Leer Ensayo Completo La Etica En La Ciencia Y La Tecnologia

La Etica En La Ciencia Y La Tecnologia

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 2.114.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: John0099 09 abril 2011

Palabras: 7250 | Páginas: 29

...

ómica (empresarial, bancaria, de los negocios, etc.)

12-Ética de la administración pública... Ética entre ciencia y tecnología: base de los problemas éticos

Objetivo: Establecer la relación ética, ciencia y tecnología y su lugar en los estudios del profesional de las Ciencias Informáticas, de manera que ello permita reflexionar acerca de los supuestos de un problema ético aplicado al uso de la informática.

Distintas definiciones de ética:

1- La ética en tanto disciplina filosófica, estudia el origen, estructura, esencia y regularidades del desarrollo histórico de la moral.Como ciencia filosófica ha estado tradicionalmente dedicada al análisis científico de los procesos, relaciones y comportamiento moral de los hombres en sociedad; como así, también, a investigar, fundamentar y valorar teóricamente.

2- Entendemos por ética la ciencia de la acción moral. Investiga la praxis humana desde el punto de vista de las condiciones de su moralidad y trata de fundamentar el concepto de moralidad.

3-Ante el hecho de la pluralidad de morales la cuestión es ver cómo y, si es posible legítima. No existe un único criterio relativo a la clasificación de la Ética, vale decir una única respuesta al conjunto de éticas debido precisamente a la amplitud de la esfera moral y, sus modos de expresión en la vida social. Esto se complica aún más con la diversidad de éticas aplicadas que hoy existen a nivel universal.

Clasificaciones éticas

1- Ética normativa: enseña la moral

2- Ética descriptiva: describe la moral

3- Ética teórica: explica la moral

4- Metaética: estudia el lenguaje moral

5- Ética deontológica: postula los deberes morales

6- Ética profesional (estudia la moral en campos específicos de la actividad humana)

7- Ética aplicada (aparece asociada a los grandes dilemas y conflictos de la ciencia y la tecnología, problemas morales de los derechos humanos, etc.).

8- Axiología ética: analiza y expone los valores morales

10-Teoría de la educación moral

11-Ética económica (empresarial, bancaria, de los negocios, etc.)

12-Ética de la administración pública...

LA ETICA EN LA CIENCIA Y LA TECNOLOGIA

2.1 IMPLICACIONES ETICAS DE LA INVESTIGACION CIENTIFICA

En esta unidad veremos claramente la importancia que tiene la ética en la investigación científica para poder lograr darnos cuenta nosotros como futuros investigadores los caracteres éticos que conlleva una investigación científica.

Para tener más claro lo que es ética e investigación científica daremos un pequeño concepto:

* La ética es una ciencia práctica y normativa que estudia racionalmente la bondad y la maldad de los actos humanos.

* La investigación científica es la búsqueda intencionada de conocimientos o de soluciones a problemas de carácter científico; el método científico indica el camino que se ha de transitar en esa indagación y las técnicas precisan la manera de recorrerlo. La investigación nos ayuda a mejorar el estudio porque nos permite establecer contacto con la realidad a fin de que la conozcamos mejor. Constituye un estímulo para la actividad intelectual creadora. Ayuda a desarrollar una curiosidad creciente acerca de la solución de problemas, además, Contribuye al progreso de la lectura crítica.

Después de estos conceptos podemos plantearnos las siguientes preguntas:

¿Qué relación la ética con la investigación científica?, ¿Qué normas nos implica tener en la investigación científica?

ETICA EN LA INVESTIGACION CIENTIFICA

El hablar de ética de la investigación implica no solo a los científicos en su carácter de grupo social, sino en alusión a cada uno como individuo. El tema tiene implicancias como el desfase entre el gran avance en lo científico y tecnológico por un lado y los valores por otro.; de tal manera que ahora enfrentamos el riesgo de la hecatombe nuclear siendo hoy más que nunca patente que cada suceso en el campo de la ciencia tiene una gran trascendencia en el futuro de la humanidad en pleno; para mejor o para peor.

Los aspectos que comporta la ética de la investigación son variados y puede afirmarse que la...

INTRODUCCION.

En el lenguaje filosófico general, se usa hoy ethos para aludir al conjunto de actitudes, convicciones, creencias morales y formas de conductas, sea de una persona individual o de un grupo social, o étnico, etc.

Como vemos ethos es el término técnico para referirnos a la ética, a la reflexión sobre la conducta humana desde la perspectiva del bien y del mal.

Técnica De la palabra Techne derivan tanto técnica como tecnología. En algunos contextos aparecen como sinónimos, sin embargo podemos definir a la tecnología como el conjunto de técnicas, de reglas procedimentales cuyo objetivo está predeterminado en función de su eficacia para resolver problemas y /o hacer más confortable la vida cotidiana de los seres humanos.

La tecnología aparece como la aplicación práctica de la ciencia, entendida ésta como un conjunto de conocimientos metódicos y sistemáticos que pueden ser generalizables y trasmitidos con un lenguaje preciso y diversificado de acuerdo al sector de la realidad que tome como objeto de estudio.

Implicaciones éticas en el desarrollo y aplicación de la tecnología.

Durante el siglo XX la filosofía se ha interesado en algunas ocasiones en la problemática de la técnica. Recordemos las reflexiones de Heidegger, por ejemplo. Pero sin duda ha sido desde la ética que ha tenido lugar los planteamientos más sugestivos.

2.1. Las motivaciones éticas y el comportamiento práctico del burgués moderno: entre la ética del bien terrenal y la felicidad de corto plazo

La Ética Práctica, es aquella que en primer lugar nos interesa abordar y de la cual se derivan consecuencias para la filosofía y doctrina económica keynesiana, allí se investiga el problema de las justificaciones probables entre los actos y la conexión entre ‘ lo que es probable’ y ‘ lo que es debido’ en la conducta humana. Investiga las máximas generales existentes, teniendo en cuenta su estricta relatividad en relación con las circunstancias particulares del individuo. También se indagan los medios de producir buenos sentimientos, objetos adecuados; se pregunta como resolver problema tales como: la relación entre lo que es público y lo que es privado, la naturaleza y el valor de la virtud, la teoría y los métodos de la educación, la oportunidad práctica y los limites del egoísmo, la teoría y los métodos de la política, las excepciones a las reglas morales y éticas, una crítica a las reglas morales que eran las reglas morales anglicanas y victorianas, etc.. Estas preocupaciones con los problema éticos trasparecen en un ensayo filosófico, escrito por el joven Keynes en 1905, intitulado “Miscelánea Ética”.

Keynes discute la relación entre lo que es público y lo que es privado, confrontándose en ese dominio con su reconocido maestro de filosofía G. Moore. Para Moore, existía un vínculo entre los estados de satisfacción y vínculos afectivos en la existencia de los objetos materiales (cosas bellas) y los objetos mentales (cualidades intelectuales) que son de contemplación agradable, en un cuadro que distingue claramente objetivos y medios.

Contrariamente, para Keynes, la existencia de tales objetos no podía hacer parte del bien ético, pues el bien ético consiste exclusivamente en estados mentales valiosos. Keynes propone como alternativa una tesis basada en la distinción entre el bien co-mo atributo de los estados mentales y la funcionalidad como atributo de los objetos. Solo los estados mentales son valiosos; los objetos que inspiran directamente bue-nos sentimientos son funcionales. Por cada buen sentimiento, existe un objeto adecuado que nos puede decir que un objeto apropiado es aquel cuja contemplación debe suscitar el estado mental que es más valioso. Pero el proceso de especificación no puede invertirse. Los sentimientos adecuados siempre deben ser los mejo-res posibles, dadas las circunstancias, pero no son, por necesidad, absolutamente buenos .

Keynes divide el universo de las entidades relevantes para la ética práctica en dos clases: los sentimientos de las mentes conscientes y los objetos mentales, los cua-les suscitan tales sentimientos. Keynes pretende decir que si los sentimientos son buenos, los objetos pueden no serlo. Esto tiene consecuencias para la Ética Práctica, pues obligan a definir que tipo de objetos son apropiados a los sentimientos buenos, porque la Ética Práctica debería crear un universo de tales objetos. Es de este modo que Keynes refuerza la importancia atribuida a las creencias autenticas como atributo de su valor.

Un segundo momento de confrontación con Moore surge para Keynes cuando desea responder a la cuestión de saber si se debería mejorar los estados mentales propios o el estado mental del universo . Keynes entendía que, tal como no se puede examinar directamente los estados mentales de terceras personas, también no se puede decir cual es el mejor modo de aumentar el bien del universo en su conjunto: “Para aquellos que carecen de fe en las máximas utilitaristas y en las sanciones religiosas... la dificultad principal es la de saber si es cada uno de nosotros un fin. Su-pongamos que entra en vigor el siguiente decreto: es bueno, del punto de vista de los medios, que yo sea malo. ¿Debo aceptarlo? ¿Voy optar por ser malo para que algunos, que no conozco ni me importan, vayan al paraíso? Puede suceder que con mi obediencia, aumente el bien general y que, por tanto, yo haga el bien. ¿Pero mi obligación es ser bueno o de hacer el bien?” .

Esto no quiere decir que Keynes fuese partidario de un ideal individualista y que, si ambos los objetivos entrasen en conflicto, la solución de ese conflicto tuviese una respuesta concluyente. No obstante, estaba dispuesto a aceptar dos clases de obligaciones impuestas por Universo, que podrían estar en contradicción con la regla mooreniana, “preocupate con tú propio Bien”. La primera se relacionaba con la creación de los objetos deseables, nada obligando a que los objetos apropiados al deseo fuesen buenos. La segunda, tenía que ver con el bien del mundo, mismo que ellos ocasionasen el propio tormento. Que no es sino el modo de introducir el tema del deber y de la responsabilidad del individuo y del colectivo social.

Así, por medio indirecto, surge una nueva línea de confrontación con su maestro. El bien del mundo está relacionado con el conocimiento causal, que podrá revelarse inadecuado para medir las consecuencias de los actos de os individuos. Keynes argumentó que, relativamente a la clase de conocimientos que posibilitarían un sistema de ese tipo, de perfecta armonía entre el bien del mundo y los actos adecuados, se colocaría el problema de saber cuales son los actos adecuados para esa finalidad. Visto que nunca se podrá saber si los actos que producimos alcanzan las consecuencias y resultados que esperamos, y nada indica que su observación fuese admisible a través del conocimiento probabilístico.

Esta confrontación surge con toda evidencia en un ensayo publicado posteriormente, “La ética en relación con la conducta”. Keynes propone aquí una tesis que des-envuelve con más profundidad en el Treatise on Probability “(...) dada la dificultad intrínseca del cálculo de los efectos más longincuos e indirectos de nuestros actos, resulta racional proseguir nuestro propio bien inmediato, pero solo si existir una razonable probabilidad de que las nuestros actos aumenten, o por lo menos que no disminuyan el bien universal. En la medida en que es improbable que podamos estar seguros de tal cosa, en la mayoría de los casos lo mejor que podemos hacer es obedecer las reglas de la moralidad existente” .

Moore aceptaba el egoísmo como una doctrina sobre los medios, pero no sobre los fines, restringiendo la racionalidad presupuesta en el cálculo Benthamiano, por lo que la conducta humana debería también someterse y obedecer las reglas generalmente aprobadas, lo que originaria, en la mayoría de los casos, los mejores resulta-dos posibles.

Keynes pretendía demostrar que se puede hacer un juicio racional probable sin poseer el tipo de conocimiento que, según Moore, seria imprescindible, de modo a decidir racionalmente cuando se posee una determinada clase de conocimiento, por lo que afirmó: “No es nada evidente que sea necesaria una prueba tal que, para poder emitir juicios sobre la verdad probable, es decir, para que un acto sea racional”,... “no es necesario tener fundamentos para creer que no vengan a ocurrir consecuencias de nuestros actos en el futuro distante, de modo que se modifique el signo del saldo del bien”.

Según la concepción keynesiana, un enunciado probabilística se refiere a la evidencia disponible y no puede ser refutado o confirmado por los acontecimientos subsecuentes. Como los enunciados probabilísticas son enunciados sobre la relevancia relativamente a las conclusiones y no son previsiones sobre los resultados, ellos de-ben constituir creencias o juicios .

El argumento ético de Keynes representa la afirmación de un pensamiento, en el sentido en que un individuo realiza libremente el bien, sea el propio o el universal, mismo sin tener conocimiento cierto de las consecuencias probables y mismo siendo su actuación racional. De este modo, limitó la posibilidad de alcanzar un determina-do conocimiento cierto, aumentando aquello que designó por juicios intuitivos. Tales juicios, obviamente, pueden ser ampliados no solo a la ética, son importantísimos en la formulación de las leyes psicológicas de la Teoría General.

Keynes no creía que los objetivos sociales, políticos y administrativos fuesen buenos en si propios, ni que fuesen necesariamente buenos como medios, ni que, inclusivamente, siendo buenos como medios, fuese obligatorio perseguirlos por el propio bien. Pero creía que tenían un valor, en relación al cual el individuo tenía una responsabilidad real y talvez prioritaria en determinadas circunstancias. Las responsabilidades públicas eran responsabilidades del individuo como ciudadano, luego eran responsabilidades con relación al universo .

En un ensayo retrospectivo de 1938 intitulado “My Early Belief”, Keynes explica las raíces condicionantes de sus primeras convicciones éticas; recuerda la importancia de las creencias autenticas que, al ser descubiertas, permiten racionalizar la conexión entre creencias y actos, explicando intelectualmente los actos en una perspectiva compatible con esas creencias.

Keynes rememora con nostalgia la filosofía de Moore por esta suministrar los rudi-mentos de una teoría ética verdadera, es decir, de los valores que dejasen un grado de libertad, de modo a que las obligaciones morales no fuesen fines estimados útiles por sociedad, sin que lo fuesen antes y principalmente por los individuos. Una adhesión a estos fundamentos implicó, en la práctica, cuestionar la moral vitoriana que había dominado y orientado las generaciones anteriores.

De acuerdo a Keynes, Moore había resuelto el problema de como relacionar los fines con los aspectos de la vida práctica, o dicho de otro modo, la manera de armonizar las esferas públicas y privadas, aunque, recuerda Keynes, no se hubiese sentido obligado a asimilar la filosofía ética de Moore. El problema de la actitud moral seria, entonces, el de explicar la relación con el mundo exterior. Keynes acepta la llamada religión de Moore y sigue los principios fundamentales: “Nothing mattered except states of mind, our own and other people's of course, but chiefly our own. These states of mind were not associated with action or achievement or with consequences. They consisted in timeless, passionate state of contemplation and communion, largely unattached to `before' and `after'. Their value depended, in accordance with the principle of organic unity, on the state of affairs as a whole which could not be usefully analyzed into part...”Our religion closely followed the English puritan tradition of being chiefly concerned with the salvation of our own souls. The divine resided within a closed circle. There was not a very intimate connection between `being good' and `doing good'; and we had a feeling that there was some risk that in practice the latter might interfere with the former. But religion proper, as distinct from mo-dern `social service' pseudo-religions, have always been of that character; and per-haps it was sufficient offset that our religion was altogether unworldly- with wealth, power, popularity or success it had no concern whatever, they were thoroughly despised" . La crítica de Keynes a Bentham, es el corolario de la no-aceptación de la moral propuesta por Moore, pues esta resultaba de un compromiso entre lo que denominaba cálculo benthamita y las reglas generales de la conducta correcta.

Keynes descubre, en el acto de rechazar el cálculo benthamita, la forma mediante la cual escapó a una de las causas del desmoronar de la civilización moderna y responsable por su decadencia moral, y por otro lado, una forma de repudiar la sobrestimación del criterio económico. El cristianismo representaba la tradición, la convención, que era vista por Keynes como un adversario filosófico. Pero el rechazo sobre Bentham, según Keynes, fue una vacuna contra otros tipos de benthamismo, designadamente el marxismo, pues eso lo llevó por el camino crítico, aunque reconozca que: “We have completely failed, indeed, to provide a substitute for these economic bogus-faiths capables of protecting or satisfying our succesors” .

Pero esa irreverencia joven condicionó la ruptura constante con la tradición, las convenciones y la sabiduría escolástica. Lo que estaba en causa para Keynes eran, justamente, los valores fundados en una ética basada en el rational self-interest, que justificaba la visión de que la naturaleza humana es razonable. El self-interest, del modo presupuesto, era absolutamente racional de tal modo que los sistemas egoís-ticos y altruistas podrían contribuir para los mismos propósitos . Así, Keynes observa que esa seudo racionalidad en la visión del ser humano conduce a la superficialidad, no solo de la capacidad de juicio, como también en los sentimientos. Excluyese todas las categorías que pueden ser definidas como valuable emotion. Por eso la atribución de racionalidad al ser humano, en vez de lo enriquecer, lo empobrecía. El distanciamiento en relación con la moral, que implicaba renunciar a obedecer las reglas estipuladas más allá de la propia aceptación y a juzgar cada caso por sus meritos, permite estipular el principio de la libertad de conciencia por un lado, y, por otro, reformular el utilitarismo clásico en un utilitarismo ideal, lo que se concretiza en la noción de Keynes de tener siempre la posibilidad de ser la excepción a la regla, y por tanto, de no obedecer a ella, siendo las consecuencias de los actos juzgados por los propios: “ (...) we were..Who believed in a continuing moral progress” .

Keynes señala, como decisiva para su dedicación al estudio de la teoría de las probabilidades, esta preocupación con los problemas éticos, los cuales irían a conceder una clave para el problema teórico del cálculo de los actos de la conducta humana, considerando que la cuestión colocada por Moore es incomprensiblemente dejada sin solución.

La discusión que Keynes propone de nuevo en 1938, aunque con una estatura intelectual diferente de la de sus tiempos de Cambridge, fue: “(...) an a priori view of what human nature is like” . La posición de Keynes pretendía ser la posición de los últimos utopistas:“ (...) or meliorist as they are sometimes called, who believe in a continuing moral progres by virtues of which the human racy lalreade exists of reliable, rational, decent people...” .

Sin duda que la contribución de Moore es una referencia para la formación de Keynes en el plano ético. Pero, en la construcción de su pensamiento ético, Keynes pretende emanciparse de Moore mediante la crítica, sobre todo la crítica a la ineficacia de la solución mooriana del problema del relacionamiento entre las esferas privada y pública. A la exigencia de un comportamiento probable basado en un conocimiento calculable de los motivos humanos, Keynes opone la posibilidad de elaborar juicios intuitivos basados en creencias y no en una probabilidad experimentada, lo que significaba sobre todo realzar la libertad del individuo y la posibilidad de extender las reglas a una área que colisionaba con la moral establecida.

Para Keynes el recurso a credos tenía la virtud de establecer principios y valores arraigados en la tradición y a costumbres que contribuyesen para el ideal ético. Conseguir buenos estados mentales y una sociedad feliz era un objetivo del individuo, pero Keynes era sagaz en la expectativa dudosa de conseguir buenos estados mentales en grande escala, así como era audacioso en la estimativa de la magnitud y utilidad o felicidad que un gobierno puede conseguir. De este modo, Keynes refuerza la importancia conferida a las creencias autenticas como atributo del valor ético.

Por un lado, en la investigación de los fundamentos éticos de la conducta humana, Keynes rechazó el cálculo benthamita y buscó cautelarse contra una sobre valorización del criterio económico, y por otro, procuró fundamentar la convicción de que no era correcto considerarlo como el único criterio de valorización de las consecuencias de los actos humanos. Pero reconoció la falta de una propuesta alternativa al benthamismo del punto de vista teórico- económico.

Como consecuencia de sus ideas en el dominio ético, Keynes estudia una base para el cálculo probable de la conducta humana. La teoría de las probabilidades suministra a Keynes una lógica de la acción, que permite decidir cual de los objetivos posibles de nuestros actos resultan más adecuados en las circunstancias existentes. Esto es sumamente relevante para su punto de vista sobre la conexión que existe entre los fines éticos y no-éticos en la aplicación sobre lo que es verdadero o no en la teoría económica. Es de suma importancia para conseguir entender la opción por los problemas económicos investigados, los juicios sobre la verdad ética del desarrollo teórico económico.

Podemos decir que la existencia del ideal ético presupone que el individuo existe previamente en relación a la sociedad, siendo el único modo de garantizar su libertad y la capacidad crítica relativamente a la influencia de las normas y las virtudes en su vigencia institucional y temporal. El ideal ético keynesiano exigía el bien intrínseco como expresión de la igualdad de oportunidades para los individuos, de ningún modo la delegación del bien en un espíritu universal que diluye el propósito de mejorar la vida humana, solo y preferencialmente alcanzables por los individuos, para los individuos. Keynes creía en el progreso moral continuo de los individuos como parte integrante del crecimiento de la civilización humana, pero no creía en la imposición de propósitos finales para la sociedad, aunque defendía la idea de que cada individuo mejorase su propia existencia, disponiendo de los medios adecuados para ese. El internet.

La eticaq y

Frecuentemente escuchamos que Internet es "el medio de medios", "el campo libre para la libertad de expresión", "el medio que cambió la vida de los seres humanos", y referencias extraterrestres similares que por momentos descontextualizan el medio. Pasemos ya de la fascinación para incorporarnos al momento que corresponde. Partamos del hecho de que todas las relaciones y la interactividad que tienen lugar en Internet son ejecutadas por individuos que transportan a este medio su ética y cultura para convivir con los demás. Por lo tanto, el análisis de la ética en Internet se debe estudiar a partir de dichas relaciones, culturas, tradiciones y hábitos de la vida cotidiana en los diferentes países del mundo. Internet en Latinoamérica es un medio con muchas limitaciones. La mayoría de los estudios de mercado que han realizado empresas norteamericanas y europeas hasta principios de este año, han arrojado resultados sumamente optimistas en cuanto a que el mercado en esta región era atractivo para la industria. Hoy resulta distinto. Se sabe que en América Latina, sólo el 10 o 15 por ciento de la población total, tiene acceso a Internet y a realizar compras en línea (según un reporte de la empresa e-Marketer de junio del 2000). De este porcentaje de usuarios, el 80% reside en México, Argentina y Brasil, y de este 80%, el 60 lo contiene solamente Brasil. El panorama del comercio electrónico en América Latina no sólo no es atractivo ahora, sino que se estima que no lo será durante los próximos 3 años, cuando alcance el 1% de $1.4 trillones de dólares de ganancias mundiales.

|

Comercio en Internet El problema inmediato del comercio en Internet es el reducido número de usuarios - que se concentran en 3 países -, pero existen otras implicaciones de fondo. Una barrera importante se encuentra en la infraestructura: la escasez de líneas de teléfono, el ancho de banda, pocos puntos de enlace, los altos costos del servicio de conexión. Por otro lado, los problemas de logística no se han podido resolver en la mayoría de las empresas, ya que los envíos del producto son muy costosos. El 87% del los intercambios comerciales se hacen de negocio a negocio - business 2 business- y no directamente de negocio a consumidor -business 2 consumer- como sucede en EE.UU. y Europa. Una barrera más es que el 75% de las páginas de Internet están en inglés. Pero en todo esto hay un problema que considero primordial: la cultura comercial y tecnológica de Latinoamérica. Se conoce que los usuarios latinoamericanos obedecen a un perfil de educación media-alta, son cosmopolitas y poseen una cultura tecnológica, pero son muy pocos en comparación con el mercado mundial. La cultura de consumo en nuestra región no encaja aún con las formas de venta que ofrece Internet, hace falta información sensorial que nos anime a consumir el producto tangible. Regulación y ética Quien lee se preguntará ¿qué tiene que ver la parte económica de Internet con la regulación y la ética? El Internet es un espacio en donde la actividad económica y el medio de comunicación conviven. Como medio de comunicación que transporta información, implica personal que obtenga esta información y la organice. Este personal requiere contrataciones y salarios entre otras cosas, y estos salarios requieren recursos que los cubran. Sin pretender hallar la "punta del ovillo" en esta cuestión, pues no hay una sino varias puntas, encuentro dos aspectos fundamentales para su comprensión. El problema económico en Internet es que es una actividad que está por probar, en los siguientes años, que es redituable. Amazon.com es una empresa que a pesar de tener un alto índice de ventas no ha generado ingresos netos. El problema social en Internet es que diversas culturas y comunidades se encuentran forzadas a convivir de manera global. Tanto las relaciones laborales y comerciales requieren regulación, como la convivencia ordenada y respetuosa de la sociedad de Internet precisa de códigos éticos que sean, en la medida de lo posible, internacionales. Nuevas formas de aplicar las reglas A problemas complejos, soluciones simples, y con esto quiero decir, la base está en lo ya establecido, normas del mercado, contratos laborales, establecimiento de estándares internacionales de calidad, y por otro lado, acceso a la información, regulación de contenidos, derecho a la privacidad, derechos de autor, derecho de réplica, por mencionar algunas cualidades del usuario. Ciertamente lo que es diferente en Internet, es que deben surgir nuevas formas de aplicar estas normas, reglas y códigos éticos. A este respecto, ya no sólo el derecho, sino la tecnología tendrá mucho que ver en la solución de problemas y quejas de los usuarios. Entonces ¿cuáles son los desafíos de la regulación en Internet?, ¿qué sistemas adoptar que coincidan con la mayoría de los valores contenidos en las Constituciones de los países? Yo me inclino por el valor de la responsabilidad social, que encuentro en la ética individual de ciudadanos comunes que utilizan los medios de comunicación para informarse y entretenerse. Me inclino también por definir roles en la relación de usuarios, industrias de Internet y el Estado. Internet como espacio público La idea de espacio público fue introducida desde hace mucho tiempo por teóricos de la comunicación, como Habbermas, y su aplicación en las ciencias políticas ha sido sumamente práctica. Entendiendo por espacio público todo lugar en donde se da el debate de temas de interés público y donde tiene lugar la toma de decisiones. Este espacio tiene la característica de dotarse de códigos éticos y normas que regulan la convivencia ordenada y participativa. Internet es un espacio público, si se considera también que los medios de comunicación tradicionales lo son. Los medios ofrecen diversidad de contenidos y puntos de vista que enriquecen a la opinión pública. La toma de decisiones se cumple en cuanto a que los medios establecen, en la mayoría de los casos, la agenda pública que mantiene los temas de interés social en vigencia. Internet es este espacio público, donde miembros de comunidades se encuentran e incluso forman nuevos círculos; comunidades de aficionados al deporte, programadores, participantes de foros de discusión, miembros de alguna organización religiosa, miembros de grupos necrofílicos, organizaciones artísticas, ciudadanos de las ciberciudades, periodistas organizados, organizaciones independientes que solucionan problemas jurídicos por disputas de nombres de dominio, en fin, todos con intereses particulares que le encuentran un uso también particular al medio. Comunidades de Internet Los miembros de las comunidades en Internet tienen y se someten en su vida cotidiana a códigos de ética que fundamentalmente se basan en el respeto al otro. Estos códigos van desde no agredir a personas en la calle, hasta respetar la privacidad de sus vidas. Ahora bien, si se entiende que en la vida en comunidad es esencial la ética para asumir responsabilidad en los actos individuales, entonces en cualquier espacio donde se den estas relaciones interpersonales se deben aplicar códigos éticos que fomenten esta responsabilidad y permitan la continua participación activa de todos los interesados. Por esta razón existe la ética en Internet, pero ¿cómo conjugar las éticas de nuestras sociedades tan diferentes? Es indispensable la responsabilidad social del usuario, de las industrias de Internet y del Estado. Esta relación es el objeto de estudio de la autorregulación, no de las fuerzas del mercado como erróneamente se entiende.

Parámetros de ética y responsabilidad social en Internet Para fines prácticos, los contenidos en Internet se pueden dividir en dos grupos: * contenidos como producto con fines lucrativos; y, * contenidos para fines informativos o de entretenimiento. El primer grupo se encuentra en el campo económico y se regula por medio de convenios controlados de acuerdo a precios y tarifas. El segundo grupo es nuestro campo de interés y ha sido el campo de los medios de comunicación tradicionales. Internet como medio de comunicación posee objetivos prioritarios para conservar y fomentar la convivencia ordenada y participativa que se refleja en los contenidos que se ofrecen. De alguna manera, a nivel internacional se ha coincidido en algunas tendencias y lineamientos para regular el contenido de medios. Estas se insertan en las siguientes áreas: 1) Diversidad de visiones y opciones en programación. Este punto en Internet se da por la naturaleza misma del medio.

2) Identidad cultural, promocionada en los medios tradicionales por el sistema de cuotas en canales locales que deben permanecer en cada país. Este punto en Internet es urgente y necesario para la diversidad de visiones y contenidos, para la participación de los países en el espacio público y para el fomento de la identidad nacional y cultural.

3) Reglas de interés general, aquellas recomendadas en situaciones de catástrofes y servicios a la comunidad. En esto Internet puede ser, si los usuarios lo aprovechan, un medio de ayuda a la comunidad para solucionar problemas económicos en situaciones especiales.

4) El derecho de réplica ante cualquier difamación. Existen formas en Internet para hacer llegar a aquel que cometa la difamación una réplica, así como para difundirla a más usuarios. Menores y libertad de expresión Además de estos lineamientos mínimos que se observan en los contenidos de los medios de comunicación en el mundo, Jens Waltermann y Marcel Machill nos dicen que: La protección de menores y la salvaguarda del derecho a la libertad de expresión han sido siempre dos propósitos primordiales de la política de medios. Por lo tanto, esta protección de menores, que es tan exigida por los padres de familia, puede ser tomada, si se quiere, como un motivo más para regular Internet, además de garantizar la libertad de expresión. En estos dos aspectos es donde los límites se encuentran actualmente en discusión, principalmente en Estados Unidos y la Unión Europea. Sin pretender abarcar todo el tema, baste con decir aquí que la Primera Enmienda de Estados Unidos no establece parámetros tan específicos, ni límites a la libertad de expresión como los sistemas legislativos de muchos otros países, sin embargo, los niveles de tolerancia son muy distintos. Contenidos informativos en Internet Es importante hacer mención de los contenidos informativos en Internet, que atañen directamente a la ética periodística. Me permito tratarlos desde la perspectiva del usuario hacia la noticia. Este usuario está acostumbrado a recibir información de noticieros de televisión, radio y prensa y tiene preferencias por ciertos noticieros y periódicos que se han ganado su confianza a través del tiempo. En Internet esto no debe de verse tan ajeno, si se observa que la economía en el medio tiende a disminuir costos y a buscar fuentes de recuperación de inversiones alternas a la publicidad. Esto ha hecho que muchas empresas nuevas, las llamadas startops o páginas de contenido, desaparezcan al no contar con recursos que saneen sus gastos. Internet corporativo Por lo tanto, hoy día se observa una tendencia muy importante al Internet corporativo, es decir, las páginas que prevalecerán serán aquellas de empresas ya existentes como bancos reconocidos, tiendas de marca, y así también, periódicos y agencias de noticias ya conformadas y con lectores leales. El Internet corporativo en el caso del periodismo, es a mi parecer, lo que prevalecerá y lo que hará menos complejo el problema de la ética, pues los códigos deontológicos en los periódicos a menudo están establecidos y los usuarios que acudirán a ellos en línea están asegurados. En este caso, la ética periodística y de cada industria editorial se transportan directamente al Internet. En cuanto al cuidado de los menores en Internet, más que las leyes, los filtros de contenidos y algunas restricciones técnicas deben ser los que habiliten a los usuarios a tener control de los contenidos que desean recibir. Esto no debe entenderse como que la tecnología deba sustituir a la legislación del Estado; sino que se debe complementar con la responsabilidad del usuario. Lo esencial para sobrellevar los problemas que se presentan en contenidos, es la responsabilidad que está en las éticas de las partes involucradas en Internet, esta responsabilidad se basa en el respeto al otro y en participar activamente para influir en los cambios que se sucedan. Autorregulación en Internet Monroe Price y Stefaan Verhulst, académicos de la Universidad de Oxford, afirman que "el problema inicial de cualquier acercamiento que se haga a la autorregulación, viene con la definición. No existe ninguna definición completamente satisfactoria para la autorregulación, y tampoco la debe haber. La autorregulación evoluciona cuando la naturaleza del Internet cambia. Diferentes perfiles de la autorregulación emergen para ajustarse a algunos de los aspectos de Internet que se pueden regular." Como se ha podido ver, el medio se encuentra en un continuo proceso de estructuración, de consolidación económica y de estudios y discusiones en las leyes de los países. Lo que propone este sistema de autorregulación es un modelo basado en valores, específicamente en la responsabilidad social, que permita la flexibilidad que exige el medio y que se complemente con las legislaciones locales que faciliten su ejercicio y adecuación constante. Las sanciones de este modelo, de manera resumida, serán proporcionadas por los gobiernos, organizaciones independientes que monitorean los contenidos y los mismos usuarios que bloquean las páginas. Tecnología para rastrear contenidos Actualmente ya existen muchas formas de localizar las fuentes de contenido. La tecnología no tardará en desarrollar un sistema que las rastree físicamente y se pueda sancionar el delito ya sea de aspectos económicos, laborales o de violación a los derechos humanos. Uno de los límites de la autorregulación es que sin el apoyo del Estado no existe la garantía para que los delincuentes sean capturados y castigados, sin embargo, puede contribuir a que los delitos no queden impunes. Para entender mejor el sistema de autorregulación, vale la pena mencionar las diferencias entre desrregulación y no regulación. La desrregulación apunta a remover directamente cualquiera regulación que se perciba como excesiva o que obstruya las fuerzas del mercado. La autorregulación no apunta a disolver el marco del trabajo de una actividad privada, sino más bien a cambiar al actor que establece ese marco. Así no puede influir en las leyes anti-monopolio por ejemplo. Prosser afirma que la autorregulación "es una técnica, no una receta sobre todos los diseños de regulación institucional" . Es diferente de la no regulación en cuanto a que se considera como una caracterización de los límites de la ley. La autorregulación se basa en la ética, por eso es inevitable hablar de ella en esta cuestión. En este sistema Internet es visto como: "por sí mismo, un proceso, un enorme sistema de cambios y respuestas, retroalimentación y transformación. Como el Internet, el sistema legal y los mecanismos de autorregulación alrededor de él deben incorporar prácticas similares de cambio y aprendizaje". La situación en América Latina A manera de conclusión, encuentro dos formas de ver la situación de Internet en Latinoamérica. Atender lo urgente, que sería resolver el problema económico y comercial bajo el precepto de que si el usuario no va hacia el proveedor, el proveedor acudirá a él por medio de ventas personalizadas y módulos de accesos a línea. Y, atender lo importante, promover una cultura tecnológica, proponer modelos de financiamiento que permitan a las páginas de contenido local permanecer en la red, lograr convenios internacionales que obedezcan al Servicio Universal para el mejoramiento de la infraestructura, y buscar la manera de brindar educación que más adelante habilite al usuario a escoger los contenidos que prefiera. La ventaja que tenemos en Latinoamérica sobre Estados Unidos, Europa y Japón, es que nuestra población es, por mucho, más joven y somos nosotros quienes buscaremos en Internet información, entretenimiento y comercio electrónico. Amrtya Sen, Premio Nobel de Economía de 1968, dijo: "son necesarias la responsabilidad, la confianza y las normas sociales que permitan prosperar a una economía de mercado exitosa". Fomentar el ejercicio de la responsabilidad social en el usuario de hoy, será sembrar una cosecha muy atractiva para los próximos 30 años.

|

Tecnoetica

Tecnoética @.

Tecnoética @ y sociedad de la información.

La tecnoética es la parte de la ética aplicada que nace como consecuencia de los cambios tecnológicos producidos por la sociedad de la información, especialmente a partir del desarrollo de la red Internet (1994). El punto de partida de la tecnoética es sin embargo, muy anterior. Desde el desarrollo de la bomba atómica se ha considerado que la desproporción entre el poder que la tecnología daba al hombre y la mínima posibilidad de control, obligaba a plantear un nuevo ámbito de la ética, para intentar pensar las nuevas condiciones del hombre en la sociedad de la información. El campo que se abre con la construcción de la primera computadora ENIAC (1946)-que pesaba 30 toneladas y ocupaba 24 metros-no se detiene, ni se detendrá. Técnica y ciencia inician un campo de interacción inevitable que cambia el mundo.

ENIAC, tenía 18.000 tubos de transmisión, 70.000 reóstatos y 10.000 condensadores. Las luces de todo Filadelfia hacían chiribitas cuando la ponían en marcha, no podía almacenar programas y, además, los tubos se encendían de forma alarmante. A pesar de todo consiguió acabar la tarea que se le había encargado: los cálculos de un modelo matemático para la bomba de hidrógeno. La tecnología de los transistores fue desarrollada en los laboratorios Bell de Nueva Jersey a partir de 1947. Los primeros microchips sólo se comercializaron en 1971. Con todo, desde el punto de vista que aquí nos interesa es preciso recordar que ENIAC y su estirpe eran una típica obra de ingeniería: no ciencia "pura", sino "aplicada", es decir con la informática aparece también la tecnociencia .

Esquemáticamente se podría decir que la ciencia cambia nuestra manera de ver el mundo y la técnica cambia nuestra manera de vivir en el mundo. Pero la división entre ciencia y técnica no es clara en absoluto. No se puede seguir afirmando que la técnica es "ciencia aplicada" porque, simplemente, a menudo las técnicas pasan por delante de la...

Significado Y Sentido Del Comportamiento Etico En El Ambito Personal Y Social, En El Ambito Academico Y En El Ejercicio De La Cuidadania Introduccion La Palabra Ética Proviene Del Vocablo Griego Ethos Que Significa

SIGNIFICADO Y SENTIDO DEL COMPORTAMIENTO ETICO EN EL AMBITO PERSONAL Y SOCIAL, EN EL AMBITO ACADEMICO Y EN EL EJERCICIO DE LA CUIDADANIA

INTRODUCCION

La palabra ética proviene del vocablo griego ethos que significa comportamiento o costumbre. Ética son los principios de la conducta humana. En la historia de la ética hay tres modelos de conducta principales: la felicidad o placer; el deber, la virtud o la obligación; y la perfección, el más completo desarrollo de las potencialidades humanas. Como una ciencia normativa, la ética debe ser aplicada por todos los integrantes de una sociedad en todos los ámbitos para un equilibrio en la conducta.

Los ámbitos en que la ética aparece son en el ámbito personal, social, académico, y en el ámbito del ejercicio de la ciudadanía. La ética en el ámbito personal se refiere a la valoración de la persona en sí misma, es decir, la autovaloración, al desarrollo de una conciencia sobre la propia dignidad personal, y esto determina la atención y desarrollo de ciertos valores. La ética en el ámbito de la sociedad corresponde a los valores que nos formamos, aplicados en la forma de relacionarnos con el medio social.

La ética en el ámbito académico no es otra cosa más que realizar actos deseados en cuanto a la educación. La enseñanza que el profesor dé a su alumno no solo transmite un cúmulo de conocimientos, si no, una actitud ante la vida y sus semejantes. El trato de respeto entre profesor y alumno es esencial para la relación que estos dos seres compartirán.

La ética en el ejercicio de la ciudadanía se refiere a los derechos esenciales, como la libertad de expresión, de pensamiento, religiosa; los derechos políticos, colectivos y sociales para compartir dentro de la comunidad y vivir de acuerdo a criterios aceptables para cada sociedad.