Leer Ensayo Completo Falta De Interes Por El Estudio

Falta De Interes Por El Estudio

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.115.000+ documentos

Categoría: Psicología

Enviado por: Rimma 24 mayo 2011

Palabras: 2579 | Páginas: 11

...

a tendencia en los países de la OCDE, con menos tasas de fracaso, es retrasar la edad en que los alumnos tienen que decidir su especialización. Sweet recordó que España es el país con más paro juvenil (dos veces la media de la OCDE) y donde los jóvenes tardan más tiempo en encontrar un empleo estable, cinco años.

Recomendó más atención al mercado laboral desde la escuela, facilitar que los estudiantes puedan emplearse a tiempo parcial durante sus estudios y más contratos de aprendiz que en España sólo representan el 2%, además de flexibilidad en los contratos, tendencias en otros países.

La encuesta, realizada entre 731 alumnos de los programas de Garantía Social (para jóvenes que no obtuvieron el certificado de Educación Secundaria), revela que sólo un tercio se sentía comprendido por sus profesores cuando cursaba ESO, y sin embargo el 56,3% cree que sus calificaciones fueron justas. De ellos, el 90% repitió curso, y sólo un 25% calificó la experiencia como positiva, según el estudio, que indica además que la mayoría sólo repitió una vez y en ESO (76%), de las tres posibilidades que permite el sistema educativo actual.

Los jóvenes no atribuyen a la familia ni al instituto su fracaso escolar, sino a la falta de interés y al aburrimiento, y ahora, dentro de los programas de Garantía Social se sienten satisfechos con la vida que llevan (70%).

http://servicios.laverdad.es

|

Falta de interés, principal causa de deserción en preparatorias

En Sonora se pierden hasta 30 centavos por cada peso que se invierte en educación media superior debido a la deserción escolar, pues la falta de interés, problemas académicos y económicos son las principales causas de esta problemática, reveló un estudio realizado en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD).

La responsable de este proyecto, Elba Abril Valdez abundó que dichos datos son resultado de un estudio pionero en México realizado durante el 2006 y 2007, a fin de conocer y determinar porqué algunos jóvenes entre 15 y 19 años abandonan la preparatoria, además de proponer mecanismos para mejorar la eficiencia terminal en este nivel de estudio.

Agregó que la falta de interés de los jóvenes por continuar sus estudios es una de las razones más preocupantes, motivo por el cual es importante que los padres de familia conozcan de cerca el desarrollo académico de sus hijos y que los docentes actualicen sus técnicas de enseñanza.

Por su parte, una de las colaboradoras del proyecto, Rosario Román Pérez indicó que también es importante la creación de un expediente escolar único desde nivel básico que permita tener estadísticas fidedignas e identificar, según el desempeño escolar, cuándo existe el riesgo de que un alumno abandone sus estudios y prevenir esta situación.

Puntualizó que en Sonora el índice de eficiencia terminal es del 87 por ciento, sin embargo hay subsistemas que reportan una eficiencia del 70 por ciento y otros hasta del 50 por ciento y aclaró que la deserción escolar no es una problemática única de Sonora, es algo generalizado en todo el país.

La investigación tiene como título “Identificación y análisis de los factores asociados con la deserción escolar en estudiantes de nivel medio superior en Sonora y diseño de una propuesta para mejorar la eficiencia terminal”. Para su realización se tomó una muestra representativa de 470 estudiantes que no concluyeron sus estudios en los subsistemas Cobach, Cecytes y Conalep.

Se efectuaron entrevistas domiciliarias a 147 jóvenes residentes en Hermosillo, Obregón y Nogales, de los cuales se encontró que el 93 por ciento no tiene planeado retomar sus estudios, el 86 por ciento desertó durante los primeros tres semestres, asimismo 123 volvieron a la escuela y los 200 restantes no fueron localizarlos por distintas razones.

http://www.ciad.mx |

|

Deserción escolar en 35% de adolescentes

* Embarazos, decisiones de familia, falta de interés y gusto por la escuela: principales factores que provocan dejar los estudios

Ante un público en su mayoría joven, se destacó que el atraso escolar es un paso a la deserción escolar, que representa un 35 por ciento entre jóvenes entre 13 y 23 años; y se debe principalmente a la falta de interés o gusto por la escuela, ya que los chicos no se sienten atraídos por los planes de estudio o lo que les ofrecen las instituciones educativas, así lo dio a conocer Rosa María Camarena Córdova del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, en la conferencia “Las Oportunidades Educativas en México”, en el marco de la XXXI Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM).

Un representativo 20 por ciento de la deserción se debe al papel que juegan las decisiones de familia y que genera que muchas niñas y mujeres no continúen con sus estudios; mientras el matrimonio o embarazos entre adolescentes es un factor que representa un 13 por ciento. La lejanía de la escuela, así como la falta de recursos también son factores que influyen en la deserción escolar, porque a veces los gastos educativos mensuales van de 170 pesos a nivel primaria pero este se va incrementando hasta llegar a nivel superior donde los gastos oscilan entre 600 y 800 pesos.

A diferencia de otros países como Suecia, Alemania, Japón y Corea, en donde la mayoría llega hasta los 17 años a la escuela, en México 15 de cada 100 dejan la escuela a nivel media superior. Esto se debe a que en los procesos educativos no se han incluido una oferta de servicios adecuados y no se ha atendido a los rezagos y necesidades educativas. La especialista señaló que un caso preocupante son los jóvenes entre 15 y 23 años que no estudian ni trabajan, a lo que se les denomina Generación ni-ni (jóvenes que no tienen ni oficio ni beneficio y exprimen la supervivencia de sus progenitores) y que representan un 17 por ciento de los jóvenes del país.

Y más preocupante resulta que el 68 por ciento de los jóvenes sólo estudie para encontrar un buen trabajo, un 13 por ciento para ganar dinero, un 3 por ciento para conocer gente y hacer amigos, mientras que sólo el 12 por ciento lo hace para obtener conocimientos, según encuestas del ENJUVE 2005.

http://feria.mineria.unam.mx

Embarazo y bebé > > Del éxito y el fracaso escolar

Del éxito y el fracaso escolar

El principal centro de interés de la enseñanza es el alumno; el fin esencial, ayudarle a aprender, interesarle e interesarse por él, respetándole como persona, amándole, en definitiva, para poder transmitirle hechos, desarrollar sus capacidades, instruirle en habilidades, cultivar hábitos y, como declara Israel Scheffer, «lograr el aprendizaje», aunque no siempre se consiga.

S egún el Instituto Nacional de Calidad y Evaluación (INCE), casi la tercera parte de los alumnos de ESO obtiene calificaciones negativas. Es realmente preocupante el bajo rendimiento académico de los estudiantes de Secundaria, que se manifiesta también ya en la Educación Primaria, aunque en menor grado. Manuel García Pérez, psicólogo, expone que el fracaso escolar es «la incapacidad para alcanzar los objetivos educativos propuestos por un sistema o centro escolar para un determinado nivel curricular». Aún más, podemos decir que el fracaso acarrea tensiones emocionales que van a repercutir en el desarrollo personal y en la socialización, necesaria, de todo alumno. Es tarea de los docentes, de los padres, de toda la sociedad buscar soluciones para superar esta insatisfacción que produce el resultado adverso en cualquier alumno, el cual tendrá siempre en el estudio uno de los mejores medios para desarrollarse como persona libre y respetable.

¿Cuáles son los posibles factores que interactúan en el fracaso escolar?

El problema, como el propio ser humano, es complejo y multidimensional. El alumno Centrándonos, en principio, en el propio alumno de cualquier nivel de enseñanza, podríamos señalar, entre otros, su disposición, la falta de aptitudes, las dificultades en la atención y memorización o los retrasos del lenguaje. Pero, aparte de estos condicionantes, son principalmente la falta de hábito de estudio y de motivación los agentes más determinantes. Con el fracaso llega la desmotivación, la pérdida de autoestima, el desinterés. Podemos constatar que en la etapa de la adolescencia, fundamentalmente, muchos estudiantes sufren un bajón en los resultados académicos, que conlleva a su vez nerviosismo e inseguridad. A veces, se entra en una escalada de fracaso escolar acumulativo, a medida que avanzan los cursos. Visto así, la motivación es causa y, a la vez, efecto del rendimiento escolar. Entorno sociocultural y familiar Unido al factor anterior, no hemos de olvidar la importancia del nivel de los conocimientos adquiridos, el estilo de aprendizaje y las metas trazadas por el propio estudiante. No obstante, tanto en la etapa de Primaria como en Secundaria, no se puede desligar al alumno de su contexto sociocultural y familiar, del que depende en tal grado que se convierte, a menudo, en «víctima» de los graves desequilibrios reinantes en ambos entornos. En el mundo actual no impera el valor del estudio y la cultura. En el vivir diario, observamos cómo predomina la consecución fácil del éxito, la posesión de bienes materiales, la identificación de la obligación con coacción y pérdida de libertad. A menudo, hoy día, los padres tienden a desplazar su responsabilidad en la educación al centro escolar. Esto se suma a la crisis de autoridad y cierta desgana de la familia ante sus funciones, incluso su propia actitud ante el trabajo, que sirve de ejemplo a los hijos en el estudio. Destacaremos asimismo la importancia del grupo de amigos y del clima escolar en el que se desarrolla el alumno, estimulando o impidiendo la tarea del estudiante. A todo lo anterior, hemos de sumar la influencia negativa de los medios de comunicación social, de los videojuegos y otros mecanismos electrónicos que distraen excesivamente del tiempo que se debería dedicar al estudio. El centro escolar Actualmente, el centro escolar se ha convertido en una fuente de problemas sociales y familiares, que trata siempre de resolver sin contar totalmente con los medios de apoyo necesarios. Los alumnos se merecen siempre una atención especial, y más aquellos que viven en sectores socioculturales más desfavorecidos. Esta tarea se convierte para el profesor en titánica lucha debido a todos los condicionantes anteriormente expuestos, amén del elevado número de alumnos por aula y la falta de apoyo social suficiente. El docente, mágico motor de pasiones, no siempre puede, no ya instruir, sino lo que es fundamental, educar.

¿Cómo mejorar el rendimiento escolar?

Partiendo de la propia realidad educativa, en el centro escolar debería haber una ratio menor de alumnos por aula, en principio, para que la intervención del profesor fuese más directa y personalizada. De ahí la necesidad de contar con más profesores de apoyo y una actuación mayor de los servicios sociales. El docente debe ser un buscador diario de nuevas estrategias con las que desarrollar el currículum de su materia de una forma más motivadora. Asimismo, dada la situación laboral de la mayoría de los padres, que no pueden participar como desearían en el estudio que diariamente tienen que realizar sus hijos para asimilar los contenidos impartidos en el aula, los diferentes centros tendrían que ofrecer horas de estudio controlado por profesores, que apoyarían y dirigirían el trabajo más importante que debe desarrollar el alumno para lograr el autoaprendizaje.

Factores esenciales para lograr el éxito escolar

Y son precisamente el esfuerzo, la disciplina y las ganas de aprender, más que la propia inteligencia, aptitudes esenciales para lograr el éxito escolar. En este juego de «aprender a aprender», otro de los factores más importantes es, como hemos expuesto anteriormente, un ambiente familiar en el que reine la disciplina, el orden, un clima acogedor, de seguridad. Un entorno en el que los padres creen una conciencia de estímulo, de exigencia personal, dando la importancia que se merece a la actividad escolar, la cultura, preocupándose por las aspiraciones de los hijos, en un diálogo sincero y sereno, interesándose diariamente por su estudio, asistiendo a las reuniones del centro, no desautorizando la labor del profesor, alabando la tarea bien hecha, ayudándolos en la práctica del esfuerzo personal y en el cultivo de la lectura. El estudiante, protagonista de la acción educativa, debe buscar el camino para mejorar su trabajo. La adquisición de estrategias de aprendizaje parte necesariamente de la automotivación. Debe, por tanto, dar la importancia merecida al estudio. En el aula, es imprescindible poner atención a las explicaciones, tomar los apuntes necesarios, que se complementarán con los textos de las diversas materias. * Esta disposición positiva debe ir acompañada de la elaboración y seguimiento firme de un horario realista a lo largo del día y de la semana, en el que también se tenga en cuenta el desarrollo de las actividades de ocio. * Es conveniente llevar al día todas las asignaturas, recuperando incluso en el fin de semana el estudio de las materias que no se ha podido realizar con profundidad anteriormente. Repasar periódicamente las asignaturas será el mejor ejercicio para preparar sin prisas los exámenes. * En lo referente al estudio de cada uno de los temas, es imprescindible la adquisición de buenas técnicas: seguir las estrategias de prelectura, lectura comprensiva, subrayar, realizar esquemas, resúmenes y memorizar, es decir, «saber estudiar». Todo lo anterior, unido a la adquisición del hábito de estudio, «el querer», la motivación e, indudablemente, «el poder», será la mejor garantía de éxito. Pilar García Rebollo. Catedrática de Lengua y Literatura.

Citas

«Aprender a aprender es aprender a liberarnos, poder caminar por nuestra cuenta». Pallarés Molins «Merecen elogio los hombres que en sí mismos hallaron el ímpetu y subieron en hombros de sí mismos». Séneca «Educar es lo mismo que poner motor a una barca... Hay que medir, pesar, equilibrar... y poner todo en marcha». Gabriel Celaya

http://www.conmishijos.com