Leer Ensayo Completo Ensayo Y Juan Montalvo

Ensayo Y Juan Montalvo

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.606.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Mikki 09 junio 2011

Palabras: 2343 | Páginas: 10

...

Conciencia artística.

* Libertad temática y de construcción.

El ensayo, a diferencia del texto informativo, no posee una estructura definida ni sistematizada o compartimentada en apartados o lecciones, por lo que ya desde el Renacimiento se consideró un género más abierto que el medieval tractatus o que la suma y se considera distinto a él también por su voluntad artística de estilo y su subjetividad, ya que no pretende informar, sino persuadir o convencer. Utiliza la modalidad discursiva expositivo-argumentativa y un tipo de «razonamientos blandos» que han sido estudiados por Chaïm Perelman y Lucie Ollbrechts-Tyteca en su Tratado de la argumentación.

A esto convendría añadir que en el ensayo existe además, como bien ha apreciado el crítico Juan Marichal, una «voluntad de estilo», una impresión subjetiva que es también de orden formal. Otros géneros didácticos emparentados con el ensayo son:

* El discurso (en el sentido de «discurrir» sobre un tema concreto)

* La disertación

* El artículo de prensa,

* Los géneros renacentistas y humanísticos del Diálogo, en sus variantes Platónica, Ciceroniana y Lucianesca,

* La epístola

* La miscelánea.

* Estructura

Introducción:

Es la que expresa el tema y el objetivo del ensayo; explica el contenido y los subtemas o capítulos que abarca, así como los criterios que se aplican en el texto, es el 10% del ensayo y abarca más o menos 6 renglones.

Esta parte constituye la presentación del tema sobre el que el autor va a desarrollar su propio punto de vista, así como de las razones por las cuales considera importante aproximarse a dicho tema. Además, esta parte puede presentar el problema que plantea al tema al cual vamos a abocar nuestros conocimientos, reflexiones, lecturas y experiencias. Si este se plantea, entonces el objetivo del ensayo será presentar nuestro punto de vista sobre dicho problema (su posible explicación y sus posibles soluciones). La mayoría de las veces, sin embargo, el ensayo plantea un tema bastante genérico como para adentrarse en él con toda la libertad del que divaga con sus opiniones y creencias, pero paseando a través de un territorio desconocido.

Desarrollo:

Contiene la exposición y análisis del mismo, se plantean las ideas propias y se sustentan con información de las fuentes necesarias: libros, revistas, Internet, entrevistas y otras. Constituye el 80% del ensayo. En él va todo el tema desarrollado, utilizando la estructura interna: 60% de síntesis, 10% de resumen y 10% de comentario.

Se sostiene la tesis, ya probada en el contenido, y se profundiza más sobre la misma, ya sea ofreciendo contestaciones sobre algo o dejando preguntas finales que motiven al lector a reflexionar. Esta utiliza principalmente recursos como lo son la descripción, la narración y citas que deben ser incluidas entre comillas para poder tener con qué defender nuestra tesis.

Conclusión:

En este apartado el o la autor expresa sus propias ideas sobre el tema, se permite dar algunas sugerencias de solución, cerrar las ideas que se trabajaron en el desarrollo del tema y proponer líneas de análisis para posteriores escritos. Contemplan el otro 10% del ensayo, alrededor de media página.

Esta última parte mantiene cierto paralelismo con la introducción por la referencia directa a la tesis del ensayista, con la diferencia de que en la conclusión la tesis debe ser profundizada, a la luz de los planteamientos expuestos en el desarrollo. Se puede "inferir" en esta, que es la manera de comprobar lo que se dijo anteriormente, explicando el por qué sustenta un tema o una opinión y las motivaciones que lo llevan a desarrollarlo o bien que lo terminen de una mejor forma.

Género Literario

El género literario es un sistema que permite la clasificación de obras literarias de acuerdo a criterios semánticos, sintácticos, fónicos, discursivos, formales, contextuales, situacionales y afines. En la historia ha habido varias clasificaciones de los géneros literarios. Por lo cual no se puede asistir a una determinación en la cual se pueda categorizar todas las obras de la historia en un criterio común.

Los géneros literarios son modelos de estructuración formal y temática de la obra literaria que se ofrecen al autor como esquema previo a la creación de su obra. Los géneros literarios son los distintos grupos o categorías en que podemos clasificar las obras literarias atendiendo a su contenido. La retórica clásica los ha clasificado en tres grupos importantes: lírico, épico y dramático. A éstos algunos suelen añadir el didáctico.

* Propuestas acerca de los géneros literarios

Esta división de géneros en la literatura griega incluye los siguientes:

* Género dramático

* Género lírico

* Género narrativo

* Género didáctico

* Género poético

Se inicia con Aristóteles, quien en su obra La Poética habla sobre tres de los géneros anteriores:

* Épico

* Lírico

* Dramático

Cada uno de ellos venía definido por un modo de expresión y un estilo propio que debía adecuarse a su finalidad estética. Cualquiera de estos géneros puede expresarse en verso o en prosa.

Épico: En este género los sucesos son sobre luchas reales o imaginarias que le han sucedido al autor o a otra persona. Su forma de expresión siempre fue el verso. Las especies más importantes son:

Epopeya: Cuenta las hazañas que se dieron en la edad antigua. Sus personajes son dioses y seres mitológicos. Entre las epopeyas más importantes se encuentran "La Ilíada" y "La odisea".

Cantar de Gesta: Cuenta hazañas realizadas por los caballeros de la edad media. Generalmente son leyendas heroicas de un pueblo. Aquí destaca el cantar de "Los Nibelungos" y el cantar del "Mío Cid".

Poemas épicos: Nos cuenta las hazañas de un héroe, que en su mayoría es un conquistador, pues busca exaltar o engrandecer a un pueblo.

Observación: En la civilización romana fue el poeta Horacio quien recogió las teorías griegas referentes a la creación literaria, en su Epístola a los Pisones, también conocida como Arte poética.

Actualmente también se consideran géneros literarios aquellos que son didácticos como:

* La oratoria

* El ensayo

* La biografía

* La crónica.

Juan Montalvo

Juan María Montalvo Fiallos nació en Ambato el 13 de Abril de 1832.

Sus padres fueron don Marcos Montalvo y doña Josefa Fiallos; padrino el Coronel don Francisco Flor, Prócer de la Independencia. Sus hermanos: el Dr. Francisco, literato y político, Catedrático de la Universidad Central, dirigió la educación d sus hermanos y modeló sus caracteres.

El Dr. Francisco Javier, Jurisconsulto y Literario, Rector del Colegio y Universidad Central, Ministro de Estado y Cortes de Justicia. ... Al terminar la Instrucción Primaria el niño Juan fue enviado a Quito, a continuar sus estudios.

Entró entonces al Convictorio de San Fernando y concluidos los años de Colegio, pasó a la Universidad.

En esta época se encontraba su hermano mayor doctor Francisco, quien prodigó una verdadera ayuda a Juan, ya que ocupaba a la sazón un buen sitial en la política, esto sirvió para conseguir su viaje a Europa en el año de 1857, visitó la Ciudad Eterna, París; en esta última desempeñó el cargo de Secretario de la Legación del Ecuador; pero permaneció poco tiempo debido a la inestabilidad de los gobiernos y la agitación política.

Se enfermó de artritis, causa para regresar nuevamente a su hogar, debiendo los suyos prodigarle los cuidados que requería.

En Francia se hizo amigo del famoso literato y fabulista Lamartine. Montalvo llegó al Ecuador en 1859 en medio de un verdadero caos en la nación; y como si esto fuera poco, el Perú amenazaba con tomarse el Ecuador desde el Golfo de Guayaquil.

Juan Montalvo desde muy joven se dedicó al cultivo de las letras, por tanto sus obras son el producto de su afición y dedicación, tales como: 'Los Siete Tratados', 'Capítulos que se le olvidaron a Cervantes', 'La Dictadura Perpetua', El Cosmopolita', 'Las Catilinarias', 'El Espectador', El Regenerador, Geometría Moral, La Mercurial Eclesiástica'.

La crítica coloca a Montalvo entre los autores clásicos ecuatorianos, por la galanura de la corrección; en sus escritos demuestra Montalvo el amor a la libertad, la defensa a la democracia y la divulgación de los conocimientos científicos, en procura de un mejoramiento de la ética social.

Al respecto el crítico español do Juan Valera, dice de Montalvo: 'Es un escritor violentísimo, batallador y pendenciero, a quien le agradan los actos y sentimientos más opuestos'. Y, Marcelino Méndez y Pelayo, afirma: 'Montalvo es un sofista agudo, ingenioso, brillante, castizo, aunque pedantesco prosista'. Literalmente Montalvo ha sido y es conocido como el Cervantes de América.

Los principales escritos de Montalvo fueron en contra del régimen de Gabriel García Moreno, después de su muerte, Montalvo manifestó 'Mi pluma lo mató' y prosiguió a escribir 'Las Catilinarias', obra en la que hace una comparación entre García moreno y Veintemilla.

De su matrimonio quedó una hija, María del Carmen que creció fuera del afecto paternal, por eso escribió para ella: 'Carta de un padre joven'.

Fue desterrado a Ipiales y en 1882 a París, en donde murió el 17 de Enero de 1889.

En la hora de su muerte rechazó a un sacerdote diciéndole: 'Yo no creo en la confesión; estoy en paz con mi corazón y mi conciencia; puedo comparecer tranquilo ante Dios'.

Emilia Pardo Basán lo califica de 'alma religiosa y pensamiento heterodoxo'. Otros lo tildaron de impío, malvado, protestante en cuyo corazón ardía la rebeldía de Pablo y de Lutero Fuente: Humberto Oña Villarreal, Fechas Históricas y Hombres notables del Ecuador, Cuarta Edición, 1982.

_Su Obra:

Las Catilinarias

Las Catilinarias forman un conjunto de doce ensayos publicados por el escritor ecuatoriano Juan Montalvo en Panamá entre 1880 y 1882.

Critican al dictador Ignacio de Veintemilla, que ejercía un mal habido poder en el Ecuador desde 1876: lo tacha de tirano, de inculto y salvaje; condena su prepotencia y arrogancia; pone en evidencia la corrupción, la opresión y los crímenes políticos que propicia.

Y, como cortina de fondo, describe a la sociedad ecuatoriana de su tiempo, sin dejar de juzgar, también en forma dura, a otros políticos o a sectores del clero.

Considerado el libro más combativo de Montalvo, Las Catilinarias conserva actualidad.

Transcurridos más de cien años de su publicación, sus críticas parecen dirigidas a combatir una situación social y política que no parece haber cambiado nada, sino, por el contrario, hacerse más grave.

Estos escritos tenían como finalidad realizar una crítica hacia el dictador Ignacio de Veintemilla, general que ocupaba el poder en Ecuador desde 1876.

_Síntesis:

En la primera catilinaria trata de la libertad, las leyes, la disciplina y el orden, a la vez que, muy sagazmente, da lecciones léxicas al discutir algunos fenómenos fonéticos o al exponer palabras mal usadas.

En la segunda define lo que es tirano y tiranía.

En la tercera instiga a que el pueblo, especialmente el de Guayaquil, se levante y deponga al gobierno. Hace también un recuento de los dictadores hispanoamericanos.

La cuarta catilinaria acomete contra Urbina y Borrero.

La quinta catilinaria es moralista; dice Montalvo que "Cada vicio es una caída del hombre" y luego analiza algunos de ellos.

En la sexta, Montalvo defiende el propósito de su obra, y discute el concepto de civilización y barbarie.

En la séptima catilinaria, con espíritu didáctico, presenta las ventajas de la educación, y analiza el sistema educativo, comparándolo con aquel de otros países.

Nota que "el clero ha sido factor positivo en el desarrollo de la educación en muchos países, mas no en el Ecuador donde por el contrario ha servido de óbice al desarrollo libre del pensamiento".

Termina esta catilinaria reproduciendo un discurso de su autoría en el que se aboga por los derechos de la mujer.

En la octava, además de continuar tratando el tema de la educación, se preocupa de recalcar los bienes de la cultura.

En la novena se refiere a los centros de educación.

En la décima y undécima enviste con fervor contra Borrero.

En la última catilinaria discurre sobre las edades, elogia la juventud, e instruye al soldado con agudo proselitismo de ganarse la voluntad de éste para derrocar al gobierno.