Leer Ensayo Completo La Educación En Mesoamérica

La Educación En Mesoamérica

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.998.000+ documentos

Categoría: Ciencia

Enviado por: poland6525 02 mayo 2011

Palabras: 1118 | Páginas: 5

...

o y ejercicio de las armas eran formas de mostrar su dedicación a éste. El gobierno y la religión eran una unidad, los gobernantes consideraban importante legalizar las escuelas y de manera breve en un escrito de fray Diego Durán se mencionaba que el rey (Motecuhzoma Ilhuicamina) había establecido órdenes y normas para los reyes posteriores en las que se mencionaba la creación de escuelas en todos los barrios y que los jóvenes acudieran a ellas con el fin de aprender la religión, buenas costumbres, ejercicios de guerra y sacrificios. Además de maestros y ancianos que estuviesen al lado de estos jóvenes para corregirlos y guiarlos en el camino de su educación.

Como el trabajo se vinculaba con la adoración a los dioses, éste se veía como parte de la naturaleza del individuo a partir de un mito relacionado a la existencia del primer hombre y la primera mujer: Oxomoco y Cipactónal, una pareja de ancianos con cualidades específicas, a la anciana se le atribuía el hilado, el tejido y el manejo de los granos para adivinar y curar. A ambos se les asignaba el poder del cultivo de la tierra. De esta forma se hallaba una contradicción con la concepción del trabajo en la cultura mexica y en la religión judeo- cristiana, pues en esta última el trabajo se veía como un castigo producto del pecado original, que finalizaba con la muerte del ser humano. En la cultura azteca, el trabajo continuaba después de la muerte, cada forma de morir implicaba diferentes actividades para llevar a cabo en el más allá. He ahí que las instituciones escolares concentraran su educación en el servicio.

Existían diferentes tipos de escuelas:

* Calmécac: destinado a la nobleza aunque no de manera exclusiva.

* Telpochcalli: a esa escuela asistían casi todos los plebeyos.

* Cuicacalli. Donde los alumnos recibían instrucciones de canto y danza.

* Ichpochcalli: escuelas femeninas.

Había mayor distribución de tepochcallis que calmécacs, en cuanto a las escuelas femeninas, se tenía poca información. En estas últimas escuelas, doncellas de doce a trece años se dedicaban a conservar su castidad y recogimiento, estaban al servicio de Dios y sus actividades consistían en barrer y regar el templo, preparar la comida para el ídolo y ministros del templo, de la limosna que recogían.

Los Cuicacalli, además de ser instituciones donde se encontraba una manera de comunicarse con sus dioses a través del canto y baile, se empezaba a enseñar la siembra de los campos, realización de adobes con batido de lodo y construcción de obras públicas.

El calmécac y telpochcalli aunque diferentes, tenían como propósito común: que la enseñanza de los jóvenes en estas escuelas, se encaminaba al desempeño que tendrían como futuros individuos en su sociedad. El telpochcalli, escuela para los nobles, impartía enseñanza sobre actividades de dirección, en particular en el mando político. Aprendían también los pupilos la retórica para el uso de discurso, la construcción de obras monumentales y manejo de calendarios: el agrícola-religioso y el adivinatorio. Era de suma importancia también las actividades de carácter militar. Los niños participaban en los combates, como escuderos o ayudantes de los guerreros y según conseguían una manera de probar que debían avanzar un nivel más de jerarquía les era otorgado un privilegio, mostrado en la forma de portar su cabello. Los jóvenes que eran nobles, a diferencia de los plebeyos tenían una vida más rigurosa y complicada, pues tenían que conservar su virginidad y vivían encerrados en sus escuelas. Tenían privilegios y poder en su vida adulta.

Los plebeyos se desligaban fácilmente del calmécac por tener que ayudar a su familia desde muy temprana edad, de tal manera que podían faltar al ayudar en tareas agrícolas. Tenían ciertas libertades al alcanzar su madurez sexual.

En todas las observaciones realizadas anteriormente respecto a la educación en la cultura mexica se tiene que ésta era obligatoria para todos los jóvenes y niños. El acudir a la escuela se veía como una inscripción religiosa. Cuando un individuo nacía era llevado con el sacerdote como una forma de ser reconocidos por los dioses. El sacerdote a través de unas cuentas simbólicas, conservaba parte del alma del niño para que se quedara protegido a distancia por el dios. Cuando llegaba el niño al punto de recibir educación, iba ascendiendo comprendiendo diversas jerarquías. La forma de desprenderse físicamente de la escuela era casándose con el fin de formar una familia y desde el punto de vista militar, reproducirse. Dado que el celibato era mal visto su única justificación consistía en desempeñarse como maestro- sacerdote.

Es así que se en la cultura azteca o mexica la educación tenía un sentido religioso y de servicio, asignando a cada individuo un rol que debería ejercer según la enseñanza que habría recibido en las diferentes escuelas.