Leer Ensayo Completo Evaluacion Educativa

Evaluacion Educativa

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.010.000+ documentos

Categoría: Ciencia

Enviado por: Antonio 16 mayo 2011

Palabras: 9979 | Páginas: 40

...

de resultados, en educación es al sujeto a quien se va a evaluar, ya sea a su personalidad como a su rendimiento intelectual, es decir es compleja, teniendo que evaluar cada una de sus partes como son las afectivas, psicomotrices y cognitivas.

INTRODUCCION

Como educadores siempre tenemos la inquietud de conocer cuáles serán los resultados que vamos a obtener como fruto de nuestro trabajo, y es que como conductores del proceso enseñanza-aprendizaje somos responsables del éxito o fracaso de estos procesos. Para poder saber a ciencia cierta estos resultados, precisamente necesitamos de la Evaluación, constante e integral.

Esta Tesina está orientada a lograr que el docente considere a la Evaluación como una herramienta tan importante para el proceso educativo. Solamente utilizando de manera adecuada la Evaluación como medio, podremos ayudar emocional e intelectualmente a nuestros alumnos.

CAPITULO I

1.1 PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

¿Cómo incide una innovación sistema de Evaluación y su repercusión en el mejoramiento de la calidad de Educación?

1.2 ANTECEDENTES

Conocemos como educadores que la actividad educativa tiene que ser evaluada, pero a veces no sabemos cómo hacerlo y si evaluamos, no logramos los objetivos que perseguimos.

Tradicionalmente la evaluación solamente permite asentar notas, que no reflejan nada y que confunden a la evaluación con la simple medición. Es decir, que a más de despejar ciertas incógnitas de los profesores, vamos también a afianzar conocimientos para aplicarlos convenientemente.

1.3 JUSTIFICACIÓN

En educación y currículo no es posible innovar sin cambiar el sistema de evaluación. Más aun, no es posible transformar la sociedad sin introducir un nuevo concepto de evaluación.

Evaluar significa sobre todo juzgar el valor de algo o de alguien y en educación la práctica evaluativa exige justicia, esto quiere decir que si no estamos en la capacidad de expresar juicios justos, sería mejor optar por el silencio pues cualquier acto injusto constituye un atentado al crecimiento del ser humano.

Para esto se explica un modelo teórico estableciendo criterios, políticas y gestión para una administración eficiente de la evaluación. Se responde a preguntas claves con el propósito de lograr una idoneidad evaluativa, después se explican aspectos más operativos tales como: la determinación de indicadores, los instrumentos e informes de evaluación.

1.4. COMPETENCIAS

Competencias | Estándares | Desempeños |

Aprenderescognitivo | SaberesCognositivo | Haceresmetacognitivo |

Infinitivo | Futuro | Presente |

Interpretar con precisión las diferentes formas de evaluar en clase | Comprenderá las diferentes formas de evaluar en clase correctamente.Determinar la importancia de la evaluaciónAprenderá a autoevaluarse | Utilice ideas sobre la evaluación Deduce las ideas de la evaluación.Diseña autoevaluaciones |

CAPÍTULO II

2.1. METODOLOGÍA

Método Inductivo - Deductivo.- Estos métodos van de lo general a lo particular y de lo particular a lo general.

Método Analítico - Sintético.- Para descomponer el todo en sus partes y luego llegar a una idea general.

Método Histórico Lógico.- Proporciona información de todas los balances que la empresa ha realizado anteriormente, a partir del cual es posible estructurar la lógica interna, mediante el procedimiento lógico.

Método Empírico.- La observación

2.2. TIPO DE INVESTIGACIÓN

Exploratorio

Se utilizará para la recopilación de información.

Explicativo

Ya que debemos analizar las causas y efectos de las decisiones y estrategias aplicadas, que se ven reflejadas al momento de concluir el trabajo.

2.3. INSTRUMENTOS BIBLIOGRÁFICOS

Lectura comprensiva

Se utilizara para consulta en medios como el internet, revistas especializas y libros.

La observación

Ya que mediante esta técnica recolectaremos y registraremos planificada y sistemáticamente el comportamiento del objeto en su medio.

Además para la recopilación de información buscaremos en libros, internet, revistas entre o otras fuentes de información.

CAPÍTULO III

3.1. DESARROLLO TEÓRICO DEL TEMA

3.1.1. GENERALIDADES DE LA EVALUACIÓN

3.1.1.1. DEFINICIÓN DE EVALUACIÓN

YELON Y WINSTEIN definen a la evaluación como el “proceso que consiste en examinar y clasificar alumnos al medir sus capacidades individuales con base en normas objetivas y el trabajo de otros”. Esta comparación es una actividad organizada y sistemática, por medio de la cual se busca la integración continua del educando con el maestro dentro del proceso educativo.

La evaluación también es vista como el proceso mismo de la intervención de los sujetos que intervienen en el proceso evolutivo que en ultimas busca producir un informe final de rendimiento académico del alumno, es decir, de proporcionar información acerca del rendimiento del alumno y demás de la efectividad del proceso de enseñanza para mejorarlo, replantar sus logros y objetivos (generales y específicos), revisar con criterio altamente cualitativo y pedagógico los programas, métodos y didácticas utilizadas en el modelo pedagógico que se esté implementando.

PARA MARTHA J. la evaluación es un proceso dinámico de verificación que se realiza mediante pruebas objetivas, entrevistas, cuestionarios, investigaciones, experimentos, análisis y solución de problemas, para determinar el grado de conocimientos adquiridos.

MANUEL FERMÍN: “La evaluación es proceso sistemático continuo e integral destinado a determinar hasta qué punto fueron logrados los objetivos educativos previamente determinados”.

HARNER: “Evaluación es el juicio del maestro respecto a la actuación del alumno”.

PAUL GORIN: “Es una de las partes más importantes el quehacer educativo, sin ella no sería posible cotejar el valor de nuestro trabajo”.

BLOOM MEDAUS: “evaluación es la reunión sistemática de evidencias a fin de determinar si en realidad se producen ciertos cambios en los alumnos y establecer también el grado de cambio de cada estudiante”.

3.1.1.2. CONCEPTO DE EVALUACIÓN EDUCATIVA

La evaluación es una etapa del proceso educacional, que tiene como finalidad comprobar de modo sistemático en qué medida se han logrado los resultados previstos en los objetivos que se hubieran especificado con antelación.

Es una de las etapas más importantes, que debe ser continua y constante, porque no basta un control solamente al final de la labor del docente, si no antes, durante y después del proceso educativo, ya que esto nos va a permitir conocer el material humano que estamos conduciendo, así como también nos podemos percatar de los aciertos y errores que estamos produciendo en el desarrollo del quehacer educativo.

Un fracaso nos hará ratificar parte o toda nuestra actuación introduciendo todos los cambios que sean necesarios.

Así también podemos decir que la evaluación escolar consiste en apreciar las variaciones del rendimiento de la conducta escolar. Dicha apreciación abarca la evaluación del alumno, de los procedimientos didácticos de la técnica educativa.

Al referirnos a la evaluación del rendimiento escolar podemos definirla como un proceso que se relaciona con la formación integral de la personalidad del estudiante, su concepción científica del mundo, indispensable en el desarrollo del aprendizaje, íntimamente relacionado con los objetivos, métodos, procesos, ya que comprueba la formación de valores, habilidades, hábitos, mediante juicios de valor en forma continua.

La evaluación depende del juicio estimativo que se forma en base a datos suministrados por la verificación. La evaluación se hace necesaria para todos los sectores y órganos que constituyen una escuela y que estructuran el proceso de enseñanza.

De acuerdo a los informes que se obtengan de la evaluación se podrán hacer los reajustes o mejoramientos de la enseñanza adecuándolos al educando y al medio.

La evaluación es un competente esencial del aprendizaje y está presente en el diagnóstico, planificación y ejecución de la tarea educativa.

3.2. ANÁLISIS CONCEPTUALES

3.2. LA EVALUACIÓN CUALITATIVA Y LA EVALUACIÓN CUANTITATIVA

La evaluación cualitativa y la evaluación cuantitativa son formas de evaluación complementarias, siempre y cuando se entienda por cuantitativa una evaluación que implica conocimiento, es decir, procesamiento intelectual de información, y no mera acumulación de información. Un aprendiente demuestra que sabe cuando se desempeña de forma adecuada en distintos contextos particulares y no cuando simplemente recuerda y repite un contenido académico transmitido por un profesor/a. Cabe recordar que la calidad y la cantidad son diferentes dimensiones de lo real.

La evaluación cualitativa mira principalmente los procesos internos de crecimiento y maduración dl estudiante, que se debe desarrollar a la par con los niveles de desempeño del mismo/a en la sociedad global.

Sus principales características son:

a) Es holística, porque valora todos los elementos del proceso.

b) Se interesa por comprender el comportamiento humano desde el propio marco de referencia de quien actúa.

c) Está orientada a la exploración y al descubrimiento, descriptivo e inductivo social; esto es, estudio de campo, estudio de casos, negociaciones.

d) Percibe la realidad en forma dinámica.

e) Emplea métodos cualitativos.

f) Proporciona datos reales, ricos y profundos.

g) No es generalizable; cada caso exige un estudio particular.

h) La normativa es personalista.

i) Utiliza observación naturalista sin control.

j) Predomina el uso de técnicas como: observación, entrevista, debate.

k) No es el educador/a el/la único/a que evalúa, sino que tanto estudiantes como educadores/as participan en el proceso y son los actores del proceso.

Cuando un educador/a comprende bien esta complementariedad recíproca entre evaluación cualitativa y cuantitativa, supera la obsesión por el examen de “prueba objetiva” y la –calificación, y adquiere mayor libertad para utilizar una y otra forma de evaluación de manera combinada sin dañar los procesos de formación y aprendizaje de los estudiantes. Así, podrá, por ejemplo, emplear instrumentos cuantitativos con criterio cualitativo, y a la inversa, utilizar instrumentos cualitativos con precisión cuantitativa.

Cook Y Reichardt (1986), señalan que pueden suceder a menudo que la comprensión sea realizada con mayor eficacia conforme a un método cualitativo, que la valoración del impacto se realice con mayor precisión mediante métodos cuantitativos y la explicación casual se obtengan de mejor manera a través del empleo conjunto de métodos cualitativos y cuantitativos” (Métodos cualitativos y cuantitativos en investigación evaluativa)

Lo que debe ser muy claro que la evolución será siempre un proceso continuo de acompañamiento formativo, que utiliza múltiples maneras e instrumentos para hacerlo, y que no se preocupa tanto por la calificación y la promoción cuanto por el crecimiento y la maduración permanente de los estudiantes. Por eso se les ofrece oportunidades de carecer y aprender, no de perder, como cuenta Manuel Elkin Patarroyo (creador de la vacuna sintética contra la malaria), hablando la practica evolutiva que tenía su mama con él en la casa cuando iba a la escuela.

“Nunca olvidare las sabias palabras de mi ama, cuando decía: “Los maestros no colocamos notas malas; el buen maestro solo evalúa con notas buenas”. Ella fue mi primera maestra y cuando le llevaba la primera tarea regular, sencillamente no me calificaba. Yo le decía, pero califícame algo, y me decía “No te la puedo calificar ahora, por que no está bien hecha. Prefiero no colocarte nada. Hazla bien y te califico bien”. Y mama siempre me colocaba la máxima nota (cinco). Y poco a poco, me fui acostumbrando hacer las cosas bien desde el principio”.

Finalmente, la concepción actual de la evaluación como proceso de acompañamiento reflexivo a los/las estudiantes tiene nueva vitalidad y dinamismo, porque hace quien las valoraciones hacen que sean más humanas, justas y adecuadas a las condiciones del mundo cambiante de hoy. Sobra decir que la evaluación puramente cualitativa y punitiva queda enteramente fuera de un automático sistema de evaluación. Lo anterior se puede apreciar mejor en el siguiente diagrama:

2. ADMINISTRACIÓN DE LA EVALUACIÓN

La evaluación es el aspecto más complejo de la pedagogía, porque evaluar significa en definitiva “juzgar”, es decir, “hacer de Dios”’ emitiendo juicios justos. En cambio los seres humanos altas probabilidades de equivocarnos y hacer daño a otros. Por eso una evolución debe emitirse bien en la comunidad educativa, para ello se requiere establecer criterios fijar políticas, definir formar y diseñar un sistema de evaluación de la evaluación, a fin de trabajar con sentido de unidad y asegurar una transparente y ágil administración de la evaluación, que por ser un tema tan complicado y delicado no se pude dejar al árbitro de cada miembro de la comunidad educativa.

2.1. CRITERIOS Y POLÍTICAS DE EVALUACIÓN.

Los criterios hacen referencia a principios filosóficos, pedagógicos, etc. Que fundamentan y orientan la praxis evaluativa en las comunidades educativas. Las políticas son decisiones que direccionan la gestión evaluativa en cada institución. De los criterios se derivan las políticas y de esta la gestión administrativa.

CRITERIOS | POLÍTICAS | GESTIÓN |

Los sujetos de la evaluación son los actores sociales de la comunidad educativa. | Las/os educadores/as y los/as estudiantes aplican aplican procesos de auto, co y heteroevalualuación. La Facultas o la Carrera designan a los mismos de la comisión de la Evaluación y Promoción (CEP).Es necesario hacer por lo menos una vez al año una autoevaluación institucional y una evaluación general del desempeño de todo el personal, especialmente los educadores/as. | Formar y capacitar a los actores sociales de la CEP en la praxis evaluativa según el paradigma del desarrollo.La comisión de Evaluación y Promoción (CEP) programa, acompaña y evalúa este sistema de la evaluación. |

Potencia los procesos de formación y aprendizaje para la comprensión y la transformación | Los/as educadores/as aplican la evaluación sincrónica y diacrónica. La primera a de ayudar a identificar potencialidades y vulnerabilidades, mientras que la segunda será para evaluar los desempeños. | Realizar el término del ano o del semestre la evaluación de competencias y estándares. |

| | Entregar los informes de esta evaluación a los/las estudiantes y a la secretaria de la Facultada o de la Carrera. |

Los procesos pedagógicos y evaluativas se desarrollan en forma sinérgica, complementaria e incluyente | La evaluación interna (autoevaluación y coevaluación) merece mayor ponderación que la evaluación externa (heteroevaluación). | Elaborar tablas de indicadores según competencias y estándares |

| | Enlistar desempeños desde contextos específicos. |

En la praxis se ha de armonizar la evaluación de procesos (cualitativa) y la evaluación de resultados (cuantitativa). | La promoción del ano se determina desde un índice porcentual que establecía la facultad | Los coordinadores de área realizan periódicamente evaluaciones sinfónicas. |

Se aplica en todos los contextos específicos: aula, laboratorio, biblioteca, taller. | Todos las/os educadores/as se capacitaran en el manejo del sistema automatizado de evaluación | Diseñar y probar el sistema automatizado de evaluación de los componentes nucleares del currículo. |

Siempre se planea realizar en un clima de serenidad y confianza | Los vicerrectores y coordinadores de áreas programan el proceso de evaluación.El/la coordinador/a académico/a tiene la facultad de anular toda practica evaluativa que se hubiese realizado en un clima de presión y estrés. | Consensuar con las/los estudiantes el sistema de evaluación.Los periodos que se dedicaban a los exámenes parciales se constituyen en periodos normales de estudio. |

Está al servicio del crecimiento holístico y con sentido preventivo, no punitivo. | Se cambia el sistema de exámenes por el de evaluación continua.. | Al termino de cada circulo de estudios de realizara una valoración ponderada de la totalidad de los procesos formativos y de aprendizaje (evaluación holística). |

Desarrolla la capacidad para emitir juicios justos y oportunos. | Todos los educadores aplican la evaluación diacrónica (al termino de cada periodo de trabajo). | Se registran habitualmente apreciaciones y estimaciones sobre los procesos de formación y aprendizaje. |

Es necesaria la evaluación al sistema de evaluación para que cumpla su función educativa. | Cada ano la CEP coordina la evaluación participativa de la calidad y significatividad educativa a nivel institucional | Evaluar los procesos y los resultados de la ejecución del proyecto educativo y el proyecto curricular institucional. |

2.2. MODALIDAD DE EVALUACIÓN.

Existen varias modalidades de la evaluación, que se aplicaran de forma sistemática a lo largo de todo el proceso evolutivo. Se tomaran en cuenta las siguientes:

2.2.1. Autoevaluación: valoración apreciativa y estimativa que se realiza estudiante acerca de sus propios procesos de formación y aprendizaje.

Orientación: Esta modalidad evaluativa es indispensable en todas las carreras y se debe exceder todos los actores sociales de la comunidad educativa. Es necesario capacitar a estudiantes, educadores/as, directivos y administrativos en este tipo de evaluación.

2.2.2 Coevaluación: valoración reciproca entre estudiantes de un mismo curso sobre procesos y desempeños durante un período de formación y aprendizaje determinado.

Orientación: Esta forma de evaluación es importante y conviene realizarla también entre educadores y estudiantes. La formación en la autoevaluación es indispensable para realizar una adecuada coevalaución.

2.2.3. Heteroevaluación: consiste en la evaluación que realiza una persona sobre otra: su trabajo, su actuación, su rendimiento, etc. Esta es la evaluación que habitualmente lleva a cabo el profesor con los alumnos.

Orientación: Es la evaluación que realiza el profesor sobre tu convivencia y aprendizaje durante todo el curso o lo que va de él. A diferencia de la coevaluación, aquí la persona que te evalúa pertenece a un nivel distinto del tuyo, por eso lleva ese nombre.

La heteroevaluación es un proceso importante dentro de la enseñanza, rico por los datos y posibilidades que ofrece y también complejo por las dificultades que supone enjuiciar las actuaciones de otras personas, más aún cuando éstas se encuentran en momentos evolutivos delicados en los que un juicio equívoco o "injusto" puede crear actitudes de rechazo (hacia el estudio y la sociedad) en el niño, adolescente o joven que se educa.

2.2.4. Evaluación continúa: La evaluación continua es todo lo anterior, conjugado, mezclado adecuadamente, es decir, la evaluación continua para mi es aquella que es a la vez: criterial, inicial, formativa y sumativa. Esto forma un sistema altamente positivo ya que proporciona al educador y al alumno un feedback (retroalimentación) continuo.

Orientación: es una forma de valorar progresivamente el aprendizaje del estudiante. Además, da la posibilidad de que se motive al estudiante continuamente, Porque no hay cosa más traumante que nunca sepas cuál es tu resultado en cualquier evaluación y por lo tanto de que el estudio sea realimentado por un seguimiento individualizado por parte de los profesores como es de esperarse, esta evaluación lo constituyen un conjunto de exámenes que se proponen a lo largo del curso para que el estudiante pueda participar de este proceso de evaluación pero siempre ofreciendo su resultado lo más cercano posible a la fecha de realización de la evaluación si es al otro día mejor si el examen es a través de casos o problemas, es el mismo medio se deben publicar o mostrara las soluciones y se ofrece una retroalimentación sobre cómo ha ido la realización de las pruebas. Y finalmente se califica de manera individual.

2.2.5. Evaluación holística: es el proceso por el cual se pondera el aprendizaje de los estudiantes, y el grado de cumplimiento de los objetivos educativos planteados, y que sirve para perfeccionar el proceso enseñanza-aprendizaje (EA), debemos en primer lugar, reflexionar profundamente sobre su validez.

2.2.6. Evaluación por competencias: Posesión de atributos (conocimientos, habilidades, actitudes, valores) que se utilizan en diversas combinaciones para llevar a cabo tareas ocupacionales de acuerdo con una norma establecida culturalmente.

Orientación: Proceso que intenta determinar sistemática y objetivamente la relevancia, efectividad e impacto de las actividades que se pueden realizar a la luz de alcanzar las competencias propuestas en el proceso de aprendizaje.

2.2.7. Evaluación diacrónica: es el desarrollo o sucesión de hechos a través del tiempo.

Es el estudio de la lengua a lo largo de su evolución, es decir, históricamente, reconstruyendo los momentos del idioma desde su origen hasta el momento actual.

Así, la lingüística diacrónica o histórica se ocupa de la reconstrucción.

2.2.8. Evaluación sincrónica: es el estudio de la lengua en el momento presente: no sujeto, por tanto, a cambios históricos y sin atender a las razones que motivaron que un fenómeno sea de tal o cual manera. Es un sistema de reglas formalizado con precisión matemática que genera, sin necesidad de información alguna que no sea representada explícitamente en el sistema, las oraciones gramaticales de la lengua que describe o caracteriza, y asigna a cada oración una descripción estructural, o análisis gramatical. Todos los conceptos dados a conocer en esta definición de gramática "generativa" serán explicados y ejemplificados en esta sección. Las gramáticas generativas son de dos tipos: éste artículo se ocupa principalmente del tipo conocido como transformacional.

2.3. EVALUACIÓN DE LA EVALUACIÓN (META – EVALUACIÓN)

Este punto de la administración de la evaluación es muy importante porque es el que garantiza la cabal y correcta ejecución de los criterios, políticas y demás aspectos de la evaluación de la formación y del aprendizaje asumidos como compromisos institucionales y personales.

La Facultad diseñará oportunamente un formato general de evaluación para todas las Carreras. Mientras tanto, se señalan aquí algunas directrices concretas:

2.3.1. Es conveniente crear en cada Carrera una Comisión de Evaluación y Promoción (CEP), integrada por el/la coordinador/a académico/a, dos educadores/as y dos estudiantes. Este organismo tendría tres funciones básicas: promover en la comunidad la formación permanente en evaluación; velar por la calidad de la evaluación en toda la Carrera, y solucionar los conflictos evaluativos mayores que se presenten en cualquier instancia de la comunidad.

2.3.2. Es necesario hacer por lo menos una vez por año una autoevaluación institucional y una evaluación general del desempeño de todo el personal, especialmente de los educadores/as.

3. Idoneidad evaluativa

La evaluación es un proceso de extrema responsabilidad en el proceso educativo y está estrechamente ligada al mismo, a tal punto que un buen educador/a podría ser reconocido/a desde su praxis evaluativa y para serlo se requiere una especie de “certificación evaluativa”, previa preparación en siete cuestiones fundamentales:

¿Qué es evaluar?

¿Para qué evaluar?

¿Qué evaluar?

¿Quién debe evaluar?

¿Cuándo evaluar?

¿Dónde evaluar?

¿Cómo evaluar?

3.1. ¿Qué es evaluar?

En primer lugar digamos lo que o es evaluar. Evaluar no es “medir” ni “controlar” la capacidad del estudiante para retener información transmitida por el/la educador/a; lo que se conoce como rendimiento.

Evaluar tampoco es “avaluar”, o sea, asignar valor a algo o a alguien desde fuera, es decir, en base a criterios externos.

Evaluar es fundamentalmente un proceso de valoración continua, de apreciación y estimación crítico-creativa, de la formación y el aprendizaje de educantes y educadores/as – maestros/as en una comunidad educativa.

Esta definición será comprendida si se la sitúa en correlación con la teoría de la evolución de la naturaleza, que puede definirse como “la respuesta creativa de la materia viva a las oportunidades del medio” (Dobzhansky).

Como puede apreciarse, “educar” y “evaluar” están dinámicamente unidas: “educar” es crecer y aprender a dar respuestas creativas a las oportunidades del medio circundante, y “evaluar” es emitir juicios valorativos sobre el desarrollo constructivo de ese aprendizaje.

3.2. ¿Para qué evaluar?

La pedagogía contemporánea le da más importancia al “¿para qué evaluar?” que al “¿cómo evaluar?”, porque considera que la respuesta a la segunda pregunta depende enteramente de la primera, y no al revés.

Tradicionalmente se ha venido diciendo que la evaluación cumple una triple finalidad: medir el rendimiento académico; controlar el proceso de enseñanza-aprendizaje y promover al estudiante al grado siguiente en el nivel correspondiente.

Hoy estas funciones específicas de la evaluación han pasado a un segundo plano. La finalidad de la evaluación debe ser coherente con el nuevo concepto de la misma. Por consiguiente, se le asignan a la evaluación las siguientes finalidades:

* Promover el afianzamiento de valores y actitudes.

* Favorecer en cada estudiante el desarrollo de sus capacidades y habilidades.

* Identificar características personales, intereses, ritmos de desarrollo, estilos de aprendizaje y tipos de inteligencia.

* Contribuir a la identificación de las limitaciones o dificultades para consolidar la calidad y significatividad de los procesos de formación y aprendizaje.

* Identificar los momentos dinámicos (avance-reversibilidad-estancamiento) en los procesos de formación y aprendizaje.

* Ofrecer al/la estudiante oportunidades para aprender del acierto, del error y en general, de la experiencia.

* Proporcionar al/la educador/a información para reorientar o consolidar sus prácticas pedagógicas.

En definitiva, la finalidad primaria de la evaluación es ayudar a una persona a crecer en todas las dimensiones del ser. Cualquier otro interés queda fuera del auténtico horizonte de la evaluación, porque la evaluación es sobre todo un dinamismo inherente a la vida en sus diferentes manifestaciones y no tanto una estrategia de control del aprendizaje.

3.3. ¿Qué evaluar?

Debido a una fuerte influencia de la modernidad en el sistema educativo se ha enfatizado el academicismo, el intelectualismo, el enciclopedismo y el tecnicismo; lo que siempre se ha evaluado (avaluado) han sido los conocimientos, las habilidades y las destrezas de los/las estudiantes, justamente porque la educación ha sido entendida principalmente (sobre todo desde F. Taylor) como entrenamiento y adiestramiento calificado para el mercado laboral.

Esto demuestra que el contenido de la evaluación está condicionado por la filosofía educativa que se adopte ó por la ideología que lo justifique.

En efecto, a una educación de corte neoliberal concebida y administrada por las directrices del Banco Mundial (BM), del Fondo Monetario Internacional (FMI), del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), no le puede interesar sino una evaluación que apunte hacia la competitividad internacional, el libre mercado y la “certificación” como mano de obra calificada y barata.

En cambio, una educación “a escala humana” orientada al desarrollo holístico de los/as estudiantes y a la construcción del “proyecto de nación”, de cada pueblo, propende sobre todo por una evaluación de valores, actitudes, y aprenderes, es decir, de “capacidades vitales” (M. Wesseler), que generen y aseguren una “cultura de la paz” (Gabriel García Márquez).

Desde esta perspectiva, la evaluación no puede seguir centrada en la información acumulada, una evaluación del “cuello hacia arriba”, como si el/la estudiante fuera solo cabeza, olvidando que es también corazón, estómago, sexo, manes y pies.

La evaluación debe abarcar sistemáticamente la totalidad de la vida del estudiante.

Ahora bien, esta totalidad comprende tres ámbitos bien definidos e independientes, a saber: la satisfacción de necesidades vitales, el desarrollo de potencialidades y la construcción de aprendizajes.

El/la buen/a evaluador/a se interesa por la calidad de vida de los/las estudiantes, la realización de sus aptitudes como individuos y miembros de la especie humana, y la apropiación creativa de la realidad mediante “aprendizajes estructurales”.

En síntesis, todos 105 elementos que permiten elaborar un juicio de valor sobre la formación y el aprendizaje de los/las estudiantes: procesos, competencias, estándares, desempeños, conocimientos y experiencias.

3.4. ¿Quién debe evaluar?

Matthias Wesseler, Director del Centro de Estudios de Contacto de la Universidad de Kassel (Alemania), planteaba ya en 1983 dos interrogantes fundamentales: 1) “¿Qué significa cuando un profesor solo, decide sobre que y como doscientos estudiantes aprenden? (…)

¿Qué intereses se representan a través de esto? ¿Qué realidades quedan excluidas?”; 2) “No debería haber más personas que posean en conocimiento y el poder de decidir sobre otros en 105 exámenes”. De una manera más radical todavía se expresaba el profesor Estanislao Zuleta en Colombia al ser entrevistado por la periodista Martha Lucía Sehinfell en diciembre de 1980, quien le preguntó: “¿Cómo se considera usted como profesor universitario?” El profesor Zuleta respondió:

“Soy un mal profesor universitario y no creo en el sistema de las notas. No creo que se le pueda enseñar nada a un público cautivo, que está ahí, porque quiere ganar un año (…) Que los estudiantes vayan o no vayan a mi clase me da lo mismo, y por tanto generalmente no van. Pero los que van se interesan en lo que yo digo, no en las notas (…) Todos mis estudiantes ganan el curso…. Porque no me interesan las notas (…). Cuando yo hablo de los seres que amo, que se llaman Thomas Mann, Marx, Freud, Nietzsche, hablo porque los amo. Pero no se los quiero imponer a nadie (…) Considero que a nadie se le puede obligar a pensar como tampoco se le puede obligar a amar (…)”.

En nuestra América el/la educador/a ha detentado por mucho tiempo un poder omnímodo en la evaluación, al haberle delegado la sociedad toda la responsabilidad educativa. Él y ella se convirtieron así en “amos y señores” de los/las estudiantes con derecho de vida o muerte sobre los mismos/as, como en la época de la esclavitud. En la actualidad, tanto la filosofía de subjetividad como la ética de la autonomía y la política democrática y participativa han asestado un duro golpe a esta desfasada mentalidad educativa y evaluativa al subrayar la primacia del sujeto sobre el objeto, de la autonomía sobre la heteronomía, y la democracia participativa sobre la representativa.

La evaluación cualitativa es responsabilidad de toda la comunidad educativa reconociendo como centro activo de la misma al estudiante. De acuerdo con este criterio, el/la educador/a deja de ser el centro y el protagonista de la evaluación asumiendo un papel más modesto, pero más significativo, porque se convierte en compañero/a de camino del/la estudiante en su largo proceso formativo. De esta forma el/la educador/a se libera también del prejuicio educativo según el cual el o ella es el/la responsable del aprendizaje del estudiante. El compromiso del/la educador/a se centra más bien en el testimonio de una vida con sentido y en la generación permanente de “situaciones de aprendizaje” para él/ella y sus estudiantes.

En una institución educativa en la que se practica la evaluación cualitativa, cada estudiante sabe que el aprendizaje es una responsabilidad personal e intransferible, y que la comunidad educativa está a su servicio para acompañarle en su proceso formativo. Lo que él/ella no haga, no lo hará la comunidad; pero, al mismo tiempo, todo lo que haga la comunidad será para beneficio de él/ella.

La emisión de juicios de apreciación y estimación el/la estudiante habla primero sobre él/ella mismo/a y sobre el resto de la comunidad, y en un segundo momento, los diferentes estamentos de la comunidad dan su parecer sobre él/ella, para finalmente hacer entre todos y todas una evaluación de consenso y concertación.

Todo lo dicho anteriormente exige, lógicamente, un plan de formación en “autoevaluación”, que debe iniciarse cuando la institución educativa decida transitar por los senderos de la evaluación cualitativa por procesos.

3.5. ¿Cuándo evaluar?

Existen dos extremos que se deben evitar: evaluar a largo plazo o evaluar con mucha frecuencia. A comienzos de siglo se solía hacer en las escuelas una sola evaluación al final del curso balo la modalidad de “exámenes públicos en los que, como en una ruleta, los/las educadores/as se jugaban el año escolar.

Tradicionalmente se han señalado tres momentos para la evaluación: al inicio del proceso (evaluación inicial) para conocer al/la estudiante con quien se va a trabajar; durante todo el proceso (evaluación formativa) para conocer qué y cómo están aprendiendo, y al final del proceso (evaluación sumativa) para conocer el grado de desarrollo de las capacidades del estudiante y de su nivel de conocimientos.

Desde el punto de vista pedagógico no se puede dar una respuesta absoluta sobre el “cuándo” de la evaluación, por cuanto los procesos de crecimiento del ser humano están sometidos a ritmos y estilos distintos, que rompen los moldes de una programación estricta y desbordan los parámetros de las conductas esperadas, denominadas “logros”.

Cada institución educativa y cada educador/a en particular, en diálogo con los/las estudiantes, pueden acordar ciertos momentos o períodos del año para hacer evaluaciones cualitativas totales, y en el intermedio, es decir, en el diario quehacer educativo, estar atentos a las necesidades evaluativas de los grupos y las personas, a fin de atender al dinamismo y a las exigencias de crecimiento de los/las mismos/as.

3.6. ¿Dónde evaluar?

Todos conocemos la respuesta tradicional: “en el aula”. Esta respuesta obedece a una concepción escolarizada de la educación, según la cual el lugar privilegiado para la educación es la escuela o el colegio o la universidad. La pedagogía contemporánea, en cambio, define como “ámbito educativo” todo espacio socio-vital en el que desarrolla normalmente su vida un individuo, desvinculando así la educación del aula. Si tenemos en cuenta lo expuesto en “¿qué evaluar?” nos daremos cuenta que ya no es posible evaluar en un solo sitio ni en una misma situación, porque la evaluación cualitativa abarca toda la vida del estudiante, y no sólo sus conocimientos.

Por eso es absolutamente indispensable educar en y para la autoevaluación, para que el/la estudiante mismo/a pueda emitir juicios sobre experiencias significativas de aprendizaje de las que el/la educador/a nunca será testigo. Ensayando una respuesta a la pregunta “¿dónde evaluar?” podríamos decir que la evaluación debe realizarse donde se produzca una situación de aprendizaje que contribuya al desarrollo holístico del/la estudiante.

3.7. ¿Cómo evaluar?

Intencionalmente aparece de última esta pregunta para indicar con ello que tu respuesta depende clarificar primero las seis preguntas anteriores. Tiene razón Kurt Lewin cuando afirma que “la mejor práctica es una buena teoría” y la mejor teoría es una mente crítica y creativa. No existen formulas ni recetas prefabricadas que aseguran la calidad evaluativa. Solo existen criterios y orientaciones, que le permitan a un/una educador/a avisado/a encauzar debidamente múltiples metodologías posibles.

Cuando se trate el tema de los instrumentos de evaluación se indicaran los más pertinentes al enfoque holístico-sistémico por procesos. Mientras tanto, se puede hacer referencia a las acciones básicas que él/ella educador/as debe realizar para construir un juicio de valor justo y correcto respecto a los procesos de formación y aprendizaje. Estas acciones son:

* Observación sistémica del trabajo diaria del estudiante y de las actividades pedagógicas del educador/a.

* Registro e interpelación del historial de cada estudiante.

* Análisis y valoración del desempeño del/la estudiante en situaciones en las que debe utilizar los conocimientos aprendidos.

* Contrastación del desempeño del estudiante con criterios e indicadores de evaluación establecidos en el proyecto curricular institucional.

* Preparación y utilización de instrumentos y procedimientos adecuados, en funciones de los aspectos específicos a evaluar.

4. Indicadores De Evaluación

Toda evaluación se basa en indicadores; y si la evaluación es de calidad, se requieren indicadores de calidad. Ahora bien, los indicadores se fundamentan en criterios, es decir, en juicios de valor sobre la significatividad de algo. Por eso al administrar la evaluación, primero se establecieron los criterios, luego las políticas y finalmente la gestión evaluativa. Además se fundamentan en el enfoque curricular, que en el caso de la Universidad de Guayaquil es el holístico-sistémico por procesos. Un indicador es una evidencia perceptible (cualitativa) o una señal observable (cuantitativa) de un proceso puesta en marcha o de un resultado provisional obtenido, debido a que, en la educación por procesos, no se evalúan objetivos terminales, sino intencionalidades formativas: “Lo que se forma es el proceso, la construcción del camino. No el logro del objetivo específico ni general; el resultado, el producto de la enseñanza por procesos no están al final del camino. Mejor dicho. No hay objetivo terminal.” (R. Flores).

4.1. Tipos De Indicadores.

Los indicadores de evaluación se pueden clasificar principalmente en dos tipos generales: indicadores cualitativos e indicadores cuantitativos.

Los cualitativos se utilizan para evaluación de los procesos, apreciados en términos de descripción e interpretación del sentido de situaciones observadas, mientras que los cuantitativos se emplean mas para la evaluación de los resultados con el fin de estimar el grado de conformidad de un objeto de situación con relación a una norma o a un sentido dado.

Ejemplo de indicadores cualitativos:

* La alegría de un niño/a al volver a la escuela puede ser una señal de que está bien.

* La asistencia periódica de los padres/madres de familia a la escuela puede ser señal de una positiva preocupación por la educación de sus hijos/as.

Ejemplo de indicadores cuantitativos:

* Un mango de color amarillo intenso significa que ese fruto está maduro.

* La presencia de humo en un lugar distante indica que algo se está quemando.

Los indicadores cualitativos son entonces señales provenientes de la experiencia, que informan sobre el dinamismo o vitalidad de algo o alguien.

Los indicadores cuantitativos son herramientas conceptuales que ayuden a determinar la distancia entre la situación real y la situación deseada en los procesos de formación y aprendizaje.

4.2. Utilidad De Los Indicadores.

Los indicadores sirven fundamentalmente para:

Acompañar de forma crítica y creativa los procesos de formación y aprendizaje.

Comparar los resultados provisionales con las intencionalidadades educativas.

Motivar a la acción cuando se requiere reorientar un proceso o un resultado especifico.

Tomar decisiones preventivas o correctivas en situaciones concretas de tipo formativo o de aprendizaje.

Elaborar informes valorativos periódicos de alta confiabilidad.

4.3. Condiciones De Diseño

Una clave importante para hacer buenas evaluaciones es la de diseñar buenos indicadores. Por eso, los indicadores diseñados con calidad deben ser:

Relevantes o significativos, es decir, referirse a aspectos muy importantes de la formación del aprendizaje.

Claros o comprensibles, esto es, de fácil captación y evitando ambigüedades.

Positivos o alentadores, o sea, que apunten siempre hacia aspectos constructivos de la formación y/o del aprendizaje. Cabe recordar que en evaluación no se diseñan “indicadores de fracaso”.

Operativos o factibles, es decir, posibles de realizar u obtener.

Sistémicos o integrados, esto es, interrelacionados con otros, de modo que informen sobre la situación de una realidad global.

Personalizados o individualizados. O sea, formulado en primera persona del presente, a fin de generar mayor compromiso.

Pocos o discretos, a fin de facilitar su manejo cotidiano.

4.4 Reglas De Formulación

En primer lugar, la construcción de un sistema de indicadores de evaluación exige tomar en cuenta si se trata de un indicador cualitativo o de un indicador cuantitativo. La formulación de un indicador cualitativo es de tipo descriptivo (procesos mentales) y sigue las reglas de diseño de una competencia: uno o dos verbos (en presente simple), un complemento y una condición de calidad.

Ejemplo (Competencia: Resolver problemas con eficiencia)

Indicadores de desempeño de competencia: Indica el núcleo central de un problema con precisión.

En cambio, la formulación de un indicador cualitativo es de tipo prescriptivo (parámetros conceptuales preestablecidos) y sigue las reglas de un diseño de un estándar; uno o dos verbos (en presente simple), un complemento y una condición de calidad.

Ejemplo (estándar: comprenderá todo tipo de textos literarios con claridad).

Indicador de desempeño de estándar: los textos narrativos y poéticos comprendidos su significado.

4.5. Fuentes De Información

Conocidas las reglas para formular los indicadores de evaluación (desempeños), se puede hacer una selección cuidadosa de los mismos en distintas fuentes o crear también los que fueren necesarios para diferentes propósitos.

Es indispensable elaborar una tabla de indicadores completa, que incluya indicadores de desempeñados de competencias y estándares.

Esta tabla de indicadores la deben conocer y tener todos los/las estudiantes cómo las familiares y los/las educadores/as, a fin de utilizar en los procesos de evaluación continua y en la elaboración de informes valorativos periódicos.

5. Instrumentos De Evaluación

Si los indicadores son referentes o parámetros principales para realizar una evaluación de calidad de la formación y del aprendizaje, los instrumentos son las herramientas apropiadas para el manejo operativo de los indicadores.

5.1. Definición Y Validación De Instrumentos

Un instrumento es un medio de registro sistemático y ordenado de datos obtenidos en los procesos de autoevaluación, coevaluación y heteroevaluación que se realiza constantemente durante un periodo de valoración. Los instrumentos van cambiando con los tiempos y y con los enfoques pedagógicos. Tradicionalmente, por ejemplo, se apreciaban mucho las denominadas pruebas objetivas, las pruebas de completar y las pruebas de selección múltiple, porque supuestamente permitían evaluar “la respuesta correcta” un una cultura dominada por la evaluación cualitativa”. En la actualidad, sin embargo, están “pruebas” han sido objeto de numerosas críticas por parte de expertos en evaluación (Bertoni, Bierenbaum, Collins, Elliot, Magone, segers, Wolf). Sus principales limitaciones son las siguientes:

Pruebas objetivas

* No evalúan actividades cognitivas de nivel superior, tales como la capacidad de resolución de [problemas, el pensamiento crítico y el razonamiento.

* Descontextualizan los conocimientos

* Producen conducir a una simplificación de los conocimientos, en lugar de favorecer el desarrollo de procesos cognitivos complejos.

* Producen información sobre el volumen cuantitativo de conocimiento, pero no siempre informan o dan cuenta de los matices y las diferencias cualitativas.

* No dejan espacio para la ambigüedad y la complejidad de los conocimientos, y mucho menos para cuestionar el conocimiento mismo.

Pruebas de completar y de selección múltiple

* No permiten múltiples respuestas correctas, mientras que la mayoría de los problemas o tareas de la vida real no tienen una única solución ya que pueden interpretarse desde perspectivas diferentes.

* Fomentar la memorización más que la comprensión.

* Tienden a restringir los procesos de aprendizaje a un proceso de mero del consumo del conocimiento proporcionado por el profesor.

* Proporcionar una información muy empobrecida sobre el conocimiento de los/las estudiantes, porque apelan a un procedimiento intelectuales poco complejos.

* Operan sobre las bases muy reduccionistas, equiparada las definiciones formales que se dan como respuesta a la comprensión de su significado.

Las críticas anteriores no validan, sin embargo, lo dicho antes a propósito de la complementariedad entre las evaluaciones cuantitativas y cualitativitas. La nueva evaluación, en cambio, permite la construcción de instrumentos que progresivamente incluyen ítems en función de las respuestas de mayor grado de complejidad, desde el punto de vista de los procesos cognitivos implicados; por ejemplo, analizar en qué medida los estudiantes son capaces de aplicar el conocimiento para resolver problemas de la vida real y tomar las decisiones adecuadas.

Ejemplos De Ítems Integradores

* Estudios Sociales: {Piensa y recuerda todas las guerras que estudiaste en tu escuela primaria o sobre las que escuchaste y viste algo en la televisión. Te damos ejemplos de algunas de ellas: las luchas por la independencia de las colonias americanas, las guerras mundiales, la guerra de Vietnam, la guerra del golfo, la guerra del Medio Oriente. Puedes explicar que significa esta frase: “En una guerra todos pierden”?

* Ciencias Naturales: la relación anónima que existe entre los componentes de la naturaleza se llama equilibrio ecológico. Nombra por lo menos, tres factores con que el ser humano modifica el medio perturbando el equilibrio natural, o nombra tres medidas para evitar destrucción del equilibrio ecológico.

5.2. Tipos De Instrumentos

Los instrumentos de evaluación se pueden clasificar en dos grandes tipos: instrumentos cualitativos e instrumentos cuantitativos.

Los cualitativos son instrumentos para procesar información evaluativa, es decir, para observar, describir, analizar, contrastar y orientar procesos y datos de formación y aprendizaje, vinculados al momento y a la situación específica en que tiene lugar, e interpretados de acuerdo a criterios de credibilidad, consistencia y confortabilidad, así como a indicadores de desempeño personal, social y ético previamente establecidos por la comunidad educativa. Su principal función es comprender la complejidad de los procesos educativos. Los instrumentos cualitativos ayudan a desarrollar un proceso evolutivo que nos permita interiorizarnos mejor de las motivaciones, intereses, actitudes, recursos, condiciones y acontecimientos escolares que interactúan para producir y dar forma al conocimiento” (A. Bertoni).

Lo cualitativos son instrumentos para recoger información evaluativa, o sea, para seleccionar, verificar, comprobar, experimentar y predecir resultados y datos de formación y aprendizaje, de acuerdo a criterios de validez, confiabilidad y aplicabilidad, así como a indicadores de desempeño científico, tecnológico y laboral previamente establecidos por la comunidad educativa. Su función principal es explicar los resultados de la acción educativa en términos de coherencia con currículo prescrito: “El enfoque cualitativo no hace referencia a la realidad del circulo ensenado, sino que, por lo general, parte del circulo prescrito y a parte del estima la conformidad o no de los resultados a la norma instituida”.

INSTRUMENTOS CUALITATIVOS(Apreciación – Interpretación) | INSTRUMENTOS CUANTITATIVOS(Estimación – Ponderación) |

* Autoevaluación – Coevaluación – Heteroevaluación * Diarios de autoevaluación * Registro de desempeño * Tabla de indicadores ( desempeños de procesos y competencias) * Prueba escrita con libro abierto Prueba general basada en casos Portafolios de evaluación * Mapas conceptuales Mentefactos * Cartografía Conceptual * V Heurística * Organizadores gráficos * Debates argumentativos * Diario de Campo * Entrevista no-estructurada Entrevista focalizada * Entrevista en profundidad Observación no-estructurada Nivel de competencias Cuestionarios de preguntas abiertas * Escala cualitativa de intensidad Escalas de valoración * Escala descriptiva * Escala de actitudes * Evaluación de desempeño del educador/a | * Proyectos – Trabajos – Talleres * Ensayos * Resúmenes * Tabla de indicadores (desempeño de procesos y competencias) * Prueba escrita con libro cerrado * Pruebas de ejecución * Pruebas de conocimiento (tipo de test) * Pruebas de competencias cognoscitivas * Seminarios * Paneles * Mesas redondas * Investigaciones * Monografías * Entrevista estructurada * Artículos * Informes breves * exposiciones trabajos de laboratorio * Guías de aprendizaje * Reportes individuales * Reportes grupales * Lista de control * Lista de cortejo * Inventarios * Marcas de participación continua * Hoja de comprobación * Escalas graficas |

No es posible describir aquí con detalle cada uno de los instrumentos listados en el cuadro anterior. Como se puede observar, un buen número de ellos forma parte también de la metodología habitual de las clases, porque sirven tanto para el trabajo pedagógico como para el proceso evaluativo (por ejemplo: mapas mentales, mentefactos, paneles).

Pautas Para Una Autoevaluación De Calidad:

Crear un espacio de confianza y aceptación dentro de la comunidad educativo, con el fin de que los/las estudiantes puedan expresar de manera libre y espontanea en torno a su formación y aprendizaje.

* Generar el hábito de comparar los procesos consolidados con las intencionalidades y propósitos declarados.

* Proporcionar que los/las mismos estudiantes se corrijan introduciendo los cambios necesarios para cualificar su desempeño.

* Construir en los/las estudiantes la actitud de asumir la autoevaluación con responsabilidad y sinceridad, desde el marco del proyecto ético de vida.

* Orientar a los/las estudiantes en la escritura de sus autoevaluaciones.

Pautas Para Una Coevaluación De Calidad:

* Concienciar a los estudiantes sobre la importancia de los comentarios de los/las compañeros/as para mejorar el desempeño y construir idoneidad.

* Generar en el grupo un clima de confianza y aceptación que permite libre expresión.

* Motivar hacia la sunción de los comentaristas de los/las compañeros/as dese una perspectiva constructiva, generando un reconocimiento mutuo de los avances y de los aspectos por seguir mejorando, evitando la crítica no constructiva, la sanción y los sentimientos de culpa.

* Asesorar a los/las estudiantes en como valorar los alcances y dificultades en sus compañeros/as, junto con el lenguaje por emplear.

Pautas Para Una Heteroevaluación De Calidad:

* Preparación a los/ las estudiantes para tener una disposición a someterse a la valoración de sus desempeños por parte del educador/a de la comunidad, de las empresas o del estado.

* Valorar la formación y el aprendizaje de los/las estudiantes teniendo como referencia el desempeño de estos/as en actividades y problemas similares a los del contexto social, cultural y laboral en el que viven.

* Tener en cuenta resultados de la autoevaluación y la coevaluación antes de emitir juicios valorativos y elaborar informes evaluativos.

* Escuchar a los/las estudiantes y resolver sus inquietudes frente a la valoración, evitando la verticalidad y la imposición.

* Brindar suficientes oportunidades a los/las estudiantes de desarrollar los procesos previstos teniendo en cuenta sus potencialidades.

* Revisar periódicamente las técnicas e instrumentos de evaluación con el fdin de mejorar la calidad del proceso.

5.3. Manejo De Instrumentos

Si partimos del criterio de que la principal forma de evacuación es la autoevaluación, entonces todos los instrumentos deben ir orientados a promover y fortalecer este tipo de evaluación los/las estudiantes deben conocer y saber utilizar correctamente la tabla de indicadores, así como diligenciar los diarios (de autoevaluación y de campo), los “portafolios”, los formatos “Formatos de auto y coevaluación” y los “organizadores gráficos”. Los/las educadoras/as por su parte deben velar por la capacitación permanente de los estudiantes y la comunidad educativa en el nuevo sistema evaluación.

5.3.1. Registro De Información

Con el fin de obtener información suficiente y confiable sobre el estado de los procesos de formación y aprendizaje, se deben conocer y utilizar con máximo cuidado los principales criterios e instrumentos para registrar la información evaluativa.

Criterios

Dar a conocer (difundir y explicar) a todos los miembros de la comunidad educativa tabla de indicadores de evaluación, en que constituye el referente común para el registro y el procesamiento de la información valorativa. Enfatizar el hecho de que todos los registros evaluativos deberán efectuarse de acuerdo a esta tabla para tener una unidad de criterio en todo la Facultad o Carrera.

Dar participación a todos los miembros de la comunidad educativa en la relación y registro de la información, con el fin de hacer una evaluación más ajustada a la realidad y promover el mismo tiempo en sentido de compromiso y responsabilidad de la misma.

Instrumentos

* Diarios de autoevaluación

* Diarios de campo

* Portafolios de evaluación

* Cuartillas de anotación

* Cuadernos de observaciones

* Marcas de n participación continúa

* Registro de entrevistas

* Registros de desempeño

* Registros de rejillas

* Registros fílmicos

* Registros electrónicos

5.3.2. Procesamientos Información

Si la responsabilidad principal de la evaluación no recae ya solarmente sobre el/la educador/as sino sobre la comunidad educativa entonces el procesamiento global de la información valorativa, recogida con distintos instrumentos, es tarea de todos. Esto significa que a mayor participación de los diferentes estamentos de la comunidad educativa (Facultad o carrera), Habrá mayor seriedad y confiabilidad en las apreciaciones y estimaciones valorativas acerca de los procesos de información y aprendizaje de estudiantes. Al respecto, los/las educadoras/es deben saber que ya no son los principales ni los únicos evaluadores ni tampoco la fuente primaria de conocimiento, sino solo la “llave” para abrir esa fuente.

Para un adecuado procesamiento de la información por parte de los distintos agentes evaluativos se requiere tomar en cuenta los siguientes principios y procedimientos.

Principios

* Los criterios y las prácticas de la evaluación deben ser coherentes con el enfoque pedagógico holístico-sistemático por procesos.

* El “criterio mayor” para apreciar o estimar el valor definitivo de un determinado proceso, resultado o producto ha de ser siempre el crecimiento del/la estudiante en capacidad de comprensión y transformación de la realidad en la que vive. Esta comprensión hace referencia a una visión amplia, profunda, completa e interrelacionada de los distintos fenómenos, hechos y situaciones que se le presenten, y que, vista desde los procesos intelectuales, significa “la adquisición y retención de una red de conceptos y principios sobre algún dominio que representa con exactitud los fenómenos claves y sus interrelaciones, y que pueden utilizarse de forma flexible cuando resulte pertinente para llevar a cabo objetivos diversos, con frecuencia novedosos” En definitiva, comprender es interpretar con sabiduría y tomar posición responsable frente al mundo y frente a la vida.

La transformación, en cambio, va orientada mas a la acción, es decir, al cambio personal, actitudinal, social, conceptual, ecológico, científico, y tecnológico, que modifica el estilo de vida o el estado de cosas personal, natural y cultural. Cuando él/ella estudiante transforma algo quiere decir que de veras ha aprendido, porque aprender es cambiar, es decir, “ descubrir”, asimilar e incorporar personalmente la verdad en la Experiencia, hasta el punto de influir significativamente sobre la conducta”

* Las/los educadores/as evaluadores/as deber recordar siempre, antes de procesar la información registrada, que su cambio de mentalidad ante la evaluación es mas importante que las técnicas e instrumentos evaluativos que utilicen. Deben asimismo considerar que la creación de una cultura de evaluación (evaluación para aprender) tiene que ir desplazando rápidamente a la cultura de examen (evaluación para aprobar)

* Al estudiar procesos y resultados, los/las evaluadoras deben dar prioridad a la evaluación de crecimiento (ser mas) sobre la evaluación de rendimiento (tener más) y la evaluación formativa (aprendizaje) sobre evaluativa normativa (promoción).

* Las competencias y los estándares se evalúan a través de los desempeños y siempre referidos a los procesos estructurales del currículum: personales, sociales, intelectuales y laborales.

* Al emitir juicios valorativos (apreciativos y estimativos) se debe buscar un justo equilibrio entre procesos, resultados y productos.

* En la evaluación de competencias intelectuales conviene dar mayor peso valorativo a las competencias cognitivas complejas (interpretación, argumentación, proposición, resolución de problemas, creatividad y toma de decisiones) y a las competencias metacognitivas (reflexión y autorregulación de los procesos de formación y aprendizaje, aplicación del conocimiento a situaciones concretas de la vida cotidiana, la ciencia y la tecnología, y el campo laboral).

* En la evaluación del conocimiento hay que apreciar especialmente el grado de organización e integración de conceptos relevantes que ha adquirido el/la estudiante. Es necesario para ello ver si es capaz de definir o describir los conceptos centrales de una materia y entender sus interrelaciones con otras.

Procedimientos:

* Cada educador/a recogerá el mayor número de informaciones apreciativas y estimativas sobre procesos, resultados y productos, a través de distintas fuentes: estudiantes, educadores, personal administrativo y de servicio, observaciones y registros propios.

* Confortará la información externa con la propia y elaborara fichas de papel o electrónicas que contengan juicos valorativos sobre el desempeñó de cada uno de los estudiantes en un periodo de formación y estudio, con ayuda de la tabla de indicadores.

* Llevara luego estas fichas para la reunión del área para compartirlas con sus colegas educadores y lograr concesos valorativos integrados sobre el desempeño global de cada estudiante.

* Cada área elaborara finalmente los respectivos informes evaluativos, que cada educador/a reunirá y sistematizara en un solo informe general holístico para entregar a los/las estudiantes o representantes al finalizar el semestre o el año.

6. Informes De Evaluación.

Los informes de evaluación son importantes porque ayudan a plasmar en un registro observable las marcas de los procesos de información y aprendizaje que van dejando un/a estudiante en su historia educativa.

Como los informes forman parte de los procesos educativos, deben ser elaborados con cuidado y de acuerdo ciertos criterios y reglas entre las cuales cabe destacar el hecho de que han de ser siempre positivos, es decir, que motiven al estudiante a crecer y a aprender, así como a valorar con serenidad y objetividad sus aciertos, errores y experiencias.

Por eso es importante que los informes no se emitan juicios de valores con carácter definitivo no generalizarse sobre los/las estudiantes.

Además, el lenguaje utilizando en los mismo deben dejar a salvo la autoestima de los/las mismas/as. Por ejemplo. Emplear términos y expresiones tales como: concienzudo/a, interesado/a, muestra compromiso, ha mejorando notoriamente, tiene una buena comprensión., podría mejorar si., requiere., a veces encuentre dificultad en., necesito apoyo en., etc.

Los informes finalmente solo tienen sentido en la medida en que contribuyen a realizar el propósito fundamental de una buena evolución: “ permitir que a las personas y a los grupos valorar, asignar significado, ubicar en el campo de significación y emitir juicios sobre los que protagonistas, que les permitan identificar el rumbo de las instituciones, cursos e individuos y construir su historia, esto es, ubicar el momento por el que están pasando, sus posibilidades, limitaciones y alternativas”.

6.1. Definición Del Informe

Un “informe evaluativo” es un registro periódico que con la comunidad educativa universitaria elabora cada cierto tiempo sobre las ejecutoriadas y evidencias del estado de desarrollo de los procesos de formación y aprendizaje de los/las estudiantes en un determinado momento y contexto de su crecimiento humano científico y profesional, con el fin de tomar conciencia de dicho estado (en consolidación, en construcción, en proyección) y tomar decisiones de afianzamiento, mejoramiento y promoción de esos procesos.

6.2. Periodicidad

La periodicidad de estos informes es relativa, porque depende de la filosofía educativa, el enfoque curricular y las circunstancias sociales, culturales y legales en que se desenvuelven cada comunidad educativa. Así por ejemplo, hay universidades que prefieren los informes mensuales, otras los bimensuales o trimestrales y otras los semestrales.

6.3. Tipos de Informes

Los principales tipos de informes evaluativos son:

Los informes cualitativos, que dan cuenta, a través de desempeñar perceptibles, del estado de desarrollo de procesos y competencias de formación y aprendizaje. La elaboración de estos informes es de tipo descriptivo, es decir, basado en apreciaciones de carácter interpretativo con múltiples opciones validas de respuesta y presentación.

Los informes cuantitativos, que presentan, mediante desempeños observables las evidencias en la adquisición de estándares de conocimiento, habilidades, destrezas y sinestrezas como resultados y productos de formación y el aprendizaje. La elaboración de estos informes