiones sobre una posible conexión entre la cultura y la educación científica han sido pocas. Este cuadro está cambiando, a medida que se le pone más atención a la exposición a la ciencia de los estudiantes que viven en comunidades donde las prácticas y creencias tradicionales guían las acciones diarias.

“La ciencia para todos” es la ciencia que es significativa y útil en el diario vivir.

El interés ha surgido, en parte, gracias al empuje global hacia programas de ciencia en las escuelas dirigidos a todo el estudiantado, en vez de hacia unos pocos alumnos seleccionados. Este interés ha crecido hasta el punto donde una edición exclusiva de la revista Educación en Ciencia (Science Education) fue dedicada al tema.2 El movimiento “ciencia para todos” pretende preparar a todos los estudiantes para que usen sus conocimientos sobre la ciencia en sus vidas diarias. Las frases “ciencia para todos” y “ciencia para la vida diaria” toman un nuevo sentido cuando se consideran los siguientes puntos:

El conocimientos nativo y el “sentido común” tienen su lugar en la educación de la ciencia.

Para estudiantes en ambientes tradicionales (por ejemplo, lugares por lo general no industrializados) la vida diaria es guiada, por lo menos en parte, por un sistema de conocimiento que es diferente a la ciencia convencional que es enseñada en las escuelas. Típicamente, el conocimiento se pasa en forma oral de una generación a la otra.

Estudiantes que viven en ambientes occidentales (euro-americanos) aún utilizan conocimientos del tipo “sentido común,” en vez de conocimiento científico aprendido en las escuelas, para tomar algunas de sus decisiones.

Si queremos diseñar programas de ciencia que tienen sentido para estos estudiantes, tenemos que tomar en cuenta sus experiencias y sus antecedentes.

Desarrollo de curricula

En un esfuerzo de proveer programas de ciencia significativos para estudiantes en ambientes tradicionales, se está experimentando con un acercamiento epistemológico que consiste en contrastar la ciencia convencional que se enseña en las escuelas con los conocimientos, creencias y habilidades comunes a ambientes tradicionales.1 Este acercamiento al desarrollo de curricula en ciencia es relativamente nuevo y existe mucho trabajo por hacer en esta área. Este acercamiento:

considera que la cultura incluye las normas, valores, creencias, expectativas y prácticas dentro de una comunidad.

La ciencia occidental no es siempre objetiva.

está en contradicción con el punto de vista común de que la ciencia que se ha desarrollado en el mundo occidental es objetiva, carece de valores, y es contextualmente independiente.

reconoce que mucho del trabajo científico occidental hoy en día se hace bajo en entendimiento de que hay ciertos procedimientos que se siguen por acuerdo mutuo. Sin embargo, su contexto cultural tiene influencia en las decisiones sobre cuales proyectos de investigación se van a llevar a cabo, cuales preguntas se van a hacer, etc.

Visto de esta forma, la ciencia se describe como unas actividad cultural que es un producto de las sociedades occidentales.

El contenido de la ciencia convencional también difiere en forma significativa del conocimiento tradicional. En base a investigaciones previas, yo propuse cuatro categorías a ser consideradas en la planificación del contenido de curricula:3

Hay dos maneras de saber; una de ellas es la manera tradicional.

Categoría 1 El conocimiento tradicional y las tecnologías se pueden explicar en términos de ciencia convencionales. Por ejemplo, el uso del jugo de limón para remover ciertas manchas puede ser explicado en término de reacciones de ácido y óxido.

Categoría 2 Es posible que ell conocimiento tradicional pueda ser explicado por la ciencia convencional. Por ejemplo, una bebida hecha a partir de la planta verbena (Stachytarpheta) es usada en el tratamiento de lombrices en niños. Esta planta es considerada por la ciencia convencional como una planta con propiedades farmacológicas, aunque su uso apropiado no ha sido verificado aún.

Categoría 3 Puede hacerse un enlace entre la ciencia convencional y el conocimiento tradicional, aunque los principios en los cuales cada uno se basa son diferentes. Por ejemplo, la sabiduría tradicional previene a la gente que el comer alimentos dulces causa la diabetes. Esto está relacionado al principio de la ciencia convencional que enlaza a la diabetes con los azúcares. Sin embargo, el conocimiento tradicional dice que los azúcares causan la diabetes, mientras que la ciencia convencional dice que cuando uno es diabético, la ingestión de azúcares puede causar que la condición de uno se empeore.

Categoría 4 Algunos conocimientos tradicionales no se pueden explicar en términos de la ciencia convencional. Por ejemplo, no existe una explicación científica convencional para la creencia de que la ingestión de cierto tipo de alimentos causa “calor” en el cuerpo.

Es probable que el conocimiento bajo la Categoría 1 sea el más fácil de incorporar al curriculum escolar. La aplicación actual del conocimiento dentro de la Categoría 1 se ejemplifica por medio del hecho de que los científicos agrícolas y los botánicos han podido incorporar este tipo de conocimiento en el trabajo de extensión agrícola que llevan a cabo en ambientes tradicionales.

Existen diferencias entre los dos tipos de conocimiento, no solo con respecto al contenido, pero también con respecto al marco interpretativo sobre el cual se sostiene este conocimiento. Por ejemplo, los conocimientos tradicionales sobre salud identificados por un estudio en Trinidad y Tobago y Jamaica, incluyeron lo siguiente:4,5

Se considera que la naturaleza provee todo lo necesario para mantener una buena salud. Como consecuencia, se deben hacer esfuerzos para:

El conocimiento tradicional incluye una comprensión profunda de la naturaleza.

cooperar con aquellos aspectos de la naturaleza que se cree influencian el funcionamiento del cuerpo, como por ejemplo, la luna.

controlar aquellos aspectos de la naturaleza que potencialmente pueden impactar negativamente el funcionamiento del cuerpo humano. Por ejemplo, se debe controlar la cantidad de alimentos que “contienen calor” que uno ingiere.

usar al máximo aquellos aspectos de la naturaleza que proveen beneficios de salud, por ejemplo, el mar y las brisas del mar, carnes frescas y productos vegetales y especies del jardín.

Se le da un alto nivel de importancia al individuo. En particular, existe la preocupación de que uno debe cuidarse a si mismo a medida que uno interactúa con el ambiente.

Los patrones argumentativos consisten en aserciones apoyadas por garantías o seguridades, donde las garantías basadas en experiencias personales forman un alto porcentaje.

A menudo, se usan simples enlaces causa y efecto en los patrones de razonamiento. Por ejemplo, la admonición de que una mujer en estado debe comer quimbombó (Abelmochus esculentus, también conocido como okra) en abundancia para dar a luz con facilidad, aparentemente está basado en la creencia de que los resbalosos quimbombós facilitarían el dar a luz.

Se hacen generalizaciones con muy poca evidencia.

Los planes de estudio deberían considerar las experiencias de la vida y las diferentes formas de pensar.

Los ejemplos ilustrados arriba ilustran el hecho de que los niños que crecen en comunidades tradicionales, adquieren experiencias, conocimientos, valores y formas de pensar que pueden ser diferentes en varios grados con aquellas inherentes o provenientes de la ciencia convencional. A pesar de que estos ejemplos se refieren específicamente a contextos caribeños, existen investigaciones que se han hecho con niños en otros contextos, como por ejemplo, con niños maoríes en Nueva Zelandia y niños afroamericanos o indígenas nativos en Norteamérica.7 Estos niños también tienen que lidiar con una nueva experiencia cultural cuando estudian ciencia convencional en aulas.

Un puente para cruzar la brecha

El aprendizaje de la ciencia en las escuelas requiere a algunos estudiantes cruzar los límites entre el contexto cultural de sus hogares, familias y comunidades y el contexto cultural de la ciencia occidental.1,4 La metáfora del “puente” ha sido utilizada para indicar el mecanismo por el cual el cruce de esta brecha, de un lado para el otro, puede realizarse. Esta forma de pensar es marcadamente diferente a la forma en que la ciencia se presenta normalmente en las escuelas, es decir, como un sujeto totalmente neutro sin dificultades relacionadas a las culturas.

La metodología debe construir puentes entre el conocimiento tradicional y el convencional.

Esta nueva orientación plantea varias preguntas para las cuales no tenemos respuestas claras aún. Estas preguntas cubren varias dimensiones, desde los procesos de aprendizaje de los estudiantes, hasta consideraciones éticas en las aulas. Algunas de estas preguntas son:

¿Cuáles procesos, cognitivos o no, están involucrados cuando estudiantes de ambientes tradicionales tratan de entender a la ciencia convencional presentada en sus escuelas?

¿Cómo podemos construir “puentes” apropiados en las clases de ciencia convencional para ayudar a los estudiantes de ambientes tradicionales a entender y evaluar lo que la ciencia convencional les ofrece?

¿Qué actitud debe un maestro adoptar cuando se enfrenta con conocimientos tradicionales en las Categorías 3 y 4?

O. Jegede describió lo que puede pasarle a estudiantes de ambientes no occidentales cuando se enfrentan a conceptos y principios científicos que son diferentes a aquellos que ellos usan en sus vidas diarias.6 Jegede propone una teoría de un continuo de posibilidades, con aprendizaje colateral paralelo en un extremo del continuo y aprendizaje colateral seguro en el otro extremo:

Es posible que algunos estudiantes hagan conexiones entre los dos tipos de conocimientos.

Con el aprendizaje colateral paralelo, el estudiante es capaz de mantener los dos esquemas en conflicto con un mínimo de interferencia y utilizar cuando quiera el esquema que mejor se adapta a una situación en particular.

Con el aprendizaje colateral seguro, el estudiante es capaz de resolver el conflicto. El estudiante puede encontrar buenas razones para mantener ambos esquemas o puede decidir incorporar algún aspecto de un esquema en el otro.

Entre estos dos extremos existen otras opciones que representan varios grados de interacción y resolución de conflicto.

El esquema de Jegede es promisorio pero debe ser examinado a través de investigaciones detalladas y cuidadosas.

El proceso de crear puentes está ganando la atención de investigadores en varios ambientes. Existen varios problemas que debes ser resueltos. Por ejemplo:

¿Qué constituye exactamente un puente?

¿Cuál es la mejor estrategia para construir puentes efectivos?

¿Existen diferentes tipos de resultados para estas diferentes estrategias?

¿Existen diferentes estrategias para construir puentes para los diferentes tipos de aprendizaje colateral?

Un balance entre las dos maneras de pensar puede fortalecer a la educación en ciencias.

Estas y otras preguntas solo pueden responderse con más investigación. Mientras tanto, los maestros tienen que enfrentarse a los problemas éticos y tomar decisiones sobre cómo responder a los conocimientos en las Categorías 3 y 4 en sus aulas. Para poder tratar con respeto al conocimiento tradicional, los maestros deberían presentarlo cuidadosamente como una manera diferente de operar. Se puede entonces hacer énfasis con los estudiantes en examinar las fortalezas y las debilidades de aspectos particulares de ambos, la ciencia escolar convencional y el conocimiento tradicional.

La ruta a seguir

Aunque se le está dando algo de atención a la educación en ciencia desde una perspectiva cultural, aún hay mucho por hacer.

Conclusión: El plan de estudios de las ciencias debería incorporar el conocimiento tradicional, basado en los resultados de pruebas.

Existe el enorme trabajo de documentar y analizar los conocimientos tradicionales de las comunidades antes de intentar utilizar estos conocimientos en las aulas.

Los maestros de ciencias no tienen el tiempo de hacer este trabajo preliminar, por lo cual éste debe ser llevado a cabo por otras agencias.

Otras estrategias para enlazar ambos tipos de conocimiento deben ser desarrolladas y todas las estrategias probadas en situaciones reales.

Los maestros pueden ser ellos mismos producto de comunidades tradicionales (a lo mejor utilizando algún modo de aprendizaje colateral) Ellos pueden necesitar mucha ayuda para poder entender las bases conceptuales de las prácticas tradicionales y de las creencias para poder así traerlas al frente en las clases de ciencia.

Deprecion economica

Una depresión económica, a grosso modo, es definible como una caída de la actividad económica de un país, la que se caracteriza por una fuerte disminución del producto bruto interno. De este modo, se comporta como una etapa del ciclo económico en el que se produce una prologada contracción de la demanda, así como también un nivel altísimo de desempleo.

Una depresión económica se diferencia de una recesión debido a que esta última se produce debido a la política monetaria del país en cuestión, pero es posible de ser revertida implementando una baja en los tipos de interés de los bancos emisores, siendo una evolución macroeconómica considerada como normal, mientras que una depresión económica comienza cuando la actividad económica general se ve fuertemente disminuida y los tipos de interés ya no pueden reducirse más. Como vemos, la recesión es un período del ciclo económico que se comporta de forma similar a la depresión económica, sin embargo, sus consecuencias no llegan a ser tan dramáticas como en esta última.

Una depresión económica, además de lo ya descrito, se caracteriza por altas tasas de desempleo, así como también números dramáticamente bajos tanto en los niveles de producción, como en los de inversión. Además es usual observar que, durante éste período, las empresas pierdan toda su confianza, lo que se refleja en una baja muy importante en los precios, grandes reducciones de los costos de producción y en los salarios y, por ende, en la quiebra de muchas e importantes empresas. Por otra parte, los tipos de interés son muy bajos, ya que la cuota general de ganancia se ha reducido considerablemente y la oferta de capital de préstamo es muchísimo mayor que la demanda existente en el mercado.

A lo largo de la historia, específicamente con el acelerado desarrollo del sistema capitalista, el que cuenta con ciertas contradicciones, se ha observado que las fases de recesión y depresión se hacen un tanto más largas. Sin embargo, el grado de profundidad de las mismas depresiones económicas se ha visto suavizado debido a el fuerte crecimiento de la economía China, lo que ha jugado un papel diversificador en la importancia relativa de las grades economías, lo que es por supuesto bienvenido.