Leer Ensayo Completo Enfermedades Del Aparato Reproductor Femenino

Enfermedades Del Aparato Reproductor Femenino

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.992.000+ documentos

Categoría: Ciencia

Enviado por: Helena 15 junio 2011

Palabras: 3447 | Páginas: 14

...

milar al de una nuez, aunque en algunos casos llega a ser como una naranja.

La bartolinitis puede trasformarse en quiste o en absceso como explicamos a continuación.

El quiste en la glándula de Bartholín se produce a consecuencia del líquido que no pudo salir al exterior y está acumulado formando el ya mencionado bulto redondo en la vagina.

Generalmente no son dolorosos.

El absceso en la glándula Bertholín es cuando se produce la infección y la glándula se llena de un líquido purulento, espeso y de olor fétido.

En estos casos resulta muy doloroso.

➢ Cervicitis

La cervicitis es una irritación del cerviz causada por varios organismos diferentes. La cervicitis es clasificada generalmente como aguda, que significa que el comienzo de los síntomas es severo y de repente, o crónica, que dura por un periodo de meses o más.

La cervicitis aguda puede ser causada por varias infecciones como la gonorrea, la clamidia, o el herpes y con frecuencia se confunde con la vaginitis.

• La cervicitis crónica es común en las mujeres después de que dan a luz. También es asociada frecuentemente con el embarazo y con el uso de anticonceptivos orales, probablemente debido al aumento en el suministro sanguíneo del cerviz como resultado de un aumento en los niveles hormonales. No tan comúnmente, la cervicitis es causada por una sensibilidad a ciertos químicos, incluyendo aquellos que están en los espermicidas, látex y los tampones.

A continuación están los síntomas más comunes de la cervicitis, sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

• Flujo purulento (que contiene pus).

• Dolor pélvico.

• Dolor de espalda.

• Problemas urinarios.

Ya que las infecciones de la vagina se pasan fácilmente al cerviz, donde los organismos infecciosos se refugian, el tejido del cerviz puede inflamarse y, o formar una erosión cervical, o una llaga abierta. Una de las primeras señales es un flujo de la vagina parecido al pus. Además, a medida que la erosión cervical empeora, puede desarrollarse una ulceración cervical.

3 Cistitis

La Cistitis es la inflamación de la vejiga y la uretra causada generalmente por una infección.

Esta infección que puede ser causada por bacterias, hongos o virus, inicialmente se localiza en la uretra y luego sube hasta la vejiga.

La Cistitis es una de las infecciones más frecuentes y se da principalmente en mujeres, debido a que al tener la uretra corta, los gérmenes llegan a la vejiga con facilidad.

La bacteria Ecoli, que se encuentra normalmente en el intestino, es una de las principales causantes de la Cistitis.

Estas bacterias se eliminan mediante la orina, pero cuando no se orina lo suficiente, o las bacterias se multiplican demasiado rápido se produce la infección.

Síntomas:

❖ Ardor al orinar.

❖ Sensación continua de vejiga llena.

❖ Necesidad de orinar con mucha frecuencia.

❖ Ardor en la zona uretral.

❖ Presión en la pelvis.

❖ Orina turbia y con olor fuerte.

❖ Aparición de sangre en la orina.

➢ Endometritis

Es una inflamación o irritación del revestimiento del útero (endometrio).

Síntomas

• Malestar general, inquietud o sensación de enfermedad (malestar)

• Fiebre que puede ir de 100º F (37.7° C) a 104º F (40° C)

• Dolor pélvico o dolor abdominal bajo (dolor uterino)

• Sangrado vaginal anormal

• Secreción vaginal anormal

o con aumento de la cantidad

o de color, consistencia y olor inusuales

• Malestar intestinal (se puede presentar estreñimiento)

• Abdomen distendido

5 Quistes de endometrio, tumores endometriales o endometriomas

El útero está recubierto por un tejido mucoso con mucha irrigación sanguínea, denominado endometrio

La Endometriosis se produce cuando el tejido endometrial, sale fuera del útero y crece en los ovarios vejiga o intestinos. Este crecimiento puede desarrollarse en forma de quistes o tumores endometriales benignos.

Durante la menstruación estos tumores también sangran, de manera interna, ya que esa sangre no sale al exterior del cuerpo. Esto ocasiona inflamación y va formando tejido cicatrizal que luego puede traer problemas oclusivos de intestinos o vejiga.

Los endometriomas o quistes del endometrio son formaciones llenas de sangre oscura.

La Endometriosis es una enfermedad muy común en las mujeres desde la primera menstruación hasta la menopausia.

Los quistes de endometrio pueden ser producidos por una falla en el sistema autoinmune, por un desorden hormonal o por sangre de la menstruación que queda retenida dentro de la zona pélvica dando lugar a que se produzcan estas formaciones.

No se llega todavía a una opinión unánime sobre el tema.

Síntomas

Dolor pélvico y lumbar.

Dolor en la menstruación.

Sangrado abundante.

Dolor al orinar.

Dolor al defecar.

Dolor en las relaciones sexuales.

Menstruación muy abundante.

Dolor abdominal fuerte que comienza 2º3 días antes de menstruación.

7 Fibromas

Los fibromas uterinos son tumores benignos que se forman en las paredes del útero. Consisten en una masa de células que pueden ser de tejido muscular.

Los fibromas también reciben el nombre de : miomas, leiomioma o fibromioma.

Los fibromas o miomas aparecen en mujeres jóvenes, esto se debe a que los estrógenos favorecen a su crecimiento. Cuando se llega a la menopausia, al disminuir la producción de esta hormona, los miomas detienen su crecimiento.

Los fibromas pueden aparecer de a uno o ser múltiples. Su tamaño también es variable, desde muy pequeños hasta los que llegan a las imensiones de un pomelo.

Se clasifican por su ubicación, los fibromas subserosos son los que crecen hacia el exterior del útero, los fibromas submucosos surgen debajo del endometrio y los fibromas intramurales crecen dentro del útero.

En algunos casos tienen raíces hacia adentro o hacia fuera de las paredes uterinas.

Síntomas de los fibromas uterinos

Menstruación con mucho sangrado.

Dolor en la menstruación.

Sangrado entre períodos.

Presión en la vejiga.

Necesidad de orinar frecuentemente.

Dolor en las relaciones sexuales

Infertilidad o abortos espontáneos.

9 Distintos tipos de quistes de ovario

El quiste de ovarios es una formación benigna que consiste en una especie de globo pequeño lleno de líquido en su interior, que pueden estar en el interior del ovario o en su superficie.

El quiste de ovario se forma de la siguiente manera: todos los meses durante el proceso de la ovulación un folículo que contenía en su interior un óvulo, lo libera, para que pase a las trompas de Falopio para ser fecundado. Los folículos crecen entre 18mm y 25mm aproximadamente. Una vez que liberó el óvulo se va reduciendo hasta desaparecer, pero cuando no lo hacen y siguen aumentando de tamaño se convierten en quistes. Son considerados quistes cuando miden entre 30 y 40mm.

Este tipo de quiste de ovario se denomina quistes funcionales y se dividen en quistes foliculares o quistes del cuerpo lúteo o cuerpo amarillo.

El quiste folicular se produce cuando el folículo en lugar de romperse continúa creciendo.

El quiste lúteo surge cuando se cierra la abertura por donde salió el óvulo y queda llena de líquido en su interior. El cuerpo lúteo debe desintegrarse una vez que el óvulo se liberó a menos que ocurra el embarazo, cuando no lo hace queda una depresión donde se acumula el líquido.

Este tipo de quistes desaparece sólo con el correr de los meses.

Poliquistósis ésta es causada por un mal funcionamiento del ovario que produce una gran cantidad de folículos que maduran simultáneamente. Estos folículos producen gran cantidad de estrógeno, que es una hormona femenina, para balancear este desajuste, parte de esos estrógenos son transformados en hormonas masculinas. Esto lleva a que haya aumento del vello corporal, especialmente sobre el labio superior y el mentón, ausencia de menstruación, acné, infertilidad, obesidad.

Menos frecuentes son los quistes dermoides, este tipo de quistes de ovario están formados por una combinación de tejidos como de piel, dientes, cabellos, grasa. Generalmente son benignos y de pequeño tamaño.

También pueden aparecer en el ovario los llamados quistoadenomas, los hay de dos tipos Serosos son los que están llenos de líquido y Mucinosos que contienen en su interior una sustancia gelatinosa.

Síntomas de los quistes de ovario

Dolor en la parte baja del abdomen.

Sensación de peso en la pelvis.

Dispareunia ( dolor en las relaciones sexuales )

Menstruaciones irregulares.

Menstruaciones abundantes.

14 Flujo vaginal

Vaginitis

Vulvovaginitis

Vaginosis bacteriana

El flujo vaginal es producido por glándulas que se encuentran en el cuello del útero y el interior de la vagina.

El flujo vaginal normal es un líquido claro o con aspecto lechoso que no tiene mal olor.

Durante la ovulación el flujo comienza a incrementarse y se torna más espeso, con una consistencia similar a la clara de huevo.

No todas las mujeres tienen la misma cantidad de flujo vaginal pero cada una sabe cuanto es lo normal en ella.

Cuando el flujo comienza a despedir mal olor, aumenta la cantidad, tiene un color diferente y se siente picazón o ardor en la vagina, estaríamos en presencia de una Vaginitis.

La Vaginitis es toda inflamación o infección que se produzca en la vagina y puede ser causada por alergias, irritaciones, hongos, parásitos, virus o bacterias.

Se conoce como Vulvovaginitis cuando el proceso inflamatorio o infeccioso abarca también a la vulva.

Son muy comunes estos cuadros a causa de Candidiasis, Tricomoniasis y el contagio de enfermedades de transmisión sexual, es por esta razón que la observación del flujo vaginal es muy importante para determinar el agente que está causando la infección.

La Bacteria Gardnerella, presente en la flora vaginal es causante también de trastornos en vulva y vagina que reciben el nombre de Vaginosis bacteriana.

Los síntomas de vulvovaginitis generalmente son:

❖ Irritación y ardor en vulva o vagina

❖ Enrojecimiento y picazón en labios menores o mayores.

❖ Erupciones o lesiones el los labios vaginales.

❖ Molestias o ardor al orinar.

❖ Flujo o secreciones anormales con mal olor

Flujos vaginales que indican Vaginitis o Vaginosis

Flujo vaginal de color blanco grisáceo o flujo gris con olor a pescado.

En este caso estamos en presencia de una bacteria llamada Gardnerella.

El tratamiento se realiza con Metronidazol por vía oral acompañado por óvulos.

Desaparece con 8 o 10 días de tratamiento.

Flujo vaginal amarillo verdoso, espeso o espumoso con mal olor.

Este flujo es provocado por los parásitos Tricomonas. Puede presentar irritación en los genitales externos.

El flujo provocado por Tricomoniasis puede ser más intenso luego de la menstruación.

El Metronidazol da buenos resultados en estos casos.

Flujo vaginal blanco espeso y grumoso, puede presentar inflamación, picazón ardor, irritación y ulceraciones en la vulva.

Este flujo es producto de un hongo llamado Cándida y la enfermedad se llama Candidiasis.

Para esto se indica Ketoconazol, Clotrimazol, Fluconazol, Itraconazol.

Esto es sólo una guía siempre debe ser el médico quien realice el diagnóstico e indique el tratamiento.

➢ Miomatosis Uterina:

Es el tumor benigno (no canceroso) más común en la mujer. Se dice que una de cada 4 mujeres puede padecerlo. La gran mayoría de estas mujeres no tienen ningún problema por padecerlos. Ahora bien los miomas pueden ocasionar problemas dependiendo de su tamaño, localización o número.

La edad en la cual más frecuentemente se presentan es entre los 30 y los 40 años de edad, pero en verdad se pueden presentar en cualquier momento. Su presencia va a depender sobre todo a la presencia de hormonas femeninas (estradiol), por lo que es difícil encontrarlos en la adolescencia o en la postmenopausia, en cambio no es raro observar que aumenten durante el embarazo.

Los miomas también llamados leiomiomas o fibromas son secundarios al crecimiento anormal de un grupo de células de la pared uterina. La localización es variada y pueden estar en la superficie del útero, en el grosor de su pared o en el interior del útero; aunque existen combinaciones. Los tamaños pueden ser muy variados y son desde muy pequeños hasta tamaños que abarcan toda la pelvis y parte baja del abdomen.

Los síntomas más comunes son:

❖ Cambios en el sangrado menstrual

· Mayor cantidad

· Mayor duración

❖ Dolor a la menstruación

· Sangrado en momentos no menstruales

· Anemia

❖ Dolor

· Pelvis o parte baja de la espalda

· Dispareunia (dolor a la relación sexual)

❖ Opresión

· Dificultad para iniciar micción, orinar frecuentemente en pequeñas cantidades

· Estreñimiento o/y opresión rectal

❖ Fertilidad

· Esterilidad

· Pérdidas fetales

La gran mayoría de las mujeres presentan combinaciones de estas molestias.

➢ Síndrome de ovarios poliquísticos:

El síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) es un leve desbalance hormonal que puede causar períodos menstruales irregulares, crecimiento no deseado de cabello, y acné.

El término “ovarios poliquísticos” significa que hay muchos pequeños quistes o protuberancias, en los ovarios. No todas las mujeres con SOP tienen estos quistes. Aún y cuando una los tengas, no son peligrosos y no necesitan ser removidos.

Puede ser leve o severo. Es una condición común que comienza en los años de la adolescencia. De hecho, casi una de cada quince mujeres padece de SOP.

Las mujeres con SOP pueden tener una gran variedad de las muestras. Algunos de los más comunes son:

❖ Períodos irregulares-períodos que se tienen cada ciertos meses, o por el contrario, que son muy frecuentes: El ciclo comienza cuando el cerebro manda la LH y las FSH a los ovarios. Un pico de LH es la señal que le dice a los ovarios que deben ovular, o liberar un huevo maduro. El huevo viaja a través de las trompas de Falopio y hacia adentro del útero. La progesterona del ovario le dice a la capa que recubre el interior del útero que debe de engrosarse. Si el huevo no es fertilizado, esta capa del útero se desprende y tú lo ves como tu período menstrual y el ciclo comienza nuevamente.

❖ Cabello extra en el rostro y en otras partes del cuerpo y Acne: El acné y el vello extra en la cara y cuerpo pueden ser el resultado de discreto aumento de testosterona. Todas las mujeres producen testosterona. Los ovarios de una mujer con SOP producen un poco más de lo que deberían, y su cuerpo es demasiado sensible a la testosterona. La testosterona le indica a los folículos pilosos que se “enciendan,” lo que causa crecimiento del vello. Además, la testosterona también afecta las células de la piel, resultando en acné.

❖ Ganancia de peso/ o dificultad para perder peso: Además, esta hormona también puede enviar una señal a los ovarios, teniendo como resultado que ellos produzcan testosterona extra.

❖ Parches de piel oscura en la parte de atrás del cuello y otras áreas: Muchas mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos tienen niveles más altos de insulina (una hormona) en su sangre. Esto algunas veces puede causar parches de piel oscurecida en la parte trasera del cuello.

Existen otras razones por las que una mujer puede tener estos síntomas y signos. Solamente un doctor podrá determinarlo con seguridad.

Bibliografía

http://www.saludplena.com/index.php/flujo-vaginal/

http://www.saludplena.com/index.php/quistes-de-ovario/

http://www.saludplena.com/index.php/los-fibromas-de-utero/

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001484.htm

http://www.saludplena.com/index.php/cistitis/

http://www.healthsystem.virginia.edu/UVAHealth/adult_women_sp/cver.cfm

Caracas 28 de Octubre de 2008

Prof. Sol Caldera

Sección 1

Integrantes:

María Andreína Gómez # 200

Génesis Liberatoscioli # 200800780

Alejandro Amabili # 200802420

Introducción

Para hablar de enfermedades en los aparatos reproductores masculino y femenino es fundamental hacer la clasificación de los tipos de enfermedades que dichos órganos pueden contraer.

Existen las infecciones por transmisión sexual, la disfunción sexual, y otras enfermedades que aun cuando no corresponden a ninguna de las anteriormente mencionadas, de igual manera atacan al aparato reproductor tanto femenino como masculino.

Las enfermedades de transmisión sexual son todas aquellas infecciones que se transfieren principalmente a través del contacto sexual, fundamentalmente durante las relaciones sexuales. Algunas también son transmitidas de madre a hijo, durante la gestación, el parto, o la lactancia, y/o a través del contacto sanguíneo. Como por ejemplo el VIH, VPH y herpes vaginal, entre otros.

Por su parte la disfunción sexual es conocida como la dificultad durante cualquier etapa del acto sexual (que incluye deseo, excitación, orgasmo y resolución) que evita al individuo o pareja el disfrute de la actividad sexual. Las disfunciones sexuales pueden manifestarse al comienzo la vida sexual de la persona o pueden desarrollarse más adelante. Algunas de ellas puede desarrollarse paulatinamente con el tiempo, y otras pueden aparecer súbitamente como incapacidad total o parcial para participar de una o más etapas del acto sexual.

En contra parte están los síndromes o enfermedades posibles de encontrase tanto en el aparato reproductor femenino como en el masculino.

Conclusión

Las enfermedades para el aparato reproductor femenino y masculino se clasifican en enfermedades de trasmisión sexual, disfunción sexual y otras enfermedades. Las del aparato reproductor femenino son diferentes a las del aparato reproductor masculino, por ende poseen causas (hormonales, tumores, etc.), síntomas (dolores, ardor, incomodidad, etc.) y tratamientos (pastillas, ungüentos, etc.) diversos tanto para cada enfermedad como para hombre y mujer.

Cada vez se ven más casos de enfermedades en los aparatos genitales masculinos y femeninos en el mundo, y se requieren mayores cuidados de éstos para mantener una vida saludable, y una vida sexual igualmente saludable. Prevenir nunca está de más y al notar algo fuera de lo común lo más recomendado es buscar ayuda y seguir los tratamientos pertinentes a la perfección.

Todas las enfermedades afectan directa o indirectamente la vida sexual de quien las posee, y si son de transmisión sexual afectan a la pareja también. Es indispensable el chequeo y control rutinario por parte del hombre y de la mujer para evitar padecer alguna enfermedad, que si se complican pueden generar graves resultados, desde incomodidad sexual, o problemas para tener relaciones sexuales, o problemas al orinar, entre otros problemas que podrían llegar a ser letales.