Leer Ensayo Completo Convencionalismo Social

Convencionalismo Social

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.112.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Helena 25 marzo 2011

Palabras: 7863 | Páginas: 32

...

A la vez observamos que diariamente en la vida se van dando muchos convencionalismos entre estos las normas de educación, los gestos de caballerosidad, el buen comportamiento, que no son más que unas normas de rigen la conducta humana con respecto a la sociedad, pero que al no infringir ciertos cánones de la polis no son objeto de una sanción de tipo jurídica sino más bien de una pena moral, es decir se tiende al rechazo por el resto de la sociedad. Cuando este tipo de conducta afecta a los demás directamente incumpliendo las reglas impuestas por la carta magna entonces pasa a ser objeto de las relaciones jurídicas lo cual será desarrollado más adelante.

Por último, toda en la vida tiene un punto de partida, una etapa de formación y las leyes no escapan de esto, dicho proceso se denomina proceso legislativo, el cual tiene como componentes una competencia, un alcance e imponen unas limitaciones.

Parte 1

“Fuentes del derecho y Proceso Legislativo”

Las Fuentes del Derecho

Entendemos por Fuentes del Derecho a los actos o hechos pasados de los que deriva la creación, modificación o extinción de normas jurídicas. A veces, también, se entiende por tales a los órganos de los cuales emanan las normas que componen el ordenamiento jurídico. Es el principio, el fundamento, el origen, la causa o la explicación de una cosa. Cuando hablamos del origen de la norma jurídica, nos referimos a los hechos que le dan nacimiento, a las manifestaciones de la voluntad humana o a los usos o prácticas sociales que la generan, nos referimos, desde luego, al origen del propio objetivo. El ordenamiento jurídico interno. Por último también se puede entender por Fuentes del Derecho a los factores históricos que inciden en la creación del derecho. Entre las fuentes del derecho encontramos a:

Clasificación de las Fuentes

Fuentes Materiales: Es cualquier condición que es capaz de generar normas jurídicas. Es todo hecho producto de la acción humana que motiva al Estado para crear normas del Derecho. Como por ejemplo tenemos el tráfico ilícito de drogas, es una condición ilícita contra la cual el Estado ha creado normas jurídicas contempladas en la Ley de sustancias Psicotrópicas y Estupefacientes.

Fuentes Formales: Es el proceso de creación de la norma de jurídica. Apunta hacia la forma, hacia algo externo. Como por ejemplo podemos mencionar el Art. 204 de la Constitución Nacional, como nos establece el proceso de formación de la norma jurídica.

Fuentes Históricas: son el conjunto de preceptos de origen foráneo y nacional que en el tiempo han explicado la aparición de normas de derecho y han sido fundamento para la creación de nuevos ordenamientos jurídicos, por ejemplo, el Derecho Romano es una fuente en sentido histórico, el Derecho Colonial, la Constitución de 1811.

Fuentes Directas: son aquellas que se encierran dentro de la norma jurídica misma. Se encuentran en la Constitución Nacional, en la Ley, en las Ordenanzas, en los Reglamentos.

Fuentes Indirectas: No son normas jurídicas, sin embargo, son motivos capaces de generar normas jurídicas, muy similares a las fuentes materiales.

Fuentes Principales, Subsidiarias y Auxiliares: Se refiere al orden de importancia de las fuentes jurídicas. Fuente principal, de acuerdo a su acepción será aquella que es mas considerable que las demás. Sin embargo, en Derecho debemos usar la expresión como sinónima de fundamental. Es decir, será principal aquella que sirve de fundamento a las demás. Ejemplo: La Constitución y la ley. Será subsidiaria, según un sector doctrinal aceptado, aquellas que en un momento dado sirven para integrar las lagunas del Derecho o de la ley, por ejemplo la analogía. O aquellas a las cuales se puede recurrir en última instancia para resolver una situación planteada. Por ejemplo: Los principios generales del Derecho. Otros tratadistas dicen que son fuentes subsidiarias "Aquellas que proveen cierto material" para la comprensión de las fuentes principales. Sería el caso de la doctrina y la jurisprudencia. En cambio, la doctrina más generalizada llama auxiliares aquella: fuentes de ayuda o auxilio al jurista como, por ejemplo, el Derecho comparado, la sociología, la psicología y otras ciencias y disciplinas aplicable al Derecho en algunos aspectos.

Enumeración de las Fuentes Formales.

La Costumbre: Entendemos por costumbre, la repetición constante y reiterada de un comportamiento, con la convicción jurídica de que ese comportamiento es necesario para la convivencia social. Este derecho de costumbre representa el hecho cierto de que un comportamiento social por muchos años en una colectividad se va formando como ley no escrita de obligatorio cumplimiento para la sociedad, que bien luego podría ser codificado.

La Jurisprudencia: Entendiendo que jurisprudencia es toda decisión emanada de un juez. Cuando existen abundantes jurisprudencias sobre un caso concreto, esa repetición de las decisiones judiciales van formando un conjunto de sentencias que luego adquieren un carácter obligatorio.

La Ley: toda norma emanada y sancionada por el Congreso de la Republica, la Ley es la fuente formal principal del Derecho.

La Analogía: Es la resolución de un caso con la interpretación de una norma fundamentándose en el ordenamiento jurídico vigente o en los principios generales del derecho.

La Costumbre como Fuente del Derecho Civil

"La costumbre en nuestro Derecho Civil, sólo ha de tomarse en cuenta cuando la propia ley se remite a ella (Por ejemplo: Cuando el Articulo 1612 c.c. dispone que e estará a la costumbre del lugar respecto de las reparaciones menores que hayan de ser a cargo del inquilino de una casa" "De modo pues que, en nuestra opinión, la ley es la única fuente formal directa de nuestro Derecho Civil vigente" "Sólo puede ser clasificada de fuente formal indirecta"

La Costumbre como Fuente del Derecho Mercantil

El artículo 9º, del Código de Comercio Mercantil Venezolano: "Las costumbres mercantiles suplen el silencio de la ley, cuando los hechos que las constituyen son uniformes, públicos, generalmente ejecutados en la Republica o en una determinada localidad y reiterados por un largo espacio de tiempo que apreciaran prudencialmente los jueces del comercio".

En este sentido, refiriéndose a la costumbre como fuente directa del Derecho Mercantil, dice Hernández Bretón: "Hay que tener en cuenta la diferencia con el Derecho Civil en el cual la costumbre sólo tiene fuerza obligatoria cuando la ley remite a ella"

La Ley:

Dentro de los sistemas codificadores, la ley constituye la primordial fuente del Derecho. Es enorme la importancia que tiene tanto para la sociedad como para el individuo en particular. Porque "las opresiones serian incalculables y la sociedad caería por sus cimientos." Por eso, cuando los pueblos poseen una legislación de contextura seria alcanzan las más altas cumbres de la civilidad. Por el contrario, cuando ellos están regidos por una legislación precaria se postran en la barbarie, puesto que ven debilitadas sus energías.

La acepción ley, que se origino en la latina ligare (enlazar, obligar), en un sentido amplio se refiere a todo dictamen que exprese relaciones generalizadas entre fenómenos de distinta índole pudiendo ser aplicada a distintas voces, como la ley matemática, ley causal, ley lógica, ley natural, entre otros.

Cuando la referencia es a la ley normativa, su significado esta relacionado con los comportamientos humanos que se califican como debidos, presuponiendo la libertad de su cumplimiento, distinguiéndose entre las morales y las jurídicas, siendo estas últimas generales y abstractas.

Aunque en el pensamiento más primitivo se le atribuyo características mágico-religiosas para imponer su vigencia y en Roma tuvo el sentido de una regla social obligatoria escrita, fue Santo Tomás de AQUINO, quien en la Summa Teológica diferenció entre la ley eterna (toda acción y todo movimiento regidos por la sabiduría divina), la ley natural (toda aquella que deviene de la participación de los seres racionales en la ley eterna) la ley humana (solución práctica, concreta y particular que obtiene el hombre partiendo de los principios evidentes de la ley natural) y la ley divina (ley superior a las leyes natural y humana, que regula los actos del hombre en orden a su fin trascendente).

Ley en Sentido Amplio:

Es "Toda norma jurídica de origen estatal, forma escrita y en cierto modo solemne".

A la ley tomada en este sentido amplio se oponen: la costumbre (norma jurídica no estatutaria; y la prescripción autonómica que procede de un poder no estatal), pero caben dentro de ella actos que no proceden del legislativo, Ejemplo: la Constitución, reglamentos.

Ley en Sentido Restringido:

En este sentido ley es "El mandato de carácter general emanado del órgano del Estado a quien corresponde la función legislativa mediante el proceso establecido en la Constitución". Por ejemplo: La Ley Orgánica del Trabajo, es ley en sentido restringido; el Reglamento de la Ley Orgánica del Trabajo el ley en sentido amplio.

Leyes Morales y Leyes Jurídicas:

KANT distinguió entre la ley causal (de cumplimiento necesario) y la ley normativa (de cumplimiento eventual), pudiendo ser estas últimas morales o jurídicas, fijando las primeras apriorísticamente los principios determinantes de los comportamientos y las segundas, regulando las acciones externas.

Desde la perspectiva del Derecho, la doctrina ha utilizado dos acepciones del concepto de ley jurídica: ley en sentido formal, que se refiere al órgano y al procedimiento seguido para su creación, independientemente de su contenido, y ley en sentido material, que atiende a las características propias de la ley sin importar el órgano que la hubiere elaborado ni el procedimiento seguido para su creación.

Caracteres de la Ley:

Muchos de los caracteres de la ley coinciden con los caracteres de la norma jurídica. Distinguimos los caracteres en externos e internos.

Caracteres Externos:

Generalidad y abstracción, es decir, la ley no se dicta para casos particulares ni personas individualmente consideradas, sino que están sometidas a ella todos los que se encuentran en el supuesto de hecho o hipótesis de la misma.

Permanencia, porque la ley solo puede extinguirse o cambiarse por los procedimientos establecidos en la Constitución o en las leyes. Si puede cambiar con excesiva facilidad peligra la seguridad jurídica. Pero, por la parte contraria, un apego excesivo a las normas ya establecidas, si la sociedad se muestra en desacuerdo con ellas, sería contraproducente.

Legitimidad formal, es decir, debe ser dictada por el poder social competente, ordinariamente el Poder Legislativo por medio de sus órganos, las cámaras o la Cámara Legislativa; también por el Poder Ejecutivo por medio de los Decretos-Leyes.

Caracteres Internos:

Son, más bien, condiciones esenciales para la ley llene su función rectora y humana. "La ley ha de ser honesta, justa, posible, adecuada a la naturaleza y a las costumbres del lugar, conveniente en el tiempo, provechosa y clara, y estatuida para utilidad de los .ciudadanos y no para beneficio particular".

Debe ser honesta, significa que la ley no debe estar en pugna con un principio superior perteneciente al Derecho natural ni con ley de jerarquía superior en el Derecho Positivo.

Debe ser justa. El que una ley sea justa se entiende en varios sentidos:

Justa: que se ordena al bien común. Por eso no es justa una ley cuando se ordena a conseguir el bien privado de una persona o de un grupo social sin mirar al bien de toda la comunidad.

Justa: que guarda la justicia distributiva y a social. No es justa, por ejemplo, una ley de impuesto cuando impone cargas excesivas o repartidas sin proporción a las riquezas de los contribuyentes.

La ley debe ser posible, es decir, que ordinariamente no debe exigir actos heroicos. Sin embargo, algunas leyes especiales para alguna clase de la sociedad, pueden exigirlos, Ejemplo: El Código de Justicia Militar, para los militares; y en casos de emergencia, extraordinarios, también pueden ser obligados todos los ciudadanos a esa clase de actos, por ejemplo, en caso de ser invadida la nación por el ejército extranjero.

Debe ser adecuada a las costumbres del lugar y conveniente en el tiempo: es la influencia de la sociedad en el Derecho, que aspira a hacer de la ley –en parte- un "producto social".

Debe ser clara: Es la técnica jurídica y de interpretación.

Debe ser provechosa y estatuida para utilidad de los ciudadanos y no para beneficio particular; es decir, que este orientada a la obtención de los fines del Derecho, especialmente al bien común en armonía con la seguridad jurídica y la justicia.

Obligatoriedad: La ley es obligatoria y coercible. El mandato de la ley impone un deber para obtener el bien común. Precisamente, la dignidad del Derecho consiste en establecer por sí mismo, de acuerdo a la ley natural y a las circunstancias concretas, la materia justa, y no limitarse a sancionar con penas la transgresión de sus normas de conducta. De ahí que exista una obligación moral de obedecer el Derecho. Y también es coercible, es decir capaz de ser exigida por la fuerza cuando no se cumple espontáneamente como medida necesaria, para asegurar el bien común ante el egoísmo o la indolencia de los que no la cumplen voluntariamente.

Clases de Leyes:

Existen muchos tipos de leyes entre los cuales se encuentran las imperativas, que son las que se imponen a las personas por encima de su voluntad (como las del estado civil), las supletorias que regulan las omisiones o el silencio de las personas (por ejemplo, regulando algunos contratos), las prohibitivas que prohíben determinados comportamientos (ejm. Consumo de drogas).

Las leyes pueden recibir distintos nombres según el tipo de cuerpo legislativo que la emita. Así, reciben el nombre de leyes las sancionadas por la Asamblea Nacional, pero los Concejos Estadales pueden emitir leyes que tienen validez dentro del ámbito territorial del Estado, denominadas leyes estadales, y los Concejos Municipales emiten leyes para el ámbito municipal denominadas ordenanzas.

De igual forma la Constitución habla de leyes orgánicas (Art. 203) las cuales solo pueden regular las materias señaladas en el Texto Constitucional. También alude a las leyes habilitantes, a las cuales haremos referencia en el siguiente apartado, y a las leyes de base y de desarrollo, que son relevantes en la regulación de materias en que ocurren las competencias del Poder Nacional y del Poder Estadal

Leyes Materiales y Leyes Formales:

Se estudia más ampliamente en Derecho Administrativo y que se concreta por lo tanto, de las normas constitucionales y de las que proceden de otros poderes públicos que no sean el Legislativo. Veamos las diferencias entre ley formal y ley en sentido material:

Son leyes materiales los actos del Poder Legislativo que establecen normas jurídicas de carácter general; y leyes formales, aquellos actos del mismo poder "que no crean Derecho objetivo y solo contienen actos concretos de administración o de autoridad" Ejemplo: El acto por el que las Asambleas aprueban un convenio internacional celebrado por el Ejecutivo Nacional.

Ley formal es el mandato de carácter general emanado del órgano del Estado a quien corresponde la función legislativa mediante el proceso señalado en la Constitución.

Los actos legislativos que contienen aprobaciones o mandatos no generales serian únicamente "actos de autoridad".

Leyes Especiales:

En relación con las leyes especiales, el artículo 14 del Código Civil establece que "las disposiciones contenidas en los códigos y leyes nacionales especiales se aplicarán con preferencia a las de este Código en las materias que constituyan su especialidad", lo que supone la consagración del principio de la primacía de la ley especial sobre la general.

Las leyes Especiales rigen con preferencia, en el campo de su especialidad, sobre las leyes Ordinarias. Por ejemplo: El Código Civil es un compendio de diversas instituciones del Derecho, entre otras, los contratos y las garantías. Así, este ordenamiento es Ley Ordinaria; pero, cuando se trata de venta con Reserva de Dominio rige con preferencia la Ley Especial que existe sobre el particular.

Otro ejemplo más: La Ley del Trabajo (Ley Ordinaria) habla de los accidentes y enfermedades profesionales. Pero, por existir en este campo una ley especial denominada Ley del Seguro Social, ésta rige con preferencia en cuanto a esos aspectos.

Leyes Ordinarias:

Ley Ordinaria es la ley común o civil en cuanto no es ni privilegiada en relación con una persona ni para un estado. Podemos decir que son los Actos sancionados por las Cámaras como cuerpos colegisladores. Ocupan el tercer escaño en importancia dentro de la construcción piramidal del Derecho. Para entender un poco mejor lo que estamos analizando veamos algunas de las ideas de la filosofía de Kelsen la cual se basa en la concepción de cada ley como una norma, esto es, como un ‘deber ser’. Cada ley puede derivarse de otra que otorga validez a aquélla, hasta llegar al principio de validez final, la Grundnorm o norma fundamental. Una ley aplicada por un tribunal es válida en virtud de la legislación que guía la actuación de ese tribunal y le concede el poder de hacer la ley. El poder recibido por una asamblea legislativa emana generalmente de una constitución, cuya fuerza normativa procede de la Grundnorm. De este modo, el ordenamiento jurídico se estructura de forma jerárquica: la norma inferior extrae validez de la superior.

Decretos-Ley:

Son actos con fuerza de ley emanados del Poder Ejecutivo Nacional, (Asamblea Nacional) en uso de sus facultades y atribuciones que le acuerda la Constitución Nacional. Es interesante señalar que de acuerdo con el Artículo 190 Ordinal 8º. El Presidente de la Republica, en conejo de Ministros puede, previa ley formal habilitante, dictar medidas extraordinarias en materia económica o financiera. Por tanto, su materia es la misma de la ley formal.

Reglamentos:

Son actos con fuerza de ley emanados del Poder Ejecutivo Nacional, (Asamblea Nacional) en su Artículo 190 Ordinal 10º, preceptúa entre las atribuciones del Presidente de la Republicara, el reglamentar total o parcialmente las leyes, sin alterar su espíritu., propósito y razón. Esta atribución se denomina en la doctrina, "La potestad reglamentaria".

Ordenamiento Jurídico Venezolano o Fuentes Formales del Derecho Venezolano

Derecho Civil: En el derecho formal venezolano se pueden distinguir las siguientes formas del derecho:

El Código Civil Venezolano: La principal fuente formal en el Derecho Civil, que constituye la norma sustantiva, la cual regula toda la materia civil y su normativa.

El Código de procesamiento Civil: Fuente formal de gran importancia por cuanto constituye la norma procedimental, la norma adjetiva que regula todo el procedimiento en materia civil, ejemplo la separación de cuerpos: en el código de procedimiento civil se pauta el procedimiento legal que regula la materia de separación de cuerpos.

La Ley Titular del Menor: Regula todo lo concerniente con la materia especial de menores.

Derecho Mercantil: En el Derecho Mercantil se pueden distinguir las siguientes fuentes formales:

El Código de Comercio: Regula todo lo pertinente a la actividad desarrollada por los comerciantes y por aquellos que siendo no comerciantes realizan actos de comercio.

La Ley del Banco Central de Venezuela: Tiene como principal finalidad, crear y mantener condiciones que favorecen la estabilidad de la moneda nacional, el equilibrio económico del Estado y el desarrollo ordenado de la economía nacional.

Proceso Legislativo

Es La serie de etapas que se siguen con la finalidad de elaborar o modificar una ley o decreto. Este proceso se desarrolla bajo los siguientes pasos: la iniciativa de ley o decreto, el turnado a la Comisión de Dictamen, para su posterior discusión, aprobación y sanción en el salón del pleno, y su publicación en el periódico oficial para convertirla en Ley.

INICIATIVA.- Cuando uno o varios diputados consideran conveniente la creación de nuevas leyes y normas, de acuerdo a la dinámica social, para modificar, crear o eliminar alguna ley proponen ante la Presidencia de Régimen Interno los cambios que planean hacer. El Presidente, a su vez, los turna a la Comisión respectiva para su dictamen.

DICTAMEN.- Se llama así al acuerdo que expiden las Comisiones, previo análisis de la iniciativa o asunto, para someterlo después a la consideración del pleno.

COMISION.- La palabra comisión proviene del latín "comiso onis", que es la acción de cometer. El orden y la facultad que una persona da por escrito a otra para que realice un encargo o atienda un asunto: en la LXIII Legislatura existen actualmente, comisiones ordinarias y especiales.

DISCUSIÓN, APROBACIÓN Y PROMULGACIÓN DE LA LEY O DECRETO.- Una vez que se ha hecho el Dictamen se turna al pleno; en este acto los diputados discuten sobre las ventajas y desventajas de la iniciativa. Una vez que se ha agotado la discusión, se lleva a votación para su aprobación. Posteriormente, se envía al Ejecutivo Estatal para su sanción, donde manifiesta su acuerdo o desacuerdo. Finalmente se promulga la Ley y se publica en el periódico oficial del Gobierno del Estado.

DECRETO.- Viene del latín "decemere, decrevi, decretum", que significa acuerdo o resolución. Es la decisión o determinación del jefe de Estado sobre cualquier materia en su gobierno, el cual crea normas concretas y personales.

LEY.- Es un acto de autoridad que tiene como elemento crear normas que establecen el comportamiento individual en sociedad; tiene como elementos inherentes la abstracción, la impersonalidad y generalidad.

PUBLICACION DE LA LEY.- Toda nueva ley o reforma debe ser publicada después de su promulgación, en el órgano oficial de Gobierno, que para el caso del Congreso Estatal, es la Gaceta Oficial

Potestad reglamentaria

La Potestad reglamentaria es la prerrogativa por la que las administraciones públicas pueden crear normas con rango reglamentario, es decir, normas subordinadas a las leyes, ya sean reglamentos, decretos o instrucciones.

No es privativa del Poder Ejecutivo, otros órganos también pueden ejercerla. Así por ejemplo, las Cámaras del Parlamento, o Tribunales Superiores de Justicia. No obstante ello, la potestad reglamentaria está radicada principalmente en el Ejecutivo.

Clasificación

Se acostumbra distinguir entre una potestad reglamentaria clásica y otra moderna:

Clásica

Es aquella reconocida al Jefe de Estado, o Jefe de Gobierno, para regular la aplicación concreta de las leyes: se llama también potestad de ejecución, pues su objetivo es ejecutar la Constitución y las leyes en los asuntos en que sea necesario concretar las disposiciones formuladas en las normas generales y abstractas.

Moderna

Es aquella que se confiere al Jefe de Estado o de Gobierno para la ejecución de la Constitución en todas aquellas materias que ésta no ha reservado expresamente a la Ley. Se denomina también autónoma pues se ejerce con independencia de la Ley y en todos los asuntos que la Constitución no encomienda expresamente a ésta.

Competencia y Alcance de la Potestad Reglamentaria:

El ejercicio de la potestad reglamentaria corresponde al Presidente o Presidenta de la República, en Consejo de Ministros, de conformidad con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y las leyes.

Los reglamentos no podrán regular materias objeto de reserva de ley, ni infringir normas con dicho rango. Además, sin perjuicio de su función de desarrollo o colaboración con respecto a la ley, no podrán tipificar delitos, faltas o infracciones administrativas, establecer penas o sanciones, así como tributos, cánones u otras cargas o prestaciones personales o patrimoniales de carácter público.

Límites de la Potestad Reglamentaria

Los límites de la Potestad Reglamentaria son de carácter formal y material.

Formalmente al emitirse un Reglamento ha de seguirse el procedimiento establecido para ello. Son de destacar dos aspectos procedimientos importantes, el primero relativo a que cuando se trate de Reglamentos Ejecutivos se debe consultar preceptivamente a la Comisión Permanente del Consejo de Estado, y el segundo que para que produzcan efectos jurídicos los Reglamentos estatales habrán de publicarse en el Boletín Oficial del Estado y entrarán en vigor conforme a lo dispuesto en el artículo 2.1 del Código Civil ("a los veinte días de su completa publicación en el BOE si en ellas no se dispone otra cosa").

Materialmente los límites son:

· Derivados del principio de reserva legal.

La reserva legal es un principio por el cual determinadas materias han de ser reguladas forzosamente por una norma con rango de ley y, por tanto, atribuidas al Parlamento, sin que el Poder Ejecutivo pueda establecer disposiciones normativas sobre ellas. Las materias de reserva legal se establecen en la Constitución a través de múltiples preceptos que disponen que determinadas cuestiones sean reguladas por Ley, bien ordinaria, bien orgánica (reserva formal o expresa).

Por otra parte toda materia regulada por una Ley produce lo que se denomina "autorreserva", ya que sólo por otra norma con ese valor podrá regularse la materia (reserva por congelación de rango).

Todo ello sin perjuicio de que el Poder Legislativo (salvo materias reservadas a Ley Orgánica, básicamente) pueda "deslegalizar" una materia, permitiendo que se regulen por vía Reglamentaria.

No existe en nuestra Constitución, al contrario de lo que ocurre - por ejemplo - en la Constitución francesa, el principio de "reserva reglamentaria" o materias cuya regulación corresponde en exclusividad al Ejecutivo.

· Derivados del principio de competencia.

La competencia para emanar Reglamentos se establece en el artículo 97 de la Constitución que atribuye expresamente al Gobierno la potestad reglamentaria, pero, a la vez, al establecer la garantía institucional de la autonomía a favor de los municipios, las provincias y las Comunidades Autónomas, está admitiendo también como contenido de dicha autonomía una potestad normativa propia de esas entidades territoriales, potestad que incluye como mínimo la reglamentaria.

· Derivados del principio de jerarquía normativa.

Se derivan claramente de todo lo dicho hasta ahora y en consecuencia:

- La Administración no puede dictar Reglamentos contrarios a las Leyes.

- Ningún Reglamento puede vulnerar los preceptos de otro de grado superior.

· Derivados del principio de inderogabilidad singular.

Al ser una disposición general, le es aplicable el artículo 30 de la Ley de Régimen Jurídico de la Administración del Estado de 26 de julio de 1957, según el cual "las resoluciones administrativas de carácter particular no podrán vulnerar lo establecido en una disposición de carácter general, aunque aquéllas tengan grado igual o superior a ésta". Este principio es el que se conoce con el nombre de "inderogabilidad singular de los Reglamentos". Es una garantía fundamental y supone por ejemplo que el Consejo de Ministros no puede, para una persona, derogar una Orden Ministerial. Las Leyes por el contrario, si pueden derogar singularmente.

· Derivados del principio de irretroactividad.

El Reglamento, de acuerdo con lo que en este punto señala el artículo 9, apartado 3º de la Constitución, no puede establecer normas, en cuanto éstas afecten a los administrados, más que para el futuro. Es esta una de sus diferencias con la Ley, puesto que la voluntad soberana de ésta puede alcanzar a sus preceptos fuerza retroactiva.

Jerarquía Normativa

Ordenación jerárquica o escalonada de las normas jurídicas de modo que las normas de rango inferior no pueden contradecir ni vulnerar lo establecido por una norma de rango superior que tiene mucho valor.

El principio de jerarquía normativa permite establecer el orden de aplicabilidad de las normas jurídicas y el criterio para solucionar las posibles contradicciones entre normas de distinto rango. La Constitución garantiza expresamente el principio de jerarquía normativa.

En nuestro ordenamiento el principio de jerarquía normativa se traduce en:

- Superioridad de la Constitución sobre cualquier otra norma jurídica. Esta superioridad de la Constitución se basa en un criterio material, pues la misma contiene los principios fundamentales de la convivencia (superlegalidad material) y por ello está dotada de mecanismos formales de defensa (superlegalidad formal).

- Superioridad de la norma escrita sobre la costumbre y los principios generales de Derecho, sin perjuicio del carácter informador del ordenamiento jurídico de estos últimos.

- Superioridad de la ley y de las normas con rango de ley sobre las normas administrativas. La doctrina discute si las relaciones entre la ley orgánica y la ley ordinaria se rigen por el principio de jerarquía según el cual la ley orgánica sería superior, o por el de competencia, lo que supondría que ambas tienen el mismo rango.

-A su vez las disposiciones administrativas se encuentran jerarquizadas según el siguiente orden: decretos, órdenes de las comisiones delegadas del Gobierno, órdenes ministeriales y disposiciones de las demás autoridades y órganos inferiores según el orden de su respectiva jerarquía.

Parte 2

“Relaciones Humanas y Relaciones Jurídicas”

Convencionalismo Social

Un convencionalismo social, son reglas que rigen la conducta del hombre para con la sociedad, pero no son obligatorias, (Modismos) EJEMPLO: Comer con cubiertos, la decencia, la caballerosidad, el saludo, la cortesía, el buen comportamiento, etc.

El convencionalismo social participa de la naturaleza de la costumbre por lo que se refiere a la práctica reiterada y constante, sin embargo a diferencia de la norma jurídica, no tiene obligatoriedad, su cumplimiento es esperado y exigido; sin embargo y a diferencia de la norma de derecho cuya sanción consiste en el cumplimiento forzado de la norma más un castigo, en los usos sociales la sanción tiende al castigo (expresión de condena, censura, exclusión, etc.) pero no al acatamiento forzado del mismo.

Relación Jurídica: Concepto

Las relaciones humanas son de distinta naturaleza y no todas interesan a la organización colectiva. Por ello, el Derecho regula sólo algunas de las relaciones humanas, es decir, aquellas que revisten importancia por sus consecuencias en la vida colectiva, y las hace producir particulares efectos que son los que se llaman efectos jurídicos. Las relaciones humanas a las cuales el Derecho hace producir consecuencias jurídicas se denominan relaciones jurídicas.

El Derecho sólo reconoce como productoras de efectos jurídicos aquellas relaciones que tengan una verdadera utilidad para la vida social, aquellas que en vista de sus fines económicos sociales, y de otra naturaleza las haga merecedoras de tutela jurídica, toda relación jurídica es una relación social, pero no sucede a la inversa, no toda relación social es una relación jurídica.

De lo expuesto concluimos que la producción de las relaciones jurídicas se verifica en la siguiente forma: es necesario, ante todo, la existencia de las personas que al ponerse en contacto por algún motivo determinado dan nacimiento a una relación humana pura y simple. Ahora bien, si existe una norma en cuyo supuesto de hecho encajen las circunstancias propias de la relación humana que se ha producido, y en vista de la cual el efecto de aquella relación humana esté tutelado y disciplinado por el Derecho, entonces se transforma en una relación jurídica de la cual derivan, para los sujetos que de ella forman parte, particulares derechos por lo que se refiere al sujeto activo de la relación y obligaciones por lo que refiere al sujeto pasivo de la misma.

De modo que, para que se produzca una relación jurídica, es necesario: la existencia de una relación material, humana: la existencia de una norma en cuyo supuesto encaje esa relación humana y en vista de la cual se le haga producir efectos de Derecho.

Personalidad Jurídica

El concepto jurídico de persona difiere del concepto ético. Este nos presenta sólo la posibilidad de que alguien o algo pueda ser sujeto de derechos y obligaciones; pueda ser, como expresa Kelsen, , es decir, punto al cual van a converger los imperativos del Derecho. Es decir es todo ente capacitado de derechos y obligaciones.

Clasificación de las Personas:

Acogemos los criterios de clasificación que trae el Código Civil Venezolano por cuanto serán los de mayor utilidad práctica.

El Artículo 15 del Código Civil dice: Las personas son naturales o jurídicas.

- Personas Naturales: Llamadas también individuales, físicas, simples o concretas, son los individuos de la especie humana y solo ellos. Se es persona si el ser nace vivo y la prueba de la existencia de que un ser nazca vivo es la partida de nacimiento.

Artículo 16 del Código Civil: Todos los individuos de la especie humana son personas.

Artículo 17 del Código Civil: El feto se tendrá como nacido cuando se trate de su bien y para que sea reputado como persona, basta que haya nacido vivo.

- Personas Jurídicas: En sentido estricto, colectivas, morales, complejas o abstractas, son todos los entes aptos para ser titulares de derechos o deberes y que no son individuos de la especie humana.

En consecuencia, la persona jurídica puede ser definida como organización humana encaminada a la consecución de un fin, a la que el Derecho reconoce como miembro de la comunidad, otorgándole capacidad jurídica.

Nacimiento de las Personas Jurídicas

- La persona física ó persona natural existe desde que el hombre nace.

- La jurídica desde que se atribuye personalidad al ente de que se trate, cosa que puede ocurrir, bien cuando se constituye (nace) la organización, bien después, porque así como para nuestro Derecho no hay hombres sin personalidad jurídica, si hay organizaciones que carecen de ella.

A esa atribución de personalidad se le llama también reconocimiento, dándose, pues, igual sentido a las expresiones atribuir que reconocer la personalidad.

- Persona Colectiva: Son grupos de personas que forman un colectivo. Un sindicato, una empresa, una asociación, una institución, etc., son personas colectivas.

- Persona Jurídica (o Moral): Es toda aquella empresa que la Ley reconoce derechos y puede contraer obligaciones civiles y es apta para ser representada judicial y extrajudicial (Industria - Comercio - Servicios, Extracción, etc.).

Disposiciones Legales Aplicables

La persona jurídica necesita de órganos rectores de su actividad. Al tratarse de un conjunto de bienes y derechos es necesaria la existencia de personas físicas que decidan el destino que se da a esos bienes y las acciones que se vayan a tomar.

Los órganos se regulan por ley y por los estatutos de la persona jurídica. Los órganos más habituales son:

• El administrador

• Varios administradores solidarios o mancomunados.

• El consejo de Administración.

• La Junta de socios, accionistas, etc.

Responsabilidad de la persona jurídica

Tradicionalmente se ha rechazado la posibilidad de que una persona jurídica tenga responsabilidad penal por un delito. El argumento es que la culpa no puede recaer en ella, sino en las personas físicas que están detrás de una persona jurídica y toman las decisiones. Según esta concepción doctrinal, la persona jurídica sería sólo responsable civilmente, es decir, tendría que resarcir daños y perjuicios. Además, históricamente la teoría del delito se ha construido sobre la base de la persona natural.

En la actualidad, sin embargo, existen ordenamientos donde es posible sancionar penalmente a una persona jurídica por un delito. Si bien no pueden imponérsele todo los tipos de penas, existen algunas, como las pecuniarias o las inhabilitaciones, que pueden ser adecuadas para los delitos económicos o tributarios. No obstante, parte de la doctrina considera estas situaciones como propias del derecho administrativo sancionador y no del derecho penal.

La Capacidad y La competencia

Hemos ya dado cuenta de cómo el Derecho atribuye la personalidad a determinados substratos que a veces pueden estar constituidos por individuos, tal como los denomina el Código Civil en su artículo 16, .

La capacidad jurídica es la posibilidad de la adquisición de derechos u asunción de obligaciones. No es ni un derecho ni una obligación, sino un estado tal que hace posible la atribución a determinados sujetos, bien sea de derechos o de obligaciones. Pero estos derechos y obligaciones, que pueden ser atribuidos a un sujeto, no deben quedar en situación estática, ya que el derecho es dinámico. Nada vale en un sujeto el ser titular de derechos si no hay la posibilidad de su ejercicio, y precisamente la posibilidad de ejercer los derechos es lo que se denomina capacidad de ejercicio o de obrar.

La Capacidad jurídica o de goce: corresponde a todos los hombres por el hecho de serlo y en este sentido se confunde casi con la noción de personalidad. Toda persona natural o jurídica, por el hecho de ser reconocida como tal, tiene la capacidad de adquirir derechos y contraer obligaciones, es decir, que unos y otros figuren como parte integrante de su patrimonio y esta se adquiere cuando se alcanza la mayoría de edad.

La Capacidad de ejercicio: en cambio, se refiere, ya no a esa facultad propia de todos los seres en el mundo del derecho, sino a la posibilidad de poder ejercitar directamente esos derechos, es decir, adquirirlos por sí mismo o contraer, en la misma forma, obligaciones.

Esta capacidad de ejercicio es la regla general y nos sugiere, entonces, a través del estudio de las excepciones, la noción de incapacidad. Como acertadamente lo expresa el profesor Angarita, la incapacidad "no es la falta de derecho sino la imperfección en el obrar: el derecho existe pero puede estar limitado por falta de aptitud".

Domicilio Y Residencia

El domicilio es un atributo más de la persona que puede definirse: Es el lugar donde reside una persona con el propósito de establecerse en él; a falta de éste, el lugar donde tiene el principal asiento de sus negocios, y a falta de ambos, el lugar en donde se halle. La doctrina jurídica también llama al domicilio sede jurídica de la persona y le atribuye los caracteres de fijeza, obligatoriedad y unidad.

El domicilio es un derecho, pero también una obligación; la ley penal establece que incurre en un delito la persona que oculte su domicilio o designe otro distinto para eludir una práctica legal. El concepto de domicilio es fundamental en el derecho, conviene entonces lograr diferenciarlo de la residencia la cual debe ser entendida como la estancia temporal de una persona en un cierto lugar, sin el propósito de radicarse en él:

- La residencia puede servir, por ejemplo para realizar notificaciones de índole judicial, también se toma en cuenta para el levantamiento de actas como la de defunción.

- En cambio el domicilio es el centro al cual se refieren los mayores efectos jurídicos, sirve para determinar la competencia de los jueces y la mayor parte de los actos civiles, igualmente es el lugar normal para el cumplimiento de las obligaciones y también del ejercicio de los derechos políticos o civiles.

En tanto que el domicilio es permanente, la residencia es temporal.

El origen de la palabra domicilio es domus, palabra que significa morada, sin embargo en la práctica puede llegar a presentarse el problema de que una persona no tenga residencia habitual y fija con el propósito de vivir en un sitio determinado, por lo que es necesario resolver la cuestión jurídica que se presenta en estos sujeto, para ello se presupone que a falta de los elementos constitutivos del domicilio, este se encontrará en el lugar donde tenga el principal asiento de sus negocios.

Las razones para tal declaración son que:

1. El domicilio tiene principalmente consecuencias de tipo patrimonial

2. Sirve para fijar el ejercicio de los derechos y cumplimiento de las obligaciones

3. Para determinar la competencia

4. Para la radicación del juicio sucesorio tanto en las testamentarias como en los intestados pues se toma en cuenta el último domicilio del difunto

Por esto el derecho considera que no existe una persona sin domicilio, para los efectos legales como ya se mencionó con anterioridad, aunque falten los elementos del domicilio, la ley lo fija en un cierto lugar, aquel en donde se encuentra la persona.

Existen tres clases de domicilio

1) Voluntario: Es el que adopta la persona por decisión libre de su voluntad, pudiendo cambiarlo cuando él lo desee.

2) Legal: Es el lugar que la ley fija a una persona para el ejercicio de sus derechos y el cumplimiento de sus obligaciones.(aunque no se encuentre presente en el mismo.

3) Convencional: Es el que designa una persona para el cumplimiento de determinadas obligaciones.

No tiene por tanto, finalidad postal ni nada semejante. En consecuencia, el domicilio no se forma con el nombre de la calle y el número de la casa en que se vive, sino que lo es el lugar donde vives (elemento objetivo, evidente, Manzanillo), con el propósito (elemento subjetivo, intención) de establecerte en él, para que aquí ejercites tus derechos, para que aquí cumplas tus obligaciones y, en caso de no hacerlo, para que aquí, en los Juzgados de tu domicilio, se te demande.

Esto constituye para la persona un derecho y un privilegio que se denomina “fuero domiciliar” y que consiste en que, para demandarte, ha de hacerse ante los tribunales de tu domicilio, del lugar donde resides. Si se te pudiera demandar en cualquier lugar, sería sencillísimo ir a demandarte a otro sitio donde no residas, donde nunca te enterarías y quedarías sin posibilidad de defenderte y perderías el juicio que se instaurara en tu contra.

CONCLUSIONES

Es de gran importancia saber de donde nace cada una de las normas que rigen la conducta humana, y saber distinguirlas de tal manera si conocemos cuales podrían ser las consecuencias de nuestros actos entonces pensaríamos dos veces antes de ejecutar una acción, estas normativas están dividas principalmente en morales y jurídicas la diferencia es que una tiene una sanción de tipo social y la otra conlleva a una sanción de orden jurídico que esta acoplado a leyes o cánones impuestos por la misma sociedad pudiendo llegar a privar la libertad del infractor. Pero para poder darle una topología a una acción es importante que esta sea exteriorizada, no podemos decir si es algo bueno o malo si el individuo la mantiene en mente y nunca llega a ejecutarla.

Las normas son de gran importancia en la convivencia, si no hubiesen reglas todo el mundo hiciera lo que quisiera, imposibilitando el bienestar común y la justicia que no es mas que el hecho de darle a las personas lo que les corresponden y no lo que quieren, es por esto que se podría decir que el derecho es de tipo objetivo. Otra definición presentada en el trabajo fue la división de la persona como persona natural y persona jurídica, se pudo observar que la responsabilidad no es la misma cuando en efecto se es persona natural que cuando se labora como una empresa, además de que las disposiciones legales aplicables son diferentes para los dos casos.

BIBLIOGRAFIA

ciam.ucol.mx/directorios/5790/derecho/EL%20DOMICILIO.ppt

http://www.monografias.com/trabajos59/introduccion-derecho/introduccion-derecho2.shtml

http://www.docstoc.com/docs/4885801/Convencionalismo-social

http://www.congresochiapas.gob.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=142&Itemid=74

http://www.mipunto.com/venezuelavirtual/000/000/005/013/012/085.html