Leer Ensayo Completo Estimulacion Cognitiva En Niños Con Problemas De Aprendizaje

Estimulacion Cognitiva En Niños Con Problemas De Aprendizaje

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.908.000+ documentos

Categoría: Psicología

Enviado por: klimbo3445 17 junio 2011

Palabras: 5461 | Páginas: 22

...

que afectan su aprendizaje. La estimulación cognitiva permite al niño ir desarrollando sus habilidades y destrezas por medio de adquisición de experiencias y aprendizajes incentivando cada uno de los procesos cognitivos según su edad, debilidades y destrezas.

Esta investigación lleva como designio trabajar con los educandos del grado preescolar del colegio Shalom Paz de la ciudad de Valledupar ya que luego de haber observado la conducta y los procesos escolares encontramos niños que presentan trastornos y problemas en el aprendizaje, lo que nos condujo a trabajar con ellos la estimulación cognitiva y prevenir este tipo de problema. Para conocer las causas y el origen de estos trastornos en los educandos realizamos previamente un diagnóstico de la comunidad donde se encuentra el colegio y observamos que el entorno y el ambiente allí reflejado es la principal causa por la que los niños adquieren los trastornos y problemas en el aprendizaje así como el entorno familiar, ya que en la comunidad existen muchos hogares disfuncionales donde la motivación y la atención por parte de los padres es muy escasa y su estilo de vida no es el más adecuado para la formación integral de los niños afectando negativamente y de forma directa el estado emocional y la conducta del niño que se ve reflejado en las dificultades que tienen para adquirir el aprendizaje.

Con respecto a esta situación desarrollamos un programa con los educandos del colegio Shalom Paz, utilizando herramientas de evaluación (test ABC), actividades lúdicas y ejercicios para enfocar la atención con el fin de estimular y ejercitar las áreas cognitivas. Y asimismo motivarlos a desarrollar las actividades escolares diarias ya que el único propósito es mejorar su aprendizaje aunque su estilo de vida no sea el más favorable y las condiciones en que se encuentran sean adversas.

OBJETIVO GENERAL

Trabajar la estimulación en el área cognitiva para prevenir problemas y trastornos de aprendizaje en los educandos del grado preescolar del colegio Shalom Paz, jornada tarde, de la ciudad de Valledupar.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 Determinar el nivel de desarrollo cognitivo en los educandos del grado preescolar para estimular y prevenir en los procesos de aprendizaje.

 Establecer ejercicios de estimulación para el desarrollo cognitivo del niño.

 Realizar un diagnóstico escolar en el proceso de lectoescritura del educando a través de herramientas de evaluación (Test ABC) para analizar el nivel de aprendizaje del mismo.

 Motivar a los educandos a que adquieran nuevas aptitudes para el aprendizaje y perfeccionen las que ya poseen para obtener un mejor rendimiento escolar.

JUSTIFICACIÓN

Los niños con problemas de aprendizaje son niños normales, sólo que no aprenden como los demás las tareas relacionadas con el desarrollo intelectual; son niños que no tienen un buen rendimiento escolar y tienen dificultades para asimilar los conocimientos.

En el colegio Shalom Paz encontramos este tipo de casos, niños que debido a las condiciones desfavorables y al entorno ambiental y familiar donde se desenvuelven, carecen de motivación y presentan conductas que influyen negativamente en su rendimiento escolar. Por esta razón realizamos un trabajo con los educandos pertenecientes a la institución, trabajando en ellos la estimulación cognitiva a través de técnicas y actividades que estimulan y ejercitan las áreas su aprendizaje. Ya que estos niños necesitan mejorar académicamente y superar estas deficiencias en áreas como la lectoescritura, atención, memoria y cálculos aritméticos.

La realización de este proyecto es contribuir con el desarrollo cognitivo de los educandos y el proceso de las aptitudes en los cuales presenta dificultad trabajando en ellos la estimulación para prevenir los trastornos y problemas de aprendizaje.

MARCO TEÓRICO

1. ESTIMULACIÓN COGNITIVA

Proceso evolutivo de transformación que permite al niño ir desarrollando habilidades y destrezas, por medio de adquisición de experiencias y aprendizajes, para su adaptación al medio, implicando procesos de discriminación, atención, memoria, imitación, conceptualización y resolución de problemas.

Se habla de estimulación cognitiva cuando se intenta potenciar todo lo relativo a la cognición, es decir, a la inteligencia. Es por esta razón que se realizan actividades que incentivan la memoria, la ubicación temporo – espacial, la capacidad de abstracción, la simbolización, relación causa – efecto, entre otros. Estas actividades se planifican según la edad del pequeño, sus debilidades y fortalezas.

2. EDAD EN QUE SE REALIZA LA ESTIMULACIÓN COGNITIVA

Según la teoría de Jean Piaget (1896-1980) sobre el desarrollo cognitivo, la evolución individual se divide en cuatro etapas, desde los 0 a los 2 años es una etapa sensomotora donde se estimula al niño a través de sus sentidos, la etapa preoperacional de los 2 a los 7 años donde el aprendizaje se basa principalmente en la imitación de conductas, gradúa su capacidad de pensar simbólicamente y desarrolla el lenguaje hablado, la etapa de las operaciones concretas entre los 7 y 12 años y está marcada por una disminución gradual del pensamiento egocéntrico y por la capacidad creciente de centrarse en más de un aspecto de un estímulo y la etapa de las operaciones formales desde los 12 años en adelante, que es la etapa final del desarrollo. Es decir, que desde los 0 años se realiza estimulación cognitiva, pero teniendo en cuenta que esto varía de acuerdo a la edad mental y cronológica del niño.

3. CÓMO SE TRABAJA LA ESTIMULACIÓN COGNITIVA EN EL AULA DE CLASE POR PARTE DEL DOCENTE.

Una vez identificada la dificultad, el docente debe identificar las áreas específicas donde la presenta y proporcionar instrucciones y acomodaciones para tratar con las necesidades especiales del alumno:

 Dividir las tareas en etapas más pequeñas.

 Partir de los intereses, experiencias y competencias del niño.

 Proporcionar al alumno más tiempo para completar el trabajo escolar.

 Ubicar al niño en un lugar privilegiado del salón, en lo posible, frente al profesor.

 Asignarle un cargo en la clase, como repartir las hojas, los cuadernos, apagar las luces antes de salir, etc.

 Reforzar la autoestima, valorando sus logros.

 Valorar y motivar al niño que no parezca interesado.

 Tener en cuenta que los niños con dificultades pueden encontrase inseguros en situaciones en los que haya un gran componente de de discusión oral, de lectura y escritura.

 Establecer las exigencias a cada niño de acuerdo a su nivel, no permitir la autocompasión.

 Enseñar destrezas para la organización, estudio y estrategias de aprendizaje.

 Enseñar estrategias específicas que exigen tareas.

 Asegurar que el niño pueda recordar los aspectos relevantes de una tarea o problema y procurar comprobar que no exige más de lo que permite la competencia lógica del alumno.

 No olvidar la importancia de que los contenidos sean significativos.

 Trabajar con los padres para crear un plan educacional especial para cumplir con las necesidades del alumno, asignando actividades que el niño pueda realizar en casa, estableciendo colaboraciones con la familia. Por medio de la comunicación regular con ellos, se puede intercambiar información sobre el progreso del alumno en la escuela y en casa.

4. CÓMO TRABAJAR EN EL AMBIENTE FAMILIAR LA ESTIMULACIÓN COGNITIVA

Tener un hijo con problemas de aprendizaje puede llegar a ser angustiante para cualquier padre, no sólo en el momento que se dé cuenta del trastorno, sino a lo largo del crecimiento del niño ya aún después. Esto es una justificación más que suficiente para que los padres se preparen e intervengan en algún programa educativo – correctivo diseñado para su hijo. Por tanto los padres deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones para intervenir en el proceso de estimulación de sus hijos:

 Aprender más sobre los problemas de aprendizaje. Mientras más sabe, más puede ayudarse a sí mismo y a su niño.

 Elogiar al niño cuando le vaya bien. Los niños con problemas de aprendizaje rinden en variedades de cosas. Averiguar cuáles cosas le gustan al niño, cuáles son sus habilidades. De esta manera, se le brindan oportunidades para perseguir sus fortalezas y talentos.

 Averiguar cómo aprende mejor el niño, si por experiencias, por prácticas o por medio de mirar o escuchar. De igual forma ayudarlo para aprender por medio de sus áreas de fortaleza.

 Dejar que el niño ayude con las tareas domésticas. Estas pueden aumentar su confianza y destrezas concretas. Mantenga las instrucciones simples, divida las tareas en pasoso pequeños y recompense los esfuerzos del niño con elogios.

 Poner atención a la salud mental del niño, el asesoramiento lo ayuda a tratar con las frustraciones, sentirse mejor acerca de sí mismo y aprender más sobre las destrezas sociales.

 Reunirse con el personal escolar y ayudar a desarrollar un plan educacional para tratar con las necesidades del niño.

 Establecer una relación de trabajo positiva con el docente del niño asimismo intercambiar información acerca de su progreso.

 Hacer las tareas escolares una prioridad para que tenga éxito.

5. TEORIAS DE PIAGET EXPLICANDO EL DESARROLLO COGNITIVO DEL NIÑO

5.1. PERIODO SENSOMOTRIZ

Avanza del nacimiento (0 años) a los 2 años de vida. Piaget le llama así a este periodo porque el recién nacido cuenta sólo con los esquemas senso-motrices congénitos, como son los primeros reflejos o instintos y el pensamiento está ligado al movimiento y a los sentidos. El pensamiento implica ver, oír, moverse, tocar, saborear; es un período de acciones preverbales.

Poco a poco estos esquemas se van coordinando de tal forma que el niño pasa de responder primordialmente a través de reflejos a organizar actividades con respecto al medio ambiente y construir la organización advertida elemental propia de los animales, que después se va modificando y perfeccionando. En este período, el recién nacido se va diferenciando progresivamente de los objetos que le rodean, por el procedimiento de irlos definiendo, de tal forma que los objetos lleguen a cobrar una identidad propia por sí mismos, aunque estos cambien de aspecto, lugar y tiempo.

Para Jean Piaget, el desarrollo cognoscitivo de este período pasa por seis estadios:

 Estadio I (0 – 1 mes): se caracteriza por el uso de los reflejos. Si un objeto desaparece de su vista deja de existir para él; no diferencia entre él y el mundo. Imita por contagio bucal (si escucha llorara, llora).

 Estadio II (1 – 4 meses): en este estadio aparecen las reacciones circulares primarias, las cuales se refieren a la prolongación y repetición sobre su propio cuerpo, de la actividad refleja que ha tenido resultados exitosos. El niño repite lo que sabe hacer (conductas reflejas) en su propio cuerpo, por ejemplo, succiona no sólo el pecho de su madre, sino su mano o sus dedos, imita con todo el cuerpo; coordina vista y oído (trata de ver lo que oye), cree que lo que sucede en el ambiente es producto de su acción.

 Estadio III (4 – 8 meses): aparecen las reacciones circulares secundarias, en las cuales el niño repite las acciones que producen resultados interesantes, no sólo en su cuerpo, sino en el medio exterior. Repite las acciones que tienen un efecto en el medio ambiente; utiliza un medio (una conducta como agitar su mano) para producir un fin (sonido). Hay un inicio de permanencia de los objetos (tiende a buscar un objeto que se cae de las manos); sigue un objeto con la vista hasta donde puede con su cuerpo; toma los objetos que están a su alcance. Atribuye lo que ve y oye a su propia acción. Imita con partes del cuerpo visibles para él (manos y pies).

 Estadio IV (8 – 12 meses): en este estadio el niño coordina sus reacciones circulares secundarias habituales, aplicándolas a situaciones nuevas, para obtener un resultado; aplica las conductas que conoce en situaciones nuevas, para obtener un resultado; aplica las conductas que no conoce en situaciones nuevas; improvisa medios y quita obstáculos que lo separan de un fin. Imita con partes de su cuerpo que no ve. Por ejemplo, imita cogerse el pelo aunque el mismo no se lo ve. Busca objetos desaparecidos sin recordar desplazamientos sucesivos. Por ejemplo, delante del niño se esconde un juguete en un punto A, y el niño lo busca y lo encuentra; frente a su vista se lleva el objeto a otro punto B y el niño busca en el punto A. con el gateo, su espacio se hace más objetivo. Descentraliza sus manos del cuerpo y éstas pueden producir efectos.

 Estadio V (12 – 18 meses): aparecen las reacciones circulares terciarias. En esta etapa el niño busca nuevas conductas, nuevos esquemas, nuevos medios para enfrentar el mundo, coordinando los esquemas que ya posee; indaga las diferencias y efectos que produce cada una. Surgen cuatro conductas:

- Del soporte: obtener un objeto halando del soporte en que se apoya.

- Del cordel: hala un cordel para obtener el juguete que está atado.

- Del bastón: utiliza un elemento auxiliar para alcanzar un objeto. Ejemplo, usar una escoba para alcanzar un juguete que rodó debajo de la cama.

- De encaje: colocar objetos dentro de recipientes.

Hay un inicio de evocación donde el niño busca objetos que no ha visto esconder, pero sabe donde se encuentran. Considera a los demás como fuentes autónomas de acciones. Hay una relación física de causa efecto.

 Estadio VI (18 – 24 meses): en este estadio el niño inventa nuevos medios, a través de representación mentales, para resolver problemas prácticos que se le presentan. Prevé los resultados antes de actuar. Presenta una imitación diferida (no requiere que el modelo este presente); hay permanencia de los objetos; aparece la conducta de rodeo; construye conjunto de relaciones: sobre, fuera, delante, detrás, debajo, etc.

El paso de un estadio a otro se da a medida que los esquemas (patrones de conducta organizados que la persona utiliza para pensar y actuar en una situación) se vuelven más sofisticados. Cuando los niños son muy pequeños, los esquemas se conocen por las conductas que involucran como succionar, morder, agitar, etc. A medida que los niños se desarrollan intelectualmente, sus esquemas se vuelven más complejos y diferenciados, se vuelven patrones de pensamientos relacionados con la conducta.

Cuando finaliza este periodo el niño ha alcanzado especialmente tres logros:

- Pasar de una actividad refleja a una actividad voluntaria dirigida a una meta.

- Desarrollar la permanencia del objeto; el niño comprende que los objetos del entorno existen, ya sea que los perciba o no.

- Aprender a revertir las acciones, no el pensamiento.

A nivel del proceso de enseñanza – aprendizaje, para un educador es importante saber que en este periodo más que trabajar conocimientos particulares y específicos, se ayuda al niño mediante una estimulación oportuna a construir su pensamiento, a través de actividades que involucren sensaciones y acciones o movimientos por parte del niño.

5.2. PERIODO DEL PENSAMIENTO PREOPERACIONAL

Comprende de los 2 a los 7 años. El niño desarrolla un sistema de representación y utiliza símbolos, como las palabras, para representar lugares, personas y eventos.

Durante esta época el niño pasa por un desarrollo acelerado, despertando en si mismo una curiosidad hacia el mundo que lo rodea.

A nivel cognoscitivo, el pensamiento de un niño en este periodo está formado por proposiciones (oraciones con sujeto y predicado), las cuales tienen una característica: el sujeto corresponde a uno o a algunos casos particulares y específicos, por ejemplo, decir perro al animal de su casa, no a todos los perros o a la clase de perros, o decir “mi casa”, “tu mano”. En este periodo el niño es incapaz de pensar con proposiciones cuyos sujetos constituyan verdaderas clases. Esta forma concreta de pensar se denomina pensamiento nocional, porque el niño utiliza aseveraciones, nociones más que conceptos. Una característica de este pensamiento es que es binario, trabaja pares: alto – bajo, flaco – gordo, bueno – malo, yo – los – otros. Las nociones no admiten puntos intermedios como: un poco más, un poco menos, mucho más. Por esta razón, los niños en este periodo no pueden agrupar siguiendo un orden, por ejemplo, agrupar varios objetos por tamaño, ni comprender términos medios, ni usar cuantificadores como algunos, muchos, o unos pocos.

El niño emplea las nociones con tres propósitos:

- Comprender el lenguaje (cuando escucha)

- Expresarse mediante el lenguaje (cuando habla)

- Aplicarlas a cosas o a situaciones que se le presentan.

Durante el periodo sensoriomotor los esquemas permanecen ligados a las acciones físicas; mientras esto sea así, los esquemas no sirven para recordar el pasado, ni para llevar un registro de información, ni para planear. Para hacer esto, los niños necesitan lo que Piaget llamó operaciones, es decir, pensar las acciones, en lugar de llevarlas a cabo de manera literal.

El periodo preoperacional, se llama así, porque el niño aunque no domina estas operaciones, progresa hacia su dominio. El niño usa símbolos, pero aun no utiliza la lógica.

El primer paso de la acción al pensamiento es la internalización de la acción y se da cuando el niño simboliza los esquemas de acción. Por ejemplo, simular que toma una bebida de una taza de juguete. Aparece la función simbólica, es decir, usar símbolos y signos (significados) para referirse a objetos (significantes). Ejemplo, usar la palabra bicicleta para representar una bicicleta real que no está presente.

Los niños en este periodo manifiestan la función simbólica de tres maneras

- Con la imitación diferida: imitar una acción que vio pero ya no está presente.

- Con el juego simbólico: hacer que un objeto represente algo más de lo que es. Por ejemplo, usar una escoba como si fuera un caballo

- Con el lenguaje

Piaget subdivide este periodo en dos:

5.2.1. Pensamiento pre-conceptual (2 – 4 años)

Se llama así porque aparece el manejo de las primeras descripciones verbales de los objetos, no como verdaderos conceptos, sino como nociones. Aparece la función simbólica, sin usar la lógica. El niño presenta centralización, es decir, enfoca la atención en un solo aspecto de una situación dejando de lado otros aspectos. Ejemplo, un niño de este periodo cuya mamá es mayor que su papá; piensa que su papá es mayor que su mamá porque es más alto, pero deja de lado otros aspectos como la edad cronológica.

Cuando finaliza este periodo el niño ha logrado desarrollar gradualmente el pensamiento en forma simbólica.

5.2.2 Pensamiento intuitivo (4 – 7 años)

Se llama así porque hay una conceptualización de los objetos basadas en características concretas tomadas parcialmente. Es intuitivo porque se basa en la percepción inmediata. El niño de esta etapa presenta varias características, a saber: continúa la centración y el egocentrismo; presenta sincretismo: ligar ideas o eventos que no tienen que ver, porque están seguidos en el tiempo; por ejemplo, si se acaba de vestir y llueve, después puede pensar que va a llover cuando se termine de vestir; transducción: razonar de lo particular a lo particular, sin generalizar; por ejemplo, hay tres niños, dos tienen gafas y el tercero, uno de los niños con gafa salta y el piensa que el otro niño que tiene gafas va a saltar, pero no así el niño que no tiene gafas; artificialismo: creer que lo que sucede en el mundo, sucede por la mano del hombre. Ejemplo: el piensa que mama puede hacer llover; animismo: atribuir actividad a objetos que no la tienen; por ejemplo si se golpea con una mesa, puede decirle: “tonta mesa”, como si la mesa lo hubiera golpeado.

Cuando finaliza este periodo el niño ha logrado:

- Una comprensión de identidades: comprender que ciertas cosas permanecen igual aunque puedan cambiar de forma (es la misma plastilina este aplanada o en forma de pelota), de tamaño (él es el mismo en una foto cuando era bebé y hoy aunque haya crecido) y de apariencia (Juana es la misma persona este vestida común y corriente o disfrazada)

- Una comprensión de funciones: puede entender las relaciones básicas entre dos eventos, así no las pueda explicar. Ejemplo, puede entender que existe una relación entre el botón del control que enciende un televisor, aunque no pueda explicar cómo funciona.

5.3. PERIODO DE LAS OPERACIONES CONCRETAS

Este período escolar va desde los 7 años hasta el inicio de la adolescencia hacia los 11 ó 12 años. Durante este tiempo, los niños inician su escolaridad formal; intelectualmente son inquietos y creativos, amplían sus conocimientos y habilidades, aprender a leer, a escribir, sociales, ciencias, música y distintas ramas del saber, pero este aprendizaje requiere de materiales y experiencias concretas y reales, ya que su pensamiento es concreto y funcional.

Desde el punto de vista cognoscitivo, para Piaget, el periodo escolar corresponde a las operaciones concretas.

Se llama así porque el niño realiza operaciones mentales aplicadas a situaciones concretas, del aquí y del ahora. El niño es capaz de resolver problemas concretos (tangibles) en forma lógica pero no puede pensar aún en términos hipotéticos. Realiza varias operaciones como:

- Clasificación: el niño agrupa en categorías diferentes y sabe que un grupo de objetos puede clasificarse en categorías más amplias o más reducidas.

- Ordenación: puede colocar unos objetos antes que otros siguiendo un orden, ya sea por tamaño, color, forma, etc.

- Sustitución: combinar de varias maneras para obtener un mismo resultado, por ejemplo 2 + 3 = 5, 3 + 2 = 5, 4 + 1 = 5, etc.

- Simetría: si Luis es hijo de Julián, Julián es el padre de Luis.

- Multiplicación de series: como ya comprende que un mismo elemento puede pertenecer a varias series, puede hacer crucigramas en los cuales una misma letra puede pertenecer a una serie.

El pensamiento durante este periodo es conceptual. El niño maneja verdaderos conceptos, proposiciones generales, relativas a una clase (y no sólo a casos particulares y específicos). Asimismo, el niño ya relativiza, entiende términos medios, utiliza cuantificadores (todos, algunos, ninguno, unos pocos).

El niño domina conceptos, es decir, significados o conjuntos de propiedades asociados con cada palabra, pero no encadena lógicamente las proposiciones, es decir, no relaciona deductiva, ni inductivamente, no usa conectores como: por lo tanto, entonces, se deduce y otros.

El niño manifiesta una actividad mental transformante. Hay reversibilidad mental, descentralización, puede tener en cuenta varios aspectos de una situación y logra la conservación de sustancia, de cantidad, de peso y de volumen.

La manera como un niño en esta etapa codifica (interpreta) la información se caracteriza por:

a) Un mayor uso de palabras y conceptos a expensas de las imágenes.

b) El aprendizaje de expectativas que dirigen la atención del niño a los aspectos pertinentes de un acontecimiento, el hecho de saber que va a pasar algo o saber qué debe hacer antes, facilita el logro de la tarea que va a realizar.

c) Un aumento en la capacidad de mantener la atención sobre un problema sin distraerse. En esta edad el niño aprende que el contenido de un problema no tiene que ser realista, ni tiene que estar relacionado con su vida personal.

5.4. PERIODO DE OPERACIONES FORMALES

Este último periodo en el desarrollo intelectual del niño abarca de los 12 años hasta la edad adulta. En este periodo los niños comienzan a dominar las relaciones de proporcionalidad y conservación. A su vez, sistematizan las operaciones concretas del anterior periodo, y desarrollan las llamadas operaciones formales, las cuales no sólo se refieren a objetos reales como la anterior, sino también a todos los objetivos posibles, es decir, tratar con situaciones hipotéticas.

Con estas operaciones y con el dominio del lenguaje que poseen en esta edad, son capaces de acceder al pensamiento abstracto, abriéndoseles las posibilidades perfectivas y críticas que facilitan la razón.

Piaget, lo denomina el estadio final del período cognoscitivo. Este período se caracteriza porque se adquiere la capacidad para operar con proposiciones enlazadas mediante nexos lógicos, como: por lo tanto, se deduce, entonces, etc. Se toman las proposiciones como punto de partida para llevar a cabo cadenas de razonamientos con diferentes niveles de complejidad.

Otra característica del pensamiento no formal es que el adolescente puede operar con suposiciones, abstracciones a hipótesis y no exclusivamente con situaciones concretas del aquí y el ahora. El adolescente puede utilizar el pensamiento hipotético – deductivo.

6. QUE SON PROBLEMAS DE APRENDIZAJE

Son problemas que pueden ser detectados en los niños a partir de los 5 años de edad y constituyen una gran preocupación para muchos padres ya que afectan al rendimiento escolar y a las relaciones interpersonales de sus hijos.

Un niño con problemas de aprendizaje suele tener un nivel normal de inteligencia, de agudeza visual y auditiva. Es un niño que se esfuerza en seguir las instrucciones, en concentrarse, y portarse bien en su casa y en la escuela. Su dificultad está en captar, procesar y dominar las tareas e informaciones, y luego a desarrollarlas posteriormente. El niño con ese problema simplemente no puede hacer los que otros con el mismo nivel de inteligencia pueden lograr.

El niño con problemas específicos del aprendizaje tiene patrones poco usuales de percibir las cosas en el ambiente externo. Sus patrones neurológicos son distintos a los de otros niños de su misma edad. Sin embargo tienen en común algún tipo de fracaso en la escuela o en su comunidad.

6.1. SINTOMAS DENTRO DEL ÁMBITO EDUCATIVO

No es nada difícil detectar cuando un niño está teniendo problemas para procesar las informaciones y la formación que recibe. Los padres deben estar atentos y conscientes de las señales más frecuentes que indican la presencia de un problema de aprendizaje, cuando el niño:

 Presenta dificultad para entender y seguir tareas e instrucciones.

 Presenta dificultad para recordar lo que alguien le acaba de decir.

 No domina las destrezas básicas de lectura, deletreo, escritura y/o matemática, por lo que fracasa en el trabajo escolar.

 Presenta dificultad para distinguir entre la derecha y la izquierda, para identificar las palabras, etc. Su tendencia es escribir las letras, palabras o números al revés.

 Le falta coordinación al caminar, hacer deportes o llevar a cabo actividades sencillas, tales como aguantar un lápiz o amarrarse el cordón del zapato.

 Presenta facilidad para perder o extraviar su material escolar, como los libros y otros artículos.

 Tiene dificultad para entender el concepto de tiempo, confundiendo el "ayer", con el "hoy" y/o "mañana".

 Manifiesta irritación o excitación con facilidad.

 Puede no seguir las reglas sociales de la conversación, como esperar turnos, acercarse demasiado a la persona que le escucha.

 Confundir los símbolos matemáticos y leer mal los números.

 Puede no repetir un cuento en orden.

6.2. PARAMETROS PARA ABORDAR UNA INTERVENCIÓN PSICOEDUCATIVA

Para intervenir de manera pedagógica los problemas de aprendizaje es necesario tener en cuenta algunas características importantes que pueden presentar algunos niños:

 Lentitud

 Desinterés

 Inmadurez en el área cognitiva

 Dificultades auditivas severas

 Incapacidad para deletrear

 Escritura legible

 Confusión de palabras

 Dificultad para identificar números

 Escasa atención

 Bajo nivel de perseverancia

 Dificultas para analizar tareas

Cabe anotar que por su permanente contacto con el niño, por las características de su labor y sobre todo, por su capacidad de observación, el maestro siempre será quien podrá detectar a tiempo, algunas alteraciones en el desenvolvimiento integral de sus alumnos. Para intervenir pedagógicamente en algunos de estos tipos de dificultades de aprendizaje es fundamental que:

 El docente observe y registre sistemáticamente la conducta de los estudiantes de acuerdo a la edad, para así saber cuáles pueden ser problemas de aprendizaje y darles el tratamiento adecuado.

 Recordar que entre los escolares normales se presentan diferencias en el crecimiento físico, social e intelectual y que sólo quienes parezcan ir muy atrasados en los aspectos básicos del desarrollo, requerirán de un diagnóstico más preciso para determinar el tipo de problema que sufren y la ayuda que necesitan.

 Luego de hacer una observación concreta y cuidadosa, el docente debe alertar a los padres de quienes, los niños, podrían necesitar ayuda adicional.

7. QUE SON TRASTORNOS DE APRENDIZAJE

Es una dificultad severa que presentan los niños en el proceso de enseñanza- aprendizaje donde se ve deteriorada de forma significativa el aprendizaje en el niño el cual puede verse afectado en la lectura, en los procesos matemáticos, en la escritura y en algunos casos se presentan dos de estas dificultades al mismo tiempo.

Los Trastornos de Aprendizaje se definen como un desorden en uno o más de los procesos psicológicos básicos involucrados en la comprensión o el uso del lenguaje, hablado o escrito, que puede manifestarse en una habilidad imperfecta para escuchar, pensar, hablar, leer, escribir, deletrear o hacer cálculos matemáticos. Dificultades como organización viso-espacial, organización de secuencias temporales y memoria son las que predominan en los trastornos de aprendizaje. Estas dificultades interfieren con la capacidad para el aprendizaje que puede deberse a factores contextuales como la situación familiar, el ámbito escolar, afectivo y social, así como alteraciones en el sistema neurológico.

Algunas de las características son:

 Desarrollo del lenguaje hablado más lento

 Deficiencias para orientarse en el espacio

 Percepción del tiempo y el espacio inadecuadas

 Direccionalidad confusa

 Coordinación motora general y motora fina deficiente.

Los Trastornos del Aprendizaje se clasifican en:

 Problemas generales para aprender

 Trastornos Específicos de Aprendizaje

Los Trastornos Específicos del Aprendizaje implican dificultades para seguir un ritmo escolar normal, en niños que no se presentan retardo mental, ni dificultades sensoriales o motoras graves, ni deprIvación cultural.

Estos trastornos provienen de alteraciones a nivel neurológico afectando áreas delimitadas al aprendizaje. Un niño con TEA aprende en cantidad inferior a la esperada para su edad mental y sus capacidades reales.

Existen algunos factores que intervienen en los TEA:

 Factores etiológicos: alteran el funcionamiento del Sistema Nervioso Central.

 Factores genéticos disfuncionales: anomalías en el hemisferio izquierdo, alteraciones en la configuración de las redes neuronales que intervienen en las actividades perceptivas y cognitivas del lenguaje.

 Factores psicológicos: alteran el proceso de aprender

 Factores maduracionales: retardo en el desarrollo de las funciones básicas previas al aprendizaje, alteraciones en el procesamiento de la información en sus diversas etapas.

 Factores correlativos: psicomotores, intelectuales (lentitud), emocionales y conductuales.

 Factores intervinientes: constituyen riesgo y alteran el pronóstico tales como, somáticos; como la deprIvación socio-cultural o diferencias culturales en la escuela, y un bajo nivel motivacional.

 Factores consecuentes: reacciones angustiosas o depresivas, desinterés por el aprendizaje escolar y alteraciones familiares.

7.1. SÍNTOMAS DENTRO DEL ÁMBITO ESCOLAR

Estos son los síntomas comunes de los trastornos de aprendizaje en niños de grados de preescolar y básica primaria, si los reconocemos, se logra detectar a tiempo los problemas potenciales. En la mayoría de los niños se pueden identificar alguno de ellos; sin embargo, si se observa varios de estos síntomas en un niño durante un período de tiempo prolongado, se considera la posibilidad de que exista un trastorno de aprendizaje.

En el Preescolar 1 – 3 años

 Tarda más en hablar que la mayoría de los niños.

 Tiene problemas de pronunciación.

 El crecimiento de su vocabulario es lento; con frecuencia tarda en encontrar la palabra correcta.

 Tiene dificultades para rimar palabras.

 Es muy inquieto y se distrae con facilidad.

 Tiene problemas de interacción con niños de su edad.

 Tiene problemas para aprender los números, el alfabeto, los días de la semana, los colores y las formas.

 Encuentra dificultades para seguir instrucciones y rutinas.

 Presenta un desarrollo lento de las destrezas motoras que requieren movimientos delicados.

Grados Preescolar - 4 años

 Tarda en aprender la relación que existe entre las letras y los sonidos.

 Confunde palabras básicas (correr, comer, querer)

 Con frecuencia comete los mismos errores al leer o deletrear: confusión de letras de simetría opuesta (b/d); inversiones (b/d; m/w); transposiciones (casa/saca); o sustituciones (casa/hogar).

 Transpone las secuencias de números y confunde los signos aritméticos (+,-, x, /,=)

 Tiene dificultades para recordar datos.

 Tiene dificultades para aprender nuevas habilidades; depende mucho de la memorización.

 Es impulsivo y no sabe organizarse.

 No sujeta el lápiz adecuadamente.

 Tiene problemas para leer el reloj.

 Presenta mala coordinación; no es consciente de su entorno físico; es propenso a los accidentes.

Grados de niños entre 5 y 8 años

 Invierte secuencias de letras (casa/saca, sol/los) Evita redactar.

 Tiene dificultades para aprender prefijos, sufijos, raíces y otras estrategias de ortografía.

 Evita la lectura en voz alta.

 Tiene dificultades para comprender problemas matemáticos.

 Tiene dificultades de escritura.

 Sujeta inadecuadamente el lápiz, con demasiada fuerza o utilizando todo el puño.

 Evita redactar.

 Carece de facilidad para recordar datos.

 Encuentra dificultades para hacer amigos.

 Tiene problemas para comprender el lenguaje corporal y las expresiones de la cara.

7.2. PARAMETROS PARA ABORDAR UNA INTERVENCIÓN PSICOEDUCATIVA