Leer Ensayo Completo El Derecho De Los Aztecas

El Derecho De Los Aztecas

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.040.000+ documentos

Categoría: Historia

Enviado por: Eric 15 junio 2011

Palabras: 10793 | Páginas: 44

...

oexistieron los horrores de los horrores de los sacrificios humanos y del canibalismo, los aztecas impusieron definitivamente en las comarcas conquistadas una parte de su derecho; pero en muchos puntos dejaron a los subyugados su independencia a este respecto. Especialmente el derecho de los aztecas y de los acolhuas, quienes en su vida jurídica eran afines.

EL DERECHO DE LOS AZTECAS. PENSAMIENTO JURIDICO

Las tribus nahoas pasaron de la primitiva condición teocrática a la de una monarquía moderna. Los aztecas fueron los primeros sacerdotes los que dirigían la tribu, aun Tenoch, el fundador de México; era un Juez sacerdotal. La jerarquía de rey era considerada no solo como de derecho, sino como una institución de mucha responsabilidad. El rey debía jurar que cumpliría con las leyes, cultivaría el derecho y cuidaría la religión.

El rey se llamaba Tlatoqui, Tlatoani, el orador, por que los aztecas estimaban mucho el bien hablar. También se usaba el término para los príncipes subalternos y para los miembros de la familia real. Tenían ministros como el ministro de guerra Tlacochcálcatl, sus ministros de justicia, de cultos y de hacienda. También al lado de los ministerios existía un consejo de estado que presidia el rey y que al mismo tiempo funcionaba como supremo tribunal de apelación.

No había ninguna constitución que garantizara los derechos del pueblo, especialmente de los macehual-li. El rey podía jurídicamente dictar leyes, tenía plena facultad de legislar en materia penal. Los grandes legisladores de los acolhuas fueron principalmente los dos celebres y prominentes reyes, Nezahualcóyotl (1431-1472), y Nezahualpiltsintli (1472 -1515). El primero dio ochenta leyes que crearon un nuevo estado del derecho. Hay 32 que aún se conservan. Entre los reyes mexicanos el segundo rey Huitzilíhuitl (1391-1415), como activo ordenador del estado, perseguidor de los delitos y reformador de las leyes. Motecuzoma, el magnífico y severo hizo más rigurosos los preceptos penales.

La sucesión del rey solo paso así en el caso de Tizoc y de Ahuisolt. Tenemos sucesión de hijos de sobrinos, de tíos, y de hermanos, solo queda que el nombrado fuera un miembro de la familia, haciéndose caso omiso del derecho preferente establecido por la sucesión legal de la mujer legitima, respecto de la ilegitima. De esta manera el antecesor designaba a su sucesor, en México repugnaba la idea de que el hijo, en vida de su padre, se mezclara en el gobierno. En México fueron creaos cuatro electores (tecutlatoque) quienes en unión de los reyes de Texcoco y Tacuba, decidían la elección. Antes de los treinta años el heredero no era considerado mayor de edad para subir al trono. En caso de ausencia del rey (en la guerra) podía tener lugar una substitución temporal, correspondiendo al rey nombrar su substituto. El sacerdocio era hereditario en la familia. El supremo sacerdote, teotecuhtli, era elegido, en México, generalmente de la casa real.

Los aztecas habían desarrollado un derecho nobiliario, la nobleza era hereditaria pero no estaba reservada a determinadas familias. Motecuzoma II, el último y poderoso rey azteca, separo de su corte y de los puestos públicos a todas las personas que no eran de origen noble. La nobleza estaba exenta de contribuciones. Había aposentos y comedores apropiados según la posición y rango de nobleza. Las mayores dignidades eran; el canciller, cihuacoatl, el ministro de la guerra, tlacochcálcatl, el presidente de los tribunales, tlacatécatl.

La nobleza sin empleo, formaba la clase de los pil-li (plural, pipiltin). No obstante solía ser útil en el servicio del palacio y del rey. Frente a la nobleza, estaba el común del pueblo, formado de hombres libres, los macehual-li, que eran en primer lugar los agricultores, en segundo los comerciantes. Nadie podía ejercer un oficio antes de haber sido examinado y aprobado públicamente. La violencia, el robo y el homicidio de comerciantes mexicanos en territorio extranjero era una de las causas más comunes de la guerra. Según el derecho azteca de la guerra, una triple intimación debía preceder al rompimiento efectivo de las hostilidades, para entender el servicio diplomático había embajadores, pero el embajador que no cumplía con su misión u obraba en contra de ella, sufría pena de muerte.

Los prisioneros de guerra (uauantin) eran hechos esclavos, esclavos de dios, al menos en cuanto que sus corazones y con ellos sus almas, debían ser sacrificadas, en tanto que su carne pertenecía al guerrero que los había capturado. El prisionero combatía en el gladiatorio en circunstancias muy desiguales, si lograba derribar a cuatro adversarios, tenía el derecho de libertad. También sucedía que los prisioneros eran arrojados vivos a las llamas y sacrificados de esta manera en el templo de Tecalco.

Las fuentes principales de esclavitud eran las deudas y las penas; otra variedad era la venta que el padre hacia del hijo por miseria o para castigarlo. El esclavo podía tener fortuna y familia; podía obtener su libertad dando un substituto. No había esclavos de nacimiento; todo hombre nacía libre. En tiempos de miseria los padres vendían a sus hijos como esclavos y esa venta era reconocida como legal. La esclavitud era a menudo resultado de una condena, de lo cual se trata en el derecho penal. Los padres podían hacer esclavo a su hijo incorregible. El dueño de un esclavo no tenía el derecho de muerte; pero podía ser sacrificado en el caso de que hubiere caducado el derecho de rescatarse. El esclavo por deudas podía rescatarse con el pago de ellas, el esclavo por pena no tenía el derecho de rescate; tampoco al hijo incorregible quien hubiera vendido su padre. Por contraer matrimonio con el amo o con el ama se hacía libre el esclavo.

En la educación se usaban castigos severos, entre otros, herir con espinas, o púas, cortar el cabello y aspirar vapores desagradables. Los niños eran internados, pero solamente los hijos de campesinos se les permitían abandonar el instituto en ciertos días, para reunirse a sus padres y ayudarles en el trabajo. Los nobles hacían educar a sus hijos en el templo (calmecac) donde eran instruidos en la religión y las ciencias. La educación era particularmente severa. Las hijas eran educadas en severa sujeción, pero generalmente en su casa. El heredero de un mayorazgo que se conducía de modo altanero o lujurioso, podía, según las leyes de Nezahualcóyotl (ley 16) ser puestos en secuestro; los bienes se confiaban a terceras personas para custodiarlos y administrarlos. Los hombres se casaban entre los veinte y los veintidós años, las mujeres entre los diez y los diesi ocho y en general a los quince.

El matrimonio estaba prohibido entre parientes, principalmente en línea recta y entre hermanos, siendo indiferente que el parentesco fuera de agnación o uterino. Estos impedimentos regían también para la familia real. Era permitido el matrimonio de las viudas, y aun estaba autorizado en sí mismo por el llamado derecho de cuñadía. El matrimonio era polígamo, a lo menos entre las clases sociales superiores; pero había una mujer que era la esposa principal, cuyo hijo gozaba de derechos preferentes. Además, había el matrimonio temporal que podía disolverse por el hombre en cualquier tiempo. La esposa temporal se llamaba temecauh o tlacal-lalcahui-li. El matrimonio contraído sin el consentimiento del padre pasaba por ignominioso. Para contraer matrimonio se requería el consentimiento de la joven misma. La celebración del matrimonio era iniciada con solicitudes hechas por matronas (cihuatlanque), las que eran enviadas por la familia del novio a la de la novia. Tratándose de una hija del rey, la petición de hacia por medio de una embajada a la que era entregada la hija. En la celebración del matrimonio mismo intervenía el sacerdote, especialmente en la atadura de los vestidos y en la bendición del lecho. Los bienes de los esposos permanecían separados, había registros de lo aportado para saber en caso de divorcio lo que a cada uno pertenecía. El matrimonio solamente podía disolverse en virtud de fallo judicial. El hombre que repudiaba a su mujer debía sufrir el castigo vergonzoso de chamuscarle el pelo, los jueces permitían la separación, pero no la ordenaban, resistiéndose a autorizar directamente el divorcio.

Los motivos de separación eran muy amplios, en caso de que la mujer se mostrara pendenciera, impaciente, descuidada o perezosa, así se permitía la separación por intemperancias de carácter comprobadas. La esterilidad era también causa de divorcio. A la mujer también se le concedía el derecho de separación, consecuencia de la separación, los hijos eran atribuidos al esposo y las hijas a la esposa. La parte culpable perdía la mitad de sus bienes. Los esposos divorciados no debían volverse a casarse, so pena de muerte. En caso de haber varias esposas, eran preferidos los hijos de la principal; pero no en todas partes. A falta de hijos, correspondía la sucesión al hermano o al sobrino y en su defecto al pueblo o al soberano.

La conquista y el trabajo eran considerados medios de adquirir.se consagraban las casa al espíritu protector; la cosecha, de igual manera, estaban bajo la guarda divina. La propiedad raíz solo se había individualizado respecto de las tierras de la nobleza, pues la otras eran comunales, de los pueblos, tierras de las parcialidades, barrios o calpul-lo. Los bienes raíces eran bienes comunales con derecho hereditario de familia. En caso de que la familia abandonara la población, perdía ipso facto su derecho a la tierra. El derecho hereditario de posesión llevaba aparejada la obligación de cultivar; quien no cumplía por dos años era apercibido y en caso de que sin excusa suficiente no cultivara el tercer año, su tierra quedaba libre. El calpul-li era propietario del suelo y, en consecuencia, podía arrendar una parte de su tierra comunal a otro calpul-li. Parte considerable de las tierras eran del estado y sus frutos correspondían al palacio del príncipe. Estas se llamaban tlatocamil-li o tlatocatlal-li. También había en los calpul-li, campos de guerra (mil-chimal-li), eran cultivados especialmente para el estado y en particular para las necesidades militares. Distinto era el tecpantlal-li, tierra feudal, tierra de los cortesanos (tecpantlaca), quienes formaban el círculo inmediato al rey. El feudo se heredaba en línea recta; a falta de herederos directos, se devolvía la tierra. Había mapas detallados en que estaban marcados los campos y sus límites. Los fundos estaban señalados por medio de mojoneras de piedra cuya alteración era castigada con pena de muerte.

En la compraventa, el comprador tenía el derecho de arrepentirse; en este caso se debía devolver el precio. Por la ejecución por deudas se hacía por medio del encarcelamiento en una prisión especial, teilpiloyan, en la que permanecían el deudor hasta se rescatado. La esclavitud por deudas podía ser perfecta, trasladándose el esclavo a la casa del señor donde prestaba su servicio. Cuando el esclavo pagaba su deuda con su propio peculio, recobraba la libertad. Tratándose de préstamos, se acostumbraba garantizarlos especialmente con prenda. Para evitar cualquier sospecha se acostumbraba comprar las mercancías únicamente en los mercados. El Tráfico en los mercados se hacía por permuta y por compra. Como moneda servía el cacao, mantas pequeñas (cuachtli), planchuelas de cobre en forma de “T”, pedazos de estaño o polvo de oro que se guardaba en tubos cañones de pluma. Las mercancías tenían precios fijos que eran tasados por los vigilantes del mercado.

El comercio exterior se hacía por medio de los pochteca, que viajaban llevando sus mercancías. Los comerciantes depositaban las mercancías compradas en poder de sus parientes o amigos. Igualmente era común el contrato de trabajo; se alquilaba gente para un servicio, se alquilaban cargadores por paga y porteadores para la conducción de mercancías. Cuando los guardianes dejaban escapar a un esclavo preso, tenían que entregar al dueño una esclava y prendas de vestir. El sistema penal era casi draconiano; las penas principales eran la de muerte y la de esclavitud. La pena capital era la más variada; desde el descuartizamiento y la cremación en vida, hasta la decapitación y la extrangulación, el machacamiento de la cabeza con piedras, el empalamiento, el asaetamiento y otros más.

No era raro que la pena de muerte fuese acompañada de la confiscación, como sucedía en los casos de alta traición y peculado. La demolición de la casa acompañaba algunas veces pena de muerte por motivos religiosos. Había las penas de destierro, de suspensión o destitución de empleo, de reclusión en cárcel estrecha y de arresto en la propia habitación. Cuando la pena no estaba determinada por ley, el juez tenía amplia libertad para fijarla. No era permitida la venganza privada; ni aun la adultera sorprendida in fraganti, podía ser muerta, a pesas de que por el adulterio había pena capital. El perdón del ofendido era algunas veces motivo de atenuación de la pena, como sucedía en el adulterio y en el asesinato.

Los miembros de la familia real estaban sujetos a las leyes y tribunales comunes. En los casos de alta traición a la patria, se imponía el terrible castigo de ser descuartizado. El soldado que dejaba escapar a un enemigo expiaba con la muerte. De la misma manera era castigado con la muerte el cobarde que huía. En el mercado reinaba un orden completo y las violaciones cometidas en él se castigaban severamente y aun con pena de muerte. También el aborto era castigado con la muerte, tanto a la mujer misma como a la que le ayudaba. El que impedía a un esclavo liberarse en forma legal, expiaba volviéndose esclavo él mismo. Para la violación había la pena de muerte, con excepción del caso de ramera. El que injuriaba o levantaba la mano a sus padres expiaba con la muerte y se hacía indigno de heredar.

El robo grave o de cuantía tenía como pena la muerte. Particularmente el robo en el templo o en el mercado. En caso de robo de frutos, siete mazorcas formaban el límite en que empezaba la pena de muerte. Contra el robo de oro y plata, había la desolladura y el sacrificio al dios Xipe. El castigo del robo con la esclavitud y en casos graves con la muerte, era del antiguo derecho azteca. Para la malversación, había la esclavitud, y para el peculado, la pena de muerte. El asalto tenia pena de muerte. Hechiceros y brujas eran castigados con la muerte cuando causaban alguna desgracia. En caso de incesto, es decir, de copula en grado de parentesco en que estaba prohibido el matrimonio, se imponía la pena de muerte; lo mismo cuando volvían a casarse mutuamente los esposos separados, lo que era considerado como una especie de incesto. El que llevaba vestidos del otro sexo, sufría la pena de muerte. Era castigado el esposo que volvía a tener trato con la adultera convicta. Los sacerdotes que quebrantaban el voto de castidad eran matados ó al menos desterrados. La bebida embriagante del pulque solo era permitida en circunstancias especiales y cantidades limitadas. Entre los ancianos e setenta años había indulgencia para la embriaguez, lo mismo que en las fiestas dentro de las casas. El falso testimonio era castigado severamente. La falsificación de a medidas era castigada rigurosamente, aun con la muerte. La mala interpretación del derecho era castigada con la pena de muerte. La infracción de los reglamentos de policía del mercado, también eran castigados.

Los tribunales eran reales y provinciales; los primeros funcionaban en la capital, en el palacio real. Eran tanto tribunales de primera instancia como superiores. Los tribunales de primera instancia conocían de las controversias del pueblo. El tribunal de primera instancia era colegiado, resolviendo en sala de tres o cuatro jueces. El tribunal superior era al mismo tiempo el tribunal de la nobleza y el que conocía de las contiendas sobre límites. Funcionaba con cuatro cueces.

Para los delitos de guerra decidía el tribunal marcial. Distinto de este eral el tecpical-li, una especie de tribunal de la nobleza. El tribunal del mercado compuesta de dos jueces, conocía de las contiendas relativas. También los calpuleque tenían el derecho de arrestar a los delincuentes. La sala de audiencias estaba en el palacio real; era prohibido celebrar audiencias en otro lugar. Los nobles eran detenidos en su domicilio. Las prisiones penales se llamaban quauhcal-li o petlacal-li. Los debates eran orales. Los escribanos (amatlacuilo) llevaban sus protocolos en lenguaje azteca de signos y los jueces hacían sus notas en lenguaje jeroglífico. Los protocolos contenían la querella y las declaraciones de los testigos, también los fallos eran asentaos por escrito. La persecución por delitos, principalmente por adulterio, podía seguirse aun sin, acusación, por solo el rumor público. Procedimiento inquisitorial. También se conocía la prueba de indicios. La prueba documental era particularmente importante sobre inmuebles, por que se llevaban mapas catastrales exactos, a los cuales se recurría en caso de litigio. Los testigos eran interrogados por el juez bajo juramento que prestaban usualmente poniendo el dedo sobre la tierra llevándoselo a la boca. No debía durar un pleito por más de cuatro meses o sea ochenta días. El fallo definitivo constituía res judicata y era irrevocable.

2. PRINCIPALES INSTITUCIONES JURÍDICAS DESARROLLADAS EN LA CULTURA AZTECA

DERECHO PENAL.

Los aztecas han dejado textos expresos de ley, y es sin duda lo más desarrollado que en materia jurídica tuvieron. Las penas, además de su rigor, eran en muchos casos trascendentales. Se castigaba; el aborto, abuso de confianza, adulterio, alcahuetería, asalto, calumnia, daño en propiedad ajena, embriaguez, estupro, encubrimiento, falso testimonio, falsificación de medidas, hechicería, homicidio, incesto, malversación de fondos, peculado, riña, robo, sedición, traición, mentira, la mala interpretación del derecho.

ADMINISTRACIÓN DE LA JUSTICIA. Los órganos encargados de Administrar Justicia entre los aztecas alcanzaron una estructura muy detallada. A la cabeza de la administración de la justicia estaba el Rey. Había jueces o magistrados inferiores, eran nombrados dentro de los diversos territorios que constituían la nación.

PROCEDIMIENTO. En materia civil el proceso comenzaba con la demanda, que era notificada por un empleado especial del tribunal citando a la parte contraria. El juicio era oral, en matera de pruebas podían admitirse documentos.

DERECHO PÚBLICO.

FORMA DE GOBIERNO. Los pueblos dominadores de la meseta central del que es actualmente el territorio mexicano al llegarlos españoles, aparecían constituidos en una especie de confederación integrada por, México, Texcoco y Tlacopan. Existía una forma de gobierno monárquica.

EXTENSIÓN TERRITORIAL. El territorio dominado por el señorío de México abarcaba no solo la meseta central, sino gran parte de la costa del golfo, y se extendía hacia occidente hasta el Pacifico, hasta llegar a las actuales fronteras de México en la parte sur. Con exclusión, sin embargo, del territorio de Tlaxcala, que no había sido posible someter al dominio azteca.

DESIGNACIÓN DEL REY. Entre los aztecas la autoridad real y la sacerdotal se reunían en la misma persona; característica de los pueblos primitivos, pero hasta la llegada de los españoles, la potestad del rey, Moctezuma en ese momento, aún tenía clara y marcada autoridad religiosa. El rey estaba investido jurídicamente también del poder de dictar leyes; tenía plena facultad para legislar especialmente en materia penal.

RELIGIÓN. La forma de culto era a través de sacrificios humanos, las víctimas eran generalmente prisioneros de guerra, pero también se escogían esclavos donados por sus amos.

CULTURA. Son especialmente famosas las conquistas alcanzadas en ciencia astronómica, en que se baso la formación matemática del calendario a gran perfección, así como las guerras floridas que era parte del entorno cultural del pueblo azteca.

DERECHO DE PERSONAS Y DE FAMILIA.

Como los prisioneros de guerra eran sacrificados a los dioses, las fuentes principales de esclavitud eran las deudas y la pena; otra variedad era la venta que el padre hacia del hijo por miseria o para castigarlo.

EDUCACIÓN. El padre tenía derecho de hacer esclavo al hijo incorregible. En la educación la familia iba acompañada de una educación pública de la juventud en el templo o seminarios generales (tepochcal-li), eran internados los niños. Los nobles hacían educar a sus hijos en el templo.

DERECHO PRIVADO.

LIBRES Y ESCLAVOS. Existía entre los aztecas esta doble categoría en las personas, el esclavo entre los aztecas se establecía por medio de la guerra, principio general del Derecho de gentes, también por delitos. El esclavo de collera que penetraba en la casa del rey adquiría la libertad y había muchas otras formas de obtenerla.

MATRIMONIO. La unión entre el hombre y la mujer era la base de la familia, y se tenía de lato concepto. Sin embargo, admitiéndose la poligamia, la familia azteca perdía la cohesión y armonía de la familia de un hombre y una mujer. Quien tenía medios de mantener a más de una mujer tomaba cuantas podía sostener y así la mayoría se conformaba con un sistema monogámico impuesto por la miseria no por las normas jurídicas. El divorcio estaba admitido por causas justificadas. Los hombres se casaban entre los veinte años y los veintidós años. Las mujeres entre los diez y los dieciocho y en general a los quince.

PATRIA POTESTAD. Los aztecas disponían de sus hijos sin limitación, ya que podían venderlos, castigarlos con severas penas corporales hiriéndolos con púas de maguey y hasta privarlos de la vida si eran contrahechos o cuando los consideraban de mal agüero.

DERECHO DE PROPIEDAD.

BIENES RAÍCES. Eran bienes comunales con derecho hereditario de familia. En caso de que la familia abandonara la población, perdía ipso facto su derecho a la tierra. El derecho hereditario de posesión llevaba aparejada la obligación de cultivar; quien no cumplía por dos años era apercibido y en caso de que sin excusa suficiente no cultivara el tercer año, su tierra quedaba libre. El calpul-li era propietario del suelo y, en consecuencia, podía arrendar una parte de su tierra comunal a otro calpul-li. Parte considerable de las tierras eran del estado y sus frutos correspondían al palacio del príncipe.

COMERCIO. El comercio exterior se hacía por medio de los pochteca que viajaban llevando mercancías. El comerciante se ponía bajo la protección de los dioses y antes de su viaje practicaban una serie de invocaciones y ritos. Los comerciantes depositaban las mercancías compradas en poder de sus parientes o amigos. En el mercado reinaba un orden completo y las violaciones cometidas en él se castigaban severamente y aun con pena de muerte.

DERECHO PROCESAL.

TRIBUNALES. Los tribunales eran reales y provinciales; los primeros funcionaban en la capital, en el palacio real. Eran tanto tribunales de primera instancia como superiores. Los tribunales de primera instancia conocían de las controversias del pueblo. El tribunal de primera instancia era colegiado, resolviendo en sala de tres o cuatro jueces. El tribunal superior era al mismo tiempo el tribunal de la nobleza y el que conocía de las contiendas sobre límites, funcionaba con cuatro jueces.

3. IMPORTANCIA E INFLUENCIA QUE TUVO EL DERECHO EN LA CULTURA AZTECA

Con el descubrimiento del nuevo mundo, llego un nuevo campo del Derecho y se produjo el fenómeno del choque de dos culturas, por una parte la europea representada por España y por la otra la americana. Pero cabe mencionar que el estudio del derecho abarca o debe concretarse a los acontecimientos que tuvieron lugar en el territorio que más tarde había de ser México.

Este territorio, bien sabido es que no constituía en aquel momento una unidad política estatal, sino una multiplicidad de grupos de población que se encontraban en el conviviendo, a veces más o menos armónicamente, y en otras en pugna y lucha constante. Pero la importancia del derecho radica en aquellos los cuales dejaron una huella en el ámbito jurídico como el derecho azteca del cual tenemos más información acerca de su sistema jurídico que el de muchos otros pueblos radicados en la tierra del nuevo mundo.

El pueblo azteca que por fuerza y su cultura dominaba toda región central de nuestro territorio, y se extendía de uno a otro lado, desde las playas del Golfo por una parte, y del Océano Pacifico por la otra. Por tanto es primordial el derecho, normas y usos de carácter jurídico, dentro de la exposición histórica de nuestros antecedentes.

Es de vital importancia el derecho en toda sociedad no solo para su convivencia en armonía, sino también para evitar percances de toda índole, como penal, familiar, patrimonial, etc., nos preguntaríamos si realmente existió un derecho elaborado entre los Aztecas, pero el derecho si existió en ese pueblo, como tiene que existir desde el momento en que hay convivencia entre los hombres. Se llega a la conclusión de que el Derecho no solamente existía, sin que las normas que lo constituían llegaran a adquirir una fuerza y arraigo tales, que forzosamente tenían que trascender a épocas posteriores.

El derecho azteca es uno de los grandes tesoros jurídicos de nuestra patria, ya que aun en nuestros días hay una influencia del derecho azteca. El derecho como lo conocemos en la actualidad, es en gran parte un derecho influenciado por los grandes acontecimientos de otros países como la industrialización y la independencia de varios países, al igual que las guerras civiles, y por otra parte la ideología de grandes pensadores en cada época de la tierra. EL derecho tiene gran influencia en el pueblo azteca, ya que este ha servido para regular la vida de las tribus que conformaban al pueblo azteca, así como las costumbres y usos.

Es cierto que el derecho en esta parte del mundo no floreció como en otras partes del mundo, pero tenemos vestigios que el derecho se desarrollo en varios ámbitos de la vida en sociedad del hombre azteca. Como del Derecho penal, familiar, de bienes, procesal, etc. Así vemos la gran importancia e influencia del derecho como una herramienta fundamental en el gobierno azteca, para regular la sociedad y crear un pueblo de gran esplendor.

4. SIMILITUDES Y DIFERENCIAS DEL DERECHO AZTECA EN COMPARACIÓN CON LAS INSTITUCIONES DEL DERECHO MEXICANO VIGENTE.

| |DERECHO AZTECA |DERECHO MEXICANO |

|FORMA DE GOBIERNO |Monárquica |Republica (Art. 40 Const.) |

|EXTENSION |No existía |Territorio mexicano abarca una superficie de |

| | |1,972,550 km2 (art. 47 Const.) |

|POBLACION |La población azteca no tiene un cálculo |México tiene mas de 100 millones de |

| |exacto |habitantes |

|DESIGNACION DEL REY |Entre los aztecas la autoridad real y la |En la actualidad se elige un titular de la |

| |sacerdotal se reunían en la misma persona, |administración de la nación por medio de una |

| | |votación. (Art. 35 Const.) |

|RELIGION |La forma de culto era a través de sacrificios|En la actualidad la religión es profesada por|

| |humanos, las víctimas eran prisioneros de |cualquier persona, sin importar sus |

| |guerra y esclavos donados por sus amos. |creencias. (Art. 24 Const.) |

|CULTURA |Son famosas las conquistas alcanzadas en |Las ciencias en la época actual han sido |

| |ciencia astronómica, en la formación |llevadas aún gran nivel. Art. 2 Const. |

| |matemática del calendario. | |

|PERSONAS |Difícil sería establecer en principios |. En México toda persona es igual sea hombre |

| |doctrinales, los conceptos que acerca de la |o mujer, tienen los mismos derechos y |

| |persona existían entre los pueblos aborígenes|obligaciones, son libres. |

| |de América | |

|LIBRES Y ESCLAVOS |Existía entre los aztecas esta doble |Toda persona que entre en territorio nacional|

| |categoría en las personas, por la guerra y |será libre solo por el hecho de pisar suelo |

| |por los delitos |mexicano. Art. 1º. Const. |

|MATRIMONIO |La unión entre el hombre y la mujer era la |La mujer o el varón extranjeros que |

| |base de la familia, pero existía la Poligamia|contraigan matrimonio con varón o con mujer |

| | |mexicanos, por ese hecho serán mexicanos. |

| | |Art. 30 Const. |

|PATRIA POTESTAD |Los aztecas disponían de sus hijos sin |En México, la patria potestad esta regida por|

| |limitación, ya que podían venderlos y |el Código de Procedimientos Civiles en sus |

| |castigarlos con severas penas corporales |art. 1462, 1467 y 1468. |

|PENAL |Se castigaba; el aborto, abuso de confianza, |En el Derecho Mexicano están regidas por el |

| |adulterio, alcahuetería, asalto, calumnia, |art. 22 de la Constitución Política de los |

| |daño en propiedad ajena, embriaguez, estupro,|Estados Unidos Mexicanos y los delitos tienen|

| |encubrimiento, falso testimonio, |algo de similitud |

| |falsificación de medidas, hechicería, | |

| |homicidio, incesto, malversación de fondos, | |

| |peculado, riña, robo, sedición, traición, | |

| |mentira, | |

|ADMINISTRACION DE JUSTICIA |A la cabeza de la administración de la |En el Derecho mexicano hay similitud en lo |

| |justicia estaba el Rey, había jueces o |que respecta a la jurisdicción según lo |

| |magistrados inferiores y eran nombrados |establece del art. 94 al 107 Constitucional |

| |dentro de los diversos territorios que | |

| |constituían la nación | |

|PROCESAL |El proceso comenzaba con la demanda, que era |El Art. 16 Constitucional establece |

| |notificada por un empleado especial del |similitudes en esta materia. |

| |tribunal citando a la parte contraria. El | |

| |juicio era oral, en matera de pruebas podían | |

| |admitirse documentos. | |

|EDUCACION |El padre tenía derecho de hacer esclavo al |Una diferencia notable: Todo individuo tiene |

| |hijo incorregible. En la educación la familia|derecho a recibir educación gratuita, laica y|

| |iba acompañada de una educación pública de la|obligatoria. Art. 3º. Const. |

| |juventud en el templo o seminarios generales | |

| |(tepochcal-li), eran internados los niños | |

|BIENES RAICES |Eran bienes comunales con derecho hereditario|Hay diferencias en cuanto a los frutos pero |

| |de familia. Parte considerable de las tierras|originalmente la tierra pertenece a la |

| |eran del estado y sus frutos correspondían al|nación. Art. 27 Const. |

| |palacio del príncipe. | |

|COMERCIO |El comercio exterior se hacía por medio de |A ninguna persona podrá impedirse que se |

| |los pochteca que llevaban mercancías. En el |dedique a la profesión, industria, comercio o|

| |mercado reinaba un orden completo y las |trabajo que le acomode, siendo lícitos. Art. |

| |violaciones se castigaban severamente y aun |5 Const. |

| |con pena de muerte. | |

|TRIBUNALES |Los tribunales eran reales y provinciales |Se deposita el ejercicio del Poder Judicial |

| | |de la Federación en una Suprema Corte de |

| | |Justicia, en un Tribunal Electoral, en |

| | |Tribunales Colegiados y Unitarios de Circuito|

| | |y en Juzgados de Distrito. Art. 94 de la |

| | |Constitución. |

5. IMPORTANCIA DE CONOCER EL DERECHO PRE-COLONIAL

El merito del Derecho de los Aztecas es sin duda la importancia y relevancia de su autor, Maestro en la Universidad de Berlín, autor de varias obras de Derecho comparado y de Filosofía del Derecho y notable comentarista de la obra de Hegel, considerado este ultimo como uno de los mas grandes historiadores jurídicos que la humanidad ha dado.

Al detallarse algunas de sus opiniones demuestran la solidez y conocimiento de cada una de sus aseveraciones, pues sin una historia universal del Derecho no se puede construir ninguna teoría sobre la Filosofía del mismo, puesto que el derecho es una manifestación humana y no una manifestación externa y casual, luego entonces se debe apoyar en los mas íntimos tejidos del alma nacional y sin alejarse de la presión que ejerce la misma evolución de la sociedad.

El autor establece que no existe un derecho natural inmutable y permanente y que se desenvuelve conforme va evolucionando la sociedad y las exigencias de cada etapa de la misma civilización por lo tanto su evolución se manifiesta con sentido psicológico y esta regida por el espíritu humano.

Para Kohler y desde luego para nosotros también, de ahí la importancia de conocer el derecho precolonial; es la necesidad de relacionar la historia de la civilización con la historia del derecho pues el derecho es una forma de civilización.

Dado lo anterior, para fundamentar y resaltar la obra de Kolher es conveniente mencionar cuan científico es el conocimiento manifestado en El Derecho de los Aztecas, luego entonces a nosotros como abogados no es demasiado útil, pues es importante enaltecer la máxima que reza “pobre de aquel que no conoce su historia, porque entonces cometerá los mismos errores del pasado” y en nuestro caso es sumamente importante, ya que abogado que no conoce la historia del derecho no conoce la filosofía del mismo y por ende la propia filosofía de su sociedad.

Cabe hacer notar que la importancia del análisis de esta magna obra del Derecho de los Aztecas nos deja una enseñanza, no solo en el ámbito del conocimiento general o al ser mas específicos en la identificación de las instituciones y las formas de gobierno de las tribus precolombinas o es mas, en poder hacer un estudio de Derecho comparado entre las leyes de los aztecas y las que nosotros aplicamos en nuestros días, sino que va mas allá; es tan importante conocer el origen de la cultura, su forma de gobierno, sus normas jurídicas y su estilo de vida que con ello nos hace comprender muchas de las conductas, actividades, practicas religiosas, pensamiento y hasta sentimientos de nuestro pueblos donde aun habitan personas con características u orígenes de nuestros ancestros.

Si los aztecas dominaron una gran parte de la meseta central del Altiplano Mexicano y llegaron a tener influencia sobre regiones tan distantes como Chiapas al sur o Colima al norte y es mas se han encontrado vestigios en Nicaragua y en algunas zonas mayas, porque en Tlaxcala a pesar de ser un reino distinto y que nunca se dejo dominar, no debería haber influencia del pueblo azteca, después de las guerras floridas, la cercanía, es mas considero que debió haber guerreros que se quedaran en Tlaxcala u otros que escaparan a Tlaxcala como tribu mas cercana por delitos o algo similar.

Luego entonces es de explicar muchas actitudes y conductas de nuestros pueblos de la zona de la Malinche, como por ejemplo las propiedades comunales de Contra, Amaxac, la sumisión de algunos grupos, etc. Finalmente, debería considerarse, no solo en la carrera de Derecho o en otras disciplinas afines, el que los estudiantes conocieran las formas de organización social de los aztecas y de los pueblos precortesianos en general, sino que debería ser materia obligada desde la educación básica.

CONCLUSIONES

1. EL DERECHO DE LOS AZTECAS FUE TAN IMPORTANTE COMO EL DERECHO ROMANO EN LA EUROPA ANTES DE CRISTO, SOLO QUE DESDE LUEGO NO TUVO LA DIFUSION Y LOS ESPAÑOLES NOS CONQUISTARON, SI FUERA EN SENTIDO INVERSO, ESTARIAMOS ANALIZANDO EL CODICE MENDOCINO EN LUGAR DE LAS XII TABLAS.

2. LA ORGANIZACIÓN SOCIAL DE LOS AZTECAS FUE DE UNA MANERA EFICIENTE Y TENIAN NORMAS, QUE AUNQUE PARA NUESTROS DIAS ESTEN FUERA DE CONTEXTO, ERAN MUY AVANZADAS Y CON UN ALTO SENTIDO DE LA JUSTICIA Y DEL DERECHO.

3. EL ESTUDIO DEL DERECHO DE LOS AZTECAS NOS DA COMO CONCLUSION EL CONOCIMIENTO DE MUCHAS DE LAS CONDUCTAS DE NUESTROS PUEBLOS INDIGENAS DE LA ZONA CENTRAL DEL ALTIPLANO MEXICANO AUN HOY ASENTADOS EN LOS ESTADOS E MEXICO, HIDALGO, PUEBLA Y TLAXCALA.

BIBLIOGRAFIA

Kolher Joseph, Cervantes y Anaya Javier de, El derecho de los Aztecas, Introducción al pensamiento jurídico, 1ª. Edición, México 2002