Leer Ensayo Completo Ensayo Sobre El Sistema Educativo En Honduras

Ensayo Sobre El Sistema Educativo En Honduras

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.944.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Jillian 31 marzo 2011

Palabras: 1378 | Páginas: 6

...

universalización de la educación, todavía existen grandes diferencias entre los distintos niveles educativos.” La mayor cobertura educativa se da en el nivel primario, mientras que los niveles preescolar y secundario se encuentran extremadamente descuidados. “Existe una discontinuidad en el sistema educativo”, debido a que sólo el 34% de los alumnos que ingresan a la educación primaria continúan en el nivel secundario. Sin tomar en cuenta el diversificado y la insignificante cifra de los estudiantes que llegan a la educación superior.

El sistema educativo en Honduras esta un creciente deterioro, “cada día se vuelve más débil” los 200 días de clases son nada mas una ilusión, cada año se disminuye la cifra de días que un niño o joven esta en un centro educativo, en una calidad de educación cada vez más baja y a veces hasta mediocre, me parece escuchar a mi papa decirle a mi hermanito menor “en sexto grado y aun no puedes escribir bien” con centros educativos sin las condiciones pedagógicas necesarias que necesita el docente para transmitir sus conocimientos a sus aprendices.

El impacto de la crisis económica internacional y “actualmente la crisis política que atraviesa el país” se manifiesta en una “disminución importante de los recursos financieros” que los países dedican al sector educación. La participación de éste en el presupuesto público señala, también, una tendencia decreciente de la asignación del gasto a educación.

La educación centroamericana se mueve en ese crítico escenario, que en algunos casos ha ocasionado y en otros agravado problemas, para cuya solución se requieren luces desde la investigación educativa. Estos problemas tienen que ver con tres aspectos fundamentales:

1) El progresivo deterioro en el rendimiento de los sistemas educativos expresado en las altas tasas de deserción y repitencia escolar. 2) La permanencia del analfabetismo y bajos niveles educativos en la población adulta y 3) el deterioro en la calidad de la educación que se ofrece.

Casi todos los países de la región adolecen de problemas en la retención del sistema educativo (honduras en mayoría) y presentan tasas significativas de repetición y deserción, especialmente en el medio rural.

Honduras: educación y equidad

“La educación es el eje que articula el crecimiento económico y el desarrollo social. Proporciona los conocimientos y destrezas que permiten aumentar la productividad del trabajo y enfrentar los desafíos de la competitividad. Constituye, al mismo tiempo, uno de los resortes básicos en el proceso de integración social.”

La preocupación del gobierno de Honduras debe centrarse en aumentar la cobertura de la educación y en cómo conciliar la cobertura y la calidad del docente con la equidad en el logro de dichos objetivos. El análisis de la calidad del docente constituye una preocupación fundamental en el proceso de asignación de recursos. En el campo educativo se traduce en minimizar el costo de los insumos humanos requeridos para maximizar la cobertura. Ésta es una condición necesaria para alcanzar los fines perseguidos y consiste en aumentar, paralelamente, la calidad del docente en la educación – que está desigualmente distribuida como resultado de la estructura social vigente. De ahí la importancia de profundizar la discusión sobre las distintas modalidades que puede adoptar el financiamiento y la administración de los servicios de educación, en cuanto a optimizar la eficiencia en los recursos humanos asignados y maximizar la cobertura educativa.

Hay que tomar en cuenta siempre que “Ningún sistema educativo es capaz de crear igualdad de conocimientos. Por lo tanto, lo relevante es proponer políticas educativas que produzcan sistemas capaces de reducir las brechas existentes entre los distintos grupos sociales, potenciando el capital humano requerido por el desarrollo económico y social”.

Tomando como conclusión en Honduras el sistema educativo está planteado a favor de los diferentes poderes económicos y políticos, es lo que el docente transmite a los educandos, por ejemplo en los colegios técnicos se enseña a los estudiantes como se repara un auto, una plancha, un ventilador no a la fabricación de los mismos, de esta manera se crea un educación secundaria orientada a servir a los que mantienen el poder. (los que tienen la “maquina”)

La importancia que se otorga a la educación traspasa los límites de un objetivo propio del desarrollo social para incluirse como un requisito fundamental en el logro de un mayor crecimiento económico. En el marco de la globalización, el capital educativo, la investigación científica y tecnológica se consideran indispensables para lograr una mayor competitividad internacional; por lo tanto, si se desea lograr un mejor desarrollo tanto económico como social, es necesario reducir las inequidades internas del país, para de esa manera poder lograr impulsar un verdadero desarrollo humano, en términos de equidad de oportunidades educativas.

Hay muchas formas de fomentar la continuidad en el ámbito educativo, y la experiencia internacional ofrece una amplia gama de intervenciones posibles. Si los contenidos de la educación son pertinentes, vale decir percibidos por sus usuarios como relevantes, motivadores y útiles, los alumnos y las familias de bajos ingresos evalúan de distinta manera los costos de oportunidad que implica la permanencia en el sistema escolar, y se sienten más motivados para asistir a clases y seguir en el sistema. Si la educación es de calidad, eleva los logros y la motivación de los propios educandos, fomentando la permanencia en el sistema con rendimientos progresivos. Esto es especialmente notorio en los sectores pobres, que acceden a una oferta desfasada tanto con respecto a su situación sociocultural como a las exigencias que impone el mundo laboral.

En este marco es importante tomar en cuenta que el mejoramiento de la calidad de un proceso educativo depende, en importante medida, de cómo un establecimiento capitaliza los nuevos recursos que recibe: el capital cultural de los alumnos y del establecimiento, las capacidades profesionales de los docentes, y las motivaciones tanto de los docentes como de los alumnos.

“Un sueño y un cambio, soñé Honduras, un pueblo noble y con orgullo. Honduras un país pobre subdesarrollado, “es lo que nos hacen creer, los países explotadores”, “pobre mentalmente” ya que la filosofía de dominación racionalista, ha impregnado, “en la mente y en los corazones del pueblo”, nuestra sangre está invadida y la única forma de brotar la sangre infectada, es abrir nuestras venas y dejarlas drenar y “renovar”, con sangre nueva de cambio de esperanza, una renovación, “una nueva forma de dirigir nuestro destino”, nuestro sueño inmortal, un sueño que tenemos que tomarlo los hondureños como un reto, para decidir y encaminarnos al cambio.