Leer Ensayo Completo Ensayo Ecuador Señas Particulares

Ensayo Ecuador Señas Particulares

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.130.000+ documentos

Categoría: Informes De Libros

Enviado por: monto2435 23 junio 2011

Palabras: 1950 | Páginas: 8

...

ultado final es mucho menos optimista.

Un ejemplo de identidad es el carnaval en donde la pérdida de identidad, se ha transformado en una fiesta salvaje a pesar de su origen profundamente religioso, dando a comparación con el carnaval de Ambato donde es la única excepción en donde representa fiestas de flores y de frutas dejando atrás el juego salvaje.

El Ecuador ha sido un país de regionalismo, debido a lucha que cada día nos mantiene en la pobreza, hay tanta división hasta llegar el punto en que cada ciudadano siguiere una solución ya la verdad todos las demás personas optan la solución y otras lo rechazan hasta así nadie se pone de acuerde y en la cual puedan razonar un determinado tiempo para ver si al solución es buena o mala hasta así opinar y después a esa solución mejorarla con la opinión de las demás personas.

El regionalismo y los problemas internos no son más que teatros de profundos desencuentros que fortalecen esa abertura entre ecuatorianos y ecuatorianos, la cual nuestra identidad es aquello de lo que queremos huir y dejarlo atrás porque para muchos ser ecuatorianos no significada nada y que a la vez la sociedad lo entiende como algo que todos los practican de una forma interiormente, la cual la identidad es algo que no podemos borrar, en donde lo ecuatoriano no existe y que lo único que tenemos en común es el territorio, en donde no hay nada que nos une o nos identifique además de un territorio en común.

La identidad y fracaso en el Ecuador es un claro ejemplo en la cual diversas sociedades mundiales es una mezcla interesante de culturas que gracias a la migración se fueron produciendo, en la cual nosotros ecuatorianos como podemos pedir identidad si el nombre de nuestro país nos representa en su totalidad, que Ecuador es un nombre que los científicos extranjeros utilizaron para clasificar nuestra situación geográfica, en la cual que si fuera por historia propia deberíamos llamarnos “República de Quito” y que por no entrar en conflicto con Guayaquil y Cuenca se busco un nombre intermedio en la cual es drástico decir que desde esa época el regionalismo era un hincapié para discusiones entre nosotros mismos.

¿Qué somos?

Pese a todas las instrucciones, la realidad objetiva es que lo que creemos ser rara vez tiene relación con lo que quisiéramos ser, en donde por lo general se trata de supuestas comprobaciones de esperanza o decisiones, en la cual aparentamos ser lo que no somos así en gayándose a sí mismo y no a las demás personas que lo rodean.

La tradición de considerar al país como su propiedad y al gobierno como una administración de sus bienes personales, en la cual la política nos les interesas la ideología, los principios, los objetivos, en donde que pensamos que el rico, como es rico no ha de robar si no que al contrario pero eso es una mentira, ya que el rico más rico quiere ser por su ansiedad de triunfar, en la cual la corrupción es inherente en la política y, hasta hoy, invencible. Aunque a menudo es justificado identificar la corrupción con la gestión de ciertos políticos, en las cuales algunos de ellos seguirán siendo el paradigma en esta materia, en donde la corrupción empieza desde temprana horas cuando la copia de exámenes es toleradas en escuelas y colegios y acaso inculcada por los propios padres que a su turno realizaron la misma trampa.

En donde la desafiliación de un partido para apostar al ganador, el cambio de camiseta para obtener más votos en las cuales demuestra de la debilidad de la politización de nuestra clase política, en lo cual las trapacerías, la corrupción, la ignorancia y hasta la estupidez son términos presentes en la política de nuestro país. Sin embargo, somos un pueblo apasionado por la política, en donde pese a los anhelos justos y las protestas de los demás, se decide, o se deshace, día a día en el provenir del país, en donde nadie nos toma presente cuando estamos frente a un mostrador o un escritorio de un funcionario, menos aun cuando se elaboran o adoptan las decisiones políticas, como si fuéramos transparentes.

El autor esboza un panorama crítico del Ecuador y de quienes se les

puede aplicar el gentilicio de ecuatorianos, en las cuales la política es una de la cualidad mediocre que tiende a las personas a desviarse del buen camino y siempre buscar el camino fácil con lo cual siempre adoptan peculiaridades en las cuales están deban ser evadidas. Marlon Mendoza; 14-05-2010; Universidad de las Américas

Dado que los ecuatorianos tenemos una constante sensación de impotencia ante el engaño de la clase política, se trata que nosotros como ecuatorianos tendríamos que hacer valer nuestros valores ya que al igual que ellos merecen respeto, nosotros también merecemos el mismo trato que los demás, en lo cual como personas y seres humanos que somos deberíamos tomar la política más enserio y no como un simple juego, ya que para ellos solo buscan el dinero y nada más y al contrarió debería buscar formas y maneras para que nuestro país se cada día mejor que los demás.

El machismo engloba el conjunto de actitudes, conductas, prácticas sociales y creencias destinadas a justificar y promover el mantenimiento de conductas percibidas tradicionalmente como heterosexualmente masculinas y discriminatorias contra las mujeres. Algunos críticos consideran también machismo la discriminación contra hombres cuyo comportamiento, por ejemplo por tener una preferencia sexual homosexual, no es adecuadamente "masculino" a los ojos de la persona machista. En todos los casos, la conducta preponderantemente masculina es la dominante.(1)

En la cual el machismo sea patrimonio exclusivo de los latinoamericanos, en donde por semejanza o confusión histórica, si parece más nuestro ese prototipo del macho, en lo cual poco tiene que ver con el machismo. Para comenzar, no sigue un comportamiento sino que ofrece un espectáculo que por su propia naturaleza no es ni puede ser constante sino intermitente u ocasional, en donde el macho adopta su actitud de bravucón cuando pueda exhibirla, necesita de un público ante el cual lucirse, tal como el que ofrecen los espectadores de una riña, los miembros del Congreso Nacional, en donde consecuentemente no respetan a nadie sino así mismo. Nadie, asocia al macho con la masculinidad, lo cual le falta inteligencia para eso, no tienen nociones de ética ni de pensamiento, en donde no puede reconocer en si mismo rasgos o atributos que suelen existir también en el prototipo femenino.

Debido recordar el hallazgo de algunos sabios soviéticos, en la cual dado que no hay lenguas fósiles que permitan establecer una fecha de origen, en donde nuestros antepasados desde entonces, y durante cerca de un millón de años se desarrollo lo que es seguramente las más grande hazaña de la humildad, en la cual la invención de la lengua para comunicarse por medio de la palabra entre los seres humanos.

En la cual para conocerse es por medio del lenguaje como se descubre al otro y hasta se llega al fondo de él, en lo cual demuestra la palabrería, más y menos espontanea. En donde el lenguaje es producto de la clase social que lo emplea, en la cual en que nos trajeron de España fue el comienzo, el de los soldados, prófugos.etc, en lo cual hablamos y escribimos mal, en donde no por esos güiros con que el modo de ser gran parte del país se ha introducido una lengua de siglos proveniente de España, sino porque la descuidamos. Mientras por un lado, uno creería encontrar en el país cierto respeto, incluso admiración, el odio del poder de la gente de cultura repárese entre nosotros con los mismos intervalos con que la prepotencia se encarna en el gobierno, en lo cual sucede que el leguaje es un auto retrato oral, y en donde cabe aquí recalcar de nuestras señas particulares, el chisme en lo cual el ámbito que crea se origina una expresión entre quienes conforman el común de los hombres o populachos, pero el chisme , aun el inocente, lleva a la mentira que nos conduce a la mano a la calumnia y así engañándose a sí mismo y como siempre tomando el camino fácil.

“Tal ves como van las cosas en nuestro mundo, en nuestra sociedad y en nuestro entorno, da la impresión de que muchas personas, incluso de entre los creyentes y bautizados, han perdido el referente moral en sus comportamientos persónales, familiares y sociales, en donde sin ningún pudor ni vergüenza se hace alardes de conductas”.(2)

El primero de retratarnos, dijo que lo ecuatorianos nos parecíamos a los bolivianos, ya que se refería seguramente a los de la Sierra, en alusión a la lentitud de sus reacciones, a su desgano de vivir, o sea a su tristeza, en donde la expresión elemental de esa tristeza son nuestras melodías, las autenticas, más populares, de raíz indígena o mestiza, que a la vez no puede explicarse por razones exclusivamente históricas, con tales excepciones, la canción ecuatoriana es un lamento constante por la soledad o por la imposibilidad de amar o la inconstancia de la ingrata. Aunque en la Costa la pena cantada es menor y más rara la tendencia al auto conmiseración, en lo cual hay una gran tristeza en la alegría popular de las recordaciones cívicas, percibida como día de asueto.

Nuestro País tiene la característica de pluricultural y multiétnico precisamente por la amplia variedad de ritmos y costumbres, unas con ancestro propio y otros productos de la sincronización ya consolidada o en proceso de fusión, que a través de los tiempos van marcando nuestra identidad cultural.