Leer Ensayo Completo Curriculo De Las Escuelas Técnicas Robinsonianas Y Zamoranas

Curriculo De Las Escuelas Técnicas Robinsonianas Y Zamoranas

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.862.000+ documentos

Categoría: Acontecimientos Sociales

Enviado por: Sara 24 abril 2011

Palabras: 7800 | Páginas: 32

...

lo que los esfuerzos del Estado deben centrarse en el óptimo desarrollo de este subsistema para llevarlo a planos superiores en la adquisición de una cultura general integral acorde en el cumplimiento de su misión en la formación de la fuerza de trabajo calificada.

Conceptualización de las Escuelas Técnicas Robinsonianas y Zamoranas

El Subsistema de Educación Secundaria Bolivariana centra su atención en la formación integral de la adolescencia y la juventud, entre los 12 y 19 años aproximadamente. Ofrece dos alternativas de estudio: el Liceo Bolivariano y la Escuela Técnica Robinsoniana y Zamorana.

La Escuela Técnica Robinsoniana y Zamorana está dirigida a la población cuya vocación, actitud, intereses y necesidades están orientadas a la formación para el trabajo productivo y liberador. Este proceso educativo responde al Plan de Desarrollo Nacional y se articula con el desarrollo endógeno, tecnológico y la producción de bienes y servicios, fomentando habilidades, destrezas, valores y virtudes en los(as) estudiantes; así como el pensamiento crítico, reflexivo, humanista, liberador y ecológico. Además, proporcionará herramientas para la investigación que permitan el desarrollo de proyectos productivos, sociales y culturales que beneficien a la comunidad, con compromiso social para la transformación del país, lo cual le permite al egresado incorporarse de inmediato al campo ocupacional, generar unidades de producción social y proseguir estudios a nivel superior.

Los componentes para la Educación Técnica Robinsoniana y Zamorana se organizan por Áreas de Aprendizaje que sintetizan los contenidos que comprenden los conocimientos, actitudes, habilidades, destrezas y valores, expresados en los conceptos, procedimientos, leyes, hechos y fenómenos de las ciencias sociales, humanísticas, naturales, exactas y tecnológicas, permitiéndoles a los estudiantes identificar, explicar, argumentar y resolver problemas propios de las ciencias y de la vida cotidiana, contextualizados en las diferentes situaciones locales, regionales, nacionales y universales.

La Escuela Técnica Robinsoniana y Zamorana tiene como finalidad ofrecer una formación técnica especializada dirigida al desarrollo endógeno, fomentando habilidades, destrezas, valores y virtudes que fortalezcan esta orientación; al mismo tiempo que propicia el pensamiento crítico, reflexivo, humanista, liberador y ambientalista.

Está dirigida a la formación de un ser humano integral, con conocimientos, habilidades y destrezas para resolver problemas inherentes a los procesos socio productivos del país y a la vida práctica, con una actitud consciente de su necesidad de formación permanente, en función de su rol protagónico, creativo y corresponsable hacia el ambiente, la salud y las transformaciones sociales, económicas, históricas, geográficas y ambientales, demostrando amor y respeto por sus raíces histórico - culturales.

En la Escuela Técnica Robinsoniana y Zamorana se ofrecen seis Áreas de Especialización: Agropecuaria; Arte; Comercio y Servicios Administrativos; Industrial; Promoción Social y Servicios de Salud; Seguridad y Defensa, con diferentes menciones.

En las Escuelas Técnicas Robinsonianas y Zamoranas se asume la formación de un Técnico Medio, caracterizado por su integralidad, haciéndose énfasis en la formación de valores ciudadanos acordes con los cambios sociales del ideario bolivariano, a través de las diferentes formas de organización de los aprendizajes, que pueden ser utilizadas en correspondencia con las necesidades del proceso pedagógico y el desarrollo de los estudiantes.

Para desarrollar las áreas de aprendizaje se debe asumir el trabajo en colectivo, donde se discuta cómo pueden ser ejecutadas las estrategias de aprendizaje, cuáles son los aspectos comunes y cómo cada docente deberá enfocar el contenido correspondiente, para establecer las relaciones interdisciplinarias necesarias.

Postulados

Filosóficos

Fundamentados en los idearios de Simón Rodríguez, Simón Bolívar

Simón Rodríguez: La ruptura con lo colonial, el pensamiento de lo original y la invención y la construcción política-histórica de los ciudadanos libres de la América. Postulados que fueron planteados para la creación de sistemas educativos, no sólo de Venezuela, sino de toda la América.

En relación con la ruptura con lo colonial, es preciso referir que a partir del legado de Rodríguez se inicia la búsqueda y la creación de paradigmas y enfoques del desarrollo propio, la invención de un vehículo para la verdadera libertad del pensamiento, cuyo producto sea una revolucionaria concepción de lo que debe ser el modelo educativo de las naciones americanas. El postulado de Rodríguez sobre la construcción política - histórica de los ciudadanos libres de la América, implica la posibilidad del desarrollo de una pedagogía republicana, proyecto original para la formación de ciudadanos y ciudadanas libres. Para Rodríguez el ser histórico y político se constituye mediante la interacción de sujetos dentro de relaciones de poder diferentes: La libre cooperación, la solidaridad y el bien común o fin colectivo del que se es individualmente beneficiario: "piensa en todos para que todos piensen en ti".

Simón Bolívar decía que su maestro enseñaba divirtiendo, con lo cual rompía con las rígidas costumbres educativas del colonialismo europeo. De allí que, en el siglo XXI, el SEB está concebido para romper las actuales estructuras del aprendizaje que persisten, en la fundamentación teórica de modelos exógenos, de manera que, de lo que se trata es de volver al planteamiento Robinsoniano, de que "creemos que el modo de pensar es libre, estamos viendo millones de hombres que componen las grandes naciones, tan conformes con ciertas ideas, que parecen serles innatas; no obstante, vista socialmente, les son perjudiciales o inútiles…"

Epistemológicos

* Promoción de aprendizajes inter y transdisciplinarios.

* Apropiación activa y creadora /auto perfeccionamiento constante.

* Procesos de socialización, compromiso y responsabilidad.

* Elaboración en colectivo y considerando el contexto histórico y cultural.

* Seres capaces frente a la complejidad de este mundo cambiante e intercultural.

Sociológicos

Están fundamentados en el ideario de Simón Bolívar, Simón Rodríguez, Francisco de Miranda y Ezequiel Zamora.

Francisco de Miranda percibía la educación como constructivista y formadora de republicanos (República significa convivencia general); comprende lo ideológico, político, filosófico, histórico, social, cultural y ambiental, el decía que la tiranía no puede reinar, sino sobre la ignorancia de los pueblos.

El pensamiento Robinsoniano deriva de que la escuela debe formar para la vida a través del aprendizaje para el trabajo para que el ciudadano y ciudadana tenga una participación activa en la vida pública y política del país.

Simón Bolívar, aspiraba que la educación fuera para niños, niñas, jóvenes, indios, negros, desposeídos y pobres con la dirección y control del gobierno, ya que este es el ente encargado de que haya una educaci6n popular.

Zamora como gran líder social y militar lo que buscaba era la justicia, la igualdad, la equidad, la libertad, la paz y demostrar lo necesario que es cultivar las raíces históricas para impulsar las luchas sociales de cambio porque así nacerá una nueva república.

Los idearios de estos personajes están plasmados en el S.E.B. para proteger la soberanía y la integración de Latinoamérica y el Caribe.

Educativos

Sustentados por Simón Rodríguez, Simón Bolívar, José Martí, Paulo Freire, Luis Beltrán Prieto Figueroa y Belén Sanjuán.

En los cuales se puede destacar en el ideario bolivariano de Bolívar, Rodríguez y Zamora en las tres raíces que aportan a la educación una nueva visión de libertad, igualdad y la justicia, estos son los principios que orientan la refundación de la República.

Las ideas educativas de Belén Sanjuán que es seguidora de las ideas educativas de Rodríguez y Prieto Figueroa ella señala que la educación tiene la finalidad de preparar para la vida, tendiendo presente los saberes para apreciar el trabajo.

Por otra parte, ayudará a crear un sentimiento patriótico por medio de la cultura popular, las tradiciones y las costumbres venezolanas, latinoamericanas y caribeñas.

Las ideas educativas de Luis Beltrán Prieto Figueroa, él consideraba la educación como fenómeno colectivo que deben regirse por normas que establece el estado para formar un nuevo republicano y republicana.

Se necesita un docente que sea capaz de: "Asumirse como ser social e histórico, como ser pensante, comunicante, transformador, creador, realizador de sueños, capaz de tener rabia por ser capaz de amar..." (Freire, P. 1998).

Soporte Legal

Las orientaciones legales están comprendidas por la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999) en los artículos 9, 75, 78, 107, 108, 121, 111; El plan desarrollo económico social de la nación (2001-2007); Las líneas generales del desarrollo económico social; Plan estratégico Simón Bolívar (2007-2013); Ley Orgánica de Educación (1980); Ley de Protección del Niño, Niña y Adolescente (2000) en los artículos 29, 32, 55 y 81; Decreto N° 1796; Creación del Consejo Nacional de Educación, Cultura e Idioma Indígenas; Ley para las personas con discapacidad (2007); Ley Orgánica de pueblos y comunidades indígenas (2006); Ley de Responsabilidad social de Radio y Televisión (2006); Comisión Nacional para la Prevención de todo tipo de discriminación racional en el sistema educativo bolivariano; Gaceta Oficial N° 37.874. Resolución N° 9 relativa a las pautas para realizar modificaciones pedagógicas y curriculares en forma progresiva.

Antecedentes

La Educación Técnica ha tenido a lo largo de lo últimos cincuenta años una historia de altibajos derivados de las decisiones contradictorias y cambiantes por partes de los organismos educativos del Estado, producto de la poca relevancia e interés que se le atribuyó a la formación de técnicos medios, situación que obviamente incidió en las condiciones de funcionamiento de este importante servicio educativo. Estudios realizados entre 1998 y 1999 exponen el creciente deterioro del nivel de la Educación Media Diversificada y Profesional, referente a su pertinencia interna y social como factor de desarrollo del país, entre los que destacan: la contracción y estancamiento matricular que experimentó la Educación Media Diversificada y profesional en los años 1984 al 1998; la percepción generalizada de la Educación Media Diversificada y Profesional como un simple trámite para acceder a la Universidad; no se logró captar el interés de las poblaciones estudiantiles hacia menciones profesionales manteniéndose la preferencia de la mención ciencias como símbolo de estatus y puerta de entrada a las profesiones más valoradas socialmente. El estudio exploratorio de la situación de la Educación Media Diversificada y Profesional con enfoque en la Educación Técnica para el año 1999, determinó la necesidad de repensar el modelo educativo vigente y la comprensión de la urgencia de adecuarla no sólo a las nuevas condiciones jurídicas, políticas y sociales, sino a las exigencias y presiones de las comunidades, localidades, familias e individuos para su universalización.

Las líneas estratégicas del sector educativo, señalan los aspectos que justifican el posicionamiento del estado docente como rector y garante de la calidad del servicio educativo, tanto en el mejoramiento del proceso de enseñanza - aprendizaje, como de las condiciones de salud, alimentación, recreación y deporte de los adolescente, jóvenes y adultos que atiende el nivel de Educación Media Diversificada y Profesional, haciendo énfasis en la importancia de profundizar y concretar la relación Educación - Trabajo como eje del desarrollo nacional.

Las políticas de Dirección de las Escuelas Técnicas Robinsonianas y Zamoranas, están enmarcadas en el artículo 103 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que dicta el “Acceso y permanencia a una educación integral y de calidad para todos”

En cuanto a la Educación y el Trabajo son concebidos como los instrumentos a través de los cuáles se logran los fines pautados en la Carta Magna, en especial los referidos al “desarrollo del potencial creativo de cada ser humano y el pleno ejercicio de la personalidad”; “la valoración ética del trabajo y la participación activa, consciente y solidaria en los procesos de transformación social” Artículo 102, Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela.

Es por ello que surge el Plan Estratégico de Desarrollo Integral de Educación Nacional y Reducción de los Desequilibrios Sociales 1999–2006; el cual considera las siguientes políticas:

1. Calidad de la Educación.

2. Transformación de la administración del nivel de Educación Media Diversificada y Profesional.

3. Fortalecimiento institucional.

4. Las políticas del nivel de Educación Media Diversificada y Profesional se concretan mediante las siguientes acciones:

* Construcción del Currículo con la participación de los actores.

* Redimensión del enfoque Educación para el Trabajo.

* Dotación de Laboratorios, Talleres y rehabilitación de la planta física.

* Desarrollo integral de los estudiantes.

En el ámbito de estas políticas se ejecuta el Proyecto de Fortalecimiento y Modernización de la Educación Técnica, cuyo propósito es fortalecer el nivel en lo pedagógico, administrativo y tecnológico a fin de ofrecer una educación integral, gratuita y de calidad que satisfaga las necesidades y expectativas de los educandos, en armonía con las demandas de desarrollo local, regional y nacional. El proyecto apunta hacia la formación de un ciudadano con niveles adecuados para asumir el reto actual de los sectores productivos del país. Esto permitirá emprender el desarrollo de las áreas estratégicas de la nación, así como, la inserción de la población en el mercado de trabajo, como también, la profundización de la formación del Joven mediante el valor trabajo, como soporte sólido de la “Revolución Productiva” en concordancia con el aparato productivo.

Las premisas para lograr la reactivación de las Escuelas Técnicas, se resumen en: calidad de la Educación Técnica, transformación de la Administración de las Escuelas Técnicas y el Fortalecimiento Institucional.

En septiembre de 1999 el Ministerio de Educación y Deportes promulgó la Resolución Nº 177 que decreta la Reactivación y Modernización de las Escuelas Técnicas Robinsonianas como “Proyecto Bandera”. El resuelto decreta el “Carácter Experimental” de estas Escuelas, tal como se hizo con el nuevo enfoque del área de Educación para el Trabajo que trajo como resultado un aumento de 20.000 nuevos inscritos en el 7º grado.

Además, para dar paso al Proyecto Bandera del Presidente Constitucional Hugo Rafael Chávez Frías, de la República Bolivariana de Venezuela, se han generado innovaciones creando nuevos subproyectos, entre ellos las Escuelas Técnicas Productivas que con la Resolución Nº 344 y el apoyo del CIED, PDVSA, FEDE, se han realizado acuerdos para reparar la infraestructura de las mismas y convenios con las Gobernaciones y Alcaldías, para comprometer los recursos a objeto de financiar proyectos Agropecuarios e Industriales de estos planteles.

Postulados Teóricos - Análisis

Relacionando los postulados epistemológicos con el humanismo social, se debe resaltar la participación de Karl Marx, quien destaca que el hombre es un ser natural (material), es activo y dinámico, la naturaleza del hombre no es fija sino que está en continua realización hacia su plenitud, el trabajo es la esencia del hombre, el hombre está llamado a cambiar la realidad y lo hace mediante la praxis, también dice que el hombre es un ser social e histórico ya que puede considerarse protagonista de la historia. El marxismo puede considerarse un humanismo porque: lucha contra la alienación, aboga por la libertad, niega la existencia de un ser supremo y considera al hombre el principio de la sociedad y el sujeto de la historia.

De lo antes expuesto, se debe destacar que las Escuelas Técnicas Robinsonianas y Zamoranas se caracterizan por infundir un aprendizaje inter y transdisciplinario donde el problema a solucionar sea afectado por una común relevancia para todas las disciplinas participantes y ámbitos de práctica y su necesidad de solución sea reconocida. Cuando la especialización del conocimiento es separada por múltiples perspectivas, se da un paso decisivo para la cooperación interdisciplinaria: todas las disciplinas involucradas en el proceso de la investigación tienen un problema en común y persiguen su solución. Además es necesario solucionar la elaboración de los problemas cercanos al contexto de la aplicación dando así participación a los involucrados, para posibilitar una transformación posterior.

De igual forma se hace referencia a que la riqueza del mundo material forma parte del aprendizaje del estudiante y de ello debe encargarse el sujeto que enseña y el que aprende, dirigir la búsqueda de conocimientos hace que el que aprende desarrolle a su vez habilidades constructivas de conocimientos, así como investigativas y por supuesto cognitivas. Hacer suya la cultura, requiere de un proceso activo, reflexivo, regulado, mediante el cual aprende, de forma gradual acerca de los objetos, procedimientos, las formas de actuar, las formas de interacción social, de pensar, del contexto histórico social en el que se desarrolla y de cuyo proceso dependerá su propio desarrollo, permitiéndole socializar con el ambiente, asumiendo compromisos con responsabilidad, considerando el contexto histórico a la par con la cultura. De ésta forma, se busca formar un individuo con sentido de pertenencia hacia su entorno lo que le permite enfrentarse a las complejidades de éste mundo tan versátil.

La Educación y el Trabajo son concebidos como los instrumentos a través de los cuales se logran los fines pautados en la Carta Magna, en especial los referidos al desarrollo del potencial creativo de cada ser humano, la valoración ética del trabajo y la participación activa, consciente y solidaria en los procesos de transformación social.

En este sentido Sergio Boisier, señala que los núcleos de desarrollo endógeno son "iniciativas productivas que emergen del interior de un territorio, sector económico o empresa, para aprovechar las capacidades, potencialidades y habilidades propias, con el fin de desarrollar proyectos económicos, sociales, culturales, ambientales, territoriales y tecnológicos, que permitan edificar una economía más humana, para una nueva vida económica del país".

Correspondiendo a la participación de Sergio Boisier con el desarrollo endógeno inmerso en las Escuelas Técnicas Robinsonianas y Zamoranas, es importante apuntar que el mismo esta orientado en el aprender – haciendo como instrumento de planificación, ejecución y control del quehacer educativo con la finalidad de afianzar logros y minimizar las debilidades para consolidar la interrelación escuela– comunidad. Visto de esta manera considero que la inserción del desarrollo endógeno dentro de las Escuelas Técnicas Robinsonianas y Zamoranas adaptan la educación para el trabajo de acuerdo a las necesidades de la población, con la finalidad de que las comunidades reciban una ayuda del estado a través de apoyos financieros, de capacitación para el trabajo productivo y tecnificado, buscando la adaptación de valores cooperativos y participativos en su entorno social, contribuyendo con ello a lograr una mejor calidad de vida para los Venezolanos.

Es de hacer notar que las Escuelas Técnicas Robinsonianas y Zamoranas ofrecen una formación dirigida al desarrollo endógeno ya que en ellas se fomentan habilidades, destrezas, valores y virtudes que fortalecen el trabajo productivo; al mismo tiempo que propician el pensamiento crítico, reflexivo, humanista, liberador y ambientalista, así como también facilitan las herramientas necesarias para la investigación de proyectos productivos, sociales y culturales que benefician a las comunidades, por lo que es importante resaltar el valor que le otorga el actual sistema curricular de la educación bolivariana al desarrollo endógeno, considero que el mismo no es un desarrollo más, este se enmarca en la filosofía del quehacer diario y la participación activa de todos los actores sociales con el fin de obtener un bien común colectivo, lo cual es sumamente necesario para todo venezolano hoy en día.

Opinando desde la perspectiva de la Educación Técnica Robinsoniana y Zamorana considero que el desarrollo endógeno tiene como misión formar ciudadanos capaces de aprender a ser personas, que cada día ganen en humanidad, adquieran conocimiento, desarrollen sabiduría en el hacer, saber y convivir diario; ejercitando la acción creadora de su mente armonizada con la de sus manos, una persona capaz de ejercer un liderazgo compartido en un nivel de respeto, confianza, compromiso y cooperación, promoviendo la convivencia en una sociedad justa y democrática.

Richmond (1981) esboza las dos grades metas que debe plantear la educación. La primera es lograr la creación de “hombres que sean capaces de hacer cosas nuevas” y no ser meros repetidores de lo que otras personas nos han legado en el devenir de la historia. La segunda consiste en “formar mentes que puedan ser críticas”, con creatividad, con capacidad de inventiva, que se cuestionen y cuestionen, que muestren disconformidad, que traspasen lo obvio para comprobar y verificar los hechos. En definitiva, “necesitamos alumnos que sean activos, que aprendan pronto a resolver problemas por sí solos, mediante su propia actividad espontánea o con la ayuda del material que nosotros pongamos a su disposición”.

Relacionando las ideas del autor con el nuevo sistema educativo bolivariano, es importante resaltar el papel de las escuelas técnicas Robinsonianas y Zamoranas frente a la actuación del estudiante en cuanto a ser capaz de realizar cosas nuevas, es precisamente la finalidad del nuevo diseño curricular buscar y lograr que el estudiante realice cosas nuevas a través de los proyectos productivos que ejecuta en su entorno escuela – comunidad. Se busca formar un ser social, solidario, creativo, productivo, y consciente que domine el hacer, saber y convivir, que aprenda a conocer, que se apropie del avance y desarrollo de la ciencia, de la tecnología y la información, así como de todos los elementos correspondientes a su cultura local, regional, nacional e internacional, en forma reflexiva, con criterio propio enriqueciéndose y siendo transformador de nuevas ideas en búsqueda del beneficio de la comunidad donde se desenvuelve.

La contribución de las Escuelas Técnicas Robinsonianas y Zamoranas exige estrategias de desarrollo educativo para formar ciudadanos trabajadores, es decir, individuos completos, formados y dotados de aquellas capacidades y competencias básicas, de forma que se prevea su adecuado comportamiento tanto en la vida política y social como en el campo del trabajo y de la producción. Los ciudadanos deben ser, de este modo, sujetos y actores de su educación y formación, de modo que los capacite para adecuarse a los cambios del entorno socioeconómico y les permita el disfrute de los beneficios de la cultura y el ocio, en un proceso que se caracteriza por la adecuación a los cambios y el aprendizaje a lo largo de toda la vida (Anta, G. 1998).

En este sentido considero que cada vez se concibe más la educación como interacción de la escuela con la vida, de la enseñanza con la sociedad, es por eso que el maestro tiene que hacerse cargo de la realidad local y nacional, así como de sus estudiantes inmersos en el proceso educativo, aprendiendo a conocer estas realidades para que en su interrelación se transforme y desarrollen.

Es a través de las Escuelas Técnicas Robinsonianas y Zamoranas, donde podemos crear conciencia a nuestros jóvenes de la importancia de la independencia de cada uno de ellos en sus labores, lo cual les proporcionara el día de mañana un desarrollo sostenible y sustentable que les permitirá cumplir con las metas deseadas.

Por otra parte, la sociedad de hoy en día exige hombres y mujeres con mayores capacidades y amplia preparación para la vida, por lo que se requiere dar solución a estas exigencias; para ello se necesita una Educación Técnica y Profesional que asuma sus compromisos actuales con los cambios educacionales que amerita la revolución de la Republica Bolivariana de Venezuela.

La sociedad venezolana, acelerada por los constantes cambios, le exige transformaciones a la educación, lo que implica que la misma debe estar encaminada a preparar profesionales capaces de aprender permanentemente para adaptarse al cambio, y lo suficientemente flexibles para desempeñar una amplia gama de ocupaciones, afrontar la movilidad profesional y adaptarse rápidamente a las nuevas condiciones de trabajo, independientemente del nivel.

Es por ello, que las Escuelas Técnicas Robinsonianas y Zamoranas por su condición constructivista establecen vínculos con la comunidad, con lo productivo, con el desarrollo social en general, para llevar a cabo esa educación técnica profesional, siendo el estudiante el elemento base el cual se forma para construir su propio conocimiento y servir a la sociedad desde la misma escuela y no solo después de graduado.

Según Tomás Valdez, (2000): "El impacto en términos de competencia profesional transferida, de un proceso de educación para el trabajo depende no solamente de la naturaleza de los contenidos del proceso de aprendizaje o de la competencia técnico operativa del docente, sino también, prioritariamente, de las competencias didácticas del docente para el mejor planteamiento psicopedagógico y el tratamiento más acertado de la diversidad".

En consecuencia, es necesario que el educador de las Escuelas Técnicas Robinsonianas y Zamoranas posean una adecuada preparación psicopedagógica que le permita conocer las características de los estudiantes, su diagnóstico integral para poder orientarlos y formarlos integralmente. Así como conocer el perfil ocupacional y el plan de estudio bajo el cual se formarán los estudiantes, con una formación solida en valores y principios morales donde el ejemplo personal en todos los ámbitos de la vida se convierta en el principal instrumento educativo para los jóvenes que forma, transmitiendo a ellos un adecuado perfil de conocimientos, actitudes, aptitudes y valores que les permita vivir y actuar en la actualidad siendo protagonistas en sus transformaciones.

A su vez debe ser un profesional con autonomía suficiente de modo que pueda diseñar su propio trabajo, a partir de una actitud crítica y capacidad creativa interpretando adecuadamente la realidad y el contexto en que se desarrolla. Adaptándose a los cambios que puedan surgir de manera continua dentro del entorno donde se desempeña, debe poseer un profundo conocimiento del contenido de las especialidades técnicas de su rama de modo que se pueda mover con eficiencia por toda su área, asimismo, debe poseer una actitud positiva ante la superación permanente, la innovación, el contenido tecnológico que le permita actualizarse y reorientarse en su trabajo, desarrollando estrategias de aprendizaje donde estén presente el "saber" y el "saber hacer", desarrollando en ellos una profunda comunicación y espíritu colectivista.

Se necesita un docente que sea capaz de asumirse como ser social e histórico, como ser pensante, comunicante, transformador, creador, realizador de sueños, capaz de comunicarse claramente y mantener el intercambio constante con sus estudiantes y con la comunidad en la cual se este desempeñando. Cabe resaltar que precisamente eso es lo que busca el nuevo sistema educativo bolivariano con los docentes; lograr un cambio en el proceso de enseñanza para así lograr que los estudiantes sean ciudadanos capaces de valerse por si mismo a través del trabajo productivo.

La Escuela Técnica Robinsoniana y Zamorana está dirigida a la población cuya vocación, actitud, intereses y necesidades estén orientadas a la formación para el trabajo productivo y liberador. Este proceso educativo responde al Plan de Desarrollo Nacional y se articula con el desarrollo endógeno, tecnológico y la producción de bienes y servicios, fomentando habilidades, destrezas, valores y virtudes en los(as) estudiantes; así como el pensamiento crítico, reflexivo, humanista, liberador y ecológico. Además, proporcionará herramientas para la investigación que permitan el desarrollo de proyectos productivos, sociales y culturales que beneficien a la comunidad, con compromiso social para la transformación del país, lo cual le permite al egresado incorporarse de inmediato al campo ocupacional, generar unidades de producción social y proseguir estudios a nivel superior

De lo anteriormente planteado puedo mencionar que la propuesta de Georg Kerschensteiner quien es considerado Un pionero de la educación popular un educador popular en el verdadero sentido del término, están plenamente reflejada en lo que se quiere lograr con las escuelas técnicas Robinsoniana y Zamorana y que como ocurre con todos los grandes educadores populares, las ideas de Kerschensteiner no son propiedad de ninguna nación en particular, sino que han adquirido una validez universal en el mundo de la educación, señalaba como principio básico el papel de la educación en la promoción de la conciencia cívica de los educandos Su propuesta educativa se preocupa por la formación de ciudadanos útiles a la sociedad (Escuelas Técnicas) . Su proyecto pedagógico propone el aprendizaje a través de la experiencia que se consigue en una labor específica profesional, método que destaca en su obra Concepto de la Escuela del Trabajo (1912). Las características de la Educación Social, propuesta por Kerschensteiner, muestran inclinación por la variedad y profundidad de lo personal y la necesidad, aprobación y vinculación de los valores ya adquiridos con los nuevos. Al igual que otros, Kerschensteiner, apoya la idea de la conexión entre escuela y comunidad. Para él, la escuela debe formar individuos competentes para el trabajo en pro de mejoras a la sociedad. Igualmente, plantea la educación como una meta que debe tener cualquier tipo de sociedad.

Su interés por el campo de la Educación Cívica, afirma, que el ciudadano debe formarse en una actividad que luego pueda poner a disposición de la sociedad. Asimismo, considera el trabajo como la fuente que integra al hombre a la comunidad y lo enseña a superar el individualismo.

Concibe al Educador Social como un individuo que ambiciona una relación estrecha con sus semejantes en la que pueda ayudarlos a superar obstáculos y desarrollar independencia a nivel personal y colectivo. El Educador Social, en la visión de este pedagogo, es de la misma forma de alguien que puede transmitir emoción y carácter simultáneamente

Otro Personajes que desde su trinchera contribuyo a la educación venezolana y que está presente en los postulados y las base que sustentan no solo el currículo de las escuelas técnicas Robinsoniana y Zamorana si no desde mi punto de vista en el sistema educativo bolivariano establecido desde el mismo preámbulo de nuestra Carta Magna es Miguel José Sans un ejemplo significativo del cambio de mentalidad que se experimento en la Venezuela de finales del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX un pensador de gran calidad moral e intelectual. Sans concebía la educación como la base de todo progreso tanto en el orden social, como en lo económico y lo político, aboga por la educación popular Nace en Valencia por el año 1.756. Con Simón Rodríguez comparte el honroso título de Maestro del Libertador.

Formulo severa críticas a la sociedad venezolana de su época, al indicar que la ignorancia que se manifiesta por el desconocimiento de nuestra geografía, y de las costumbres del pueblo, así como el provincialismo en las concepciones del mundo; nos anulan las capacidades para gobernarnos con criterio. Miguel José Sanz, se va a distinguir por sus ideas frescas y renovadoras, sobre la importancia de la escuela, que debe ser fundamentalmente activa, y vinculada con la enseñanza para el trabajo creativo y liberador Sostiene que las escuelas deben ser abiertas, y obligatoria la inscripción en ellas de todos los niños de los barrios comprendidos en cada zona, cualquiera sea su color, su raza o su condición social Junto con Simón Rodríguez, aparecen como los más claros exponentes de los lineamientos para una educación, como indiscutibles precursores de la educación popular.

Miguel José Sanz, propone un proyecto de sociedad sin discriminación, beneficiaria de una educación venezolanista y humana, que enseñe a amar y a vivir, antes que de enseñar a odiar. Haciendo de la educación la vía, para poner fin a la crueldad que se deriva de las brutales relaciones sociales existentes,

Con respecto a los postulados presentes en el currículo de las Escuelas Técnicas Robinsonianas y Zamoranas y del sistema educativo actual desde mi punto de vista otro de los grandes personajes que forman parte de la amplia gama bajo el cual se sustentan los mismos, es Natorp Kant Sin duda, este pensador marcó un hito histórico de gran importancia en el desarrollo del conocimiento El pensamiento filosófico y educativo kantiano ha tenido un gran impacto en la sociedad. Para él la educación tenía que ser libre y hacer al hombre libre». Entiende la educación como una acción orientada por el ideal de libertad Pretende dos objetivos:

* Desentrañar el sentido de libertad.

* Asignarle un puesto en el conjunto del pensamiento crítico.

Estudia la educación como problema. Entiende que es de lo más grande y difícil que puede ser propuesto al hombre. De ahí los dos empeños que el hombre ha de considerar como más difíciles: el arte de gobernar y el de educar.

Para Kant, el hombre es educable porque es libre. La libertad es la condición de posibilidad de la educación: «Únicamente por la educación el hombre puede llegar a ser hombre».

La educación supone que el ser humano tiene que actuar respecto de sí mismo A través de la educación, el hombre adquiere un valor en relación con toda la especie humana. Se puede afirmar, por tanto, que la educación, para Kant, adquiere su sentido último como educación social, ya que el hombre está llamado a vivir en sociedad. Para el idealismo kantiano, la teoría de la educación se construye desde la praxis a la idea. En el pensamiento pedagógico de este autor, la conexión entre el momento hermenéutica y el crítico se efectúa desde la propia pedagogía, considerada como un saber práctico. En los cuales se puede destacar en el ideario bolivariano de Bolívar, Rodríguez y Zamora en las tres raíces que aportan a la educación una nueva visión de libertad, igualdad y la justicia, estos son los principios que orientan la refundación de la República.

De lo anteriormente planteado y haciendo énfasis en el ideario de Bolívar Rodríguez y Zamora en lo que respecta al currículo de las escuelas Técnicas Robinsonianas y Zamoranas que quizás representan uno de los pilares fundamentales sobre los cuales fue diseñado y estructurado este currículo al hablar de una nueva visión para la formación de ciudadanos enmarcados dentro de los valores humanistas como lo son la Libertad, Justicia Social entre otros esto se nutre precisamente de lo planteado por Natorp Kant ya que para él la educación tenía que ser libre y hacer al hombre libres para que este pueda actuar dentro de la sociedad y es mediante la educación el único camino donde hombre puede llegar a ser hombre.

Dentro del mismo orden de ideas señalo que otro gran pedagogo que desde mi punto de vista contribuyo significativamente con sus aportes a todo el sistema planteado no solo en el currículo de la escuelas Técnicas Robinsonianas y Zamoranas si no también en todo lo que respecta al currículo Bolivariano y al sistema educativo de hoy en día, existente en nuestro País, el cual busca mejorar la calidad de sus egresados e insertarlo dentro del aparato productivo, como personas actas y calificadas para ejercer una determinada labor ,formándolos como ciudadanos enmarcado dentro de los más altos valores sociales es Célestin Freinet quien en sus postulados planteaba que La educación debe habilitar a los estudiantes para la función de planificación y revisión del trabajo y darle herramientas para vivir en grupo y para que se comience a manifestar el sentido social y de servicio a la comunidad donde La escuela no debe desinteresarse de la formación moral y cívica de los niños y niñas, pues esta formación no es sólo necesaria, sino imprescindible, ya que sin ella no puede haber una formación auténticamente humana.

Freinet Plasmó en la escuela los principios de una educación por el trabajo y de una pedagogía moderna y popular. Sus teorías y aplicaciones adquieren un carácter democrático y social. Estipula, como base psicológica de su propuesta educativa, la idea de “tanteo experimental”, considera que los aprendizajes se efectúan a partir de las propias experiencias, de la manipulación de la realidad que pueden realizar los niños, de la expresión de sus vivencias, de la organización de un contexto (de un ambiente) en el que los alumnos puedan formular y expresar sus experiencias.

Otra consideración que se ha de contemplar es la funcionalidad del trabajo, crear instituciones que impliquen que el trabajo escolar tenga un sentido, una utilidad, una función. Por lo que No podía existir educación nueva sin la búsqueda de un equilibrio entre las exigencias sociales y los derechos del individuo, sin que el individuo y el grupo estén al servicio el uno del otro. La acción pedagógica es inseparable de la acción cívica y social.

Precisamente este currículo se articula con un proyecto de país evidenciado en nuestra Carta Magna y que además responde a un Plan de Desarrollo Nacional que busca, fomentar habilidades, destrezas, valores y virtudes en los(as) estudiantes; así como el pensamiento crítico, reflexivo, humanista y liberador. Además, proporcionará herramientas para la investigación que permitan el desarrollo de proyectos productivos, sociales y culturales que beneficien a la comunidad y a la misma vez que los egresados se insertan en la sociedad actos para trabajar en sus diferentes competencias o perfiles por supuesto siempre , con compromiso social para la transformación del país tal como lo soñó nuestro Libertador.

Emile Durkheim: La pedagogía consiste en teorías sobre la forma de concebir la educación... la pedagogía no es la educación, su papel no consiste en sustituir a la práctica, sino en guiarla, en ilustrarla, en ayudarla, en caso necesario, a colmar las lagunas que pueden producirse en ella, y en paliar las deficiencias que en ella se puedan detectar. Por consiguiente, la misión del pedagogo no es la de construir partiendo de la nada un sistema de enseñanza, como si no existiere ninguno antes de su aparición; muy al contrario debe empeñarse ante todo en entender y comprender el sistema de su tiempo, únicamente con esta condición le será posible hacer uso de él con discernimiento y calibrar lo que en él pueda existir de deficiente. (Durkheim, 1996).

La enseñanza llevándola a la escuela técnica robinsoniana y zamorana, es una manera de pensar, de concebir, esclarecer, explicar y en últimas de reflexionar metódicamente sobre los hechos educativos, sus sistemas y la relación de estos con el tejido social que se vive hoy en día. El análisis didáctico debe tener en cuenta este entrecruzamiento de la educación con el acontecer histórico, político, económico y social que se vive hoy en día, ha de entenderse como una teoría práctica que intenta captar o aprehender el fenómeno complejo de la educación y sus implicaciones para la configuración de los sujetos y las colectividades. El docente es el que teoriza, critica y postula nuevas maneras de concebir, de pensar y de actuar dentro su aula de clase para cumplir sus objetivos planificados. Profesor es aquel que hace interpretativa de sus propias prácticas. Agudizando una mirada critica, podríamos llamar a esta acción del docente una teoría – practica, teoría de las praxis, entendiendo praxis como aquella acción que ha sido pasada por la crítica, la argumentación reflexiva y el sentido.

Durkheim desde una posición clásica sostiene que es necesario recuperar la historia de la educación para comprender desde allí la manera como se ha ido generando una cultura pedagógica. Es lo que otros han llamado la historicidad de la pedagogía, ejercicio académico que intenta reconstruir la formación de los conceptos, nociones, objetos, prácticas y problemáticas que articulados en discursos le confieren individualidad e identidad a la pedagogía como campo de conocimiento para que los jóvenes se prepare para un mañana de esta forma que tenga un futuro seguro a la hora de seguir una carrera universitaria y así no llevar a un fracaso a la hora.

Según Nassif (1983): En su forma general, la educabilidad puede definirse como la disposición, la ductibilidad o la plasticidad individual para recibir influencias y para elaborar sobre ellas nuevas estructuras espirituales. Contribuye por ello todo un supuesto de la educación y la pedagogía, y su negación haría inútil toda influencia y toda ciencia educativa. (p.45).

A la educabilidad están ligadas las estructuras biopsíquicas y socioculturales del hombre, así como sus condiciones auténticas, las cuales afectan el desarrollo de sus estructuras básicas colocando a los subordinados en condiciones diferenciales para aprovechar y asumir los efectos de la educación.

La enseñabilidad se refiere a una característica de los conocimientos producidos por la humanidad y sistematizados en saberes, disciplinas o ciencias, los cuales portan en si, sus dimensiones: intelectual, ética y estética. La enseñabilidad es individual a cada conocimiento, atravesando el proceso propio de su devenir investigativo portando las notas de confiabilidad, validez, universalidad e intersubjetividad que le es propia.

Es la posibilidad que tiene cada área del saber, de ser enseñada de acuerdo con los métodos y técnicas de su construcción original. Aprehensión del conocimiento específico de un área del saber así como de sus métodos, técnicas y procedimientos que le son inherentes. Lógica de la comprensión Y explicitación de la estructura profunda de un área del saber. En la cuales cada docente tiene dominar a la hora de impartir sus conocimientos a los estudiantes y así ellos tenga el dominio de cada área que ofrece la escuela técnica robinsoniano y zamorana en las diversas especialidades implantada en el currículo bolivariano para formar jóvenes para una sociedad.

Cada conocimiento puede ser reajustado en su estructura fundamental para posibilitar su enseñanza. La enseñabilidad de cada conocimiento es lo que permite su educación. Se trata de hacer comprensible un conocimiento en símbolos entendibles, sin perder lo propio del saber disciplinar. En este sentido, el saber pedagógico del maestro tiene un reto clave a la hora de “enseñar” un saber social reconocido.

Concepciones Curriculares Presentes en las Escuelas Técnicas Robinsoniana y Zamoranas

La concepción curricular presente en los planes y programas es Academicista - Humanista ya que su elaboración tiene que satisfacer las necesidades y situaciones específicas del estudiante, aula, escuela, municipio, región, sin perder la unidad nacional y el conocimiento de la realidad internacional, así mismo se planifica para que el estudiantes no solo adquiera los conocimientos, sino para que también los pueda aplicar ante una situación problemática.

El desarrollo de los contenidos de las escuelas Técnicas Robinsonianas y Zamoranas presentan una concepción Academicista - Humanista ya que los contenidos curriculares deben estar orientados hacia el desarrollo de las verdaderas aptitudes y habilidades del estudiante, en términos del ser, saber, saber hacer, desarrollar una postura crítica ante situaciones relacionadas con la realidad social; en fin, se trata de formar estudiantes con capacidades investigativas que permitan la resolución de problemas en su entorno, que sean cooperativos y solidarios. Esto implica la aplicación de estratégicas metodológicas, lúdicas y prácticas, en las cuales se globalicen todas las áreas curriculares en correspondencia con las necesidades cognitivas, socioculturales, efectivas y físicas de los estudiantes. Aunado a ello debe existir la adquisición organizada de conocimientos con logros de competencias específicas con el propósito de especializar a los educandos en una disciplina o área del saber.

En cuanto a la evaluación, ésta debe ser congruente con el entorno educativo que se quiere. Debe ser flexible, abierta, humanista y en construcción permanente. Su tendencia en las Escuelas Técnicas debe ser cualitativa, multidireccional, negociada, compartida y consensuada, así como también debe estar preparada para formular y resolver problemas dentro de cada disciplina, por lo que se considera que la concepción de la evaluación es Academicista - Humanista.

CONCLUSION

Los ciudadanos que habitan en Venezuela, aspiran a que sus hijos reciban una educación de calidad, que sean atendidos dentro de un sistema educativo que los forme para el ejercicio de la ciudadanía y para el disfrute de una vida cada vez más satisfactoria, que llegue a proporcionarles mayores niveles de libertad y de felicidad.

Es cierto que el Estado venezolano, la Sociedad Civil organizada y el Ministerio de Educación tienen mucho por hacer en pro de la educación en el país, pero lo que resultará crucial para la transformación de la educación en Venezuela ocurrirá en las aulas de los diferentes niveles del sistema. Es en el aula, donde se estimula la construcción del comportamiento social y del conocimiento académico, donde se fortalece la autoestima y se desarrollan las relaciones sociales. Pero sobre todo, la escuela es el espacio por excelencia para sembrar la esperanza y el porvenir, para impulsar el deseo de superación y la alegría de vivir.

El cambio educativo apunta hacia el reencuentro de la ciencia y el humanismo, con predominio de la relación cultura-sociedad y de los valores que lo fundamentan. Las nuevas exigencias educativas se encaminan hacia la adaptación de los currículum y la actualización de los contenidos para que reflejen el replanteamiento de la educación ética, moral y humanística en los contextos socioeducativos, buscando que los nuevos contenidos educativos respondan a un conocimiento integrado, globalizado e interdisciplinario.

Es así como a partir de estas consideraciones, el currículo debe construirse tomando en cuenta las necesidades e intereses de los educandos, al mismo tiempo valorando las realidades existentes en cada localidad, municipio y región, sin obviar el contexto nacional y la realidad que se desprende de la globalización o mundialización. Así mismo incorpora al educando al mundo laboral a través de las Escuelas Técnicas Robinsonianas y Zamoranas las cuales tienen como finalidad la formación especializada de los adolescentes y jóvenes en los campos científicos, técnicos y tecnológicos para su incorporación al campo de trabajo así como la prosecución de sus estudios a nivel superior con una adecuada preparación para la vida.

De allí, la importancia de que los educadores se apropien de las nuevas concepciones curriculares entendiendo la formación como un proceso de construcción de conocimientos donde el docente como actor principal adopte un rol activo y protagónico.

REFERENCIAS

Ministerio del Poder Popular para la Educación. Curriculum de las Escuelas Técnicas Robinsonianas y Zamoranas. Subsistema Educación Secundaria Bolivariana. Caracas - Venezuela

Santamaría, S. (s/f). Concepciones Curriculares. Disponible en: http://www.monografias.com/trabajos13/concurric/concurric.shtml [Consulta: 05 de Julio de 2010]

Ministerio del Poder Popular para la Educación (2007). Sistema Educativo Bolivariano. Disponible en: http://www.vertigoconsultores.com/descargas/SistemaEducativoBolivariano.pdf [Consulta: 05 de Julio de 2010]