Leer Ensayo Completo La Etica Segun Varios Autores

La Etica Segun Varios Autores

Imprimir Documento!
Suscríbase a ClubEnsayos - busque más de 1.861.000+ documentos

Categoría: Temas Variados

Enviado por: Rimma 27 abril 2011

Palabras: 4176 | Páginas: 17

...

acción por respeto a la ley”. Sólo por la ley puedo tener respeto, nunca por una inclinación, por tanto la moralidad esta en la acción por respeto a la ley.

Tres caracteres esenciales definen la ética de Kant: ética autónoma, una ética del deber y una ética formal:

• Autónoma: es el propio sujeto el que se determina a sí mismo a obrar, a darse a sí mismo su ley, sin que le sea impuesta por nada a su razón.

• Del deber: la ley está llamada a legislar y regular las acciones de los humanos. Carácter de obligatoriedad. La ley moral se presenta como un “mandato”, un “imperativo”. Es el deber: el deber de obrar de acuerdo con la ley moral.

No es lo mismo obrar conforma a la ley y al deber, que obrar por deber y con respecto al deber.

Una acción sólo es buena cuando además de obrar conforme al deber, se hace por respeto a la ley y al deber.

Kant diferencia dos tipos de imperativos:

• Imperativos hipotéticos: obligan únicamente a las personas que quieren alcanzar un fin determinado y la acción expresada en el mandato es un medio para alcanzarlo.

• Imperativos categóricos: obligan a realizar una determinada acción de forma universal e incondicionada.

Los imperativos hipotéticos son consejos de una razón prudencial o calculadora, cuando quiere un fin, quiere los medios para alcanzarlo.

Formal: La ética, según Kant, no tiene por tarea dar normas morales sino que debe ocuparse de descubrir qué rasgos formales deben tener las normas morales para que podamos percatarnos de que tienen la forma de la razón.

Kant propone un test: la persona debe preguntarse a sí misma si reúne los siguientes rasgos:

( Estar dotada de universalidad: será ley moral aquella que yo creo que todas las personas deberían cumplir, de forma que no hago conmigo una excepción.

( Referirse a seres que son fines en sí mismos: será ley moral la que proteja a seres que tienen un valor absoluto.

( Valer como norma para una legislación universal en un reino de los fines: para comprobar si una máxima es ley moral es preciso comprobar si sería una ley vigente en un reino en que todos los seres racionales se trataran entre si como fines y no como medios.

Si los seres humanos somos capaces de darnos a nosotros mismos este tipo de leyes que nos permite ser capaces de ponernos en el lugar de cualquier otro, entonces es que somos autónomos y no heterónomos.

Sólo una ética formal puede dar cuenta de la autonomía humana.

http://es.shvoong.com/humanities/h_philosophy/1734914-la-%C3%A9tica-kant/

* La ética kantiana es, en cambio, una ética del deber. Lo bueno es el cumplimiento del deber y con la intención de cumplirlo. EL bien no se relaciona con el ser sino con el deber ser. Lo bueno es lo debido. Kant agrega que es importante la intención de cumplir el deber, de lo contrario la acción no es moralmente buena. Puede ser que yo cumpla materialmente con el deber, pero sin la intención de cumplirlo, entonces no he obrado bien. Viceversa, puede ser que yo tenga la buena intención de cumplir el deber, y que ponga en curso la acción necesaria para cumplirlo, pero no logro completar su cumplimiento, sin embargo, mi acción es buena. Desde luego, Kant aclara que no basta sólo la intención. Se requiere la puesta en marcha del proceso, aunque no se cumpla del todo.

http://html.rincondelvago.com/etica_descripcion-y-evolucion.html

2.- La ética según Descartes:

Descartes mantiene que el hombre posee una voluntad libre y por lo tanto es responsable ante Dios de su forma de vida. El hombre debe encausar las pasiones (amor, admiración, odio, pena, alegría y deseo) y dirigirlas a una vida recta.

Descartes se baso en unas normas provisionales con las cuales ha regido su propia existencia: 1) seguir las leyes y costumbres de la nación, 2) ser firme en la acción y mantener las propias opiniones una vez establecidas, 3) variar ante los propios deseos que intentar alterar el orden universal, 4) perseverar en el cultivo de la razón.

http://mgar.net/var/descarte.htm.

3.- La ética según Sócrates:

La virtud es un bien absoluto

La virtud es la ciencia del bien. El hombre busca necesariamente su propio bien y como el bien es la virtud, basta conocer la virtud para practicarla necesariamente. Por tanto, el hombre virtuoso es el sabio.

La virtud es la felicidad. Si la virtud es el bien supremo, cuando se tiene, se tiene la felicidad. El que conoce el bien lo practica y el que lo practica es feliz.

El mal consiste en la ignorancia. Sócrates decía que ninguno peca voluntariamente. Por tanto, el mal es ignorancia

La virtud es una sola: la sabiduría práctica que tiene diferentes nombres según los objetos. Se llama piedad si se refiere a las relaciones del hombre con los dioses; justicia, si regula las relaciones entre los hombres; fortaleza, si se refiere a la superación de los obstáculos; templanza, si modera los apetitos inferiores. Entonces el que tiene una virtud las tiene todas.

Vale mas sufrir una injusticia que cometerla. Esta máxima socrática es un bello principio moral que Sócrates cumplió perfectamente al fin de su vida, porque cuando sus amigos le proponían fugarse de la cárcel, respondió: S i toda mi vida he predicado la virtud y el respeto a la ley ¿cómo voy a quebrantar la ley?'' Otro hermoso principio de la Ética socrática es "conócete a ti mismo, baja a lo mas profundo de ti mismo donde verás el valor de tu alma".

Sanabria, J. R. (2005). Ética de Sócrates y Platón. En Ética. (pp. 121-130). México: Porrúa. http://mail.udgvirtual.udg.mx/biblioteca/bitstream/20050101/1058/1/Etica_de_Socrates_y_Platon.pdf

4.- La ética según Aristóteles:

La ética de Aristóteles se centra en ver primero, cuáles son los motivos que determinan a la voluntad, y luego cuales deben ser los que determinen a la voluntad. Como punto de partida, Aristóteles es partidario de un empirismo utilitario, pero para resolver el deber ser, es más platónico, y se pregunta por el bien supremo y más absoluto que debe regir toda la actividad humana, definiéndolo de la siguiente manera: El fin supremo de toda la actividad del hombre es la felicidad.

La ética de Aristóteles, es, en primer lugar, una ética de la felicidad... pero también es una ética de la virtud ya que ésta es el medio por excelencia para alcanzar la felicidad.

La felicidad

La felicidad, consiste en el ejercicio perfecto de la actividad propia del hombre. Tal actividad no es otra que la actividad del alma que para que sea perfecta debe ser acompañada por todas las virtudes.

Hacia el final de la Ética a Nicómaco, Aristóteles afirmará que la actividad más propia del hombre y la que mayor felicidad le proporciona es la contemplación teórica: es decir, la sabiduría. Así es como el empirismo ético lo lleva a un a posición ecléctica: la felicidad consiste en equilibrar virtud, contemplación y bienes exteriores.

La virtud

Aristóteles se aleja del intelectualismo socrático que vincula a la virtud con el conocimiento. Para él, la virtud será la disposición del alma, es decir, la capacidad y la aptitud de esta para comportarse de un modo determinado:

"No basta que la acción tenga un carácter determinado para que la conducta sea justa o buena; es preciso también que el hombre actúe de un modo determinado ante todo, que actúe a sabiendas; en segundo lugar, que proceda en razón de una decisión consiente y que prefiera esa acción por si misma; finalmente, que actúe desde una posición firme e inquebrantable" Aristóteles, Ética a Nicómaco

La virtud entonces, se adquiere a través del ejercicio y el hábito, es decir que para que un hombre se haga justo, es menester que practique la justicia. Aristóteles considera que nadie se hace justo por "naturaleza" (aunque una predisposición natural sea importante) ni tampoco resulta suficiente la enseñanza.

El término medio (mesótes)

Para Aristóteles, la virtud consiste en un término medio, lo cual no significa mediocridad sino un equilibrio entre los vicios de los extremos. El "valor" es un justo medio entre la "temeridad" y el "miedo".

Puede intuirse en esta concepción cierto resto de simetría pitagórica también adoptada por Platón y así mismo del concepto de "medida", dominante en la medicina griega contemporánea de Aristóteles. Al igual que los médicos, para Aristóteles, el punto medio no es una abstracción en general sino que se aplica de acuerdo a las circunstancias de cada caso. EL hombre prudente, sabrá elegir el justo medio.

http://www.webdianoia.com/aristoteles/aristoteles_etica.htm, la Retórica, la Política, la Ética a Nicómaco y otras en la colección de clásicos de Perseus Digital Library.

5.- La ética según Platón:

Platón- Al igual que ocurre con los otros aspectos de su filosofía la ética no es objeto de un tratado específico en el que se aborde el tema sistemáticamente. El hecho de que muchos de los diálogos platónicos comiencen con alguna interrogación acerca de la virtud en general, o de determinadas virtudes en particular, muestra claramente, que el interés por el análisis del comportamiento humano no es algo accidental en Platón.

El objetivo de la vida del hombre no puede reducirse a la satisfacción de sus necesidades materiales; más allá de éstas, el hombre debe ser objeto de un desarrollo completo de su personalidad, de acuerdo con las partes más elevadas de su alma, la irascible y la racional, con el fin de alcanzar una felicidad identificada con la armonía de su vida.

Si la justicia en la ciudad reside en que cada clase social haga lo que debe hacer, la justicia en el hombre residirá también en que cada parte del alma haga lo que debe. Ello implica que la vida buena para el hombre es una vida en la que se atiendan las necesidades "materiales" y "espirituales". Como vimos anteriormente la idea de que el hombre debe dar las espaldas a todo lo que signifique materia o tenga algo que ver con la corporeidad, defendida en el Fedón, no será mantenida en los diálogos posteriores, en los que el alma deja de ser considerada como una entidad simple y enfrentada al cuerpo, y pasa a ser considerada como una entidad en la que podemos distinguir tres partes diferenciadas que permiten explicar, entre otras cosas, los conflictos psicológicos de la vida del hombre, las distintas tendencias que configuran su naturaleza. El conocimiento y la satisfacción de las necesidades intelectuales deben ir acompañados de salud, moderación en el disfrute de los bienes materiales, etc., lo que pone de manifiesto hasta qué punto la idea de que Platón rechaza de un modo absoluto lo corporal es injustificada. En el Banquete, por ejemplo, podemos observar cómo a través del Eros Platón concibe el ascenso hacia las Ideas partiendo del amor a la belleza que observamos en las cosas sensibles, luego a la belleza en el ser humano, hasta alcanzar la contemplación de la Belleza en sí, que se identifica con el Bien del que nos habla en la República y que representaría el grado superior de conocimiento.

El verdadero bien del hombre, la felicidad, habrá de alcanzarse mediante la práctica de la virtud. Pero ¿qué es la virtud?. Platón acepta fundamentalmente la identificación socrática entre virtud y conocimiento. La falta de virtud no supone una perversión de la naturaleza humana; por su propia naturaleza el hombre busca el bien para sí, pero si desconoce el bien puede tomar como bueno, erróneamente, cualquier cosa y, en consecuencia, actuar incorrectamente; la falta de virtud es equivalente, pues, a la ignorancia. Sólo quien conoce la Idea de Bien puede actuar correctamente, tanto en lo público como en lo privado, nos dice Platón en la República, al terminar la exposición y análisis del mito de la caverna. Cuando alguien elige una actuación que es manifiestamente mala lo hace, según Platón, creyendo que el tipo de conducta elegida es buena, ya que nadie opta por el mal a sabiendas y adrede. En este sentido la virtud cardinal sería la prudencia, la capacidad de reconocer lo que es verdaderamente bueno para el hombre y los medios de que dispone para alcanzarlo. La dependencia con respecto al intelectualismo socrático es clara en la reflexión ética de Platón.

En la República nos habla Platón de cuatro virtudes principales: la sabiduría, el coraje o fortaleza de ánimo, la templanza y la justicia. Como hemos visto, establece una correspondencia entre cada una de las virtudes y las distintas partes del alma y las clases sociales de la ciudad ideal. La parte más elevada del alma, la parte racional, posee como virtud propia la sabiduría; pero la justicia, la virtud general que consiste en que cada parte del alma cumpla su propia la función, estableciendo la correspondiente armonía en el hombre, impone los límites o la proporción en que cada una de las virtudes ha de desarrollarse en el hombre. El hecho de que Platón tenga una concepción absoluta del Bien hace que la función de la parte racional del alma siga siendo fundamental en la organización de la vida práctica del hombre, de su vida moral.

http://www.webdianoia.com/platon/platon_fil_etica.htm,

Platón en inglés, con las traducciones de Benjamin Jowett.

6.- La ética según Marx:

Ética marxista: según Marx, para explicar al hombre debe partirse de los individuos reales, de sus acciones prácticas y de sus condiciones materiales de existencia. Los hombres no son algo aparte de lo que manifiestan, o sea, de su vida real y de su historia. El hombre se define esencialmente por la producción. Dice Marx en la Ideología alemana: “El hombre mismo se diferencia de los animales desde el momento en que comienza a producir sus medios de vida, el hombre produce indirectamente su propia vida material”.

Al centrar su interés fundamentalmente en las condiciones sociales de la libertad, K. Marx no dedicó a la ética un lugar específico en sus escritos. Sin embargo, investigando dichos escritos, autores posteriores a Marx han sabido extraer implicaciones éticas, encontrando en ellos un ethos humanista y comunitarista preocupado por la libertad. Sin embargo, en la práctica los marxistas han consentido el derrocamiento violento del orden establecido. Se sugiere que la ética marxista se basa en el relativismo; el marxismo rechaza la moralidad de clase y trata de expresar aspectos comunes a toda la humanidad. Marx creía que el modo de producción material y la infraestructura económica determina el proceso general de la vida política, social e intelectual. Los marxistas justifican la violencia revolucionaria cuando esta sirve al propósito de producir un cambio en la infraestructura capaz de generar una sociedad nueva y humanizada y un nuevo tipo de relaciones sociales. El marxismo contiene valores importantes: el valor del trabajo humano, la necesidad de justicia social, el rechazo del egoísmo y la utilidad práctica del pensamiento. Su contribución más importante consiste en la atención que prestó a los posibles condicionantes socioeconómicos de determinados sistemas morales.

Nicanor Aniorte Hernández

http://perso.wanadoo.es/aniorte_nic/apunt_etic_legislac1.htm

7.- La ética según Sartre:

Para Sartre, el fundamento de la ética es el hombre, y el hombre no es otra cosa que un proyecto: "El hombre es ante todo un proyecto que se vive subjetivamente, en lugar de ser un musgo, una podredumbre o una coliflor, nada existe previamente a este proyecto, nada hay en el cielo inteligible, y el hombre será ante todo, lo que habrá proyectado ser. No lo que querrá ser". Por tanto la ética pende del proyecto del hombre. Lo que Sartre llama el "para-si", no es otra cosa que lo que el se hace. La moral, nos dirá Sartre, es asunto de humanos, y Dios no tiene que intervenir en ello. La moral esta, en función de la realidad humana en tanto que esta constituye su existencia. Así pues la ultima instancia, la ética Sartreana encontrara su fundamento definitivo en la libertad. Pero, ¿que es la libertad? Según a Sartre “dicho de otro modo no hay determinismo, el hombre es libre, el hombre es libertad. Si, por otra parte, Dios no existe no encontramos frente a nosotros valores u ordenes que legitimen nuestra conducta. Estamos solos, sin excusas. Es lo que expresare diciendo que el hombre esta condenado a ser libre". Es decir que la libertad es una condena no podemos zafarnos de ella. Es absolutamente incondicionada, de lo cual se infiere que no dice relación ni a nada ni a nadie, es cerrada, aislada, absoluta.

http://www.paginasobrefilosofia.com/html/etica.html. Francisco Conde

8.- La ética según Comte:

_ Estudia comportamiento del hombre como ser social en el marco de unas relaciones dadas.

_ La Ética no puede desarrollarse sin tomar en cuenta los resultados de esta ciencia.

_ Las lenguas, religiones, moral y arte no se pueden explicar sino como fruto de la mentalidad social.

_ La mentalidad histórica, concreta, que liga entre sí todos los productos de una misma cultura.

De manera que no es lo espiritual un reflejo de lo temporal, como si fuera una simple

“superestructura”, sino más bien lo contrario. El hombre se conduce en general según lo que cree, según los prejuicios o las convicciones que rigen el mundo en el que vive.

http://www.paginasobrefilosofia.com/html/etica.html. Francisco Conde

9.- La ética según Fichtel:

La ética de Fichte integra la discusión de nuestros deberes morales en el marco sistemático de una teoría trascendental del sujeto humano. Its major philosophical themes include the practical nature of self-consciousness, the relation between reason and volition, the essential role of the drives in human willing, the possibility of changing the natural world, the reality of one's own body, the reality of other human beings, and the practical necessity of social relations between human beings. Sus principales temas filosóficos son el carácter práctico de auto-conciencia, la relación entre la razón y la voluntad, el papel esencial de las unidades dispuestas en humanos, la posibilidad de cambiar el mundo natural, la realidad del propio cuerpo, la realidad de los otros humanos seres, y la necesidad práctica de las relaciones sociales entre los seres humanos.

Serie: Textos de Cambridge en la Historia de la Filosofía

Johann Gottlieb Fichte Johann Gottlieb Fichte

Edited by Daniel Breazeale Editado por Daniel Breazeale

10.- La ética según la Escuela Epicúrea:

La Ética epicúrea preconiza un alejamiento de las pasiones con el fin de lograr ataraxia o imperturbabilidad. Afirma, así que es preciso buscar el placer, pero este es definido negativamente como ausencia de dolor. Además ha de ser moderado y hallarse siempre controlado por la razón, pues de lo contrario conducirá igualmente al dolor.

http://html.rincondelvago.com/etica_descripcion-y-evolucion.html

11.- La ética según la Escuela Estoica:

Afirma que el objetivo de una vida elevada ha de ser la conformidad con el orden de la existencia, La aceptación, en suma, del orden universal, que no puede ser cambiado. A ello se llega por medio de la renuncia a las pasiones y el cultivo del conocimiento que procuran la apatía, o falta de pasión ideal del sabio autosuficiente.

12.- La ética según El Cristianismo:

El bien o el mal residen en la misma naturaleza de las acciones, según su adecuación a unos principios absolutos universales y constantes que la razón puede deducir la naturaleza humana y del orden total establecido por el creador.

ENCICLOPEDIA UNIV. SOPENA TOMO#7 EDITORIAL. RAMOS SOPENA.

• El cristianismo representa una etapa decisiva en la historia del pensamiento humano. Su importancia radica en que trae consigo una nueva concepción del hombre y del mundo.

• San Agustín: la Ética de San Agustín está inspirada, como todo su pensamiento, en la Filosofía platónica. Considera que el alma contiene una norma divina (especie de idea platónica), que le guía hacia la beatitud; mas no basta conocer esta norma divina, es necesario ser movido hacia ella por medio del amor; por eso el imperativo ético fundamental es: “Ama y haz lo que quieras”.

San Agustín parte de que la naturaleza humana está herida por el pecado original pero no destruida, la gracia de Dios la fortalece y le ayuda a alcanzar mejor su fin, pero ella conserva su capacidad de orientarse sola al bien.

La primera idea ética cristiana descansa en la regla de oro: "Lo que quieras que los hombres te hagan a ti, házselo a ellos".

Por ello cuando San Agustín toma el tema del bien lo hace en esta perspectiva, Dios es el Sumo Bien y lo participa a sus criaturas. Los hombres son buenos, pero por participación.

• Ética de Santo Tomás de Aquino: su ética se encuentra especialmente en las dos divisiones de la segunda parte de la Suma Teológica y en el libro tercero de la Suma contra los Gentiles: así como en su Comentario a la Ética de Aristóteles. En la Suma Teológica, Santo Tomás toca problemas éticos relativos al fin y los valores morales, a la obligación y a la conciencia.

En efecto, la vida del hombre no se agota en esta tierra, por lo que la felicidad no puede ser algo que se consiga exclusivamente en el mundo terrenal; dado que el alma del hombre es inmortal el fin último de las acciones del hombre trasciende la vida terrestre y se dirige hacia la contemplación de la primera causa y principio del ser: Dios. Santo Tomás añadirá que esta contemplación no la puede alcanzar el hombre por sus propias fuerzas, dada la desproporción entre su naturaleza y la naturaleza divina, por lo que requiere, de alguna manera la ayuda de Dios, la gracia, en forma de iluminación especial que le permitirá al alma adquirir la necesaria capacidad para alcanzar la visión de Dios.

http://www.webdianoia.com/medieval/aquinate/aquino_etica.htm

http://html.rincondelvago.com/etica_descripcion-y-evolucion.html