Leer Ensayo Completo Cultivo Del Tomate

Cultivo Del Tomate

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.996.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: mondoro 04 mayo 2011

Palabras: 10765 | Páginas: 44

...

apical, donde se inician los nuevos primordios foliares y florales. Hoja: compuesta e imparipinnada, con foliolos peciolados, lobulados y con borde dentado, en número de 7 a 9 y recubiertos de pelos glandulares. Las hojas se disponen de forma alternativa sobre el tallo.

El mesófilo o tejido parenquimático está recubierto por una epidermis superior e inferior, ambas sin cloroplastos. La epidermis inferior presenta un alto número de estomas. Dentro del parénquima, la zona superior o zona en empalizada, es rica en cloroplastos. Los haces vasculares son prominentes, sobre todo en el envés, y constan de un nervio principal. Flor: es perfecta, regular e hipogina y consta de 5 o más sépalos, de igual número de pétalos de color amarillo y dispuestos de forma helicoidal a intervalos de 135º, de igual número de estambres soldados que se alternan con los pétalos y forman un cono estaminal que envuelve al gineceo, y de un ovario bi o plurilocular. Las flores se agrupan en inflorescencias de tipo racemoso (dicasio), generalmente en número de 3 a 10 en variedades comerciales de tomate calibre M y G; es frecuente que el eje principal de la inflorescencia se ramifique por debajo de la primera flor formada dando lugar a una inflorescencia compuesta, de forma que se han descrito algunas con más de 300 flores. La primera flor se forma en la yema apical y las demás se disponen lateralmente por debajo de la primera, alrededor del eje principal. La flor se une al eje floral por medio de un pedicelo articulado que contiene la zona de abscisión, que se distingue por un engrosamiento con un pequeño surco originado por una reducción del espesor del cortex. Las inflorescencias se desarrollan cada 2-3 hojas en las axilas. Fruto: baya bi o plurilocular que puede alcanzar un peso que oscila entre unos pocos miligramos y 600 gramos. Está constituido por el pericarpo, el tejido placentario y las semillas. El fruto puede recolectarse separándolo por la zona de abscisión del pedicelo, como ocurre en las variedades industriales, en las que es indeseable la presencia de parte del pecíolo, o bien puede separase por la zona peduncular de unión al fruto.

RECOMENDACIONES GENERALES ANTES DE TOMARLA DECISIÓN DE SEMBRAR EL CULTIVO DE TOMATE

El tomate es un cultivo exigente en todo su proceso de producción hasta su comercialización, por ello, es muy importante considerar los siguientes elementos para tener éxito en su siembra: Maquinaria y equipo. La preparación del terreno y el mantenimiento del cultivo, exige su disponibilidad y sin atraso, para realizar cada una de las actividades en el m omento mas oportuno. Mano de obra disponible: La siembra de tomate se debe ubicar cerca de l mancha urbana, debido a que este cultivo genera mucho empleo, llegando a requerir de 450 a 600 jornales por hectárea, para realizar cada una de las actividades en el momento que se requiera. Asesoría técnica especializada: Si no se tiene experiencia en el cultivo, es importante que se apoye con un técnico experto, para que resuelva los problemas fitosanitarios de manera acertada y se evite hacer gastos innecesarios en agroquímicos. Infraestructura de riego y drenaje: En los últimos años las condiciones climáticas del estado son muy inestables en temperatura y presencia de lluvias, para cualquier eventualidad, cundo así se requiera. Disponibilidad de material de la región: Para la construcción del almácigo y el estacado del cultivo, se requieren grandes cantidades de estos materiales, es por ello, que debe existir disponibilidad en la región, para no encarecer el costo del cultivo y rendimiento. Transporte: Es necesario contar con un vehículo que sirva de transporte, ya que aparte de facilitar el acarreo de los insumos, es de mucha ayuda cuando se se tiene problemas de comercialización, ya que se puede llevar el producto al mercado más cercano, evitando que la producción se que en campo. Disponibilidad de insumos: La semilla y los agroquímicos seleccionados se deben de adquirir con anticipación, es necesario solicitarlos con tiempo, ya que en el estado se consumen productos

baratos y de alta residualidad. En el caso del tomate se deben utilizar los autorizados, para evitar la contaminación del fruto, ya que se consume en fresco. Recursos económicos: Se debe sembrar exclusivamente el área que se puede atender. Cuando el recurso no es suficiente, no se recomienda sembrar una mayor superficie, ya que se terminaría por desentender todo el cultivo, sobre todos, si se llegara a presentar un problema fitosanitario al inicio de la floración. Comercialización: Desde antes de iniciar el cultivo, es importante conocer las oportunidades de comercialización y el comportamiento de los precios durante el año, con la finalidad de que la producción salga en los meses de mayores precios.

PAQUETE TECNOLÓGICO PARA LA SIEMBRA COMERCIAL DE TOMATE

El presente manual es una herramienta de auxilio para la siembra de este cultivo y, esta aclaración se hace, debido a que el estado presenta condiciones particulares y muy variables, tanto de suelo como de clima, en especial de las condiciones agroecológicas y las condiciones físico-químicas del suelo, principales determinantes de la tecnología de producción, misma que se tienen que adecuar a la zona, en donde se pretende sembrar, desarrollar y cosechar este cultivo. Sin embargo, en este manual se trata de ser muy preciso en la descripción de este proceso de producción con el interés de que esta información sea de utilidad y aplicable, para obtener un alto rendimiento, y con ello, un margen de utilidad más amplio, que a final de cuentas, es lo que mas interesa al productor. Antes de describir el proceso de producción, es muy importante entender, que la practica de la agricultura, es un juego técnico, donde se tienen que conocer todos los elementos de impacto en la producción de plántulas, hasta que termina la cosecha, es decir, desde que la planta esta en vivero hasta que muere en campo, donde su atención es completamente distinta, pasando de condiciones constroladas, a condiciones libres con una influencia extrema, que si no se conocen y se saben manejar, tienen un fuerte impacto en la

producción, y es ahí en donde se están quedando muchos productores que se dedican a la siembra de este cultivo. Por ello, la tecnología de producción, que se describe sobre este cultivo, contiene todos los elementos mínimos necesarios, para corregir este tipo de eventualidades, mismos que se tienen que particularizar de acuerdo a las condiciones en donde se ubica el productor, de tal forma, que esta información se valida como una recomendación y pueda ser de aplicada, para su beneficio. PRODUCCIÓN DE PLANTULA En el estado de Tabasco se practican diferentes formas para obtener la plántula de tomate y esto depende de las condiciones productivas de la zona y las necesidades de tiempo y espacio del productor. A continuación se describen los diferentes tipos de almácigos: Almácigo a ras de suelo. Consiste en remover el suelo y formar una cama de un metro de ancho, diez metros de largo y veinte centímetros de altura. Para obtener una planta de calidad, es importante incorporar al suelo, estiércol de ganado vacuno bien descompuesto, utilizando 5 kilogramos por metro cuadrado. Para un eficiente manejo de este abono se recomienda humedecer el almácigo; posteriormente, se extiende el estiércol en forma de capa y con el apoyo de un azadón se realiza la mezcla. En este caso, es muy importante hacer una buena desinfección del suelo, para evitar problemas por “EDamping off” también conocido como Secadera de la plántula. Se recomienda desinfectar el suelo con una mezcla de Captán más furadán en una dosis de 100 gramos y 50 centímetros cúbicos respectivamente, disueltos en una bomba tipo mochila con capacidad de 15 litros de agua, aplicándolo al suelo con un rociado a gota gruesa. Posteriormente, se recomienda cubrir el área desinfectada con un plástico durante 48 horas. Al término de este tiempo, el plástico se quita, se remueve el suelo, se agrega agua por la tarde, para que al día siguiente por la mañana, se siembre la semilla de tomate.

Otra opción que existe para desinfectar el suelo, es utilizando el formol en una dosis de un litro disuelto en 50 litros de agua. Este se puede aplicar con una regadera de ano, en todo el almácigo (medidas antes señaladas). Es importante cubrir la tierra humedecida del almácigo con un plástico durante 48 horas. Al igual que el método anterior, se recomienda remover el suelo y agregar agua por la tarde, para que al día siguiente por la mañana se realice la siembra. Para evitar el maltrato de la planta, se recomienda proteger el almácigo con una estructura de madera “tapezco” cuidando en todo momento regular la sombra y la humedad del suelo. En lo que se refiere a la sombra, en un principio debe ser total, empezando a ralear a partir del cuarto día, para que la planta tenga buen color grosor de tallo. En lo que respecta al riego, durante los primeros 10 días debe ser por la mañana y tarde posteriormente, solo se realizará un riego pesado por las tardes, es importante que el suelo se mantenga a capacidad de campo , para no afectar la germinación y el desarrollo de la planta, debido a la ploriferación de hongos. En lo que se refiere al manejo del almácigo, con respecto a la fertilización y sanidad de la planta, se recomiendan dos aplicaciones de Raizal con captán en dosis de 2 gramos por litro de agua y dos aplicaciones de Gro Green y Ridomil en dosis de 2 gramos más un gramo respectivamente por litro de agua, para prevenir la pérdida de plántula por ataque de hongos. Antes de llevar una planta de tomate al campo definitivo, como regla general, se recomienda retirar de forma total la sombra y suspender el agua dos días antes del trasplante, para que encañe la planta y tenga la suficiente reserva para resistir el estrés por el cambio de lugar. Almácigo en charola: Esta técnica de producción de plántula en charola, no era muy común en los productores del campo en el estado, sin embargo, hoy en día, se observa una creciente adopción y uso de esta técnica, por la seguridad y eficiencia que se logra en el trasplante de la planta, con la ventaja adicional, que se puede realizar en cualquier momento y condición, sin que la planta sufra de estrés y arase su desarrollo, debido a que la plante lleva pilón.

Para producir una planta de calidad bajo condiciones controladas, es muy importante tomar en cuenta y cuidar cinco elementos importantes como son: estructura de invernadero, substrato, semilla, charola y manejo de la plántula. A continuación se hace una descripción de cada uno de estos elementos: Invernadero Es una estructura construida de fierro o madera protegido con plástico y malla sombra; misma que se alterna de acuerdo a las condiciones del clima que impera durante el año. Estructura La estructura del invernadero se puede construir con cualquier tipo de material y va depender de la disponibilidad de recursos, puedes ser de fierro armado, tubo galvanizado de ensamble, madera con clavos y hasta mangle y bambú con amarres. La calidad de la estructura depende de su firmeza, por la tanto, se recomienda que cuando se arme o se construya el invernadero, estén bien fijas las estructuras en piso y estén bien tensas las esquinas y costados de la misma. El techo de los invernaderos, se puede construir de dos formas, ya sea V invertida (dos aguas) o bien semicírculo, en ambos casos son eficientes, siempre y cuando estén bien emparrillados y ventilados. Plástico En lo que se refiere al plástico, la calidad varía. El nacional tiene menos vida útil comparada con el de importación, mismo que resulta más caro, pero ofrece un mayor beneficio para su aprovechamiento. Es importante no olvidar que este plástico debe estar tratado contra rayos ultravioleta, para evitar su cristalización y rápida destrucción. Cuando se instale el plástico, debe quedar bien tenso, para que soporte los vientos fuertes y, al mismo tiempo, evitar que se almacene agua de lluvia, que puede llegar a destruir toda la estructura del invernadero.

Malla sombra Se utiliza para regular la entrada de luz y resulta de mucha utilidad a partir del mes de febrero, cuando el sol empieza a perder su inclinación y se escasea la presencia de nubes. Para las condiciones del estado de Tabasco, se requiere el uso alternado de malla sombra de 50% y de 70% de sombra, mismas que se pueden conseguir con la empresa MALLA TENAX. En el mercado existen mallas tanto nacional como de importación, las cuales varían en calidad y precio, en este caso, se recomienda la de importación, que resulta más cara, pero tiene una mayor vida útil y consecuentemente un mayor aprovechamiento. Substrato Con el uso de materiales de la región en sus diferentes combinaciones, se pueden obtener un buen substrato, siempre y cuando se realice una buena desinfección y un buen manejo de la humedad, de lo contrario, se corre el riesgo de que la planta muera por la activación de hongos, que provoca la secadera de la plántula y con ello una reducción significativa en el número de plantas por charola. La experiencia nos ha enseñado, que para evitar riesgo y el atraso en la obtención de la planta, el substrato comercial resulta la mejor alternativa de solución, debido a que este material está desinfectado, está fertilizado y en ocasiones trae hongos nicorrizicos, que se activan al momento de ser utilizado. En el mercado existen diferentes substratos comerciales, con costros que varían de $ 350.00 hasta los $280.00 pesos, dependiendo de la calidad y sus componentes entre los que se pueden mencionar el PEAT MOS, PROMIX PREMIER, SUNSHINES MIX y SOGEMIX. Cada paquete de substrato pesa aproximadamente 40 kilogramos, que pueden ser utilizados para el llenado de 70 charolas, resultando un costo de $ 4.00 a $ 5.00 pesos por cajhrola llena, dependiendo del substrato. Para la siembra de una hectárea de tomate, se requiere de un bulto y medio de substrato, cuyo costo varía entre los $420.00 y $525.00 pesos.

Semilla En el estado se siembran tres tipos de tomate conocidos como bola, saladet o manzano y el criollo arriñonado. Tomate bola: El follaje de la planta es frondosos, los frutos son grandes, jugosos y de poca consistencia, presenta desventajas en su empaque y transporte, donde se llega a perder hasta un 20%, su vida en anaquel y puede durar hasta 25 días. Tomate Saladet o manzano: El follaje es menos exuberante y comparado con el tomate de bola los frutos son más pequeños y de consistencia dura, presenta excelentes cualidades para su empacado y transporte, su vida en anaquel puede durar hasta 40 días. Tomate criollo arriñonado: El follaje es exuberante y puede alcanzar 1.20 metros de altura, sus frutos son medianos con una apariencia rugosa, es muy olorosos y con un sabor ácido, tienen una fuerte demanda en el mercado local y su precio es alto todo el año, ya que se produce en muy poco volumen. Para obtener semilla de tomate criollo arriñonado, se seleccionan frutos grandes y bien maduros, se saca y se lava la semilla en una cubeta, se cuela el agua y se cercena hasta obtener la semilla limpia de mucílago, misma que se pone sobre un papel bajo sombra, se recomienda removerla continuamente, para evitar que se pegue, posteriormente se guarda para su uso. En el caso de semillas comerciales se recomienda para su compra, las empresas ASGROW, PETOSEED, y SEMINIS, ya que sus materiales son de buena calidad garantizando una buena germinación y una planta uniforme con alto potencial de rendimiento. Para el estado de Tabasco, se recomiendan las variedades: Toro, Yaquí, Río grande, Río fuerte, Río mágico, Roma, Missure y algunos otros híbridos que están circulando con buen comportamiento agronómico y productivo. Charola El material de la charola puede ser diverso, pero se sugiere la plástica por ser económica y de fácil manipulación. En el caso de las charolas, las marca BLAKMORE de 200 cavidades (55 centímetros de largo x 28 centímetros de

ancho x 4.5 centímetros de profundidad.) son las mejores, debido a que las cavidades tienen el espacio adecuado para las raíces, están reforzadas y se pueden utilizar de 2 a 3 ciclos de siembra. Al termino de cada ciclo productivo, cuando se haya desocupado la charola, se recomienda que todas las cavidades queden sin substrato para su estibado es importante guardarlas, sin exponerlas al sol, si se piensa utilizar de nueva cuenta, la charola se debe desinfectar con fungicidas, para evitar problemas por hongos. Para la siembra de una hectárea se requieren de 100 charolas, cantidad que puede ser menor, si se siembra en terrenos fértiles o de humedad residual protegidos con acolchado orgánico. Cada caja de charolas trae 100 piezas y tiene un costo de $1,000.00 pesos, por lo tanto el costo por pieza es de 10 pesos incluido el flete de envío.

MANEJO TÉCNICO INVERNADERO

DE

LAPLANTULA

DE

TOMATE

EN

Llenado de la charola Antes de rellenar la charola, se recomienda desmenuzar la paca de substrato, de tal forma, que el material quede bien molido y facilite el llenado uniforme de las cavidades de la charola. Cuando se vaya a realizar la siembre, se recomienda mojar cuando menos una hora antes el substrato con el apoyo de una bomba tipo mochila, para promover su compactación y evitar su salida por el orificio de la cavidad de la charola al momento de ser transportada, para su siembra.

Siembra de la charola La semilla debe proceder de un lote reciente, durante su consumo se debe conservar en un lugar fresco, bajo sombra, bien tapado, para evitar la entrada de aire caliente. Durante la siembra se recomienda sacar del bote, solo la cantidad de semilla que se va a sembrar en ese momento, abasteciendo de nueva cuenta tan pronto se termine. Cuando la charola esta llena de substrato húmedo, antes de realizar la siembra se recomienda marcar la cavidad con otra charola, de tal forma, que el substrato quede a una profundidad de un centímetro. Si se quiere micorrizar la semilla se recomienda el producto BURIZE , en una dosis de un centímetro cúbico por litro de agua, contiene cepas del género Glomus intradix, se reproduce de forma eficiente en la raíz, durante su siembra no se debe exponer la semilla al sol. Para evitar su muerte, ya que son organismos vivos que se están incorporando. Para realizar una siembra eficiente, se debe evitar en todo momento manipular la semilla en la palma de la mano, y para ello, la semilla se coloca en un sembrador de plástico, donde se desliza la semilla con el apoyo de una madera con punta. La semilla se coloca a una misma profundidad en cada cavidad, se rellena con substrato y se le proporciona un riego pesado, llevando la charola al lugar definitivo, para su germinación y desarrollo.

En el caso de la semilla de tomate, se quiere adelantar la germinación, con tan solo remojar la semilla en agua es más que suficiente, cuidando en todo momento, que no se reseque la semilla, durante su siembra. Como dato técnico sobre la semilla, se puede decir que con esta técnica, se requieren de 50 a 80 gramos de semilla, para la siembra de una hgectáre3a, dependiendo del tipo de tomate, ya que la cantidad por gramo varía de 300 a 420 semillas. Riego de charolas Es importante que una vez sembrada la charola, no le falte humedad durante su estancia en el invernadero. En los primeros días se debe regar mañana y tarde, y conforma la planta desarrolle el follaje, solo se realiza un solo riego por la mañana, no se recomienda el uso de agua potable tratada con cloro como riego, ya que provoca intoxicación y la planta se pone a amarilla. Control de malezas Una vez germinada la planta, se recomienda eliminar de forma manual toda la maleza que aparezca dentro y fuera de la charola, para evitar su establecimiento y con ello la competencia con la planta de tomate, además ayuda a evitar que sirva como hospedero de plagas. Control de plagas El tiempo de estancia en invernadero es corto y no sobrepasa los treinta días, por lo tanto, las plagas no representan un problema serio, ya que hasta el momento no se han tenido problemas de importancia económica, cuando se han hecho aplicaciones periódicas y alternadas de Confidor y Tamarón, en dosis de 6 centímetros y 10 centímetros por bomba, respectivamente. Control de enfermedades Si se utiliza substrato comercial, los problemas de enfermedades se reduce al mínimo, sin embargo, estas aparecen cuando se excede la humedad en la charola, originando la presencia de Dampig off, que se corrige suprimiendo el riego y con las aplicación alternada de Derosal mas Ridomil Bravo, en dosis de 10 centímetros cúbicos y 10 gramos por bomba de agua, respectivamente. En el caso de que la semilla este micorrizada, el problema de dampig off es muy difícil que se presente y en el caso de que así suceda, no se recomienda la aplicación de fungicidas, solo se debe de suprimir el riego, para reducir el exceso de agua a capacidad de campo.

Nutrición de la plántula Desde el momento en que aparece la primera hoja verdadera, se inicia con la atención de la nutrición de la planta. En un principio se hacen dos aplicaciones de raizal, en una dosis de 25 gramos por bomba, con un intervalo de 5 días, aplicándose de manera foliar, este producto contiene fósforo y ayuda a promover el desarrollo de raíces. Las siguientes aplicaciones foliares, se realizan de forma diaria y de preferencia por la mañana, la mezcla que se recomienda consiste en Groo Green, Poliquel clacio y Magnasil, en una dosis creciente: La primera semana 30 gramos, segunda semana 40 gramos y en la tercera semana 50 gramos, de cada uno de los productos por bomba tipo mochila con capacidad para 20 litros de agua. Manejo de la sombra El tomate es una planta bastante sensible a la sombra, si la planta se produce en el mes de septiembre, se inicia con una protección de plástico y una malla con 50% de sombra, misma que se retira a mediados del mes de octubre, mes ñeque el sol experimenta una inclinación y con ello una reducción en la intensidad luminosa complementada con la presencia de días nublados. Del mes de noviembre a mes de octubre. El invernadero debe estar solo cubierto por plástico, o se debe hacer uso de malla sombra, ya que no es necesario, en el caso de que se hiciera uso de ella, es casi seguro, que la planta tendrá un crecimiento alongado con tallos delgados y bastante flácida, si se quisiera producir planta para la siembra bajo condiciones de riego, el invernadero debe estar cubierto por plástico y malla con el 70% de sombra, para amortiguar el retorno de la inclinación del sol, que trae consigo, un aumento en la intensidad de la luz y un aumento en la temperatura del aire, que afecta de manera significativa el desarrollo de la planta y dificulta su manejo. Preparación del terreno La mecanización del suelo se recomienda realizarla desde el momento en que se inicia con la producción de la plántula, para tener un buen acondicionamiento del terreno y con ello lograr un buen prendimiento de la plántula en el trasplante, y como consecuencia, u excelente desarrollo de la planta con amplias perspectivas de obtener un alto rendimiento.

El acondicionamiento del terreno se puede realizar de dos maneras: labranza mínima y con labranza convencional. Labranza mínima Este sistema se recomienda para terrenos de humedad residual, que por lo regular son inundables e inaccesibles para la utilización de maquinaria, por lo regular, se ubican en las márgenes de los ríos y arroyos, casi siempre están cubiertos de camalote, están sueltos y con un buen contenido de materia orgánica. En este sistema de preparación de la tierra, no se utiliza ningún tipo de maquinaria y su éxito depende del uso eficiente del herbicida y la herramienta menor como son machete, azadón y rastrillo. El primer paso consiste en el uso de herbicidas, para dominar la maleza de porte alto provocando su caída y su muerte. Para elegir el tipo de herbicida, es importante identificar las malezas que predominan; si prevalecen las de hoja angosta o gramíneas, el Glifosato (Faena o rival) son productos que funcionan de manera efectiva, requiere de seis días para ver su efecto, ya que son productos de acción sistémica con el mismo ingrediente activo y matan la maleza desde su raíz, sin contaminar el suelo. Para el control del as gramíneas, en una hectárea se requiere de u litro y medio de Faena o bien 10 sobres de Rival. Para una mayor eficiencia de los productos antes mencionados se recomienda que el agua tenga un pH de 5, para su corrección el vinagre, ácido nítrico, la urea y el bufex, en las cantidades adecuadas actúa de manera efectiva. Este producto mantiene al terreno libre de malezas, cuando menos 45 días, tiempo suficiente, para el transplante y el establecimiento de la planta. Como segundo paso, se recomienda que si la maleza es de porte alto y ya está seca, se use el machete, para que arranque la maleza con todo y raíz, y evitar su rebrote, posteriormente se pica y se extiende en todo el terreno, para formar un acolchado orgánico,. Que será de mucha utilidad, para conservar la humedad y regular la temperatura en el suelo, que tiene un impacto fuerte en el desarrollo de la planta.

Labranza convencional Las características físicas del suelo y las condiciones en que se encuentra el terreno seleccionado, determinan que labores se tienen que realizar para su acondicionamiento, ya que el cultivo de tomate requiere que el suelo este bien mullido, de tal manera, que favorezca un buen desarrollo radicular de la planta. Las diferentes labores, que se deben desarrollar en la preparación del terreno son las siguientes: Chapeo: Esta labor se realiza para eliminar la maleza que se encuentra en la superficie del terreno, se puede hacer de forma manual o con tractor. Barbecho: Se realiza para voltear la capa del suelo de 0 a 30 centímetros de profundidad, con el propósito de exponer al sol los huevecillos de ciertas plagas, aumentar la retención de humedad y facilitar el desarrollo del sistema radicular de la planta. Rastreo: Ayuda a desmoronar los terrones grandes dejados por el barbecho, se recomiendan dos pasos de forma cruzada, para que el terreno quede lo más desmoronado o mullido posible. Si se piensa surcar, se recomienda que en el último paso de rastra, se coloque una tablón pesado, para emparejar lo más que se pueda el suelo. Surcado: Si la siembra es de temporal o de riego, es importante que se realice el surcado, para evitar problemas de saturación de humedad en ele suelo, además de que puede servir para conducir el agua, si se llegar a necesitar. El trazo ty levantado de los surcos puede hacerse con un tractor equipado con vertedores o ganchos, de tal forma que los lomos del surco queden a una separación de un metro, con un ancho de 40 centímetros y una profundidad de 25 centímetros; también se pueden formar cuando se haga la labor de aporque a la planta. ANOTACIONES IMPORTANTES En la labranza convencional es muy importante que cada labor, se realice con un intervalo de tiempo de 10 días, para una mayor eficiencia en la preparación del terreno. La labor de barbecho, no se recomienda para suelos delgados, ya que incorpora sales acumuladas en forma de ácidos, así como

arcilla, que provocan el empobrecimiento rápido del suelo. Cuando el terreno de cultivo está compactado, se recomienda el barbecho; en el caso de que el barbecho se haya realizado un año antes y no está compactado, 2 pasos de rastra pesada en forma cruzada es suficiente. Antes de realizar el barbecho se recomienda eliminar la maleza, ya sea de forma manual con machete o con el so del a chapeadota, accionado por tractor. El surcado es una labor imprescindible en los terrenos altos, cuando inicia la temporada de lluvias y son de mucha utilidad, para drenar el agua y evitar encharcamientos; y en los meses de sequía, para l levar agua por riego rodado. En los terrenos de humedad residual, inicio del periodo de sequía (mes de marzo), no se recomienda el levantamiento de bordos, par evitar que se pierda la humedad que se mueve por capilaridad.

EPOCA DE SIEMBRA

El cultivo de tomate se puede sembrar desde el mes de septiembre hasta el mes de febrero, siempre y cuando se adecuen las condiciones de drenaje, de riego y el arreglo del cultivo, para evitar atraso en el desarrollo del mismo. El estado presenta tres condiciones productivas para el cultivo de tomate, las cuales están perfectamente definidas, en función del tipo de suelo en todas sus variables, distribución de lluvias, capacidad técnica y económica. Siembra de temporal: Inicia a partir del mes de septiembre y tiene hasta el mes de febrero cuando inician las altas temperaturas y la perdida de humedad, la siembra se practica en suelos considerados como de loma. Esta época de siembra se considera como las más productiva y rentable, con un costo alto y con un mayor riesgo, se requiere de infraestructura de riego y drenaje para iniciar y terminar el ciclo de producción. En esta fecha la plantación se estropea por el viento y la lluvia, pero existe un precio alto ene le mercado, debido a la presencia de estas contingencias. Siembra en humedad residual: Inicia a finales del mes de febrero, cuando ya no existe pronóstico de precipitación pluvial. Esta siembra se practica en los terrenos bajos que van saliendo de la inundación. Este tipo de suelos, por lo regular, no se mecanizan y se aprovecha la maleza muerta, como un acolchado orgánico, son muy bondadosos, tanto en costo como en producción, raras ocasiones requiere de riego de auxilio y cuando lo amerita lo requiere en poca cantidad, y esto ocurre al inicio de la floración o cuando está en plena producción. Es muy importante mencionar que por las

características agroecológicas del estado, en este periodo, donde se concentra la mayor parte de producción del cultivo de tomate. Siembra con riego: Este tipo de siembra se recomienda para terrenos altos, donde exista suficiente abasto de agua, para auxiliar con riego al cultivo durante todo su proceso de producción. Se puede indicar desde el mes de octubre y terminar el mes de marzo o abril, cuando la sequía esta declarada. También se recomienda, para los terrenos de humedad residual, iniciando ene. Mes de febrero, para que la exigencia de agua sea mínima, en el caso de que sea grande, no se tenga problemas de abasto. ANOTACIONES IMPORTANTES En ambos casos, es muy importante considerar el arrope de la planta con maleza de descomposición, para conservar la humedad y la temperatura de suelo estable, de tal manera, que el desarrollo de la planta no se afecte. Otra condición que se tiene que cuidar, en ambos casos, es la orientación de las hileras de trasplantes de la planta, mismas que deben estar orientado de ESTE a OESTE, recomendado intercalar plantas de maíz, para romper el efecto de los vientos calientes, además de servir como barrera biológica, para disminuir el aborto de flores y la caída de frutos por efecto de las altas temperaturas. En ambos casos, también la nutrición y la aplicación de agroquímicos, deben ser muy especializadas, utilizando los productos más adecuados y en el momento mas oportuno. En esta condición de siembra, se requiere de riego de auxilio y el uso de acolchado, ya sea orgánicos o de plástico, para evitar al mínimo el contacto con la planta. Trazo del cultivo en campo Para facilitar el manejo de la plantación y de la producción es importante considerar un diseño en donde se tome en cuenta el riego, el drenaje, el camino saca cosecha y la aplicación de los agroquímicos, el cual dependerá de la topografía del terreno y el polígono del terreno. Para el manejo de la plantación, se recomienda cuidar la orientación del sol, para dar un sentido adecuado a las hileras del cultivo de tomate; si la siembra

es de temporal la orientación, debe de ser de NORTE a SUR, para una mayor exposición de la planta al os rayos solares; ene l caso de la siembra de humedad residual y de riego, la orientación debe de ser de ESTE a OESTE; asimismo, se recomienda delimitar y acordonar el cultivo en cuatro partes con la siembra de maíz y frijo, para que estas plantas funciones como barreras biológicas y se reduzca la incidencia de plagas, que causan daño al cultivo de tomate, como son la diabrótica, mosquita blanca y pulgones; por último, si se tiene considerado el uso de riego rodado, es importante que antes del trasplante queden trazados los caminos saca cosecha y contraídos los canales principales y secundarios, así como los surcos de riego, para evita circulación de maquinaria y, con ello, la compactación en el interior del cultivo establecido, para facilitar el riego y el drenaje de excesos de agua. Densidad de población La mejor forma de recomendar la distribución de plantas en campo, es cuando se conoce el antecedente productivo de la semilla en la zona, y para ello, se toma como regla de diámetro que alcanza la zona de raíces, mismas que no deben estas en competencia, para le buen desarrollo de la plana. De acuerdo con la experiencia que tiene sobre este cultivo., se hace la siguiente sugerencia de distribución de plantas en campo: En siembra de temporal: Se recomienda una distancia entre hileras de un metro y ochenta centímetros entre plantas; se practica la poda, se puede reducir hasta 60 centímetros entre plantas. Siembra humedad residual: Se sugiere un metro con veinte centímetros entre hilera y un metro entre plantas; si se practica la poda, la distancia entre plantas se puede reducir has los 80 centímetros. Siembra con riego: Un metro entre hileras de plantas y cincuenta centímetros entre plantas es suficiente; si se practica la poda, la distancia entre plantas se puede reducir hasta los 40 centímetros. Aquí es muy importante acortar la distancia entre plantas para evitar el aborto de flores y la quemadura de frutos por efecto de la temperatura. Trasplante definitivo de la planta en campo El momento más oportuno para transplantar las plantas de tomates, es cuando alcanza de 15 a 20 centímetros de altura, que generalmente ocurre

de los 25 a los 30 días, variando de acuerdo a la presencia de días nublados y soleados, durante su estancia en el invernadero. El trasplante, ene le caso de la charola, se puede realizar en cualquier momento no importa que el día este soleado, siempre y cuando exista humedad en le suelo o se le proporcione agua en el momento. Cuando se utilizan plantas en charola, no existe riesgo de estrés por adaptación, debido a que la planta lleva pilón y las raíces no sufren ningún rompimiento. Para obtener un buen prendimiento de la planta se recomienda que durante el trasplante, la planta se mantenga bajo sombra y se evite al mínimo el conatazo de la planta con la mano, para evitar su deshidratación. La planta de tomate se debe trasplantar a ras del cuello de la planta con el suelo, es importante que se incorpore la cantidad de suelo necesario y se apriete, para evitar que se forme bolsas de aire, que provoque la falla de la planta. Para prevenir posibles daños de grillo, gusano cortador, diabrótica y secadera de la raíz, se recomienda aplicar Raizal, Furadan y Captán, en una dosis de 30 gramos, 10 centímetros cúbicos y 40 gramos respectivamente, por bomba de agua sobre la planta. Antes de incorporar la mezcla. Es importante que se disuelva fuera de la bomba, en una cubeta, incorporando primero el Furadan, posteriormente el Captán y por último el Raizal, para lograr una aplicación más eficiente y uniforme. El uso de plantas que se producen en charola y bajo condiciones controladas en invernadero, ofrece las siguientes bondades: La planta como llevan pilón, amortigua el estrés del trasplante en campo. Como están bien nutridas en ele invernadero, las plantas resultan muy precoces en la producción. Las plantas que se producen en invernadero, tienen un tamaño uniforme y un color brillante. Por los cuidados en invernadero, las plantas resultan más rendidoras. Bajo condiciones controladas, se utiliza menos cantidad de semillas. Debido al manejo fitosanitario en invernadero, se obtiene una planta mas sana.

Permite programar la fecha de siembra, sin depender de las condiciones de campo. Se puede manipular de acuerdo a las necesidades tanto del productor como de las condiciones del campo. La inversión inicial en infraestructura, se recupera a corto plazo por su impacto en la producción.

LABORES CULTURALES

Fertilización La cantidad de fertilizante que se tiene que incorporar al cultivo, depende de la disponibilidad de nutrientes que exista en el suelo y de la curva de nutrición de la planta. Recomendar una dosis de fertilización para el cultivo de tomas es irresponsable, cuando no se conoce que condiciones nutritivas se encuentra el suelo. Es por ello, que antes de la siembra del cultivo de tomares, es conveniente realizar un análisis de suelo, para definir un programa eficiente de fertilización y, al mismo tempo, se elijan las fuentes menos contaminantes y más adecuadas, para cubrir las necesidades del cultivo, y, con ello, aumentar la resistencia de la planta a las plagas y enfermedades, así como obtener una mayor producción y un producto de calidad con larga vida en anaquel. Si el productor no tiene acceso a este tipo de servicio, pongo a su consideración la presente recomendación de fertilización con todas las reservas de ley, fundamentada en la experiencia de trabajo que se tiene con este cultivo, en diferentes condiciones que hasta el momento ha tenido vigencia con éxito. Tomando en cuenta el tiempo de liberación de los nutrientes de los fertilizantes incorporados al suelo y las necesidades de nutrición de la planta, a continuación se menciona, la cantidad que se requiere por hectárea, cuando se tiene que aplicar y que cantidad se tiene que incorporar por planta. En el caso del cultivo de tomate, tomando como base la experiencia que se tienen en campo, se recomienda utilizar 450 kilogramos de urea, 350 kilogramos de fosfato diamónico y 400 kilogramos de cloruro de potasio, distribuidas en tres aplicaciones.

Primera aplicación: 8 días después del trasplante, se aplica todo el fosfato diamónico y la mitad de cloruro de potasio, depositando de 15 a 20 gramos por planta, a una distancia de 15 a 20 centímetros del tallo. Segunda aplicación: A los 35 días después del trasplante, se aplica la mitad de urea y la otra mitad del cloruro de potasio, depositando de 12 a 15 gramos por planta, a una distancia de 25 a 30 centímetros del tallo. Tercera aplicación: A los 75 días después del trasplante, se aplica el resto de la urea, depositando de 8 a 10 gramos por planta, a una distancia de 35 a 40 centímetros del tallo. ANOTACIONES IMPORTANTES La distancia a la que se debe aplicar el fertilizante, puede varias de acuerdo alas condiciones nutritivas del suelo y el manejo técnico del cultivo, por lo tanto, se sugiere complementar esta recomendación, utilizando el siguiente criterio, que consiste en depositar el fertilizante en la zona de gotero de la planta, que esta relacionada con la zona de raíces. La mejor forma de aplicar fertilizante, consiste en realizar dos hoyos al costado de la planta a una profundidad de 10 centímetro, posteriormente, se vacía la medida de fertilizante y se tapa con el pie. Para que la aplicación de fertilizante sea efectiva, es importante que existaq humedad en el suelo o bien se le incorpore agua durante el enterrado del fertilizante, para su efecto sea rápido, efectivo y de fuerte impacto en la producción. Poda El follaje del tomate forma un microclima en la zona baja de la planta, lo cual genera focos de infección en las hojas viejas, haciendo difícil el control de las enfermedades, para abatir, este riesgo, la poda resulta una ¡buena solución, ya que reduce los costos de inversión hasta un 30%, que incluye la mono de obra y los insumos. La labor de poda además incrementa notablemente la producción, ya que promueve el rebrote y cada brote representa nuevos racimos, que aumentan la cantidad de frutos por planta. Para que esta labor sea efectiva se recomienda realizar tres podas después del trasplante, dejando descubierto de 25 a 35 centímetros de altura del tallo. Eliminando las hojas que están en contacto con el suelo, las que estén dañadas y los brotes

que salen de la parte baja del tallo, para evitar el salpicamiento ocasionado por la lluvia, principalmente de las hojas bajas y viejas, lugar por donde empieza los problemas de las enfermedades. Las podas se recomiendan hacer a los 25, 50y 70 días con el auxilio de una navaja previamente desinfectada, los cortes se hacen de abajo hacia arriba, después de cada poda se recomienda la aplicación de fungicidas como el Cupravit Mix, en dosis de 40 gramos por bomba de 20 litros de agua, para prevenir infecciones por hongo, ya que las heridas segregan líquido. Aporque Esta labor consiste en eliminar las maleza cercanas a las plantas, así como arrimar tierra al as plantas con el auxilio de un azadón, esta practica resulta bastante importante, ya que aparte de eliminar las hierbas hospederas, facilita la circulación del aire en el suelo, promoviendo un mejor desarrollo radicular, lo cual favorece un menor anclaje de la planta. Esta labor se recomienda realizar a los 25 y 50 días depuse del trasplante, con el propósito de mantener los surcos, la planta libre de malezas, drenar los excesos de agua en el terreno, así como reducir el aguachirnamiento por agua lluvia o riego. Control de malezas Para evita e maltrato de la planta de tomates, es importante realizar el control de la maleza de forma manual, en todo el proceso de producción, ya sea con azadón o machete corto. Dependiendo de las malezas y su velocidad de crecimiento, casi siempre se realizan de 4 a 5 limpias de malezas. En el caso de que las malezas se salgan fuera de control o la gane en tiempo, se recomienda la aplicación de un herbicida selectivo para el cultivo de tomate, conocido en el mercado como SENCOR, quien no le causa ningún tipo de daño al cultivo, si se llegase aplicar este herbicida, se recomienda que se en una dosis de 400 a 500 gramos por hectárea, dependiendo de la altura de la maleza.

ESTACADO E HILADO DE LA PLANTA

Para facilitar el manejo del cultivo de tomate, es importante que la labor de estacado se realce después del trasplante de la planta, de preferencia cuando se termine el primer aporque, para evitar que la planta caiga al suelo

y se enraíce, y más adelante se eviten problemas de desgajamiento de ramas ocasionado por la carga de frutos. Para es estacado de una hectárea se requieren de 4.000 a 4.500 estacas dependiendo de la separación de hileras, la estaca debe tener un diámetro de 8 a 10 centímetros a 1.5 metros de largo. Las estacas se colocan cada dos metros y se entierran mas o menos a 20 centímetros, de tal forma que queden bien fijos y con una altura mínima de 21.30 metros libres del suelo. Al inicio y término de la hilera del surco, se colocan estacas gruesas, para dar una mayor firmeza al tirante del hilo. Para sostener adecuadamente la carga de fruto, se recomienda colocar tres hiladas de hilo rafia a una separación de 20 centímetros. El hilado de la planta se realiza dando vuelta con el hilo a cada estaca, haciendo el amarre tanto de ida como de vuelta, de tal forma, que la planta quede entre los dos hilos. Para el hilado completo de una hectárea, se requieren de 80 a 100 kilos de hilo rafia, tanto para Saladett, Floradade y arriñonado. Es importante que al término de la cosecha, se recoja el hilo rafia y las estacas utilizados y se resguarden en costales y bajo sombra, ya que estos materiales tienen una vida útil de dos años.

APLICACIÓN DE FERTILIZANTES FOLIARES Y HORMONAS La planta de tomate tiene un comportamiento natural en la nutrición, en la primera fase de su desarrollo exige nitrógeno para acelerar el crecimiento de la plantas; asimismo, antes de la floración y durante el fructificación, requiere de fósforo para promover la floración y el amarre de fruto; y en la etapa de maduración, se tiene considerado el potasio, calcio y magnesio, como

elementos importantes en la calidad y coloración uniforme del fruto; además, favorecen el engrosamiento de la epidermis, alargando su vida de anaquel. Es por ello, que se recomienda complementas la fertilización granular con 6 aplicaciones de fertilizantes foliares, alternadas con hormonas. Primera aplicación: A los 20 días después del trasplante, se utilizan 1.3 mililitros de Enerplan, 2 kilos del fertilizante Gro Green, así como 2 litros de Nutri-Ca. Segunda aplicación: A los 30 días después del trasplante, se utilizan 1.3 mililitros de Enerplan 2 kilos del fertilizante Gro Green, así como 2 kilos de Magnisal. Tercera aplicación: Al inicio de la floracion, se utilizan 1.3 mililítros de Enerplan, 2 kilos de fertilizante Fosfacel, así como 3 litros de Nutri-Ca. Cuarta aplicación: Una semana después de la tercera aplicación, se utilizan 500 mililitros de Biozyme, 2 kilos de fertilizante fosfacel, así como 3 kilos de Magnisal. Quinta aplicación: Cuando los frutos son pequeños, se utilizan 2 sobres de Activol, con 4 kilos de fertilizantes foliar Agro-k. Sexta aplicación: Una semana después de la quinta aplicación, se utilizan 2 sobres de Activol, con 4 kilos de fertilizante foliar agro-k. ANOTACIONES IMPORTANTES Para evitar el envejecimiento prematuro de la planta de tomate, en ele caso de que llegara a presentar, se recomienda la aplicación de AGRO MIL, que contiene Citosina, cuya función consiste en provocar el atraso de este proceso, esta compuesto por un oligosacárido con alto valor energético y actúa como liberador de nutrientes almacenado a causa del estrés. En condiciones de estrés por sequía, se recomienda la aplicación de ácidos fúlvicos, para facilitar la movilidad de los nutrientes y reducir la pérdida de agua por transpiración.

RIEGOS DE AUXILIO

Si se presentara alguna eventualidad en la presencia de lluvias y ocasionara problemas por la falta de humedad, de acuerdo a la etapa fenológica del cultivo, se recomienda el uso del riego de auxilio con cinta de riego, en el caso del cultivo de tomate la única regla que existe, es que el suelo debe de estar a capacidad de campo. Cuando un suelo esta en condiciones adecuadas de humedad, el riego por cintas es necesario durante tres horas cada tres días, suministrando un total de 12 litros por día por metro lineal, cantidad de agua suficiente para sostener una planta. El volumen de consumo solo puede variar de acuerdo a la etapa fenológica del cultivo, las condiciones físico-químicas del suelo y la presencia de días nublados. En el caso del tomate se recomienda el uso de la cinta de riego, ya que el riego es localizado y se optimiza el consumo del agua, además favorece el control de las malezas, ya que solo se riega la zona de raíces de la planta de tomate. El mismo criterio se tiene que utilizar en el caso de que el riego de auxilio fuera rodado con la construcción de canales y surcos levantados.

PRINCIPALES PLAGAS

En el estado de Tabasco, en lo que se refiere al cultivo de tomate, se han detectado numerosas plagas, las cuales varían en presencia de acuerdo a las condiciones agroecológicas en donde se siembra y desarrolla el cultivo, así como el manejo técnico que se le haya dado al mismo, por lo que resulta difícil determinar cual es la plaga de mayor importancia económica. Los que si se puede definir es el orden en que se presentan las plagas, la cual están ligadas a las diferentes etapas fenológicas del cultivo, así tenemos que una vez realizado el trasplante y en la fase inicial del desarrollo vegetativo es común el ataque de grillo, gallina ciega, diabrótica y el gusano trozador; en la siguiente fase que comprende el desarrollo vegetativo al inicio de la floración se presentan problemas con nemátodos, gusano de cuerno, minador de la hoja, trips, chiche, pulgón y mosquita blanca, por último, ene.

periodo de desarrollo del fruto al termino de la cosecha, la plaga más peligrosa es el barrenador del fruto.

PRINCIPALES ENFERMEDADES

Las enfermedades fungosas se presentan y se transmiten en forma d espora, cuando las condiciones de humedad y temperatura son favorables, manifestando diferentes manchas en color y forma. Cuando no se utiliza el producto adecuado y no se aplica de forma oportuna, es seguro que esta enfermedad se produce de forma rápida y se torna muy peligrosa, acabando con el cultivo en unos días o semanas, cuando se detecta a tiempo. Este tipo de enfermedad, se disemina con la ayuda del viento y el agua, siendo más peligrosa esta última, ya que el salpicamiento provocado por la lluvia contamina de forma directa las hojas bajas, que por lo regular son hojas viejas, formando un microclima por la evaporación de humedad, alta temperatura y la falta de aireación. Por ello, en el caso del tomate, la poda esta considerado como una labor o practica determinante, para reducir la incidencia de plagas y enfermedades ahorrando un 30% por concepto de insumos. Para que esta práctica sea bastante efectiva en el control de enfermedades se recomienda que se realicen 3 podas en todo el ciclo, de tal forma, que la planta quede libre de hojas cuando menos hasta 35 centímetros después del suelo, para facilitar la circulación de aire y evitar el contacto de las hojas con la tierra. En tomate las principales enfermedades son: secadera de la planta en almacigo, secadera de la planta en campo, tizón temprano, antracnosis, manchas y pudriciones bacterianas, para su control existe un producto específico, que puede ser de contacto preventivos y sistémicos como curativos.

PRINCIPALES ENFERMEDADES QUE SE PRESENTAN EN EL CULTIVO DE TOMATE

En el estado de Tabasco las principales enfermedades de importancia económica que se presentan en el cultivo de tomate son las siguientes:

Enfermedad Secadera de la plántula Marchites sureña o por esclerosos Tizón temprano Daño Aparece cuando existe exceso de agua ene. substrato, ataca el cuello de la planta, misma que cae y se seca, su presencia es repentina, aparece en forma de manchones. Aparece de forma repentina, ataca la raíz y después al tallo, la planta se marchita y muere, se caracteriza por un algodoncillo blanco del tallo, lugar donde se desarrolla los esclerocios, los frutos quedan pequeños y no caen. Representa y resulta muy peligrosa, cuando existe una mala nutrición de la planta. Aparece cuando existe mucha humead ambiental y cuando los días son muy calurosos, Se caracteriza por presentar manchas en la hoja, que son de forma irregular con anillos de color café y coloración amarilla con perforaciones ene l centro, en los tallos se presenta en forma de manchs oscuras y en ele fruto las manchas son redondas con anillos de color café oscuro, que se hunden con el paso del tiempo. Esta enfermedad empieza por las hojas de abajo y luego se extiende hacia arriba. Aparece cuando los días son lluviosos, calurosos y las noches son frescas. Esta catalogada como la enfermedad más peligrosa en el cultivo de tomate. Esta enfermedad inicia por las hojas viejas, de ahí la importancia de la practica de la poda en este cultivo. Esta enfermedad ataca a las hojas provocando lesiones de color negro con un margen verde pálido, también ataca a los frutos, que se tornan negro, se pudren y se arrugan. Esta enfermedad es muy agresiva y es capaz de desfoliar la planta en cuestión de días, causando su muerte y la perdida total del cultivo por su alta velocidad de diseminación. Ataca al follaje y los frutos. Cuando existe mucha humedad ambiental, causa lesiones acuosas en la hoja y pústulas circulares,como roña, en el fruto. Etapa Productiva Charola en invernadero Fructificación y engorde de fruto Desarrollo y engorde de frutos. Producto comercial Ridomil bravo Dosis/Ha

30 gramos por bomba Mezcla de 400 c.c + 600 Derosal más gramos, directo Ridomil bravo al tronco. Manzate 2 a 3 kg Daconil 1 a 2 kg Cupravit mix, 2 a 3 kg Ridomil bravo 600 grs a 1.5 kg Saprol 1 a 1.5 litros Zandofan. 1.5 a 2 kg. Manzate Daconil Cupravit mix, Ridomil bravo Saprol Zandofan. 2 a 3 kg 1 a 2 kg 2 a 3 kg 600 grs a 1.5 kg 1 a 1.5 litros 1.5 a 2 kg.

Tizón tardío

Fructificación y engorde de fruto

Mancha bacteriana

Fructificación y engorde de fruto

Cupravit mix, Daconil

1.5 kg 1.5 kg

COSECHA

Se realiza cuando los frutos presentan tres cuarto de madurez fisiológica, generalmente ocurre de los 90 a los 110 días depuse del trasplante, cuando el fruto presenta un atonalidad anaranjado pardo y verde. El rendimiento de tomado bajo condiciones de temporal es muy variable y esto depende de la fecha de siembra y como se comporte la presencia de lluvias, en este caso los antecedentes señalan, que la producción varía de las 12 a 18 toneladas. Con este paquete tecnológico propuesto para la siembra comercial de tomate, bajo condiciones de riego de auxilio, se puede asegurar una producción de 30 toneladas por hectárea, siempre y cuando se aplique tal como se describe y se realice cada una de las labores oportunas. Destino de la producción En el estado de Tabasco la mayoría del tomate que se consume proviene de otros estados de la Republica. Es Tabasco, si se tiene cuidado en mejorar la calidad del fruto, se aumente el volumen y se mantiene una producción sostenida durante todo el año, existiendo la seguridad de ganar y controlar el mercado local y regional, ya que ofertaría a u menor precio. Otro de los mercados en donde se puede conseguir un buen precio por el fruto es el mercado de ciudad del Carmen y el estado de Campeche por estar considerada como una zona petrolera y donde existe buena dinámica económica.

CONTROL DE PLAGAS Y ENFERMEDADES

Para que una aplicación sea eficiente y rentable, se tiene que identificar de manera precisa la plaga o enfermedad que esta afectando al cultivo, y, para ello, es muy importante el apoyo de un técnico que domine el cultivo, para hacer una buena selección del producto, usar la dosis adecuada para el problema fitosanitario, calibrar los equipos de aplicación, tomar en cuenta la mejor etapa y hora de aplicación, así como considerar el uso de coadyuvantes. Selección del producto. Antes de inicia con la siembra de tomate se recomienda definir los productos a utilizar de acuerdo a la plaga o enfermedad. Cuidando las alternancias para evitar resistencia, así como su compatibilidad para realizar mezclas, para ello, es muy importante identificar el grupo a que pertenece, ya que se puede potencializar,

aumentando su toxicidad cuando se combina y se puede lograr un aprovechamiento máximo. Para conocer su compatibilidad se recomienda hacer una prueba que o consiste en el uso de agua y se agregan los productos a mezclar, todos ello, en cantidades proporcionales de acuerdo a la dosis recomendada de laboratorio, se inicia con los concentrados emulsificables, después con los polvos y por último los líquidos que se agitan durante 15 minutos, si se observa en reposo, la separación, sedimentación o formación de grumos, se concluye que esta mezcla es incompatible, en el caso de que la mezcla se mantenga uniforme y sin cambios, entonces, se concluye que si son compatibles. Dosificación y aplicación. El éxito en el control de las plagas y enfermedades, depende de la correcta elección, dosificación y cuidadosa aplicación de los productos químicos. Antes de utilizar los agroquímicos debe calibrarse el equipo de aplicación y hacer un ensayo previo para verificar que las cantidades pre-calculadas sean distribuidas con precisión. Normalmente las recomendaciones del producto se dan en kilos o litros por hectárea. En el caso de equipos manuales por de poca capacidad, se requiere hacer la conversión del producto para cubrir una determinada superficie. Una aplicación en blanco ayuda a realizar una buena dosificación del producto y consiste en medir un pequeño tramo de aproximadamente 100 metros cuadrados, que puede ser de 5 x 20 metros, 4 x 25 metros ó 2 x 50 metros. Llenar la bomba hasta su límite solamente con agua, después se aplica el agua e forma normal a la velocidad y presión usual, hasta completar los 100 metros cuadrados, posteriormente, se rellena la bomba midiendo el agua con exactitud (litro por litro) para conocer el gasto de agua, si se requiere saber cuanto se requiere para cubrir una hectárea se multiplica por 100. Una vez conocido el volumen de agua necesario, puede dosificarse con más precisión la cantidad de producto por cada tanque de la bomba aspersora, en el caso de líquidos y polvos solubles o humectables, se divide la dosis recomendada entre el gasto estimado de agua. En hortalizas de abundante follaje o de alta densidad de población, aumenta la cantidad de agua necesaria para la aplicación, por ello, es importante medir antes el gasto de la bomba de aspersión. Se recuerda que el mantenimiento de la bomba es un factor determinante en una correcta aplicación del producto,

por lo que es importante, revisar y manejar en buenas condiciones las boquillas, los empaques, émbolos, etc., para que la aplicación sea uniforme. pH del agua. En cualquier aplicación de agroquímicos, ya sean insecticidas, fungicidas y herbicidas, es importante analizar la dureza y la alcalinidad del agua en un laboratorio confiable, para revisar el contenido mineral y el pH del agua que se usa para la mezcla del asperjado, debido a que se puede neutralizar o desnaturalizar el producto por las diversas reacciones que se presenta en su interior como puede ser la fusión de iones minerales del agua pesada con los ingredientes activos de algunos plaguicidas, (principalmente los organofosforados) se rompan en metaboloides inactivos en cuestión de horas o minutos, perdiendo su eficiencia. Cuando no se tiene acceso a este tipo de servicio, un papel tornasol es confiable para hacer la corrección del agua y hacer una correcta aplicación de los agroquímicos. En el mercado existen diferentes productos correctores del agua, que se adapta a cualquier necesidad.

A continuación se enumera los diferentes productos utilizados en el cultivo de tomate y el pH requerido en el agua, para una aplicación más eficiente. Nombre común Daconil Manzate 200 Cupravit mix Benlate Zandofan Ridomil bravo Derosal Saprol Furadan Lannate Trigard Tamaron Ambush Azgrimec Thiodan Metribuzin Nombre comercial Fungicidas Clorotalonil Mancozeb Oxicloruro de cobre + Mancozeb Benomyl Oxadixyl Metalaxil + clorotalonil Carbendazim Triforine Insecticidas Carbofuran Metomilo Cyromazina Metanidofos Permetrina Abamectin Endosulfán Herbicida Rencor pH ideal 5 5 6 4 5 5 5 6 4 6 7 5 4 5 6 4

Etapa y hora de aplicación. El monitores es una practica de mucha utilidad si se relaciona con los elementos del clima, ya que nos permite encontrar una explicación del porque se origina una infección o un descontrol en la población y cuando se puede realizar una aplicación mas eficiente, si se conoce su estadio en que se encuentra. Cuando la plaga se encuentra en etapa de huevo o en pupa, el efecto de los plaguicidas es nulo, ya sea de contacto hasta el sistémico, salvo que se utilice un producto de alta residualidad, que es estos casos no se recomienda por las características de consumo de este fruto. En lo que se refiere a la hora de aplicación de los productos, se recomienda por la mañana o por la tarde, nunca al medio día, ya que la

planta tiene cerrados sus estomas y no existe posibilidad de asimilación, provocando estrés y atraso en el desarrollo de la planta. Uso de coadyuvantes. Los coadyuvantes son productos de mucha utilidad, para que los agroquímicos aplicados trabajen de manera eficiente, desafortunadamente se desconoce su uso y el impacto que tiene en el costo de producción. La decisión de selección y su uso depende de las condiciones del ambiente y el objetivo de la aplicación, a continuación se menciona algunos de ellos. Adherentes Activadores Adhesivos Antiespumantes Atrayentes repelentes Agentes de fluidez Agentes quelantes Agentes suspensión Agentes penetración Colorantes Dispersantes Defloculantes Emulgentes Humectantes Reguladores viscosidad Asegura la adherencia del ingrediente activo la superficie tratada. Promueve la actividad tóxica del ingrediente activo. Aumentan la sinergia. Facilita la adhesión del ingrediente activo en la superficie tratada de la semilla. Evita la formación de espuma en la mezcla. y Se combina con tóxicos para controlar la plaga. Evita aglomeraciones en las espolvoreaciones. Previene la inactivación del ingrediente activo evitando la formación de sales. de Forman la suspensión de polvo en el agua. Incrementa su viscosidad. de Permite la entrada del ingrediente activo a l interior de la planta. Son aditivos para colorear el producto y diferenciar de alimentos. Ayudan a la mayor distribución de gotas sobre la superficie, mejorando el cubrimiento. Evita la precipitación, aglomeración y sedimentación de partículas. Permite que la emulsión sea estable durante la preparación y aplicación. Mejora la superficie de contacto y facilita su manejo. de Mejoran y mantienen la viscosidad.

FENOLOGIA DE LA PLANTA DE TOMATE Y SU DURACIÓN EN DÍAS Etapa del cultivo Plántula-Trasplante Adaptación-Floración Floración-Cuajado de fruto Cuajado-Engorde de fruto Engorde-Inicio de cosecha Inicio-termino de cosecha Días 0-30 30-65 65-75 75-110 110-125 125-175

Nota importante: La distribución de la fenología en días, cambia de acuerdo a las condiciones productivas, variedad de la semilla y el manejo técnico del cultivo. COMPOSICIÓN DE UN FRUTO DE TOMATE DE 135 GRAMOS Elemento Unidad Cantidad Proteína Gramos 1 Grasa Trazas N/R Carbohidratos Gramos 6 Calcio Miligramos 16 Fósforo Miligramos 36 Hierro Miligramos 0.6 Potasio Miligramos 300 Tiamina Miligramos 0.07 Riboflavina Miligramos 0.05 Niacina Miligramos 0.9 Ácido ascórbico Miligramos 28 Vitamina A Unidades 7500 Energía k/calorías 25 Agua Porcentaje 94

CONCLUSIONES

El tomate es un cultivo de alta demanda en el mercado tanto local como de exportación, por lo que si se considera como unidad de negocio es bastante rentable, para legar a tener éxito en la comercialización del tomate se debe de proporcionar un manejo agronómico muy preciso ya que si se descuida el cultivo en algunas de sus consideraciones se puede perder el cultivo o bien demeritar la calidad de los frutos, por lo que es muy importante realizar las labores culturales y de control fitosanitario en forma muy profesional y especializada.

BIBLIOGRAFIA

Cultivo del tomate en invernadero http://www.sra.gob.mx/internet/informacion_general/programas/fondo _tierras/manuales/Cultivo_Jitomate_Invernadero.pdf Ibarra, J.L. y A., Rodríguez. 1983. Manual de plásticos I. Acolchado de cultivos agrícolas. CIQA. Saltillo, Coahuila, México. Robledo, P. F., y L.M. Vicente. 1981. Aplicación de los Plásticos en la Agricultura. Ed. MUNDI-PRENSA. Madrid España.

Cu